Misterios del 10-N (2): la conspiración de las muñecas de Overton - ALERTA NACIONAL
Connect with us

España

Misterios del 10-N (2): la conspiración de las muñecas de Overton

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Por Laureano Benítez Grande-Caballero.- Entre quienes investigamos en las estrategias que usa el NOM para adoctrinar en su perversa ideología es un hecho ya muy conocido que la ingeniería social que quiere imponer un pensamiento o hecho concreto se vale de la metodología conocida como «la ventana de Overton», cuya estrategia consiste en injertar en las poblaciones aborregadas una idea absolutamente abominable, que cualquier ser humano normal rechazaría de plano, siguiendo la táctica de proceder con pequeños pasos, en etapas sucesivas sin solución de continuidad, de manera que cada escalón superior engloba el anterior y va un poco más allá en la consecución del objetivo que se persigue, hasta que éste, sin que la gente sea plenamente consciente, anida definitivamente en los cerebros lavados. El caso más prístino y espectacular ha sido el del aborto, que de ser un crimen perverso y execrable ha pasado a ser un «derecho» de la mujer. Y ya se están dando los pasos para la inserción en nuestras degeneradas culturas de la zoofilia, la pedofilia y el canibalismo.

Antes de conocer este procedimiento tan moderno, yo solía explicar la ingeniería social del NOM usando el símil de las muñecas rusas, las matriuskas, que se encajan unas en otras de mayor a menor tamaño, hasta que se alcanza la última, enrocada en el final de la cadena. El hecho de que, procediendo desde la mayor a la menor, cada muñeca engloba a la de menor tamaño que la sigue, dota a este juguetito de un gran parecido con la «Ventana de Overton», con lo cual podemos llamarle «las muñecas de Overton».

Estas muñecas son más viejas que el mundo, pues el globalismo surgió muy posiblemente desde el mismo momento del «big-bang», pero es a raíz de la generalización planetaria de los medios de comunicación cuando empezaron a desfilar por nuestras sociedades, como «marjorettes» del Averno, como femens disimuladas, como brujas desescobadas made in Tavistock. Y no vean los sabrosos pucheros que saben cocinar estas matriuskitas.

Bueno, pues volviendo a nuestros pucheros, los indicios de fraude en las elecciones del 10-N no solamente hay que buscarlos en misteriosos algoritmos, en sospechosas sacas de correos, o en censos inescrutables donde es imposible saber si quien vota en una mesa está correctamente inscrito en el colegio electoral que le corresponde. Dejando para más adelante la revelación de cuál es la muñequita más recóndita, la más pequeña pero la más importante, procedamos a describir la secuencia desde fuera hacia dentro, donde cada matriuska viene con su puchero bajo el brazo, o sea, que nos dan pucheros como panes.

Todo empezó el 11-M, donde un golpe de Estado en forma de atentado de falsa bandera dio el poder a Zapatero, cuando el PP iba a volver a ganar las elecciones. ¿Quién lo cometió?: pues los mismos que han pilotado nuestro país desde la Transición, que habían permanecido hibernados desde las calendas del 36 en sus cápsulas draculianas, en sus ataúdes tipo jálouin, retirados a sus madrigueras durante la España de Franco. Los que proclamaron la República desde un balcón de la Puerta del Sol en el 31 son quienes redactaron la Constituta, los que se autogolpearon el 23-F, los que provocaron el holocausto de Atocha, los que dirigieron el vivac del 15-M, quienes leyeron la cartilla a Rajoy en México en el 2008 para que aceptara sin rechistar la agenda globalista y vaciara ideológicamente al PP.

ZP, el de la ceja de Horus, llegó al poder en los trenes de Atocha, impulsando decisivamente la agenda globalista, pues para eso se le dio el poder. Luego vino el masonizado Rajoy, quien no quitó una sola coma de las leyes globalistas del zapaterismo, aunque no las implementó en demasía, en vista de lo cual se hizo necesario defenestrarle, para poner en el Gobierno a un lacayo que, al igual que hizo ZP, diera un nuevo avance a la ideología globalista que quiere destruir nuestra Patria en un maremágnum de crisis económica, desintegración moral, y apocalipsis secesionista.

El 31 de mayo y 1 de junio del año pasado, se perpetró otro golpe de Estado, en forma de moción de censura fraudulenta, pucheril a tope, basándose en una sentencia judicial apostillada por un juez correveidile de George Soros. La maniobra partía del hecho irrefutable de que la izquierda jamás gobernaría en España con la correlación de fuerzas que había en aquel momento, en el cual Podemos se había hecho con casi la mitad de los votos del espectro político de la izquierda. No, lo que hacía falta era disparar los votos del PSOE para que, al ser el partido más votado, tuviera la potestad de formar gobierno, y, desde ahí, relanzar a toda vela la desintegración de España en el magma globalista.

¿Qué hacía falta para acometer este proyecto? Pues hacer un trasvase de votos desde Podemos al PSOE, dado que Sánchez era un perdedor compulsivo de elecciones, que perdía votos en cada comicio, por lo cual jamás llegaría a gobernar, al ser incapaz de conseguir nuevos votantes.

Ese trasvase no era sino el segundo acto del robo que sufrió Podemos en las elecciones del 26 de junio de 2016, en las cuales los podemitas perdieron casi un millón y medio de votos de manera sorprendente, a pesar de la incorporación del electorado de IU, cifrado en casi un millón de votantes. Lo que son las cosas, este sorprendente resultado coincidió con un pasmoso aumento del voto por correo, el cual ya empezó a no ser custodiado por la Guardia Civil. De esta manera, se evitó que los podemitas dieran el «sorpasso» a los socialistas. ¿Por qué razón perdieron tantos votos los podemitas?: nadie lo sabe.

¿Cómo hacer el trasvase de votos de Podemos al PSOE? Pues, para empezar, poniendo al Profanador en la Moncloa, para que organizase nuevas elecciones. A los pocos meses de presidir el Gobierno, el PSOE ya andaba por más de 120 diputados en las encuestas del CIS, cuando todavía no había echado la casa por la ventana en los famosos y demagógicos «viernes sociales». ¿Cómo explicar este misterio, que hace de un perdedor contumaz rechazado por el electorado un ganador que arrasa, un Condemor de la pradera?

Lo más llamativo era que este sorprendente aumento en el número de escaños ―casi 40― no era porque los socialistas ganaran electorado nuevo, sino porque se los quitaban a Podemos, como lo demuestra el fenómeno de que la cantidad de diputados ganada por el PSOE era justamente idéntica a la cantidad de escaños que perdió Podemos en las elecciones del 28-A: ¿casualidad?

Otro misterio gordo es explicar por qué el PP perdió casi 70 diputados, que fueron a parar a Ciudadanos y a VOX y no se sabe adónde más. ¿Qué había hecho el PP para desangrarse de esa manera? ¿Gürtel? ¿El 155 light que aplicó en Cataluña? Impresionante, cuando el PSOE, merced a su contubernio con los sediciosos golpistas, ha subido 40 escaños.

El fuerte trasvase de votos a Ciudadanos parecía presagiar que lo que se buscaba era una mayoría absoluta entre el Profanador y Rivera ―la suma daba 180 diputados―, y ésa era al parecer la orden dictada desde el círculo de Soros, el ventrílocuo de los dos líderes. Sin embargo, algo falló, porque ese pacto no se produjo, al parecer por la negativa de Albert Rivera a negociar con el Profanador. ¿Por qué no lo hizo, cuando Riverita es un fiel lacayo de Soros? Pues les confieso que no lo sé, que esta matriuska se me escapa, y más ante el hecho de que Inés Arrimadas asistió este año a la reunión anual del Club Bilderberg. Y, como en España no cae una hoja al suelo sin que lo ordene Bilderberg, pues hay que sospechar que Rivera recibió órdenes de no pactar con el Profanador. ¿Por qué este súbito cambio de estrategia de la oligarquía globalista? Misterio donde los haya, pero algo tendrá que ver con la decidida voluntad de Bilderberg por liquidar el Régimen del 78 sirviéndose de la rebelión de Cataluña.

Sin embargo, unos días antes de que expirara el plazo antes de convocar elecciones otra vez, sucede un nuevo misterio, pues fue entonces cuando Rivera sí propuso negociar al Profanador, y entonces éste se negó, dicen que confiando en que unos nuevos comicios le concederían una mayoría más amplia. ¿No fraguó el pacto porque Rivera no quiso que cuajara, o porque el Profanador olía la sangre en unas nuevas elecciones? Pero, como en España no cae una hoja al suelo sin que lo ordene la jerarquía globalista, lo que es seguro es que si el pacto no se hizo es porque alguien de más arriba impuso esta situación.

Y bien, llegamos al 10-N, y, ¡oh, sorpresa!, el Profanador pierde 800.000 votos… Desde luego, no era ése su objetivo, ni tampoco favorecer el gran ascenso de VOX. Pero el gran misterio de las elecciones fue el enorme descalabro de Ciudadanos, muñequita que se ha convertido en un juguete roto, que se salió de la fila. ¿Cómo es posible que un partido pase de 32 escaños a 57 en las elecciones de abril y, 6 meses después, pierda 47 diputados de golpe? ¿Cómo explicar esta hecatombe en tan poco tiempo, y sin un motivo lo suficientemente contundente que explique esta caída abismal? ¿Acaso la culpa la tiene el devaneo de Rivera con Malú? Otros dicen que Rivera fue penalizado por su negativa a pactar con el Profanador, pero esto es un absurdo, porque los votos perdidos por Ciudadanos fueron a VOX en su mayoría, y otro porcentaje al PP, cuando deberían haber ido al PSOE en caso de que sus electores hubieran querido que Ciudadanos pactara con los socialistas.

La teoría más difundida para explicar este arcano consiste en afirmar que Rivera fue ajusticiado por las élites globalistas por no pactar con el Profanador, que se le dieron los votos necesarios para ello en abril, y que Rivera no obedeció la consigna, por lo cual fue reducido a la nada, acabando con su carrera política. Pero la inquietante pregunta sigue estando ahí: ¿Por qué no se produjo ese pacto?

Como vemos, tenemos unas muñecas de Overton que lo mismo engordan de votos una barbaridad en unas elecciones, para adelgazar anoréxicamente en las siguientes, y a la inversa, con el agravante de que estos fenómenos se producen solamente en el transcurso de unos pocos meses. Fenómenos que solo pueden explicarse a partir de pucherazos-Overton.

Y hay otro fenómeno misterioso del 10-N que me da que pensar, cuya explicación no acierto a encontrar: VOX subió 28 escaños, lo cual quiere decir que ése ―si no más― sería el número real de diputados que habría sacado en abril, número que, ahora sí, le restituyeron el 10-N. Pero, ¿por qué 52 diputados, una cifra que permitirá a VOX presentar recursos de inconstitucionalidad en esta legislatura contra todas las leyes liberticidas, y exigir referéndums en caso de una reforma constitucional? Misterio, pues solamente con haberle robado tres escaños se hubiera quedado en 49, uno por debajo de los 50 que se requieren para los recursos de inconstitucionalidad.

En cuanto al PSOE… si sacó 123 diputados en abril en unas elecciones que presentan indicios de pucherazo ―cuya denuncia ha sido admitida a trámite por una jueza―, y en éstas ha repetido el resultado, una de dos: o el PSOE ha recuperado una parte importante de su electorado ―que le permite alcanzar esa cifra ya sin posibles fraudes―, o las irregularidades se han vuelto a repetir.

Posiblemente todos estos misterios se desvelen a medida que se vayan conociendo más detalles del 10-N, los cuales intentaremos revelar en los artículos siguientes.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Advertisement
Deje aquí su propio comentario

España

Críticos de Vox se organizan en toda España con Javier Ortega Smith como líder de referencia

Published

on

Ortega Smith brindando con un grupo de seguidores
Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

C.L.- El gran éxito experimentado por VOX en las últimas elecciones está ensanchando sin embago las diferencias internas en la formación. Las dudas sobre si el partido estaba preparado para procesar la consecución de 52 diputados en el Congreso, crecen en algunas provincias. Consideran que el éxito electoral vino dado por acontecimientos que galvanizaron en favor de VOX el cabreo de muchos españoles por acontecimientos como los disturbios en Cataluña y la exhumación de Franco. Los críticos opinan que el partido debe tener una sólida base electoral estructural y no estar a merced de las coyunturas ni de las convulsiones políticas provocadas por otras formaciones. De ahí que reclamen al partido que vire hacia posiciones sociales y, en ese contexto, ven en Javier Ortega Smith, secretario general de Vox, la referencia natural para liderar el poyecto político.

Los buenos resultados del 10N no han impedido que las diferencias internas hayan aflorado en algunas circunscripciones. La Ejecutiva Regional de Vox en Murcia, donde ganó las pasadas Elecciones Generales logrando tres diputados, dimitió en bloque. La explicación dada fue cuando menos pintoresca: el exceso de trabajo.

La razón de fondo, según revelan fuentes del partido en esa región, apuntaría a la existencia de “insalvables” diferencias entre los líderes regionales y miembros de la dirección nacional, entre los que se apuntan los nombres de Espinosa de los Monteros y el empresario Coello de Portugal. “Vox ganó en Murcia porque aquí las bases han tenido un papel fundamental en la gestión del partido. Nos centramos en los problemas que preocupan a los murcianos. Si hubiésemos seguido el guión de Madrid, el resultado habría sido otro”, señala uno de nuestos interlocutores.

Apuntan al respecto a Javier Ortega Smith como el único líder capaz de vertebrar un partido con sensibilidades tan diferentes y que, si se mantiene unido, es solo por el éxito del 10-N.

“Más pronto que tarde aflorarán los problemas internos que ya existen”, se apunta desde Vox Cataluña.

Ortega Smith ondeando la bandera española en Gibraltar

Salvo en Barcelona, donde el partido verde obtuvo dos asientos en el Congreso, en el resto de Cataluña el partido está roto. Nuestras fuentes lamentan que Iván Espinosa de los Monteros haya apostado por exmiembros desleales de Plataforma por Cataluña para llevar las riendas de una formación que pide a gritos más participación de las bases en la toma de decisiones. “Con Ortega Smith las cosas funcionarían de forma distinta. Vox carece de una estructura democrática en la mayoría de las provincias. Los candidatos son designados a dedo. Los militantes no contamos para nada. Entendemos que Ortega Smith es la persona señalada para convertir a Vox en un partido paticipativo y transversal, capaz de penetrar en los barrios obreros, en contra de la estrategia elitista de Iván Espinosa de los Monteros y sus amigos de Hazte Oír”.

“Mucha gente habla, y hace comparaciones. Javier Ortega es un hombre del pueblo: con arrestos y que habla muy claro: los más ancianos del lugar lo comparan en conocimientos, presencia y oratoria con José Antonio Primo de Rivera. Las semejanzas en lo personal y hasta en lo físico son obvias. Se le ve que se preocupa por la gente normal; por el obrero, por el currante. Y eso la gente lo nota y le gusta. Javier Ortega hará mucho daño a la izquierda porque plantea contenidos sociales sin las soflamas sectarias de los comunistas de Podemos y del PSOE, que ya no gustan a nadie”, destaca una de las más destacadas representantes del sector crítico de Vox en Cataluña.

En Valencia, por su parte, no están siendo pocos los movimientos en el seno del partido desde que Espinosa de los Monteros, en contra del criterio de Ortega Smith, se opuso a la incorporación de Juan García Sentandreu, abogado, fundador del partido Coalició Valenciana, quien también ha sido presidente del GAV (Grup d’Acció Valencianista) y cabeza visible de la Coordinadora d’Entitats Culturals del Regne de Valencia, una organización de referencia del anticatalanismo.

200 afiliados, entre ellos Sentandreu, enviaron una carta a la dirección nacional para exigir la creación inmediata de un comité ejecutivo local en Valencia. Los críticos de Vox en Valencia coinciden con los de otros territorios al oponese a que la creación de los comités locales dependen de la dirección nacional.

“Algunos peciben a Vox como su cortijo paticular. Sin nuestro trabajo y nuestra implicación en este proyecto político, el partido estaría aún atravesando el desierto”, subraya uno de los responsables de la campaña electoral de Vox en Cáceres, donde logró una diputada.

Apuesta por un distanciamiento con las tesis ultramontanas de Hazte Oír y, en ese sentido, también ve en Ortega Smith el perfil social que necesita el partido para convetirse en alternativa y no solo en llave para la gobernabilidad en algunos ayuntamientos y gobiernos autonómicos.

También en Málaga vive Vox un proceso intenso de divorcio. Hay dos líneas muy diferenciadas. No hay entendimiento, no se pueden ni ver y las dos se reclaman como la mayoría para dirigir el partido de en la provincia malagueña. Ya hay dimisiones: han renunciado 15 coordinadores locales.

Muchos de los críticos de Vox en Málaga se decantan sin ambages por el portavoz del partido en el Ayuntamiento de Madrid para liderar el proyecto nacional. Los críticos malagueños preparan una moción de censura. Sería la primera presentada en el partido en toda España, según precisa su líder, Martín Ortega.

Mientras crecen las desafecciones con la gestión de Espinosa de los Monteros, líder de facto de Vox, se anuncia para marzo una reunión en Toledo con críticos de toda España. Allí pretenden hacer público un comunicado exigiendo al partido la convocatoria de un Congreso nacional para definir su posición ideológica y su compromiso social con los españoles de origen. Sostienen que no se puede defender la unidad nacional dejando nuestra soberanía económica en manos de multinacionales extranjeras. En este sentido, identifican al “elitista” Espinosa de los Monteros con la estrategia globalista contraria al proyecto identitario. “Menos reuniones con banqueros sionistas en la Citi de Londres y más visitas a los barrios marginales españoles”, espeta uno de los dirigentes más antiguos de Vox en Castilla-La Mancha.

“Estar instalados en la bronca permanente y en decir a todo que ‘no’, puede dar réditos a corto plazo, pero a la larga, nuestros potenciales votantes dejarán de vernos como una opción práctica y útil. Tenemos que defender que los españoles somos el fruto de una herencia biológica de siglos. Tenemos que defender un discurso político identitario, innovado y patriótico, lejos del patrioterismo folclórico, que conecte con los jóvenes y con los trabajadores, y esa tarea solo puede hacerse desde el discurso que siempre ha defendido Ortega Smith”, declara Argimiro Santos, ex número dos de Vox en León.

Cree que Ortega Smith es, “sin la menor duda, el líder que debe tomar las riendas de Vox, ejecutar una limpieza de arriba a abajo, y liderar el cambio desde dentro para que Vox sea lo que el destino milenario e inmemorial de España necesita: el revulsivo que cambie el timón de esta fallida democracia manipulada y adulterada por un parlamentarismo de pucherazo, timo y añagaza, y se resuelva el desarrollo de un sistema moderno, social, poderoso y unitario para la mayor gloria de España”.

Incluso va más lejos cuando sostiene: “Vox, la gran esperanza para muchos españoles, ha pasado por diferentes etapas, y sus líderes han sido valientes. Es la hora de dejar pasar a los que, con mayor empuje, venían por detrás. Así se retiró Vidal-Quadras, y así debe retirarse también de su actual posición de liderazgo el hombre que ha llevado a Vox a sus mayores éxitos: Santiago Abascal. Y es precisamente ahora, cuando Abascal debería dejar paso a Javier Ortega, por su impulso, preparación, oratoria e incluso energía: Abascal ha pasado una vida entera en política; en buena hora será cuando asuma la presidencia de honor de Vox, y permita que sea Javier Ortega Smith su principal líder y el Jefe que necesita España en estos momentos de zozobra”.

“Javier Ortega debe ser el líder de Vox, por todas sus cualidades, y también porque, a diferencia de Abascal,  carece totalmente de pasado político. Es un hombre con formación en leyes, con formación militar en las más duras unidades del Ejército Español. Es un auténtico líder”, concluye.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Reino de Valencia

Un edil socialista, sobre Cayetana Álvarez de Toledo: «¿Soy el único que le ve un pene atravesado en la garganta?»

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

«¿Soy la única persona que ve que esta señora tiene un pene con cojones y todo atravesado en la garganta». El teniente alcalde y concejal de Cultura de la localidad valenciana de Ador, Ángel Mascarell, se expresó en estos términos este jueves en la red social Facebook en un comentario sobre una foto de la portavoz del Partido Popular en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo.

Mascarell pertenece al PSPV-PSOE, aunque los socialistas concurrieron en las pasadas elecciones bajo la coalición Gent d’Ador con Compromís. La localidad está situada en la comarca de La Safor y cuenta con poco más de 1.400 habitantes.

El Partido Popular ha reclamado a Mascarell que deje el acta de concejal y al PSPV-PSOE que le suspenda como afiliado.

Enrique Celda Gallud, portavoz del PP en Ador, ha calificado los comentarios del concejal socialista sobre Cayetana Álvarez de Toledo de «misóginos» y ha reclamado su dimisión.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

España

Sánchez, ante su tercer intento de investidura: ERC y Torra decidirían el destino de España

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Es la tercera vez que lo intenta y aún le quedan cabos por atar, sobre todo el más complicado con ERC, pero Pedro Sánchez parece tener más posibilidades que nunca para, esta vez sí, ser investido por el Congreso presidente del Gobierno.

Así debe de haberlo entendido Felipe VI, porque le ha propuesto como candidato tras concluir la ronda de consultas. Pero como diría el antecesor de Sánchez en La Moncloa, Mariano Rajoy, los flecos que le quedan al líder socialista no son cosa menor.

Empezando por la cuestión más espinosa: Cómo se va a materializar ese diálogo sobre el conflicto catalán que exige Esquerra como condición para permitir la investidura.

La indefinición sigue ahí. O más bien el silencio absoluto. Porque Sánchez no ha dejado claro cómo se va a definir ese diálogo. Y ni el PSOE ni ERC dan pistas sobre lo que se puede estar acordando.

Esta noche en La Moncloa, Sánchez ha defendido la discreción sobre la marcha de las negociaciones con Esquerra para permitir que fructifiquen, y ha agradecido a los independentistas su disposición.

Y aunque él no ha querido ponerle “adjetivos” a dichas negociaciones, su socio principal y futurible vicepresidente, Pablo Iglesias, aseguraba esta tarde que las conversaciones entre socialistas y ERC van “en la buena dirección”.

Pero no sólo hacia Esquerra tendrá que dirigir Sánchez sus atenciones, porque también se las están pidiendo los demás partidos que necesita para que su investidura sea una realidad.

Quieren compromisos específicos de los socialistas, y no tienen intención de regalar su voto por muy minoritario que sea, como han advertido algunos de esos portavoces en esta ronda de consultas.

No son, en cualquier caso, condiciones insalvables, y podrán exponerlas al PSOE, porque Sánchez ha anunciado que la portavoz de su partido, Adriana Lastra, se va a reunir con todo el arco parlamentario. Todo. Incluidos Vox y Bildu, con los que hasta ahora no hablaban.

Pero además, el líder socialista ha anunciado otra ronda de contactos que le puede valer para calmar los ánimos internos en su partido.

Se trata de las llamadas que hará a todos los presidentes autonómicos, incluidos los socialistas Javier Lambán y Emiliano García Page, que han criticado sin tapujos las conversaciones con los separatistas.

Y entre esas llamadas, además, estará la que le haga al presidente de la Generalitat, Quim Torra, a quien no quería hasta ahora ni coger el teléfono. Otro gesto más hacia el independentismo.

Habrá que ver cómo evolucionan las negociaciones para poder resolver la otra gran incógnita: La fecha de la investidura.

Una vez más, Sánchez insiste en que lo importante es el “qué” y no el “cuándo”, mientras repite su disposición al consenso, a hablar con todos y a que cuanto antes se ponga en marcha su Gobierno progresista con Podemos, mejor.

Sea cuando sea la cita, será la tercera vez que Pedro Sánchez se someta a la confianza del Congreso para ser investido presidente del Gobierno. Ninguna de las otras dos ocasiones lo consiguió. La primera fue en marzo de 2016, cuando el Rey le propone como candidato después de que el ganador de los comicios, Mariano Rajoy, declinara serlo por no tener los apoyos necesarios.

Y la segunda el pasado mes de julio, cuando vio cómo el Congreso rechazaba su investidura tras el fracaso de las negociaciones con Podemos. Un escenario muy distinto al actual, con la formación morada y su líder a punto de entrar en el Consejo de Ministros si sale adelante, esta vez sí, la investidura de Sánchez.

Porque si le va bien, a la tercera irá la vencida, y Pedro Sánchez, el único presidente elegido mediante una moción de censura, experimentará por fin acceder al cargo por la vía ordinaria.

Sánchez y su dependencia de ERC y… Torra

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, ha aceptado ir por tercera vez acudir a una sesión de investidura sin tener de antemano los apoyos garantizados, pero con dos novedades respecto a los anteriores intentos: con una negociación abierta con ERC y tras hablar con “todos” los presidentes autonómicos, lo que incluye a Quim Torra.

El candidato ha comparecido en el Palacio de La Moncloa después de que el rey haya comunicado a la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, su decisión de proponer a Sánchez para la investidura, y después de que ésta informara sobre la misma.

Pasadas las 21.30 horas, en una comparecencia en la que ha respondido a sólo dos turnos de preguntas (los demás representantes políticos no han puesto límites de ninguna clase en sus ruedas de prensa), el secretario general del PSOE ha anunciado que ya el lunes que viene tendrá sendas reuniones con el líder del PP, Pablo Casado, y con la portavoz parlamentaria de Cs, Inés Arrimadas.

También hará una ronda de contactos con “todos los presidentes autonómicos” y hablará con el presidente de la FEMP, Abel Cabellero, alcalde socialista de Vigo, como representante de los entes municipales.

Paralelamente, la portavoz del PSOE en el Congreso, Adriana Lastra, se reunirá con todos los partidos representados en la Cámara, y al decir “todos” el presidente en funciones ha dado a entender que en la ronda añadirá a Vox y a EH Bildu, con los que los socialistas habían evitado contactos públicos hasta la fecha.

Sánchez, por tanto, afrontará una nueva sesión de investidura sin los votos suficientes a su favor. Hasta la fecha cuenta con los 35 síes de los diputados de Unidas Podemos, con el que puede formar un nuevo Gobierno de coalición, y con el del PRC.

Asimismo, un equipo negociador del Partido Socialista lleva ya tres reuniones con otro equipo negociador de ERC para conseguir la abstención de la formación independentista, lo que allanaría las opciones de Sánchez para seguir de presidente. Los resultados no se conocen todavía, pero el líder del PSOE ha destacado este miércoles que “todo acuerdo será público” y estará dentro de la Constitución.

La presidenta del Congreso tendrá que determinar la fecha en las que se celebre la sesión de investidura, lo que anunciará tras hablar con el candidato. Parece evaporarse la posibilidad de enmarcar la fecha de la investidura antes de las navidades, e incluso antes de fin de año, como eran las pretensiones iniciales del PSOE y de Unidas Podemos.

Tras su entrevista con el rey, el líder de la formación “morada”, Pablo Iglesias, ha enfriado esta tentación al considerar que las negociaciones entre el PSOE y ERC deben seguir su ritmo, y si éste apunta a una probable investidura en enero, ha dado por bueno que sea en enero.

Aunque Sánchez verá a Casado el lunes, no parece que el PP se mueva del rechazo al candidato socialista, hasta tal punto que su presidente ha subrayado que si Sánchez fracasa otra vez, “debe dejar paso” a otro. “Esta es su última oportunidad, pase lo que pase”, ha afirmado.

Tampoco se esperan cambios en la posición de Vox, cuyo líder, Santiago Abascal, ha dejado claro su “no”. Ahora bien, ha avanzado que si un Gobierno decidiera restaurar el orden constitucional en Cataluña, que cree roto, su formación lo respaldará, incluso si lo lidera el PSOE.

Y en Cs la posición sigue en el rechazo, pero la puerta al cambio de criterio sigue abierta. Inés Arrimadas ha insistido en reparar en la fórmula de los 221 escaños, los del PSOE, el PP y Cs, para poner en marcha un Gobierno “constitucionalista, moderado y sensato”.

Iglesias ha ahondado en el optimismo de los últimos días cara a la resolución de las negociaciones con el PSOE, para la formación del Gobierno, y a las de los socialistas con los indepentistas republicanos; pero también se ha mostrado prudente y paciente.

En las confluencias de Unidas Podemos no hay tanta paciencia. El portavoz de En Comú Podem, Jaume Asens, ha abogado por ir más deprisa, convocar más reuniones a la semana y propiciar la investidura pronto. Ha apelado a ERC y a JxCat.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading
Advertisement
Advertisement
Advertisement

Copyright © 2019 all rights reserved alertanacional.es

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
ArabicBulgarianChinese (Simplified)DanishEnglishFinnishFrenchGermanGreekItalianNorwegianPortugueseRomanianRussianSpanishTurkish
A %d blogueros les gusta esto: