Connect with us

Asia

Nueve heridos en Tokio por un atropello múltiple cuyo autor se reivindica como terrorista

Published

on

Los agentes retiran el vehículo que provocó el atropello múltiple en Tokio
Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Un hombre de 21 años ha sido detenido tras perpetrar un atropello masivo este martes en una concurrida calle de Tokio que ha dejado nueve heridos y que él mismo ha definido como un ataque terrorista, según informa la prensa local.

El incidente se ha producido en la calle Takeshita, en el distrito de Harajuku, que es popular entre los jóvenes y turistas, alrededor de las 0.10 horas (16.10 hora española), en un momento en que la calle estaba cortada al tráfico en previsión de las celebraciones de Año Nuevo. Uno de los heridos, un adolescente, se encuentra en estado crítico, según la agencia Kiodo.

El detenido, Kazuhiro Kusakabe, huyó del lugar de los hechos pero ha sido detenido media hora después por la Policía en un parque cercano bajo la sospecha de intento de asesinato, según la agencia nipona.

Según la misma fuente, el joven ha dicho a la Policía que había cometido un acto terrorista “en represalia por una ejecución” y que “no pondría ninguna excusa” a su conducta. No está claro no obstante, si el atacante se refería a una ejecución específica o a la vigencia de la pena de muerte en Japón.

Kusakabe también ha dicho a la Policía que había conducido desde la prefectura de Osaka, en el oeste del país, y que pretendía matar a los peatones a los que ha arrollado. Los agentes han encontrado un bidón de keroseno en el vehículo, que según el agresor pretendía emplear para quemar el coche, que era alquilado.

Anuncios

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Advertisement
Deje aquí su propio comentario

Asia

Irán niega su implicación en los ataques contra la petrolera saudí Aramco

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

El Ministerio de Asuntos Exteriores iraní negó este domingo la implicación de su país en los ataques del sábado contra la petrolera saudí Aramco y denunció planes de servicios de inteligencia para “destruir la imagen” de Irán.

El portavoz de Exteriores, Abas Musaví, calificó en un comunicado las acusaciones de Estados Unidos sobre la responsabilidad iraní en los citados ataques de “sin sentido”.

Dos refinerías saudíes de Aramco sufrieron ataques con drones el sábado que supusieron una reducción de cerca del 50 % en su producción y que fueron reivindicados por los rebeldes hutíes yemeníes, que cuentan con el apoyo de Irán.

El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, acusó a Irán de haber lanzado “un ataque sin precedentes contra el suministro de energía del mundo”, indicando que “no hay evidencias” de que esa ofensiva tenga su origen en el Yemen.

Musaví dijo que esas “acusaciones ciegas” carecen de “un mínimo de credibilidad” y que los estadounidenses tienen tendencia a “la mentira máxima”.

“Este tipo de medidas se parecen más a los planes de las agencias de inteligencia para destruir la imagen de un país (Irán) con el objetivo de allanar el camino para llevar a cabo algunas acciones en el futuro”, advirtió.

El portavoz destacó que “los yemeníes han mostrado su resistencia” ante los bombardeos de la coalición árabe liderada por Arabia Saudí contra los rebeldes hutíes y en apoyo del presidente Abdo Rabu Mansur Hadi.

“La única vía para crear paz en la región y para acabar con ese conflicto en el Yemen es parar los ataques y las violaciones de la coalición saudí”, afirmó Musaví.

Para ello, también es necesario, según el portavoz, “eliminar las ayudas políticas y armamentísticas de los países occidentales” a los miembros de esa coalición.

Buena parte de las armas que Riad usa en el Yemen provienen de manos del Gobierno de Donald Trump, que ha ofrecido su apoyo inquebrantable a Arabia Saudí y con quien se ha aliado para hacer frente a Irán.

El Gobierno iraní, por su parte, asegura que su respaldo a los hutíes es solo político y de asesoramiento, pero es acusado por EE. UU. y otros países de financiar y armar a los rebeldes.

La guerra del Yemen comenzó a finales de 2014 cuando los rebeldes se hicieron con el control de Saná y se generalizó en marzo de 2015 con la intervención de la coalición liderada por Arabia Saudí.

Anuncios

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Asia

La lucha de las iraníes por la libertad

Published

on

En la imagen, una policía iraní (izquierda) advierte a una mujer por su pelo descubierto y la ropa que lleva durante una redada para hacer cumplir el código de vestimenta del régimen. Teherán, 22 de abril de 2017.
Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Uzay Bulut. Tres iraníes presas en la célebre prisión teheraní de Qarchak acaban de ser sentenciadas a lo que podrían ser más de 10 años de prisión. ¿Su crimen? No llevar el velo y, por tanto, desafiar el código islámico de vestimenta que rige en el país.

Las tres fueron detenidas luego de que en el Día de la Mujer subieran a las redes un vídeo que se hizo viral y en el que se las veía desveladas en el metro de Teherán repartiendo flores entre las pasajeras.

“Llegará un día en el que las mujeres no se vean obligadas a luchar”, se oye decir a una de ellas, mientras otra expresa su deseo de que llegue el día en que pueda verse caminar juntas a mujeres con y sin hiyab.

La lucha por el derecho de las mujeres a no cubrirse el cabello llevó a la premiada activista y periodista irano-americana Masih Alineyad –autora de The Wind in My Hair: My Fight for Freedom in Modern Iran (“El viento en mi pelo: mi lucha por la libertad en el Irán contemporáneo”)– a fundar un movimiento mediático-social denominado My Stealthy Freedom (“Mi Furtiva Libertad”).

Como parte de sus esfuerzos, el movimiento creó el hashtag #WhiteWednesdays (#MiércolesBlancos), para que las iraníes pudieran compartir vídeos y fotos en que se les viera en espacios públicos sin el velo –o luciendo simbólicos velos blancos– y exponer sus puntos de vista sobre los derechos de las mujeres.

Desde su fundación, hace cinco años, My Stealthy Freedom ha recibido miles de fotos y vídeos y conseguido más de un millón de seguidores.

En una reciente entrevista con Gatestone, Alineyad, que vive autoexiliada en Nueva York, declaró:

“Desde hace 40 años, las autoridades de la República Islámica utilizan la coerción, los avergonzamientos públicos y la violencia para reprimir a las mujeres. Lo que es diferente ahora es que las mujeres están resistiéndose y demandando sus derechos. Puse en marcha la campaña My Stealthy Freedom contra el uso forzoso del hiyab en 2014, y desde entonces se ha expandido masivamente, con iniciativas como los Miércoles Blancos que provocan quebraderos de cabeza al régimen, porque las mujeres cada vez son más corajudas a la hora de desafiar a las autoridades en pro de sus derechos civiles.

La autoridades de la República Islámica dicen que el hiyab obligatorio es la ley y que la ley ha de ser obedecida. Pero las leyes malas han de ser desafiadas y cambiadas. Hoy, la lucha de las mujeres contra la retrógrada ley del hiyab obligatorio es el mayor desafío que afronta el régimen clerical iraní y, como un río que acaba superando un obstáculo, a esas mujeres no se les podrá detener.

Pero necesitamos el apoyo de la comunidad internacional, que tome medidas y plantee este asunto a las autoridades iraníes”.

Sus escritos y su activismo político le han costado caro a Alineyad. Como escribió el año pasado en el New York Times, lleva desde 2009 sin poder visitar Irán, pues teme ser detenida. Asimismo, su familia, que “sigue viviendo en la humilde aldea del norte de Irán en que [Masih] se crió”, ha sido sometida a intimidación por el régimen, tanto que su hermana la repudió públicamente en un programa de televisión en horario de máxima audiencia.

En cuanto al interrogatorio de dos horas que sufrió la anciana madre de Alineyad en fechas recientes, Amnistía Internacional ha expresado su preocupación por que, “dado su historial de prácticas abusivas, las autoridades puedan utilizar declaraciones que hiciera bajo presión en futuros vídeos propagandísticos”.

Los activistas no violentos por los derechos humanos son a menudo puestos en la mira por el régimen iraní. Así, Akbar Mohamadi, hermano de Nasrín Mohamadi, activista por los derechos de la mujer residente en EEUU, fue detenido durante las protestas estudiantiles de 1999. Akbar fue torturado y finalmente ultimado tras pasar siete años en prisión. Nasrín publicó en 2012 Ideas and Lashes: The Prison Diary of Akbar Mohammadi (“Ideas y Latigazos: el diario de prisión de Akbar Mohamadi”), sobre las torturas infligidas a su difunto hermano.

“La violenta represión contra las mujeres es sólo un ejemplo más de la opresión cotidiana que padece el pueblo iraní”, ha declarado Nasrín Mohamadi.

.El pilar de esta tiranía es la legislación religiosa que el Gobierno lleva imponiendo desde la revolución de 1979. Las mujeres son ciudadanos de segunda, esencialmente son esclavas en Irán. La comunidad internacional ha de tener el coraje de deslegitimar la legislación religiosa y condenarla por su naturaleza tiránica. Así como deslegitimó al comunismo durante la Guerra Fría, el mundo libre ha de hacer lo propio con la ley religiosa.

La comunidad internacional debería igualmente centrarse en Irán, luchar por poner fin a ese régimen y otros similares existentes en el mundo. En lo relacionado con Irán, debería asimismo hacer énfasis en la corrupción, pues la religión es una excusa para quitar poder y dinero al pueblo.

Otra activista iraní residente en EEUU, Nasim Basiri, profesora ayudante en el Departamento de Estudios sobre la Mujer, el Género y la Sexualidad de la Universidad Estatal de Oregón, ha afirmado que, a pesar de los riesgos que entraña, el movimiento feminista está creciendo en Irán. Basiri cree que “las feministas extranjeras pueden ser aliadas y servir de altavoz para las mujeres y los activistas por los derechos de las mujeres iraníes”.

Basiri agrega: “Muchas feministas iraníes creen que las políticas occidentales vienen favoreciendo a la dictadura en Irán, lo cual resulta en un aumento de la violencia política y cultural contra las mujeres. Las iraníes no quieren vivir lo que vivieron las afganas y las iraquíes como consecuencia de las guerras, las cuales no llevan a la liberación y dan excusas a los regímenes autoritarios para silenciar a las mujeres en pro de la protección de la nación y la lucha contra el imperialismo”.

Faranak Rostami, refugiada iraní en Qatar, manifestó: “Las iraníes quieren verdaderamente cambiar este régimen por uno liberal. Necesitamos libertad e igualdad de género en todos los ámbitos. Si no, en el extranjero se nos debería conceder el estatus de refugiado”.

Fuente: Gatestone Institute

Anuncios

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Asia

Irán reclama «tolerancia» a su cultura tras la polémica en el Congreso por el saludo a las diputadas

Published

on

Dos diputadas iraníes se saludan en el Parlamento de aquel país
Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Seis días después de la polémica, cuando ya se había dejado de hablar del asunto en España, la Embajada de Irán ha emitido un comunicado en el que reclama «tolerancia» a su cultura y explica lo sucedido el pasado martes en el Congreso de los Diputados. La Comisión de Asuntos Exteriores de la Cámara Baja se reunía con una delegación iraní, pero el encuentro no cobró trascendencia hasta que Vox denunció las condiciones exigidas por los visitantes.

Según el partido de Santiago Abascal, protocolo del Congreso les informó de que las diputadas no podían dar la mano a los iraníes, ni «mirarlos de cerca» o estar a «poca distancia» de ellos. Fuentes de distintos grupos parlamentarios, que se habían unido a la protesta de Vox, sostuvieron la semana pasada que protocolo solo les había advertido sobre la negativa de los iraníes a dar la mano. Extremo que confirma la Embajada iraní.

«Como se puede ver, el texto del correo electrónico (que envió la delegación iraní al Congreso) es, simplemente, un recordatorio de un procedimiento usual basado en un protocolo bien conocido, es decir, la cuestión de no dar la mano a las damas, de manera que las demás alegaciones como establecer o suspender “un saludo protocolario”, “no mirar a las mujeres” o la necesidad de “mantener una distancia entre hombre y mujeres” ni otras historias similares jamás han sido planteadas», resume la Embajada en un comunicado de cuatro puntos.

Es el cuarto punto de ese escrito, precisamente, el más duro. La Embaja iraní en Madrid contrapone la «relatividad cultural» y la «tolerancia» con una supuesta «superioridad» moral de los valores occidentales y la «necesidad de imponerlos a otras culturas».

«Nunca» ha sido foco de conflicto

Irán alega que en todas las visitas y reuniones multilaterales que han mantenido con otros países, ni sus hombres han dado la mano a otras mujeres ni sus mujeres a otros hombres. Según detallan desde la Embajada, en la propia sociedad iraní, los hombres y las mujeres que no son de la misma familia no se estrechan la mano. «La contraparte extranjera nunca ha considerado estos hechos como una violación de los derechos humanos o un insulto a hombres o mujeres», sentencia la Embajada.

La semana pasada, sin embargo, después de denunciar Vox las condiciones protocolarias y negarse a acudir a la reunión, la portavoz adjunta de Ciudadanos (Cs) Melisa Rodríguez anunció que ella tampoco iría y que solo lo haría, como «representante institucional», su compañera María Luisa Alonso, que es vicepresidenta de la Comisión de Exteriores.

El PSOE y Podemos negaron conocer esa petición para con las diputadas, y es que protocolo fue llamando uno a uno a los distintos grupos parlamentarios y Vox dio la voz de alarma en cuanto tuvo por escrito la solicitud de los representantes de Irán, facilitada por protocolo del Congreso.

Al día siguiente, en los pasillos de la Cámara Baja, la controversia fue la comidilla del día y todos los partidos expresaron su condena a una petición que consideran discriminatoria hacia las mujeres. Vox fue un paso más allá y, en la reunión de la Junta de Portavoces, exigió garantías para que los visitantes de otros países respeten las costumbres españolas.

(ABC)

Anuncios

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading
Advertisement
Advertisement

Recomendados

Anuncios
Advertisement
Advertisement
ArabicChinese (Simplified)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
A %d blogueros les gusta esto: