Connect with us

Economía

Cuánto va a costar a la economía global la epidemia del coronavirus de China

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Loading...

La última vez que China enfrentó un brote viral, la epidemia de SARS, entre 2002 y 2003, la economía global perdió aproximadamente 40.000 millones de dólares. En este momento están trabajando economistas y sanitaristas de todo el mundo tratando de hacer una proyección sobre los datos que tienen hasta el momento para intentar dimensionar cuál será el costo del coronavirus de Wuhan. Las opiniones están divididas. Pero es probable que sea mucho más alto.

Loading...

“El Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS) causó menos daño económico de lo esperado”, escribió el profesor Tianlei Huang recientemente en un informe del Instituto Peterson de Economía Internacional, “pero las circunstancias fueron más favorables en ese momento”. “Por un lado, la economía de China estaba creciendo mucho más rápido (10% en 2003, en comparación con alrededor del 6% o 5% actual), y esta vez China tiene menos recursos para responder: después del SARS, Beijing hizo recortes de impuestos y créditos de estímulo. También hay grandes déficit en todas las provincias. Y eso hace que la contención económica de la epidemia sea más dificultosa”, explica Huang.

Roland Rajah, del prestigioso Instituto Lowy de Australia, cree que la mayor debilidad de este proceso está en la baja de consumo general que se está registrando en China. Por ejemplo, permanecen cerrados todos los cines y estadios. “El consumo ahora es un motor más importante de la economía china. La inversión y las exportaciones están debilitadas” escribió Rajah. “Dado que China genera una quinta parte de la economía mundial, una desaceleración del crecimiento al 4.5% eliminaría directamente 0.3 puntos porcentuales del pronóstico de crecimiento global que hizo recientemente el FMI, ya magro, de un 3.3% para 2020. Eso por sí solo eliminaría efectivamente el repunte de 2020 en el crecimiento global que el FMI esperaba y, en cambio, mantendría la economía mundial creciendo a un ritmo similar al del año pasado, que ya tenía el avance más lento de crecimiento global desde la crisis de 2008-09”.

Otra característica de esta crisis, que lleva apenas un mes desde que se registró la primera muerte, es que se desató en la temporada más alta del turismo interno y viajes para festejar el Año Nuevo Lunar, que es la mayor movilización de personas en el menor tiempo que se realiza en el planeta. Pero este año, por temor al contagio y las propias restricciones que impuso el gobierno de Beijing para que la enfermedad no se propague por el resto del mundo, hicieron que millones de chinos se quedaran en sus casas. A esto hay que sumarle la medida sin precedentes de cerrar Wuhan, una ciudad de más de 11 millones de habitante. Nadie puede salir o entrar. Se trata de la ciudad más grande del centro de China, ubicada en la confluencia de dos de los principales ríos del país, y es también uno de los nudos de transporte más grandes. También se impusieron bloqueos similares en las ciudades vecinas de Huanggang y Ezhou, algo que no había sucedido cuando el SARS estaba en su apogeo en 2003. La Organización Mundial de la Salud (OMS) y varios países y organizaciones multinacionales también emitieron comunicados aconsejando no viajar a China.

La epidemia de coronavirus está golpeando duramente a la economía de todo el mundo. La gente trata de evitar las aglomeraciones y los controles como éste que se realiza en la entrada de una de las cafeterías de Starbucks en Beijing. REUTERS/Carlos Garcia Rawlins.

La epidemia de coronavirus está golpeando duramente a la economía de todo el mundo. La gente trata de evitar las aglomeraciones y los controles como éste que se realiza en la entrada de una de las cafeterías de Starbucks en Beijing. REUTERS/Carlos Garcia Rawlins.

Después de la epidemia de SARS, China adoptó una política fiscal expansiva que incluyó recortes de impuestos para ayudar con la recuperación de los sectores más afectados. Hoy China tiene grandes déficit fiscales y, por lo tanto, menos espacio para aplicar el estímulo fiscal como lo hizo len 2003. En cuanto a la política monetaria, el banco central podría aumentar el apoyo de liquidez, pero no habrá estímulo impulsado por el crédito. Y si bien el impacto económico del coronavirus dependerá de cómo esté manejada la crisis tanto desde el punto de vista sanitario como la transparencia con la que el gobierno de Beijing informe sobre lo que está sucediendo, el golpe más duro impactará en la zona más débil que es la ya marcada desaceleración del crecimiento previsto para este año (un 5,9 %, según el propio gobierno).

En 2003, el crecimiento del consumo chino sufrió una brusca desaceleración cuando por miedo a contagiarse la gente dejó de ir a lugares públicos hasta meses después de controlada la crisis. La economía solo pudo escapar de una caída en el crecimiento de los titulares de la prensa internacional porque la inversión y las exportaciones estaban en auge en ese momento, con China entrando en su fase de crecimiento acelerada por las exportaciones después de su adhesión a la Organización Mundial del Comercio en 2001. Ahora, el coronavirus no podía llegar en peor momento para las aspiraciones chinas.

La epidemia se desató al mismo tiempo que China y Estados Unidos firmaban la “fase uno” del muy esperado acuerdo de paz para superar una guerra comercial sin antecedentes. Washington y Beijing se enfrentan para determinar quién va a liderar el comercio global y la revolución científico tecnológica de la segunda mitad de este siglo.

Incertidumbre. Los analistas internacionales intentan calcular cuáles van a ser las pérdidas económicas globales del coronovirus. En tanto, bajan las bolsas y cae el precio del petróleo. REUTERS/Carlos Garcia Rawlins

El análisis del Instituto Peterson de Economía Internacional dice: “También hay mucho menos margen para un estímulo considerable hoy en día, con los responsables políticos chinos con el objetivo de estabilizar el apalancamiento macro en la economía para contener los riesgos financieros sistémicos. China también podría ser reacia a permitir que un yuan más débil sirva como válvula de escape natural, por temor a alentar las salidas de capital, pero también a reactivar las tensiones económicas con la administración Trump sobre el tipo de cambio. Dicho esto, si las cosas empeoran, el liderazgo superior de China eventualmente juzgará que se necesita más apoyo para reforzar las cosas”.

Y en el medio de estas oscuras predicciones, hay espacio para cierto optimismo. En un informe publicado la semana pasada, el banco suizo UBS señaló que la tasa de mortalidad en 2003 fue del 9,6% mientras que para el brote actual la proyección de ese índice es bastante inferior: un 2,1%. El banco suizo asegura que, aunque este virus se prolongará más de seis meses, el impacto en la economía puede ser menor debido a “la intervención más anticipada y proactiva del gobierno chino”. Claro que este cálculo se hizo con los datos de los primeros días de la crisis cuando la cantidad de casos y contagio era muy menor.

El virus ya está infectando las bolsas de todo el mundo y bajó el precio del petróleo. Los mercados temen que las posibles medidas restrictivas de las autoridades chinas puedan afectar a los transportes, aerolíneas y compañías relacionadas con el turismo. Algunos expertos aseguran que el verdadero impacto de este virus se verá en las aerolíneas por la suspensión o la cancelación de viajes a China, como ya han hecho miles de personas que se disponían a viajar. Las acciones del grupo aéreo IAG, que integran British Airways, Iberia, Air Lingus, Level y Vuelong, lideran las pérdidas en la bolsa española, el IBEX 35. A estar pérdidas se le suman las de los grupos Amadeus (-5.51%) y Meliá (5,42%). En los mercados asiáticos cayeron las acciones de los bancos chinos como el Hang Seng, que cerró con una caída del 2,8%, y las bolsas de Shanghái, el SSE que tuvo una caída del 1,41%, y el Nikkei 225 japonés, con una pérdida del 0,91%.

El precio del crudo de Brent, el petróleo de referencia en todo el mundo, registró una caída del 10% y ha alcanzado su nivel más bajo en tres meses, hasta los 60,71 dólares el barril. Y esto ocurre cuando la producción de petróleo en Libia tuvo un recorte del 75%. Según la Compañía Nacional de Petróleo (NOC), la producción pasó de 1,2 millones a poco más de 320.000 barriles al día a causa de la guerra civil que vive el país. En otro momento, la crisis libia hubiera hundido el mercado petrolero global pero el brote chino crea mayor preocupación en los mercados y los inversores en materias primas, porque China es el mayor importador mundial de petróleo. El ministro de Energía saudí, el príncipe Abdulaziz bin Salman Al-Saud, dijo que la caída de los precios “se debe a un factor psicológico” y que no hay que ser pesimista, pues en otras crisis, como la de 2003, con el brote del SARS, que mató a casi 800 personas, no hubo un descenso significativo de la demanda de petróleo. Pero algunos analistas bursátiles de Medio Oriente creen que ésta va a ser una crisis sanitaria mucho más larga y con mayores consecuencias que las anteriores y que los mercados están anticipándose “a lo que saben que va a venir”.

El SARS fue una advertencia, el Ébola indicó hasta cuán grave pueden ser estos virus asesinos, el coronavirus de Wuhan marca que las epidemias serán cada vez más frecuentes. Y junto a las pérdidas humanas habrá cada vez mayores pérdidas económicas a nivel global. La Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos calculó que las enfermedades relacionadas con pandemias en el siglo XXI costarán a la economía global al menos 6 billones de dólares.

 


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Advertisement
Loading...
Deje aquí su propio comentario

Economía

Los trabajadores afectados por un ERE suben un 22% en 2019

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Loading...

El número de trabajadores afectados por expedientes de regulación de empleo (ERE) autorizados por las autoridades laborales o comunicados a las mismas subió un 22% en 2019 en comparación con 2018, hasta sumar 88.927 afectados, según datos del Ministerio de Trabajo y Economía Social. En 2019 destacaron los EREs de extinción puestos en marcha por Banco Santander, Caixabank y Vodafone, que en conjunto afectaron a más de 6.000 empleados, y las suspensiones de contrato en la factoría de Ford en la localidad valenciana de Almussafes.

Loading...

Así, por tipo de procedimiento, el número de trabajadores afectados por despidos colectivos se disparó un 54,7% en tasa interanual, hasta sumar 30.871 trabajadores afectados.

Por su parte, las suspensiones de contrato afectaron a 55.285 trabajadores, un 12,1% más, mientras que los afectados por expedientes de reducción de jornada bajaron un 23,2%, hasta los 2.771 trabajadores. Según Trabajo, las empresas inmersas en un procedimiento de regulación de empleo aumentaron un 4,5% entre enero y diciembre de 2019, hasta un total de 2.169, en tanto que los expedientes aumentaron un 3%, hasta 3.220 procedimientos. Del total de procedimientos registrados en el año pasado, el 90,4% contaban con acuerdo entre las partes, según los datos del Ministerio de Trabajo.

Por sectores, industria y servicios concentraron el mayor número de afectados por ERE en 2019, con 52.175 y 33.680 trabajadores, respectivamente, con un repunte del 15,9% en el primer caso y del 33,8% en el caso de los servicios.

La construcción, por su parte, registró 2.243 trabajadores afectados por regulaciones de empleo, un 42,1% más, en tanto que en la agricultura se vieron inmersos en un ERE un total de 829 trabajadores, un 27,5% menos que en 2018.

COMUNIDAD VALENCIANA, LA COMUNIDAD CON MÁS AFECTADOS POR ERE

Por comunidades autónomas, la que registró un mayor número de trabajadores afectados por regulaciones de empleo en 2019 fue la Comunidad Valenciana, con 27.494 trabajadores implicados, cifra un 52,6% superior a la del mismo periodo de 2018.

Casi todos los trabajadores afectados en esta región se vieron inmersos en un ERE de suspensión de contrato (24.458). En ello han tenido mucho que ver los EREs temporales de suspensión de contratos que se aplicaron a lo largo del año pasado en la factoría de Ford en Almussafes.

Tras Comunidad Valenciana destacan Madrid, con 13.498 afectados por ERE durante del año pasado (+13,8%); Cataluña, con 11.898 (+78%), y Andalucía, con 5.289 afectados (+32,2%). El número de trabajadores afectados por ERE bajó en 2019 en un total de cinco comunidades y subió en doce y en Ceuta y Melilla.

Los mayores descensos se los anotaron Navarra (-77,3%) y La Rioja (-38,4%), mientras que los mayores ascensos correspondieron a Cantabria (+183%), Castilla y León (+88,4%), Canarias (+85%) y Cataluña (+78%).


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Economía

Los agricultores vuelven a cortar carreteras en Andalucía para reclamar precios justos en origen

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Loading...

Los agricultores mantienen las protestas para pedir precios justos, tras más de un mes de manifestaciones en las calles, con cortes de carreteras en Andalucía el mismo día que el Gobierno va a modificar la ley de la cadena alimentaria para garantizar que los precios cubren los costes de producción.

Loading...

Desde la Unión de Pequeños Agricultores (UPA), su secretario general, Lorenzo Ramos, valora como un avance las medidas del Ejecutivo pero “echa de menos un plan de choque para la gente que lo está pasando muy mal en sectores como el de frutas, hortalizas, aceite de oliva o aceituna de mesa”, según ha señalado.

Unos trescientos olivareros de Jaén han cortado la autovía A-4 en Despeñaperros provocando grandes retenciones en el tráfico en la localidad de Santa Elena en la vía que es la entrada y salida a Andalucía por carretera a través de esta provincia y el nivel es negro, según informa la DGT en su página web.

El corte de carretera ha comenzado antes de las ocho de la mañana a la altura del kilómetro 262 de la A-4 en ambos sentidos, tanto hacia Madrid como hacia Sevilla. Se trata de un corte de carretera ni solicitado, ni autorizado por la Subdelegación del Gobierno, del que se desmarcan las organizaciones agrarias.
Carreteras cortadas

Las protestas se centran sobre todo en la provincia de Sevilla. Los agricultores y ganaderos esperan colapsar la capital andaluza con una gran tractorada que acabará ante la Delegación del Gobierno.

En la provincia de Sevilla, los agricultores han cortado cuatro autovías, la A-49 entre Benacazón, Umbrete y Sanlúcar la Mayor. Además los cortes también pueden afectar a la A-92 en Aguadulce. A esto se suman la AP-4 y la A-4 en dirección Madrid, en esta última carretera la circulación se encuentra interrumpida desde primera hora de la mañana.

Los agricultores y ganaderos de la provincia de Alicante han organizado otra tractorada que ha arrancado desde el polígono del Fondonet de Novelda, y que tendrá su punto central en la rotonda de Agrosum, en la carretera de Monforte del Cid y Agost.

La Unio de Llauradors exige precios justos para los productos agrícolas y evitar así que se mueran los pueblos. El lema de la concentración-tractorada es “Precios y seguros justos para la uva de mesa del Vinalopó” y “`Sin agricultura, nuestros pueblos se hunden”.

Sostienen que la situación “es mala para todos sin excepción y es hora de que los gobernantes actúen porque esto ya no va a parar hasta lograr soluciones”. Reclaman a las distintas Administraciones “medidas a corto, medio y largo plazo que garanticen una rentabilidad digna para los agricultores”.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Economía

La Bolsa no levanta cabeza y toca mínimos del año

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Loading...

Los mercados siguen de capa caída. Después del «lunes negro», las principales Bolsas europeas registran pérdidas ante el temor del coronavirus. A pesar de que la jornada empezó con un ligero rebote, minutos después todos los parqués se han dado la vuelta y se han teñido de rojo. El Ibex, que ayer perdió la cota de los 9.500 puntos tras desplomarse un 4,07%, está tocando mínimos del año tras perder los 9.400 puntos. A media sesión cae un 1,38%, lastrado sobre todo por la banca. Así, Bankia pierde el 2,39%; el Banco Sabadell el 3,08%; Bankinter el 2,39 %; CaixaBank el 2,33%; el Banco Santander el 2,15% y el BBVA el 1,97%.

Loading...

La gran parte del resto de valores del selectivo español están cayendo. Sufren, sobre todo, dos de las empresas relacionadas con turismo, como son Amadeus y Meliá Hoteles, que ceden un 3,72% y un 2%, respectivamente. Además, IAG, que ayer se desplomó más de un 9%, ha borrado el rebote de los primeros compases y cae un 0,33%.

La Bolsa española sigue la senda del resto de las principales plazas europeas, que se ven influidas también por el desplome de Tokio hoy y de Wall Street ayer. En concreto, Milán pierde un 1,49%, mientras que Londres cae un 0,92%, París un 1,13% y Fráncfort un 1,15%.

Asimismo, el precio del barril de petróleo de calidad Brent, referencia para el Viejo Continente, repuntaba ligeramente y se situaba en los 56 dólares, mientras que el Texas se colocaba en los 51 dólares.

Asimismo, la prima de riesgo española se situaba en 68 puntos básicos, con el interés exigido al bono a diez años en el 0,2%, mientras que la cotización del euro frente al dólar se colocaba en 1,0855 ‘billetes verdes’.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading
Advertisement
Advertisement
Advertisement

Copyright © 2019 all rights reserved alertanacional.es

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
ArabicBulgarianChinese (Simplified)DanishEnglishFinnishFrenchGermanGreekItalianNorwegianPortugueseRomanianRussianSpanishTurkish
A %d blogueros les gusta esto: