Connect with us

España

Desmontando a Óscar Camps: el dueño del ‘Open Arms’ que salva inmigrantes, pero ‘ahoga’ a empleados

Published

on

Óscar Camps junto a Ada Colau
Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Es 7 de abril de 2016 por la noche y en el Teatre Nacional de Catalunya no cabe un alfiler. Se celebra una gala que culmina cuando Óscar Camps sube al escenario. Ovación cerrada. El activista pro-derechos humanos se acaba de convertir en ‘Catalán del año’. En la estrella del evento con el que El Periódico reconoce anualmente a los catalanes más admirados. Camps recibe la estatuilla de manos de Carles Puigdemont, mientras las felicitaciones desbordan las redes. En su discurso, Camps asegura que le hubiese encantado no ganar nunca ese premio. Porque a Óscar Camps lo nombran catalán del año en reconocimiento a su labor humanitaria: salvando inmigrantes a la deriva por el Mediterráneo.

No imaginaba que, poco después, los trabajadores de su empresa de socorrismo iban a declararse en huelga indefinida para denunciar los constantes incumplimientos de las condiciones laborales. Que lo llevarían a juicio y que perdería. Que se vería en el ojo del huracán porque, en su vida pública, salva a náufragos que intentan alcanzar las costas europeas. Pero en su faceta de empresario oprime a sus trabajadores en esas mismas costas.

La lista de quejas es larga. Jornadas maratonianas de trabajo, descensos paulatinos de salario para poder ofertar más barato que las otras empresas y adjudicarse así los concursos para gestionar el socorrismo de muchas playas españolas, instrumental obsoleto o inexistente, horas extras que exceden por mucho las fijadas en el convenio y represalias contra los trabajadores que pretenden organizarse sindicalmente. Voraz o explotador son los calificativos que le dedican sindicatos y personas que han trabajado para él.

Es el lado oscuro del icono humanitario de nuestros días. De un joven que aspiraba a ser dibujante de cómics, que encontró en el socorrismo su modus vivendi, que creó un imperio en ese sector y que ha acabado siendo famoso por rescatar a personas del mar, pero criticado (y condenado) por sus malas prácticas con sus trabajadores.

Del cómic al agua

Óscar Camps Gausachs (Barcelona, 1963), es tal vez la figura del momento. El protagonista de este verano. Su labor de salvamento a bordo del barco Open Arms, rescatando inmigrantes por el Mediterráneo, ha convertido a este catalán de 56 años en el nuevo icono humanitario mundial. A su barco se han subido personajes ilustres como Marc Gasol o, más recientemente, Richard Gere. Gracias a su intervención, cientos de inmigrantes que pretendían llegar a Europa a bordo de frágiles pateras han podido vivir para contarlo. Su proyecto quijotesco le ha puesto en el objetivo de los medios de todo el mundo, en el pedestal de las organizaciones humanitarias, y en el punto de mira de políticos como Matteo Salvini.

Pero antes de llegar a tal grado de popularidad, Óscar Camps ha pasado por otras fases mucho menos conocidas. Camps destacaba en su juventud en sus facetas de dibujante y de nadador. El sueño de ganarse la vida con los cómics lo abandonó pronto y el de la competición deportiva nunca le acabó de llenar. Lo que sí que fue siempre fue emprendedor. Con 25 años ya creó su primera empresa, una agencia de alquiler de coches en Castelldefels. Cuenta La Vanguardia que en 1993 se separó de su primera esposa, dejó el rent a car y se puso a trabajar en la que sería su otra gran vocación: ayudar a la gente.

Encontró trabajo en las ambulancias de Badalona y fue consolidando su voluntariado en Cruz Roja, realizando trabajos en grandes eventos de Cataluña como rallys o conciertos. Pero encontró su futuro en el mar, ese que empezó a amar desde pequeño cuando lo llevaba su abuelo. Hasta la entrada de este siglo, no estaba regulada la presencia de socorristas en Cataluña. Hasta entonces, Óscar cumplió puntualmente con su labor como voluntario las playas catalanas.

Pero en 1999 cambiaron las cosas. La Generalitat sacó el primer decreto de piscinas que regulaba la presencia de socorrista. Ahí decidió que se acabó el voluntariado y empezaba el negocio: decidió fundar Proactiva Serveis Aquàtics S.L., la empresa con la que se acabaría haciendo con el control del servicio de socorrismo de gran parte de la costa catalana, Baleares, Canarias y la costa levantina.

Condiciones precarias
¡
Desde que se fundó, la empresa de socorrismo ha ido creciendo a un ritmo vertiginoso. Demasiado tal vez: “Se ha ido quedando con casi todas las adjudicaciones del servicio de gestión de socorrismo en las playas catalanas a base de reducir el precio de los servicios hasta tal punto que las empresas pequeñas no puedan competir”, denuncian desde el sindicato portuario de Barcelona CGT, que fueron los primeros en denunciar públicamente, en 2018, las prácticas fuera de la legalidad de Óscar Camps con su empresa.

¿Cómo conseguía Camps estas adjudicaciones ofertando unos precios tan bajos y que le siga saliendo rentable: “Pues lo de siempre: reduce los salarios de sus trabajadores y reduce el tamaño de sus plantillas, haciendo que algunos trabajadores hagan jornadas de 10 horas diarias sin descanso, en días libres y durante todo el verano, a pleno sol”, señala este sindicato.

También apunta el sindicato a “fraude en la contratación, haciendo que una relación fijo-discontinua pase a ser temporal por obra y servicio, abaratando los costes de despido”, así como “mala calidad de los materiales de salvamento, sin tener en cuenta la salud e integridad de los bañistas y trabajadores”.
No va a los juicios

Cuentan desde el sindicato, desde donde aseguran haber recogido numerosas comunicaciones con extrabajadores hartos por las paupérrimas condiciones laborales, que “cuando se presenta a los concurso dice que tiene, por ejemplo, una ambulancia para esa playa. Luego resulta que no es cierto y que, cuando hace falta, la tiene que traer de otra playa, dejando una sin cubrir”.

Por último, denuncian que en la empresa hay “persecución sindical a todos los que quieren organizarse para combatir las condiciones impuestas. El año pasado, 5 trabajadores de la playa de El Campello fueron despedidos al montar una sección sindical de CGT”. Poco después, la justicia le dio la razón a los sindicalistas y un varapalo a Óscar, al que condenó por vulneración de los derechos fundamentales.
Proactiva despidió al representante del sindicato CGT en las playas de Barcelona. Despido nulo e indemnización por daños morales fue lo que falló el alto tribunal catalán. “Ni siquiera se presenta a los juicios, porque tiene tan claro que lo que está haciendo es ilícito, que no comparece para ahorrarse los gastos de abogados”, cuentan fuentes del sindicato que ha denunciado las prácticas abusivas del activista del Open Arms.

Camps sigue mandando

Camps se quita del medio en 2015. Al menos en apariencia. Asegura que ese año se apartó de la empresa, justo cuando empezó a dedicarse a la labor humanitaria. Sin embargo, los trabajadores que denuncian sus malas condiciones laborales, niegan este extremo y aseguran que sigue teniendo todo el poder en la toma de decisiones de la empresa, aunque ahora no salga en la foto. “Óscar Camps sigue al frente del brazo comercial de Proactiva. Firma los despidos, las renovaciones de contratos y tiene un canal de radio, llamado Delta Oscar. Cuando se pone en línea, todo el mundo tiene que callar y escuchar”, explicaban fuentes de Proactiva a El Español.

Precisamente fue en 2015 cuando Camps perdió su primera batalla judicial contra sus empleados: el Tribunal Superior de Justicia de Baleares le condenó por despidos improcedentes a cinco de sus socorristas que trabajaban en playas de Ibiza.

Ahí fue donde Camps se quitó del foco de esta empresa y consagró su imagen exclusivamente al barco humanitario. Es la que le ha llevado a convertirse en el último icono humanitario moderno. Mientras, la empresa de socorristas seguía litigando con trabajadores descontentos.

No entienden que, a pesar de las huelgas, de las condenas judiciales y de malas experiencias laborales como las que tuvieron en Baleares con su empresa de socorrismo (que acabó retirándose de las costas antes incluso de que venciese el contrato), se le sigan adjudicando contratos en la costa barcelonesa. Su presunta amistad con la alcaldesa Ada Colau ha sido un factor repetido hasta la saciedad en el entorno marítimo de Barcelona. La alcaldesa le adjudicó en 2016, una vez más, la gestión del socorrismo de las playas de Barcelona. Una sombra demasiado alargada.

Los afectados inciden en que “esto no tiene nada que ver con lo que está haciendo con el barco. Somos gente de mar y somos los primeros en aplaudir esta iniciativa. Yo, incluso, me apunté para ir en el Open Arms aunque no me llamaron”, cuenta uno de los perjudicados por Proactiva. Lamentan también desde el sindicato que la información publicada “haya sido utilizada por la extrema derecha para sus propios fines”. Pero, cuentan, “lo de Óscar Camps con sus empleados debe saberse. Estamos hablando de derechos laborales. De dignidad”.

Fuente: El Español


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Advertisement
Deje aquí su propio comentario

España

La España ingobernable

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Francisco Gómez Valencia*.- Es notorio y palpable que la situación política actual de nuestro país se ve inmersa en una inestabilidad crónica, fruto de la sucesión de tantos acontecimientos que una y otra vez ha dejado en entredicho a nuestros políticos.

Pues bien, partiendo de esta premisa la cual creo que será admitida por todos, trataré de explicar sucintamente los motivos.

Decir que desde el punto de vista de cualquier politólogo y por lo tanto desde la Ciencia Política, no es una situación nueva ya que hay numerosa bibliografía sobre situaciones similares en otras democracias tan avanzadas como la nuestra, no obstante y adaptándola a España, hay que comenzar diciendo que la situación de inestabilidad actual no es más que el fruto de la estrategia política o también llamado marketing político, el cual no es más que una serie de técnicas que ayudan a los partidos a tratar de entender a su mercado electoral de la forma más eficaz posible, con contenidos poderosos que desarrollan las identidades históricas de sus organizaciones, respetando la propia personalidad de sus líderes o candidatos.

Partiendo de la base de que la mercadotecnia política se desarrolla desde los años 50 del siglo pasado en Estados Unidos, imagínense la cantidad de escenarios posibles que ya se han estudiado y barajado hasta nuestros días.

Pues bien, pongámonos en situación partiendo de la base de que acabamos de celebrar en democracia, la decimotercera convocatoria para elegir Presidente del Gobierno, de las cuales, las últimas cuatro han sido en un espacio de tiempo record si nos comparamos con lo sucedido en países de nuestro entorno más cercano.

Los GAL, las Guerras en el Golfo Pérsico, los atentados de Madrid, el 15M, el fin de la banda armada ETA, la gran crisis económica mundial, el nuevo amanecer independentista sin complejos, la corrupción de los partidos y así hasta el preacuerdo de PSOE y Podemos con el monarca en Cuba.

Ante esta sucesión de los acontecimientos debemos preguntarnos, porqué han respondido nuestros políticos como lo han hecho y que han aportado para que España dentro de su ámbito europeo y mundial haya bajado tantos enteros, manteniendo el tipo solo en contadas ocasiones.

Francisco Gómez

Comentar que la sucesión de convocatorias tan seguidas, no han permitido que los plazos de preparación de las mismas hayan seguido su cauce necesario, viéndose en la necesidad de improvisar temáticas edulcoradas sin duda poco prácticas e interesantes para el electorado por lo manido de sus argumentos. Por este motivo los candidatos han centrado su debate, en menospreciar a sus adversarios atacando sus debilidades programáticas e incluso a veces personales, en vez de ir a la línea de flotación de sus rivales, es decir, hacia lo que mejor han hecho, para enriquecer el debate y la diferente información aportada desde distintos puntos de vista para los votantes. Se han limitado tanto a hablar de los demás que los han hecho estrellas de las campañas como hemos visto en las últimas más recientes, llegando a encumbrarlos en sus mensajes (con la inestimable ayuda de los medios de comunicación controlados por periodistas muy mediáticos nada sospechosos de ser de izquierdas) Consiste en enaltecer al adversario indirecto para debilitar al directo, despreciando al electorado del rival sin molestarse en estudiarlo, no demográficamente sino psicológicamente para lograr entenderlo.

Atacar las debilidades del rival es una obviedad (p.ej. perdida de libertades) a la que el votante por sí mismo llega solo, sin embargo desmontar con argumentos lo que mejor ha hecho el rival (p.ej. medidas sociales a costa del déficit) es capital para captar o volver a convencer a aquellos que o bien no te votan o lo dejaron de hacer. No consiste en crear emociones nuevas sino despertarlas (p. ej. exhumación de Franco, emigración ilegal, aborto, los menas…)

Consiste en detectar las necesidades de tu electorado y potenciarlas y no recriminar al adversario lo que hace o deja de hacer, ya que eso no potencia el discurso de quien quiere llegar al poder desde la oposición. Empleo, gestión, libertad (por unos), Amancio Ortega y los 60.000 millones de € de la banca (por el otro); si está perfecto; pero, si tu electorado fundamentalmente es de mediana o avanzada edad ¿De qué te sirve en el caso de los azules? De poco, como se ha visto cuando la nueva derecha capta perfectamente emociones virales como el miedo y el cabreo y tus contrincantes a la izquierda hacen lo mismo pero cargados de ideología y además en el caso de Podemos con un preacuerdo de Gobierno firmado entre bambalinas.

Se dice en política, que el que se enfada pierde y así se ha visto por la izquierda a tenor de la pérdida total de diez escaños y por lo visto con el centro bisagra, casi desaparecido como adelanté en mi anterior artículo en este medio digital. Sin embargo vemos como la derecha ofendida y el nacionalismo encabritado sube dentro de sus posibilidades; los primeros porque han detectado un nicho de mercado basado en el nacionalismo patriótico tan olvidado desde el centro y los últimos por la inacción cómplice del bipartidismo, al ser clave para las configuraciones de sus anteriores gobiernos.

En fin hay dos opciones a día de hoy; Gobierno de once fuerzas a cada cual más egoísta o que no salgan las cuentas en la investidura y el Presidente se nos vuelva a mostrar como el hombre de Estado que cree ser, dejando una vez más en evidencia a Podemos y manteniendo el problema catalán a más ver, por si se pierde para que lo resuelva otro.

En cuanto al centro-derecha, pues “España Suma” está claro, salvo que Vox quiera seguir creciendo para acabar con su odiado enemigo natural a medio plazo, desentendiéndose irresponsablemente (como ya ha dicho su líder al declararse oposición sin responsabilidades) de España y dando respiración asistida al PSOE y Podemos, que como todos saben no son sus enemigos reales sino el Partido Popular.

Solo cabe decir para terminar, que la opinión pública siempre está manipulada por los grandes medios de comunicación, que la mayoría de los votantes no se molestan en leer los programas electorales de los diferentes partidos, para saber si son realizables a corto plazo y que en este país mientras se vote con las vísceras en vez de con la cabeza fría, el movimiento de los votos seguirá siendo cada vez más pendular y con mayor protagonismo de los extremos, los cuales son egoístas, cortoplacistas y en modo alguno partidos de Estado y si a ello le sumamos que el Presidente en funciones también es un extremista, apañados vamos salvo que el simpatizante moderado si queda escondido en el PSOE y el gran e inmovilista electorado de centro, vuelva a la cordura y reunifique su voto en el partido mayoritario del centro-derecha español por antonomasia, es decir, el Partido Popular de Pablo Casado, sin fisuras, sin disidentes y con el objetivo claro que es crecer, aglutinar y gobernar.

*Politólogo
@Sr_Gomez_


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Cataluña

Identifican el coche de una de las hijas de Torra en el intento de ocupar las vías del AVE en Gerona

Published

on

Quim Torra, con su hija, en una imagen de 2016 - TWITTER
Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Una nueva voz independentista, denominada “Segona Onada” parece que quiere tomar la alternativa a Tsunami Democràtic. Surgida desde Gerona, ayer intentó cortar las vías del AVE, en el término municipal de Bàscara.

La intención era seguir con el colapso de las infraestructuras que se había iniciado hacía tres días y que Tsunami Democràtic había dado por concluidas con éxito. Sin embargo, el operativo de esta Segona Onada acabó antes de empezar gracias a la rápida intervención de los Mossos.

Furgonetas del ARRO y de la BRIMO, las unidades antidisturbios, cortaron los accesos a las vías e impidieron así que los manifestantes pudiesen interrumpir la circulación normal de trenes. El operativo policial inició una serie de controles en los que identificaron un chevrolet Cautiva de color negro, cuya matrícula estaba a nombre de la hija del presedente de la Generalitat, Quim Torra. Carola Torra Miró era la responsable del vehículo, tal y como informa El Nacional.

Sin embargo, el vehículo no llegó a pararse en el control y no se pudo identificar quién iba al volante del mismo. En el dispositivo policial identificaron a varias personas más y confiscaron material que los CDR querían utilizar para mantener el corte de las vías efectivo el máximo de tiempo posible. Encontraron a sus responsables escondidos en el hipódromo de Bàscara, junto a las vías de alta velocidad.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

España

Iglesias ofrece a Puigdemont una mesa de diálogo sobre Cataluña a cambio del apoyo de JXCat a la investidura de Sánchez

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha mantenido en las últimas horas contactos múltiples con las fuerzas independentistas y el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, en busca de apoyos para sacar adelante la investidura de Pedro Sánchez y el gobierno de coalición con la izquierda radical.

Iglesias habría propuesto a Puigdemont una mesa de diálogo sobre Cataluña en la que estuvieran todos los grupos nacionalistas del Congreso. Podemos pretende que elJunts per Catalunya (JXCat) tenga un papel destacado en esta mesa.

Iglesias y Puigdemont abordaron también la situación política en Cataluña y en España, el escenario político creado tras las elecciones, las nuevas correlaciones de fuerzas parlamentarias y la situación de los presos políticos catalanes y los exiliados.

El líder de Podemos siempre ha reconocido al expresident huido como un «interlocutor importante». “Pienso que el líder político de JxC es un interlocutor importante independientemente de su situación procesal y de haberse exiliado”, escribió en sus redes sociales.

Lastra se reúne con Rufián

Por otra parte, Adriana Lastra y Gabriel Rufián, portavoces del PSOE y ERC en el Congreso de los Diputados se reúnen este jueves en Madrid. Dos días después de que Pedro Sánchez, presidente del Gobierno en funciones, y Pablo Iglesias, líder de Unidas Podemos, firmasen el acuerdo para un Gobierno de coalición, los negociadores trabajan en lograr el resto de apoyos (o abstenciones) necesarias para el éxito de la investidura.

La alianza PSOE-Unidas Podemos (155 diputados) queda condicionada a los apoyos de otras formaciones minoritarias. El BNG (un diputado), Coalición Canaria (2), PNV (6 tras perder uno en Vizcaya en favor del PP), Más País (2) y Compromís (1) ya se han mostrado dispuestos a apoyar el pacto.

Este miércoles, los socialistas contactaron con PNV, Más País, Compromís y ERC. Pere Aragonès, vicepresident de la Generalitat, ha insistido esta mañana en una entrevista en Onda Cero en “una mesa de diálogo sin condiciones previas” y en que se reconozca que “el conflicto catalán es político y no un problema de convivencia” como condición para hacer valer sus 13 escaños.

Ambos líderes han coincido en «abrir espacios de diálogo» sin vetar ningún asunto y han reconocido que estos espacios «hoy por hoy no existen», a pesar de que a su juicio «son condición de posibilidad de cualquier tipo de acuerdo en el futuro». Puigdemont ha invitado a Iglesias a una reunión presencial, pero el líder de Podemos ha evitado comprometerse: «Se lo agradezco y lo consideraré, pero por el momento pienso que lo importante es mantener el contacto».

La agenda de Pablo Iglesias en lo que se refiere a la búsqueda de apoyos para el acuerdo presupuestario firmado con el PSOE también incluye a Iñigo Urkullu. El secretario general de Podemos visitó el pasado viernes al líder de ERC, Oriol Junqueras, en la prisión de Lledoners donde, lejos de sumar el apoyo de los independentistas a las cuentas, optó por pedir, al igual que ERC, «movimientos» al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para que los de Junqueras pudieran sentarse a negociar.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading
Advertisement Enter ad here
Advertisement
Advertisement
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
ArabicBulgarianChinese (Simplified)DanishEnglishFinnishFrenchGermanGreekItalianNorwegianPortugueseRomanianRussianSpanishTurkish
A %d blogueros les gusta esto: