Sánchez e Iglesias chocan en economía - ALERTA NACIONAL
Connect with us

Economía

Sánchez e Iglesias chocan en economía

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Una de las incógnitas del Gobierno entre el PSOE y Podemos será dirimir el reparto de funciones para la ejecución de una política económica realista ante la inminencia de una crisis. Sánchez ha demostrado demasiadas veces que su palabra no es fiable, pero la hemeroteca está repleta de recordatorios demostrativos de las grandes diferencias entre los programas económicos de ambos partidos. Sánchez e Iglesias podrán edulcorar la compatibilidad de su Gobierno «progresista», pero lo cierto es que siempre han discrepado de las medidas que deben ser adoptadas. Partiendo de la base de que ninguno de los dos nunca hizo méritos para ser una luminaria económica, y de que siempre que la izquierda ha gobernado en España ha dejado a la clase media más empobrecida y con más desempleo que cuando entró, sus soluciones resultan ser demagogia pura y un peligro para el bolsillo. Pero en efecto son dispares. Iglesias aboga por una derogación total de la reforma laboral, y Sánchez, que siempre mantuvo ese discurso, lo rectificó cuando llegó a La Moncloa para decepción de los sindicatos y de amplios sectores de la izquierda. El PSOE plantea una reforma parcial de la ley que aprobó el Gobierno del PP eliminando «lo más perjudicial» para el trabajador. Sin embargo, para Podemos toda la ley es perjudicial, y por eso exige incluso un nuevo estatuto de los trabajadores que Sánchez ni siquiera sopesa. Las fricciones en el ámbito laboral prometen ser serias.

Lo mismo ocurre respecto a la política de vivienda, donde Iglesias pretende tener autonomía de gestión para, por ejemplo, intervenir de facto el precio de los alquileres, algo a lo que el PSOE se opone sencillamente porque es inconstitucional.

*Respecto a la banca, Unidas Podemos propone un simulacro de estatalización que el PSOE sabe inviable, y un masivo incremento de impuestos a sociedades y empresas, a la propia banca con nuevas tasas, y a la energía, cuyo sector quiere intervenir de facto bajo el siempre salvífico argumento de proteger el medio ambiente. El rechazo del PSOE a muchas de estas medidas es frontal, pero si en algo coinciden es en un notable incremento fiscal a la ciudadanía, eso sí, disfrazándolo de «armonización» contra las «rentas altas». Eufemismo tras eufemismo, el español medio ya sabe a qué atenerse y no podrá decir que lo desconocía cuando acudió a votar. El gasto público y el endeudamiento que PSOE y Podemos propondrán para financiar su «gasto social progresista» será tan relevante como la pugna entre ambos por asegurar las pensiones conforme al IPC, la elevación del salario mínimo hasta 1.200 euros y la aplicación de una «renta básica».

Sencillamente, porque España no podrá permitirse tantos excesos de populismo ultraizquierdista.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Advertisement
Deje aquí su propio comentario

Economía

Camino de la bancarrota: Las empresas en quiebra aumentan un 14%

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Las empresas que se declararon en concurso de acreedores (suspensión de pagos y quiebras) ante la imposibilidad de afrontar sus pagos y deudas aumentaron un 14% en el tercer trimestre respecto al mismo periodo del año pasado, hasta sumar 963 procedimientos de quiebra, según la Estadística de Procedimiento Concursal del Instituto Nacional de Estadística (INE).

De este modo, sumando familias y empresas, el número de deudores concursados del tercer trimestre se situó en 1.384, cifra un 9,1% superior a la del mismo periodo de 2018.
Número total de concursados

En tasa intertrimestral (tercer trimestre sobre segundo trimestre), el número de deudores concursados bajó un 12,8%, con un descenso del 18,1% en el número de familias declaradas en concurso y una disminución del 10,3% en el caso de las empresas concursadas.

De las 1.384 empresas que entraron en concurso en el tercer trimestre, 56 eran sociedades anónimas, con una bajada interanual del 34,1%, mientras que 808 eran sociedades limitadas, un 22,1% más que en el tercer trimestre de 2018.

Las personas físicas con actividad empresarial presentaron la misma cifra de concursos que en el tercer trimestre de 2018, un total de 82, por lo que no experimentaron variación anual. No obstante, en términos intertrimestrales, cayeron un 26,8%.

Durante el tercer trimestre, los concursos voluntarios aumentaron un 10,6% en relación al mismo periodo de 2018, hasta sumar 1.303, en tanto que los concursos necesarios retrocedieron un 10%, con un total de 81 procesos.

Por clase de procedimiento, los concursos ordinarios se incrementaron un 16,2% en tasa interanual y los abreviados un 8,4%, hasta 136 y 1.248 procesos, respectivamente.

Cataluña a la cabeza

Por comunidades, Cataluña, Madrid y Comunidad Valenciana fueron las comunidades con mayor número de declaraciones de concurso en el tercer trimestre. En concreto, Cataluña sumó 374 concursos, Madrid registró 223 y Comunidad Valenciana, 185. Las regiones con menos suspensiones de pagos en el tercer trimestre fueron La Rioja (9) y Cantabria (11).

La comunidad que más recortó su número de deudores concursados durante el tercer trimestre fue Asturias, con un descenso interanual del 37,1%, seguida de Navarra (-18,2%) y País Vasco (-13,9%).

Por el contrario, el mayor aumento fue el de Extremadura, que multiplicó por más de cuatro su número de concursos, seguida de Castilla-La Mancha (+57,7%) y Andalucía (+52,1%).

Con la entrada en vigor de la Ley Concursal el 1 de septiembre de 2004, el INE sustituyó la antigua estadística de suspensiones de pagos y declaraciones de quiebra por la de procedimiento concursal, reemplazando los conceptos jurídicos de suspensión de pagos y declaración de quiebra por el de concurso de acreedores, denominándose deudores concursados a las entidades sometidas a este proceso.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Economía

La OCDE confirma que la economía española seguirá empeorando en 2020

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

La OCDE confirma la expectativa de empeoramiento del ritmo de crecimiento de la economía española, mientras que empieza a ver signos de estabilización en la evolución negativa que llevaba constatando desde hace meses en países como Estados Unidos, Alemania o el Reino Unido.

El indicador compuesto avanzado para España baja 18 centésimas en octubre hasta 98,58 puntos, y se queda netamente por debajo del nivel 100 que marca la media de largo plazo, indicó este lunes la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). Es el mayor descenso mensual desde que empezó a deteriorarse hace ya más de un año este indicador, que anticipa inflexiones en el ciclo económico con entre seis y nueve meses de antelación.

En octubre la baja en España supone el tercer mayor retroceso de los países de la OCDE, solo superado por Estonia (44 centésimas a 97,80 puntos) y Eslovenia (21 centésimas a 97,61 puntos).

En términos generales, los indicadores anticipan un crecimiento estable en la OCDE, pero a un ritmo interior al de la tendencia en los principales países y también en la mayor parte de las grandes economías emergentes.

Lo más notable son los “signos de estabilización” que emergen en Estados Unidos (+4 centésimas a 98,86 puntos), Alemania (+5 centésimas a 98,77 puntos) y en el Reino Unido (sin cambios con 98,93 puntos), donde los indicadores han dejado de bajar en octubre. No obstante, la organización puntualizó que en el caso del Reino Unido hay importantes márgenes de error por la incertidumbre en torno al ‘Brexit’.

En cuanto a las principales países emergentes, persiste la perspectiva de un crecimiento estable para Brasil (+7 centésimas a 102,24 puntos), Rusia (sin cambios con 99,49 puntos) y China (+9 centésimas a 99,19 puntos.

El Gobierno reitera que España sigue creciendo

La ministra de Economía y Empresa en funciones, Nadia Calviño, ha asegurado este lunes sobre este último análisis de la OCDE y el análisis realizado por el Gobierno constatan que la ralentización del crecimiento económico en España “no se está profundizando” y la economía seguirá creciendo en 2020 “muy por encima” de la media de la UE y la zona euro.

Así lo ha asegurado en declaraciones a los periodistas en el marco de su participación en la Coalición de ministros de finanzas para la acción climática en el marco de la Cumbre del Clima (COP25), al ser preguntada por el análisis publicado por la OCDE que en el que señala que el ritmo de crecimiento de la economía española ha vuelto a ralentizarse de nuevo.

Calviño ha afirmado que el informe detecta una “estabilización de la situación económica”, de forma que, si bien hay un entorno de ralentización del crecimiento, éste “no se está profundizando”. Se trata, según la ministra, de un análisis que coincide con los datos más recientes del Banco de España y otros organismos internacionales que ven cómo la menor intensidad y la menor rapidez del crecimiento se está estabilizando. Además, ha indicado que el análisis y la previsión del Gobierno es que la situación de la economía española “continúa siendo más positiva” que en los países del entorno, el crecimiento se asienta sobre bases “más sólidas” y se mantiene una demanda interna “dinámica” y superávit en la balanza de pagos por cuenta corriente.

“Las perspectivas de todos los organismos internacionales apuntan a que España seguirá creciendo durante el 2020 muy por encima de la media de la UE, la zona euro y los países del entorno”, ha añadido. La previsión oficial del Gobierno recogida en su último cuadro macroeconómico contempla un crecimiento del 2,1% este año y del 1,8% el próximo ejercicio.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Economía

La base de cotización de un millón de funcionarios supera los 2.300 euros

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

¿Cuánto aportan los trabajadores a la Seguridad Social en España? ¿Cuál es el perfil de cotizante medio según lo que contribuyen al sistema de pensiones? La respuesta a esta y otras preguntas puede encontrarse en una nueva estadística del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social que analiza el detalle de las bases medias de cotización del Régimen General de asalariados en el que están inscritos más de 15 millones de trabajadores por cuenta ajena.

Esta nueva estadística no tiene en cuenta las cotizaciones de los sistemas especiales agrario y de empleados del hogar y también excluye las cotizaciones por contingencias profesionales. Se centra así en las cotizaciones por contingencias comunes, que son con las que se financian las pensiones y las prestaciones de incapacidad temporal y permanente. Asimismo estas bases son las que se usan para establecer la base reguladora que servirá para fijar la cuantía de las pensiones y resto de prestaciones.

Por tanto, determinan la base de cotización con la “remuneración total” del trabajador, para lo que tiene en cuenta “todas sus percepciones económicas, sean en dinero o en especie”. Después, hallan la base media dividiendo el importe total de las bases de cotización por contingencias comunes entre el número de cotizantes (personas físicas). Sobre estas bases medias de contingencias comunes se aplica un porcentaje del 28,3% (4,7% a cargo del trabajador y 23,60% aportado por la empresa) y la cuantía resultante es la que se aporta al sistema. Así, cuanto mayor sea la base de cotización mayor es la aportación del trabajador y mayores prestaciones devenga.

El último dato que muestra esta estadística es de junio de 2019, cuando la base media de cotización era de 1.823 euros mensuales. Esta cantidad es un 4,28% mayor que un año antes, lo que refleja un avance de las percepciones salariales equivalente a este porcentaje. Esto significa que, de esta base media, 516 euros al mes va a parar a la Seguridad Social.

Estas cifras indican también que las bases medias de cotización más altas y, por tanto, los mayores sueldos los cobran los trabajadores de suministro de energía, con una base media de cotización de 3.441 euros al mes; los de actividades financieras y seguros (3.156 euros); los de información y comunicaciones (2.516 euros mensuales) y los de las industrias extractivas (2.437). Si bien, sumando todos estos sectores, no llegan ni a los 900.000 cotizantes. Por ello, esta estadística analiza también en un apartado específico cuáles son las aportaciones de los asalariados que trabajan en los diez sectores de la economía que más empleo generan.

Según esto, las mayores bases medias de las principales ramas de actividad las tienen los 1,1 millones de empleados públicos de gestión y regulación de todas las administraciones (estatal, autonómica y local), así como los profesionales públicos de la justicia y seguridad y Defensa (policías y militares), que cotizan una media de 2.307 euros mensuales. Este grupo no recoge a los empleados públicos de la sanidad y la educación, que están incluidos junto a sus colegas del sector privado.

Con bases medias superiores a los 2.000 euros mensuales están los trabajadores de la industria manufacturera (2.142 euros); los profesionales de actividades técnicas y científicas (2.091 euros); y los del sector sanitario (2.043 euros al mes).

Brecha retributiva

En estos dos últimos sectores se da la circunstancia de que a pesar de estar muy feminizados (hay más mujeres que hombres) las brechas retributivas en favor de los trabajadores masculinos son las mayores. Concretamente, la base media de cotización de los hombres de profesiones científico técnicas es 512 euros mayor que la de las mujeres del sector. Y en el caso de los sanitarios –donde están cotizando 349.866 hombres y 1,2 millones de mujeres– la diferencia es de 437 euros más para ellos. Desde Trabajo observan “una evolución al alza de las bases medias de cotización, pero con una base media superior a los 300 euros en los varones”.

En el lado opuesto de este grupo de diez principales sectores se encuentran los 1,6 millones de empleados de la hostelería, con la base media de cotización más baja de todas: 1.143 euros al mes; y los 2,5 millones de trabajadores del comercio y reparación de vehículos, que cotizan una media de 1.596 euros mensuales. En estos últimos sectores la contratación temporal y a tiempo parcial tira a la baja de las bases medias de cotización. De hecho, la cotización promedia de los que tienen contrato fijo es de 2.104 euros al mes frente a los 1.314 de los temporales. Y lo mismo ocurre con las bases de las jornadas completas (2.104 euros al mes) y la jornada parcial (939 euros).

La Cotización baja tras cumplir los 60 años

Históricamente, las bases de cotización de los trabajadores crecen a medida que aumenta su edad y su carrera. Sin embargo, en las dos úlitmas décadas se está produciendo con mayor intensidad la expulsión del mercado laboral de los trabajadores de mayor edad. Estos trabajadores o bien pasan unos años en el desempleo y se jubilan anticipadamente en cuanto pueden; cotizan de forma individual a la Seguridad Social; o aceptan trabajos de peores condiciones. La nueva estadística de Trabajo solo recoge a este último caso que, junto a las jubilaciones parciales hacen que, en contra de lo esperado, la base media baje a partir de los 60 años. Al cumplir esa edad, la base media baja de 2.115 a 2.007 euros al mes.

Fuente: Cinco Días


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading
Advertisement
Advertisement
Advertisement

Copyright © 2019 all rights reserved alertanacional.es

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
ArabicBulgarianChinese (Simplified)DanishEnglishFinnishFrenchGermanGreekItalianNorwegianPortugueseRomanianRussianSpanishTurkish
A %d blogueros les gusta esto: