Connect with us

Internacional

El ignorado genocidio de los cristianos de Nigeria

Published

on

La matanza de cristianos en Nigeria, que algunos observadores internacionales han catalogado como genocidio, está alcanzando niveles inauditos. En la imagen (Audu Marte/AFP, vía Getty Images), la localidad de Auno el pasado 10 de febrero, luego de que en la víspera unos yihadistas asesinaran allí a al menos 30 personas y secuestraran a mujeres y niños.
Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La matanza de cristianos en Nigeria, que algunos observadores internacionales han catalogado como genocidio, está alcanzando niveles inauditos.

Según un informe del pasado día 4, en apenas tres semanas al menos 171 cristianos han sido asesinados por pastores musulmanes de la etnia fulani.

Loading...

“Y eso son sólo [los casos] que conocemos. En realidad, es probable que la cifra sea muy superior. Asimismo, se cuentan por miles los que han sido desplazados por la fuerza de sus viviendas y lugares de trabajo, que habían abandonado tras el confinamiento por el covid, que ha provocado el colapso de la economía (…) Nuestro directorio de noticias lleva meses inundado de noticias de este tipo; aun así, esta incesante y sangrienta cosecha de vidas cristianas está perturbadoramente ausente de los medios de comunicación de referencia.”

El pasado 10 de julio, pastores musulmanes masacraron a 22 cristianos –“la mayoría mujeres y niños”– e incendiaron numerosas viviendas en una comunidad agrícola. “Los fulani vinieron y empezaron a disparar”, rememora Bilkisu James desde el hospital. “Mataron a dos de mis hijos [también mataron a su marido]”. Además, “machetearon hasta la muerte a otros cinco familiares de Bilkisu: una mujer y su bebita y otra mujer y sus dos hijos”.

Al parecer, fue un vecino musulmán quien dejó a esa familia cristiana a merced de sus correligionarios invasores. “Antes de que me disparan, vi a mi vecino musulmán, que incluso me identificó”, relata Bilkisu. “Me arrodillé ante él”. En vano. Le dispararon en el pecho y en la espalda y la dieron por muerta, y ella pudo escucharles “encender la cerilla y prender fuego a la casa”.

Al día siguiente fue arrasada una aldea vecina. “Diez mujeres, un bebé y un anciano fueron quemados vivos en la casa en que se habían refugiado. Otros siete habitantes de la villa resultaron heridos, y cuatro viviendas fueron incendiadas”.

El 19 de julio, al menos 32 cristianos fueron masacrados por fulanis; entre ellos, unos asistentes a una boda.

En un terrible ataque perpetrado “en una noche de lluvia torrencial, el pasado 23 de julio, al menos siete cristianos murieron (…) unos militantes machetearon brutalmente a mujeres, hombres y niños indefensos”. El reporte añadía: “Se trata del segundo ataque a la aldea en los últimos días; en el del día 20 fueron asesinadas siete personas”.

El 29 de julio, pastores musulmanes asesinaron a otros 14 cristianos; 13 de ellos eran miembros de una misma familia: sólo uno de sus integrantes sobrevivió. Su mujer, sus hijos, su tío, su tía, su hermano y otros parientes fueron asesinados.

La semana pasada, yihadistas armados irrumpieron en la Iglesia del León de Judá de Azikoro y abrieron fuego contra los fieles; cuatro de ellos perdieron la vida.

Hacer una lista con más atrocidades –se han registrado centenares a lo largo de los años– sería fútil para un artículo. (Para un análisis integral del sufrimiento cristiano en Nigeria y otros países musulmanes, véanse los informes mensuales de Gatestone sobre “La persecución de los cristianos”).

Reparemos simplemente en el mes de abril de este mismo año. Entre los días 1 y 2, pastores musulmanes armados con machetes asesinaron a al menos 13 cristianos. “Nos levantamos para enterrar a siete personas que fueron quemadas vivas… en un ataque nocturno”, dijo una fuente. La mayoría de las víctimas fueron “ancianos que no fueron capaces de huir mientras el resto de la comunidad se escondía en los matorrales”.

El día 7, los fulanis asesinaron a un pastor y a tres miembros de su congregación, entre ellos un niño de 10 años. El religioso asesinado, Matthew Tagwai, deja una mujer embarazada y dos hijos pequeños.

El día 10, musulmanes fulanis asesinaron al pastor Stephen Akpor, de 55 años. “Los pastores llegaron a nuestra Iglesia Celeste y le dispararon, mientras oraba y daba consejos a cinco miembros de la comunidad”, informan sus colegas. “Los pastores dispararon al religioso varias veces y le apuñalaron hasta la muerte”. Akpor deja mujer y cinco hijos.

El día 11, pastores musulmanes fulanis mataron a un granjero cristiano.

El día 13, pastores musulmanes fulanis decapitaron a dos cristianos, que hubieron de ser “enterrados sin sus cabezas”.

El día 14, pastores musulmanes fulanis machetearon a nueve cristianos, entre los que había una mujer embarazada y seis niños. “Iban armados con machetes y fusiles AK-47”, rememora un superviviente. “Atacaron nuestra aldea a las ocho de la tarde, y algunos de ellos gritaban ‘Alahu akbar!’ mientras disparaban contra nuestras viviendas”. Treinta y nueve hogares fueron pasto de las llamas.

El día 16, pastores musulmanes fulanis mataron al estudiante cristiano Sebastine Stephen. “Eran unos 50 y llevaban armas sofisticadas, que disparaban al tuntún”, refiere un testigo. “Tras matar al joven, irrumpieron en la casa del señor Jack Nweke y le secuestraron, junto con su mujer, dejando solos a sus tres hijos”.

El día 19, pastores musulmanes fulanis mataron a cuatro cristianos. “Fueron arrasadas 38 viviendas, con un total de 86 habitaciones, y 69 familias resultaron afectadas”, dice una fuente.

El día 20, “un granjero cristiano, Titus Nyitar, fue disparado letalmente y decapitado”, según un lugareño. Titus estaba “trabajando en su granja cuando fue asesinado por los pastores”, que posteriormente “fueron a la aldea, donde quemaron casas y secuestraron a tres personas”.

El día 22, pastores musulmanes fulanis mataron a 12 cristianos; previamente, según se ha informado, secuestraron a una pareja que estaba celebrando su matrimonio en una iglesia.

El día 23, los fulanis “mataron a dos personas, secuestraron a otra y quemaron una iglesia –en la que además vivía el pastor– en ataques registrados en zonas predominantemente cristianas del norte y el centro de Nigeria”.

Dejando de lado alguno de los incidentes más espeluznantes –como la violación y asesinato de una estudiante cristiana que se había refugiado en una iglesia–, los denominados ‘medios de referencia’ no dan cuenta de esta persecución. ¿Acaso preocupa a los periodistas que emergiera una pauta políticamente incorrecta, por la cual estaríamos no ante meros crímenes sino ante algo con motivación ideológica?

“Es como si las vidas de los cristianos ya no importaran”, dice un pastor en relación al ataque contra una boda que se saldó con 32 muertes.

“Resulta muy perturbador que estos asaltos diarios contra los cristianos (…) pasen en gran medida inadvertidos a los Gobiernos estatales y al federal (…) No hay visitas para mostrar simpatía a las víctimas supervivientes (…) No se toman medidas para aliviarles el sufrimiento con ayuda material, pese a que son miles las personas desplazadas.”

“Creo firmemente”, dice un superviviente de un ataque fulani en el que perdieron la vida su hermana y otros cuatro cristianos, “que hay musulmanes en las fuerzas de seguridad que están en connivencia con estos hombres armados que atacan a nuestra gente (…) La triste realidad es que nuestra gente ha hecho gestiones ante el Gobierno, a nivel tanto estatal como federal, pero nada se ha conseguido”.

“¿Qué crimen cometieron esas personas inocentes contra los pastores fulanis?”, se preguntó un lugareño tras un ataque en el que perdieron la vida un religioso y un niño de 10 años.

“¿Durante cuánto tiempo tendremos que sufrir estas matanzas? ¿Durante cuánto tiempo tendremos que suplicar al Gobierno y a las fuerzas de seguridad que vengan en ayuda de nuestra gente?”

Son preguntas especialmente relevantes a la luz de lo revelado en estadísticas recientes: desde 2009, “no menos de 32.000 cristianos han sido macheteados hasta la muerte por las principales ramas yihadistas del país”. Sin que apenas se haya hecho algo al respecto, refiere un documento fechado en mayo:

“Pastores fulani militantes y miembros de Boko Haram (…) han intensificado su violencia anticristiana (…) en los cuatro meses y medio que llevamos de año han macheteado hasta la muerte a al menos 620 cristianos indefensos [470 fueron asesinados por fulanis y los otros 150, por miembros de Boko Haram], e incendiado o destruido centros de culto y enseñanza [cristianos]. Las atrocidades contra los cristianos no han sido perseguidas y han llegado a un apogeo alarmante, mientras las fuerzas de seguridad y los actores políticos miran para otro lado o se conchaban con los yihadistas. Las viviendas quemadas o destruidas se cuentan por centenares, y por decenas los centros de culto y enseñanza que han corrido la misma suerte.”

Según numerosos líderes cristianos de Nigeria, la razón por la que simples pastores fulanis se las han apañado para, desde 2015, matar el doble de cristianos que los terroristas profesionales de Boko Haram es, por citar al obispo Matthew Ishaya Audu, que “el presidente Buhari es también de etnia fulani”.

En una declaración emitida en enero, la Asociación Cristiana de Nigeria, que agrupa a la mayoría de las denominaciones cristianas del país, acusó al Gobierno federal del presidente Muhamadu Buhari de “colusión” con los terroristas islámicos para “el exterminio de los cristianos”:

“Si, como dicen el Gobierno y sus apologetas, los asesinatos no tienen motivaciones religiosas, ¿por qué los terroristas y los pastores fulanis atacan las comunidades mayoritariamente cristianas y a los líderes cristianos?”

Algunos líderes nigerianos van más allá de Buhari y culpan al “demonio llamado Barack Obama”, que dice Femi Fani-Kayode, exministro nigeriano de Turismo y Cultura, quien el pasado 12 de febrero escribió en su página de Facebook:

“Lo que Obama, John Kerry y Hillary Clinton hicieron en Nigeria al financiar y apoyar a Buhari en las presidenciales de 2015 y ayudar a Boko Haram en 2014-15 fue de una maldad tremenda, y tienen las manos manchadas con la sangre de todos aquellos a los que han matado la Administración Buhari, sus pastores fulanis y Boko Haram en estos 5 años.”

Aunque sus paisanos fulani son responsables de la mayoría de los ataques anticristianos registrados durante la presidencia de Buhari, Boko Haram, azote primigenio de los cristianos de Nigeria, sigue activo. Así, a principios de año difundió un vídeo en el que un niño musulmán enmascarado apuntaba con una pistola a un rehén cristiano que aparecía atado y arrodillado, un estudiante de biología de 22 años que fue secuestrado mientras se dirigía hacia su universidad; el niño entonaba un cántico en árabe, lanzaba una diatriba anticristiana y finalmente disparaba varias veces contra la cabeza del estudiante cristiano.

Semanas antes, islamistas armados secuestraron al reverendo Lawan Andimi, padre de 9 niños y jefe de distrito de la Iglesia de los Hermanos. Luego de que los terroristas exigieran una cantidad exorbitante por su liberación –dos millones de euros, inalcanzables para su familia y su iglesia–, lo decapitaron. En un vídeo que sus secuestradores divulgaron el 5 de enero, el pastor Lawan decía que confiaba en reunirse con su mujer y sus hijos; pero “si no se diera la oportunidad, sería la voluntad de Dios. Quiero que todo el mundo sea paciente. No lloréis, no os preocupéis, dad gracias a Dios por todo”.

Tras la decapitación de otros diez cristianos, el obispo Matthew Hassan Kukah afirmó que el Gobierno “está sirviéndose del poder para asegurar la supremacía del islam. La única diferencia entre el Gobierno y Boko Haram es que Boko Haram pone bombas”.


Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Advertisement
Deje aquí su propio comentario

Internacional

La Organización Mundial de la Salud (OMS): esa alcantarilla que sirve para que funcionarios de la ONU violen a niños pequeños

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Compartir

Un informe reportado por AP Newsreveló una serie de abusos sexuales perpetrados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en su misión para combatir el ébola en el Congo durante 2018 y 2019.  Rápidamente los patrocinadores de la OMS en todo el mundo manifestaron su gran preocupación por lo sucedido, sobre todo debido a que los altos mandos de la OMS habrían intentado tapar el escándalo.

Según las denuncias analizadas por AP News, uno de los médicos acusados condicionó el empleo en la misión de la OMS a favores sexuales, una exigencia difícil de rechazar para los residentes de la región del Congo que padecen pobreza extrema.

Otro de los acusados, habría embarazado a una niña local y está acusado de haberle pagado a cambio de su silencio.

AP tuvo acceso a un contrato notariado en el que se revela que un miembro del personal de la OMS y un gerente de la organización firmaron como testigos del acuerdo de silencio para “proteger la integridad y la reputación” de su organización.

Los médicos de la OMS que protagonizan el escándalo son Boubacar Diallo y Jean-Paul Ngandu. Ambos negaron los hechos, y resulta más indignante aún que la extensa investigación realizada, que incluyó decenas de entrevistas, correos electrónicos, documentos legales y reuniones grabadas, demostró que la alta dirección de la OMS hizo caso omiso de las quejas sobre ambos hombres.

Loading...

La mujer que acusó a Diallo de exigir sexo a cambio de empleo aseguró que “a menudo se jactaba de sus conexiones con el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus”.

La investigación además de condenar las aberrantes acciones perpetradas por los acusados, realiza una fuerte crítica a la organización por su modo laxo de investigar y tomar medidas eficaces sobre el asunto.

Incluso “Ocho altos funcionarios reconocieron en privado que la OMS no había abordado eficazmente la explotación sexual durante el brote de ébola y que el problema era sistémico, según muestran las grabaciones de reuniones internas”, indica el informe de investigación.

El informe condena a la OMS por su investigación superficial de las denuncias de abuso, e incluso acusa a los altos mandos por instruir a los denunciantes que no hagan denuncias públicas sobre lo sucedido.

La AP culpó a la OMS por llevar a cabo una investigación superficial de las denuncias de abuso, no observar sus propios protocolos para manejar los cargos de abuso, instruir a los denunciantes para que se callaran y no entrevistar a ninguno de los acusadores.

Algunos de los funcionarios de la OMS que hablaron con los reporteros de AP no se mostraron para nada sorprendidos por las denuncias del Congo e incluso asumieron que la organización posee problemas generalizados respecto a cuestiones de abuso sexual.

Diplomáticos y donantes de la OMS en los Estados Unidos, el Reino Unido y Europa se manifestaron con gran preocupación respecto a las denuncias reveladas y exigieron una inmediata investigación por parte de las autoridades.

“Lo que es alarmante es que la OMS parece estar callando este abuso y no condenar públicamente estas acusaciones. Se habla mucho de dar más dinero a la OMS, pero no creo que ningún gobierno deba comprometerse con eso hasta que sepamos que es una organización en la que podemos confiar”, advirtió la profesora asistente de la London School of Economics, Clare Wenham.

El embajador británico ante las Naciones Unidas, Simon Manley, también se mostró sumamente preocupado por el asunto e incluso advirtió que el “Reino Unido tiene tolerancia cero cuando se trata de la explotación y el acoso sexual”, por lo que se esperan prontas acciones contra la OMS.

Como es sabido, la OMS no es la única organización dentro de las Naciones Unidas en enfrentar escándalos sexuales de este tipo. De hecho, tanto la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) como UNICEF, también habían sido acusadas de abusar de las mujeres en la República Democrática del Congo durante el brote de ébola, según reportó Breitbart oportunamente.

Andrés Vacca


Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Compartir
Continue Reading

Internacional

INFORME COMPLETO: La CIA solía infiltrarse en los medios de comunicación. Ahora la CIA “son” los medios de comunicación

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    2
    Compartidos

 

En los buenos tiempos, cuando las cosas eran más inocentes y sencillas, la psicópata Agencia Central de Inteligencia tenía que infiltrarse encubiertamente en los medios de comunicación para manipular la información que los estadounidenses consumían sobre su nación y el mundo. Hoy en día, no hay ninguna separación significativa entre los medios de comunicación y la CIA.

El periodista Glenn Greenwald acaba de destacar un punto interesante sobre la información del New York Times sobre la llamada historia “Bountygate” que el periódico publicó en junio del año pasado sobre el gobierno ruso tratando de pagar a los combatientes vinculados a los talibanes para atacar a los soldados estadounidenses en Afganistán.

Loading...

“Uno de los reporteros del NYT que originalmente publicó la historia de la recompensa rusa (originalmente atribuida a “funcionarios de inteligencia” no identificados) dice hoy que fue una afirmación de la CIA”, tuiteó Greenwald. “Así que los medios de comunicación -de nuevo- repitieron las historias de la CIA sin cuestionarlas: felicidades a todos”.

De hecho, la historia original del NYT no mencionaba la participación de la CIA en la narración, citando sólo a “funcionarios”, pero este último artículo habla como si desde el principio hubiera estado informando a sus lectores de los orígenes de la historia a través de la mentirosatorturadoranarcotraficante y belicista Agencia Central de Inteligencia. El autor incluso escribe “El New York Times informó por primera vez el verano pasado de la existencia de la evaluación de la C.I.A.”, con el hipervínculo que lleva al artículo inicial que no mencionaba a la CIA. No fue hasta más tarde que el New York Times comenzó a informar de que la CIA estaba investigando las acusaciones de recompensas rusas.

Esta sería la misma narrativa de las “recompensas rusas” que fue desacreditada en septiembre, cuando el alto funcionario militar de EE.UU. en Afganistán dijo que no había surgido ninguna evidencia satisfactoria para las acusaciones, y que fue desacreditada aún más hoy con un nuevo artículo de The Daily Beast titulado “U.S. Intel Walks Back Claim Russians Put Bounties on American Troops“.

El Daily Beast, que ha publicado acríticamente muchos artículos que promueven la narrativa del “Bountygate” de la CIA, informa lo siguiente:

Fue una historia de éxito sobre el regreso de Rusia al “Gran Juego” imperial en Afganistán. El Kremlin había repartido dinero por el largo campo de batalla de Asia Central para que los militantes mataran a las fuerzas estadounidenses restantes. Desencadenó una protesta masiva de los demócratas y sus amplificadores de la #resistencia sobre el títere ruso traicionero en la Casa Blanca cuya admiración por Vladimir Putin había puesto en peligro a las tropas estadounidenses.

Pero el jueves, el gobierno de Biden anunció que, después de todo, la inteligencia estadounidense sólo tenía una confianza “de baja a moderada” en la historia. Traducido de la jerga del mundo del espionaje, eso significa que las agencias de inteligencia han encontrado que la historia es, en el mejor de los casos, no probada – y posiblemente falsa.

Así que los medios de comunicación promovieron agresivamente una narrativa de la CIA de la que ninguno de ellos vio nunca pruebas, porque no había pruebas, porque era una afirmación totalmente infundada desde el principio. Literalmente, publicaron un comunicado de prensa de la CIA y lo disfrazaron de noticia.

Esto permitió a la CIA arrojar sombra e inercia sobre las retiradas de tropas propuestas por Trump en Afganistán y Alemania, y seguir aumentando los sentimientos antirrusos en el escenario mundial, y bien puede haber contribuido al hecho de que la agencia estará oficialmente entre los que están exentos de la performativa “retirada” de Afganistán de Biden.

En las dictaduras totalitarias, la agencia de espionaje del gobierno dice a los medios de comunicación qué historias deben publicar, y los medios de comunicación las publican sin rechistar. En las democracias libres, la agencia de espionaje del gobierno dice ” ¡Oh, amigo, tengo una primicia para ti!” y los medios de comunicación la publican sin rechistar.

En 1977, Carl Bernstein publicó un artículo titulado La CIA y los medios de comunicación” en el que informaba de que la CIA se había infiltrado de forma encubierta en los medios de comunicación más influyentes de Estados Unidos y tenía más de 400 reporteros a los que consideraba activos en un programa conocido como Operación MockingbirdFue un gran escándalo, y con razón. Los medios de comunicación deben informar con veracidad sobre lo que ocurre en el mundo, no manipular la percepción del público para adaptarla a las agendas belicistas de espionaje.

Hoy en día, la colaboración de la CIA se produce a la vista de todos, y la gente está demasiado propagandizada como para reconocerlo como algo escandaloso. Medios de comunicación enormemente influyentes como The New York Times transmiten acríticamente la desinformación de la CIA, que luego los expertos de las noticias por cable hacen pasar por hechos. El único propietario de The Washington Post es un contratista de la CIA, y el WaPo no ha revelado ni una sola vez este conflicto de intereses al informar sobre las agencias de inteligencia de EE.UU. según el protocolo periodístico estándar. Los medios de comunicación de masas emplean ahora abiertamente a veteranos de las agencias de inteligencia como John Brennan, James Clapper, Chuck Rosenberg, Michael Hayden, Frank Figliuzzi, Fran Townsend, Stephen Hall, Samantha Vinograd, Andrew McCabe, Josh Campbell, Asha Rangappa, Phil Mudd, James Gagliano, Jeremy Bash, Susan Hennessey, Ned Price y Rick Francona, al igual que conocidos activos de la CIA como Ken Dilanian de la NBC, al igual que becarios de la CIA como Anderson Cooper y aspirantes de la CIA como Tucker Carlson.

Esto no es la Operación Mockingbird. Es mucho peor. La Operación Mockingbird era la CIA haciendo algo en los medios de comunicación. Lo que estamos viendo ahora es a la CIA actuando abiertamente como los medios de comunicación. Cualquier separación entre la CIA y los medios de comunicación, incluso cualquier pretensión de separación, ha sido abandonada.

Esto es malo. Esto es muy, muy malo. La democracia no tiene sentido si los votos de la gente no se emiten con una clara comprensión de lo que está sucediendo en su nación y su mundo, y si su comprensión está siendo moldeada para adaptarse a las agendas del mismo gobierno en el que se supone que deben influir con sus votos, lo que tienes es la fuerza militar y económica más poderosa en la historia de la civilización sin ninguna responsabilidad ante el electorado. Es sólo una inmensa estructura de poder que se extiende por todo el mundo y que hace lo que quiere a quien quiere. Una dictadura totalitaria disfrazada.

Y la CIA es la peor institución que podría encabezar los movimientos de esa dictadura. Un poco de investigación sobre las muchas, muchas cosas horribles que la CIA ha hecho a lo largo de los años te mostrará rápidamente que esto es cierto; diablos, sólo un vistazo a lo que la CIA estaba haciendo con el Programa Phoenix en Vietnam será suficiente.

Hay una ilusión común en nuestra sociedad de que las agencias gubernamentales depravadas que se sabe que han hecho cosas malas en el pasado simplemente han dejado de hacer cosas malas por alguna razón. Esta creencia está respaldada por cero pruebas, y se contradice con montañas de pruebas en contra. Se cree porque es cómodo, y literalmente por ninguna otra razón.

La CIA no debería existir en absoluto, y mucho menos controlar los medios de comunicación, y mucho menos los movimientos del imperio estadounidense. Ojalá algún día conozcamos una humanidad totalmente libre del dominio de los psicópatas, desde nuestro comportamiento planetario total como colectivo, hasta los pensamientos que tenemos en nuestras propias cabezas.

Que podamos extraer sus horribles dedos de cada aspecto de nuestro ser.

 

Caitlin Johnstone


Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    2
    Compartidos
Continue Reading

Internacional

Colonial Pipeline paga 5 millones de dólares a los autores del ‘hackeo’ para poder restablecer la distribución de gasolina

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Compartir

Colonial Pipeline desembolsó el viernes pasado casi 5 millones de dólares para desbloquear sus sistemas de transporte de combustibles paralizados por un virus maligno el mismo día, informa Bloomberg citando a dos fuentes cercanas a la transacción.

La operadora de una red de oleoductos en el este de Estados Unidos realizó la transacción en una criptomoneda horas después del ataque ocurrido el 7 de mayo y que desembocó en una crisis de gasolina en cuatro estados: Florida, Georgia, Carolina del Norte y Virginia.

En cuanto recibieron el pago, los hackers proporcionaron una herramienta de descifrado para que se restaure la red informática bloqueada. Sin embargo, el efecto de la herramienta resultó ser tan lento que la compañía siguió usando sus propios medios para resolver el problema.

Un representante de Colonial Pipeline no ha querido realizar comentarios sobre el asunto.

Loading...

El miércoles, diversos medios, incluido The Washington Post y Reuters, informaron citando fuentes anónimas que esta compañía privada no tenía intención de pagar el rescate.

El FBI atribuyó el ataque al grupo de ‘hackers’ DarkSide, que, según afirmó el lunes el presidente Joe Biden, lo realizó desde Rusia. Moscú, por su parte, rechazó cualquier implicación en lo ocurrido.

Por su parte, DarkSide publicó una declaración en su sitio web en la ‘darknet’ que parece abordar el cierre de Colonial Pipeline, reseña CNBC. Bajo el título ‘Acerca de las últimas noticias’, el grupo afirmó que es “apolítico” y que solo quiere ganar dinero sin causar problemas a la sociedad.

El impacto en el suministro

Colonial Pipeline suministra el 45 % de los combustibles, incluida gasolina y diésel, a la costa oriental de EE.UU., transportando 2,5 millones de barriles al día. La suspensión del suministro causó largas colas en gasolineras y compras de pánico, provocando un déficit y disparando el precio de la gasolina hasta los 2,99 dólares por galón, el máximo desde noviembre de 2014. Se reporta que más de 1.000 gasolineras en la región han agotado ya sus reservas.

Georgia, Carolina del Norte y Florida declararon el estado de emergencia este martes y ajustaron regulaciones para acelerar los suministros de combustible.

Este miércoles, el operador envió a trabajadores a abrir algunas de sus reservas de forma manual, pero su funcionamiento no se ha restablecido todavía por completo.

Colonial Pipeline asegura que reanudó sus operaciones en EEUU tras ciberataque

WASHINGTON (Sputnik) — La compañía Colonial Pipeline anunció que ha restaurado completamente las operaciones después de un cierre causado por un ciberataque y está abasteciendo a los mercados a los que sirve en EEUU.

“Colonial Pipeline ahora puede informar que hemos reiniciado todo nuestro sistema de oleoductos y que la entrega del producto ha comenzado a todos los mercados a los que abastecemos”, dijo la compañía.

Colonial Pipeline, que suministra aproximadamente la mitad del combustible a la costa este de EEUU, suspendió sus operaciones después de ser blanco de un ataque informático por parte del grupo de piratería DarkSidesupuestamente con sede en Rusia.

El cierre provocó escasez de combustible y compras de pánico en 12 estados de EEUU y el Distrito de Columbia.


Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Compartir
Continue Reading

Internacional

Biden, el Presidente asesino. Por Christopher Black

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Compartir

 

El 18 de marzo, el presidente Biden hizo la absurda acusación de que el presidente Putin es “un asesino”, un insulto no solo al presidente Putin, sino a toda Rusia. El 18 de abril, la KGB de Bielorrusia y el FSB de Rusia revelaron que habían expuesto un complot, puesto en marcha por orden de Biden, para asesinar al presidente Lukashenko de Bielorrusia junto con numerosos funcionarios, oficiales y familiares, para organizar un golpe de Estado de derecha y establecer un gobierno que permitiría a la OTAN utilizar a Bielorrusia como base para nuevas acciones hostiles contra Rusia.

Dos de las personas involucradas han sido arrestadas, una de ellas ciudadana estadounidense, han sido interrogadas y han manifestado que sus órdenes provenían de la cúpula de los Estados Unidos.

Loading...

El director adjunto del Instituto Ruso de Estudios de la CEI, Vladimir Zharikhin, dijo:

“Creo que, después de esta operación muy bien pensada, una operación conjunta de los servicios de inteligencia rusa y bielorrusa, la oposición bielorrusa no ha sido derrotada todavía, sino derribada. Sin lugar a dudas, la dependencia de la oposición de las fuerzas externas, en primer lugar, de Estados Unidos, se está revelando con bastante claridad. En segundo lugar, los métodos que se estaban discutiendo en las cintas de video claramente convierten a la oposición bielorrusa de combatientes ideológicos en miembros de un grupo terrorista en lugar de uno ideológico”.

La exposición del complot revela que la supuesta oposición a Lukashenko es una banda de asesinos y terroristas y, una vez más, expone a los líderes estadounidenses como igualmente criminales. Los estadounidenses ven los asesinatos de líderes extranjeros que se interponen en su camino como un método de rutina en su búsqueda del dominio mundial. Otro nombre para los EE. UU. podría ser el nombre de un grupo de éxito de la mafia: Murder Incorporated. Trujillo, Arbenz, Allende, Diem, Lumumba, Ghaddafi, Sadat, Hussein, son solo algunos de los nombres de sus víctimas que me vienen a la mente. Los lectores sin duda pueden agregar más a la lista con intentos de asesinato, como Fidel Castro. Pero no olvidemos los asesinatos de sus propios líderes que se interpusieron en el camino de los poderes detrás de la presidencia de Estados Unidos; víctimas como Jack Kennedy, Bobby Kennedy, Martin Luther King.

Más allá del asesinato de individuos, Biden supera a Trump en su ansia de guerra y sangre, con su rápida escalada de hostilidades hacia Rusia y China, y el aumento del aluvión de propaganda contra ambos para demonizarlos en la mente del público occidental. La situación se ha deteriorado hasta ahora debido a las provocaciones estadounidenses, que China advirtió que está preparada para luchar contra Estados Unidos y Japón si eso es lo que se necesita para proteger sus derechos soberanos sobre Taiwán, y Rusia retiró a su embajador de Washington en marzo y hace varios días esencialmente le dijo al embajador de Estados Unidos que se fuera de Moscú y, a pesar de su fanfarronada de no irse, se ha ido.

Normalmente, una humillación tan merecida para Estados Unidos sería noticia de primera plana en Occidente, pero casi no se informa sobre el hecho, ni que los complots de Estados Unidos contra Bielorrusia hayan sido expuestos. Los pueblos estadounidenses y aliados no pueden conocer la verdad cuando avergüenza a sus líderes y los expone por lo que son.

Una historia objetiva de Estados Unidos desde sus inicios etiquetaría a esta nación como una nación asesina, ya que sus líderes y personas solo se contentan cuando matan a otros para enriquecerse y se matan unos a otros a medida que su sociedad brutal desciende a un registro diario de tiroteos masivos y el terrorismo policial contra la población negra, sobre lo que Biden no hace absolutamente nada.

La gente no está protegida porque su gobierno no puede, y peor aún, no quiere hacerlo. Pero, ¿qué podemos esperar de Biden cuando ha apoyado con entusiasmo todas las guerras que los estadounidenses han iniciado en el mundo desde que tenía la edad suficiente para hablar?

Y ahora se está arriesgando a la Tercera Guerra Mundial, una guerra nuclear que borrará a su nación de la historia, junto con el resto de nosotros, si mantiene la retórica hostil y las acciones hostiles contra aquellas naciones que se niegan a someterse a los dictados de Estados Unidos. Una vez me dijeron en Moscú que los estadounidenses son vistos como completamente irracionales y, por lo tanto, muy peligrosos. Viven en un mundo de ilusiones, creen que las ilusiones son realidad y están convencidos de que son invulnerables. Quizás es esto lo que los ha llevado al error fundamental de intentar librar una guerra en varios frentes a la vez, contra Rusia, contra China, contra Irán, Corea del Norte, todos los cuales pueden infligirles daños fatales si estallara una guerra, pero si lo hace, también significa el fin de toda la humanidad.

Rusia, China, Irán, Corea del Norte han pedido la paz, el diálogo, el respeto del derecho internacional, la reducción de armas de todo tipo, un orden mundial justo y no un orden mundial estadounidense brutal. Pero estos llamados se rechazan de plano y se satisfacen con más demandas de obedecer a los EE. UU., como si esta nación, fundada en la esclavitud y el genocidio, tuviera alguna autoridad moral para decirle algo a nadie.

Rusia, China y las demás naciones tienen la verdad de su lado, pero como escribió Clausewitz en Sobre la naturaleza de la guerra,

“La verdad en sí misma rara vez es suficiente para hacer que los hombres actúen … La fuente de acción más poderosa del hombre radica en sus emociones”.

Esto, por supuesto, es la clave de la guerra de propaganda que está librando Estados Unidos, para difundir una falsa “verdad” pero con suficiente contenido emocional para motivar a su gente a apoyar la agresión que planean. Las naciones que resisten están en posesión de la verdad real, pero están limitadas en su capacidad para influir en el pensamiento y la acción entre los pueblos del oeste debido al control total sobre los medios de comunicación en el oeste.

Los objetivos políticos de los estadounidenses y sus vasallos de la OTAN guiarán su uso de la violencia para lograr sus fines. Esto no es fácil de determinar basándose únicamente en la retórica, en las palabras, por lo que tiene que ser determinado por sus acciones, lo que hacen en lugar de lo que dicen. Los estadounidenses afirman estar a favor de la paz y la democracia, pero viven de la guerra y la destrucción de la democracia. Afirman estar a favor de los “derechos humanos”, pero no reconocen ninguno a menos que los impongan ellos mismos y lo utilicen como cebo para que los ingenuos los arrastren por el camino de la guerra. Afirman que se preocupan por ese hombrecillo Navalny, pero quieren la destrucción de Rusia como estado, tal como lo hicieron Hitler y sus nazis, mientras que su prisionero político, Leonard Peltier, languidece durante décadas en prisión en Ft. Leavenworth. No son diferentes de los hitlerianos, usan los mismos métodos, hacen las mismas amenazas, no le importa nada la ley o la moral. Afirman que quieren estabilidad en Europa pero concentran sus ejércitos contra las fronteras de Rusia, lo rodean con sistemas de misiles y planean una guerra nuclear. Hacen lo mismo con China.

Su loca lógica interna los lleva al abismo. Su sociedad se está desmoronando. El mundo lo ve. El mundo lo sabe. Si no tuvieran armas nucleares, nadie los pensaría dos veces, excepto como un ejemplo triste y trágico de cómo una sociedad, basada en el egoísmo y la capacidad ilimitada del individuo para explotar a los demás, conduce a una forma de infierno en la tierra.

Ahora estamos en un punto más bajo en la relación política entre Rusia y Estados Unidos. Ya no tienen embajadores presentes en la capital del otro. El diálogo, que los rusos han estado instando durante años se ha roto y lo ha hecho porque no hay buena voluntad proveniente de Estados Unidos en absoluto, solo insultos, amenazas y preparativos para la guerra. No puedes hablar con un perro rabioso.

Podemos esperar que aparezcan voces más razonadas en Washington, pero esa es una esperanza vaga, ya que todas las facciones de ambos partidos buscan dominar el mundo y siempre están ansiosas por la guerra. Podemos esperar que Rusia siga jugando bien, pero el otro lado no conoce reglas y todo es posible. Los gobiernos de Rusia y China y las otras naciones amenazadas por Estados Unidos saben a lo que se enfrentan.

Pero, ¿se da cuenta la gente del mundo de lo que depara el futuro si la situación no cambia para mejor? No creo que lo hagan ni lo tomen en serio si lo hacen. Entonces, me parece que deberíamos pedir una defensa internacional del pueblo de Rusia y China y las otras naciones víctimas, con el objetivo de exponer las mentiras, los objetivos detrás de las mentiras y los riesgos de aniquilación que enfrentamos a menos que ellos, los estadounidenses y sus títeres son detenidos. Porque si dejamos que la guerra mundial los detenga, estamos perdidos.

 

Christopher Black*

* abogado penalista internacional con sede en Toronto. Es conocido por varios casos de crímenes de guerra de alto perfil


Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Compartir
Continue Reading

Radio Cadena Española

¿Quiere recibir las últimas noticias en TELEGRAM?

ESCALPELO LITERARIO Y CINÉFILO

LOS LÍMITES DE LA MENTE

LA BANDERA ESPAÑOLA

getfluence.com
Advertisement
Advertisement
Advertisement

Copyright © 2020 all rights reserved alertanacional.es

Translate/Traducir »
<-- PAUSADO PROPELLER -->