Connect with us

Internacional

Los ‘derechos humanos’ del islam

Published

on

En la imagen, la cumbre que la OCI celebró en Estambul en 2016. (Imagen: captura de un vídeo de Al Yazira).
Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Janet Tavakoli.- Tras presenciar cómo la República Islámica de Irán viola los derechos humanos, adopta la ley de la sharia, persigue a otras religiones, asesina a los disidentes y obliga al poder judicial a ponerse al servicio del Ministro de Inteligencia, parece claro que lo peor que puede ocurrirle a un país libre occidental es permitir que los fundamentalistas islámicos se hagan con un gobierno.

La mayoría de los 1.600 millones de musulmanes del mundo rezan en árabe, aunque no sea su lengua materna. El problema, sin embargo, no reside en la traducción, sino en la ideología.

Quince de los diecinueve secuestradores del 11-S eran árabes saudíes; dos eran de Emiratos Árabes Unidos, uno era de Egipto y otro del Líbano. Todos eran de países de lengua árabe.

Los eruditos musulmanes no se unieron para protestar por el acto terrorista del 11-S. En su lugar, muchos celebraron una victoria: el Corán incluye pasajes que permiten la violencia para expandir el islam.

La mayoría de los denominados musulmanes son amantes de la paz, pero como hay 164 versículos del Corán que prescriben la yihad, muchos musulmanes pueden sentir que sería herético o desleal condenarlo.

Los países de lengua árabe no son los únicos que apoyan el terrorismo. Según el Departamento de Estado de EEUU, la República Islámica de Irán sigue siendo el principal Estado patrocinador del terrorismo. Irán también anunció recientemente que seguirá financiando el terrorismo, incluidas las organizaciones terroristas Hezbolá [“El Partido de Alá”] y Hamás.

Irán sigue financiando la fatua de muerte dictada contra un europeo, el novelista británico Salman Rushdie, por Los versos satánicos –una novela–, dictada en 1989 el ayatolá Jomeini, muerto hace mucho tiempo. El año pasado, la recompensa por su cabeza se incrementó en otros 600.000 dólares, alcanzando casi los 4 millones de dólares.

Hasta su muerte a principios de este año, el ayatolá Vaez-Tabasi, un prominente clérigo chií en Irán, que presidió el santuario del Imán Reza, el cual atrae anualmente a tantos visitantes como La Meca, llamó a librar una “perpetua guerra santa”.

Los fundamentalistas ven a Mahoma como el hombre perfecto. Sin embargo, Mahoma fue el guía de sus violentos seguidores, que violaron, esclavizaron a presos de guerra y asesinaron a los no creyentes como parte del plan de expansión del islam. Hoy, dicha conducta es emulada por los terroristas islámicos en Irak, Siria, Sudán, Pakistán, Bangladés, Mauritania y Nigeria, por citar sólo unos pocos.

Mahoma tuvo varias esposas, entre ellas una esclava que se le dio como regalo. Con los cincuenta años ya cumplidos, le pidió a un amigo la mano de su hija, de seis años, y consumó el llamado matrimonio cuando la niña tenía nueve. Aunque Mahoma criticaba las costumbres corruptas de sus contemporáneos árabes, mantuvo relaciones sexuales con una niña que era demasiado menor para tener capacidad de consentimiento; en Occidente llamamos a esto estupro. (Sahih Bukhari, volumen 5, libro 58, número 234)

Haciendo referencia a la vida de Mahoma, los fundamentalistas permiten matrimonios forzosos con menores en países como Arabia Saudí, Afganistán, algunos Estados del Golfo e Irán.

Si los líderes musulmanes fundamentalistas no entienden lo errónea que resulta esta ideología a ojos de occidente, tal incomprensión podría dar lugar a una visión fundamentalmente distinta de los derechos humanos: para Occidente, estos valores se encarnan en la Ilustración –valores como las libertades individuales, la libertad de pensamiento, la investigación desinteresada– , y en la Declaración Universal de los Derechos Humanos: que todos los pueblos, al margen de su raza, religión o sexo, tienen derecho a la vida, a la libertad y la seguridad personal, y a la libertad frente a la tortura, la esclavitud y el trato degradante.

Para los 57 miembros de la Organización de Cooperación Islámica (OCI), sin embargo, todos los derechos humanos deben basarse en primer lugar en la ley religiosa islámica, la sharia: todo lo que esté dentro de la sharia es un derecho humano, y todo lo que esté fuera de la sharia no es un derecho humano.

Por lo tanto, la esclavitud, o el sexo con menores, o pegar a las mujeres, o llamar “adulterio” a las violaciones que no cuentan con cuatro testigos –castigado con la pena de muerte–, o que una mujer valga oficialmente la mitad que un hombre, son todo “derechos humanos”.

En 2005, después de que el dibujante danés Kurt Westergaard dibujara una viñeta que satirizaba suavemente a Mahoma por encargo de un periódico, muchos clérigos musulmanes lo acusaron de blasfemia y pidieron su muerte. Entre ellos, un clérigo paquistaní que ofreció un millón de dólares de recompensa para quien asesinara al danés. Protestaron miles de musulmanes. En 2010, un asaltante musulmán, hacha en mano, atacó a Westergaard en su casa; por fortuna, Westergaard pudo escapar a una habitación segura.

Los gobiernos occidentales deberían mantenerse firmes frente a quienes nos chantajean para que renunciemos a nuestras libertades. Ningún gobierno inteligente debería debilitar el derecho a la libertad de expresión para aplacar a una gente que se presenta falsamente como víctimas, cuando a menudo son, en realidad, los agresores.

Los musulmanes reformistas y la crisis de credibilidad

La mayoría de los 1.600 millones de musulmanes del mundo no aprueben quizás la violencia y las violaciones de los derechos humanos, pero el hecho sigue siendo que los fundamentalistas no son un grupo marginal: ocupan posiciones de alto nivel en la jerarquía clerical musulmana. Hay decenas de millones (o más), y cada uno de ellos parece creer que su interpretación del islam es la única correcta. De este grupo, se calcula que cientos de miles son yihadistas dispuestos a tomar parte de la violencia activa.

Muchos musulmanes reformistas afirman que se les incluye injustamente en el mismo montón que esa cuadrilla de extremistas, pero si lo que están diciendo es que hay una división, puede que muchas veces no lo hayan expresado con demasiada claridad.

Cuando Martín Lutero, sacerdote católico y profesor de Teología, repudió dos enseñanzas fundamentales de la Iglesia Católica, reconoció que, por definición, ya no era católico. Formó parte de la Reforma protestante, y a sus seguidores se les conoce como luteranos.

Los musulmanes reformistas pueden seguir llamándose musulmanes, pero nunca podrá haber un Corán 2.0. Se considera que toda palabra del Corán es la palabra de Alá, similar a los Diez Mandamientos como la palabra directa de Dios. Nadie puede negar que Alá quiso decir realmente lo que se supone que Alá dijo. Las interpretaciones, sin embargo, sí difieren, y desde 1948 han provocado la muerte de 11 millones de musulmanes a manos de otros musulmanes.

Así que imaginemos lo que les podría deparar a los no musulmanes.

El islam, además, parece haberse estructurado para ser difundido mediante la violencia, la “yihad dura” y la “yihad blanda”: En la yihad dura entran el terrorismo, el asesinato y el intento de asesinato. En la yihad blanda entran la reescritura de la historia, como ha ocurrido con la votación de la Unesco que afirma que antiguos monumentos bíblicos, como la Tumba de Raquel o la Cueva de los Patriarcas, son islámicos, cuando el islam histórico ni siquiera existió hasta el siglo VII; la migración para hacer crecer el islam (héjira), como estamos viendo ahora en Europa y con las amenazas turcas de inundar Alemania de migrantes; la penetración cultural, como la promoción del islam en los libros de texto escolares o ajustar el currículum a la “corrección política”; la infiltración política y educativa, así como la intimidación (una yihad blanda bajo la que se esconde una yihad dura).

Más lamentable es que todo esto se haga tan a menudo, como con la Unesco, con la ayuda y la complicidad de Occidente.

Tanto la yihad dura como la blanda han sido históricamente el modo con que el islam ha podido imponerse en Persia, Turquía, Grecia, el sur de España, Portugal, todo el norte de África y toda Europa oriental. Depende de nosotros que no nos lo vuelvan a hacer.

Anuncios

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Advertisement
Deje aquí su propio comentario

Europa

El rechazo a los judíos crece de manera espectacular en Francia

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Los actos antisemitas crecieron un 74 por ciento en Francia el 2018: profanación de cementerios, amenazas físicas, vandalismo, «ejecuciones simbólicas», un asesinato en los últimos 15 meses, culminando una trágica historia de violencia y crímenes.

Christophe Castaner, ministro del Interior, hizo recientemente este balance del crecimiento del antisemitismo: «Se propaga como un veneno, ataca, pudre los espíritus, asesina».

Castaner aludía al asesinato de dos ancianas, Sarah Halimi y Mireille Knoll, viudas, judías, asesinadas a cuchilladas, con una frialdad atroz, en unas condiciones que relanzaron, en su día, entre el 2017 y el 2018, la emergencia trágica de un «nuevo antisemitismo nacional».

Esas dos muertes habían sido precedidas, hace años, por la muerte de un obrero marroquí, apaleado y arrojado al Sena, al final de una manifestación de Jean-Marie Le Pen, el 1995. Desde entonces, desde hace más de veinte años, el antisemitismo ha continuado creciendo y propagándose con manifestaciones siempre inquietantes.

Durante las peores jornadas de la crisis de la franquicia de los chalecos amarillos, varias «familias» de ultraderecha racista y antisemita, organizaron «ejecuciones simbólicas» de Emmanuel Macron y otros personajes públicos asociados al «capitalismo apátrida y judío».

Según las estadísticas oficiales, el antisemitismo creció un 74 % el año pasado: 311 actos antisemitas el 2017, 541 actos anti semitas el 2018. Crece, asimismo, la gravedad de ese tipo de ese tipo de delincuencia racista: 358 amenazas físicas; 102 atentados contra la propiedad privada; 183 «acciones»… que oscilan entre la violencia física, las tentativas de asesinato, y un asesinato, el año pasado, tras otro asesinato un año antes.

A la violencia física, ensangrentada, de manera recurrente, se añade la violencia simbólica, moral. Atizaron la más viva inquietud, hace meses, las imágenes de varios cementerios judíos profanados con cruces ganadas. Gran impacto tuvieron, en su día, las imágenes de Simone Veil -política legendaria, figura mítica, deportada con su familia, en Auschwitz- manchadas con cruces gamadas y una sola palabra: «Juden».

La inmensa mayoría de las acciones, violencias y profanaciones anti semitas son cometidas, en Francia, por grupúsculos que se encuentran a la extrema derecha de la extrema derecha tradicional de la familia Le Pen.

Varios de esos grupúsculos comenzaron a crecer hace diez años, presentándose como partidos «antigentuza».

(ABC)

Anuncios

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Europa

Italia: Salvini sale y los inmigrantes entran

Published

on

En la imagen: Matteo Salvini. (Fuente de la imagen: Parlamento Europeo/Flickr)
Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Por Soeren Kern.- El nuevo gobierno de Italia, que ha prometido revertir el enfoque de línea dura del exministro del Interior, Matteo Salvini, respecto a la política migratoria, parece haber generado una nueva ola de inmigración masiva del norte de África.

Más de 1.400 inmigrantes han alcanzado las costas italianas desde que el nuevo gobierno asumió el cargo el 5 de septiembre, según los datos recopilados por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

Sólo durante las últimas semanas, el número de llegadas de inmigrantes a Italia ha crecido de manera gradual: 59 inmigrantes llegaron el 6 de septiembre; 67 llegaron el 9 de septiembre; 121 llegaron el 14 de septiembre; 259 llegaron el 15 de septiembre; 275 llegaron el 18 de septiembre; y 475 llegaron entre el 19 y el 25 de septiembre, según la OIM. En general, el número de llegadas de inmigrantes en septiembre de este año ha crecido más del 100% respecto al número de llegadas en septiembre de 2018.

Muchos de los nuevos inmigrantes están llegando a Italia utilizando nuevas rutas de tráfico de personas que tienen origen en Turquía. En las últimas semanas, al menos cinco barcos de inmigrantes han desembarcado en Calabria, en el extremo sur de Italia. El 21 de septiembre, por ejemplo, 58 inmigrantes, todos varones paquistaníes, alcanzaron el puerto calabrés de Crotona.

Las mafias de tráfico de personas también están utilizando nuevas rutas en el sur del Mediterráneo para llevar a gente a Italia desde el África subsahariana. En las últimas semanas, las organizaciones criminales han utilizado pequeños barcos para transportar a los inmigrantes desde Libia a Túnez, y cruzar desde allí a Lampedusa, la isla más al sur de Italia, que es un trayecto más corto y menos arriesgado. EL 20 de septiembre, por ejemplo, 92 inmigrantes del África subsahariana —Gambia, Costa de Marfil, Malí y Senegal—alcanzaron Lampedusa.

Al mismo tiempo, el nuevo gobierno de Italia también parece estar adoptando un enfoque más indulgente respecto a los barcos de rescate operados por las organizaciones benéficas europeas, que han sido acusadas de coordinarse con las mafias de tráfico de personas para recoger a los inmigrantes de la costa de Libia y transportarlos a los puertos italianos.

El 14 de septiembre, el Gobierno italiano autorizó al Ocean Viking, de bandera noruega y operado por las organizaciones benéficas francesas SOS Méditerranée y Médecins Sans Frontières (MSF), atracar en Lampedusa, donde se permitió el desembarco de 82 inmigrantes recogidos de la costa de Libia.

El 24 de septiembre, el Gobierno italiano permitió al Ocean Viking, esta vez con 182 inmigrantes a bordo, atracar en el puerto siciliano de Mesina.

Mientras que Salvini había prohibido que los barcos de rescate de inmigrantes atracaran en los puertos italianos, la actitud del nuevo gobierno, más indulgente, también parece estar animando a las organizaciones no gubernamentales (ONG) europeas. El 23 de septiembre, la ONG española Open Arms anunció que iba a reanudar el rescate de los inmigrantes a bordo de un barco llamado Astral.

En agosto, el Open Arms y su barco de rescate, llamada igual, participó en el plante de tres semanas frente al Gobierno italiano, que se negó a permitir que el barco atracara en los puertos italianos.

Después de que más de una decena de inmigrantes saltaran por la borda y trataran de nadar hasta la costa, el fiscal siciliano Luigi Patronaggio ordenó el 20 de agosto que el Open Arms, anclado a un kilómetro de Lampedusa, atracara en Sicilia para que sus pasajeros pudieran desembarcar. Las imágenes de vídeo posteriores mostraron que el Open Arms había escenificado los saltos para manipular a la opinión pública. Después, las autoridades italianas retuvieron el barco.

El Gobierno español prometió adoptar una línea más dura contra la ONG Open Arms. El 21 de agosto, la vicepresidenta en funciones de España, Carmen Calvo, declaró a la Cadena SER que el Open Arms no tenía permiso para transportar inmigrantes y que podría recibir una multa de 900.00 euros por vulnerar la prohibición de navegar a las aguas libias. Esa amenaza no parece haber disuadido a la ONG Open Arms. Ahora dice que rescatará a los inmigrantes en el mar Egeo entre Grecia y Turquía.

Las ONG como Open Arms afirman estar desempeñando una inestimable labor humanitaria para salvar la vida de los refugiados y los solicitantes de asilo que huyen de la guerra y la opresión en sus países de origen. Las estadísticas muestran algo totalmente distinto.

De los que llegaron a Italia por mar en los primeros seis meses de 2019, 600 (21%) eran de Túnez; 400 (14%) eran de Pakistán; 300 (10%) eran de Argelia; 300 (10%) eran de Irak; 200 (7%) eran de Costa de Marfil; 200 (7%) eran de Bangladés; 100 (3,5%) eran de Sudán; 100 (3,5%) eran de Irán; 100 (3,5%) eran de Marruecos; y 50 (1,7%) eran de Egipto, según el ACNUR.

Los datos indican que la mayoría de los inmigrantes que llegan a Italia son inmigrantes económicos, no refugiados que huyen de las zonas en guerra.

En algunos casos, los inmigrantes que llegan a Italia son delincuentes incondicionales que se hacen pasar por refugiados. EL 24 de septiembre, el periódico italiano Il Giornale informó de que un barco de rescate alemán llamado Sea Watch 3, que en junio embistió contra un barco italiano de control de fronteras que estaba intentando impedir que alcanzara la costa, permitió que tres traficantes de personas que se estaban haciendo pasar por refugiados desembarcaran en Lampedusa.

Hace poco fueron arrestados un guineano y dos egipcios, Hameda Ahmed y Mahmud Ashuia, en Mesina. Se les acusa de dirigir un campo de detención de inmigrantes en Libia, donde supuestamente torturaron, violaron, secuestraron e incluso asesinaron a inmigrantes del África subsahariana que intentaban llegar a Europa. Il Giornale informó de que el nuevo gobierno italiano había intentado ocultar la información sobre los arrestos a la opinión pública antes de que la noticia se filtrara a los medios.

Entretanto, los ministros del Interior de Francia, Alemania, Italia y Malta se reunieron el 23 de septiembre en La Valeta, la capital maltesa, donde acordaron una propuesta tentativa para que los inmigrantes naufragados sean “redistribuidos voluntariamente” por toda la Unión Europea.

El plan de cuatro puntos, que será presentado a los ministros del Interior de los 28 Estados miembros de la UE en una cumbre en Bruselas los días 17 y 18 de octubre, está diseñado para impulsar al nuevo gobierno de Italia al mostrar la “solidaridad europea”.

Ya han fracasado antes otras propuestas similares, y no hay motivos para creer que esta será diferente, en gran parte porque el concepto de la solidaridad europea es un mito. Hasta ahora, sólo seis Estados de la UE han accedido a la redistribución de los inmigrantes: Francia, Alemania, Grecia, Italia, Malta y España.

El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, ha insistido en que el problema de la inmigración “no debe seguir alimentando la propaganda antieuropea”. También ha dicho que la línea del Gobierno sobre la inmigración ilegal, más suave, se basa en la “fórmula del nuevo humanismo”. Ha nombrado a Luciana Lamorgese, burócrata de carrera que tiene puntos de vista moderados sobre la inmigración como nueva ministra del Interior de Italia. La periodista italiana Annalisa Camilli explicó los cambios:

“En esencia, Italia le está diciendo a Europa: rompemos con la política del pasado. Es un fuerte mensaje de que Italia ha decidido volver a alinearse con Alemania, Francia y España en vez de alinearse con país [contrarios a la inmigración] como Hungría y Polonia, como ocurrió con Matteo Salvini, el exministro del Interior de extrema derecha”.

Salvini ha condenado al nuevo gobierno diciendo que es un “producto de París y Berlín, fruto del miedo a renunciar al poder, sin dignidad y sin ideales, con las personas equivocadas en el lugar equivocado”.

Salvini también ha acusado a Conte de reabrir las compuertas de la inmigración masiva: “Conte ha reabierto los puertos italianos, y los desembarcos de inmigrantes han aumentado por primera vez en dos años”, dijo en una entrevista en el canal de televisión Sky Tg24. También tuiteó: “El nuevo gobierno reabre los puertos, Italia vuelve a ser el CAMPO DE REFUGIADOS de Europa. Ministros abusadores que odian a los italianos”.

Desde que Salvini anunció sus políticas migratorias de línea dura en junio de 2018, el número de llegadas de inmigrantes a Italia —así como el número de muertos y desaparecidos— se ha reducido considerablemente. El número de llegadas por mar se redujo desde los 119.369 a los 23.370 en 2018, un descenso del 80%, según el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados. Durante ese mismo periodo, el número de muertos y desaparecidos disminuyó de los 2.873 a los 1.311, un descenso de más del 50%.

En 2019 se ha mantenido una tendencia similar: 2.800 inmigrantes llegaron a Italia por mar entre enero y junio de 2019, frente a los 16.600 que llegaron durante el mismo periodo de seis meses en 2018 y los 83.800 en 2017, según el ACNUR.

Esta tendencia a la baja se revirtió de forma clara inmediatamente después de que el nuevo gobierno asumiera el poder en septiembre, como muestran los datos de la OIM.

Es probable que la vuelta de la inmigración masiva a Italia eche a los votantes italianos a los brazos de Salvini, que en este momento es el político en el que más confían los italianos, según una nueva encuesta publicada por el periódico Il Giornale el 19 de septiembre. La encuesta también reveló que el partido de Salvini, la Liga, es ahora el partido político más popular en Italia, y que, si las elecciones se celebraran hoy, Salvini ganaría por un amplio margen.

“El nuevo gobierno no podrá eludir el juicio de los votantes italianos por mucho tiempo”, tuiteó Salvini. “Estamos preparados. El tiempo es un caballero. Al final, seremos nosotros quienes ganemos”.
Fuente: Gatestone Institute.

Anuncios

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Asia

(VÍDEO SIN CENSURA) La infamia de la OTAN: Lo que en realidad está haciendo Turquía en Siria

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

De puntillas.

La actuación canallesca de Turquía en Siria está pasando de puntillas. Y NO es lo que parece.

Con la excusa de atacar a los restos del DAESH -que nadie, excepto los kurdos, han sido capaces de vencer- Turquía lanzó una gran ofensiva hace unos cuantos días. Mentira todo, por supuesto. Turquía ha entrado en Siria para aniquilar a todo kurdo que se le cruce, ya sea hombre, mujer o niño. Faltaría más. Los kurdos llevan molestando a Turquía desde hace mucho tiempo… y ahora les ha llegado la hora de pagar.

Con plena anuencia de la OTAN por supuesto. Turquía es parte de la OTAN.

Hace varios años, un rabino judío publicó en el periódico más importante de Israel -Haaretz- que el DAESH era un “artefacto” creado por la CIA y el Mossad. Y prueba de ello es que jamás han atacado a Israel.

Y justo ahora, que los kurdos, con la valiosísima ayuda de voluntarios de todo el mundo -siendo los voluntarios españoles posiblemente los mejores y más valientes- han reducido al Ejército Islámico a una sombra acorralada, justo ahora, Turquía lanza una ofensiva gigantesca. Que casualidad.

De momento, la población civil fallecida es kurda. Casualidades. Y el disciplinado comportamiento de un ejército regular perteneciente a la OTAN se resume en… el siguiente vídeo. En el que tropas turcas uniformadas y perfectamente pertrechadas se llevan algunos “pequeños recuerdos” de un combate contra… sí, han acertado. Un puñado de kurdos.

Pasen, y vean.

Anuncios

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading
Advertisement Enter ad here
Advertisement
Anuncios
Advertisement
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
ArabicChinese (Simplified)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
A %d blogueros les gusta esto: