A diez años del devastador terremoto que mató a más de 200.000 personas, Haití sigue en ruinas - ALERTA NACIONAL
Connect with us

Resto del Mundo

A diez años del devastador terremoto que mató a más de 200.000 personas, Haití sigue en ruinas

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Loading...

Haití recuerda este domingo a las decenas de miles de personas que murieron en el devastador terremoto del 12 de enero de 2010, mientras el dolor se mezcla con la ira y la amargura por los esfuerzos fallidos de reconstrucción y la continua inestabilidad política del país. Durante unos 35 largos segundos, un terremoto de magnitud 7 transformó la capital, Puerto Príncipe, y las ciudades cercanas de Gressier, Leogane y Jacmel en ruinas polvorientas, matando a más de 200.000 personas e hiriendo a otras 300.000.

Más de 1,5 millones de haitianos quedaron sin hogar, dejando a las autoridades de la isla y a la comunidad humanitaria internacional ante un desafío colosal en un país que carece de un registro de tierras o de reglas de construcción.

“Ha sido una década perdida, totalmente perdida”, dijo el economista haitiano Kesner Pharel a la AFP. “La capital no ha sido reconstruida, pero nuestra mala gobernanza no es responsabilidad exclusiva de las autoridades locales; a nivel internacional no hemos visto un mecanismo para administrar la ayuda que permita que el país se beneficie”.

Los miles de millones de dólares prometidos por los donantes internacionales en las semanas posteriores a la catástrofe parecen haberse desvanecido, alimentando la amargura de los sobrevivientes que están hoy expuestos a los mismos peligros que existían antes del terremoto.

“Diez años después, vemos una concentración aún mayor de personas en el área metropolitana”, señaló Pharel. “Si tuviéramos un terremoto de la misma magnitud, los resultados serían los mismos, ya que no hubo seguimiento en la mayoría de las casas reconstruidas”. “El país nunca fue reconstruido y estamos de vuelta en el punto de partida”, aseguró.

El terremoto destruyó cientos de miles de hogares, así como edificios administrativos y escuelas, sin mencionar el 60% del sistema de salud. Una década después, la reconstrucción del hospital principal del país sigue estando incompleta, y las organizaciones no gubernamentales luchan para compensar las muchas deficiencias del Estado.

“Tras el terremoto, vimos un gran flujo de casos de politraumas, con un número enorme de heridas. Ahora tuvimos que reabrir el centro de trauma, aunque las heridas ahora no tienen el mismo origen y, desafortunadamente, más del 50% de los heridos que vemos ahora son víctimas de disparos”, dijo Sandra Lamarque, jefa de misión de Médicos Sin Fronteras en Haití.

Haití se ha visto también afectado por una grave crisis sociopolítica. En el verano boreal de 2018, los escándalos de corrupción que implican al actual presidente Jovenel Moise y a todos los gobiernos posteriores al terremoto provocaron una fuerte y violenta reacción.

Las protestas han sido protagonizadas sobre todo por jóvenes -más de la mitad de los habitantes de Haití son menores de 30 años- que viven con pocas posibilidades de empleo en un país marcado por una creciente inseguridad en medio de frecuentes enfrentamientos entre pandillas armadas.

Las manifestaciones antigubernamentales se extendieron a ciudades de todo el territorio, paralizando la vida cotidiana entre septiembre y diciembre del año pasado. La debilidad estatal, expuesta al mundo tras el terremoto, solo ha crecido: las elecciones a la Asamblea Nacional previstas para noviembre simplemente no se llevaron a cabo, lo que significa que el mandato de la cámara baja expirará el lunes.

Sin un parlamento que funcione, el presidente Moise, quien es fustigado no solo por sus opositores políticos sino por una gran parte de la población civil, ahora tendrá la posibilidad de gobernar por decreto.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Advertisement
Loading...
Deje aquí su propio comentario

Resto del Mundo

Al menos 15 muertos al estrellarse un avión en Kazajistán con 100 personas a bordo

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Loading...

Un avión Fokker-100 perteneciente a la compañía aérea Low Cost Bek Air con 100 personas a bordo (95 pasajeros y 5 miembros de la tripulación) se estrelló esta mañana nada más despegar del aeropuerto de la ciudad de Alma-Atí, el principal centro económico de Kazajstán.

Según el jefe del Departamento de Sanidad de Alma-Atí, Tleuján Abildáyev, se han contabilizado ya 15 muertos, entre ellos el primer piloto y una niña, y 66 heridos. 50 han tenido que ser hospitalizado y más de una decena están en estado grave y hay niños entre ellos. El aparato, que cubría el vuelo Z2100 entre Alma-Atí y Nur-Sultán, la capital del país, no pudo elevarse suficientemente y se estrelló contra un edificio de viviendas.

El avión desapareció del control de los radares a las 7.05 hora local, pocos minutos después del despegue, y, según las autoridades, fue perdiendo altura hasta empotrarse en un edificio de dos plantas en una zona residencial cercana al aeropuerto, junto al poblado de Kzyl-tu. Pese a que la aeronave llevaba los depósitos de combustible repletos, no se incendió con el impacto, lo que explica el alto número de supervivientes. El fuselaje del Fokker, sin embargo, ha quedado partido en varios fragmentos. Sobre el terreno trabajan los equipos de rescate. Al parecer, la casa afectada estaba abandonada, aseguran los medios de comunicación kazajos.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Resto del Mundo

Estado Islámico asesina a una decena de rehenes cristianos en Nigeria

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Loading...

Estado Islámico en África Occidental (ISWA), la facción del grupo terrorista que opera en la cuenca del lago Chad, ha ejecutado a más de una decena de rehenes que tenía en su poder, entre ellos numerosos cristianos, según ha informado este jueves un periodista que ha visto el vídeo de la ejecución.

Según Ahmad Salkida, un periodista nigeriano que en varias ocasiones ha informado en primicia de acciones de los yihadistas en Nigeria, el grupo terrorista -que se escindió en 2016 de Boko Haram- ha publicado un vídeo con la ejecución de once rehenes.

Todos ellos aparecían en una grabación inicial en la que ofrecían sus identidades y pedían al presidente del país, Muhamadu Buhari, y a la Asociación de Cristianos de Nigeria (CAN) que intercedieran por ellos, de acuerdo con Salkida.

De los trece rehenes que aparecen en dicha grabación, los terroristas han ejecutado a once el día de Navidad, librando a dos de ellos, incluida la única mujer, ha precisado el periodista en su página web, aclarando que tres de los miembros del grupo eran musulmanes y no cristianos.

«Les hemos matado como venganza por las muertes de nuestros líderes, incluido Abu Bakr al Baghdadi», ha señalado la organización terrorista, en referencia al líder de Daesh, muerto el pasado 26 de octubre en una operación de fuerza especiales estadounidenses en el norte de Siria.

Según Salkida, la ejecución de los rehenes se ha producido pese a que estos habían iniciado presuntamente contactos con las autoridades para un intercambio por algunos de sus líderes encarcelados, que habría rechazado el Gobierno.

La noticia de la ejecución se produce tan solo cuatro días después de la ejecución de varios civiles por este mismo grupo terrorista en el estado de Borno, en el norte del país. Según denunció la ONU, varios civiles fueron ejecutados y varios más secuestrados el domingo en la carretera que une Monguno con Maiduguri, la capital provincial, y en la que une Damaturu con Biu, una arteria que conecta Borno con el estado de Yobe.

«Los ataques de cualquier actor de un conflicto armado contra civiles, trabajadores humanitarios e infraestructura civil violan las leyes humanitarias internacionales», denunció el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, en un comunicado el martes, subrayando que los responsables de tales atrocidades deben rendir cuentas ante la justicia.

Según Naciones Unidas, más de 36.000 personas han muerto, alrededor de la mitad de ellas civiles, desde que el grupo islamista Boko Haram comenzó su insurgencia en el noreste de Nigeria en 2019, que posteriormente extendió a los otros países ribereños del lago Chad -Chad, Camerún y Níger-.

En el último año, unas 160.000 personas se han visto desplazadas por la violencia en Nigeria. Más de 7 millones de personas precisan asistencia vital y urgente en Borno, Yobe y Adamawa, los tres estados más golpeados en Nigeria. La ONU estima que alrededor de 1,2 millones de personas viven en zonas a las que no es posible acceder para ofrecerles asistencia.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Resto del Mundo

Haití: “Los cascos azules dejaron embarazadas a nuestras chicas y las dejaron en la miseria»

Published

on

Una mujer pasa entre «cascos azules» de la ONU en 2010 en Haití
Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Loading...

«Cuando estuve con el brasileño, yo tenía 14 años. Iba al colegio en la Escuela cristiana. Me quedé embarazada y mi padre me echó de casa. Ahora trabajo para que alguien me dé 25 gourdes con los que mi hijo y yo podamos comer». Este es el testimonio de una joven de Puerto Príncipe, madre soltera de un niño de cuatro años, que figura entre las más de 2.000 personas entrevistadas para un estudio sobre la explotación sexual y los abusos cometidos por los «cascos azules» de la ONU en Haití, publicado por « International Peacekeeping».

El informe resulta demoledor. Aunque no llega a precisar la cifra de hijos de miembros de las fuerzas de paz de Naciones Unidas, deja claro que fue una práctica extendida. De hecho, en el país caribeño se han acuñado términos como «bebés cascos azules» o «pequeños Minustah» para referirse a los niños fruto de estas relaciones con miembros de la misión de la ONU (2004-2017), diferenciados de los hijos de haitianos.

«Abusaron de muchas de nuestras familias», asegura otra de las personas entrevistadas. «Podía parecer que te querían –explica–, te dejaban unas pocas monedas en tus manos tras acostarse contigo y dejarte un bebé». «Enconces –continúa–, el niño está en tus brazos y tu familia no tiene nada».
Círculo vicioso de explotación sexual y miseria

El estudio señala la pobreza como factor clave en la explotación sexual y los abusos por los «cascos azules». De hecho, la repatriación del personal implicado a menudo agravaba las penurias de las mujeres y los niños, añade. En este sentido, explica que tener hijos de piel clara con «cascos azules» se percibía como algo deseable por algunas mujeres para mejorar su estatus económico y social, algo que luego no se cumplía. Sin embargo, impelidas a buscar una nueva relación cuando el padre del niño se marchaba, las madres caían en un círculo vicioso. «Él se va y la deja en la miseria, y entonces ahora tiene que rehacer el mismo proceso para dar de comer a su niño», explica otro de los testimonios.

«Hay multitud de casos, multitud de escenarios diferentes, en los que estos niños son concebidos y nacen», explica a la fundación Thomson Reuters la autora del estudio, Sabine Lee, profesora de la citada universidad británica. «Está bastante claro que se aprovecharon de estas chicas, que se veía claramente que eran menores», asegura.

Un portavoz de la Fuerza de Paz de la ONU asegura que esta organización se toma en serio el asunto y que está dando apoyo a 29 víctimas y 32 niños nacidos a consecuencia del abuso y la explotación sexual por parte del personal de la Minustah.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading
Advertisement
Advertisement
Advertisement

Copyright © 2019 all rights reserved alertanacional.es

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
ArabicBulgarianChinese (Simplified)DanishEnglishFinnishFrenchGermanGreekItalianNorwegianPortugueseRomanianRussianSpanishTurkish
A %d blogueros les gusta esto: