Connect with us

Opinión

Categoría moral de Francisco Franco Bahamonde (y II)

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

6º. – La construcción de la mayor Cruz del mundo como signo de reconciliación nacional, de respeto incluso para los enemigos caídos en el otro bando y confesión pública de la Consagración de España a la catolicidad y al sentido religioso de la sociedad en todas sus instituciones, como había hecho Alfonso XIII consagrando España al Sagrado Corazón, que también hizo más tarde el Generalísimo, a la vez que firmó un Concordato con la Santa Sede, defensa de la consiguiente catolicidad, es pública confesión de un ferviente hijo de la Iglesia, como así fue siempre reconocido por el Vaticano, incluso por Pablo VI, que adverso al régimen y partidario de la desacralización de España y su Gobierno, acabó reconociendo: “Yo, con este hombre me he equivocado” (al leer el ferviente y cristianísimo Testamento de Franco).

7º. – La reconstrucción de 20.000 templos, más seminarios y conventos quemados o destruidas por los rojos, y obras de arte sacro restauradas e insustituibles de nuestro riquísimo patrimonio, ya dan por sí misma la intencionalidad de aquella Cruzada, guerra de ideología religiosa y no vulgar pelea de gallos.
Una guerra civil sería una lucha política con finalidad temporal e intrascendente, un par de generaciones, a lo sumo. Por el contrario, una Cruzada busca las finalidades opuestas: es trascendente e intemporal para todas las restantes generaciones por su exigencia religiosa, moral, social, humanista y vital, en todos los aspectos del cristiano vivir.

8º. – La creación de la seguridad social, en sapientísima previsión de futuro, ha hecho que tantos pueblos de España aún subsistan, más las creaciones faraónicas de pantanos, carreteras, universidades laborales, obras benéficas… Sería interminable en unas improvisadas pinceladas de páginas de revista exponer todo lo que construyó el régimen, en beneficio y provecho del pueblo español.

Ahí estuvo la multitudinaria asistencia el día de su entierro, del pueblo español, agradecido, que lloró con emoción y pena en colas interminables de día y de noche, con saludos militares e imperiales, la asistencia de decenas de Jefes de Estado y de Gobiernos extranjeros para manifestarle su respeto y admiración, así como las concentraciones anuales en la Plaza de Oriente, escuchando su voz< de padre, inseparable de su pueblo, un pueblo que caminó bajo su égida, aún en situaciones de precariedad, compartidas familiarmente, con un mismo destino esperanzado de la Una, Grande y Libre España secular, tierra de María Santísima, cuna de héroes, de santos de artistas y de místicos.

Si la proeza de los Reyes Católicos evangelizó a medio mundo, extendiendo la lengua española a todo el orbe, la significación de la obra de Franco no tiene menor importancia para el mundo católico en particular, y para el mundo libre en general.

9º. – Franco no edificó el Valle de los Caídos para él. Fue su sucesor, Juan Carlos, quien ordenó enterrarle allí, y ahora como “gratitud” a tal privilegio, oculta la defensa del gran Caudillo al que le debe el Trono, y el retorno de los Borbones a la Corona de España.

Juan Carlos le elogió en vida y ahora le olvida y traiciona, como traicionó a su padre, y como perjuró contra los Principios del Movimiento de Julio del 36.

La transición convirtió así el cambio en ruptura con el pasado católica de nuestra Patria.

El diabólico liberalismo atenaza al Estado y a la Monarquía Borbónica, negando los sacrosantos derechos de Dios.

Confieso, sin rubor, haber llorado abundantemente leyendo las elogiosas homilías de nuestros Obispos, a la muerte del Caudillo.

¿Se atreverían ahora a decir lo mismo de la historia e innegables heroísmos martiriales y civiles militares de la epopeya de Franco?

El enemigo de Dios y de las Patrias, no descansa, como nos advirtió Franco, y como el Divino Maestro nos dijo: “Los hijos de las tinieblas son más sagaces que los hijos de la luz”.

Lo verdadero es eternamente nuevo.

La Catolicidad tiene que tener a Franco en los Altares.

¡Viva Cristo Rey!

*Párroco de Villamuñio, León.

Anuncios

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Advertisement
Deje aquí su propio comentario

Opinión

¿Izquierda materialista?

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Esta costumbre de nuestra izquierda hispana por remover osamentas (escribo el 24 de septiembre de 2019) no es nueva y apunta a una constante histórica (los eones de Eugenio d’Ors) que contradice a la imagen convencional que tenemos del progresismo. Siempre se ha dado por supuesta la idea de que la izquierda es más material, alejada de las ideas religiosas o espiritualistas, mientras que los conservadores son más apegados a una concepción trascendente (concretamente, cristiana en nuestro ámbito cultural) de la vida. Los exabruptos y reacciones que la izquierda españolas (me centro en ella) ha mostrado históricamente me hacen poner en duda este cliché. La II República española, que supuestamente venía a traernos el laicismo y la ilustración tras siglos de oscurantismo, se estrenó, en mayo de 1931, con la quema de iglesias y conventos en Madrid y Málaga.

La insistencia y persistencia del odio religioso en la guerra civil hace pensar que hay aquí una concepción del conflicto político como conflicto de civilizaciones y, en última instancia, religioso. En la dicotomía Modernidad-Tradición, se suele situar a la izquierda en el primer elemento. Pero, ¿es así? Permítaseme repetir algo ya escrito: “Cuando se irrumpe en una capilla con la intención de profanarla, o se hace una procesión blasfema no se actúa desde la fría razón. No sirven las ideas y argumentos. Estamos en el terreno de las pasiones profundas, de lo trascendente -o su negación-. Este debate, esta lucha se sitúa en un nivel religioso, porque la actitud blasfema tiene también un carácter religioso, aunque negativo”. (“Podemos tiene razón”, en http://www.infocatolica.com/?t=opinion&cod=26458).

Pemán, en uno de sus artículos, cuenta una anécdota significativa: en la guerra civil española, un miliciano, en un acto de saqueo, se encuentra un fajo de billetes de banco, lo mira y lo arroja al fuego. ¿Materialismo? ¿Lucha por las condiciones económica? Yo diría que lucha de religión: combate apocalíptico entre el Bien y el Mal. No Postmodernidad ni Tardocapitalismo, sino Edad Media.

Anuncios

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Opinión

Atropello a la Libertad e indignación

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Me había llegado hace unos días la convocatoria de una conferencia que con el título “España en la Historia” iba e exponer el Prior de la Abadía de la Santa Cruz del Valle de los Caídos, Fray Santiago Cantera, en la Casa de la Cultura de San Lorenzo de El Escorial este pasado viernes, 11 de octubre, víspera de la celebración en el mundo hispano del Día de la Hispanidad y Festividad de Nuestra Señora del Pilar, patrona de ese glorioso Cuerpo que es la Guardia Civil, hoy desnaturalizado en parte desde el alto mando por esa maldita “corrección política” que se ha impuesto en las últimas décadas desde los diferentes ejecutivos, de uno u otro color, y que no sólo no corrigen sino que aumentan los partidos que venían a “regenerar la política”.

Y allá me fui con tiempo suficiente previendo, como así fue, que podría haber una importante retención en algunos tramos de la A-6, al ser viernes por la tarde y víspera de un sábado festivo, que no puente como se suele denominar por algunos. Pude comprobar, al pasar por la entrada al acceso a la Basílica de la Santa Cruz -sobre las 18:15-, que el comunicado de la deshonra de Cabra, la “egabrense” -por no utilizar otro “toponímico” que le vendría más apropiado- Carmen Calvo “Pixie”, tras ese anuncio con el que hizo cortar la emisión de casi todos los medios de comunicación después del consejo de ministros, en el que “dixit”, con su cara de odio y sectarismo más marcada, que “los restos de Franco saldrán del Valle antes de día 25 de Octubre y se prohibirá la entrada al recinto” (o algo así), que las cancelas estaban cerradas y “protegidas” por un fuerte dispositivo de la Guardia Civil que impedía el paso, ante la expectación de varios medios de comunicación allí apostados.

Pero la sorpresa surgió al llegar a la puerta de la citada Casa de Cultura y enterarme por un amigo que había llegado unos minutos antes, de que se había procedido a suspender el acto, como poco después apareció en un cartel que colocaron a la entrada del patio que da acceso al recinto: “La conferencia ‘España en la historia’ programada para hoy 11 de Octubre a las 19 horas en el salón de actos de la Casa de Cultura, queda suspendida, según comunicación realizada por la asociación organizadora (ACAE)”, siglas que responden a Asociación.

Cultural Amanecer de España. Al parecer, se impuso la petición que había hecho el concejal de Podemos-Equo, Esteban Taettamanti, que había solicitado al Ayuntamiento la cancelación de la citada conferencia del Padre Cantera, a la que la propia ACAE, según recoge el digital Aquí en la Sierra, había respondido contundentemente que “Los motivos que apuntalan la solicitud de ‘censura previa’ instada a la alcaldesa de San Lorenzo se ciñen a lo siguiente: Podemos se opone a que Fray Santiago Cantera, doctor en Historia y autor de 17 libros (seis de ellos publicados fuera de España) y algunos tan relevantes como ‘Hispania Spania, Los monjes y la cristianización de Europa o Una visión cristiana de Europa’, en su calidad de vecino de San Lorenzo de El Escorial, historiador avalado con una obra ostensiblemente superior a la del concejal Tettamanti -si la hubiere-, pueda compartir sus conocimientos con nuestros vecinos sobre un tema centrado en desarrollo del concepto de España desde sus orígenes hasta el siglo XVIII”.

Acompaño el enlace en el que se puede completar la información: https://aquienlasierra.es/san-lorenzo-de-el-escorial/respuesta-conferencia-prior/48628/ y añado yo que, si la conferencia se ceñía a ese periodo “hasta el siglo XVIII”, ¿qué le molestaba entonces al mencionado concejal Esteban Tettamenti Bogliaccini?, por cierto, otro “hispano” importado, en este caso de Uruguay, que, al más puro estilo Pablo Echenique, Ángel Gerardo Pisarello -¿habrá algo más en estos, curiosamente, de origen italiano?- o sor Lucía Caram, por citar sólo a los más “representativos” de este sentimiento sectario antiespañol que están protagonizando siempre esa “deriva de odio, hostilidad y discriminación en la que parece estar entrando España” -como también recoge el comunicado de ACAE-, viene a restañar aquí el odio que algunos oriundos de aquellas latitudes han sacado ahora contra la Madre Patria España, que les dio todo y sin cuya civilización, más que posiblemente, no existirían.

No dejaban de hacerse especulaciones y escucharse rumores entre los presentes, con algunos de los cuales tuve ocasión de mantener una interesante charla durante casi dos horas -había que “amortizar” el viaje, jejeje- tras la decepción inicial por la suspensión de la conferencia, sobre lo que había realmente detrás de la decisión y no faltaron comentarios sobre “presiones del gobierno y municipales”, “al cerrar los accesos y haberse anunciado la exhumación para cualquier momento, incluso utilizando un helicóptero para evitar posibles problemas de enfrentamientos de hacerlo por carretera –frase esta última atribuida a algún miembro del desgobierno en funciones-, Fray Santiago habría decidido quedarse en la Basílica como único defensor de continuar las acciones que el Derecho permita”, etc. Y no faltó un comentario que me hizo cierta gracia, dentro del cabreo que la situación global impone entre muchos de nosotros: “lo que tenía que haber hecho Fray Santiago es haber sacado antes el ataúd de Franco, llevándolo a un lugar seguro y, cuando llegaran allí las tropas del gobierno, que se encontraran el lugar vacío o con un muñeco”.

En fin, todo un atropello a la libertad de algunos españoles que produjo la indignación de los que nos acercamos ayer a la Casa de Cultura y en particular a la libertad de expresión que si es para hablar de España y su Historia es censurada por sus detractores de la izquierda podemita, aludiendo a que “exalta valores antidemocráticos” -quién fue a hablar-, calificativo que aplica al conferenciante Fray Santiago, pese a estar reconocido como reputado historiador https://aquienlasierra.es/san-lorenzo-de-el-escorial/podemos-pide-que-se-suspenda-una-conferencia-en-san-lorenzo-del-prior-del-valle-de-los-caidos/48567/ pero si es para soltar una barbaridad, exabrupto o insulto por parte de la izquierda, se exalta hasta lo vomitivo.

En cualquier caso y como terminaba mi artículo anterior, quiero pensar que aún queda esperanza tras el último recurso de la familia Franco al Tribunal Constitucional, al que parece que también recurrirá Fray Santiago Cantera, que espero tenga los arrestos de suspender la ejecución de la sentencia del Supremo -cuesta trabajo esta vez ponerlo en mayúscula y espero que el lunes las recupere, aunque hay serias dudas- hasta decidir su procedencia o no y, en última instancia, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo, aunque si el TC vuelva a fallar -y no me refiero a su decisión sino a no atender la apelación-, puede que la sentencia de TEDH llegue muy tarde, con los restos del generalísimo fuera de su tumba cuarenta y cuatro años después de muerto.

Anuncios

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Opinión

La Hispanidad

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

En la fiesta nacional, que es también la fiesta de la Hispanidad, debemos recordar que España no solo descubrió América, también el Pacífico y al mundo entero como conjunto, poniendo en relación por mar a todos los continentes. El historial naval español es el más importante de la historia humana, mucho más que el inglés, y sin embargo es aquí olvidado o despreciado. Como herencia de aquel tiempo está la Hispanidad, pero debemos plantearnos si hoy existe. Creo que permanece, aunque en crisis, y resulta de todas formas difícil apreciar sus rasgos, aparte del idioma, ciertas tradiciones y un sentimiento de apego histórico, contrapesado por una demagogia estrafalaria sobre una América pre hispánica que nunca existió al margen del aspecto geográfico. Cuando no echada a perder por un deseo suicida de que la colonización no hubiera existido, o no hubiera sido como fue, o que la hubieran realizado otros pueblos europeos –cuyas empresas ultramarinas por entonces y en bastante tiempo apenas sobrepasaban el nivel de la piratería y el tráfico negrero–.

España descubrió América geográficamente y la construyó culturalmente. El gran vicio que pone en permanente crisis esa enorme construcción cultural es el empeño de negar la evidencia e inventar arbitrariamente motivos de rivalidad y distanciamiento.

Quienes se empeñan en secar sus propias raíces cavan su tumba. En Nueva historia de España termino: “Hoy por hoy, España carece de ímpetu cultural para orientar una evolución creativa, y tampoco se perciben otros países de Hispanoamérica capaces de hacerlo. La potencia espiritual demostrada por España en otros tiempos podría servir de acicate para un renacimiento en los actuales. Los indicios no son muy alentadores, pero todavía más catastrófica parecía la situación previa a los Reyes Católicos. Todo reto puede encontrar su respuesta, toda crisis encierra los factores de superación, y el futuro nunca está escrito”. Pero, hay que insistir, de momento, los indicios son poco alentadores.

Anuncios

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading
Advertisement Enter ad here
Advertisement
Anuncios
Advertisement
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
ArabicChinese (Simplified)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
A %d blogueros les gusta esto: