Connect with us

Europa

El laborismo espera asegurar su toma totalitaria de la sociedad británica a través de la “emergencia climática”

Published

on

John McDonnell
Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Aquí lo tienen. No hay más camuflajes o máscaras. Se quitaron la careta. El discurso de John McDonnell (N. de T.: diputado laborista británico) esta semana dirigido a los líderes de negocios en la sede de UK Finance (Finanzas de Gran Bretaña), la cámara empresarial de banqueros y financieros que agrupaa 250 firmas, constituyó un manifiesto de la revolución marxista dura dado en la guarida del enemigo de clase.

Loading...

Según las informaciones, McDonnel habló con tono desapasionado y sobrio. Era la voz del commissar [N. de T.: comisario político] totalmente bajo control, desmenuzando en detalle sus demandas post-revolucionarias a la clase capitalista derrocada. La desventurada “former people” [NdT: los venidos a menos] han sido debidamente notificados: el mes pasado McDonnel les dijo a los gerentes generales de las más grandes empresas: “Yo creo realmente que Marx logró un análisis crítico del capitalismo que debemos tener en cuenta”.

Loading...

Las tesis de McDonnell es el plan maestro para la Revolución Británica. Toda revolución necesita un pretexto, un factor desestabilizador que promueva la conmoción social, y un laborista corbynista ha aprovechado la “crisis” del cambio climático. McDonnell, haciéndose pasar por el salvador del mundo, anunció los planes para imposibilitar que sea invertido dinero en compañías que no aprueben la valuación de buenas prácticas climásticas según los criterios del laborismo. También dijo que el laborismo va a sacar de cotización en la Bolsa a toda firma que no tenga credenciales verdes satisfactorias.

No es de sorprender que algunos críticos de la City de Londres denunciaran esto como “totalitarismo financiero”. Semejantes políticas insanas equivalen a desmantelar el sistema financiero de Gran Bretaña.

La oportunidad en que se formuló el discurso es impecable. Con tantas instituciones e inversores en la duda respecto a mantener su presencia en Gran Bretaña debido a las incertidumbres del Brexit, un marxista manipulando los aparejos del sistema financiero pondrá a la City de Londres dentro de la tormenta perfecta de desinversiones y retiros de capital.

McDonnell ya había invitado a los extremistas del cambio climático que pertenecen a la agrupación Extinction Rebellion como asesores de la banca laborista en el Parlamento. Intenta crear un Instituto de Inversiones Sustentables manejado por el canciller (él mismo), el secretario de negocios y el gobernador del Banco de Inglaterra. “El Instituto de Inversiones Sustentables tendrá la responsabilidad de asegurar que el Banco de Inglaterra está haciendo su parte en frenar el ingreso de dinero a proyectos que matarán (SIC) el planeta o que desestabilizarán nuestra economía”, dijo McDonnell.

¿Desestabilizar la economía? Dios no lo quiera. El laborismo ya está comprometido con un programa extravagante de renacionalización del agua, de la mayoría del sector energético y de los ferrocarriles que costará 175 mil millones de libras, de acuerdo al CBI [NdT: Confederation of British Industry, la principal cámara empresarial británica]. Esta economía planificada será custodiada, como lo ha revelado The Sunday Times, por la irresistible Oficina de Responsabilidad Presupuestaria que depende del Parlamento y no del Tesoro y que llevará adelante planes de la oposición durante las elecciones generales – un ejercicio partisano descarado.

El laborismo espera asegurar su toma totalitaria de la economía y de la sociedad al invocar la tan promocionada “emergencia climática”. Desde sus orígenes como fuerza política en los ’90, el Grande Peur del calentamiento global ha sido adoptado como una herramienta de propaganda de la izquierda.

Al agrandar el ‘Proyecto Miedo’ exponencialmente, el objetivo es mover a las economías desde una economía de tiempos de paz a una economía de guerra, con el Estado arrogándose a sí mismo poderes sin precedentes en el nombre de salvar el planeta de la catástrofe.

Los Gobiernos han abrazado el alarmismo climático desde el principio porque la treta les permitió agregar impuestos adicionales y aumentar el poder del Estado. La izquierda, encallada por el triunfo de la economía pro-mercado de Thatcher/Reagan y por el colapso de la Unión Soviética bajo el peso de la esclerótica planificación de la economía, se refugió en el marxismo de la Escuela de Frankfurt que busca controlar la cultura más que los sistemas económicos.

Gradualmente esta émigration intérieure marxista descubrió el potencial de las políticas de cambio climático para desestabilizar la sociedad Occidental y retornar a una ofensiva revolucionaria, camuflada de verde. El ultimatum de McDonnell de esta semana a la industria de servicios financieros es la culminación de años de propaganda alarmista.

¿Está cambiando el clima? Sí, por supuesto, siempre lo está. Aún en el corto plazo que hay entre el Periodo Cálido Medieval y el inhospitalario frío del final del S. XVIII cuando el Támesis se congelaba en su superficie hasta un metro y medio de profundidad todos los inviernos, de tal forma que había parques de diversiones sobre hielo todos los años – un lapso que representa un nanosegundo en la eco-historia – Inglaterra experimentó significantes cambios de temperatura. La actividad solar es el mayor determinante climático. ¿Qué se supone que debemos hacer? ¿Bajar el termostato del sol a nivel 4?

El cambio climático demanda una respuesta mesurada, especialmente en las áreas costeras. En otras partes del mundo podrá tener un efecto más serio. Pero describir esta variación rutinaria como “crisis” es extravagante. Como el dinero de los contribuyentes está en juego, ya es tiempo de que el gobierno británico conduzca una investigación adecuada y neutral sobre este supuesto fenómeno, tomando en consideración científicos de toda clase de opinión.

Intergubernamental del Cambio Climático] ha hecho al mundo un flaco favor al politizar el tema. Tuvo que retractarse de casi todas sus predicciones, desacreditadas por eventos posteriores – o la ausencia de evento alguno. Los alarmistas climáticos determinaron hace una década atrás, con objetivos propagandísticos, declarar que “la ciencia ya ha hablado” y clausuraron el debate – apartándose así de la práctica científica establecida.

Escándalos como el desacreditado “palo de hockey”, los ejemplos de Al Gore de desprendimientos de hielo y el “ocultemos el declive” de la Universidad de East Anglia no tuvieron ningún efecto en confrontar el caso alarmista. La aplicación del mote de “negador del cambio climático” [climate deniaer] a todo científico disidente refleja una motivación ideológica más que científica dentro de los promovedores de las campañas de calentamiento global. El movimiento se ha convertido perturbadoramente en un culto. El espectáculo de los líderes del mundo rindiendo pleitesía a una jovencita de 16 años que, rara, alega poder ver CO2 con sus ojos nos retrotrae a la histeria alrededor de la Cruzada de los Niños [NdT: eventos parte reales y parte ficticios del año 1212 luego de la Cuarta Cruzada].

Necesitamos una evaluación objetiva antes de comprometernos a ninguna de estas medidas extremas. Las predicciones de calentamiento global modeladas por computadora todavía no se han reflejado en las temperaturas de superficie. No hay que quedarse en la complacencia, pero tampoco sumergirse en el pánico. Si las extremas predicciones de los alarmistas climático son implementados, será el final de la sociedad capitalista, lo que John McDonnell sabe muy bien.

Aún así todos aquellos de su misma persuasión han obtenido un pase libre de las mismas personas e instituciones que buscan derrocar. La respuesta a este Manifiesto Comunista por parte de los líderes de negocios fue un coro para aplacarlos: “El Canciller en las sombras tiene razón en estar preocupado por el cambio climático y nuestro sector tiene un importante rol que jugar…”. “Claramente, hay que hacer más para combatir el cambio climático…”. Y de parte del presidente de UK Finance, Stephen Jones: “Lograr que haya cero emisiones de carbón para el año 2050 es difícil pero es un objetivo crítico por el cual debemos trabajar todos juntos y nuestro sector está listo para responder en consecuencia”.

El Gobierno conservador ya se ha comprometido a esta insano y desacertado objetivo de cero emisiones de carbón para el año 2050 a un costo de £ 1,5 billones – un Danegeld (*) de los alarmistas que reducirá radicalmente los estándares de vida de este país [Gran Bretaña].

Pocos en Westminster [el Parlamento Británico] han tenido el coraje de sacarse de encima a los grupos de presión del establishment y decir: “Éste es un proyecto revolucionario marxista que usa previsiones climáticas dudosas y controvertidas como pretexto. Necesitamos someter esta teoría a investigación crítica”.
Por tres décadas, un “liberal-social” político de “centro derecha” y el establishment financiero ignoraron la colonización de escuelas, universidades, medios de comunicación y todos los foros de influencia del pensamiento marxista. Ahora, esta ideología revitalizada está emergiendo de las catacumbas culturales y marchando contra su objetivo tradicional, el capitalismo, cuyo sistema inmunológico es inexistente. Tengan miedo.

Notas:

(*) Danegeld: Impuesto abusivo impuesto o extorsión que se le pagaba a los vikingos (danises, danish) para evitar que ingresaran a las aldeas y las saquearan.

Fuente: La Tribuna del País Vasco


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Advertisement
Loading...
Deje aquí su propio comentario

Europa

Lección de compromiso con lo humano a la basura progre: Un sacerdote infectado muere tras renunciar a su respirador para salvar la vida de un joven

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Ni siquiera en una situación delirante cabría imaginar a Pablo Iglesias, a Juan Carlos Monedero o a Irene Montero, entre otros muchos próceres de la basura progresista, renunciando a su respirador en beneficio de otra persona. Esto es lo que ha hecho un sacerdote de 72 años, fallecido en Italia, después de que renunciara al respirador que necesitaba debido al coronavirus.

Loading...

Según ha informado la prensa italiana, el sacerdote Giuseppe Berardelli, de Casnigo, en la diócesis italiana de Bégamo, decidió renunciar al respirador que le habían proporcionado para salvar la vida de un joven también infectado por coronavirus.

Loading...

«Don Giuseppe murió como sacerdote. Y me conmueve profundamente el hecho que él, arcipreste de Casnigo, haya renunciado a su respirador para destinarlo a alguien más joven que él», explican.
«Era un sacerdote que escuchaba a todos, sabía escuchar, quienquiera que se dirigía a él sabía que podía contar con su ayuda», dice Clara Poli, durante años alcaldesa de la localidad de Fiorano y quien conocía muy bien al sacerdote. «Cuando se le veía pasar siempre estaba alegre y lleno de entusiasmo. Ha regalado paz y alegría a nuestra comunidad».


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Europa

Italia asume que dejará morir a los mayores de 80 años para tener espacio y medios suficientes en otros casos con mayor esperanza de vida

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

A las víctimas de coronavirus en Italia se les negará el acceso a cuidados intensivos si tienen 80 años o más, o incluso si arrastran problemas de salud, de cara a maximizar los recursos sanitarios.  Esta al menos es la propuesta contenida en un documento elaborado por el departamento de protección civil de la región del Piamonte.

Loading...

Algunos médicos ya han asumido que se dejará morir a los mayores de 80 años para tener espacio y medios suficientes en otros casos con mayor esperanza de vida

Loading...

La unidad ha elaborado un protocolo, según cuenta The Telegraph, que determinará qué pacientes deben o no recibir tratamientos en cuidados intensivos en el caso de que no hayan espacios suficientes. La capacidad de cuidados intensivos en Italia ha llegado al límite a medida, mientras el coronavirus sigue propagándose.

Según se señala en el citado documento, “los criterios para el acceso a la terapia intensiva en casos de emergencia deben incluir la edad de menos de 80 o una puntuación en el índice de comorbilidad de Charlson de menos de 5 años.

También se considerará la capacidad del paciente para recuperarse de la reanimación.

Un médico manifestó: “[Quién vive y quién muere] se decide por edad y por las condiciones de salud [del paciente]. Como es en una guerra”.

El documento añade: “El crecimiento de la epidemia actual hace probable que se alcance un punto de desequilibrio entre las necesidades clínicas de los pacientes con COVID-19 y la disponibilidad efectiva de recursos intensivos.

“En caso de que sea imposible proporcionar a todos los pacientes servicios de cuidados intensivos, será necesario aplicar criterios para acceder a un tratamiento intensivo, que depende de los recursos limitados disponibles”, continúa.

Y añade: “Los criterios establecen pautas si la situación se vuelve de una naturaleza tan excepcional como para que las elecciones terapéuticas, en el caso individual, dependan de la disponibilidad de recursos, lo que obliga a los [hospitales] a centrarse en aquellos casos en los que el costo / beneficio relación sea más favorable para el tratamiento clínico”.

Luigi Icardi, concejal de salud en Piamonte, manifestó: “Nunca quise llegar a una situación así. [El documento] será vinculante y establecerá, en caso de saturación de las salas, un código de precedencia para el acceso a cuidados intensivos, basado en ciertos parámetros como la supervivencia potencial “.

El personal médico sale de una tienda de campaña en Brescia, en el norte de Italia.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Europa

La UE pagará 2.000 euros a inmigrantes que retornen de forma voluntaria a sus países de origen desde Grecia

Published

on

Inmigrantes cerca de la frontera entre Turquía y Grecia
Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

La Comisión Europea pagará 2.000 euros por persona en un programa destinado a incentivar el retorno voluntario de inmigrantes desde Grecia a sus países de origen.

Loading...

Así lo anunció este jueves la comisaria europea de Asuntos de Interior, Ylva Johansson, junto al ministro de Migración griego, Notis Mitarakis, durante una visita a Atenas. Johansson aclaró que se trata de un programa temporal financiado por la Comisión Europea para ayudar a descongestionar las superpobladas islas del Egeo.

Loading...

El programa dará sólo un mes a las personas acogidas (y llegadas antes del 1 de enero) para presentarse voluntarias y será gestionado junto a la Organización Internacional de las Migraciones (OIM) y Frontex, informa Efe.

Mitarakis destacó que se trata de un esfuerzo añadido a los 10.000 traslados que el Gobierno ha prometido realizar a Grecia continental durante el primer trimestre de 2020.

Según la OIM, 49.505 personas se han acogido a su programa de retorno voluntario asistido y reintegración desde 2010 hasta el término del año pasado.

Estaba previsto que a esta visita acudiera también la presidenta de la CE, Ursula von der Leyen, pero su presencia se ha pospuesto para poder centrarse en la coordinación de la lucha europea contra el coronavirus.

Uno de los principales objetivos era que las autoridades europeas se hicieran una idea sobre la situación de los alrededor de 5.000 refugiados menores no acompañados que hay en los campos griegos.

Esta semana, Alemania anunció que estaría dispuesta a acoger junto a otros países europeos a entre 1.000 y 1.500 niños. «Es muy urgente encontrar una solución porque la infancia y la adolescencia sólo se viven una vez», destacó la comisaria.

Un total de siete países de la Unión Europea se han comprometido a aceptar a 1.600 niños y adolescentes no acompañados que se encuentran en campamentos de refugiados en Grecia, según ha anunciado Johansson. Fuentes comunitarias han indicado a Europa Press que los países que acogerán a los menores no acompañados serán Alemania, Portugal, Francia, Irlanda, Luxemburgo, Croacia y Finlandia. En lo que se refiere a la cantidad de menores migrantes que acogerá cada país, la cifra está aún por acordar.

Johansson se reunió también con el primer ministro griego, el conservador Kyriakos Mitsotakis, quien hizo hincapié en que se debe comprender a nivel internacional que la situación no es un problema migratorio sino de «seguridad nacional».

«Gente oprimida como peones»

Mitsotakis añadió que tanto Grecia como Europea se enfrentan a una amenaza asimétrica en sus fronteras terrestres y marítimas con Turquía «utilizando a gente oprimida como peones».

La comisaria explicó también que espera que un nuevo marco regulatorio del asilo sustituya al fracasado reglamento de Dublín después de Semana Santa.

Según Johansson, la Comisión está trabajando para encontrar un acuerdo entre los diferentes Estados, especialmente después de que a finales de febrero el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, decidiera abrir las fronteras a los millones de migrantes y refugiados que viven en su país.

A todo el mundo no le gustará el nuevo marco, «pero lo aceptarán», aseguró la comisaria.

 


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading
Advertisement
Advertisement
Advertisement

Copyright © 2019 all rights reserved alertanacional.es

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
ArabicBulgarianChinese (Simplified)DanishEnglishFinnishFrenchGermanGreekItalianNorwegianPortugueseRomanianRussianSpanishTurkish
A %d blogueros les gusta esto: