El artículo 22 de la Constitución - ALERTA NACIONAL
Connect with us

Opinión

El artículo 22 de la Constitución

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Reza este artículo, tras reconocer el derecho de asociación en su punto 1:

  1. Las asociaciones (léase sociedades anónimas, limitadas, comanditarias por acciones, sindicatos, partidos políticos, etc.) que persigan fines o utilicen medios tipificados como delito son ilegales.

  2. Las asociaciones (léase sociedades anónimas, limitadas, comanditarias por acciones, sindicatos, partidos políticos, etc.) sólo podrán ser disueltas o suspendidas en sus actividades en virtud de resolución judicial motivada.

  3. Se prohíben las asociaciones secretas (léase masonería, etc.) y las de carácter paramilitar (léase comités de defensa de repúblicas imaginarias, etc.)

Como expresa el artículo 6, “los partidos, su creación y el ejercicio de su actividad son libres dentro del respeto a la Constitución y a la ley”.

De no ser así, denúnciense debidamente por quien o quienes tienen capacidad para ello y díganlo los tribunales, y disuélvanse o suspéndanse por ellos sus actividades, en virtud de resolución judicial motivada, a tenor de lo que establece el artículo 22 de la Constitución.

No seamos pacatos, ni admitamos la funesta lenidad, que termina -como las termitas- con el estado de derecho. Todo ello con la independencia marchenera que proceda, así como del lugar de inhumación que se disponga por quién proceda y a su arbitrio. Faltaría más.

El artículo 162 dispone, además, que están legitimados para interponer recurso de inconstitucionalidad, no solo el Presidente del gobierno y el Defensor del pueblo, sino un mínimo de 50 diputados, entre otros varios, que es el actual caso de Vox con 52.

Vista la resolución del parlamento europeo de 18-09-19 (con 535 votos a favor en un parlamento de 751 miembros electos, 66 en contra –posiblemente comunistas en estado de crisálida, de ninfa o de pupa, a saber- y 52 abstenciones -que bien podrían ser las del PP de Ana Pastor o del de Suarez Illana- del total de 653 comparecientes, que supone un 82%), en la que se condenan expresamente los horribles e innúmeros crímenes cometidos por los comunistas en toda Europa sin excepción. Hay que agradecer esta memoria histórica a las naciones que se vieron beneficiadas por el comunismo-leninismo desde 1917 a 1989 del siglo pasado, y que aún se escuecen de tanta bondad y progresía bolivariana. Ignoro cuantas comidas hacían al día.

Documento oficial este, con rango normativo indirecto, que apenas ha tenido eco en la prensa española, ni en el PP de nuevo cuño, salvo en los medios de la ultraizquierda blanqueadora –v.g. el panfleto comunista Público, a cuyo director le pone de los nervios semejante infundio- no por ello deja de suponer un aviso a navegantes, para promover tanto la revisión –pura memoria histórica europea, fácilmente comprensible a los que se traen la brasa de la memoria histórica en España, que quieren cambiar el curso de la victoria del 39 sobre Stalin –desde su acondroplaxia bracicorta- y no por ello menos importante para cerrar el círculo democrático en esta España.

Círculo este al que se refería el doctor Sánchez recientemente, con motivo de despertar a Franco -para su mal- y que debe suponer –en pura justicia distributiva y reparadora, que sin duda promoverá Vox, para obtener otra morterada de votos y escaños- el cese, aireo y reposición a la casilla de salida, de tantos homenajes, calles, costanillas y plazuelas, e incluso monumentos en la Castellana –como el del escayolista leninista, Largo- a asesinos, chekistas, etarras y otras hierbas aromáticas que proliferan en nuestra tierra impunemente, así como la disolución, salida o expulsión de estos partidos de aquellas instituciones democráticas en las que puedan estar traspapelados o colados, partidos, digo, o asociaciones cuyo objeto y fin -bien mirado, por supuesto- se parezca a algo que atente a la unidad y perfil de España, tal como se expresan en los artículos 1, 2 y 3 de nuestra constitución en vigor, a la que tan hábilmente se agarra ahora el Pablo Manuel de los demonios.

 


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Advertisement
Deje aquí su propio comentario

Opinión

Aborto, envejecimiento e inmigración salvaje

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

El número de abortos anuales en España ronda los cien mil, con cada vez menos nacimientos, una población cada vez más envejecida y una inmigración salvaje promovida desde los gobiernos. La consecuencia evidente es que se va, deliberadamente o no, a la progresiva sustitución de la población española (cultural y genética), por una amalgama cultural y étnica de origen fundamentalmente africano. Un pueblo envejecido es un pueblo sin futuro, y un pueblo sin cultura propia se disuelve en la nada.

En cuanto al aborto, poco que decir. Se trata de la liquidación violenta de vidas humanas en el seno materno. Aunque existe el mandamiento de «no matar», siempre se ha considerado lícito matar al agresor o enemigo peligroso. Que cientos de miles de mujeres consideren a los niños «enemigos peligrosos», aunque solo sea para lo que estiman como su bienestar o comodidad, es un fenómeno quizá nuevo en la historia humana. No se debe a circunstancias de grave precariedad económica, que hoy casi no existen en España, sino que va claramente enlazado con otros fenómenos sociales, en especial el feminismo. El feminismo no pretende la igualdad ante la ley, sino una igualdad general, incluso biológica, por lo que ve en la maternidad un mal que perjudica la igualdad «de la mujer». Sus consignas al respecto son suficientemente expresivas: «Si los curas pariesen, el aborto sería un sacramento» (para ellas está claro que lo es). «Nosotras parimos, nosotras decidimos» (sobre una vida humana que procede en su mitad del varón). «La Iglesia no nos deja comernos las almejas» (consigna lesbiana). «Menos rosarios y más bolas chinas» (consigna masturbatoria). Y así sucesivamente. En el fondo de todo ello yace una mezcla de odio y envidia hacia el varón. La «envidia del pene», que decía Freud confundiendo a las feministas con «la mujer» al modo como ha solido confundirse a los comunistas con «el obrero», típicas usurpaciones ideológicas.

Es interesante constatar las falacias en que se basa la promoción de una inmigración salvaje. Aducen muchos que lo propio del ser humano son las migraciones «Apenas el mono dio lugar a «los animales astutos que inventaron el conocimiento» –dice el intelectual mejicano H. Hiriart citando a Nietzsche– estos hicieron las maletas y emprendieron el viaje». Así pues ¿qué más «humano» que las migraciones e inhumano que las trabas a ellas? Otro pensador por el estilo, M. Dummet, afirma que «no hay argumento racional para frenar las migraciones», con las cuales «no pasaría nada, antes los países receptores se beneficiarían a la larga. La mayoría de los argumentos para obstaculizar y perseguir las migraciones se basa en oscuros prejuicios, temores infundados y odios étnicos» o raciales». Ya está: oponerse a la inmigración sería de hecho una actitud irracional cargada de odio y criminal.

Obviamente, los humanos han ido migrando de aquí para allá. Pero también son una especie fuertemente territorial y nunca dejaron de asegurarse y defender sus territorios, fueran de caza o de cultivo, frente a intrusos. Además, ¡maldita sea!, ha creado culturas diferentes, incluso muy diferenciadas en esos territorios que han considerado propios. Culturas que en unos casos han quedado a un nivel muy primitivo y en otros han evolucionado hacia una complejidad enorme. Es decir, la cuestión no es tan simple ni tan «irracional» como pretenden los irracionales amigos de las migraciones «por derecho», sin obstáculo.

Claro que hay casos y casos. Usa, por ejemplo, se ha formado con inmigrantes, entre otras cosas porque su territorio estaba semivacío (y por cierto que los indios tuvieron buenas razones para lamentar la irrupción de aquellos inmigrantes que «hacían las maletas y emprendían el viaje» para «beneficiarlos a la larga»). En el caso de Europa no encontramos un territorio semivacío, sino intensamente poblado, con culturas muy complejas y refinadas que no se dejan reducir a «renta per cápita», como pretenden los nuevos bárbaros. Los apóstoles de la disolución de las culturas y poblaciones, grandes promotores del abortismo, tratan de criminalizar a quienes rechazan sus políticas pretendidamente racionales. Pero sospecho que los criminales e irracionales son ellos.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Opinión

María, ¡qué gran mujer!

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

El Verbo se hizo carne, y habitó entre nosotros (Juan 1, 14) Entre las músicas navideñas que he escuchado últimamente, me impresionó el título de una canción: “María a través de una selva de espinos” o algo así. Pensé de inmediato en lo duro que fue para ella, eso que celebramos tan gozosamente: el nacimiento de su Hijo en un establo, con la única compañía de su pacientísimo esposo, ¡santo varón!, y como quiere la tradición, una mula y un buey. ¡O magnum mysterium.¡Oh gran misterio, que esas dos bestias asistieran al nacimiento de Nuestro Señor! Gran misterio, pero tristísima pena. Ponerse de parto y, ¡menudo apuro!, no poder contar más que con una cuadra, y como cuna para el recién nacido, el comedero de los animales, el pesebre; y como colchón, la paja que tenían para comer. Y con suerte, algo de agua en el bebedero, para poder lavar al niño.

¡Santo cielo!, qué mujer valiente, que afronta todo, absolutamente todo lo que venga para acoger al hijo que nace. Y todo lo que venga, todo lo que venga es lo que nuestra generación no tiene cuerpo ni alma para aguantar. Veo en mi entorno más próximo, veo en las mujeres y madres que tengo cerca, dificultades y problemas ciertamente preocupantes. Tremendos retos vitales que califican de insuperables. ¿Pero qué son las dificultades de la maternidad hoy, comparadas con las que tuvo que soportar María con un coraje tan difícil de ver hoy? María, María, María, ¡qué gran mujer!, ¡qué gran mujer!

¿Cómo nos puede extrañar que María se convirtiese en el excelso modelo de mujer y de madre para la cristiandad y para todo occidente? Mulierem fortem quis inveniet, que dice el Eclesiastés: una mujer fuerte, ¿quién la encontrará? Fuerte, y sin embargo con la inmensa dulzura de una madre. Una mujer que así defiende a su hijo desde el mismo momento en que se entera de que ha concebido, y de que ésa es la voluntad de Dios.

Y eso sólo fue el principio. Una verdadera selva de espinos, que nos hemos acostumbrado a celebrar con gozo. El pesebre, la extrema miseria en que se encuentra Dios cuando viene a fundirse con el hombre. Duro, durísimo desde el primer momento.

Y madre, ¡qué mujer!, ¡qué gran mujer! También esto celebramos cuando celebramos la Navidad. Pero tanto la hemos dulcificado, tanto la hemos mitificado, que la hemos desbrozado totalmente de espinas, transformando la Navidad y el pesebre en un lecho de rosas. ¡Qué le vamos a hacer! ¡Bendito sea Dios! Una Navidad hecha para la felicidad: ¡Feliz Navidad!

Pero me gustaría pensar también en la tristeza inicial de la Navidad, la de verdad, la primera. Tristeza pero con sumo coraje, con infinita confianza en Dios y con el soporte heroico de su santísimo esposo. El pensamiento puesto en esta otra Navidad, la primera, puede ayudar a tantas personas para las que la Navidad es triste. Alégrense también en su tristeza, que comparten con la afligida Madre que tuvo que dar a luz en esas condiciones. Pienso en las mujeres angustiadas ante una maternidad cada vez más difícil en cualquier momento. Muy difícil empezando por la gestación, continuando con el parto y los primeros meses y siguiendo con la compatibilización de la maternidad con el trabajo. Con la ayuda y la comprensión del padre de la criatura, o tan a menudo sin ella.

La maternidad gozosa para un buen puñado de mujeres afortunadas, pero una auténtica selva de espinas para muchas otras. Difícil, muy difícil y dura navidad.

También para estas mujeres es Navidad. ¿Quién ha dicho que la Navidad es sólo para los que la pueden celebrar felizmente, entregándose al desenfreno consumista como si ésa fuese la clave de la felicidad? Para estas mujeres y para los hombres que han asumido su misión cada vez más heroica y generosa de no dejar sola a la mujer en la crianza y formación de los hijos, a pesar de todas las dificultades y penurias, también para éstas y para éstos, o más bien preferentemente para éstas y para éstos es Navidad. Ellas necesitan más que nadie el ejemplo y el aliento de María, la que tan valientemente luchó por su hijo; y a ellos les ayuda a seguir en su maravilloso empeño, el ejemplo absolutamente genial del esposo. ¡Qué gran hombre!

En este momento de nuestra degradación cultural, es más difícil que nunca ser madre, y más fácil que nunca tirar por el pedregal ante la menor dificultad. Asimismo va siendo cada vez más heroico ser padre. Es trágica la dificultad que experimentan las mujeres de hallar un compañero que además de compartir la vida con ellas esté dispuesto a aceptar al hijo o a los hijos. Como si se hubiese extinguido la especie de los hombres dispuestos a ser padres.

La maternidad con extremas dificultades, la paternidad en condiciones que sólo se superan con una generosidad heroica: también esto, también esto celebramos con la Navidad. Además de una celebración de alegría (tan a menudo compuesta, tan solemnemente fingida), nuestra Navidad tendría que ser una oración y un recuerdo para todas estas mujeres y estos hombres que como María y José sufrieron en la primera Navidad las mismas angustias que estas madres y padres: porque su navidad viene hecha una auténtica selva de espinas, como dice la canción.

Ciertamente que hemos acertado en crear la Navidad para los que sufren pobreza y enfermedad, y lo hemos resuelto mayoritariamente con generosidad y con dinero. Es ya una tradición navideña acordarse de los pobres y de los enfermos y volcarse en ellos con corazón navideño. Pero hoy tenemos un reto no menos grave ante la celebración de la Navidad, que es el medio tremendamente hostil con que han de batallar las mujeres que quieren ser madres (muchas más de las que estamos inclinados a creer, nos dicen las estadísticas). Y tenemos ante nosotros el reto del mucho más reducido número de los hombres dispuestos a poner su paternidad a contribución de la vida. La Navidad nos interpela para que contribuyamos entre todos a crear ese clima propicio a la vida, igual que hemos creado el clima propicio a los pobres. Que la Navidad sea fuente de felicidad para unos y para otros.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Opinión

La AIREF se mete en política

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Carmen Tomás.- Hace unos días les contaba que el Gobierno en funciones, en realidad toda la izquierda, está obsesionada con Madrid.

Hace ya tiempo, que vienen lanzando el mantra de que la Comunidad de Madrid es algo así como un “paraíso fiscal”, como una vaca a la que se puede ordeñar para aumentar la recaudación. No es ningún secreto que Hacienda tiene problemas de recaudación y que este año puede que le falten en torno a 8.000 millones. Tiene todo el sentido, ya que el consumo se está resistiendo y tampoco Sociedades aporta lo que se había calculado.

Madrid, por su buena gestión y precisamente por sus impuestos bajos, es un polo de atracción de empresas y personas. Sin ninguna duda, es ya la Comunidad Autónoma que ha tomado el relevo de Cataluña en inversión, crecimiento y empleo. Y, a pesar de sus menores impuestos, recauda sin problemas. Y, todo ello, sin necesidad de acudir al FLA. El nuevo Gobierno quiere continuar esa política y así lo han manifestado sus dirigentes en campaña y más recientemente en la Asamblea.

Ahora, la AIREF, ha publicado un informe sobre el estado de las cuentas y cómo cada CCAA cumplirá o no los objetivos de déficit. De estas estimaciones, la Autoridad Fiscal deduce que algunas no cumplirán y que existe un gap entre ellas que iría entre el 0,8% y el 1,6%. El desfase para el conjunto sería este año del 0,5 frente al 0,1% previsto por el Gobierno y del 0,2% frente al equilibrio previsto para el próximo año. Hasta aquí nada que objetar al informe de la AIREF. Es su obligación advertir de posibles incumplimientos. Sin embargo, en mi opinión, no está entre sus tareas, señalarle a los políticos lo que deben hacer o qué políticas llevar a cabo para cuadrar las cuentas.

Es llamativo el caso de Madrid. Esta comunidad cumplirá, según la propia AIREF, con el objetivo de déficit, como decía no ha recurrido al FLA, es la que más aporta al Fondo de Solidaridad y todo ello con los impuestos más bajos. Aún así, recomienda a Madrid y a otras, que casualmente han bajado sobre todo el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, no bajar más los impuestos. También podría aconsejar bajas los gastos, si ve problemas con el déficit o la regla de gasto. Pero, no.

Ha hecho exactamente lo que esperaba Montero para justificar ir a por Madrid, con la excusa de la armonización por arriba. Veremos cómo se utiliza por el futuro Gobierno, si es que hay Gobierno a la vista.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading
Advertisement
Advertisement
Advertisement

Copyright © 2019 all rights reserved alertanacional.es

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
ArabicBulgarianChinese (Simplified)DanishEnglishFinnishFrenchGermanGreekItalianNorwegianPortugueseRomanianRussianSpanishTurkish
A %d blogueros les gusta esto: