Connect with us

España

El Gobierno anuncia que Franco será exhumado el 10 de junio y trasladado al cementerio de El Pardo

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha anunciado en la rueda de prensa del Consejo de Ministros que la exhumación de Francisco Franco se llevará a cabo el próximo 10 de junio y los restos serán enterrados en el cementerio de Mingorrubio, situado en el distrito de Fuencarral-El Pardo.

Calvo ha añadido que no habrá comunicación ni imágenes, ni convocatoria pública de la exhumación de los restos del exjefe del Estado.

Loading...

El cementerio de El Pardo es de titularidad municipal. Su gestión ha sido asumida por completo por el Gobierno de Manuela Carmena, después de que el consistorio remunicipalizara el control de todos los camposantos públicos a través de la creación de una empresa.


Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Advertisement
Deje aquí su propio comentario

España

PATITOS DE GOMA A LA VISTA: LOS ACCIDENTES Y LA SEGURIDAD EN EL MAR (I)

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Los patitos de goma liberados en el mar. Historia de un accidente

Acaba de empezar el año 1992 cuándo se produjo el incidente naval que desembocó en qué miles de patitos de goma se perdieron en el Pacífico e iniciaron uno de los periplos más surrealistas y conocidos de la oceanografía moderna. Nadie se enteró de nada hasta que tales patitos empezaron a aparecer por todas partes.

Esta es una historia que se utilizó como argumento principal en un anuncio muy famoso de televisión, pero por entonces no se hablaba tanto como ahora de la contaminación de los plásticos y de otros vertidos en el mar, producidos también en gran manera por unos opacos acontecimientos cómo son los misteriosos accidentes marítimos. Un tema sobre el que he vuelto hace poco de la mano de un estupendo libro sobre casos reales de naufragios en alta mar: Vientes de acero, corazones humanos.

Loading...

La impunidad de los accidentes en el mar

El incidente que lanzó miles de patitos al mar se había producido en los primeros días del año 1992, curiosamente en el 500 aniversario del descubrimiento del Nuevo Mundo, cuando se celebraba ya que Cristóbal Colón cruzó el Atlántico por primera vez. Y posteriormente a esa fecha histórica, Magallanes y Elcano darían la vuelta al globo terráqueo, uniendo todos los océanos en un mismo viaje. Y fue en las proximidades de la línea internacional del cambio de fecha cuando el ‘Ever Laurel’, un mercante en ruta entre Hong Kong y Tacoma, en EE.UU, sufrió la pérdida de 12 contenedores en alta mar, de más de 10 metros de largo, en pleno océano Pacífico.

Para que nos hagamos una idea del tamaño de cada uno de estos contenedores, en uno de ellos viajaban casi 30.000 juguetes de plástico, entre los cuáles destacaba un ejército de patitos amarillos flotantes que fueron liberados en la mar.

 

Un accidente marítimo que habría pasado por alto

 

 

 

Cuando empezaron a aparecer por las costas de todo el mundo, de forma masiva, pues venían agrupados por las mismas corrientes, empezó a salir la verdad sobre un accidente anónimo ocurrido en el mar y que fue pasado por alto. Como casi todo lo que pasa en el mar, nadie se había enterado de nada. No en vano, la ley del silencio impera en los mismos barcos y de ahí la conocida frase:

Lo que pasa en el barco se queda en el barco.

Pero esto no siempre es deseable, sobre todo cuando ocurren situaciones ilícitas en los barcos que no deberían quedar impunes. Una reflexión que es recurrente en este libro de naufragios reales que os quiero recomendar,Vientes de acero, corazones humanos.

Y me remito a un famoso caso de violación a bordo de un barco de guerra alemán, en tiempos recientes, cuya víctima quedó aislada a bordo gracias al silencio cómplice de más de uno y de una. Dramas que se pueden producir en el mar exactamente igual que en tierra, eso sí, con una gran diferencia: es más difícil investigar lo que ocurre en alta mar, no digamos cuando todos les interesa tapar una situación concreta.

 

 

Los secretos a bordo de los barcos: ¿una ley de omertá?

 

Como persona de costa, amigo de muchos navegantes, sé muy bien que se trata de un mundo cerrado, donde más vale no coger fama de esto o lo otro. Y recuerdo una anécdota en la cual una alumna de Náutica de Santander, como tardase más de la cuenta en poner un tornillo en un barco, tuvo problemas para volver a embarcarse al correrse la voz por las tripulaciones. Definitivamente, la profesión del mar es un mundo pequeño y se valora mucho la capacidad de trabajo, pero también el saber guardar los secretos, pues se trata de un gremio en el cual se trabaja muy duro y se asumen muchos riesgos. Todos los participantes en el negocio naviero los asumen. Pero también se tiene la ventaja de que se puede burlar con más facilidad la acción de la autoridad pertinente, lo cual no es siempre tan bueno.

Pongamos un ejemplo tonto. Por lo general, está prohibido beber a bordo de los barcos, pero si una persona lo hace no hay controles de alcoholemia, como sucede con el sector de los transportistas. Y los marinos no dejan de ser transportistas que conducen un camión muy particular. Y es innegable que cuesta más ejercer ningún control sobre las actividades y accidentes del negocio marítimo. Si un camión sufre un accidente en la carretera y pierde parte de la carga, como le ocurrió a un camión de mandarinas al paso de nuestro coche, cuando era niño, enseguida se entera todo el mundo y es relativamente fácil auxiliar a las víctimas y comprobar lo que ha sucedido. Pero no ocurre lo mismo en el mar.

Y el autor de “Vientres de acero, corazones humanos”, en su maravilloso libro sobre casos de naufragio reales, se hace eco de estos silencios que a veces no ayudan a nadie. Por ejemplo, en los supervivientes y otros implicados en el naufragio principal que se narra en las páginas, los cuales se niegan a hablar de lo sucedido o muestran una gran resistencia a hacerlo. ¿Síndrome postraumático? ¿Un secreto que ocultar en un negocio, porque la navegación es un negocio, ante todo, que se ha manchado de forma imprevista con sangre?

 

 


Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Continue Reading

España

MERCANCÍAS PELIGROSAS QUE PROVOCAN NAUFRAGIOS

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Compartir

Barcos que superan la carga máxima legal

En el artículo anterior, comentábamos un tema curioso: el misterio tras la falta de datos en la contabilidad de coches que se van a pique en su transporte cada año. Una opacidad en ocultar tragedias marítimas que puede tener mucho que ver con todo tipo de contrabando y prácticas de ahorro, entre comillas, cuando muchísimos barcos de mercancías suelen no declarar el peso verdadero en los fletes para pagar menos impuestos o incluso ahorrar en los seguros. Una costumbre que trae como consecuencia, además, el hecho de que muchos barcos superen su carga máxima, que naveguen al límite de su línea de flotación, lo que puede derivar en escoras peligrosas y pérdida de carga por el camino.

Definitivamente cuesta creerse que sólo se pierdan 600 contenedores al año en sus viajes por el mar. Según WSC, la media de contenedores qué se hunden cada año no alcanza los 600 a nivel mundial, aunque se trata de una media que puede verse alterada por un hundimiento concreto. Por ejemplo, el naufragio en 2013 de un carguero japonés cuyo casco se partió y se fue a pique, con los casi 4.300 contenedores qué alojaba.

Loading...

Son ideas que han venido a reforzarse, en mi planteamiento personal, tras leer un magnífico libro de investigación de naufragios reales, “Vientres de acero, corazones humanos”. Un análisis técnico por parte de un experto en Náutica, Juan José Aja Sollet, que profundiza en las cosas extrañas que a menudo suceden en esos territorios sin ley que parecen ser los barcos. Esas islas flotantes en medio de un océano de alegalidad, en muchos casos, porque todos sabemos que no hay demasiados ojos sobre lo que pasa ahí, por mucho que los estados reclamen soberanía sobre tal o cual mar.

Estafas de mercancías perdidas en el mar para cobrar la póliza

Y, además, ¿quién te dice a ti que esos coches no se tiran al agua para cobrar alguna póliza? Es otra posibilidad que explicaría, de alguna manera, que los interesados no quisieran hacer publicidad de estos asuntos. Tal vez para que no cunda el ejemplo y las aseguradoras se vean desbordadas por este tipo de estafas, que son muy comunes, por ejemplo, en el caso de las naves industriales incendiadas.

Cada día, navegan por todos los mares del planeta más de 5.000 barcos mercantes, con una media de unos 6 millones de contenedores. Inclusive miles de coches a bordo. Y algunos de esos mercantes son capaces de transportar hasta 20.000 contenedores en su cubierta y bodegas. Pero esa carga que atesoran puede convertirse en un lastre mortal, por ejemplo, si se desplaza y produce una escora que en muchos casos puede literalmente tumbar el barco sobre las olas.

Los peligros de la carga en los barcos: “Vientres de acero, corazones humanos”

Para terminar, quería ilustrar los peligros de una carga mal estibada o la sobrecarga en el transporte por mar, como ocurre con una furgoneta o camión en la que no se ha repartido bien el peso. Como se dice en “Vientres de acero, corazones humanos”:

Como un combate de pugilismo, entre las olas y el barco, en el que la mar era el único contendiente que disparaba los golpes y el navío sólo podía encajarlos; un fuerte bandazo, como si fuera un crochet, atravesó a la mar al pequeño mercante “poniéndolo contra las cuerdas”. Seguido, una gran ola lo embistió como si hubiera recibido un gancho mortal que rematara al indefenso “púgil” produciéndole un terrorífico balance que lo haría caer fuera de combate. La carga de raíles de acero, sin el auxilio de una sujeción adecuada, final y mortalmente se desplazó a la banda de estribor.

El buque quedó escorado entre 35º y 40º. Era una terrorífica escora permanente, como si le hubiesen dado una fatal estocada de muerte. El bravo “toro” ahora sí estaba herido, herido de muerte. Ya no podía defenderse, ya era todo inútil, estaba a merced de las olas y atravesado a una mar arbolada. Sólo podía esperar la puntilla” que el embravecido mar. Todo estaba perdido, el capitán sólo podía hacer una cosa, pedir ayuda…

 

Los misterios de los naufragios de mercantes actuales

 

Se sabe, por declaraciones verbales, que al menos el 1er oficial se lesionó gravemente y no podía moverse. Algunos compañeros estuvieron con él. Compañeros que finalmente desaparecieron junto al 1er oficial. Uno de ellos, el capitán. ¿Quizá quisieron estar hasta el último momento con los heridos y les pilló de sorpresa el hundimiento?

El libro está lleno de frases misteriosas, inquietantes, como cuando uno de los protagonistas reflexiona sobre una extraña conversación que ha tenido con un compañero tripulante:

¿Qué habrá querido decir el cocinero con mañana todo habrá terminado?

Espero que el libro os guste tanto como a mí. Definitivamente un buen regalo para los amantes del mar y un revulsivo ante los tiempos duros que vivimos, porque nos puede ayudar el ponernos en la piel de algunos de los protagonistas de estas historias.


Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Compartir
Continue Reading

Islas Canarias

¿Sabías que una guerra ha estallado en territorio español?

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  • 4
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    6
    Compartidos

Aunque la mayoría del pueblo español lo ignore, se trata en efecto de un territorio que todavía para la ONU consta como por descolonizar bajo la responsabilidad de España. La realidad sobre el terreno, sin embargo, ha sido el Derecho Internacional de las armas y la sangre: una lucha a muerte desde hace décadas entre el Frente Polisario saharaui y las fuerzas de ocupación marroquíes que pagan, como siempre, los que menos culpa tienen: civiles y soldados que cumplen órdenes. Pero no los estadistas marroquíes y sus amos, de potencias muy poderosas y con gran tradición en expoliar a los españoles y a los que un día lo fueron, como es el caso de los saharauis.

 

Loading...

Un conflicto que nunca terminó del todo, pero que se encontraba encapsulado desde el alto el fuego del Sáhara del año 91 y que ahora ha resurgido con fuerza. Con ataques y hostigamientos a las fuerzas marroquíes por parte del Frente Polisario y una doble respuesta, militar y represiva, por parte de estas fuerzas de ocupación. Y como es ya una muy vieja costumbre en ellos, el Estado de Marruecos la ha con la población civil de los territorios ocupados.

 

La manifestación en la carretera de Guerguerat terminó a tiros

 

En un principio, hace ya largas semanas, el Gobierno marroquí se tentó mucho la ropa de intervenir en fuerza en el disputado paso del Guerguerat, que es donde se inició esta crisis con un boicot de las carreteras de esta zona por parte de civiles saharauis. Unos piquetes que bloquearon una importante carretera entre Mauritania y la costa con el fin de interrumpir el fluido tráfico comercial del que el pueblo saharaui no se está beneficiando para nada, pese a ser una vía de comunicación que atraviesa su territorio. Porque estamos ante el único territorio de África pendiente de ser descolonizado y no es que lo digan los saharauis, sino que lo dice la ONU. Un organismo que, aunque funcione como un desastre auténtico, se supone que es neutral en estas cosas.

 

Esta manifestación, formada por civiles sin armas, pero no organizada sin un claro objetivo propagandístico, sólo podía terminar de una manera y fue que las fuerzas de Marruecos aparecieron por allí para descongestionar ese tremendo atasco que ya se había formado. Apenas llegaron, los civiles se resistieron y entonces empezó todo, porque fuerzas del Frente Polisario se encontraban en las cercanías y se enfrentaron de inmediato a los soldados marroquíes. Y desde entonces hasta hoy, pese a los continuos esfuerzos de esta redacción, ha sido muy complicado tener información sobre lo que está realmente sucediendo sobre el terreno.

 

Los civiles con los que tenemos contacto directo en los campamentos de refugiados saharauis, los cuales viven de continuo en España, no tenían mucha información y de todas formas no podían pasarnos muchos datos la porque la jefatura militar saharaui prohibía cualquier tipo de comunicación. Por lo tanto, estos refugiados sólo podían ser testigos del continuo trasiego de tropas desde los campamentos hasta las zonas ocupadas.

 

El desierto de las mil batallas: la nueva guerra del Sáhara 2021

 

Hay que tener en cuenta que estamos hablando de un escenario del combate gigantesco y muy difícil. Se trata del mayor desierto del mundo, compartido por naciones que no se pueden ni ver y con los saharauis en el centro del huracán. El Estado de Argelia les ha apoyado siempre en este exilio, permitiéndoles instalarse en su parcela del Sahara y proveyéndoles de armamento, como otras naciones aliadas de los saharauis, pero nada es porque sí. Argelia tiene muchísimo que ganar o que perder en esta guerra, igual que en las anteriores, cuando han estado en conflicto directo con Marruecos en tiempos de Hassan II. La Guerra de las Arenas.

 

La suerte de esos conflictos siempre ha sido dispar. Los marroquíes han sufrido graves palizas como la de Mahbes, donde los saharauis repitieron el éxito anterior de las tropas españolas contra Hassan, pero éste derrotó a argelinos y saharauis en la Guerra de las Arenas. Y ocupó el Sáhara usando escudos humanos, como hoy hace con las Canarias, en la famosa Marcha Verde que los saharuis sufrieron más que nadie.

 

Marruecos utiliza a los emigrantes africanos de Canarias como avanzadilla de otra invasión

 

Nuestra amiga Alamu, saharaui comprometida con la causa de su exiliado pueblo, nos cuenta el parecer general de la joven nación africana:

El Gobierno español tiene una obligación histórica, ya que sigue siendo nuestra potencia administradora, pero sus políticos y reyes sólo saben traicionarnos. El pueblo español siempre con nosotros, claro, pero los dirigentes sólo antes de las elecciones y luego ya no. Todos los del PSOE son hijos predilectos de Marruecos y, entonces, ¿qué nos podemos esperar?

Con respecto a la llegada masiva de inmigrantes a las costas canarias, lanzados como munición por el Sultán de Marruecos y los que le patrocinan, nuestra amiga saharaui Alamu lo tiene claro:

Él siempre, cuando se enfada, suelta sus putas pateras. O sea, para nosotros no es nada nuevo.

Lo mismo sucede con los propios saharauis y las visitas que reciben por parte de las tropas marroquíes. Porque estamos ante un Estado (el Reino de Marruecos) que no respeta las fronteras de los demás, pero con la gran diferencia de que los saharauis se defienden mientras que el Estado español deja a sus ciudadanos a su suerte. Desarmados y con las manos atadas para que cualquiera turba de energúmenos pueda matarnos, violarnos y robarnos.

El Guergerat es una zona desmilitarizada y hemos estado muchos años callados
mientras han estado pasando nuestra mercancía a Mauritania por aquí, pero ya se acabó lo que sea daba
.

 

Nuestros colegas de la prensa española mantienen el silencio informativo en el Sáhara

 

No es por nada, pero uno acaba sintiendo envidia muy sana por un pueblo que las está pasando canutas, pero que lo tiene claro en lo fundamental. No se dejan avasallar y la prueba está en el sacrificio de tantos cientos de soldados saharauis, generación tras generación, preparándose para la guerra y haciendo la guerra mientras los españoles ven Netflix y obedecen los mensajes buenistas de la televisión.

Ahí están los pobres, llevan meses dando la cara, nos dice Álamu, en referencia a sus también jóvenes compatriotas y no tan jóvenes. Esos soldaditos que marchan día tras día a un destino incierto en una guerra durísima, contra el ejército marroquí, mientras estos cerdos (la mayoría de medios de comunicación) callan la guerra.

Nuestro vecino del Sur gasta unas cantidades impresionantes en mantener y acrecentar su ejército mientras Rajoy y otros traidores se han dedicado durante décadas a desmilitarizar España. Todo para que cualquier dictadura bananera pueda poner en entredicho nuestra seguridad nacional, y esto mientras el pueblo marroquí pasa grandes necesidades y existe una gran problemática en cuanto a abusos sexuales, incluso a menores, que no se termina de atajar.

 

Trump con el Sultán de Marruecos y la derecha española… ¿Con Trump?

 

Unas Fuerzas Armadas del Sultán que se encuentran cada vez mejor pertrechadas y entrenadas, por los yanquis y demás chusma de la OTAN, pero los próximos en sufrir la capacidad de fuego del tirano magrebí podemos ser los españoles: nuestros propios soldados y población civil. Debido a la falta de preparación y de conciencia de los que dicen constantemente que hay que reducir el presupuesto militar y de esos que dan vivas al rey, en los desfiles, pero que nunca se enteran de la fiesta.

 

Si no es por el Frente Polisario, Marruecos ya habría tomado Canarias, Melilla y Ceuta

 

Y no quiero despedirme sin una reflexión. Si no fuera porque Argelia y el Frente Polisario distraen grandes cantidades de tropas y recursos de las Fuerzas Armadas de Marruecos, dada la suicida política de Defensa española, haría ya mucho tiempo que se hubieran lanzado con los tanques a recuperar, como dicen ellos, Ceuta y Melilla o incluso Canarias, que hay que recordar que jamás en la vida pertenecieron a ningún otro Estado que el español.

 

No podemos permitir que la mafia de los genocidas yanquis, británicos, franceses y demás amigos de toda la vida se oculten detrás de Marruecos mientras son ellos los que están ocupando por las malas nuestras islas. No en vano Trump, antes de dejar la Casa Blanca, ha reconocido el dominio del Sultán sobre el Sáhara Occidental definitivamente. ¡Muchas gracias, presi, por quitarle la careta a vuestra política antiespañola! Tenemos que saber quiénes son nuestros amigos y quiénes nos quitaron nuestras provincias de Ultramar y organizaron la Guerra Civil, la de Ifni, la Marcha Verde, la ETA o las autonomías.

 


Comparta este artículo.
  •  
  • 4
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    6
    Compartidos
Continue Reading

España

La obscena sumisión de la derechita cobarde a Pedro Sánchez: Ni Feijóo ni el Presidente apoyan a la farmaceutica gallega Pharmamar, propietaria del fármaco más eficaz contra el COVID

Published

on

Ni Sánchez ni Feijóo apoyan a Fernández Sousa (presidente de PharmaMar) y a su Aplidin
Comparta este artículo.
  •  
  • 24
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    26
    Compartidos

Esto es España: ni Sánchez ni Feijóo apoyan a Fernández Sousa y a su Aplidin, considerado el tratamiento más eficaz contra el covid.

José María Fernández Sousa-Faro (en la imagen superior) no le cae bien a su paisano, Alberto Núñez Feijóo, presidente de Galicia. Tampoco al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

El presidente gallego ha visitado La Moncloa y descubierto que Sánchez y él son dos almas gemelas. Por ejemplo, ninguno de los dos está dispuesto a apoyar a PharmaMar y su Aplidin, el antiviral que puede detener el impacto del covid.

Loading...

Feijóo visitó Moncloa el pasado viernes 29 y se entrevistó con el gran hombre. Ni uno ni otro hablaron de PharmaMar, a pesar de que Aplidin ya tiene su ratificación en revistas científicas de primer nivel como Science.

Además, recuerden que con el coronavirus se ha trastocado la evolución habitual de la ciencia cuando surge una epidemia: primero los tratamientos, que curan, luego la vacuna que inmuniza por un tiempo razonable. No al revés.

El progresismo de Núñez Feijóo es el mismo que el de Sánchez: antes prohibir que curar

Pues bien, el Aplidin es un terapia que pudiera resultara tan útil o más que las vacunas, porque la gente sigue muriendo.

Y así, mediodía del viernes 29 de enero, se pregunta a Núñez Feijóo por qué su Gobierno no apoya a PharmaMar y, para sorpresa de muchos, el presidente gallego emplea tres veces el condicional: “Si tuviéramos un tratamiento -pero si es lo que tiene PharmaMar con el Aplidin-; “si tuviéramos un antibiótico” para evitar neumonías -el Aplidin-; si tuviéramos un tratamiento que redujera el impacto del virus -pero si eso es lo que ofrece PharmaMar-.

Pero como no tienen nada de eso, Feijóo se dedica a encerrar a los gallegos en su casa e incluso se molesta cuando se le recuerda la ecuación de la lucha contra el covid: más restricciones no implica menos muertos. Y no obstante: los políticos se empeñan en más restricciones… para vencer al virus.

La ecuación de la lucha contra el covid: más restricciones no implican menos muertos

¿Será que los españoles somos idiotas y no valoramos más lo nuestro que lo foráneo? De otra forma, no se entiende que el Gobierno gallego y el Gobierno central no se hayan volcado en el apoyo y promoción de PharmaMar.

 

Fuente: Hispanidad


Comparta este artículo.
  •  
  • 24
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    26
    Compartidos
Continue Reading

Radio Cadena Española

¿Quiere recibir las últimas noticias en TELEGRAM?

ALERTA NACIONAL RECOMIENDA:

ESCALPELO LITERARIO Y CINÉFILO

LOS LÍMITES DE LA MENTE

LA BANDERA ESPAÑOLA

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Translate/Traducir »