Matando ruiseñores: sabemos lo que hicisteis en la última República - ALERTA NACIONAL
Connect with us

Opinión

Matando ruiseñores: sabemos lo que hicisteis en la última República

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

A partir del 18 de julio de 1936, se produjo el asombroso fenómeno de la invasión de España por un número indeterminado de naves alienígenas, extraños y desconcertantes OVNIs que con sus ojos luminosos buscaron por muchos rincones de nuestra Patria a monjas y frailes, sacerdotes y obispos, e incluso a simples católicos que pasaban por allí o allá, cuyos crucifijos y rosarios detectaban con su altísima tecnología.

En implacables razzias, en pogroms incontenibles, en cacerías pasmosas, las naves produjeron un tremendo fenómeno de abducción de muchos religiosos, hasta el punto de que «desaparecieron» en torno a los 7.000. Así, sin más: se volatilizaron, se esfumaron, se los tragó la tierra, se los llevaron en sus carros de fuego no se sabe bien adónde, aunque, como una parte de estas víctimas abducidas ya ha sido beatificada, se supone que hacia las praderas celestiales.

Más o menos esto es lo que ya cuentan a los niños en las escuelas, donde les explican que en aquellos lejanos tiempos bastaba con chasquear dos dedos para hacer desaparecer a un católico, a un adorador nocturno, a un requeté, a una monja concepcionista, a un claretiano de Barbastro.

Pero hay más, damas y caballeros, porque la feligresía católica no fue la única en desaparecer, ya que, al alimón con ella, también esas naves de otros mundos abdujeron a milicianos puño-en-alto, a todos los torturadores que veían con su ojo tipo HAL 9000, a los chekistas luciferinos que bebían la sangre de sus víctimas, a los revolucionarios que hacían chorizos con la carne masacrada de sus víctimas. Mas aquí el apocalipsis abductor fue todavía más implacable, ya que, mientras que sobrevivieron algunos religiosos, no quedó ningún miliciano, todos se evaporaron, se desintegraron en magmas etéreos: solo quedó la buena gente. O igual sucedió otro fenómeno asombroso: que, por una memorfosis kafkiana, los asesinos se convirtieron en corderitos lechales, o en encantadores pussycats.

Vaya casualidad, que desaparezcan a la vez religiosos y milicianos, que desaparecieran los desaparecedores, y que, para culminar la apoteosis de magia a la «Houdini» aparecieran por doquier, como traídos de otro planeta, legiones de seres angelicales, de buenísimas personas, de luchadores pacíficos por la libertad, que, lejos de cometer maldades y fechorías ―noooo, qué va― fueron fusilados sin piedad en las numerosísimas cunetas por orden de un Darth Vader con bigote, que los genocidó porque sí, a los pobres que no habían hecho nada.

El caso es que estos genocidados no están apareciendo en las cunetas que con tanta porfía buscan los herederos de los desaparecedores, sino que más bien aparecen los otros desaparecidos. Otro fenómeno asombroso, magia potagia…

El caso es que, allá, en las cumbres del Himalaya de mentiras, estas naves alienígenas se ventilaron a la flor y nata de nuestro clero, o igual los tiraron por sus barrancas, vete a saber, embutidos en cajas de madera atiborradas de cal viva. Lo malo es que sus abducciones no eran incoloras, sino un tanto gores, ya que se teñían con la sangre que manaba a borbotones de sus gargantas cercenadas, de sus miembros serrados y echados de comer a los cerdos; tampoco eran indoloras, por el espanto de los ojos arrancados, los testículos arrancados, los pechos cortados, los úteros violados llegaría posiblemente hasta el fatídico planeta desde el que un dios cornudo envió a sus escuadrones abductores. Todo este horror lo explico con detalle en mi libro El Himalaya de mentiras de la memoria histórica.

Según la televisión de Rosa María Mateo, las 14 monjas concepcionistas franciscanas que fueron beatificadas el pasado 22 de junio fueron un ejemplo más de esas «desapariciones», que se produjo no se sabe bien cómo, aunque ya les digo que este portento fue obra de extraterrestres, porque la gente del inframundo no es de esta Tierra, claro.

Portento donde los haya, que te beatifiquen por desaparecer, sin que haya que hacer nada más, con el «Houdini» chequeando los procesos de beatificación. Dentro de nada, ya verán, el señor de las Moscas empezará a «beatificar» ―bueno, esta palabra no es la más exacta: la correcta ya la saben ustedes― a aquellos milicianos «desaparecidos», y qué les voy a decir que hará con la hueste de buena gente que fue juzgada y fusilada sin ningún motivo.

O sea, que no mataron ruiseñores en aquellos tiempos, sino que, simplemente, volaron, desaparecieron…

Como se dice en la película «Matar un ruiseñor»: «Prefiero que dispares a latas en el patio trasero, pero sé que vas a ir tras los pájaros. Dispara a todas las urracas que quieras, si puedes golpearlas, pero recuerda que es un pecado matar a un ruiseñor». «Los ruiseñores no hacen nada malo, sino que hacen música para que disfrutemos: no comen los jardines de la gente, no anidan en graneros, pero cantan en sus corazones para nosotros. Por eso es un pecado matar un ruiseñor».

Pero, ojo, porque sabemos lo que hicisteis en la última República…


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Advertisement
Deje aquí su propio comentario

Opinión

Comparando la sentencia de la Arandina con las de Rodrigo Lanza

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Hoy será un día para analizar con detenimiento la controvertida e importante sentencia del ‘caso Arandina’. De los jugadores de ese equipo de Aranda de Duero. Tres jóvenes que han sido condenados a 38 años de cárcel por agredir sexualmente a una menor de 15. ¿Cuáles son los hechos probados, según el juez? Que los tres contactaron a través de redes sociales con ella, que los jugadores sabían que era una menor pero esta menor fue al piso de uno de ellos y los tres en el comedor abusaron sexualmente de ella y finalmente ella fue con uno de los tres al dormitorio, donde se realizó la relación sexual completa.

El tribunal dice que además de la agresión, que está penada con 15 años, impone 14 más a cada uno por haber ayudado a que los demás también agredieran sexualmente a la joven. Esto plantea varias dudas. Primero si realmente la Justicia tiene que sumar algunos años de sentencia o tiene que sopesar la proporcionalidad de la pena. ¡38 años! Y sobre todo, la Justicia comparada. Y la sensación de que a veces los tribunales a veces se dejan influir por la presión de la opinión pública.

Las comparaciones son odiosas y en Justicia probablemente más. Pero a lo mejor resulta que si en lugar de agredirla sexualmente, la hubieran matado, la pena no llegaría a 38 años. Hemos visto hace relativamente poco que por matar a un individuo – que llevaba los tirantes de la bandera de España – golpearle por la espalda y patearle en el suelo por parte de un antisistema que ya tenía su historial llamado Rodrigo Lanza, el jurado y un juez lo condenador a cinco años de prisión. ¡Cinco años! ¿Cuánta pena le caerá al descuartizador de Marta Calvo? Del que se duda si la mató directamente o indujo su muerte mediante el suministro de drogas. Después, descuartizó el cadáver según él mismo lo ha confesado y lo repartió entre contenedores. A lo mejor resulta que está por debajo de los 38 años. José Bretón, el padre que mató a sus dos hijos, los quemó y esparció sus huesos para castigar a su mujer de la que se había separado, ha sido condenado a 40 años revisables. Solo dos años más.

En el ‘caso Arandina’ estamos hablando de una miserable agresión sexual. En la que se da por válido exclusivamente el testimonio de la agredida. Que, por cierto, cambió en alguna ocasión de relato. Claro, hay sentencias que hay que mirar con lupa. Este caso va a ser recurrido y veremos hasta qué instancia llega y cuál es la decisión final de los tribunales. Pero son 38 años para cada uno de ellos. Tener tratos con una menor, obligando a una menor a realizar cosas – que interpretan los condenados que la menor estaba deseando hacer – debe ser penado. Y debe caer sobre ellos la acción de la Justicia. Pero las proporcionalidades de las penas deben ser cuanto menos contempladas.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Opinión

La ex cúpula de UGT al banquillo

Published

on

texto alternativo
Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Los artífices de la imputación por las facturas falsas, fueron de Juez Mercedes Alaya y el Sindicato Manos Limpias, en el contexto cursos de formación.

CRONOLOGÍA

PRIMERO.- Manos Limpias, desde el año 1999, venía denunciado el fraude de los curos de formación por los agentes sociales, patronal y sindicatos.

En asesinado Fiscal de la Audiencia Luis Portero, inició un proceso contra UGT, que se desactivó cuando fue asesinado por la banda terrorista ETA.

SEGUNDO.- Posteriormente Manos Limpias, denunció ese mismo fraude, de CCOO y UGT y la Patronal en la Audiencia Nacional, recayendo en la Magistrada Teresa Palacios, pero diversos avatares de la Fiscalía bloquearon la denuncia.

TERCERO.- Posteriormente, en diversos juzgados de Castilla y León, Castilla la Mancha, Madrid, Barcelona, Islas Canarias, Mallorca, Asturias, Cantabria, País Vasco, Andalucía, Manos Limpias interpuso múltiples denuncias.

CUARTO.- Ya en el año 2012, la Jueza Mercedes Alaya y la acusación Manos Limpias, afronta con valentía el procedimiento contra UGT-A por fraude en los cursos de formación donde UGT-A se lucraba a través de facturas falsas.

QUINTO.- Simultáneamente, Manos Limpias, denunció ese fraude masivo en la Audiencia Nacional, órgano competente, al tratarse de un fraude a nivel nacional.

La denuncia recayó en el Juez Santiago Pedraz, que de forma irresponsable se inhibe alegando que la Jueza Mercedes Alaya estaba instruyendo un caso individualizado en Sevilla.

EL FRAUDE ES COMPETENCIA DE LA AUDIENCIA NACIONAL

A tenor de lo preceptuado en la Ley Orgánica del Poder Judicial, el órgano competente es la Audiencia Nacional.

Manos Limpias, insta al Consejo General del Poder Judicial a que la Audiencia Nacional asumiera tales procesos a demás solicitó la creación de un Juzgado Central de Instrucción para esa macro causa.
La respuesta el silencio más absoluto.

SE APARTA A LA JUEZA MERCEDES ALAYA Y SE CRIMINALIZA A MANOS LIMPIAS

Con objeto de que este masivo fraude no lesionara la imagen de los agentes sociales, se apartó a la Jueza Mercedes Alaya de esa investigación y posteriormente se criminaliza a Manos Limpias, para desactivar su acción popular.

El fraude de las facturas falsas UGT-A se dirime en otro juzgado de instrucción nº 9 de Sevilla hurtando la competencia de Mercedes Alaya.

SE TRATA DE UNA ORGANIZACIÓN CRIMINAL

El fraude de los cursos de formación constituye a tenor de lo preceptuado en el Código Penal, la estructura de una organización criminal duradera en el tiempo y con una estructura piramidal y unos fines ilícitos y delictivos.

LA JUSTICIA ESTA APLICANDO DISTINTAS VARAS DE MEDIR EN CUANTO A LA DISOLUCIÓN DE ORGANIZACIONES CRIMINALES

Los casos de la Federación de Futbol (Ángel María Villar); el 3% de CDC; Los ERES de Andalucía; BBVA; GÜRTEL (PP), entre otros muchos, no se ha pedido por la Fiscalía, la disolución y si en cambio para Manos Limpias.

Esta forma de actuar de la justicia, pone en evidencia el principio de seguridad jurídica y de legalidad de los órganos judiciales.

El tiempo pondrá a cada uno en el sitio que le corresponde y algún día quizás muy pronto, la sociedad española, recuperara una organización, Manos Limpias, referente de la lucha contra la corrupción que era incómoda para un régimen y unas instituciones asentadas en la corrupción realizada.

 


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Opinión

El esperpento de sus ”señorías”, “la Tómbola El Cubo” y una inocentada que podría ser fatal

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Recuerdo que hablaba de “esperpento” tras la formación del Congreso saliente de las elecciones del 20-D-2015, en las que se tambaleó por primera vez el bipartidismo que, cierto que más mal que bien, “funcionó” hasta entonces en España, siempre con la inentendible dependencia de los dos grandes partidos, PP y PSOE, de los nacionalistas-para cualquiera que conociera un poco la Historia de España del último cuarto del Siglo XIX y los años 30 del XX-. Evidentemente, después del poco paliativo resultado de la repetición electoral del 26-J-2016; la falta de decisión para rematar al Partido Siempre Opuesto a España -que en mi opinión se hubiera producido de haber ido a unas terceras, como expuse en su día en otro artículo-; la pantomima de intervención de Cataluña tras el desafío del fugado y sus compinches; la moción de censura del resucitado doctor Plagio cum Fraude, al que sus compañeros no “remataron” -políticamente hablando, claro-, apoyado por los partidos anticonstitucionalistas y enemigos de la Unidad -y algo más- de España; la ingobernabilidad del “triunfador” de la moción; la convocatoria anticipada -aunque mucho más tarde de lo que había prometido cuando presentó la mencionada moción- de elecciones generales, 28-A-2019, que no sirvieron para nada; dos investiduras fallidas y nueva llamada a urnas, seis meses y medio después -previa sentencia descafeinada del Tribunal Supremo por el golpe de Estado secesionista-, que sirvieron para menos aún, excepto para desdecirse el eterno aspirante de lo que “le quitaba el sueño” unas semanas antes y fundirse con el causante del insomnio, menos de 48 horas después, en un falso abrazo de “enamorados”; el descarado guiño a ERC con reuniones discretas y secretas para disfrazar la venta de España a las exigencias separatistas; una nueva constitución de las dos Cámaras -la Baja o Congreso y la inexplicablemente llamada Alta o Senado-; la nueva ronda de consultas de Don Felipe VI -que al final le va quitar el puesto a Elena Francis o a Encarna de noche-; la decisión de las juntas penitenciarias catalanas de conceder el segundo grado a los políticos presos y condenados -en mala hora se transfirió esa competencia a Cataluña, don Felipe González y sucesores, que no hicieron nada al respecto-, etc., etc., no cabe duda de que el bueno de don Ramón del Valle Inclán se queda en autor aficionado del género que él creó y que esta casta política ha desbordado con creces.

Recuerdo también, de pequeño, adolescente y joven -muy lejos ya esas tres etapas de mi edad actual-, una “institución” que nunca faltaba en las Ferias de Mayo y Septiembre de mi querida Córdoba, que algunos recordarán, como era la famosa “Tómbola El Cubo” y su no menos popular eslogan “Siempre premia”, cuyo “emblema” más característico era la que ellos publicitaban como la “Muñeca Chochona” -posiblemente hoy serían condenados por las hordas feminazis por este nombre-, una pepona inocente que bien podrían representar hoy, entre otras -no por lo de “inocente”, claro- Ada Colau, Adriana Lastra o Carmen Calvo que, como cordobesa, tal vez hasta la recuerde. Y digo que recuerdo aquello porque, el hoy convertido en generosa ONG, antes Estado Español, parece la versión Siglo XXI de aquella “fábrica de regalos”. No de otra forma se explica que su brazo ejecutor, el Ministerio de Hacienda -hoy en manos de una “miembra” de aquellos corruptos gobiernos socialistas de la “Unta” de Andalucía- publicara las subvenciones a partidos políticos por sus logros electorales.

Así, el citado ministerio concedió en las inútiles elecciones del 28-A la cantidad de 21.167,64 € por escaño -Congreso o Senado-, además de 0,81 € por cada voto al Congreso, siempre que se consiga al menos un escaño, 0,32 € por cada voto al Senado, con la misma condición de alcanzar un escaño y, por si fuera poco, “el Estado subvencionará a partidos, federaciones, coaliciones o agrupaciones, los gastos electorales originados por el envío con 0.21 € por elector en cada circunscripción en la que haya presentado lista al Congreso y al Senado, siempre que la candidatura hubiera obtenido el número de Diputados o Senadores, o de votos, preciso para constituir un Grupo Parlamentario en una u otra Cámara”. Todo esto para unas cámaras que no consiguieron cumplir su primera obligación, formar Gobierno para la Decimotercera Legislatura -treceava, hubiera dicho aquel ministro socialista de Educación, Javier Solana, en los comienzos de lo que después sería una dilatada trayectoria internacional-, sino que dieron lugar a una segunda convocatoria de elecciones que ya dije que no sirvieron para aclarar nada el panorama, pero eso sí, sus “señorías” se apresuraron a recoger su “equipo de trabajo” de última generación, nombrar asesores, formar grupos parlamentarios y las correspondientes comisiones antes de las vacaciones de verano, para añadir a su poco meritado sueldo de parlamentario, los pluses derivados de formar parte de alguna como cargo o simple miembro “de cuerpo presente”, que todo deja algo.

Esta “generosidad” del papá Estado benefactor de la casta política, se vio recortada en un 30 % para las elecciones del 10-N pasado, lo que no se sabe es si ante el fiasco de la legislatura que ni siquiera empezó a andar por la falta de acuerdos citados, se haya procedido a devolver algo de lo recibido, medios materiales personales -en cualquier caso por los que salieron de tan efímero puesto- o económicos por los partidos, al menos proporcionalmente al periodo desde que se disolvieron las Cámaras “sin estrenar” hasta los cuatro años teóricos de legislatura. Sería lo lógico ¿no? Pero sigamos con las subvenciones para las nuevas Cámaras de la Decimocuarta Legislatura. En este caso serán 14.817,35 € por escaño de diputado o senador más 0,57 € por voto al Congreso y 0.22 € por voto al Senado, siempre en las mismas condiciones de conseguir al menos un escaño, de acuerdo con la Orden del Ministerio de Hacienda publicada en el BOE. Lo que no cambia es el importe de 0,21 euros por elector para cubrir gastos de envío directo -papeletas, propaganda y publicidad- con los mismos requisitos anteriores de “…constituir Grupo Parlamentario en una u otra Cámara”. Grupos que, una vez validados por la Mesa, cobrarán 29.026 € al mes, además de una cantidad variable en función del número de escaños que se fijará sobre la base de 1.670,17 €/mes por diputado. ¿Se entiende ahora el interés de los partidos por conseguir como sea formar grupo parlamentario propio o con escaños prestados? Por cierto, se fijaba para ayer, día 11, la formación de los grupos y en breve conoceremos la de las correspondientes comisiones y sus componentes que, a la asignación básica de 2.981,86 €/mes sumarán las que se fijen, que para la Mesa del Congreso oscilarán entre 3.257 € para el presidente y 1.002 € para los secretarios y algo parecido para el Senado, aparte de gastos de representación y de libre disposición, así como 1.921 €/mes en concepto de “indemnización” que recibirán los diputados de circunscripciones de fuera de Madrid -muchos residentes en la capital- o los 917 €/mes los “madrileños”. Todo ello desde el día 3, que se constituyeron las Cámaras. Que no les falte de “ná” a sus “señorías” para la Navidad, esa en la que un 70 % de los “elegidos” no creen.ç

Y para que el esperpento sea completo, los representantes del PP y de VOX en la Mesa del Congreso -por supuesto los de PSOE y Podemos también- parece que votaron a favor de que ERC y EH Bildu tengan grupo parlamentario propio pese a los “particulares” acatamientos que emplearon los diputados de estos partidos al jurar o prometer sus cargos.

Mientras tanto, siguen los juegos de trileros entre PSOE y su director PSC con ERC, presionada por el Junts per Cataluña desde Waterloo. Los tres primeros han celebrado ya tres reuniones, dos de ellas en Barcelona, saldadas con fórmulas híbridas de entendimiento. En la primera se hacen públicos dos comunicados, ERC decía que su postura en relación a la eventual investidura “sigue siendo negativa” y que hay que “abordar políticamente un conflicto que es, esencialmente de naturaleza política”, mientras el PSOE hablaba de “Encauzar el conflicto político de Cataluña”. En la segunda, teóricamente “secreta”, los primeros insistieron en que “hay un conflicto político que debemos resolver políticamente” mientras los segundos hablaban de “activar la vía política” y, por último, la tercera se resume en un comunicado conjunto de siete líneas para la “Definición de los instrumentos necesarios para encauzar el conflicto político” y “Abordar el acuerdo desde el respeto y el reconocimiento institucional mutuo”, o sea ¿iguales?.  Es decir, el guión dictado desde Cataluña y Bélgica a la marioneta fraudulenta que sólo quiere seguir en el colchón de la Moncloa el tiempo que sea posible y a costa de lo que haga falta, “comprometiéndose” -que ya sabemos lo que para este personaje significa- con su postureo característico a que , “en caso de que se alcance un acuerdo con ERC para desbloquear la investidura, éste se hará “público” y será “dentro del marco de la Constitución”. Ya se encarga el que manda en ese partido, el “bailón” Miguel Iceta en preparar el terreno con su visión de “naciones” dentro del Estado español: “Las he contado. Según los Estatutos de Autonomía, ocho, y si sumamos el preámbulo de Navarra, nueve. Los Estatutos de Galicia, Aragón, Valencia, Baleares, Canarias, Andalucía, País Vasco y Cataluña dicen que son nacionalidades, o nacionalidades históricas. Nación y nacionalidad son sinónimos” ha dicho tan pizpireto, como es él. O sea que ni leer sabe el ahora “diplomado” en Geografía e Historia. Pues verá, Sr. Iceta, nuestro diccionario de la RAE en ningún caso establece como sinónimos esos dos términos como sí lo son “estulticia” y “necedad”, que le vienen que ni pintados a ustedes. Para su conocimiento, Nación tiene tres acepciones: “1.- Conjunto de los habitantes de un país regido por el mismo gobierno. 2.- Territorio de una nación. 3.- Conjunto de personas de un mismo origen y que generalmente hablan un mismo idioma y tienen una tradición común”. Tres condiciones que no se ajustan precisamente a la realidad de Cataluña, que por mucho que quieran los separatistas está bajo el Gobierno de España, incluso el actual, mal que les pese; siempre fue parte de algún territorio perteneciente a otra nación, ya sea la milenaria Hispania romana, Aragón, Francia o España desde hace más de quinientos años y por mucho que insista el condenado y “visionario” Oriol Junqueras, ni los catalanes tienen el mismo origen y mucho menos superior ni su lengua y costumbres son únicas. Por su parte, Nacionalidad también tiene otras tres, las dos primeras, “condiciones” de formar parte de una nación, que ya hemos visto que no lo es Cataluña:

“1.- Condición y carácter peculiar de los pueblos y habitantes de una nación.N2.- Vínculo jurídico de una persona con un Estado, que le atribuye la condición de ciudadano de ese Estado, en función del lugar en que ha nacido, de la nacionalidad de sus padres o del hecho de habérsele concedido la naturalización”. Y la tercera, creada ad hoc, por la absurda cesión hecha en la Constitución Española a los nacionalistas: “3.- Comunidad autónoma a la que en su Estatuto, se le reconoce una especial identidad histórica y cultural”, que se reduce al corto periodo que la Segunda República permitió la perversión del lenguaje que ahora se quiere continuar por la vía de los hechos, muchos de ellos delictivos, sin razón ni fundamento histórico alguno.

Ante todo eso, la irrelevancia en que ha quedado Ciudadanos y, por tanto, el último mensaje de Inés Arrimadas, el silencio preocupante de Pablo Casado y las dudas sobre si el Rey tendrá el valor de tomar la decisión que necesita España, en lugar de encomendar la investidura al que quiere apoyarse en los que pretenden precisamente acabar con la Monarquía, ofrecen un oscuro panorama en lo que podría ser una fatal “inocentada” si, como pretende el aspirante, se cerrase un acuerdo in extremis el próximo 28 de diciembre, que parece improbable porque los de ERC están pendientes del calendario judicial de aquí al 19 de diciembre, con tres incógnitas judiciales por resolver, una vez conocida ayer la resolución de instituciones penitenciarias sobre la concesión del segundo grado a los políticos condenados por sedición, la vista sobre la Euro Orden respecto a la posible inmunidad o no de Carles Puigdemont, la sentencia definitiva del Tribunal de Justicia de la Unión Europea sobre la de Oriol Junqueras y la inhabilitación de Quim Torra que pide la Fiscalía por su delito de desobediencia por no quitar los lazos amarillos de las instituciones catalanas. Y mientras, algunos barones socialistas -modernos (González, Guerra, Corcuera, Vázquez o Leguina) y antiguos (García-Page o Lambán)- amagan sin dar, por si acaso, desde su “preocupación” sobre las peligrosas alianzas de su todavía Secretario General.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading
Advertisement
Advertisement
Advertisement

Copyright © 2019 all rights reserved alertanacional.es

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
ArabicBulgarianChinese (Simplified)DanishEnglishFinnishFrenchGermanGreekItalianNorwegianPortugueseRomanianRussianSpanishTurkish
A %d blogueros les gusta esto: