Del paraíso al infierno: La implacable radicalización de Suecia - ALERTA NACIONAL
Connect with us

Internacional

Del paraíso al infierno: La implacable radicalización de Suecia

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Loading...

Por Judith Bergman.- Un nuevo estudio[1] sobre el salafismo en Suecia, realizado por la Universidad de Defensa de Suecia, muestra un lúgubre retrato de la radicalización de los musulmanes que está teniendo lugar en Suecia.

Los Salaf son los “píos antepasados” de las tres primeras generaciones de los seguidores de Mahoma; su ideología se ha acabado asociando en las últimas décadas con Al Qaeda y el ISIS, así como con organizaciones locales asociadas a Al Qaeda. Según el estudio, los salafistas, que creen en el islam tal como lo practicaban los primeros seguidores de Mahoma, tienden a rechazar la sociedad occidental a favor de un islam “puro”: “No todos los salafistas son yihadistas, pero todos los yihadistas son salafistas[2]”.

Aunque el estudio no ofrece una estimación de cuántos salafistas hay en Suecia, sí describe los entornos salafistas que han evolucionado y cobrado fuerza, especialmente en la última década, y enumera varios ejemplos de su influencia en diferentes ciudades y pueblos suecos.

“Los salafistas […] defienden la segregación por sexos, exigen que las mujeres se cubran para limitar la ‘tentación sexual’, restringen el papel de la mujer en la esfera pública y se oponen enérgicamente a escuchar música y a algunas actividades deportivas[3]”, concluyen los autores del estudio.

Según el estudio, muchos salafistas también les dicen a los musulmanes que no tengan amigos suecos, y se refieren a ellos como “kafires”, el término árabe para referirse a un no musulmán o “no creyente”. Un predicador salafista, Anas Jalifa, dijo:

“¿Significa eso que si te encuentras con un cristiano o un judío debes pegarlo o amenazarlo? No. No hay una guerra entre tú y los cristianos y judíos de tu escuela, por ejemplo. Los odias por complacer a Alá. Odias que no crean en Alá. Pero en tu corazón deseas que amen a Alá. Así que tienes que trabajar con ellos, hablar con ellos, porque quieres que Alá los guíe”[4].

Los salafistas, al parecer, se han dividido geográficamente Suecia entre ellos. Según el estudio: “Es interesante que los predicadores salafistas, sobre los cuales se centra el estudio, parecen más bien cooperar entre ellos, en vez de ser rivales. En su lugar, estos predicadores parecen dividirse sus dawas (misiones) en diferentes áreas geográficas” […][5].

Estas son algunas de las revelaciones del estudio sobre diferentes ciudades donde están activos los salafistas:

En Borås, algunos niños no beben agua en el colegio o pintan con acuarelas, porque dicen que el agua es “cristiana”.

La policía dice que los niños musulmanes les han dicho a sus compañeros de clase que los van a degollar, enseñándoles decapitaciones en sus móviles. Hay por ejemplo “adolescentes que llegan a las mezquitas al final de la jornada escolar para ‘lavarse’ tras haber interactuado con la sociedad [no musulmana]”. Los profesionales [de la salud, de la infancia, etc.] de la ciudad han atestiguado el control que los hombres ejercen sobre las mujeres, a las que vigilan incluso en las salas de espera[6]. Un cuidador dijo:

“Me he percatado de que existe una red que controla que las mujeres no se queden a solas con los profesionales. No se les da la opción de hablar con nadie de su situación. La vida de muchas mujeres es peor aquí que en sus países de origen”.

Este tipo de control sobre las mujeres parece estar teniendo lugar en prácticamente todas las ciudades suecas mencionadas en el estudio.

En Västerås, la influencia religiosa se mezcla con la delincuencia. “Puede ser un grupo de tipos que entran en un supermercado. Si la cajera no lleva el velo, cogen lo que quieran sin pagar, llaman ‘zorra sueca’ a la cajera y le escupen”, dijo un policía citado en el estudio. En otros casos, sirios y kurdos que dirigen tiendas y restaurantes en la zona son interrogados por jóvenes musulmanes sobre su religión. Si la respuesta no es el islam, son hostigados. En otros casos, chicos de incluso diez o doce años se han acercado a las mujeres mayores de la zona, preguntándoles si eran musulmanas y diciéndoles “esta es nuestra zona[7]”.

La Universidad de Defensa de Suecia ha publicado un estudio que traza panorama funesto sobre la radicalización de los musulmanes en dicho país.

En Gotemburgo, según el estudio[8], los salafistas les han dicho a los musulmanes que no voten en las últimas elecciones porque es “haram” (está prohibido). “Han dicho que el día del juicio final serás responsable de los actos de todos los políticos estúpidos si les votas. Se apostaron en las cabinas de votación. […]. En un centro de votación ondearon una bandera del ISIS”, dijo un funcionario municipal a los autores del estudio. Según un imán de la localidad, Gotemburgo ha sido la capital del uahabismo (una versión saudí del salafismo) en Europa desde la década de 1990[9].

De los trescientos musulmanes suecos que se unieron al ISIS en Siria e Irak, casi un tercio provenía de Gotemburgo[10]. (En relación con su población total, han viajado más personas desde Suecia para unirse a organizaciones yihadistas en Siria e Irak que de la mayoría de los países europeos; sólo Bélgica y Austria tienen una proporción mayor[11]). El predicador somalí-canadiense Said Regeah, en un discurso en la mezquita salafista Bellevue de Gotemburgo, “planteó la importancia de que las personas nazcan ‘puras’ y que sólo los musulmanes son puros.

Todos nacen musulmanes, pero son los padres los que les educan para ser ‘judíos, cristianos o zoroastras[12]’”.
El estudio también informa de que los propietarios de negocios no musulmanes han sufrido actos de vandalismo en sus propiedades, con pintadas del Estado Islámico, y que han amenazado a los sacerdotes cristianos con decapitarlos[13]. Un hombre, Samir, dijo: “Si no profesas el islam, la gente te margina. Hay padres que colocan velos a sus hijas de tres años. Es surrealista. No estamos en Irak[14]”.

A otro hombre, Anwar, se le negó el servicio en un restaurante musulmán porque no es religioso. Señala que la sociedad está dejando abandonados a los musulmanes laicos. “No necesito una Biblia o un Corán en mi vida. El único libro que necesito es […] la ley [sueca]. Pero si la sociedad ni siquiera está de tu lado, ¿qué puedes hacer[15]?”.

En el área de Estocolmo, el estudio calcula que hay hasta 150 salafistas yihadistas[16]. Los salafistas se concentran especialmente en la zona de Järva, una “zona de exclusión”. A veces los yihadistas y los elementos criminales se solapan, y estos musulmanes aterrorizan a otras personas que viven en la zona. Una mujer dijo que los salafistas y los islamistas han acabado dominando los negocios, los sótanos de las mezquitas y las asociaciones culturales en los últimos diez años, y que “los suecos no tienen ni idea de la influencia que tiene el islam político en los suburbios”.

Explicó incluso cómo los niños son segregados por sexos y que los líderes religiosos les dicen a las mujeres que no les cuenten a las autoridades si sus maridos las maltratan. “Las leyes suecas no se aplican en los suburbios[17]”.

El estudio termina con una crítica a las autoridades suecas por su aparente incapacidad para vincular a individuos musulmanes radicales con “los entornos que forman sus ideas y en ciertos casos han facilitado la voluntad de unirse a organizaciones más radicales y violentas”. El estudio menciona el siguiente ejemplo:

“Cuando el entonces coordinador nacional contra el extremismo violento dijo que la pregunta de por qué tantas personas optaban por viajar al ISIS desde Suecia era “la pregunta del millón”, era un ejemplo de la incapacidad general de las autoridades suecas (con la excepción de la policía y el servicio de seguridad) para ver que este problema no ha surgido de un vacío”[18].

Esta incapacidad —o, posiblemente, ceguera voluntaria— para ver que el terrorismo yihadista no surge de un vacío, sino que se alimenta en entornos concretos, no es ni mucho menos exclusiva de la situación sueca. La insistencia de tantas autoridades europeas y occidentales de describir los ataques terroristas como un “trastorno mental” lo ilustra a la perfección.

Los autores del estudio también dicen que las escuelas y otras autoridades locales no saben realmente cómo manejar los desafíos creados por los salafistas. El estudio habla, por ejemplo, de una alumna musulmana que quería quitarse la pañoleta para jugar a las peluqueras con otros niños, pero el personal sueco no se lo permitió por respeto a los deseos de sus padres. En una escuela de preescolar sueca, una niña pequeña no quería llevar la pañoleta, pero el personal sueco le obligó a llevarla, “aunque les pareciese mal”, porque ése era el deseo de sus padres. Los trabajadores de las escuelas suecas también explicaron que no saben qué hacer cuando los niños quieren comer y beber durante el Ramadán pero los padres les han dado instrucciones de que deben ayunar[19].

Este estudio es un primer paso importante en Suecia para reconocer por fin que hay un problema, pero a menos que las autoridades suecas pertinentes —incluido el Gobierno sueco y los líderes políticos, que se niegan a reconocer la realidad en Suecia— lo lean y lo interioricen, el estudio habrá sido en vano.

[1] “Between Salafism and Salafist Jihadism – Impact and Challenges for Swedish Society”, publicado el 28 de junio. El estudio fue encargado por la Agencia Sueca de Contingencias Civiles.
[2] “Between Salafism and Salafist Jihadism – Impact and Challenges for Swedish Society”, pág. 14.
[3] Íbid., pág. 24.
[4] Íbid., pág. 132.
[5] Íbid., pág. 223.
[6] Borås se explica a partir de la página 162 del estudio.
[7] Västerås se explica a partir de la página 168.
[8] Íbid., pág. 186.
[9] Íbid., pág. 182.
[10] Íbid., pág. 103.
[11] Íbid., pág. 107.
[12] Íbid., pág. 131.
[13] Íbid., pág. 186.
[14] Íbid., pág. 187.
[15] Íbid., pág. 187.
[16] Íbid., pág. 210.
[17] Íbid., pág. 213.
[18] Íbid., pág. 109.
[19] Íbid., pág. 194.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Advertisement
Loading...
Loading...
Deje aquí su propio comentario

Asia

(VIDEOS) Situación gravísima en China: censura total a la información. Ciudadanos chinos envían a occidente sus vídeos

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Loading...

Es evidente que hay una gigantesca operación en marcha para silenciar las noticias sobre la supuesta epidemia “accidental” por coronavirus en China.

A partir de las últimas revelaciones que indican la sospechosa cercanía de una planta de investigación biológica militar al foco donde apareció el paciente 0, también denominado “vector”, la información que llega por los canales oficiales desde China está siendo severísimamente censurada, eliminando las imágenes que puedan causar alarma entre la población, desprotegiéndola de ese modo, evitando que sea informada de forma precisa de la situación mundial por causa de esta extraña “enfermedad”.

Afortunadamente, los ciudadanos chinos ya saben manejarse en el mundo de Internet y están haciendo llegar vídeos grabados con sus propios teléfonos móviles mediante la “Deep Web” y aplicaciones de alto cifrado con sistemas integrados de anonimato.

Al menos media docena de estos vídeos presentan una situación absolutamente fuera de control, de caos y de derrumbe social en algunas ciudades de China. Desde enfermos agonizando entre violentísimas convulsiones, en pasillos y salas de espera, sin la menor forma de aislamiento, a la presencia de vehículos blindados circulando a toda velocidad por las calles de las ciudades.

También muestran sospechosos traslados de pacientes dentro -aquí sí- de sofisticadas unidades autónomas de camillas aisladas totalmente del exterior, saliendo de ambulancias movidas por personal con trajes NBQ (contigencias Nucleares, Biológicas y Químicas) y numerosos soldados fuertemente armados e igualmente protegidos por trajes NBQ a la puerta de los hospitales.

Posiblemente, lo más dramático sea ver a centenares de personas apilándose contra rejas portátiles luchando denodadamente por paquetes de comida, en lo que parecen ser raciones de combate, o similares.

Lo que está muy claro, por lo que podemos ver, es que la situación en China escapa a todo control, y que el silencio canalla y criminal del Gobierno Chino nos pone a todos en peligro.

Pese a todo, es a NUESTRO GOBIERNO a quien deberíamos estar exigiendo responsabilidad a la hora de protegernos de esta terrible amenaza, de la que sabemos muy poco.

No obstante, el Gobierno, ni está, ni se le espera. Lo que quizá no sea tan malo.

Vean las imágenes:

 


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

USA

La DEA investiga las conexiones con el narcotráfico venezolano de mandatarios políticos españoles

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Loading...

Ismael Báez.- La cosa va de droga, sus mochileros, sus muleros, sus medios de transportes, los investigadores oficiales y las presuntas empresas involucradas. Aquí, en las drogas, están presentes todos los estamentos, desde arriba hasta abajo, pero como siempre, los que salen perdiendo son los vulgares camellos y nuestra juventud, que es destruida directamente y con conocimiento de todos los estamentos oficiales.

La visita a España de la vicepresidenta del gobierno de Maduro, Delcy Rodríguez, a pesar de tener prohibida su entrada en territorio de la UE, ha encendido todas las alarmas. Estados Unidos ha puesto al entorno de la vicepresidenta de Venezuela en la lista negra de narcotraficantes. La DEA investiga las conexiones con el narcotráfico venezolano de mandatarios políticos españoles. Se trata de la agencia del Departamento de Justicia de los Estados Unidos dedicada a la lucha contra el contrabando y el consumo de drogas en los Estados Unidos. Se cree que España podría estar siendo utilizada por las autoridades chavistas para el lavado de activos.

El tráfico de cocaína de Venezuela a Estados Unidos se ha disparado, a pesar del colapso del país latinoamericano. Y varios funcionarios de EE.UU. y de América Latina dicen que son la propia Fuerza Armada y la élite política de Venezuela las que facilitan el paso de las drogas.

La DEA investiga la salida de Venezuela a diferentes partes del mundo de aviones privados y oficiales, con cargas camufladas como “valija diplomática”. A veces la carga es una extracción de dolares u oro, que se envían a paraísos fiscales o directamente a países amigos cuyos gobiernos miran a otra parte a cambio del impuesto revolucionario.

Desde hace meses, Estados Unidos ha dejado  de colaborar con España en la lucha contra el narcotráfico. Literalmente, la confianza de la Administración Trump en los mandatarios españoles es nula. En medios norteamericanos se da por hecho la influencia que ejerce Venezuela en miembros del gobierno de Sánchez.

El amigo boliviano

Otro amigo de la izquierda española, Evo Morales, convirtió Bolivia es un narcoestado. Según declaraciones del coronel boliviano Germán Cardona-: “El cartel de las Estrellas operaba en connivencia con militares venezolanos y cubanos que están en Venezuela en asuntos de cooperación, pero es falso, camuflan su actividad y se dedican a exportar cocaína. Usan aviones militares Hércules que vienen desde Venezuela y se van cargados de cocaína. Mis fuentes me decían que el Gobierno de Maduro maneja a nivel mundial la exportación de cocaína. Yo reporté esa información el pasado febrero para que se investigara. […] Mi informador asegura que Evo Morales dice que con el partido «masista» -Podemos-, vamos a entrar directamente a España con nuestros productos, que “se lo ha dicho el hermano Pablo”, (en referencia a Pablo Iglesias)”.

Podemos recibió del gobierno de Venezuela mas de 7 millones y medio de euros que también sirvieron para financiar la visita de Evo Morales a la Universidad Complutense de Madrid, según medios sudamercanos. La amistad está fortalecida por los negocios y los intereses que los acercan. Como ven en la foto, las integrantes del partido español fueron criticadas por su indumentaria. Mientras que la Cámara de Diputados de la Asamblea Legislativa Plurinacional informó en su cuenta de Twitter que se aprobó “condecorar con la Orden Parlamentaria al Mérito Democrático Marcelo Quiroga Santa Cruz” a Iglesias “por su vocación de servicio a la sociedad”.

Asimismo el ministro Carlos Romero fue el padrino de bodas del narcotraficante Pablo Ramos Lima, presidente del Club Real América, que esta imputado del delito de legitimación de ganacias ilicitas, junto a su esposa, creando empresas fantasmas para blanquear el dinero del narcotráfico.

Se dice que Ramos Lima tiene conexión con el cartel de Jarisco en México y se manejaba muy bien en la línea mas alta del poder. En esta foto se lo ve a Ramos junto a ex presidente del Brasil Lula Da Silva y a Morales. Se estima que el Cártel de Jalisco Nueva Generación estaba vinculado con el equipo de fútbol boliviano y Ramos se hacia pasar como un gran empresario e inversionista en distintas partes del país, como en el centro y Sur de latinoamérica.

Es más, de acuerdo a investigaciones del crimen organizado internacional “con la caída del comunismo, ciertos grupos criminales se alían con el poder público para adquirir el control de las industrias privatizadas. Estas bandas suelen participar, principalmente, del fraude en el servicio de la salud, de seguros, de inversión, lavado de activos y tráfico de dinero. Solntsevskaya Bratva es la segunda Mafia más importante a nivel mundial, de origen ruso, y con una ganancia de 8.5 billones de dólares”. Esta organización, que fue fundada en 1980, ha conseguido extenderse a Estados Unidos y Latinoamérica, donde varios de sus miembros fueron arrestados y dicen que aun opera.

La conexión con Venezuela es aun mas grave, por las relaciones que tiene el gobierno venezolano con Irán. Relación que empezó con Chavéz y que ahora continua con Maduro, donde tras la fachada de acuerdos comerciales y de industria se esconden operaciones encubiertas ligadas al narcotráfico y al terrorismo.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Asia

Las iraníes desafían a los mulás y… ni rastro de las feministas occidentales

Published

on

En la imagen, mujeres con velo aparecen en un programa propagandístico de la televisión estatal iraní el 12 de julio de 2014.
Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Loading...

Por Giulio Meotti.- Hoy, iraníes valerosas encabezan la revuelta contra el régimen islamista. Le recuerdan a uno la época anterior a la revolución islámica de 1979, cuando el velo no era obligatorio. Saben cuál es el precio: muchas de las que han participado en las protestas han sido violadas y torturadas en la cárcel. En la imagen (Behruz Mehri/AFP vía Getty Images), mujeres con velo aparecen en un programa propagandístico de la televisión estatal iraní el 12 de julio de 2014.

En octubre de 1979, en una rara entrevista con el ayatolá Ruholá Jomeini, la difunta periodista italiana Oriana Fallaci denunció que el velo era un símbolo de la segregación que había impuesto la revolución islámica a las mujeres. “Nuestras costumbres no son asunto suyo”, respondió Jomeini. “Si no te gusta la vestimenta islámica, no estás obligado a llevarla, porque la vestimenta islámica es para las jóvenes buenas y formales”.

“Es muy amable por su parte”, respondió Fallaci. “Y, ya que lo dice, voy a quitarme este estúpido trapo medieval ahora mismo”. Fallaci se quitó el velo y salió de la sala sin decir una palabra más.

Emulando a la Fallaci, las iraníes están ahora liderando las protestas contra el régimen.

Poco después de que Teherán admitiera haber derribado un avión de pasajeros ucraniano el pasado día 8, en las afueras de la capital iraní varias mujeres empezaron a arrancar carteles del general Qasem Soleimani, el terrorista asesinado por EEUU. Unas horas antes, los ayatolás habían ordenado atacar la base iraquí de Ain al Asad, que alberga tropas estadounidenses. Previamente se había difundido en las redes sociales una imagen de una árbitro iraní, Shohreh Bayat, que supervisaba sin pañoleta una partida del Mundial Femenino de Ajedrez. “La gente debería tener el derecho a elegir cómo vestir, no se le debería obligar a nada”, declaró, desafiando el estricto código de vestimenta islámico para las mujeres.

“¿Debería empezar diciendo hola, adiós o expresando mis condolencias? Hola, oprimido pueblo de Irán; adiós, noble pueblo de Irán; mis condolencias a vosotros, el pueblo, que siempre está de luto”, escribió la taekwondista iraní Kimia Alizadeh, medalla de bronce en las Olimpiadas de Río 2016, tras instalarse en Europa. También ella protestó contra el “velo obligatorio”.

El pasado día 13, tres presentadoras abandonaron la Cadena de la República Islámica de Irán. “Perdonadme por los 13 años en que os conté mentiras”, se disculpó Gelare Yabari en Instagram, después de que las autoridades hubiesen negado durante días que un avión de pasajeros ucraniano había sido derribado por los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica, matando a sus 176 ocupantes.

Estas iraníes autoexiliadas se asemejan a los disidentes del otro lado del Telón de Acero soviético que acabaron encontrando refugio en Occidente. Su papel en la derrota de la URSS fue fundamental: abrieron los ojos a la opinión pública occidental sobre la realidad de sus países.

Las mujeres iraníes que están desafiando abiertamente a los mulás le recuerdan a uno la época anterior a la revolución islámica de 1979, cuando el velo no era obligatorio. Las imágenes de esa época muestran a mujeres sin velo. De la noche a la mañana, pasaron “de la minifalda al hiyab”.

“Siento decir que se impuso el chador a las mujeres”, afirmó Zahra Eshragui, nieta del ayatolá Jomeini. “Se impuso en los edificios del Gobierno, en el colegio de mi hija. Se trataba de una prenda tradicional pero se convirtió en un símbolo de la revolución”.

La última emperatriz de Irán, Farah Diba, señaló: “En nuestra época, las mujeres estaban presentes en toda clase de ámbitos. En un determinado momento, el número de universitarias fue superior al de universitarios”; en cambio, “ahora se las maltrata y se les falta el respeto, les han arrebatado sus derechos, y sin embargo son increíblemente valientes”.

En una fotografía de 1979 se puede ver cómo las mujeres tomaron las calles para protestar por el velo. “Se tomó el 8 de marzo, al día siguiente de que entrara en vigor la ley sobre el hiyab, que decretaba que en Irán las mujeres tenían que llevar pañuelo cuando salieran de casa”, dijo el autor, el fotógrafo Hengameh Golestán. “En Teherán, muchas personas se declararon en huelga y salieron a las calles. Fue una manifestación inmensa, con mujeres… y hombres… Estábamos luchando por la libertad”. Desde entonces, las mujeres no han salido descubiertas.

Entonces, 100.000 mujeres protestaron contra el gobierno islamista. Hoy, iraníes de gran valer encabezan la revuelta contra el régimen de los ayatolás. Saben cuál es el precio: muchas de las que han participado en las protestas han sido violadas y torturadas en prisión. Los mulás saben que tienen sometidas a vigilancia a 40 millones de mujeres, y que si éstas, como grupo, se rebelaran contra la sharia, la Revolución Islámica saltaría por los aires. El temor podría explicar en parte que el régimen esté recurriendo a Occidente como chivo expiatorio.

El guía supremo Jamenei dio un discurso sobre el velo y acusó a los “enemigos” de Irán de intentar “engañar a un montón de chicas para que se quiten el hiyab en la calle”. En 2009, el símbolo de las protestas fue la joven Neda Aga-Soltán, asesinada por el régimen. El caso de Sakineh Mohamedi Ashtiani, condenada a muerte por lapidación por supuesto adulterio, provocó manifestaciones en Francia, que probablemente influyeran en su posterior puesta en libertad. Hace dos años, Vida Movahedi se convirtió en un símbolo después de que ondeara en la calle una pañoleta blanca.

Los libros sobre la disidencia iraní, como Persépolis y Leer ‘Lolita’ en Teherán, han sido escritos por mujeres. Las mujeres están luchando contra los ayatolás. Entre las 1.500 personas que ha matado el régimen en la reciente ola represiva –tal y como han informado a Reuters funcionarios del Ministerio del Interior iraní– había unas 400 mujeres.

Según la novelista franco-iraní Chahla Chafiq, “sus actos nos desafían a todos, sobre todo, por lo que revelan del orden infernal que establece la República Islámica, al sacralizar la discriminación y la violencia contra las mujeres en nombre de Dios (…) La demonización del cuerpo de la mujer como lugar del pecado, simbolizada por la obligación de llevar el velo, implica una serie de prohibiciones que alteran la vida de las mujeres, sometidas a una humillación y un sufrimiento constantes”.

La abogada especializada en cuestiones de derechos humanos Nasrín Sotudeh, que ha representado a mujeres protestatarias contra el velo, fue sentenciada en marzo de 2019 a 38 años y medio de prisión, de los que debe cumplir 12. Las activistas Yasamán Aryani, Monireh Arabshahi (madre de la anterior) y Moygan Keshavarz fueron detenidas tras publicar un vídeo donde aparecían sin pañoletas y repartiendo flores a los pasajeros del metro. Las tres fueron acusadas de “no respetar la obligación de llevar el hiyab” y condenadas a un total de 55 años. Shaparak Shayarizadeh, teheraní de 43 años, fue condenada a dos años por quitarse el velo. Azam Yangravi, que sostuvo su pañoleta en el aire y la ondeó sobre su cabeza en una concurrida calle de Teherán, dijo que lo hizo por su hija de 18 años. “Me estaba diciendo a mí misma: ‘Viana no debería crecer en este país en las mismas condiciones en que creciste tú”, declaró.

Los mulás parecen estar dispuestos a hacer todo lo que esté en su mano para acabar con este movimiento femenino. Han condenado a 10 años a mujeres que compartieron vídeos quitándose el velo, y creado 2.000 nuevas unidades de policía moral. El régimen está además produciendo vídeos propagandísticos sobre el hiyab. Una muchacha que había intentado entrar en un estadio de fútbol de Teherán disfrazada de hombre se prendió fuego después de ser sometida a juicio. Las iraníes tienen “la tasa más alta de suicidios entre las mujeres y niñas de Oriente Medio”. En Irán, el 70% de los suicidas son mujeres, que tienen tanto que perder allí.

Sin embargo, el velo no es su único problema. Hay muchas actividades de riesgo para las iraníes: bailar, cantar, tocar música, dar la mano a los hombres… Antes de 1979, las iraníes tenían libertad. Y la quieren recuperar.

“La llama del feminismo está viva en Irán”, ha referido Foreign Policy. Pero si las feministas iraníes que se niegan a llevar el hiyab son valientes, sus homólogas occidentales, que llevan sombreros rosas, las han abandonado miserablemente. Federica Mogherini, la anterior responsable de la política exterior de la UE, que se puso el chador en sus visitas oficiales a Irán y se hizo selfies con diputados iraníes, no ha dicho ni una palabra sobre estas extraordinarias mujeres.

Masih Alineyad, que ayudó a diseminar la campaña de sus compatriotas contra el uso obligatorio de las pañoletas, se ha dirigido a las políticas occidentales que se cubren cuando visitan Irán en estos términos: “Permitidme ser clara con vosotras: decir que una ley discriminatoria es parte de nuestra cultura es insultar a una nación”. El régimen de Teherán detuvo inmediatamente a sus familiares.

A la aprobación de una reciente ley en Brunei que castiga con muerte por lapidación las relaciones sexuales entre hombres el adulterio le siguieron protestas internacionales. Irán hace lo mismo, matar homosexuales y ahorcar a las mujeres adúlteras: ¿por qué esta barbarie iraní se condona tan fácilmente en Occidente?

La revolución de 1979 creó el primer Estado moderno basado en los principios islámicos. Los ayatolás demostraron que la gobernanza basada en la sharia era posible. El centro de su sistema fue el sometimiento de la mujer.

Hace treinta años, el Muro de Berlín fue derribado por ciudadanos del común que demandaban libertad de movimientos. Hoy, el muro del régimen iraní podrían derribarlo estas mujeres del común que exigen poder vestirse como quieran. Por lo pronto, se están negando con valentía a pisar las banderas de Israel y EEUU, mientras disfrutan de llevar el cabello al viento otra vez…

(Gatestone)


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading
Advertisement
Advertisement
Advertisement

Copyright © 2019 all rights reserved alertanacional.es

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
ArabicBulgarianChinese (Simplified)DanishEnglishFinnishFrenchGermanGreekItalianNorwegianPortugueseRomanianRussianSpanishTurkish
A %d blogueros les gusta esto: