Connect with us

Colaboraciones

Concesiones humillantes

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Beatriz Elorriaga Pisarik.- Cansada me tienen ya los asuntos protagonistas de las últimas semanas y digo cansada por no decir otra cosa, seguimos sin tener un solo día de tranquilidad y además no solo no mejoramos sino que parece que empeoramos. Los últimos titulares traen una noticia que nos ha dejado a todos consternados: Sánchez acepta mediadores para dialogar con los partidos independentistas de Cataluña. Parece que el Presupuesto de España le importa más bien poco, asunto que, si somos realistas, puede salirle muy mal.

Eso sí, tratar bien a Cataluña para mantenerse en el sillón si es su prioridad, su fin último, ¿quién le iba a decir a él que iba a llegar a tan altas cumbres? Desde mi punto de vista cuantas más concesiones haga a los independentistas peor le va a ir. Soy plenamente consciente de que sin ellos y sus apoyos no pueden aprobar las cuentas y si no las aprueban su gobierno se verá en apuros aun así, no me tranquilizan nada sus decisiones. El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, ya le ha advertido de la necesidad de tomar las medidas necesarias para frenar al independentismo catalán , de no hacerlo, quedaría totalmente deslegitimado como Presidente del Gobierno de España, pero da la impresión de que no lo comprende o no lo quiere comprender el Doctor Sánchez. A ver si recordamos que la soberanía y la unidad de España no se negocian, deben defenderse y no necesitan de mediación alguna.

El hecho de interponer mediadores o relatores, si atendemos a la perversión del lenguaje de la izquierda, entre ambas partes (independentistas y gobierno) supone entre otras cuestiones legitimar a los independentistas. La postura del Partido Popular es absolutamente contraria a las decisiones tomadas, consideramos que la unidad nacional no puede ser objeto de negociaciones. Insisto, nuestro rechazo es absoluto y nuestra sorpresa infinita al observar como una persona es tan audaz y vanidosa como para traicionar a su propio país solo por estar unos meses más en la Moncloa, es inaudito. El Partido Popular ha reaccionado de manera inmediata y además de utilizar todos los mecanismos parlamentarios posibles ha solicitado un permiso para convocar una concentración en la Plaza de Colón el próximo domingo, a la que se han sumado Ciudadanos y Vox.

Otras cuestiones de la semana

En cuanto al conflicto del taxi no queda mucho que decir, decepcionados según sus representantes, han vuelto a las calles madrileñas confesando algunos que ya deseaban que la huelga terminase, para ser justos, de los 22.000 taxistas que tiene Madrid solo unos 2000 acudían a las concentraciones según los datos publicados.

El tercer asunto protagonista que enumerábamos la semana pasada era el huracán Podemos, la cosa está que arde. Ahora le ha tocado el turno a los grandes municipios de la Comunidad de Madrid, poco a poco se van apartando de Unidos Podemos por ser sus líderes errejonistas, increíble ¿verdad? Parece que la marca Unidos Podemos carece de tirón en estos tiempos convulsos que corren. En Madrid Capital, sin embargo, no van a combatir con la imbatible Manuela Carmena que tampoco es necesario arriesgar tanto y el CIS de Tezanos les tiene aterrorizados, aunque todos pensemos que su manera de actuar es un desprestigio.

Volviendo a la realidad de las políticas más cercanas, las locales, me preocupa que a 107 días de las próximas elecciones existan grupos sociales desatendidos y en cierta manera olvidados, es el caso de las personas con discapacidad a las que no solo se atiende poco y mal por el ejecutivo de Carmena sino que además las mantienen en el olvido sin afrontar los nuevos retos que surgen en la sociedad actual, un ejemplo claro es el binomio discapacidad vejez. Puedo aceptar que la defensa de las minorías es un asunto complejo y más cuando son tan heterogéneas como las discapacidades pero hasta ahí llega mi comprensión. Verdad es que entre todos hemos avanzado mucho y que su situación a fecha de hoy no es la que era. El pasado año ha sido muy especial para ellos, han conseguido dos hitos muy importantes: el derecho al voto para las personas con discapacidad psíquica y la reforma de nuestra Constitución en su artículo 49 para evitar que se les denomine disminuidos físicos, sensoriales y psíquicos, término obsoleto y discriminatorio. No podemos dejar que esta buena racha se detenga y mucho menos que retroceda por eso considero imprescindible atender a sus demandas ahora más que nunca. Si pensamos en nuevos modelos de ciudad para un futuro no muy lejano tendremos que reconocer que nuestra ciudad encierra verdaderas trampas en sus calles que habrá que ir arreglando para conseguir una ciudad integradora y habitable para todos, sin excepciones, no solo pienso en la discapacidad física sino en la sensorial, la psíquica y la sobrevenida a una edad determinada. Es una verdadera pena que en estos años de gobierno de Carmena no se haya avanzado en Madrid y que además se hayan generado problemas añadidos como el llamado “barrerismo” que ha conseguido que las aceras sean cada vez más intransitables para las personas ciegas y las que necesitan sillas de ruedas para desplazarse. Objetos como los vehículos ligeros motorizados como patinetes y bicicletas, por nombrar algunos, no solo circulan por ellas sino que además son aparcados sin orden ni concierto lo que crea barreras infranqueables para determinados tipos de discapacidad. Espero que de una vez por todas se tenga en consideración y en la consideración que merecen a las personas con discapacidad a sus familias y a sus representantes. Queremos ciudadanos libres e iguales.

Presidenta del Partido Popular del Distrito de Tetuán desde el año 2001.

Anuncios

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Advertisement
Deje aquí su propio comentario

Colaboraciones

Racismo de chichinabo

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Rosa Belmonte.- La sensación de no ser el kamikaze del chiste es permanente. La del que oye por la radio que hay un loco en dirección contraria por la carretera. ¿Uno? Van todos. El ejemplo número 398.700 es el de Justin Trudeau pintándose la cara de negro en 2001. El tan denostado ‘blackface’ o ‘brownface’.

Ya sabemos que eso está mal visto en las sociedades occidentales echadas a perder. Es racista. También hacer ching chong (imitar el lenguaje chino) o estirarse los ojos (como hizo nuestra selección de baloncesto en los Juegos de Pekín en una publicidad de Seur).

Justin Trudeu, en el que algunos ven a Thomas Jefferson y otros a Fofito, corrigió a una mujer que utilizó la palabra ‘mankind’ (humanidad, con man de hombre) por preferir ‘peoplekind’ (algo como gentidad). Ahora se ha disculpado por el racismo. Ojalá nuestras cabalgatas de reyes siendo transgresoras. Que Baltasar sea un blanco pintado de negro y los otros, dos negros pintados de blanco.

Anuncios

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Colaboraciones

El salto al vacío de Sánchez y la oportunidad de Casado

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Paloma Cervilla.- Pues ya estamos donde Pedro Sánchez quería, ante unas nuevas elecciones generales para mayor gloria del líder del PSOE. El resistente, el hombre al que su propio partido tiró a la cuneta como un despojo, que se puso en pie y recuperó el poder de una manera épica, ahora intenta una nueva carambola, que no sabemos si le va a salir bien.

Sobre la mesa parece que sí, ya que la mayoría de las encuestas le dan una subida en votos y escaños, pero la percepción de la calle empieza a ser otra. A día de hoy, Pablo Iglesias es considerado la víctima de la ambición de Sánchez, y no está tan claro, o al menos eso me parece a mí, el trasvase masivo de votos al PSOE.
La humillación de Sánchez ha sido de tal calibre y la imagen de un Pablo Iglesias mendicante tan evidente, que el efecto puede ser el contrario: que los votantes podemitas, movidos por la necesidad de mantener su dignidad, respalden a su líder y no le retiren su voto.

Y si lo de Pedro Sánchez es un salto al vacío electoral, lo de Pablo Casado es una oportunidad para mejorar sus resultados, consolidar su liderazgo en el PP e iniciar la remontada.

A Casado le va a ir bien. Ciudadanos y VOX van a perder votos, y muchos de ellos se irán al PP, no lo digo yo, lo dice la gente que los votó. Y entonces, cuando el centro derecha se dé cuenta por segunda vez de que dividido no va a ningún lado, tendrá que unirse en torno a la formación que más apoyos tenga, dejando a un lado egos y ambiciones.

Anuncios

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Colaboraciones

Sánchez siempre quiso elecciones

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Manuel Marín (R).- Desde la misma noche electoral, a Pedro Sánchez siempre le invadió la tentación de conformar una investidura con una mayoría más holgada. Su logro de 123 escaños era insuficiente y su dependencia de un Gobierno de coalición, con Podemos incrustado en el poder y con una supradependencia del separatismo, convertirían la legislatura en un suplicio. Aquella noche, Sánchez también cegó cualquier vía de colaboración con Ciudadanos para garantizarse una mayoría absoluta.

Sánchez esbozó una estrategia dirigida a gobernar en solitario, en la creencia que las autonómicas reafirmarían un triunfo incontestable del PSOE, y Podemos tendría que rendirse a un papel de subalterno agradecido. No fue así. Lo demás fue fácil: tender mil trampas a Pablo Iglesias para humillarlo, simular que no atribuía a Podemos funciones decorativas en una coalición, y no aparecer como el culpable del fracaso.

Sánchez diseñó una arquitectura política pensada para quedar como víctima del multipartidismo, y para apropiarse de la falsa idea de que siempre fue la intransigencia de Podemos y Ciudadanos la responsable de que no gobierne. Todo estaba pensado para justificar un «no» tajante a cada oferta y quedar inmaculado.

Estos son los motivos por los que siempre manejó nuevas elecciones:

1. Un Gobierno inviable. Sánchez sabía de antemano que un Gobierno sustentado en 123 escaños es una utopía. Habría liderado una legislatura débil, incierta y con serias dificultades para aprobar leyes. Se habría sometido a un chantaje constante, a numerosas fricciones con sus socios de moción y a un desgaste paulatino pero inexorable. Además, es imprevisible la deriva del separatismo en Cataluña, y Sánchez albergó dudas sobre cómo gestionar las presiones a las que el independentismo le habría sometido tras la sentencia del 1-O.

2. Sondeos satisfactorios. Cuenta con la abrumadora ventaja de tener el control de La Moncloa, con su «imagen presidencial», y con la fractura interna en Podemos. Su baza de acudir a los comicios pasa por repetir la «operación Rajoy» de 2016, con sondeos favorables y la expectativa de superar los 140 escaños.

3. No habrá terceras elecciones. Sánchez es consciente de que España no acudirá a unas terceras elecciones. No habría margen, y con Ciudadanos o Podemos a la baja, alguno tendría que ceder. Incluso, maneja la opción de una «abstención técnica» del PP una vez que el bipartidismo se haya reforzado.

Pero lo cierto es que Sánchez nunca respondió realmente a la oferta del PP de suscribir once pactos de Estado para poder gobernar. Lo fía todo a un descalabro de Podemos y de Cs.

4. El PSOE quiere fulminar a Podemos. El objetivo esencial de Sánchez es consolidar su liderazgo en la izquierda y demostrar que Iglesias carece de la capacidad institucional suficiente como para gobernar. Espera una fuga masiva de votos de Podemos y aprovechar que «España Suma» parece una entelequia.

5. La asunción de riesgos, en el ADN de Sánchez. Su temor a la desmovilización de la izquierda es muy relativo. Tampoco teme aparecer como culpable de la ralentización económica, que achacará a la inestabilidad provocada porque nadie le permite gobernar. Y ante la izquierda tendrá un argumento potente: fue Iglesias quien rechazó una coalición en julio.

Anuncios

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading
Advertisement
Advertisement
Anuncios
Advertisement
Advertisement
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
ArabicChinese (Simplified)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
A %d blogueros les gusta esto: