Connect with us

Más...

El líder de Vox en Valencia cobró 8 años de un ‘chiringuito’ del PP cerrado por corrupción

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

El presidente de Vox en la provincia de Valencia y candidato a la presidencia de la Generalitat valenciana por esta formación, José María Llanos, cobró durante ocho años de una fundación participada por la Administración autonómica que fue investigada por prácticas irregulares en el llamado caso Cooperación, el que llevó a la cárcel al ‘exconseller’ del Partido Popular, Rafael Blasco, por uso fraudulento de fondos de ayuda al desarrollo, informa hoy El Confidencial.

Loading...

Según la misma fuente, Llanos facturó, entre 2005 y 2013, como asesor jurídico externo de la Fundación para la Solidaridad y el Voluntariado de la Comunidad Valenciana (Fundar), una entidad creada por Blasco en colaboración con Bancaja que estuvo también bajo la órbita de Juan Cotino cuando fue ‘conseller’ de Bienestar Social y que tenía en teoría como objetivo servir de plataforma de colaboración y financiación para el universo del voluntariado y la cooperación al desarrollo. Financiada principalmente con aportaciones de la Generalitat, Fundar terminó por cumplir con casi todos los requisitos para ser considerada un ‘chiringuito’ en la etapa del Partido Popular, con casi medio centenar de trabajadores, directivos con salarios de más de 50.000 euros anuales y sospechas de enchufismo. El expopular Alberto Fabra inició su desmantelamiento y disolución en 2013, un proceso que fue culminado por Mónica Oltra (Compromís) tras ser nombrada vicepresidenta del Consell en 2015.

Loading...

Al menos durante dos ejercicios, Llanos ingresó periódicamente fondos de Fundar por dos vías a la vez. La primera de ellas, a través de la asesoría jurídica en la que participa, Consultoría Iusaequitas, una sociedad limitada constituida en 2009. En marzo de 2010, la mercantil suscribió con la fundación regada con dinero público un contrato de “duración indefinida” que tenía como objeto resolver “consultas planteadas por la fundación, en todo lo que concierne a: convenios, contratación, subvenciones y demás relaciones jurídicas convencionales con otras entidades sin ánimo de lucro, y con empresa e instituciones públicas y privadas”, según el documento.

El propio Llanos suscribió el contrato, mientras que por la parte de Fundar lo hizo la que fue su gerente Aurora Cantó, hasta que tras el verano de 2012 fue sustituida por Laura Chorro, mujer de Ricardo Costa, ex secretario general del Partido Popular valenciano condenado a cuatro año de cárcel por falsedad documental y por la financiación de actos de campaña de Francisco Camps y Mariano Rajoy en 2007 y 2008.

El sumario del llamado caso Cooperación recoge conversaciones entre los investigados en las que explican la contratación de Chorro y cómo el entorno de Blasco hacía y deshacía en la fundación.

El acuerdo entre Fundar y Iusaequitas se concretó económicamente en el pago de una “iguala” o cantidad fija mensual de 600 euros más IVA, un importe que no obligaba legalmente a la convocatoria de ningún concurso público o la concurrencia de más ofertas. No obstante, dejaba la puerta abierta al encargo de otros servicios “no relacionados con este contrato” con honorarios devengados de forma independiente.

Según las facturas que obran en poder de El Confidencial, efectivamente se produjeron pagos paralelos, pero no en favor de Iusaequitas, sino del propio Llanos personalmente, que obtuvo así una segunda vía de ingresos procedentes de Fundar. Al menos durante los ejercicios de 2010 y 2011, el candidato de Vox a la Generalitat emitió facturas trimestrales (vea aquí algunas de ellas) a su nombre por consultas presenciales o por ‘e-mail’ en concepto de “servicios jurídicos de asesoramiento externo”, una labor aparentemente similar a la que efectuaba Iusaequitas.

En este caso, el régimen de limitaciones en la actividad profesional como funcionario universitario impedía a Llanos devengar el IVA, por lo que todas estas facturas, pese a tener claramente un carácter periódico y trimestral, incorporaban solamente retenciones por IRPF. Este periódico tiene contabilizados al menos 52.000 euros en pagos a Llanos o a su despacho, aunque la documentación no incluye todos los ejercicios.

Preguntado sobre la contradicción de haber obtenido ingresos de un ente autonómico de capital público pese a defender la supresión de las autonomías, el candidato de Vox manifestó que él se limitaba a “ofrecer su trabajo” a un ente que existía en ese momento y “me contrataban”. “También ahora me presento a las autonómicas”, se justificó.

Llanos no supo responder a si, como profesor titular de Derecho Romano en la Universidad de Valencia, había solicitado la compatibilidad para poder formar una sociedad limitada, que todavía está activa aunque sin apenas ingresos, o facturar a terceros. “Lo debí pedir, la verdad es que hace muchos años”. Según explicó, él y otra persona ejercieron de asesores externos hasta que en 2009 constituyó Iusaequitas. “Les gustó mi trabajo y querían tener una asesoría para consultas que tenían las ONG, para ver cómo se constituía una asociación o cosas de voluntariado”. (Pinche aquí)

Sobre la doble facturación, explicó que una cosa era la iguala, “que hacía con mi despacho y mi socio”, y otra su asesoramiento “como acto profesional, no como actividad económica”. “Eran conceptos distintos. Yo hacía trabajos puntuales como profesional del derecho que estaban fuera de la consultoría de los viernes que hacíamos allí”. Una de las facturas, de noviembre de 2009 y por importe de 4.080 euros, la giró en concepto de elaboración de un convenio con la Universidad Católica o el decálogo de normas básicas de las elecciones al Consejo del Voluntariado.

Sobre las irregularidades detectadas en la gestión de la fundación creada por Rafael Blasco, que acaba de obtener el tercer grado de su condena por la malversación de los fondos de Cooperación, el dirigente de Vox se limitó a decir que “el problema no fue Fundar, eso funcionaba bastante bien, fueron Blasco y otros, como [Juan] Cotino y tal. Yo no tengo nada que ver con eso”.

Lío interno con las listas

El candidato de Vox está en la diana de los sectores críticos de la formación por haber dejado fuera de las listas a los afines al líder de los movimientos anticatalanistas de la derecha valenciana, Juan García Sentandreu, que aspiraba a competir en primarias por la cabeza de lista a las Cortes Valencianas o al Ayuntamiento de Valencia. Con la modificación de estatutos de Vox, la supresión de las elecciones internas para elegir candidatos ha cortado cualquier intento de afiliados no afines a la actual dirección de tener protagonismo en las instituciones.

Estos sectores liderados por Sentandreu reprochan al hombre de Abascal en Valencia que haya situado en las candidaturas a su mujer, María Asunción Molla, en el quinto puesto de la lista al Congreso por Valencia, y a la hija de esta, Miriam Turiel, también quinta, pero en la papeleta a las Cortes Valencianas.

Ambas están en posición complicada para acceder a las cámaras, a tenor de los resultados que anticipan los sondeos, si bien la segunda tiene más opciones que la primera. Sobre esta incorporación, que ha provocado las quejas de los críticos en redes sociales, Llanos sostiene que su mujer forma parte de la candidatura por razones de prestigio (es también profesora de Derecho Romano en la universidad y ha ejercido de magistrada) y en cumplimiento de las normas de paridad en candidaturas. Sobre la presencia de Miriam Turiel, señaló que está comprometida desde hace años con Vox y que ya en 2015 fue candidata a ocupar un escaño al Parlamento valenciano.

 


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Advertisement
Loading...
2 x COMMENTS

Colaboraciones

Carta a Pedro Sánchez de un médico sevillano despidiéndose de su larga militancia socialista

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

(Remnitido) Hola, Pedro, hola Presidente:

Loading...

Te saludo en estos momentos tan duros para todas y todos nuestros compatriotas y para mandarte ánimos, fuerza y serenidad, eso es lo que debo hacer y lo que creo que se debe hacer en estos momentos.

Loading...

Llevo votando Socialista, al PSOE desde las primeras elecciones democráticas, recién empezados mis estudios de medicina, allá por los años 70s, y desde entonces la medicina pública en la que creo, ha sido la espina dorsal de mi vida. He ido creciendo como profesional y como persona en la sanidad pública andaluza, concretamente en la provincia de Sevilla mayoritariamente tras el MIR, en pueblos pequeños y grandes, haciendo sustituciones del único médico del pueblo cuando éste se iba de vacaciones o enfermaba, porque los médicos también enfermamos, muchas veces contagiados por nuestros pacientes, pero no pasa nada, porque forma parte de nuestra profesión y lo aceptamos de buen grado, cuando en muchos pueblos era EL médico, no, UN médico más, donde no había horarios.

Luego fui intentando ser selectivo con mi especialidad, pero la bolsa de trabajo manda y hay que comer y vivir, Presidente.

Luego ya me fui asentando a base de puntos y antigüedad, en puestos acordes a mi especialidad, pero sin olvidar que ante todo soy médico, médico de toda la persona, de todo el cuerpo humano.

Seguí votando Socialista una y otra vez, primero a Felipe González a nivel nacional y a Escuredo, Chaves, Griñán etc en las autonómicas, y a los diferentes socialistas candidatos en los ayuntamientos donde viví, voté en las municipales, autonómicas o nacionales, los que pusiese el partido, sin rechistar ni discutir sus nulas valías a veces, y fueron pasando los años.

No quise aunque me lo propusieron mil veces, estar en ninguna lista electoral, yo estudié medicina durante más de 10 años para ser médico, sin incluir el doctorado, mi ilusión y mi vocación, y siempre tuve claro que o era político o era médico. En esas listas electorales de todo tipo en las que no quise estar ví los nombres de muchos compañeros y compañeras junto a los que participé en manifestaciones contra Franco mientras aún vivía en su último año de vida cuando éramos casi unos niños.

Muchos de aquellos compañeros de estudios no acabaron la carrera, otros la acabaron, como si hubiese sido ingeniería, historia o derecho, daba igual porque no las iban a ejercer nunca. Ya entraron en nómina en el partido socialista aún en los años 1970 unos, y en los 1980 y siguientes años, otros, y allí siguen, en la órbita del partido, si no es en fundaciones, en empresas públicas del INMENSO entramado económico y de poder del PSOE.

Otros compañeros de partido, que lo fueron aunque nunca estuve afiliado al PSOE, sí lo estuve y lo estoy a la UGT, nuestro sindicato-espejo, y aún así incansables cada cierto tiempo me ofrecían puestos dentro del SAS, del Servicio Andaluz de Salud, pero que nunca acepté, a pesar de los jugosos pluses económicos que suponían doblar el sueldo, y mucho más incluso.

Pero verás, Pedro, me permito tutearte por edad y como compañero de partido, aún necesitándolo y mucho, ese dinero, no pude, me pareció INDECENTE enriquecerme a costa de presionar a compañeros y a recortar “gastos”, pero siempre en personal, haciéndolos redoblarse para no contratar a nadie para completar turnos, y a ahorrar gastos en los pacientes, en obligar a compañeros a prescribir medicamentos de gama económica y procedencia y control casi desconocida, un acto de fe creer en esos principios activos.

Me pareció indecente enriquecerme a costa de forzar altas y liberar camas o atrasar cirugías para ahorrar en “gastos superfluos” y en recortar servicios para la población, y LO PEOR DE TODO, en nombre del “Socialismo”, ¿qué socialismo es ese, Pedro?

He seguido siendo un médico que ha querido estar dentro de los turnos de guardias y hacerlas para no perder el contacto con la realidad de mi profesión.

Pedro, compañero presidente, desde niño oía aquello de que más sabe el demonio, por viejo que por diablo, y con curiosidad por saber cuándo seré lo suficientemente viejo para ello, y ahora, aunque creo que no soy viejo, lo debo parecer bien pasados los 60 años, porque así oigo a mis alumnos y/o discípulos describirme. El caso es que veo a jóvenes idealistas entre mis alumnos y compañeros de trabajo, como yo lo fui, pero verás, Pedro.

He ido viendo durante muchos años de todo en el SAS y en La Junta de Andalucía, he ido viendo tanta corrupción y tanta suciedad en la sanidad, que ya no puedo más, Pedro, viéndote nombrar a ineptos y a tontos útiles con tragaderas tan Grandes como su ansia de poder a toda costa al mando de la sanidad, viendo lo que está pasando. PERO AHORA YA NO, AHORA ESTÁN MURIENDO CIENTOS DE PERSONAS DIARIAS.

La vida me ha llevado a venir a Madrid, donde mi mujer y yo, ambos médicos, hemos venido a ayudar a nuestra hija con los preparativos de su boda, con un excelente joven, y además, los dos médicos al igual que nosotros. Una boda que iba a haber sido a mediados de abril, para lo que nos vinimos a la capital a principios de marzo entre vacaciones y algunos días de libranza de los muchos que nos debían y que nunca nos iban a pagar.

No creo necesario decirte, Pedro, que cuando la situación se agravó nos pusimos a disposición de nuestros puestos en el SAS, pero ni nuestras especialidades ni la situación de Sevilla lo requerían, así que nos pusimos a disposición de la sanidad Madrileña, donde sí nos aceptaron, y así hemos llegado a la situación de convivir 4 médicos en una misma vivienda, cada uno en una habitación para evitar contagios, como cuando hicimos nuestras carreras, unos hace unos años y otros, mi esposa y yo desde los años 80s.

Pedro, esta carta la estoy escribiendo llorando, si las lágrimas que están cayendo sobre el teclado hubiesen caído sobre un papel escrito, sería un gran borrón de tinta difuminada por las lágrimas, lo que he visto aquí y lo que ya llevaba visto en Andalucía durante toda mi carrera, me han llevado a perder mi fe en el socialismo, durante años he querido vota con la nariz tapada, votando a lo que creía lo menos malo, pero ya votando al PSOE sin ilusión los últimos años. Pero Pedro, Presidente, nunca pensé decir esto, pero ya no voy a poder votar nunca más al PSOE, has conseguido que pierda la fe en el socialismo, viendo a tanta gente indigna, mediocre, trepa a tu alrededor, aferrados a sus cargos, y tú el peor de todos, Pedro, además de tus socios catalanes y vascos, me has llevado a romper políticamente con mi partido de siempre.

Porque, Pedro, oigo tus largos discursos estudiados y preparados, llenos de impostación y teatralidad vana, pero carentes de humanidad ni dignidad, y me avergüenzo de ti, de nuestro partido, el PSOE, y de mí mismo por haberte votado y haber pedido el voto para ti a muchas personas. Vergüenza, siento mucha vergüenza y arrepentimiento por ello, porque Pedro, incluso algunas de esas personas a las que pedí el voto para ti, han fallecido víctimas del covid-19, y de tu inacción, Pedro.

Esto dicho anteriormente me duele y mucho, pero más aún me ha dolido ver como en vez de dar pasos para salvar vidas, dabas pasos para salvar tu puesto. Como me dijo otro viejo descorazonado compañero del partido en Madrid, de los de siempre, el día 5 de marzo: “Este tío (tú, Pedro) hace lo que haga falta por mantener su presidencia, el disparate de las manifestaciones del día 8 con esta crisis sanitaria es una locura, pero no hubo cojones para parar aquello, aquellas lobas feministas lo habrían crucificado políticamente”, y a sabiendas de que las horas eran vitales y así se lo decían y hacían saber los expertos desde hace mucho. Mucho antes del día 8.

Cuando acabe de escribir esta carta, irán cerca de 4.000 personas fallecidas.

He visto más cadáveres en estos días en Madrid que en toda mi carrera profesional durante 40 años, incluyendo las prácticas en el anatómico forense.

Es una pesadilla absoluta.

Pedro, Presidente, nombra un comité de expertos, de expertos de verdad y dimite. Convoca elecciones para después del verano, pero vete ya. Ten, por una vez en tu vida, TEN DIGNIDAD Y SALVA VIDAS DEJANDO A LOS VERDADEROS EXPERTOS.

He podido tragar como Socialista, con corrupciones, con golfos con vicios, con ansias de poder infinitas, y he querido creer que era lo menos malo, pero Pedro, no puedo más, nunca esperé ver cientos, muchos miles de muertes de personas en apenas unas semanas que se podrían haber salvado con unas decisiones políticas valientes que no hubo nadie capacitado para tomar.

-¡Presidente!

-¡Te hablo de miles de muertes por Dios!

-¡Que tienes hasta a familiares directos infectados, mucho más que la media!

-¡Pedro! ¡que tus familiares han estado expuestos por la soberbia de tu mujer, gritando “que el machismo mata más que el coronavirus”!

Dios no quiera que falleciesen ninguno de tus seres queridos y cercanos por haberse contaminado gracias al 8-M.

Pedro, horas después de terminar esa manifestación, con muchas de las asistentes llegando a sus casas borrachas y contagiadas, te apresuraste a empezar a hablar abiertamente la alerta sanitaria que callaste ese mismo día 8-M, eso podría y debería tener repercusiones legales, porque hay ya casi 3.000 muertes, y los muchos más que por desgracia vendrán, miles de muertes más.

No, no podré votar nunca más al PSOE, has ido demasiado lejos, ¡porque coño! ¡Que esto no es el Prestige soltando chapapote!, ni las mariscadas, ni los ERES falsos! ni los cursos de formación falsos para parados. ¡Que esto no es lo del perro muerto del ebola!

¡Que son y van a ser muchos miles de personas muertas, coño!

¡POR DIOS! ¡SOCORRO!

¿QUÉ COJONES HACE EL REY Y JEFE DEL ESTADO?

¡ALGUIEN TIENE QUE PARAR ESTO!

Pedro, te podría insultar como fruto de mi frustración y dolor, pero creo que lo peor que puedo decirte es algo que es una triste y desgraciada realidad:

HAS SIDO NEGLIGENTE,?HAS SIDO Y ERES UN PRESIDENTE INDIGNO, pero lo peor es que LO SIGUES SIENDO a pesar de tener ya miles de muertos en tu haber, de los que a muchos los podrías haber salvado. Cada hora DE INACCIÓN supone más muertes.

Se te podría acusar de haber actuado mal y tarde, tarde y mal, y podrías defenderte diciendo que no supiste hacerlo mejor, pero Presidente, SIGUES ACTUANDO TARDE Y MAL, Y SIGUES SIENDO INDIGNAMENTE NEGLIGENTE a pesar de que oigo a verdaderos EXPERTOS en sanidad en los hospitales siendo ninguneados desde las altas instancias por aquellos compañeros nuestros de carrera de medicina que NUNCA EJERCIERON porque se dedicaron a servir a nuestro partido, el tuyo y el mío, Pedro, el PSOE, desde hace ya 40 años.

Gente tan preparada para ejercer la medicina hoy como el Gran Wyoming, o sea, nada, están al frente de altos cargos relacionados con el control de esta PANDEMIA.

Toda EspaÑa se ha recluido en sus casas respetando la cuarentena solidariamente, salvo los típicos cuatro imbeciles inevitables de siempre, incluyendo en esos cuatro imbeciles al vicepresidente Iglesias y su ansia de de protagonismo con el que te has aliado, que conviviendo con una enferma confirmada y hasta en la duda de que él mismo también esté infectado, sea como sea, pone en peligro a todo su servicio de seguridad, choferes etc para poder aparecer en los telediarios a tu lado, Pedro, que también deberías estar en cuarentena estricta e imponiendo consejos de ministro por vía teleconferencia, pero no, ni para eso tienes autoridad.

Ya hay miles de muertos, Pedro, en Madrid usan ya a modo de gigantesco frigorífico el palacio de hielo para conservar a tantos muertos a los que no se da abasto para poder incinerar.

Pedro, como te dije al principio, te mando ánimos y serenidad, pero sobre todo FUERZA Y DIGNIDAD para tomar las decisiones correctas, INCLUIDO DIMITIR Y NOMBRAR A UN COMITÉ DE EXPERTOS DE VERDAD, sin servidumbres políticas ni compromisos adquiridos. Creo que sería el único gesto que te podría salvar como persona y como ser humano. Pero, Pedro. No lo vas a hacer.

Ya nunca vas a tener mi voto, y presiento que como el mío, muchos españoles más. No quiero hablar de política, pero es inevitable hacerlo cuando sois los políticos de los que dependen tantas vidas.

Permíteme que no te diga mi nombre, porque aún me quedan unos años para la jubilación, y en el SAS, aunque ya no esté el PSOE, las redes de mando y clientelares de 40 años aún perduran amenazantes con su vuelta, y quiero tranquilidad en mis últimos años, cuando mi mujer y yo volvamos a Sevilla, si sobrevivimos y volvemos.

Adiós, Presidente, adiós, Pedro, adiós PSOE.

Un humilde médico español


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Ejército

Enrique Vivero, coronel, Diplomado de Estado Mayor y experto en Administración de Recursos: “La guerra biológica es también objeto de la Defensa nacional”

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!


Luis Romero.- Enrique de Vivero Fernández inició su brillante carrera militar en el Sáhara cuando todavía era una de las provincias españolas. Vinculado siempre a la Legión (estuvo al frente del legendario Tercio Gran Capitán I de La Legión entre 2000 y 2002), ha participado en numerosas misiones internacionales y ha estado destinado en puestos de Estado Mayor. Católico practicante, Enrique de Vivero Fernández hizo siempre del compromiso ético con España una de sus principales razones de ser y de existir.

En un contexto de incertidumbre como el actual, donde la gestión de recursos, tanto de salud pública, como económicos y políticos, para la detección y prevención de riesgos está dejando mucho que desear, hemos entrevistamos al que sin duda es uno de los mayores expertos españoles en la materia.

Loading...

– ¿Cómo es posible que hallamos llegado a esta situación con el coronavirus?

Loading...

En mi opinión, hay dos causas fundamentales: imprevisión e intereses de poder.

La imprevisión viene de antes de enero de este año, cuando según el ministro de Ciencia, se conoció la existencia del COVID-19. La capacidad nacional de gestión de emergencias ha sido debilitada de una forma irresponsable en varios frentes, también en el militar con la excepción de la Unidad Militar de Emergencia (UME). Todavía pesa la idea disfrazada de buenismo de que invertir en medios militares es per-se belicista y por tanto incompatible con la sociedad del bienestar. Este discurso ha servido para reasignar recursos a otras partidas, buscando réditos políticos. De forma flagrante, se está demostrando que se necesita a lo militar en la propia defensa de la vida de nuestros compatriotas en situaciones no bélicas convencionales. Nada nuevo bajo el sol: In pacem, para bellum (Julio César).

– ¿Quiere decir con ello que la UME no es suficiente?

La UME es un acertado complemento operativo militar a las situaciones de emergencia civil, lo que en esencia confirma lo que he dicho antes. Y ha demostrado que la experiencia militar es muy útil para la sociedad a la que sirve, siempre que la política no sea un obstáculo.

Los recursos humanos, materiales y de infraestructuras se deben dimensionar respecto a necesidades habituales y excepcionales. Para las necesidades habituales tenemos los medios civiles, tanto sanitarios como de Protección Civil, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, entre otros. Como español, vaya por delante mi agradecimiento por la labor que están haciendo.

Sin embargo, las situaciones de emergencia no requieren sólo de unidades operativas, como demuestra esta pandemia. El desconocimiento del COVID-19 ha superado nuestras necesidades previsibles, poniendo de manifiesto la escasez infraestructuras de aplicación inmediata que bien existían, bien existen pero están abandonados.

En junio de 2019, el Gobierno desmanteló la Agrupación del Ejército de Tierra encargada en montar hospitales de campaña en 24 horas frente a ataques bacteriológicos, nucleares y químicos.

Cada hospital dispondría de 90 camas, tres quirófanos, y servicios de telemedicina con el Hospital militar Gómez Ulla, referencia en Defensa. Su capacidad operativa habla por sí misma, según los estándares de la OTAN ROLE 2 Bravo/Eco, con capacidades mínimas cada 24 horas de al menos estabilizar 50 pacientes, 10 cirugías, medidas de soporte vital avanzado y reanimación en heridas leves a 100 pacientes, 3 camas de UCI de alta rotación, etc. Si China levantó un hospital de 1000 camas en 10 días, nuestras Fuerzas Armadas tenían una capacidad similar prevista. Pero siempre podemos hacer mas: en IFEMA, El Ejército ha instalado 5.500 camas en 48 horas.

Por otro lado, los edificios que todavía hoy tiene el Ministerio de Defensa en el Paseo de Extremadura en Madrid están abandonados. Algunos podrían estar preparados para estrictas Emergencias con bajo coste de mantenimiento relativo y alta capacidad de reacción. O el caso del Hospital Militar de Sevilla, hoy abandonado al vandalismo, con 83.000 m2, en su día 750 camas y algo que hoy sería muy útil: un helipuerto.

En una situación de UCIs saturadas y falta de camas, no olvidemos a los enfermos por causas distintas al famoso virus. Imagine si un caso grave, que es atendido por una ambulancia en un protocolo rutinario de 8 minutos, sólo puede serlo en 30 minutos, o que al llegar a la UCI no haya capacidad de respuesta rápida. La redistribución de atención por especialidades y urgencia contando con la infraestructura militar, hubiera facilitado también garantizar el nivel de atención a otros enfermos.

La capacidad de España para afrontar el desafío hubiera sido, en cuanto a medios e infraestructura militares al servicio de la población civil, muy rápida. Y debemos tomar nota, porque las guerras modernas van a dejar de parecerse a las que ahora nos parecen convencionales.

– ¿Y de otros medios, por ejemplo equipos?

Primero habría que equipar con medios adecuados a los miembros de los servicios civiles. Por respeto a su trascendente trabajo y responsabilidad hacia la ciudadanía de los que ellos forman parte. Las Fuerzas Armadas deben estar para las situaciones excepcionales, cuando los servicios civiles necesiten ser complementados, como ahora.

4. Hace pocos días, el director operativo adjunto de la Guardia Civil, don Laurentino Ceña informó que todos los dispositivos que están en la calle tiene los medios oportunos de protección.

Desde mi retiro no puedo contrastar esa información, pero si es verdad lo que aparece en ciertos medios, en menos de dos semanas después de las primeras alarmas de China los servicios internos de Prevención de Riesgos Laborales de la Policía Nacional avisaron de la que se venía encima a un cuerpo con 65.000 efectivos. Además, recomendaban medidas concretas como utilización de guantes, evitar aglomeraciones, entre otras. Lo cierto es que a día de hoy circulan muchas noticias que muestran quejas de sanitarios, integrantes y sindicatos de la Guardia Civil y Policía Nacional, por la falta de equipación (EPIs) y asunción de riesgos innecesarios. No hay mas que leer el comunicado del padre de un joven Guardia Civil fallecido. Si eso se contrasta con las declaraciones del señor Pedro Sanchez en las que dice que nuestras Fuerzas de Seguridad no son un gasto superfluo… alguien no está contando la verdad.

– En su opinión, ¿qué se debería haber hecho, y qué se debe hacer ahora?

Primero, no celebrar una manifestación innecesaria a la fecha del 8 de marzo en Madrid, ignorando los avisos hasta de la Organización Mundial de la Salud.

Segundo, no desviar fondos públicos, cuando ya se conocía el riesgo pandémico, para pagar pactos con los separatistas.

Tercero, una buena gestión de compras internacionales de equipos, como mascarillas, que por hacerlas tarde, llegarán aún con mas retraso por entrar tarde en la cadena de producción de las fábricas que ya están a pleno rendimiento. Que el 12% de los sanitarios ya esté infectado, y que todavía no se hayan iniciado los tests de contagio masivos, son datos que hablan por sí mismos.

Cuarto, la descoordinación que el sistema autonómico está produciendo. Por ejemplo, un hospital en Toledo terminado no une su capacidad a la infraestructura de Madrid por decisión del Gobierno autonómico, pero el Hospital de Osuna transforma un Archivo en centro de atención a pacientes y se monta un hospital ex novo en IFEMA; en las cárceles catalanas fabricando mascarillas que se venden a Italia… Cada región por su lado, cuando Francia y Alemania están iniciando colaboración transfronteriza.

Ahora, el tiempo es oro mas que nunca: hacen falta medidas masivas y ejecutivas. Entre las mas conocidas en los medios, como son los EPis, los respiradores y las mascarillas, destacaría la importancia de los tests masivos, la trazabilidad de los infectados, el aislamiento relativo de la población vulnerable y tan pronto se obtenga una vacuna, incluirla en el calendario de vacunación masiva anual. Y todo ello en base a que en el sudeste asiático ya hay aplicaciones informáticas que permiten la trazabilidad, tras los tests masivos. El índice de contagio y mortandad a partir de los 45 años crece entre el 200% y el 400% según los rangos de edad, si los datos del Ministerio son correctos.

La inclusión en el calendario de vacunas no es baladí: Un virus como el COVID-19 o el de la gripe (de base ARN, acido ribonucléico) muta 100 veces mas rápido que uno de base ADN, y en la situación actual el COVID-19 tiene millones de oportunidades para hacerlo.. y a más oportunidades, más éxito de mutación.

¿Y sabe lo que significa todo esto si no se es efectivo en las medidas? Algo que no tiene previsto ni los mejores sistemas sanitarios del mundo, como el español: El colapso.

– ¿Es usted optimista?

No debemos ser pesimistas. España ha salido siempre de situaciones muy adversas a pesar de no haber tenido normalmente suerte con sus dirigentes. España somos todos y cada uno de nosotros, hagamos lo que debemos con solidaridad y generosidad. Mi reconocimiento a las iniciativas privadas que están participando con fondos, estructuras empresariales o religiosas, o incluso particulares que con sus propias manos están haciendo mascarillas.

Una vez más, el espíritu de los españoles solidario y con alta capacidad de padecimiento, supera la insensatez de sus dirigentes. Parece un sino histórico, ante el que de nuevo estaremos a la altura.

Y los gobernantes deberían sacar una lección de esta crisis: la guerra biológica es también objeto de la Defensa nacional.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Cine y Televisión

Guillermo Toledo I el Rojo, en el templo del capitalismo: la Clínica Ruber de Madrid

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

 

Loading...

Cuenta la leyenda, que si a las 12 de la noche uno abre un navegador, entra en Google, y busca “Personaje vivo más abyecto, miserable, ruin, nauseabundo, deleznable y traidor”, Google se vuelve loco y empieza a vomitar en su pantalla la foto que abre este artículo.

Efectivamente, vamos a hablar de Guillermo, alias “Willy” Toledo.


Es curioso como toda esta caterva de rojos procubanos y bolivarianos de pro, que tanto defienden la sanidad pública, que insultan de las maneras más soeces a los que no pensando como ellos, siempre y en todas las ocasiones son “fachas”, en cuanto tienen el menor síntoma de algún divieso, golondrino, pústula o verruga genital, o incluso casos graves de miasmas catarrales acuden a velocidad terminal a los mejores centros de medicina privada que son capaces de encontrar en 500 kms a la redonda.

Loading...

 

Ahí tienen a la familia Monst… perdón, a la familia Bardem, que cuando Penélope comenzó los “trabajos” de parto (lo de trabajos es un decir; cuentan que había dos enfermeras empujando por ella, mientras ella dormía el sueño de la anestesia) no dieron un lugar más obrero, popular, comunista y público que la clínica más cara del mundo: el “Mount Sinai”.

Mucho más cerca, y desde luego en otro rango económico, los más miserables artistillas, titiriteros y pazguatos comicastros de quinta división que adornan y solazan nuestra Patria se limitan a acudir a clínicas de gran renombre, pero de nivel local; algo más cañí, como si dijéramos.

Que tampoco podríamos calificar de lujosas y “chic”, porque en una de ellas sufre entre las garras del coronavirus la vicepresidenta del gobierno, Carmen Calva. Perdón. Calvo. El atún no: la Vice.

El caso es que un lector nos ha hecho llegar esta descacharrante imagen en la que encontramos al dilecto señor Toledo, Guillermo, mirando con chulería de Villaverde (bajo) a la cámara del móvil que le retrata, mientras guarda turno -muy educadamente, parece- para ser atendido en la conocidísima “Clínica Ruber” de Madrid.

No parece que acuda por un caso de coronavirus, pero desde aquí le deseamos una pronta mejoría de todo lo que le aqueje. Ustedes… ya me entienden.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading
Advertisement
Advertisement
Advertisement

Copyright © 2019 all rights reserved alertanacional.es

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
ArabicBulgarianChinese (Simplified)DanishEnglishFinnishFrenchGermanGreekItalianNorwegianPortugueseRomanianRussianSpanishTurkish
A %d blogueros les gusta esto: