Connect with us

Hispanoamérica

Aunque todas las evidencias muestran que España y Europa morirán, rendirse no ha sido nunca costumbre española

Published

on

España vista desde el espacio
Comparta este artículo.

Carlos Arturo Calderón Muñoz.- Por motivos laborales me encontraba en Santa Fe de Bogotá en el más reciente día de la hispanidad. Ya había caído la noche cuando mis obligaciones y desvaríos mentales me permitieron acercarme al monumento creado por Cesare Sighinolfi en honor a la más grandiosa cabeza de Estado que ha tenido España. A lo lejos vi un grupo de personas que se agolpaban bajo la escultura; experiencias pasadas en las estatuas de Andrés López de Galarza, en San Bonifacio de Ibagué, y Rodrigo de Bastidas en Santa Marta, me hicieron pensar que iban a cometer un acto vandálico en nombre de la leyenda negra. Reduje la velocidad de mis pasos para analizar a los rivales antes de la confrontación física.

Sin embargo, notas helénicas cambiaron mi percepción de la escena. El pequeño grupo, de siete hombres y un niño, escuchaba ‘Conquest of Paradise’ de Vangelis. Algunos blancos otros mestizos, pero ninguno estaba ahí para agredir a nuestra reina, todos conmemoraban el día de la hispanidad honrando la memoria de Isabel la Católica. Me senté a unos metros de ellos, esperando que terminaran su evento para poder hablar un rato con la monarca. A la música cinematográfica del griego le siguieron ‘Cara al Sol’ y ‘El Novio de la Muerte’.

Loading...

Los extraños departían entre ellos hablando de lo mundano antes de ponerse formales. Curiosamente, el que tenía un color de piel más cercano al de Jorge Eliecer Gaitán que al de un ario estaba vestido con ropa imperial. Después de las risas pusieron en alto las rojigualdas banderas bogotanas, dieron discursos, vivas a Cristo Rey y conmemoraron el evento con algunas fotos. Se esfumaron en la noche.

Dos semanas más tarde, y después de haber votado, caminaba por la séptima con algunos conocidos a quienes estaba ayudando a grabar un videoclip de ese ruido al que ellos llaman Metal (De algo tengo que comer y acá nadie escucha al Fary). Una figura quijotesca caminaba por entre la multitud en esa calle que parece que están construyendo desde el virreinato; abundante en basuras, vendedores ambulantes, criminales y caos. El mismo mestizo del 12 de octubre avanzaba vestido con capa, jubón y parlota; todo un modelo velazqueño en la decadente urbe suramericana de nuestro milenio.

No estaba vestido así por la ocasión hispánica, esas son sus ropas cotidianas, hechas a mano por el mismo. Me acerqué para saludarlo seguido de mis guturales compañeros, no tardaron en preguntarle por su atuendo. Él, con conocimientos que ya quisieran tener muchos catedráticos, respondió con paciencia a la curiosidad del grupo. Mientras explicaba el origen de cada prenda y su contexto histórico yo observaba a los antisistema, le miraban con burla. Ellos, tan blancos que hubieran podido hacer parte de las SS, despreciaban el catolicismo del loquito que les hablaba; detestan la tradición, a Europa y su alma. Esos caucásicos aborrecen la historia de su propia sangre, esa historia que les estaba siendo impartida por el mestizo errante.

Minutos atrás, mientras nos desplazábamos en Transmilenio, uno de los metaleros expresaba su malestar al saber que Putin estaba reconstruyendo la iglesia ortodoxa rusa. Más adelante, otro hablaba incoherencias de las propiedades físico-químicas de la dimetiltriptamina (DMT), porque ellos saben que Jesús es un cuento estúpido de gente atrasada que no sabe de ciencia. Claro que también están convencidos de la autenticidad de los desdoblamientos astrales, criaturas psicodélicas, péndulos, viajes con hongos, duendes, brujas y por qué no, las técnicas del profesor Herrou Aragón. Los estudios del efecto ideomotor, el giro angular o la parálisis del sueño, al igual que sacerdotes como Bacon, Copérnico, Mendel o Lemaitre, son irrelevantes para ellos y su sapiencia científica.

El tiempo sigue su marcha. La América Hispana se rebela contra la izquierda o derecha, dependiendo el país, esperando ingenuamente que al cambiar de posición en el espectro político las cosas mejoren; mientras tanto, en España se cargan el Valle de los Caídos. Como siempre la mano masónica, de la banca y el sanedrín mueve los hilos. Se ha revelado cómo los servicios de inteligencia israelitas entrenan a los terroristas en Cataluña. En Colombia, poderosos banqueros antihispanos como los Gilinsky han financiado al marxismo cultural de Petro y los Rothschild y Rockefeller han premiado el neoliberalismo de Santos. Los herederos del difunto Douglas Tompkins y su pandilla se quedan con la Patagonia chileno-argentina, Soros promueve la disolución de las tradiciones, los Botín lavan el dinero de los narcos en ambos lados de la hispanidad y de paso extienden la pedofilia, etc.

Para generar toda esta destrucción se ha requerido de siglos de trabajo conjunto de las más poderosas familias en el mundo. Aún así, en cualquier parte del chabolismo cibernético se encuentran muchachos que por el solo hecho de tener sangre hispana en sus venas se rebelan contra el sistema que les quiere destruir. Nadie les da dinero, nadie les enseñó las hazañas de sus ancestros; todos les han inculcado odio hacia su madre patria.

¿Y por qué 7 anónimos reunidos en sabe Dios que capital sudaca deberían ser sinónimo de fe? Pues, en el siglo XVI el Imperio Inca tenía 12 millones de habitantes, el Azteca tenía mínimo 7 millones, pero hay cálculos que hablan de 25 millones, Francia 18 millones, el Imperio Turco Otomano 15 millones, Italia 11 millones… ¿Y España? En su mejor momento, y siendo muy optimistas, 5 millones, ya sabemos qué pasó entonces. Los números adversos nunca han sido un problema para España, es más, pareciera que la hicieran más fuerte.

No podemos escapar de nuestra naturaleza, a mi no me gusta la fiesta brava y a pesar de eso me lleno de éxtasis al ver lo terrible de nuestra situación, porque entre más bravo es el toro mejor es la corrida. Esa naturaleza hace que hombres y mujeres conscientes de su inferioridad ante el enemigo se conviertan en voluntad férrea contra la avanzada globalista. Armando Robles, Josele Sánchez, Manuel Canduela, Noelia de Trastámara, Cristina Martin o Alba Lobera, con sus humanísimas debilidades, y a pesar de que tienen la españolísima costumbre de pelearse entre sí, se han convertido en ejércitos de un solo individuo que golpean sin descanso a la bestia y repercuten en miles de personas en decenas de países hispanos. Además de que contamos con la presencia de un hombre que raya en lo mitológico como lo es Pedro Varela.

Ya sea con informativos como el de TLV1 o con esos muchachos bogotanos que se reúnen semanalmente para reforzar su hispanidad, América está repleta de personas que escuchan a su sangre por sobre el ruido de la modernidad. Lo que iba a ser un año más de mi solitaria tradición de honrar a mi madre, terminó convirtiéndose en un espectáculo de hidalguía anacrónica.

Todas las evidencias muestran de forma incuestionable que seremos derrotados, que España y Europa morirán; eso es lo que la realidad dice. Alonso Quijano entró en razón y murió, pero el Quijote es eterno. Rendirse no es costumbre española.

Desde Colombia


Comparta este artículo.
Advertisement
Deje aquí su propio comentario

Hispanoamérica

Venezuela: El narcogobierno de Maduro utiliza la valija diplomática para enviar cocaína a España, Francia, Alemania, Holanda e Italia

Published

on

Comparta este artículo.

Por Joaquín Abad/Mil21.-

Un antiguo miembro de las FARC, Alexander Duque González, ahora colaborador de la DEA, ha realizado unas declaraciones a los periodistas Roberto Granda, de España, y Herbin Hoyos, de Colombia, en el programa Estado de Alarma, donde narra las vinculaciones de Venezuela y Ecuador en el tráfico de cientos de toneladas de cocaína a Europa y Estados Unidos.

Loading...

Según este testigo de la Corte Sur del Estado de Nueva York, en el sumario donde el Fiscal General William Barr solicita la extradición de la cúpula del gobierno venezolano por narcoterrorismo, Rafael Correa fue financiado por las FARC para la presidencia de Ecuador, con el compromiso de que les facilitara el paso de la droga procedente de Colombia y Perú por su país y la utilización de los puertos del Pacífico en las costas ecuatorianas.

Incluso se llegó a colocar un alijo de 50 kilos de cocaína en uno de los barcos del candidato contrario, Álvaro Novoa, para que el escándalo lo apartara de la presidencia y despejar la llegada de Rafael Correa.

El propio Alexander Duque fue el encargado de entregarle a Correa el dinero que necesitara para su campaña electoral.

Declara que el personalmente facilitó setenta toneladas de cocaína por encargo del gobierno de Venezuela, siendo el Jefe de la Inteligencia Miliar, en persona, Hugo Carvajal, quien se hizo cargo de la mercancía que era transportada en aviones y que se repartía a diferentes plazas con destino Europa, Estados Unidos y Canadá.

Alexander Duque dice que mucha de la droga que se suministraba a Venezuela, era enviada en maletas de 40 hasta 60 kilos cada una, en valija diplomática a las embajadas de Madrid, Paris, Berlín, Roma y Ámsterdam, para sobornar a autoridades y políticos. Esto lo comentó cuando se le preguntó su opinión sobre las famosas maletas que acompañaban a Delcy Rodríguez, en el pasado mes de enero, a su paso por el aeropuerto de Barajas acompañado del ministro Ávalos, que como se publicó, cambió su versión unas ocho veces hasta reconocer que facilitó el tránsito de la vicepresidenta a su llegada a España, a pesar de que tenía prohibido el ingreso en territorio de la unión europea.

El periodista colombiano Herbin Hoyos sostiene que cuando Hugo Carvajal huyo de Venezuela se refugió en España hasta que la justicia estadounidense solicitó su extradición, que no pudo cumplimentarse porque desapareció de su domicilio, y que fue protegido por el sector de Podemos que tiene vinculaciones con Venezuela, señalando directamente a Pablo Iglesias, actual vicepresidente del Gobierno de Pedro Sánchez.


Comparta este artículo.
Continue Reading

Hispanoamérica

Hacinados y sin alimentos: así son tratados por la dictadura de Maduro los inmigrantes venezolanos que volvieron al país por el coronavirus

Published

on

Comparta este artículo.

Por Lucas Goyret.- A principios de mayo, la vicepresidenta de la dictadura chavista, Delcy Rodríguez, resaltó en conferencia de prensa “las bondades del modelo venezolano” para frenar la pandemia de coronavirus. Las autoridades del régimen, además, denuncian casi a diario las condiciones en las que son presuntamente tratados los migrantes venezolanos en otros países. Sin embargo, cada vez son más los reportes de tratos “inhumanos” que reciben los venezolanos que decidieron volver al país por la pandemia.

Según ACNUR, la agencia para los refugiados de la ONU, a fines de abril eran casi 6.600 los venezolanos que regresaron pese a las catastrófica situación humanitaria y sanitaria que atraviesa el país. ¿Entonces por qué decidieron volver? “Yo he tenido contacto con varios de ellos. Una de las razones por las que vuelven es que quieren estar cerca de sus familias. Tienen mucho miedo de los que les pueda pasar en Venezuela por la pandemia, viendo que otros países, con mejores sistemas de salud, se han visto afectados seriamente”, explicó David Smolansky, comisionado de la Organización de Estados Americanos (OEA) para la crisis de refugiados y inmigrantes venezolanos.

Loading...

“Las consecuencias en Venezuela por el coronavirus, si golpea como golpeó a otros países, pueden ser inimaginables. Entonces ellos quisieran estar cerca de sus familiares ante esta situación. También hay casos de personas que fueron desalojadas, se quedaron sin su hogar, y no tienen otra opción que volver a Venezuela. También tenemos casos de personas que han perdido su trabajo, y no les queda otra que volver. Hay otros que tienen mucho miedo, mucha incertidumbre, mucha ansiedad, y ante eso prefieren estar en su país”, agregó.

No obstante, las condiciones en las que son recibidos distan mucho de lo promocionado por el régimen, que se esfuerza en mostrarse como un “ejemplo mundial” ante la pandemia.

Smolansky sostuvo que al llegar a suelo venezolanos, los inmigrantes “son seriamente maltratados por el régimen”. En esa línea, detalló las vejaciones a las que son sometidos: “Muchos de ellos han dormido días en el piso, han estado en albergues hacinados, aglomerados, donde se rompe cualquier tipo de protocolo de distanciamiento social para evitar el contagio. Hemos tenido denuncias de que a muchos no se les ha dado la comida constantemente como se le ofreció. Y peor aún, obviamente no todos ellos viven en la frontera venezolana, muchos van a otras ciudades del país, por ejemplo a la capital Caracas, y han denunciado que efectivos de la Guardia Nacional les cobran moneda extranjera, específicamente 30.000 pesos colombianos, para poder trasladarlos”.

“Esto de trato humanitario no tiene nada. Las autoridades colombianas han hecho un esfuerzo importante en permitir ese corredor humanitario en el puente internacional Simón Bolívar, y en el puente de Tienditas. Pero una vez que llegan a Venezuela están en manos de la dictadura. Está recibiendo tratos crueles y degradantes. Ya de por sí los inmigrantes son una población vulnerable, y ante este trato que están recibiendo en Venezuela para su retorno, se hace más vulnerables. Muchos me han dicho que una vez que pase la pandemia y se reabra la frontera quisieran volver a Colombia; incluso si tienen la oportunidad de llevarse a su familia se la llevan”, relató el ex alcalde del municipio El Hatillo, quien se encuentra exiliado en Estados Unidos por la persecución de la dictadura de Maduro.

Smolansky compartió con este medio uno de los tantos videos que le hicieron llegar los venezolanos que volvieron a su país para afrontar la pandemia cerca de sus familias. Desde la terminal de pasajeros de San Antonio, en el estado fronterizo de Táchira, uno de los inmigrantes, cuya identidad no reveló, mostró y relató la difícil situación que debieron atravesar: “Hay alrededor de mil personas. Aquí nos están usando como escudo por temas políticos. No nos están dando alimentación, dormimos todos aglomerados, en plena pandemia. Lo que están haciendo es llenar un bus, sacan un video de cuando la gente se monta, le dan la vuelta a la terminal, y vuelven y bajan a la gente para usarlo como tema político”.

El joven, con un barbijo cubriendo su rostro, agradeció el trato de las autoridades colombianas, y desmintió la versión del chavismo que indica que los inmigrantes venezolanos han recibido malos tratos en el país vecino: “Intentan decir que en todos los países nos tratan mal, que nos echaron a la calle. Eso es mentira. Colombia nos trató muy bien, nos ayudó, nos dio de comer. Nos trajo gratis hasta nuestro destino que era Cúcuta. Ahí nos volvieron a dar comida y nos acompañaron hasta que cruzamos el puente”.

Smolansky contó que muchos de estos venezolanos que vuelven al país tienen miedo de hacer este tipo de denuncias por temor a represalias de los brazos armados de la dictadura: “Los cuerpos de seguridad del régimen, específicamente el SEBIN y el DGCIM, llegaron a donde ellos estaban, por algunas horas les secuestraron el teléfono, y los amenazaron con llevárselos detenidos si seguían denunciando los tratos recibidos a su retorno”.

Además, sostuvo que al regresar a Venezuela “ni siquiera les realizar los tests, simplemente les tomaron la temperatura”: “A algunos los aislaron por dos semanas, pero es algo aleatorio del régimen; algunos simplemente fueron aislados uno o dos días”.

El comisionado de la OEA para la crisis de refugiados y inmigrantes venezolanos indicó que “el régimen, desde su carácter criminal, ha utilizado esta pandemia para militarizar mucho más el país, para profundizar la represión, y sobre todo sofisticar el control social, apoyándose de actores externos como Rusia, Cuba y China”.

La semana pasada la ONG Provea denunció que muchos migrantes “son reclutados bajo engaño y forzados a trabajar por grupos armados, paramilitares colombianos” y al menos 12 bandas criminales.

También aseveró que las cifras reportadas por la dictadura “no son transparentes”: “Yo creo que hay muchos más casos de los que conocemos”.

En los últimos días el régimen de Maduro reportó que la cifra de contagios ya supera los 800. El dictador, que acusó al presidente colombiano Iván Duque de querer “contaminar” a Venezuela con el coronavirus, indicó que el aumento de casos se debe a contagios “importados” de otros países, como Colombia.

José Manuel Olivares, diputado de la Asamblea Nacional (AN), rechazó los datos y acusaciones del régimen: “Venezuela sigue siendo el país que menos pruebas realiza en América Latina. Pese a las reiteradas mentiras de Jorge Rodríguez, Delcy Rodríguez y Nicolás Maduro, Venezuela hoy es el país menos eficiente en el diagnóstico del COVID-19. El tiempo promedio en el interior del país para recibir el resultado de la prueba va de 12 a 14 días: dos semanas para recibir un diagnóstico fuera de la ciudad de Caracas”.

Además, el gobierno interino alertó en los últimos días, en medio del aumento de casos de contagios, que la situación podría tornarse “catastrófica”, mientras los hospitales del país siguen con desabatecimiento de agua, insumos médicos, y hasta elementos básicos como batas, máscaras y anteojos para tratar a pacientes con COVID-19.

(Infobae)


Comparta este artículo.
Continue Reading

Hispanoamérica

Los hijos de los líderes chavistas se saltan la cuarentena en fiestas lujosas

Published

on

Comparta este artículo.

Muchos de los hijos de los altos cargos y ministros del régimen Nicolás Maduro, conocidos como los «bolichicos», se saltan la cuarentena del coronavirus para ir alegremente de fiesta en fiesta, incluso estando infectados, y ni siquiera acatan la orden de su comandante en jefe.

Maduro se vio obligado a reclamar en público este viernes por la noche por la estatal Venezolana de Televisión (VTV) que «todos los participantes a una fiesta realizada en una isla dieron positivo en el virus Covid-19».

Loading...

Recomendó a todas las personas que han estado en contacto con los contagiados y con los sospechosos que «se aíslen voluntariamente para cortar la cadena de contagio».

Este viernes Maduro omitió dar las cifras oficiales de infectados después de las últimas 42 personas del miércoles. Sin embargo la diputada opositora Delsa Solorzano afirmó que «no sabemos si está incluida la fiestecita de enchufados en Los Roques. Cifras que Maduro no quiere dar: Van 65 casos positivos por Covid-19, según monitores internacionales».

La fiestecita en cuestión, que tuvo lugar en las islas de Los Roques, un archipiélago paradisiaco caribeño de cristalinas y turquesas aguas situado al norte de Venezuela, fue organizada por Jesús Amororo, alias «El Duque», hijo del contralor y ex constituyente chavista Elvis Amoroso, se celebró hace aproximadamente ocho días.

El Duke quiso celebrar a lo grande su regreso por todo lo alto y por ello costeó una súper fiesta en la isla de Los Roques, donde varios cantantes internacionales hicieron su respectiva aparición. Y según rumores en las redes sociales, entre los invitados destacaron Zion, J. Quiles y la nueva cantante en ascenso Nakary; las fotografías de estos compartiendo en Los Roques se difundieron por Twitter.

El Duke, el polémico hijo de Elvis Amoroso, positivo por coronavirus tras fiesta en Los Roques. Otros cuatro invitados suyos de la fiesta, sospechosos del contagio, fueron buscados por los oficiales de inteligencia (CICPC), acompañados de funcionarios de Sanidad, en la residencia Country de Campo Alegre.

La cuarentena de Maduro

Desde hace tres días Maduro no aparece encabezando el consejo de ministros en Miraflores sino que habla por teléfono con Delcy Rodríguez o su hermano Jorge. Dice que «estoy cumpliendo la cuarentena con Cilia a mi lado». Sucede que Cilia Flores, a la que llaman la primera combatiente, se ha reunido cuatro veces con Elvis Amoroso, el padre de El Duque, y estaría guardando el aislamiento.

Tres días antes, el jueves pasado, otro caso de un «bolichico» chavista que se salta la cuarentena, es el hijo del exministro Luis Motta Dominguez, que fue a una fiesta y acabó con tres tiros en su pierna.

Luis Alfredo Motta Vegas, de 34 años de edad, hijo del exministro de Energía Eléctrica Luis Motta Domínguez, fue herido de bala el jueves durante una discusión en una fiesta celebrada en la residencia Alto De Villa en la exclusiva urbanización La Lagunita, municipio El Hatillo, al sureste de Caracas.

Maduro ha reclamado a los suyos cumplir la cuarentena que durará hasta el 13 de abril. «El cumplimiento es del 95% y esperamos que llegue al 100%».


Comparta este artículo.
Continue Reading

Elija el idioma / Choose your language

ArabicBulgarianChinese (Simplified)DanishEnglishFinnishFrenchGermanGreekItalianNorwegianPortugueseRomanianRussianSpanishTurkish

¿Quiere recibir las últimas noticias en TELEGRAM?

Advertisement
Advertisement
Advertisement

Copyright © 2019 all rights reserved alertanacional.es

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
ArabicBulgarianChinese (Simplified)DanishEnglishFinnishFrenchGermanGreekItalianNorwegianPortugueseRomanianRussianSpanishTurkish