Connect with us

Sociedad

El empoderamiento de los necios del ecologismo político y los hipócritas del macrobotellón

Published

on

45 toneladas de residuos tras la Fiesta de la Primavera en Granada
Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Por José L. Román (R).- Mientras esperaba con la compra en la fila de cajas de un supermercado, un joven con cierto aire de empoderamiento ecológico, increpa a una señora que solicita bolsas de plástico a la cajera para transportar su compra:

-“Señora, hace ya mucho tiempo que los jóvenes de este país, a través del “movimiento por el cambio”, venimos intentado concienciar a la gente de que cada uno de nosotros debería traer su propia bolsa reutilizable para transportar la compra, ya que las bolsas de plástico contribuyen a la destrucción del medio ambiente.

La señora pide disculpas para poder explicarse:

-Perdona hijo, cuando yo tenía tu edad no estaba de moda esto de la ecología. Pero ahora resulta, que la propaganda verde y ecológica que se utiliza contra la contaminación, no nos da un respiro.

El joven le replica:

-Ese, es ahora nuestro problema, señora; su generación no puso suficiente cuidado en conservar el medio ambiente, y por eso ahora tenemos que ser los jóvenes los que apoyemos políticas de reciclaje para salvar el Planeta.

La señora, sin alterarse lo más mínimo pero lejos de amilanarse, contestó lo siguiente:

-Tiene usted razón, nuestra generación no puso de moda la ecología verde, pues resulta que no había bolsas de plástico; las botellas de leche, gaseosa o cerveza, eran solo de cristal. Cuando comprabas el producto te cobraban también el envase, y después, una vez consumido el contenido, los envases se devolvían al establecimiento de compra y éste te devolvía el importe de los mismos. La tienda, a través del repartidor devolvía las botellas de nuevo a la fábrica para ser lavadas y esterilizadas antes de llenarlas de nuevo, de manera que se podían usar las mismas una y otra vez. Así era el reciclaje de mi juventud.

Por aquel entonces, lavábamos los pañales de los bebés porque no los había desechables. Secábamos la ropa, no en secadoras que funcionan con fluido eléctrico, sino con energía solar y eólica en tendederos.
Así quedó la UCM de Madrid tras el macrobotellón de san cemento.

Entonces, teníamos un aparato de televisión o radio en casa, no un televisor en cada habitación. En la cocina, molíamos y batíamos a mano, porque no había máquinas eléctricas que lo hiciesen por nosotros.

Cuando empaquetábamos algo frágil para enviarlo por correo, usábamos periódicos arrugados para protegerlo, no cartones preformados o láminas de plástico con burbujas de aire.

Pero estás en lo cierto, en mis tiempos, no existía este ecologismo de los hipócritas y necios del macrobotellón, que además de ponerte verde en cualquier supermercado, te esquilman el bolsillo hasta por el aire que respiras. Nosotros bebíamos del grifo cuando teníamos sed en lugar de usar vasitos o botellas de plástico cada vez que teníamos que tomar agua. Recargábamos los bolígrafos y las plumas en lugar de comprar nuevos, y cambiábamos las cuchillas de afeitar en vez de tirar a la basura toda la maquinilla sólo porque la hoja perdió su filo.

Insisto, no teníamos este ecologismo tan verde que a la vez que te agobia te indigna, cuando ves como los amorrados a la ubre del Tesoro se enriquecen con subvenciones o con el producto del reciclaje, que nosotros los contribuyentes pagamos, recogemos, almacenamos y depositamos, donde el “nuevo rico” te indica que lo hagas, para no tener ellos que arriesgar apenas inversión. Y encima, además de pagar la tasa de basuras correspondiente, se inventan un nuevo impuesto bautizado democráticamente con el nombre de: “Tasa de recogida de residuos sólidos urbanos”, para sostener ese falso ecologismo político que indigna.

Tienes toda la razón, en mi juventud no había ecologismo verde, la gente tomaba el tranvía o ferrocarril, y los escolares íbamos al colegio andando en lugar de usar a nuestra mamá como taxista las 24 horas del día, entre otras cosas, porque no había asesinos en serie ni traficantes de droga ni violadores delinquiendo con total impunidad. Teníamos un solo enchufe eléctrico en cada habitación, no una regleta de enchufes para alimentar una docena de artefactos.

Así que, ¿no te parece lamentable que generaciones “democráticas” como la tuya, y los parásitos que os han adoctrinado y os siguen adoctrinando, nos intententeis hacer comulgar con ruedas de molino a la hora de responsabilizarnos del mal que sufre nuestro Planeta, por carecer entonces, del empoderamiento para un falso ecologismo político o escuela de enchufismo, del que hoy hacéis gala sobre todo desde la Universidad y los partidos políticos, con asociaciones, fundaciones, plataformas, y más de 200.000 empresas públicas amorradas a la ubre del Tesoro?”

La buena señora, terminó de soltar todo su razonable alegato porque no la callaba ni una bala de cañón.

Tuvo su momento de gloria para poner en su sitio a un necio, que salió disparado del “super” con su empoderamiento entre las piernas. Y es que la necedad es muchas veces más dañina que la maldad. Ya está bien de recibir lecciones de ecología de cualquier cantamañanas “producto” de las universidades marxistas, sin otro propósito que confundir a la opinión más ignorante adicta a las televisiones, mientras ellos inundan con toneladas de residuos cualquier lugar donde se les antoja celebrar un macrobotellón.
Toneladas de residuos tras el macrobotellón de Valencia.

Hoy, a los aficionados a salir al campo a coger setas o espárragos, se les persigue para denunciarlos si previamente no han abonado la tasa correspondiente, lo que pone de manifiesto el afán recaudatorio que ejercen las autoridades a través del nuevo empoderamiento de un ecologismo político. Se denuncia y multa a los excursionistas por coger piñas, poleo o manzanilla, y sin embargo, estos del empoderamiento ecológico, miran para otro lado ante los macrobotellones o fiestas de la droga y el desmadre universitario, que dejan el paisaje urbano inundado con toneladas de mierda, vómitos, condones, papeles, plásticos y vidrios rotos; o contra las ilegales fiestas “rave” en espacios forestales para que los jóvenes se pongan ciegos de alcohol y drogas, como la celebrada en el término municipal de Benageber en Valencia entre el 31 de diciembre de 2014 y el 5 de enero de 2015, donde cuatro mil almas, el 80% extranjeros, tomaron La Serranía valenciana durante una semana, sin ningún tipo de permiso gubernamental, con el resultado de un muerto y daños valorados en miles de euros.

En España, gracias al empoderamiento de los necios del ecologismo político, y a los hipócritas del macrobotellón, miles y miles de euros vía subvenciones van a parar a “estudios” sobre qué se debe hacer, cuando un animal en peligro de extinción se come una planta en peligro de extinción; a perseguir la caza y la pesca y declararlas “violencia machista”; o a intentar impedir que las vacas suelten ventosidades para reducir el agujero de la capa de ozono, cargando contra el sector primario español.

Anuncios

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Advertisement
Deje aquí su propio comentario

Sociedad

Un padre, condenado a trabajos comunitarios por dar un “capón” a su hijo

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Un hombre que propinó un “capón” a su hijo para corregir su actitud rebelde y desafiante cuando le recriminó sus malos resultados escolares tendrá que cumplir 31 días de trabajos comunitarios al haber confirmado la Audiencia Provincial de Murcia la sentencia que lo condenó como autor de un delito de maltrato en el ámbito familiar.

La sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, desestima así el recurso que el acusado presentó contra la condena impuesta por un Juzgado de lo Penal de Murcia en febrero de 2018 y que incluye también una orden de alejamiento en cumplimiento de la cual no podrá acercarse al menor durante seis meses y un día. El Juzgado declaró como hechos probados que los mismos ocurrieron cuando al recoger el acusado a los hijos, entregados por su expareja, se produjo una discusión en el transcurso de la cual uno de ellos salió en defensa de la madre. Fue entonces cuando, decía la sentencia, el denunciado lo cogió del brazo y le propinó golpes en el pecho y un pescozón en la cabeza.

En su recurso, el acusado alegó que no cometió delito alguno, ya que se limitó a tratar de corregir una actitud rebelde y desafiante de este hijo surgida cuando le censuró su bajo rendimiento académico. Y añadió que solo trataba de corregir su comportamiento, no de atentar contra su integridad física, lo que consideró podía realizar en el ejercicio legítimo de su degber como padre.

Sin embargo, la Sala de la Audiencia, que tiene como ponente a la magistrada Ana María Martínez, comenta que aunque el “capón” fuera para reprender su actitud desafiante por haberle recriminado sus malas calificaciones, supuso ejercer violencia física sobre el menor, aunque este no llegar a sufrir lesión alguna. “Quienes tenemos hijos, se lee en la sentencia, provenimos, en muchos caso, de una educación en que sí existía el castigo y la corrección: la zapatilla, la bofetada y hasta el cinturón, y tenemos que aprender formas de educar que no lleven implícita esa parte violenta”.

Comenta igualmente que “la familia es un espacio nuevo de convivencia entre sus miembros, en el que debe imperar la igualdad y el comedimiento, por más difícil que resulte la labor de educación, a veces, en el día a día”.

Anuncios

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Más...

La tasa de pobreza en España ya es la séptima más alta de Europa

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Con una cuarta parte de la población en riesgo de exclusión (26,1 por ciento), España es el séptimo país de la Unión Europea con más pobreza. Por encima solo están Bulgaria, Rumania, Grecia, Lituania, Italia y Letonia. Así lo refleja el 9 Informe «El estado de la pobreza. Seguimiento del indicador europeo (Arope) de pobreza y exclusión social en España 2008-2018», presentado este miércoles por la Red Europea de Lucha contra la Pobreza (EAPN) en el Senado.

La tasa Arope (At Risk of Powerty or Social Exclusion) -el baremo que utiliza la Unión Europea (UE)- tiene en cuenta, además de la renta, otras variables, como los niveles de empleo de los distintos miembros de la familia o la capacidad de los hogares para afrontar determinados gastos, como el alquiler de una vivienda o la calefacción en invierno.

Si solo se tiene en cuenta la renta, el 21,6 por ciento de la población española está en riesgo de exclusión. Esto quiere decir que uno de cada cinco españoles vive con menos de 1.552 euros al mes en el caso de un matrimonio con dos niños o de 739 euros para los hogares de una persona.

Además más de la mitad de la población española vive en el límite de sus posibilidades (55,3) y algo más de una cuarta parte del total (27,1 por ciento) llega a fin de mes con dificultades o con mucha dificultad.
En términos comparativos, la tasa total es la segunda más baja de la década pero esta mejora, según el informe, es «absolutamente insuficiente».

«No solo no hemos cumplido con el compromiso de la Estrategia Europa 2020 de reducir la pobreza en 2,5 millones de personas, sino que estamos peor. Además, corremos un serio riesgo de volver a crecer económicamente con un nivel de pobreza mayor al de antes de la crisis y con una tasa estabilizada», advirtió este miércoles el presidente de la EAPN- España, Carlos Susías, durante la presentación de este estudio.

Tercer país con mayor desigualdad

La desigualdad también es muy elevada con respecto a los estándares europeos. Por una parte, en el año 2017, el 20 por ciento más rico de la población española disponía de una renta anual 6,6 veces superior a la del 20 por ciento más pobre y se situaba como el tercer país con mayor desigualdad de toda la UE, solo por debajo de Bulgaria y Lituania.

La privación material severa (PMS) es el único indicador cuyos resultados en España están por debajo de la media de la UE. Sin embargo, el informe señala que es «un motivo de preocupación el extraordinario crecimiento de la PMS», que pasó desde el 3,6 por ciento al 5,1 por ciento de la población, con un incremento del 42 por ciento en el periodo en el cual el conjunto de los países de la UE la redujo en un 22 por ciento.

La pobreza material severa afecta a 670.000 españoles y significa que en estos hogares sus miembros sufren muchas privaciones como no poder comer pollo o pescado dos o tres veces a la semana, tener una semana de vacaciones o contar con un teléfono móvil, entre otros nueve indicadores.

Anuncios

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Sociedad

Un hombre trata de apagar unos contenedores incendiados y recibe una paliza en Barcelona

Published

on

En el círculo rojo: un radical agarra por la espalda al hombre que apaga el incendio - Twitter
Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Cataluña está viviendo unos días en la que el recrudecimiento de la violencia, tras la sentencia a los líderes del «procés», es palpable. Los llamados Comités de Defensa de la República (CDR) están organizando diferentes manifestaciones para sembrar el caos en diferentes localidades, especialmente en Barcelona.

Es en la capital catalana donde se ha vivido un despreciable incidente. Un hombre ha recibido una paliza cuando intentaba sofocar el incendio de varios contenedores que habían sido depositados en medio de las Ramblas a modo de barricada.

En el vídeo, grabado desde el balcón de una vivienda, se puede observar cómo los radicales independentistas rodean al hombre que porta un extintor, se lo quitan y le tiran al suelo donde comienzan a propinarle varios golpes. Los manifestantes habían sido dispersados de la Delegación del Gobierno de Cataluña, donde se habían enfrentado a los Mossos y la Policía, lanzándoles todo tipo de objetos.

Desde las redes sociales se ha denunciado este «inaceptable» suceso. La Plataforma por Tabarnia ha publicado en su perfil de Twitter el vídeo en cuestión acompañado de un texto: «Desde Tabarnia queremos lanzar un mensaje al resto de españoles: Primero para que nos perdonen por la vergüenza que les estamos haciendo pasar ante toda Europa, y segundo pedirles por favor que no nos olviden. Que nos sentimos abandonados, estamos solos ante estos salvajes».

Son muchos los internautas que han reaccionado ante este lamentable hecho. «Inaceptable. Ánimo, estamos y estaremos siempre con vosotros», dice uno. «Los catalanes de bien que sois la mayoría no os merecéis esto, espero de corazón que esto se encauce a la sensatez por el bien de todos», añade otro. «No están solos. Ojalá tuviéramos un gobierno a la altura que nos merecemos los españoles que creemos en este país y en su buena gente. Ánimo españoles», finaliza un tercero.

Anuncios

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading
Advertisement Enter ad here
Advertisement
Anuncios
Advertisement
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
ArabicChinese (Simplified)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
A %d blogueros les gusta esto: