Connect with us

Opinión

El Día del Complejo Gay

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Quiero pensar que no se le habrá ocurrido a nadie hacer réplicas de la celebración del orgullo gay en los colegios. Y además porque no es un día, ¡sino una semana entera! ¿Se imaginan toda una semana en los colegios, empezando por la primaria, exaltando y mimando en taparrabos o menos, todos los géneros sexuales que promocionan los del orgullo? Lo digo porque de momento, no habiéndose instaurado todavía en ellos el deterioro institucional, justamente a cargo de los especialistas en ese arte (se les ven las intenciones y las maneras en la organización del orgullo), aún no está adaptada la sensibilidad social para admitir que la institución escolar se entregue con pasión a organizar una tal exhibición de orgullo, implicando en ella a los niños y adolescentes, escenificando toda clase de lubricidades.

Sugiero de paso, que por más que presuman de ultraprogres en materia de moralidad sexual, algún pudor les quedará a las autoridades políticas y a las autoridades escolares, para no inculcar en el sistema de enseñanza esas costumbres que todos ellos encuentran tan loables en la calle, y que promocionan con entusiasmo tan desbordado.

Loading...

Pero bueno, ¿qué tiene la celebración del orgullo en plena calle, ante los menores de edad, con la bendición de todas las autoridades y el estridente silencio de los pastores del Pueblo de Dios, que no pueda trasladarse a los colegios? ¿Qué tiene de indecoroso o de inconveniente? Algo tendrá, digo yo, para que no se atrevan todavía a celebrar en los colegios lo que los niños ven en la calle y en televisores y pantallas de bolsillo, elogiado por todos como una gran celebración cívica, y sabiamente consentido por las condescendientes autoridades eclesiásticas.

Algo profundamente anómalo hay efectivamente en esa celebración, que la convierte en tabú para la escuela que, supuestamente, tiene la misión de entrenar a los niños para la vida. ¡Qué digo tabú para la escuela! Hasta para la Universidad, tan avanzada en cuanto a implantación de la novísima moda de la plurisexualidad. De todos modos parece evidente que la anomalía está en la exhibición de las intimidades, no importa de qué signo. En efecto, todavía es muchísima la gente que aunque no sabe explicarse, tiene la incómoda sensación de que no es un acierto derribar las barreras de la intimidad.

En cualquier caso, dime de qué presumes, y te diré de qué careces. Eso ha sido así toda la vida. Es normal que ande fanfarroneando de aventuras y conquistas quien nunca se come un rosco, y que ande exhibiendo orgullo el acomplejado.

Estamos, en efecto, ante la magna exhibición no del orgullo que sienten los gays por serlo, sino ante el profundo complejo que no hay manera de que se quiten de encima, por más que las leyes y los medios se empeñen en desplegar métodos absolutamente desproporcionados y singulares para poder presumir de normalidad. ¡Ni con esas! Discriminación positiva llaman a eso. Pero al final, se mire por donde se mire, van en dirección contraria a la que pretenden o dicen pretender, porque toda discriminación (¡aunque sea positiva!) es una forma de incriminación, pero invertida.

Es lo que tienen los complejos, es la conducta propia de los acomplejados. Sacar pecho y exponerse a hacer el ridículo en su exhibición de normalidad. No se han enterado aún de que la normalidad no se exhibe ni es ostentosa, simplemente se lleva con naturalidad.

¿Salidos del armario, dicen? Pues no, no del todo, porque lo llevan a cuestas como el caracol, no consiguen deshacerse de él; ni lo quieren en realidad, porque el armario es el pretexto y la deuda histórica a cuenta de la cual justifican todos los privilegios y hasta los abusos en que incurren. Lo que hacen en realidad con esta exhibición es mantenerse en el armario, pero abierto de par en par para exhibir a plena luz lo que siempre se ha protegido con pudor.

Porque identificar la homosexualidad con el esperpento que se exhibe en la celebración del orgullo, es algo que echa para atrás incluso a los que se esfuerzan y se esmeran en ser simple y naturalmente homosexuales (si finalmente eso es posible), sin andar llamando la atención por serlo, sin exigir privilegios por ello, sin reivindicar discriminaciones positivas.

Y es evidente que por ese camino no van a conseguirlo nunca: porque la imagen final es la identificación de la homosexualidad y demás formas modernas de sexualidad como una extravagancia, que es lo que exhiben supuestamente con “orgullo”. Es, en efecto, colocar en el esperpento a todos los que siguen esas novedosas sendas.

Con el agravante de la pura teatralización del asunto: porque las doctrinas, por más que las expliquen, no acaban de calar.

Aunque estén afianzadas y remachadas por las leyes. No hay manera de que penetren en las conciencias.

Así que se recurre a los ritos, que se instalan más fácilmente en forma de fiestas: y por ese medio se asientan en la sociedad. A ese fin está orientada esa teatralización, esa especie de festivales étnicos convertidos en festivales plurisexuales. Poco sostenibles de todos modos si no hay doctrinas sólidas en que sostenerlos. A ese paso, cualquier día nos montan el festival de los eructos y demás manifestaciones fisiológicas exhibidas con orgullo. Y parando ahí, que podemos encontrarnos con orgullos mucho más cuestionables; que en el mundo hay gente para todo.

He ahí cómo pretendiendo crear conciencia a favor de la homosexualidad mediante la exhibición de un orgullo que no se siente (y que resulta en exhibición descarnada de un complejo), consiguen que eche raíces el complejo de situación estrafalaria. Cada vez son más los homosexuales que se desmarcan públicamente de esos esperpénticos rituales; los que entienden que si ya es difícil sentirse orgullosos de una condición de excepción, muchísimo más difícil lo tendrán si su condición es presentada en sociedad con caracteres de mascarada. Pero la política es otra cosa. La política tiene razones que la razón ignora.

Y la razón más poderosa (¡para qué nos vamos a engañar!) es la liquidación de la moral cristiana. Los políticos necesitan destruir la religión cristiana; y saben que no lo conseguirán si no destruyen la moral, ese criterio divino para distinguir el bien del mal, el pecado de la virtud. Sí señor, han de acabar con la moral: que como en toda civilización, hunde sus raíces en la moral sexual; porque finalmente ésta es el cimiento de la moral de relación, es decir de construcción de la sociedad.
Mofas a la Iglesia en el orgullo gay. Con el islam, no se atreven.

Y los políticos se han empeñado en construir sobre los escombros de la moral cristiana, los tres pilares fundamentales de su excéntrica “construcción” de la sociedad según el nuevo modelo de progreso: la promoción de la homosexualidad empezando por la escuela, el desmantelamiento de la familia (que la izquierda extrema y la no tan extrema llaman patriarcal y esclavizadora) y la cultura de la muerte, sustentada en la banalización del aborto, el infanticidio y la eutanasia.

Por eso los católicos, incluido el obispo de Solsona, Xavier Novell, tenemos el derecho y la obligación de defender nuestros valores de toda la vida: por el bien no sólo de los cristianos, sino de toda la humanidad.

Pero la presión es tan fuerte que los obispos -tan prestos a firmar una Nota conjunta a favor de la identidad y singularidad nacional de Cataluña- han dejado solo a Novell, en su elemental predicación del Catecismo, frente a la persecución gay. El “audaz” obispo de Solsona no ha podido resistir el acoso agravado por la soledad en que le han dejado sus hermanos de la Conferencia Episcopal Tarraconense.

Así que finalmente optó por plegar velas y disculparse, impresionado y avergonzado de su insólita e imprudente valentía.

Y es que el orgullo gay es tan potente que hasta en su lastimosa rectificación el pobre Novell, obnubilado, cae en el sofisma de negar y afirmar lo contrario simultáneamente: No es mi intención mantener un conflicto abierto con los partidarios de la ideología de género, pero no dejaré de defender el derecho de los pastores de la Iglesia a enseñar la doctrina católica, amparados en la libertad de expresión y la libertad religiosa. En román paladino, proclama un derecho que no volverá a ejercer nunca más: arrepentimiento y propósito de enmienda. Puede estar tranquilo el lobby LGTB. Lo han conseguido. Lo han callado para siempre.

Y es que no sé cómo lo va a hacer. ¿Cómo no va haber conflicto abierto con los partidarios de la ideología de género, si se anuncia el Evangelio? ¿O es que el señor obispo tiene la intención de enmendar o de eliminar de la Carta a los Romanos las palabras del apóstol Pablo?: Igualmente los hombres, abandonando el uso natural de la mujer, se abrasaron en deseos los unos por los otros, cometiendo hechos vergonzosos hombres con hombres, recibiendo en sí mismos el pago merecido de su extravío (Rm 1,27). Avergonzarse de la Palabra de Dios, disimularla, taparla y acallarla a conveniencia, siempre ha tenido amargas consecuencias ya en el presente… y las tendrá en el futuro; y sobre todo en la eternidad. Deberían saberlo.


Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Advertisement
Deje aquí su propio comentario

Opinión

La profanación de la tumba de Franco no era más que el primer paso para todo lo que estamos viendo y está por venir. Por el General de División Juan Chicharro

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Compartir

Lo hemos dicho muchas veces. La profanación de la tumba del Generalísimo Franco no era más que el primer paso para todo lo que estamos viendo y está por venir. Fue un acto de odio y de venganza.

Leo en estos días que, para el Gobierno socialista/comunista, la Ley, mal llamada “Democrática”, es una prioridad a la que atenderá el Congreso de los Diputados en el primer semestre de este año. Parece ser que España no tiene mayores problemas que atender. Ni la amenaza secesionista en Cataluña, ni el paro creciente que se manifiesta de manera triste en las llamadas colas del hambre, ni los efectos catastróficos de la pandemia producida por el Covid con más de 80000 muertos  – muchos de ellos debidos a la ineficacia de una administración nefasta – son problemas importantes al lado de la necesidad imperiosa de revertir nuestra historia reciente borrando todo vestigio de la figura de Franco y de lo que significó para nuestra nación. Francamente, no encuentro razón sensata ni lógica para comprender todo esto. Por supuesto que soy capaz de entender que a muchos españoles, por el mero hecho de haber perdido la guerra, no les gustara el régimen que supuso el resurgir de una España caduca y rota sacando a España de la pobreza e ignorancia y del que en gran medida procede una parte importante de la clase política actual, pero que pasados ya 80 años del final de la guerra y 45 del fallecimiento del Generalísimo sigan erre que erre ahondando en las mismas diferencias que nos llevaron a una triste guerra civil no tiene para mí explicación alguna. Y es más, pretendiendo borrar de la escena social y política a quienes no piensan como ellos. Vamos camino – si no lo estamos ya – de una dictadura del pensamiento único, el de una izquierda trasnochada que gobierna nuestra nación contra al menos la mitad de los españoles. El Sr. Sánchez y sus acólitos comunistas o el Sr Iglesias con sus acólitos socialistas gobiernan contra la mitad de su pueblo. En ningún caso para el conjunto de la nación. Entender la política es harto complicado para un militar como yo, y aún más, toda vez que estoy formado en valores bien lejanos de la podredumbre que rodea aquella. Al menos en esta España de hoy. Sí, ya sé que hay explicaciones políticas para todo ello; de hecho yo mismo he escrito mucho al respecto pero según observo la obcecación permanente de personas como el Sr. Sánchez, la Sra Calvo o el Sr Iglesias en “tenella y no enmendalla” comienzo a pensar que el intentar cualquier tipo de concordia o conciliación con esta gente es una tarea imposible que se escapa a mi humilde intelecto. Y así, buscando razones que arrojen alguna luz a esta coyuntura no encuentro otra que en las de la siquiatría o sicología cuando se analiza lo que es el odio.

Estamos ante una cultura de intolerancia, de exclusión y de búsqueda de venganza y así nos encontramos con el odio permanente contra quienes defienden posturas diferentes, a los que ellos conciben como enemigo.

Loading...

Desde un punto de vista científico, leo a un eminente especialista en siquiatría de Zaragoza, que el odio puede definirse como un sentimiento de profunda antipatía, disgusto, aversión, enemistad o repulsión hacia una persona, cosa o fenómeno, hasta el punto de desear destruir y hacer daño a la persona u objeto causante de dicha emoción. El odio es persistente, es decir, la persona que odia vive en el odio, desea venganza. Y cuando surge un liderazgo que logra dar voz y dirección al posible resentimiento social que nace del odio y se nutre de su energía contenida, nos encontramos que para bien o para mal, estos movimientos terminan conmoviendo y modificando el orden social existente. Y es aquí donde nos encontramos en estos momentos en España con este Gobierno que legisla y actúa guiado sólo por el odio profundo que siente contra los que como yo pensamos que Franco fue una bendición para España al librarla de la amenaza comunista que hoy nos acecha de nuevo.

Reconozco y creo honradamente que la reconciliación entre españoles, tras la guerra civil que libraron nuestros padres y abuelos, era algo ya conseguido. Me temo que estaba equivocado y buena prueba de ello es lo que vemos hoy. Lo que me pregunto es a donde nos llevan estas políticas sectarias y hasta cuando vamos a seguir así. Hay algo evidente y es que la reconciliación supone recobrar las relaciones e implica un acercamiento voluntario de las partes antes en conflicto, que buscan conectarse de nuevo, sin tener que obligatoriamente perdonar al otro. Decía el historiador Stanley G. Payne que el gran acuerdo de la transición política habida en España fue el que sin olvidar la historia no se utilizase esta como arma arrojadiza en la política.Todo lo contrario de lo que sucede hoy. Creo que es necesario que se gesten conductas proactivas y que se disminuyan las agresivas presentes. Los españoles necesitamos superar sentimientos como el resentimiento, el juicio negativo o la indiferencia hacia quienes nos han hecho daño, y que afloren sentimientos como la compasión y la generosidad. Nada de esto es lo que vemos en la política española donde el odio es el motor que mueve todas las acciones de gobierno.

Me temo que siendo todo esto así la única solución que vislumbro es la de la intervención de siquiatras y sicólogos. No esperen nada bueno de la política y menos aún de quienes están afectados de lleno por ese mal humano que es el odio y que lo único que persiguen es el exterminio siquiera sea social y moral de quienes como yo consideramos un derecho el contar a los españoles la historia de quien fue el Generalísimo Franco y lo que significó su capitanía para España.

Sí, este es un problema no ya político sino de siquiatría y buena prueba de ello es observar como les cambia el semblante a estos individuos cuando se vanagloriaban de la profanación de una tumba o hablan hoy de la presente Ley de Memoria Democrática. El odio les domina y corroe las entrañas.  No es mi caso ni el de los que me rodean pero es que la maldad no está en nuestra esencia de personas cristianas y eso que de desgracias heredadas de la guerra algunos tenemos diez veces más que todos ellos juntos. Ellos no saben nada de eso. Son simplemente personas malas pero que muy malas y ahí sólo la siquiatría podría tener cabida. Nada más .


Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Compartir
Continue Reading

Opinión

De la censura y otros sonidos onomatopéyicos. Por Fátima Pellico

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 3
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
    7
    Compartidos

En este mundo enfermo en el que tenemos la desgracia de vivir ( o la suerte, según por dónde se mire) nos encontramos con que una redecilla social llamada Twitter le cierra la cuenta al todavía presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Es decir, por si no queda claro así de buenas a primeras: una red social donde se junta todo tipo de personas a comentar, y donde abunda la expresión asnal por encima de cualquier otra cosa, se atreve a silenciar al mayor opositor al globalismo. Esto ya no va de izquierdas y derechas sino de `patriotas frente a globalistas, y los criados del globalismo han entonado todos juntos con una sonrisa meliflua en los hocicos el «sí, bwana» cuando se les ha ordenado intentar silenciar a Trump.

Que Donald Trump no guste estéticamente no es extraño, dado que da la impresión de que le importa poco lo que se piense de él y sus formas pueden parecer, y parecen, un poco fuera de lugar en una sociedad donde impera el buenismo de izquierdas como norma de conducta en todos los aspectos de la vida, pero como presidente ha hecho aumentar el empleo, sobre todo entre las minorías y las mujeres, se ha opuesto al aborto ( sí, el aborto, ese asesinato permitido por los países como «salud reproductiva») y ha puesto los intereses de los americanos por encima de todo, cosa lógica porque para eso es el presidente y quien debe importarle son los suyos antes que nadie. Y , sobre todo y muy importante, no ha entrado en ninguna guerra.

Loading...

Eso, queridos niños, no se perdona. No se perdona que una persona sea libre y luche hasta el final por lo que en realidad es justo y correcto, y el globalismo cree que silenciando a Trump en un circo social va a callarle a él y , por ende, a los que pensamos como él.

En España se leen constantemente tuits de «gente» que va sembrando el odio con sus vómitos escritos, bien bípedamente o bien sobre ruedas, y ojo con decir nada porque te cierran la cuenta. Yo particularmente he denunciado a Twitter algunos, muchos, tuits de cuatro ruedas y bípedos por clara incitación al odio y mira por donde que ni uno solo de ellos lo han suprimido…

¿Por qué será?

Por mucho que cierren cuentas, que graznen contra nosotros, que nos amenacen, seguiremos luchando por la Verdad y donde intenten cortarnos la lengua hasta las piedras querrán gritar y gritarán de manera tan ensordecedora que muchos desearán ser sordos de nacimiento.

Fátima Pellico publica su blog personal en: https://www.fatimapellico.com


Comparta este artículo.
  •  
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 3
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
    7
    Compartidos
Continue Reading

Opinión

¡MUY FUERTE! El mensaje de Pável Dúrov (CEO de TELEGRAM) Ante la Guerra Digital contra la Libertad de Expresión

Published

on

Pável Dúrov. Fundador de TELEGRAM
Comparta este artículo.
  •  
  • 11
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 4
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    15
    Compartidos

Publicamos parte de un largo mensaje de Pável Dúrov, en el que expresa sus pensamientos ante la guerra sin cuartel que las grandes tecnológicas han lanzado contra la libertad de expresión en Internet. No tiene, como suele decirse, desperdicio alguno:

Oí que Facebook tiene todo un departamento dedicado a averiguar por qué Telegram es tan popular. Imagina docenas de empleados trabajando en eso a tiempo completo.

Estoy feliz de ahorrarle a Facebook decenas de millones de dólares y regalar nuestro secreto gratis: respetar a sus usuarios.

Loading...

Millones de personas están indignadas por el último cambio en los Términos de WhatsApp, que ahora dicen que los usuarios deben proporcionar todos sus datos privados al motor de anuncios de Facebook. No es de extrañar que se haya acelerado la fuga de usuarios de WhatsApp a Telegram, que ya lleva unos años en marcha.

Con unos 500 millones de usuarios y en aumento, Telegram se ha convertido en un gran problema para la empresa de Facebook. Incapaz de competir con Telegram en calidad y privacidad, parece que WhatsApp de Facebook se ha pasado al marketing encubierto: Los editores de Wikipedia han expuesto recientemente varios bots de pago que añaden información sesgada al artículo de WhatsApp en Wikipedia  1

También hemos detectado bots que difunden información inexacta sobre Telegram en los medios sociales. Aquí están los 3 mitos que están impulsando:

Mito 1. «El código de Telegram no es de código abierto». En realidad, todas las aplicaciones cliente de Telegram son de código abierto desde 2013 2. Nuestra encriptación y API están completamente documentadas y han sido revisadas por expertos en seguridad miles de veces. Además, Telegram es la única aplicación de mensajería en el mundo que tiene construcciones verificables tanto para iOS como para Android 3. En cuanto a WhatsApp, ofuscan intencionadamente su código, lo que hace imposible verificar su cifrado y privacidad.

Mito 2. «Telegram es ruso». De hecho, Telegram no tiene servidores ni oficinas en Rusia y estuvo bloqueado allí desde 2018 hasta 2020 4. Telegram sigue bloqueado en algunos países autoritarios como Irán, mientras que WhatsApp y otras aplicaciones «supuestamente seguras» nunca han tenido problemas en estos lugares.

Mito 3. «Telegram no está encriptado». Todos los chats de Telegram han sido encriptados desde su lanzamiento. Tenemos Chats secretos que son de extremo a extremo y Chats en la Nube que también ofrecen almacenamiento en la Nube seguro y distribuido en tiempo real 5. WhatsApp, por otro lado, tuvo cero encriptación durante unos años, y luego adoptó un protocolo de encriptación financiado por el Gobierno de los Estados Unidos 6. Incluso si asumimos que la encriptación de WhatsApp es sólida, se invalida a través de múltiples puertas traseras y la dependencia de los backups 7.

Sólo en 2019, Facebook gastó casi 10.000 millones de dólares en marketing 8 (supongo que esto incluye los bots de pago en Wikipedia y otros sitios).

A diferencia de Facebook, Telegram no gasta dinero, y mucho menos miles de millones de dólares, en la comercialización. Creemos que la gente es lo suficientemente inteligente para elegir lo que es mejor para ellos. Y, a juzgar por los 500 millones de personas que usan Telegram, esta creencia está justificada.

  1. WhatsApp Gives Users Ultimatum – Share Data with Facebook or Lose Access[]
  2. In December 2020, the Wikipedia article about WhatsApp had the label “This article may have been created or edited in return for undisclosed payments, a violation of Wikipedia’s terms of use”. Related investigation is discussed here.[]
  3. Telegram Source Code[]
  4. Reproducible Builds for Telegram Apps. On Digital Resistance in Russia[]
  5. On Telegram Encryption[]
  6. U.S. Government Funded The WhatsApp Encryption[]
  7. Why WhatsApp Will Never Be Secure[]
  8. Facebook Marketing Spending from 2010 to 2019.[]

Comparta este artículo.
  •  
  • 11
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 4
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    15
    Compartidos
Continue Reading

Opinión

Iker Jiménez: ¿El único hombre con las gónadas intactas de España? Así dijo sobre la agresión de los menas inmigrantes contra el muchacho autista de Barcelona; «Chusma. En mi tiempo acabarían con algún hueso roto»

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    4
    Compartidos

El conocido periodista Iker Jiménez, ha reaccionado a la terrible agresión sufrida por un menor de 16 años en Barcelona que anoche se hizo viral rápidamente a través de las redes sociales.

 

Iker Jiménez, siempre criticado por la izquierda e incluso, acusado de ser de extrema derecha, no se ha mordido la lengua en su cuenta de Twitter, donde ha llamado «chusma» a los jóvenes que agredieron terriblemente a Enric. El presentador de Cuarto Milenio tiene claro que en otra época, estos jóvenes habrían recibido su merecido sin necesidad de ser detenidos.

Loading...

«Si la chusma que ha robado y dado una paliza a un chico lo hubiera hecho en mi barrio en 1983; el barrio se aseguraría de que fuera devuelto lo robado. Y la chusma, con algún hueso roto y dientes de menos, habría aprendido la lección«, dice Iker Jiménez asegurando que «no volverían a hacerlo jamás».

 

Pero Iker Jiménez también arremete contra los «iluminados» que aseguran que «a los pobres chicos no les dejamos otra opción, que los oprimimos».

«En 2021 a lo mejor algún iluminado nos dice que a los pobres chicos no les dejamos otra opción, que los oprimimos. Que hay que ser tolerantes. Sobre todo con los que agreden en grupo. Que los culpables solos nosotros, vaya. Algo habremos hecho mal como sociedad y bla bla bla…», dice claramente indignado.


Comparta este artículo.
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    4
    Compartidos
Continue Reading

Radio Cadena Española

¿Quiere recibir las últimas noticias en TELEGRAM?

ALERTA NACIONAL RECOMIENDA:

ESCALPELO LITERARIO Y CINÉFILO

LOS LÍMITES DE LA MENTE

LA BANDERA ESPAÑOLA

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Translate/Traducir »