Connect with us

Europa

Barbro Sorman, diputada feminista: “Que los refugiados violen a las mujeres es mejor a que lo hagan los hombres suecos”

Published

on

Barbro Sorman
Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Xiomara Bernal (R).- Dijo la diputada feminista sueca, Barbro Sorman: “Que los refugiados violen a las mujeres es mejor a que lo hagan los suecos” porque, como en sus países de origen las mujeres son consideradas de “segunda clase”, es algo cultural entre ellos. “Los hombres suecos que violan lo hacen por elección activa. Es peor a que lo hagan los refugiados”. Y Suecia fue nombrada “Capital europea de la violación”.

La policía publicaba un informe, el 18 de mayo de 2016,reconociendo que Suecia tiene la tasa más alta de violencia física y sexual, hostigamiento sexual y acoso de la UE; con datos como:

-El 93% de las violaciones son a manos de refugiados.

-El 43% de las víctimas son menores de edad.

-El 100% de los violadores reincidentes son inmigrantes o descendientes de ellos.

-El 100% de las violaciones grupales son a manos de inmigrantes o descendientes de; teniendo incluso un nombre para ello: TaharrushGamea/Jamai (gamea para los musulmanes egipcios/jamai para el resto de musulmanes), que es cuando un grupo de hombres eligen a una víctima y la atacan todos juntos; lo cual dice mucho sobre lo normal que ven los musulmanes la violación grupal.

-Más del 70% de las violaciones grupales son cometidas por afganos, eritreos o somalíes.

-Más del 85% de las violaciones grupales son perpetradas por inmigrantes registrados como “menores sin acompañante”.

En 2007 se registraron 12.500 agresiones de índole sexual (violaciones, tocamientos, acoso…); en 2014 se registraron 6.620 ataques sólo en violaciones; en 2016, hubo 20.000 denuncias por agresiones sexuales.

Desde enero hasta junio de 2017, 9.680. Si tenemos en cuenta que, según el Consejo Nacional Sueco para la Prevención de la Delincuencia, solamente se registra el 23% de las agresiones sexuales para elaborar estadísticas, la cifra real de estos 6 meses asciende a 42.000 (evidentemente, estos últimos datos son de un informe reciente).
El primer semestre de 2017, las violaciones habían aumentado un 14% respecto al primer semestre de 2016.

En el 58% de los casos, el agresor es totalmente desconocido para la víctima; en el 29% es un conocido; y en el 13% una persona cercana.

El Consejo Nacional Sueco para la Prevención del Delito afirma que estas cifras son aún peores, pues estiman que más del 75% de los ataques no son denunciados.

Que a la mayoría de los refugiados condenados por delitos sexuales, incluidas violaciones grupales, se les concede el asilo mientras cumplen condena. Siendo sólo 1 de cada 5 condenado a la deportación (que tampoco es que sea garante de nada la sentencia; en 2015, 30.000 personas con fecha de deportación de Suecia, estaban en paradero desconocido).

La Junta Nacional de Salud y Bienestar informaba así mismo de que tienen conocimiento de hasta 38.000 mujeres/niñas que han sido sometidas a mutilación genital en territorio sueco.

Otro dato que mostró dicho informe, es que la mayoría de las víctimas son rubias, pues parece ser que los inmigrantes se sienten atraídos hacia ese color de cabello. Como consecuencia, muchas suecas se están oscureciendo el pelo.

En 2014, 370 de las agresiones sexuales graves, fueron a varones. Aunque se sabe que la cifra es muchísimo mayor, pues la mayoría de hombres no denuncia este tipo de ataque. Por ello, en 2015, se creó la primera unidad hospitalaria sueca dedicada exclusivamente a hombres violados.

Disturbios en Suecia, una imagen imposible hace unos años.

Disturbios en Suecia, una imagen imposible hace unos años.

También señaló que los propios funcionarios de inmigración estaban permitiendo matrimonios infantiles y que Suecia tiene la tasa de crecimiento de población más rápida de Europa debido a su campaña de refugiados.

Aviso a los viajeros: ¿Sabíais que Suecia tiene la media de violaciones más alta del mundo? – En Aeropuerto de Turquía, después de que la Ministra de Relaciones Exteriores sueca, Margot Wallstrom, criticara en Twitter la decisión de Turquía de permitir los matrimonios con menores de 15 años… La verdad es que están para abrir la boca cualquiera de los dos gobiernos.

Dijo el Comisario Nacional de la Policía sueca, Dan Eliasson, después de ver un informe sobre la relación entre inmigrantes /violaciones: pongamos brazaletes a las mujeres con la inscripción “No me agredas”.

Y, días después, cuando ocurrieron las agresiones de los festivales “Putte i Parken” y “Bravalla”, se descubrió que la mayoría de lasvíctimas llevaban el brazalete puesto…

Incluso Lisen AndreassonFlorman, directora de la organización Nattskiftet, que colaboraba en la seguridad del evento con 50 voluntarios patrullándolo, fue agredida por un grupo de 3 inmigrantes, llevando puesto el brazalete.
Y, aún a pesar de todo esto, la organización del Festival Trastocksfestivalen, decidió organizar autobuses gratuitos para los inmigrantes menores no acompañados, alegando que ellos no podrían pagarse el transporte.

Es más, imprimió carteles anunciándolo en persa, árabe y tigriña, quedando muy “orgullosos de ser el primer festival de música que impulsaba un importante aumento de migrantes recién llegados entre su público”.

Al finalizar el encuentro, se reportaron decenas de agresiones sexuales, por parte de inmigrantes, a víctimas portadoras de la dichosa pulserita.

Es curioso que Eliasson fuera el secretario de Estado del Departamento de Justicia en 2007, cuando se desmanteló que muchos nativos suecos habían sido incriminados y condenados injustamente, en un gran número de delitos, principalmente sexuales; que en realidad habían cometido inmigrantes.

A raíz de lasacusaciones anteriores, Eliasson fue despedido… para ser nombrado director general del Servicio de Inmigración hasta 2011. Este servicio fue acusado posteriormente de “instar” a su personal administrativo a registrar como menor a cualquiera que aparentase menos de 40 años, dicen que para facilitar la aceptación de los inmigrantes por parte de la población nativa. No sé si es el motivo real pero lo que es un hecho es que las solicitudes de “menores no acompañados” se tramitan más deprisa que las demás.

Hablamos de que solamente en 2015 llegaron a Suecia 35.000 “menores no acompañados”, de los cuales el 93% son varones y, se les registró con edades comprendidas entre los 16 y 17 años.

La Directiva del Departamento de Servicios Sociales de Helsinborg afirma que, al menos el 25% de ellos, son adultos. Todo esto sin pensar, por lo visto, en las consecuencias de meter a estos varones adultos en institutos con chicas adolescentes, lo que ha conllevado que algunos centros deban contratar personal de refuerzo para proteger a las alumnas, como es el caso del instituto Osbecksgymnasiet.

Pero volvamos al “señor” Eliasson, que de trabajar en Inmigración pasó a director general del Servicio de Seguridad Social, en 2011.

Y en esos años, la cámara oculta del programa de investigación KallFakta, demostró que, en centros sanitarios públicos, en zonas de alta concentración musulmana, se estaban realizando test de virginidad. Incluso emitiendo certificados de la misma, previo pago.

Y volvemos a Dan Eliasson, que en 2015 fue nombrado jefe de la policía nacional. A partir de esa fecha, los medios de comunicación recibieron órdenes de la policía de no especificar la raza de los delincuentes cuando no fueran de raza blanca, independientemente del delito cometido.

En 2016, es Eliasson quien ordena el informe citado al principio del hilo, y lo hace tras las acusaciones de los medios de comunicación de haber sido presionados para ocultar las agresiones sexuales que habían tenido lugar durante los festivales; así como las que ocurrieron en la Nochevieja del 2015 al 2016, en Kalmar y Malmoe, resultando detenidos unos 90 “menores refugiados sin acompañante”.

Los periodistas denunciaron que esa noche la policía rechazó como pruebas las fotos que habían tomado, donde se veían las agresiones, así como los agresores.

Aquí surgió el término “Rapefugee” que combina en inglés “rape” (violar) y “refugee” (refugiado).

El “señor” Eliasson dimitió como jefe de la policía sueca este mismo 31 de enero de 2018… para pasar a liderar la Agencia de Contingencias Civiles suecas… ¿Qué puede salir mal?

Hablemos ahora de las piscinas públicas y los parques acuáticos, que ellos también han recibido instrucciones de no denunciar “ciertas cosas” y, sobre todo, de no mencionar la etnia o religión de los que causasen problemas en estoscentros, como ha denunciado la directiva del parque acuático Hylliebadet, cansada de las agresiones a sus empleados y clientes.

¿Qué por qué? ¡Porque lo que viene ocurriendo en estos recintos es imperdonable!

Un informe oficial elaborado en 2015, habla de 123 agresiones sexuales dentro de estos centros, pero las directivas de los mismos hablan de muchas más.

Según dicho informe, todas fueron a manos de inmigrantes, siendo menores de 20 años el 86% de los sospechosos. Y encontrándose la mayoría de las víctimas en rangos de edad de entre 8 y 11 años.

Desde principios de dicho año, la mayoría de estos recintos separaron a las mujeres y los hombres, en un intento por frenar estos ataques, pero no funcionó por lo que, desde 2016, la policía patrulla de forma regular las instalaciones.

La lista de recintos deportivos donde se han perpetrado ataques es extensa: Fyrishov, Storsjobadet, Vanesborg, Husbybadet, Aquanova…

Estocolmo.

Estocolmo.

En algunas, los propios nativos han tomado la decisión de patrullarlas por su cuenta, como es el caso de la piscina de Oasel, donde los miembros del Movimiento de Resistencia Nórdico vigilan por voluntad propia las instalaciones.
Esto ha ocurrido incluso en el Centro Nacional de Natación, Eriksdalsbadet. Donde también los hombres y mujeres han sido separados, después de numerosas denuncias de agresiones sexuales a mujeres y niños.

Otros centros, como el parque acuático Aq-va-kul directamente cerraron sus puertas, después de que bandas de entre 10 y 20 inmigrantes acosaran y agredieran repetidas veces a sus clientes y empleados.

Recientemente se ha confirmado la sospecha de muchos: los ayuntamientos les estaban dando pases de acceso gratuitos a los “menores no acompañados” para evitar que estuvieran por las calles.

Ahora, los que no tengan estómago que paren de leer porque, si bien publicaré un hilo específico para las agresiones sexuales más adelante, quiero nombrar algunos ataques concretos porque encuentro necesario destacarlos.

-12 refugiados afganos violaron a una mujer sueca, durante 7 horas. La violación fue anal, oral y vaginal. A veces, 3 de ellos a la vez. Los fiscales se refieren a esta violación grupal como “el maratón de la violación más horrible de la historia de Suecia”.

Sólo 7 de los 12 fueron condenados. Uno de ellos, RafiBahaduri, de 25 años, ya había cometido 4 violaciones anteriores en Suecia. Ninguno fue deportado.

La víctima vive desde entonces en un centro psiquiátrico con angustia mental severa, padeciendo de terrores nocturnos y ataques de pánico; postrada en una silla de ruedas debido a los daños irreparables en su abdomen, y con incontinencia fecal crónica.

Mujer sueca, de 22 años, fue violada por 5 refugiados adolescentes. En el juicio se descubrió que el mismo grupo había cometido otras 3 violaciones grupales. Ninguno fue deportado.

El 5 de junio de 2016, se juzgó a 3 refugiados que habían violado y torturado a su víctima, en grupo. Los 3 quedaron absueltos por el Tribunal de Apelaciones de Svea, alegando que “no se puede demostrar que ha hecho cada uno de ellos a la víctima”.

Una niña de 12 años, violada y torturada por un inmigrante somalí de 16, sufre tanto acoso por parte de los parientes y amigos del violador, que su familia y ella han tenido que mudarse a Noruega.

Han presentado más de 20 denuncias que han sido desestimadas.

La misma pequeña fue golpeada salvajemente por los hermanos y la madre del inmigrante en una ocasión, cuando intentaban secuestrarla, sufriendo incluso la pérdida de piezas dentales.

El violador sólo fue condenado a 180 horas de trabajos comunitarios.

-Niña de 15 años es violada grupalmente por 6 magrebíes y el tribunal de apelaciones los absuelve determinando que la niña “no había estado en estado de indefensión”.

Una calle de Malmö

Una calle de Malmö

El 30 de mayo de 2016, 2 refugiados, Ajuub de 16 años y otro muchacho de 15, violaron vaginal y oralmente a una compañera de instituto de 14 años. El atacante de 15, quedó en libertad sin cargos, por su edad, mientras Ajuub, que era reincidente, sólo fue condenado a 100 horas de trabajos comunitarios pues el juez entendió que “tiene problemas para distinguir el bien del mal”.

La muchacha tuvo que cambiar de centro escolar cuando ninguno de los 2 fue expulsado del mismo. El director del centro declaró que “los tres son víctimas. Sobre todo, Ajuub, pues al ser convicto ha recibido el castigo más duro”.

Elin Krantz, joven activista a favor de la multiculturalidad en Suecia, miembro del grupo “Nos gusta la diversidad”, es violada por un refugiado de 27 años, con tanto sadismo, que el cuerpo apareció con hemorragias en la cabeza, brazos, piernas y cuello, así como daños en los nervios del cerebro, lo que le provocó falta de oxígeno y la muerte.

-El 16 de septiembre, 6 refugiados, cuya identidad no ha sido revelada, violaron grupalmente a una mujer con discapacidad física (en silla de ruedas). Los 6 fueron encontrados culpables de violación,pero absueltos sin que hayan trascendido los motivos.

-El 16 de enero de 2017, 7 refugiados sirios secuestraron y retuvieron durante días a una mujer, en el sótano de una cafetería que habían abierto con ayudas gubernamentales para la integración, usándola como esclava sexual, agrediéndola anal, oral y vaginalmente, a veces hasta 2 hombres a la vez.

Cinco de ellos quedaron libres. Los otros dos, Khaled Azez Hegrs de 28, y TareqBakkar de 23, fueron condenados a 4 años de prisión por violación. A los cargos no se añadieron los de secuestro y tortura.

-3 inmigrantes de entre 20 y 25 años abusaron durante 3 horas de una joven sueca de 22, retransmitiéndolo en directo por Facebook, donde hasta 60.000 personas lo vieron. Durante la retransmisión se les puede ver diciéndole “has sido violada”, “tres contra uno”, mientras se reían y le escupían.

Sólo ha trascendido el nombre de uno de los agresores: Emil Khodagholi, que ya tenía antecedentes por drogas, robo y asalto a viviendas.

-Un grupo de 20 inmigrantes golpearon y violaron a una mujer sueca en las escaleras de un metro en Fittja. Nadie la ayudó a pesar de que múltiples personas vieron lo que ocurría. Aún después de que la dejaran allí tirada, la gente siguió ignorando sus gritos de auxilio. Ella sola tuvo que coger el tren hacia la ciudad, donde por fin fue socorrida. Los vecinos que le negaron el socorro dicen que “han aprendido a no ver ni oír mucho”.

-AbdiHakimHaki, refugiado somalí de 34 años, violó a una mujer hasta matarla y continuó violándola después de muerta (la policía lo encontró en pleno acto). Durante el juicio, se le añadieron cargos de una violación anterior.
Se le concedió el asilo político estando en prisión.

Escenas registradas en un festival veraniego de música en Malmoe. A la izquierda, un grupo de jóvenes rodea y asalta sexualmente a una joven. A la derecha, la Policía arresta a un sospechoso mientras las víctimas lloran al fondo.

Escenas registradas en un festival veraniego de música en Malmoe. A la izquierda, un grupo de jóvenes rodea y asalta sexualmente a una joven. A la derecha, la Policía arresta a un sospechoso mientras las víctimas lloran al fondo.

El fiscal del caso, Daniel Jonsson, optó por no hacer demanda de deportación pues Hakim llevaba tiempo viviendo en Suecia, dijo, “ha tenido tanto tiempo un permiso de residencia, que no podemos pedir la expulsión. Se necesita algo muy inusual para ello”. (Digo yo que para el “señor” Jonsson debe de ser muy usual violar a alguien hasta matarlo y continuar la violación después de muerta).

Cuando un periodista del Times le preguntó acerca del riesgo de que cometa más violaciones en Suecia, contestó: “No entiendo porqué una mujer somalí tiene menos valor que una sueca en este contexto. Él será más propenso a cometer este tipo de crímenes allí si lo deportamos”.

La última medida que ha tomado el gobierno sueco para impedir todo esto (las pulseritas “no me agredas” no funcionaron) ha sido la publicación, en septiembre de 2017, de una guía para enseñar a los refugiados a no violar.

Termino citando a Ingrid Carlqvist, periodista: “Esperar que se comporten como los hombres suecos no sólo es estúpido, sino peligroso”.

 


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Advertisement
1 COMENTARIO

Europa

Cuatro de cada diez mujeres suecas temen salir libremente a la calle por miedo a ser violadas

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Por Judith Bergman.- En la pintoresca ciudad universitaria sueca de Uppsala, el 80% de las chicas no se sienten seguras en el centro de la ciudad. Una adolescente de 14 años, que temió revelar su identidad, dijo a los medios suecos que siempre lleva zapatillas deportivas para poder “correr más rápido” si la atacan:

“Me senté en un banco e inmediatamente vinieron unos tipos y se sentaron a cada lado de mí. Después llegaron más y se quedaron de pie delante de mí. Empezaron a agarrarme del pelo y las piernas y decían cosas que no entendía. Me asusté tanto que les dije muchas veces que pararan, pero no me hacían caso… Todo es muy horrible. Está muy mal. Quiero poder sentirme segura”, dijo, sobre coger el momento de coger el autobús para ir a casa.

Una reciente encuesta realizada en la región de Uppsala muestra que sólo el 19% de las alumnas de instituto se sienten seguras en el centro de Uppsala. En 2013, esa cifra era del 45%. Los hombres y los jóvenes de las pandas que acosan a las muchachas suecas de Uppsala son con frecuencia inmigrantes recién llegados.

En respuesta, las autoridades de Uppsala, según dijeron a la prensa sueca: “Solemos animar a las jóvenes que no se sienten seguras que piensen en qué necesitan hacer para sentirse seguras, como no ir solas por la calle, y asegurarse de que las recoja otra persona para que puedan reducir su sensación de inseguridad”. Es decir, que las autoridades están dejando la responsabilidad de abordar este crucial problema de seguridad a las propias jóvenes.

Las jóvenes que pasan miedo en Uppsala son sólo una pequeña parte de toda la historia. Según el último Informe Nacional de Seguridad, publicado por el Consejo Nacional para la Prevención del Crimen de Suecia (Brottsförebyggande Rådet o Brå), 4 de cada 10 mujeres temen salir libremente a la calle. Casi una cuarta parte de la población elige un camino distinto u otro medio de transporte como consecuencia de la ansiedad por los crímenes. Entre las mujeres de entre 20 y 24 años, el 42% afirma que han solido escoger otra ruta u otro medio de transporte porque se sentían inseguras y preocupadas por la posibilidad de ser víctimas de un crimen. La proporción correspondiente entre los hombres del mismo grupo de edad es el 16%, según el Brå.

Sin embargo, el Gobierno está recortando los recursos de la policía. En el nuevo cambio presupuestario de primavera del Gobierno, la policía se enfrenta a un recorte de 232 millones de coronas suecas (24,5 millones de dólares). “Las propuestas del cambio presupuestario de primavera tendrán consecuencias para las actividades de la policía, pero en este momento es muy pronto para responder qué impacto tendrán. Ahora vamos a analizar cómo vamos a manejar las nuevas condiciones económicas”, dijo la policía en respuesta a la propuesta de recorte de presupuesto, mientras que el jefe de policía, Anders Thornberg, criticó los recortes.

Tal como están, la policía ya está desbordada con tareas que no puede llevar a cabo en condiciones, como resolver los casos de violación. Un reciente informe de Amnistía Internacional, “Es hora de un cambio: justicia para las supervivientes de violaciones en los países nórdicos”, hecho público en abril, criticó duramente a los suecos por no abordar debidamente los casos de violación. Según el informe de Amnistía Internacional, algunos de los problemas son que a las investigaciones sobre violaciones se les da menos prioridad de la debida, “los tiempos de espera para los resultados de los análisis del ADN son demasiado largos”, no hay suficiente apoyo a las víctimas de violaciones y no se hace suficiente trabajo con propósito preventivo.

El informe de Amnistía dice:

“En 2017, se reportaron a la policía 5.236 violaciones que afectaban a personas de 15 años o más: el 95% de las víctimas eran mujeres o niñas. Las estadísticas preliminares de 2018 indican 5.593 violaciones: el 96% de las víctimas fueron mujeres o niñas. Sin embargo, que no se denuncien todas las violaciones u otros delitos sexuales significa que esas cifras no dan una imagen realista de la magnitud del problema. En un estudio de 2017, el 1,4% de la población afirmó que había sido sometido a violaciones o abusos sexuales, lo que representa una cifra de aproximadamente 112.000 personas. La inmensa mayoría de las víctimas de violación nunca denunciará el crimen a la policía. De las que sí lo hacen, serán pocas las que consigan que su caso llegue a los tribunales. En 2017, se iniciaron procesos en el 11% de los casos relacionados con menores de entre 15 y 17 años, y en el 6% de los casos para los adultos”.

Los delitos sexuales no son los únicos que las autoridades suecas se ven incapaces de afrontar. En 2018, Suecia experimentó una cifra récord de muertes por disparos: 45 personas fueron asesinadas en el país. La mayoría tuvieron lugar en el área de Estocolmo, y la mayoría de las muertes se produjeron en la región del sur, donde está Malmo. “Es un nivel terriblemente alto”, dijo el comisario de la policía de Estocolmo, Gunnar Appelgren, sobre los tiroteos. Antes, era 2017 el año récord, con 43 muertes por disparos. Sin embargo, la cifra de tiroteos reportados en general sí descendió ligeramente: de los 324 en 2017 a los 306 en 2018. El número de personas heridas también es ligeramente menor: 135 personas en 2018, frente a las 139 en 2017.

Según la policía, muchos de los disparos están vinculados a conflictos entre delincuentes y las llamadas “áreas vulnerables” (utsatta områden, conocidas popularmente como “zonas de exclusión” o zonas sin ley). En los primeros seis meses de 2018, según la policía, casi todos los tiroteos tuvieron lugar en un “área vulnerable”. En 2017, un informe de la policía sueca “Utsatta områden 2017” (“Áreas vulnerables 2017”), indicó que hay 61 áreas de ese tipo en Suecia. Abarcan 200 redes criminales y se calcula que están compuestas por 5.000 delincuentes. Veintitrés de esas áreas eran especialmente críticas: niños de tan sólo 10 años se han visto involucrados en delitos graves allí, incluidos los relacionados con armas y drogas. La mayoría de los habitantes eran no occidentales, y principal y lamentablemente, inmigrantes musulmanes.

Para agravar estos problemas, la ministra de Exteriores, Margot Wallström, parece estar planeando el retorno de los hijos de los terroristas del Estado Islámico (ISIS) que están viviendo en los campos de refugiados en Siria. “Es complejo y por eso ha llevado tiempo desarrollar una medida y un mensaje claros, pero trabajamos en ello cada día. No soporto ver que los niños lo pasen tan mal”, dijo hace poco. En un mensaje en Facebook del 12 de abril, Wallström escribió:

“El Gobierno está trabajando intensivamente para asegurar que los niños con vínculos con Suecia y que estén en Siria reciban la ayuda que necesitan. No debería haber dudas de que el Gobierno hace lo que puede por esos niños, y si es posible, deberían poder volver a Suecia. Se debe tratar cada caso por separado. Los niños están en distintas situaciones, algunos son quizá huérfanos, y otros tienen padres detenidos por actos que perpetraron para el ISIS. Es difícil identificar a los suecos que puedan haber nacido en [Siria o Irak]. En el campo más grande hay unas 76.000 personas. Estamos en contacto con Cruz Roja Internacional en los campos. Es de máxima importancia que la situación de los niños se maneje con seguridad jurídica y se priorice lo que más beneficie a los niños. Los actores internacionales, las autoridades suecas y los ayuntamientos suecos pueden recibir a los niños, deben cooperar”

Por desgracia, el terrible destino de los niños yazidíes esclavizados no parece ser algo que Wallström “no puede soportar”.

Además, 41 de los 291 ayuntamientos suecos podrían ser obligados, o ya lo son, a acoger a los terroristas retornados del ISIS en el futuro próximo, según un reciente reportaje de SVT Nyheter. Los terroristas del ISIS o están aún en Siria o ya están volviendo a Suecia. Para “preparar” a los ayuntamientos, el Centro contra el Extremismo Violento sueco los invitó a una “jornada de aprendizaje” sobre los retornados del ISIS el 24 de abril. El propósito era “dar apoyo a los ayuntamientos que hayan recibido o vayan a recibir a los niños y adultos retornados de áreas antes controladas por el Estado Islámico”. Los ayuntamientos implicados son los de las localidades donde los terroristas vivían antes de ser reclutados por el ISIS.

En total, se espera que 150 miembros del ISIS, hombres y mujeres, vuelvan a Suecia, así como 80 niños que viajan con sus padres.

Según el primer ministro Stefan Löfven, los terroristas retornados del ISIS tienen “derecho”, como ciudadanos suecos, a volver a Suecia. Löfven afirmó que iría contra la Constitución sueca privarlos de su ciudadanía, pero que los que hayan cometido crímenes serían juzgados. El experto sueco en terrorismo, Magnus Ranstorp, en cambio, ha advertido a Suecia contra el retorno no sólo de los terroristas del ISIS, sino también a sus esposas y sus hijos, que también representan una amenaza a la seguridad:

Las mujeres no son víctimas inocentes, y también hay un grupo grande de hijos del ISIS […]. Desde los ocho o nueve años los han mandado a campos de adoctrinamiento donde han aprendido técnicas de combate y el manejo de armas. Algunos han aprendido a matar […]. Sus identidades estarán siempre vinculadas a su temporada en el ISIS, y al hecho de que tengan un padre o una madre del ISIS.

Suecia parece querer importar aún más problemas.

Fuente: Gatestone Institute


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Europa

El Comité Económico y Social Europeo (CESE), avalado por la UE, afirma que las mujeres europeas carecen de derechos

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Jacobo de Andrés.- El CESE (Comité Económico y Social Europeo) es un órgano consultivo de la UE formado por empresarios, trabajadores y “otros grupos de interés” que se define a sí mismo como “la voz de la sociedad civil europea”, pero, a tenor de sus comunicados, parece que su órgano de dirección confunde la Unión Europea con los países musulmanes, al menos en lo que respecta a los derechos de las mujeres.

En un reciente y vergonzoso comunicado que ha hecho público, el CESE ha instado a la UE y a sus Estados miembros “a que otorguen prioridad en su agenda política a la igualdad entre mujeres y hombres, ante la preocupación de que los recientes ataques a los derechos de las mujeres en Europa puedan poner seriamente en peligro los progresos hacia una igualdad entre ambos sexos”. EL CESE, en su nota de prensa, no especifica a qué ataques se refiere.

En opinión del CESE, que parece confundir Bruselas con Riad y Estrasburgo con Teherán, “estamos asistiendo en esta década a una reacción violenta, visible y organizada frente a la igualdad de género y los derechos humanos”. Y añade, nuevamente sin proporcionar ningún tipo de pruebas, que “en muchos ámbitos, como el nivel salarial, las pensiones y las oportunidades de empleo, los avances en favor de la igualdad o se han estancado o se han invertido”, según ha explicado Indrė Vareikytė, ponente del Dictamen del CESE sobre las cuestiones de igualdad de género. Y es que, en opinión del CESE, “los estereotipos de género están presentes en todos los aspectos de la vida. Si no cambian las actitudes, las hijas de las futuras generaciones tendrán menos derechos que nosotras, las mujeres de hoy”.

Siguiendo de una forma vergonzosa los dictámines más falsarios de la ideología de género promulgada por la izquierda socialdemócrata y la extrema-izquierda comunista, el CESE asume, también sin pruebas, que en la UE, “el hogar es el lugar menos seguro para una de cada tres mujeres”, y afirma, sin citar nada en concreto, que por toda Europa se han aprobado “una serie de leyes y políticas regresivas que pretenden poner freno a los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres”. Para solventar esta cuestión, y como no podía ser de otro modo, empresarios, trabajadores y “otros grupos de interés” exigen que “se emprendan acciones enérgicas contra la legislación de esta índole” y proponen “la creación de un fondo jurídico de emergencia en el ámbito de la UE para ayudar a las ONG a impugnar dichas leyes en los tribunales”.

Obviando que, al menos por ahora, las mujeres de la UE son libres de elegir los estudios que consideren más oportunos, el CESE continúa aleccionando señalando que “otro problema lo constituye una educación que presenta estereotipos de género, ya que en todos los Estados miembros los hombres superan en número a las mujeres en los estudios de ciencias, tecnologías, ingenierías, matemáticas y de las TIC. Una consecuencia concreta de ello es que solo dos de cada diez puestos de trabajo en el sector de las TIC están ocupados por mujeres. Esa falta de capacitación económica, combinada con unas normas, estereotipos y actitudes de género prevalentes, sigue obstaculizando la representación equitativa de la mujer en los órganos de toma de decisiones políticas y económicas”.

(La Tribuna del País Vasco)


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Europa

Suecia es ya el segundo país del mundo en número de violaciones “per capita”

Published

on

Ataque a una mujer sueca en Estocolmo.
Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Los medios de comunicación del sistema, siempre sumisos a las directrices del consenso socialdemócrata europeo, no se cansan de repetir que los países nórdicos son un modelo de sociedad y, sobre todo, auténticos paraísos en la Tierra para las mujeres.

El último en sumarse a esta monserga ha sido “The Spectator”, que considera que Suecia es la mejor nación en la Tierra para ser mujer. Resulta curiosa esta afirmación porque, actualmente, Suecia es el segundo país del mundo en número de violaciones “per capita” (7.840 en 2018), con un incremento de este tipo de ataques de un 1666% en los últimos cuarenta años (1974 – 2018).

Además, Suecia, según datos del Eurostat, es el primer país europeo en violaciones y ataques sexuales a mujeres por cada 100.000 habitantes (179). A continuación, Noruega, Bélgica y Finlandia. ¿De verdad que es el mejor país del mundo para ser mujer?

(La Tribuna del País Vasco)


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading
Advertisement

Publicidad

Advertisement

Publicidad

ArabicChinese (Simplified)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish