Connect with us

Resto del Mundo

A diez años del devastador terremoto que mató a más de 200.000 personas, Haití sigue en ruinas

Published

on

Comparta este artículo.

Haití recuerda este domingo a las decenas de miles de personas que murieron en el devastador terremoto del 12 de enero de 2010, mientras el dolor se mezcla con la ira y la amargura por los esfuerzos fallidos de reconstrucción y la continua inestabilidad política del país. Durante unos 35 largos segundos, un terremoto de magnitud 7 transformó la capital, Puerto Príncipe, y las ciudades cercanas de Gressier, Leogane y Jacmel en ruinas polvorientas, matando a más de 200.000 personas e hiriendo a otras 300.000.

Más de 1,5 millones de haitianos quedaron sin hogar, dejando a las autoridades de la isla y a la comunidad humanitaria internacional ante un desafío colosal en un país que carece de un registro de tierras o de reglas de construcción.

Loading...

“Ha sido una década perdida, totalmente perdida”, dijo el economista haitiano Kesner Pharel a la AFP. “La capital no ha sido reconstruida, pero nuestra mala gobernanza no es responsabilidad exclusiva de las autoridades locales; a nivel internacional no hemos visto un mecanismo para administrar la ayuda que permita que el país se beneficie”.

Los miles de millones de dólares prometidos por los donantes internacionales en las semanas posteriores a la catástrofe parecen haberse desvanecido, alimentando la amargura de los sobrevivientes que están hoy expuestos a los mismos peligros que existían antes del terremoto.

“Diez años después, vemos una concentración aún mayor de personas en el área metropolitana”, señaló Pharel. “Si tuviéramos un terremoto de la misma magnitud, los resultados serían los mismos, ya que no hubo seguimiento en la mayoría de las casas reconstruidas”. “El país nunca fue reconstruido y estamos de vuelta en el punto de partida”, aseguró.

El terremoto destruyó cientos de miles de hogares, así como edificios administrativos y escuelas, sin mencionar el 60% del sistema de salud. Una década después, la reconstrucción del hospital principal del país sigue estando incompleta, y las organizaciones no gubernamentales luchan para compensar las muchas deficiencias del Estado.

“Tras el terremoto, vimos un gran flujo de casos de politraumas, con un número enorme de heridas. Ahora tuvimos que reabrir el centro de trauma, aunque las heridas ahora no tienen el mismo origen y, desafortunadamente, más del 50% de los heridos que vemos ahora son víctimas de disparos”, dijo Sandra Lamarque, jefa de misión de Médicos Sin Fronteras en Haití.

Haití se ha visto también afectado por una grave crisis sociopolítica. En el verano boreal de 2018, los escándalos de corrupción que implican al actual presidente Jovenel Moise y a todos los gobiernos posteriores al terremoto provocaron una fuerte y violenta reacción.

Las protestas han sido protagonizadas sobre todo por jóvenes -más de la mitad de los habitantes de Haití son menores de 30 años- que viven con pocas posibilidades de empleo en un país marcado por una creciente inseguridad en medio de frecuentes enfrentamientos entre pandillas armadas.

Las manifestaciones antigubernamentales se extendieron a ciudades de todo el territorio, paralizando la vida cotidiana entre septiembre y diciembre del año pasado. La debilidad estatal, expuesta al mundo tras el terremoto, solo ha crecido: las elecciones a la Asamblea Nacional previstas para noviembre simplemente no se llevaron a cabo, lo que significa que el mandato de la cámara baja expirará el lunes.

Sin un parlamento que funcione, el presidente Moise, quien es fustigado no solo por sus opositores políticos sino por una gran parte de la población civil, ahora tendrá la posibilidad de gobernar por decreto.


Comparta este artículo.
Advertisement
Deje aquí su propio comentario

Internacional

El primer ministro de Australia asegura que no se dejará intimidar por China: «Nunca cambiaré nuestros valores ante la coacción»

Published

on

Scott Morrison
Comparta este artículo.

El primer ministro de Australia, Scott Morrison, ha asegurado que su país no se dejará intimidar por la «coerción» de China, después de que el gigante asiático restringiera algunas exportaciones australianas e instara a los turistas y estudiantes chinos a no viajar al país oceánico, según lo afirmó este jueves durante una entrevista concedida a la emisora de radio 2GB.

«Somos una nación de comercio abierto […], pero nunca cambiaré nuestros valores en respuesta a la coacción, [independientemente] de donde venga», explicó Morrison.

Loading...

Tensiones diplomáticas

Las relaciones diplomáticas entre Pekín y Canberra se enturbiaron después de que Australia solicitara una investigación internacional acerca del origen y la propagación del covid-19, que se registró por primera vez el pasado mes de diciembre en la ciudad china de Wuhan.

Este martes el Ministerio de Educación chino dijo que sus ciudadanos deberían reconsiderar la opción de estudiar en Australia. Asimismo, China ha prohibido la importación de carne australiana y ha impuesto aranceles a la cebada del país oceánico, al tiempo que insta a su población a no hacer turismo en Australia.

Desde Pekín justifican estas medidas alegando ataques racistas contra los asiáticos debido a la actual pandemia. Sin embargo, Morrison considera que este argumento «es basura», además de «ridículo».

«Un peón político»

Por su parte, el portavoz del Ministerio chino de Asuntos Exteriores, Hua Chunying, ha negado las acusaciones de coerción y ha solicitado a Australia que proteja la seguridad de los ciudadanos chinos.

Paralelamente, el Grupo de los Ocho, una coalición de las universidades de élite de Australia, denuncia que la educación internacional «está siendo utilizada como un peón político». En opinión de Margaret Gardner, vicerrectora de la Universidad de Monash, estamos viviendo «tiempos muy tensos, diplomáticamente [hablando], entre China y Australia», en los que tanto las universidades como sus estudiantes chinos «son parte de los [daños] colaterales».

Australia ingresa alrededor de 26.000 millones de dólares anuales gracias a los estudiantes extranjeros que recibe, gran parte de ellos provenientes de China. Además, el país asiático es su mayor socio comercial, ya que entre ambas naciones existe un comercio bidireccional anual por valor de 235.000 millones de dólares australianos.

 


Comparta este artículo.
Continue Reading

Internacional

Pero los racistas somos nosotros: Arabia Saudí deporta a 3.000 etíopes alegando que son «vulnerables a la propagación del coronavirus»

Published

on

Una mujer toma la temperatura a otra, en la capital etíope Adis Abeba
Comparta este artículo.

Miles de trabajadores etíopes en situación irregular han sido deportados desde Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos en medio de la pandemia de Covid-19. Los gobiernos de ambos países de Oriente Próximo han negado que se trate de «deportaciones forzadas» aunque han defendido su postura alegando que los etíopes son «vulnerables a la propagación del coronavirus» y que «solo» han deportado a algunos ciudadanos con síntomas y otros casos «sospechosos» –aunque no se les ha realizado la prueba para diagnosticar la Covid-19 ni les han realizado un examen médico antes de viajar-. [SIGUE MÁS ABAJO]

Un total de 2.968 migrantes fueron deportados a Addis Abeba durante el mes de abril, según denunció el Finantial Times recientemente. Al desembarcar, los etíopes procedentes de Riad y Yedah son llevados a uno de los cuatro centros de cuarentena de la capital. Etiopía espera recibir a otros 3.000 ciudadanos en los próximos 15 días, según las autoridades. Estas deportaciones masivas -en aviones de carga- han provocado un auténtico «desafío para contener el virus» en Etiopía, según su ministra de Salud, Lia Tadesse. Según Tadesse, la mitad de los casos son viajeros procedentes de Dubai. «Los trabajadores etíopes en Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos y Yibuti se ven obligados a huir a su país, una situación que se está convirtiendo en un desafío para contener el virus», dijo la ministra. [SIGUE MÁS ABAJO]

Loading...

Por su parte, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) ha advertido que estas deportaciones «aumentan el riesgo de expansión de la enfermedad» especialmente si se realizan sin haber llevado a cabo una «evaluación médica adecuada». La OIM también «desaconseja las deportaciones forzadas a Etiopía o a cualquier otro país en estos momentos en los que la pandemia aún está en expansión». En la misma línea se ha pronunciado recientemente la Coordinadora Residente y Humanitaria de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Etiopía, Catherine Sozi: «Los movimientos migratorios a gran escala que no están planeados hacen que la transmisión del virus sea mucho más probable que continúe. Por lo tanto, pedimos la suspensión temporal de las deportaciones a gran escala».

Actualmente, el país africano tiene 114 casos positivos y 3 personas han fallecidos por la Covid-19; mientras que en Arabia Saudí suma más de 10.000 contagios y 103 muertes.


Comparta este artículo.
Continue Reading

Resto del Mundo

Caos climático en Australia: sequías, incendios, ciclones tropicales, lluvias e inundaciones asolan el país

Published

on

Comparta este artículo.

Las fuertes lluvias y las inundaciones continúan golpeando este domingo el este de Australia, aunque se ha ido debilitando el ciclón tropical que se estaba desarrollando en el oeste del país, unas circunstancias que se suman a los graves incendios que desde hace semanas asolan al país.

En Nueva Gales del Sur, las duras condiciones meteorológicas han llevado consigo fuertes lluvias, vientos dañinos, mareas demasiado altas e intensos oleajes, que se añaden a las graves inundaciones que se han producido en muchas zonas, según ha señalado la Agencia de Meteorología australiana este domingo.

Loading...

Los incendios han causado también serios daños en ese mismo estado, que se llevan produciendo desde septiembre, y donde también se ha estado sufriendo una dura sequía en los últimos dos años.

Además, Sídney ha registrado unas olas que han alcanzado hasta los 14 metros por lo que más de una decena de lugares se encuentran en alerta por posibles inundaciones.

La tormenta ‘Damien’ tocó tierra este sábado en la región de Dampier-Karathha, en la costa noroeste del país, catalogada como categoría 3 y ha provocado “vientos muy destructivos” con rachas de hasta 205 kilómetros por hora y “lluvias muy intensas”, según la Agencia Meteorológica Australiana.

Los expertos habían pronosticado que alcanzaría la categoría cuatro, pero hasta ahora no lo ha hecho y lo previsible es que se debilite más y más conforme vaya avanzando en tierra.

Por ello, las autoridades alertaron a los residentes en varias localidades costeras de los riesgos por oleaje, “con olas dañinas y graves inundaciones”, en particular en las regiones de Pilbara y Gascoyne. “Hay muchas ramas y hojas volando por todas partes”, dijo el alcalde de Karratha, Peter Long, en declaraciones a la televisión australiana ABC.

Mientras, en el suroeste de Australia, en Katanning, un nuevo incendio descontrolado amenaza casas y vidas humanas, alertó el servicio de Bomberos, que emitió una alerta de máximo nivel en la tarde de este sábado.

El Servicio Estatal de Emergencia emitió también una alerta por inundaciones y vientos con capacidad destructiva de hasta 90 kilómetros por hora. Desde el miércoles y hasta el domingo este organismo ha recibido más de 3.300 avisos.


Comparta este artículo.
Continue Reading

Elija el idioma / Choose your language

ArabicBulgarianChinese (Simplified)DanishEnglishFinnishFrenchGermanGreekItalianNorwegianPortugueseRomanianRussianSpanishTurkish

Radio Cadena Española

¿Quiere recibir las últimas noticias en TELEGRAM?

HIJAS DE EUROPA

Advertisement
Advertisement
Advertisement

Copyright © 2019 all rights reserved alertanacional.es

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
ArabicBulgarianChinese (Simplified)DanishEnglishFinnishFrenchGermanGreekItalianNorwegianPortugueseRomanianRussianSpanishTurkish