Connect with us

Tito donaire

Published

on

Advertisement

USA

‘Biden es el presidente más agresivamente anticatólico de la historia’, afirma el sacerdote Pokorsky

Published

on

Joe Biden hablando con los asistentes a la Gala del Partido Demócrata del Condado de Clark en 2020 en el Tropicana Las Vegas en Las Vegas, Nevada. (Flickr/@Gage Skidmore)
Joe Biden hablando con los asistentes a la Gala del Partido Demócrata del Condado de Clark en 2020 en el Tropicana Las Vegas en Las Vegas, Nevada. (Flickr/@Gage Skidmore)
Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Compartir

El padre Jerry Pokorsky de Virginia, director de Human Life International, publicó un ensayo el viernes en el que criticó duramente la postura del presidente Joe Biden de querer aparentar ser una persona católica practicante, cuando en verdad su ideología política y su accionar atentan contra los fundamentos más básicos de cualquier religión.

Los partidarios de Biden y él mismo afirman constantemente que es un católico devoto. Sin embargo Pokorsky, en un ensayo publicado el viernes en la revista Catholic Culture, advierte que es el “presidente más agresivamente anticatólico de la historia” a pesar de su muestra exterior de piedad.

Loading...

“Durante la mayor parte de su vida política, desde su historial constante a favor del aborto hasta su oficio en una boda gay en 2016, a pesar de su afiliación católica y sus prácticas piadosas públicas, Joe Biden ha magnificado e institucionalizado innumerables violaciones importantes de los Diez Mandamientos”, aseguró el padre.

La razón de la dura evaluación del historial de Biden es la dicotomía entre su muestra externa de piedad por un lado y su historial de apoyo al mal por el otro, señala Pokorsky, y agrega que “los actos pecaminosos habituales y sin complejos de Biden están en plena exhibición”.

La contradicción entre lo que profesa Biden respecto a sus creencias religiosas y sus acciones políticas, pareciera demostrar que lo único que le interesa es lograr conseguir votos de los sectores religiosos y creyentes engañándolos con su discurso, al mismo tiempo que lleva a cabo una agenda progresista que sólo apunta a destruir las tradiciones y los valores religiosos.

“El próximo republicano que me diga que no soy religioso, voy a meter el rosario en su garganta”, esas fueron textuales palabras de Biden en 2005, pero sin embargo, ser un católico fiel significa mucho más que llevar un rosario, declara el sacerdote.

Las políticas implementadas por Biden en sus primeras semanas como presidente de los Estados Unidos, lo alejan profundamente de los valores religiosos y cristianos, eso es evidente.

Biden rescindió la legislación pro-vida de la Ciudad de México, que aseguraba que los dólares de los contribuyentes no fueran a organizaciones que realizan o refieren abortos en el extranjero.

Biden también ha pedido al Congreso que apruebe rápidamente la Ley de Igualdad, que agregaría la orientación sexual y la identidad de género como clases protegidas bajo la Ley de Derechos Civiles de 1964, eliminando por completo la diferenciación biológica del sexo, lo que provocaría cambios históricos e irreversibles en la sociedad norteamericana y mundial, atentando contra las tradiciones.

Además, Biden nominó a Xavier Becerra para dirigir el Departamento de Salud y Servicios Humanos. Becerra “apoya la legislación que permite el aborto por nacimiento parcial, obliga a todos los planes de atención médica a pagar los abortos, obliga a los centros de embarazo provida a anunciar abortos, obliga a las Hermanitas de los Pobres a pagar por anticonceptivos y medicamentos abortivos y permite el suicidio asistido,” declara el sacerdote.

Las críticas sobre el uso político que hace Biden de su supuesta creencia religiosa abundan. Recientemente, el arzobispo Joseph F. Naumann de la ciudad de Kansas recriminó al presidente Joe Biden por llamarse a sí mismo un católico devoto a la vez que con sus políticas está haciendo todo lo posible por expandir el aborto para que finalmente los mismos contribuyentes que están en contra de este crimen terminen financiándolo.

Los católicos no deberían confundirse con el mensaje del presidente, en más de una ocasión Joe Biden se dejó ver públicamente ingresando a la iglesia para participar de la misa. Su equipo de redes sociales publicó más de una vez fotos del demócrata sentado en la iglesia, aparentemente rezando.

Pero el arzobispo explicó que es importante para la gente no confundirse con las palabras y las acciones del presidente que por medio del constante bombardeo de información en los medios, tienen un impacto a largo plazo: la gente termina normalizando que un “católico” está de acuerdo con el aborto y con la ideología de género.

Andrés Vacca


Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Compartir
Continue Reading

Opinión

El ocaso de Europa se resume en el adagio: «Dime a quién no puedes criticar y te diré de quién eres esclavo»

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    2
    Compartidos

En la pseudo cultura mass mediática, supuestamente, se puede hablar de todo y criticar a todos. Sin embargo, a poco que uno se detenga en leer los miles y miles de comentarios y juicios diarios que aparecen publicados, las críticas giran siempre sobre los mismos personajes y los mismos asuntos.

El lugar común de la crítica es amplio pero no pasa de los mismos temas: Trump, los terroristas islamistas, los curas pedófilos, los gobiernos que están en contra de los gay y el aborto…

Loading...

Pero, ¿qué es lo que no critican? A personajes como Barack Obama, que fue premio Nobel de la Paz apenas asumió el cargo y que puso fin a sus ocho años de gobierno con el récord de ser el presidente de EEUU que más bombas lanzó y que dejó como regalo al mundo la creación del Estado Islámico, Isis, o mejor, Daesh.

La pseudo cultura mass mediática rechaza el argumento de que no se es ciudadano de un país por el documento sino por participar del ethos nacional del mismo. No existió ni puede existir inmigración sin integración.

Tampoco critican a los cientos de rabinos pedófilos que andan sueltos por las grandes ciudades de Occidente. En Nueva York fueron condenados a cadena perpetua cuarenta y cinco de ellos hace poco tiempo.

Otro tema tabú es la desaparición progresiva de la población autóctona en muchos países europeos, fruto entre otras cosas de las prácticas abortistas y de la ruptura del núcleo de la unidad familiar. Francia, España y Alemania son los ejemplos más graves.

Se critica a los narcotraficantes pero no el consumo de drogas. Se critica el imperialismo de las transnacionales, pero no el imperialismo internacional del dinero. Nadie es encarcelado por criticar a Coca Cola o a Ford, pero sí puede serlo si critica a los banqueros sionistas que manejan gran parte del mundo a su antojo.

La pseudo cultura mediática ha consolidado en estos últimos treinta años un pensamiento único que se impuso monolíticamente, donde cualquier tema tiene una receta o un relato que lo explique y sea adoptado por todos. El ejemplo clásico es hoy la defensa de la democracia y los derechos humanos, sobre el cual nadie puede estar en contra porque se expone a ser considerado un nazi en potencia. Sin embargo, la mayoría de las democracias occidentales son solo democracias formales o procedimentales. A Maduro no se leo critica por los 150 jóvenes que mató en dos meses de manifestaciones, sino porque clausuró el Congreso.

En cuanto a los derechos humanos, a esta pseudo cultura mediática no le interesa tanto resaltar la falta de derechos sociales a que están sometidos muchos pueblos, como el derecho al trabajo, a la educación, a la justicia, a las vacaciones, a la salud, sino los derechos subjetivos de las minorías: el matrimonio gay, los hijos por encargo, la comunión de los divorciados y las mil demandas del mundo burgués.

Cuando los yihadistas cometieron la masacre en Barcelona en el verano de 2017, el ex presidente Rajoy habló de defender la democracia y los derechos humanos. ¿Y qué importancia tenía, en medio de la tragedia, la democracia y los derechos humanos? Lo que quieren las víctimas que quedaron con vida y millones de europeos es la expulsión del territorio nacional de todos aquellos yihadistas que viven en  nuestro país, incluidas sus familias. Claro está, esto es políticamente incorrecto y ningún gobierno lo va hacer. Y si lo intentaran, la prensa y los partidos progresistas se opondrían con uñas y dientes.  Si hasta el mismísimo Papa Francisco compró el mensaje de la prensa progresista cuando afirmó que la seguridad personal de los inmigrantes que están llegando ilegalmente a Europa estaba por delante de la seguridad nacional de los Estados que los reciben. Solo falta que termine echando la culpa a los cristianos por los atentados de que son objetos casi a diario. Todo se andará.

En Europa se cumple así el adagio: «Dime a quién no puedes criticar y te diré de quién eres esclavo».

 

Alberto Buela/AD.-


Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    2
    Compartidos
Continue Reading

Internacional

La diplomacia ANALFABETA de Venezuela: el derroche de patanería del chavismo

Published

on

El canciller del régimen, Jorge Arreaza, notificó a la embajadora de la UE en Venezuela, Isabel Brilhante, sobre su expulsión
Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    2
    Compartidos

Nada sorprende ahora con esta arremetida contra la representante diplomática de la Unión Europea en Venezuela.

Estas últimas pataletas de Nicolás Maduro y sus socios, no deberían porqué sorprender a nadie que esté al tanto de la seguidilla de arbitrariedades que se vienen cometiendo en Venezuela, desde que Hugo Chávez asumió el control de los poderes públicos. Desde entonces la diplomacia, seria y equilibrada, trocó en una alocada carrera de carritos chocones dispuestos a atropellar las buenas relaciones que tradicionalmente Venezuela cultivó con países amigos y democráticos del mundo. Está el caso de la OPEP, ente que tiene la marca de fábrica venezolana y en cuyo seno la postura o la línea estratégica, siempre delimitaba la incursión de los representantes del país, para evitar tomar partido en las diatribas propias de los países del medio oriente. Pero eso se acabó una vez que Chávez metió sus manos en esos conflictos, para «echarle más leña al fuego» y hacer de Venezuela, desde entonces, un país con un gobierno entrometido en esos asuntos de los cuales lo lógico, correcto y, sobre todo, conveniente para los interese de la nación era ser lo más discreto y ponderado posible.

No menos significativo fue la manera como Hugo Chávez embistió contra la comunidad judía en el mundo. Eso fue realmente patético y aún se siente el mal gusto en el paladar de los israelitas, cada vez que recuerdan las maldiciones que el dictador venezolano dirigía hacia el Estado de Israel. Desde entonces, se malograron unos vínculos históricos, además bien se sabe que en Venezuela han echado raíces muchas familias que vienen de ese tronco y que fueron muy afectadas espiritualmente por semejante agravio.

Con Colombia, nuestro vecino, los pleitos son parte de ese menú que no se agota a la hora de sacar de la carta cualquier pretexto para ordenar que se movilicen los tanques de guerra y los aviones de combate para intimidar a los hermanos colombianos. Eso lo hizo Chávez y lo continúa haciendo Maduro, con el agravante que ambos son los que más protegen las andanzas de los disidentes de la narcoguerrilla en territorio nacional, los capos que dejaron plantados a los líderes del mundo que hace unos años se entusiasmaron con el acuerdo de paz que se redactó en Cuba y que fue firmado, en medio de grandes expectativas en Bogotá.

Loading...

Esa es una pequeña muestra de la manía conflictiva que caracteriza a esta era en que Venezuela dejo atrás su prestigio como país promotor de la concordia, no sólo en nuestro continente, sino en todos los escenarios del mundo. Con España las peleas han sido un derroche de patanería, al extremo de provocar aquel famoso «por qué no te callas” que le espetara en su propia cara a Chávez, el rey Juan Carlos de Borbón.  Con los secretarios generales de la OEA no han faltado los insultos en las peores formas y mal uso del lenguaje. La lista de diputados, embajadores, periodistas, expresidentes y directivos de ONGs, que han sido sacados de hoteles para ponerlos a las puertas de un avión en Maiquetía, para que los saquen de Venezuela, es muy larga. Por eso nada que nos sorprenda ahora por esta arremetida contra la representante diplomática de la Unión Europea en Venezuela. Esa es la naturaleza de estos tiranos. Son intolerantes, son agresivos y carecen de decencia.

 

Mitzy Capriles de Ledezma


Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    2
    Compartidos
Continue Reading

Sociedad

PROHIBIDO COMER CARNE: y otros mandamientos de la Ley de Bill Gates que nos van a IMPONER

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    3
    Compartidos

Con renovados bríos han arreciado las predicciones y planes tenebrosos de Bill Gates. Previsor, viendo que no rendiría mucho más la estrella distópica del covid, el buen Bill ha vuelto a su zona de confort: El Cambio Climático. No es él únicamente, no está solo. Los guardianes de la humanidad ya declararon repetidamente que el covid-19 ha sido sólo un ensayo de lo que se nos viene encima si no se aborda un “reseteo” gigantesco de la humanidad para enfrentar el desafío climático. Élites culturales, políticas, empresariales o espirituales ya están volviendo al mecanismo más rendidor, el que sirve si hace mucho frío o mucho calor, si hay plagas o desaparecen especies, si crece la violencia en África o la depresión en Alaska, todo, pero todo lo que la imaginación pueda soñar es atribuible al Cambio Climático.

El objetivo de Bill Gates siempre es salvar al mundo. Para esto resulta sumamente necesario que el mundo esté en peligro

Pero Bill, ay, Bill, siempre demanda un poco más de atención. Más que el Papa, más que Greta. Bill es el líder moralizante por antonomasia, juega a Dios. Los desvaríos de un millonario loco no deberían preocuparnos si no fuera porque el Gates Way, en su megalomanía, desnuda lo fácil que resulta que un demente lleve a cabo sus experimentos, usando a la humanidad como un ratón de laboratorio. En un mundo tan dado a las teorías conspirativas, Bill ha sido acusado de ser protagonista de ocultos planes. Pero resultan francamente innecesarias las acusaciones contra Bill Gates, cuando la prensa a favor nos puede revelar mucho más.

Loading...

Y es que en el deseo de vanagloriarse, el matrimonio compuesto por Melinda y Bill Gates gasta enormes fortunas en difundir sus proyectos y en sus proyectos reside el verdadero espanto. La enumeración puede ser tediosa, de forma tal que sólo algunos ejemplos pueden ser suficientes: Uno de los presupuestos más abultados en experimentos de geoingeniería consiste en rociar la estratósfera con cloruro de calcio para reducir el calentamiento global. Se trata del desarrollo de una potencial tecnología para oscurecer al Sol (si, quiere tapar al Sol) y reflejar la luz solar de la atmósfera de la Tierra. También ha conseguido el permiso para liberar millones de mosquitos genéticamente modificados al sur de Florida en otro experimento salvador. ¡El tipo es más peligroso que la ira de cualquier deidad mitológica!. Ha hecho del tratamiento de excrementos un espectáculo al beber agua, supuestamente, derivada de heces de un aparato que recicla caca en minutos y con el que prometió solucionar la sanidad del tercer mundo. “Hace una década no me hubiera imaginado que llegaría a saber tanto sobre heces”, dice Bill “Y tampoco me imaginaba que Melinda me diría que tengo que dejar de hablar sobre inodoros y lodos fecales en la cena”, añadió haciendo alarde de lo que debe considerar humor. Todo esto no es una novela de thriller ficción, estas son las terroríficas maquinaciones del buen Bill.

Su prometida salvación es comunitaria, aquí no caben las voluntades individuales y la conversión del descreído no debe terminar nunca.

Su objetivo siempre es salvar al mundo. Para esto resulta sumamente necesario que el mundo esté en peligro. Ya hemos visto lo útil que resulta el miedo, como se agigantan los tentáculos de los poderosos cuando se nos impide razonar. Estamos a punto de cumplir un año de entrega sumisa de nuestras libertades para que nos hagan sentir a salvo. Es en la alarma, en la emergencia donde se despliegan los artilugios del poder.

Así que Bill necesita salvarnos como sociedad. Su prometida salvación es comunitaria, acá no caben las voluntades individuales y la conversión del descreído no debe terminar nunca. Si se han de censurar las redes, si se deben cancelar personas, no importa. Nada debe contradecir a Bill porque él nos va a sacar de la catástrofe inminente aún en contra de nuestra voluntad. Bill es un moralizador, un narcisista y solo él puede guiar al mundo hacia la salvación.

Prácticamente la totalidad de las personas con decisión de las Cumbres de la ONU tienen conexiones fuertes con la Fundación Gates

Y en este afán de velar por el bien del mundo, Bill la emprendió, también, contra la carne. El razonamiento es siempre sencillo: vacas-gas-calentamiento-cambio climático. La validez científica y la confrontación de la teoría con la realidad no es válida para Bill, él está más allá. Ha fracasado en innúmeras predicciones y hay cientos de denuncias por sus escabrosos planes de ingeniería social. Pero al moralizador no le importan los resultados reales, sólo lo que se ajuste a sus provechosos disparates y ahora toca al futuro de los alimentos, o sea su “carne” de mentira.

La Fundación Gates invirtió en una compañía que hace proteína comestible a partir de billones de moscas que producen 22 toneladas diarias de gusanos cultivados, también hacen huevos vegetales y son dueños de patentes de más de 100 sustitutos animales, del pollo al pescado. Para promover su experimento de alimentos, Gates creó la Alianza Global para la Nutrición Mejorada (GAIN) con la que hace lobby para obtener tarifas y tasas favorables para los alimentos procesados y fortificados y una revisión regulatoria más amigable para sus productos. El Foro Económico Mundial, el hacedor de El Gran Reseteo, promueve una organización llamada Foro EAT, conocida como el “Davos de los alimentos” que recibe, casualmente, financiamiento de la fundación Gates. A propósito, es la Agenda 2030 del Foro Económico Mundial, la que también lanzó la premisa de que “En 2030 no comerás carne” con el objetivo de salvar al mundo, casualidades.

Los organismos internacionales son presa del conglomerado “filantrópico” que los usa para influenciar la política global sin recurrir a los engorrosos mecanismos democráticos

La ONU es convocante de una Cumbre de Sistemas Alimentarios en 2021. Guterres, su director, ha declarado que la Cumbre ha sido solicitada por la Organización de Alimentos y Agricultura de la ONU (FAO), el Fondo Internacional para el Desarrollo Agrícola (FIDA), el Programa Mundial de Alimentos (PMA) y el Foro EATBill Gates financia a las cuatro organizaciones. ¡Y esto se pone mejor! Guterres designó a la Dra. Agnes Kalibata a cargo de la Cumbre. Kalibata es la Presidente del programa AGRA de la Fundación Gates, responsable de la fallida Revolución Verde en África que cuenta con denuncias gravísimas por estafas, corrupción y sobre todo por la implantación de planes agrícolas no adecuados que produjeron enormes tragedias.

La Cumbre de Sistemas Alimentarios de la ONU se anunció en paralelo a la Conferencia del Gran Reseteo. Organizaciones de monitoreo y la prensa han denunciado que prácticamente la totalidad de las personas con decisión de la Cumbre tienen conexiones fuertes con la Fundación Gates. La Dra. Kalibata hizo un fuerte llamamiento a los participantes de la cumbre a atender la urgencia… ¡climática, claro! Dijo que quedaban 10 años para acelerar la transformación de los sistemas alimentarios para cumplir las Metas de Desarrollo Sostenible con respecto al clima, la nutrición y “hacer de los sistemas alimentarios inclusivos, adaptados climáticamente y resilientes y apoyar la paz sustentable.

El lobby del filántropo permite que Beyond Meat (BYND), una compañía de carne falsa de su propiedad haya incrementado el valor de sus acciones en un 859%

Cuando el loco Bill se sienta a barruntar los problemas y las soluciones, sus delirios se vuelven reales para la humanidad. Sus deseos de controlar el mundo y, con él, a nosotros ni siquiera nos dan el resuello en la paz en la vida privada. Su ingeniería entra en nuestra mesa, nuestro ocio, nuestra cultura, nuestra salud, nuestra higiene.

Bill es el epítome de ese puñado de sociópatas convencidos de que deben rediseñar a la humanidad conforme a sus diagnósticos, pronósticos y resoluciones. Nadie se los pidió y a nadie consultaron, son personajes sin cargos públicos, que no necesitan pasar por el barro de la política para disponer a sus anchas de las directrices internacionales que se bajan a los gobiernos. ¿A santo de qué puede Bill hacer estas cosas? Es el mecanismo de financiación de los organismos internacionales lo que acá está en discusión. Urge poner en tela de juicio la telaraña de canales de financiación del entramado supranacional que dicta los lineamientos a los países miembros.

El covid ha sido una muestra de cómo funcionan los directivos de estos organismos sintonizados con la ideología del filantrocapitalismo

Por ejemplo, casi un cuarto de los jueces permanentes del Tribunal Europeo de Derechos Humanos provienen de siete ONG, muchos de ellos han intervenido en casos que involucran a sus organizaciones originarias. Personajes como Gates financiaron al Consejo de Europa hasta el 2014. Cuando esto se modificó, el Consejo estableció un fondo especial para recibir contribuciones voluntarias extrapresupuestarias, guiño, guiño. La Fundación Gates pasó a ser el primer financiador de la OMS cuando EE UU le retiró el apoyo, muy por delante de Alemania o Gran Bretaña. La vulnerabilidad de la independencia es evidente. Los organismos internacionales son presa del conglomerado “filantrópico” que los usa para influenciar la política global sin recurrir a los engorrosos mecanismos democráticos.

Los vínculos entre los organismos internacionales y los “filantrocapitalistas” constituyen el mismo sistema de poder y esa simbiosis es económica y en consecuencia ideológica y política. Por eso Tedros Adhanom, director de la OMS, opina tan idénticamente como Bill Gates, respecto de la relación entre el Covid y el cambio climático. Cuando, durante la pandemia de covid-19, se acusó a Tedros de actuar con negligencia o complicidad con el régimen Chino, la prensa destacó que los contactos más relevantes del funcionario con Estados Unidos no eran gubernamentales ni oficiales; eran Bill y Melinda Gates y el Instituto Aspen y la Escuela de Salud Pública de Harvard, ambos financiados por la Fundación Gates.

El plan de Bill para salvar al planeta nos presagia una vida de esclavos

Gates ha invertido miles de millones de dólares en su Fundación, sobre la cual él y su esposa tienen el control total. La fundación dona a su vez miles de millones de dólares deducibles de impuestos a empresas y organismos supranacionales hecho que lo habilita a forzar tendencias, regulaciones y directrices. Bill está desplegando todo su poder para promover la carne artificial“Las naciones ricas deberían pasar a la carne 100% sintética para evitar un desastre climático”. El lobby del filántropo permite que Beyond Meat (BYND), una compañía de carne falsa de su propiedad haya incrementado el valor de sus acciones en un 859% y que para 2025 duplique su valor según la revista Forbes.

Lobistas mesiánicos, sociópatas narcisos con delirios de grandeza, creadores de pesadillas distópicas sólo tienen poder sobre las democracias occidentales gracias a la pertinaz decadencia de los organismos internacionales. Tienen razón los líderes de Davos: el covid ha sido una muestra. Una muestra de cómo funcionan los directivos de estos organismos sintonizados con la ideología del filantrocapitalismo y los beneficios de las empresas asociadas a la ingeniería social. Es por eso que resulta tan preocupante. Nos queda pensar a quién le sirve la vida que propone Bill. Porque, para ser sinceros, entre que hay que comer menos carne, limpiarse menos, viajar menos y calefaccionarse menos, el plan de Bill para salvar al planeta nos presagia una vida de esclavos.

 

Karina Mariani


Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    3
    Compartidos
Continue Reading

Radio Cadena Española

¿Quiere recibir las últimas noticias en TELEGRAM?

ESCALPELO LITERARIO Y CINÉFILO

LOS LÍMITES DE LA MENTE

LA BANDERA ESPAÑOLA

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Translate/Traducir »