Connect with us

Economía

El PP propone en el Senado eliminar el controvertido Impuesto de Sucesiones

Published

on

El senador del PP, Ignacio Cosidó, en el Senado.
Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

El grupo popular en el Senado ha presentado este miércoles una proposición de Ley para eliminar el controvertido Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, recién suprimido en Andalucía, por considerar que supone una doble imposición al gravar rentas y bienes ya sometidos a tributación.

En su propuesta, los populares plantear derogar la ley de 1987 que creó este tributo, que en su opinión penaliza el ahorro e incentiva la deslocalización de patrimonios, y establece una única compensación para las comunidades autónomas, equivalente a la última recaudación que ingresaran por el impuesto.

El PP considera que este impuesto recae principalmente sobre las clases medias que no pueden configurar sus patrimonios para evadir este tributo o acceder a determinadas ventajas fiscales que eliminarían sus efectos.

Así, ve que las clases medias suelen adjudicar por sucesión o donación principalmente bienes inmuebles (su principal vía de ahorro) y éstos ya soportaron en su día las correspondientes cargas fiscales.

“Un mayoritario número de familias se plantean si aceptan o no una herencia, por no poder pagar el tributo ya que en algunas Comunidades puede llegar a ser confiscatorio”, aseguran los populares, que apuntan que este impuesto no llega al 1 % de los ingresos tributarios del Estado, por lo que su supresión no reviste un perjuicio “insoportable”.

Tras presentar esta iniciativa, el portavoz del grupo, Ignacio Cosidó, y el senador Guillermo Martínez Arcas se han reunido con el presidente de la plataforma Stop Sucesiones, Eligio Taboada, quien ha explicado que va a mantener más contactos con otras fuerzas políticas para recabar más apoyos a la supresión del impuesto.

Taboada ha hecho hincapié en que más de 1.300.000 ciudadanos han firmado ya en favor de esta medida.

Por su parte, Cosidó ha destacado que Stop Sucesiones recoge una “demanda mayoritaria” en el conjunto de la sociedad en favor de la eliminación de un impuesto “injusto” porque supone una “doble tributación” sobre rentas que al ser transferidas a las “nuevas generaciones” son sometidas a una segunda carga impositiva.

Además, ha argumentado que el impuesto genera “desigualdad” al estar transferido a las Comunidades Autónomas, ya que unas que lo bonifican y otras no, de manera que “hay españoles que están pagando por este impuesto más de lo que están pagando otros españoles”.

En su opinión, la solución es la eliminación total del impuesto, compensando a las Comunidades por la pérdida de ingresos, algo que el PP propone mediante su iniciativa en el Senado, donde tiene mayoría absoluta, y la cual confía en que sea apoyada por más grupos parlamentarios.

Anuncios

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Advertisement
Deje aquí su propio comentario

Economía

La subida del paro ya está aquí

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Diego Barceló Larran*.- El lunes se conocieron los datos de paro registrado y afiliación a la Seguridad Social de octubre. El número de afiliados creció 2,3% interanual y el de parados disminuyó 2,4%. A primera vista, podrían considerarse variaciones saludables. Incluso, podría irse más allá y considerar que la recuperación de la economía sigue su curso. Yo no lo veo así.

El aumento del número de afiliados es el más bajo en cinco años. Peor aún, es un crecimiento más veloz que el del PIB, que en el tercer trimestre aumentó un 2% interanual (cuando el empleo crece más deprisa que el PIB, la productividad cae y resta competitividad a la economía). En cuanto al número de parados registrados, su descenso es el más bajo desde noviembre de 2013.

La creación de empleo y la reducción del paro dan muestras de fatiga cuando todavía la tasa de desempleo ronda el 14% y hay más de 3 millones de personas que buscan empleo sin encontrarlo (un millón de ellos lo busca desde hace más de dos años). Eso, por sí solo, basta para tener una cierta inquietud. Pero hay más.

La firma de contratos indefinidos cayó 1,8% interanual. Por sí solo no es un drama. Pero si se analizan los datos, se observa que la firma de estos contratos se ha reducido en ocho de los últimos nueve meses. Yendo más atrás, uno se encuentra con el incómodo hallazgo de que los contratos indefinidos también alternaron subidas y bajas durante nueve meses, antes de empezar a caer de manera sostenida en mayo de 2008.

En agosto pasado se produjo una mínima subida en el número de mujeres inmigrantes en paro. Ahora ya son tres los meses consecutivos en que sube el paro en ese colectivo. La diferencia es que, en octubre, el número total de inmigrantes parados subió por primera vez desde agosto de 2012 (+0,2%). Alguno pensará que el paro de inmigrantes no va con él. Pero es algo que tiene que ver con la salud de la economía y, por lo tanto, con todos nosotros.

Ya está subiendo el paro de inmigrantes: los problemas de la economía siempre golpean primero a los más frágiles

El análisis de los datos históricos ratifica esa impresión. En febrero de 2007 también se produjo un incremento en el paro de inmigrantes. Seis meses después comenzaba a subir el paro de españoles. Que ya esté subiendo el paro de inmigrantes significa que los problemas de la economía siempre golpean primero a los sectores más frágiles.

Se acumulan evidencias de que la economía no está bien. Una vez más, los socialistas podrán culpar a Estados Unidos (ahora por los aranceles) y a factores globales. Pero la verdad es que Pedro Sánchez ha venido tomando medidas que van exactamente en contra de lo que necesita una economía vulnerable, con excesivas deudas pública y exterior, y un paro muy elevado.

No solo se han dejado de aprobar reformas. Es que se amenaza con revertirlas, al mismo tiempo que cae la productividad y se promueve el aumento de los costes con un exagerado aumento del salario mínimo (que ya costó más de 60.000 empleos en la Hostelería y el Servicio doméstico). También se amenaza con subir impuestos (Patrimonio, Sucesiones, Sociedades). Además, el gasto público acumula cuatro trimestres creciendo más del 2% interanual (por encima de la inflación), algo que no ocurría desde 2010, cuando ZP intentaba mantener a flote la economía sobre la base del Plan E.

No estamos frente a una crisis inevitable. Mucho menos de la proporción de la última. Pero los datos señalan que Pedro Sánchez ha perjudicado la recuperación de la economía. Una economía que de por sí iba a crecer menos, al agotarse el impulso de la política monetaria del BCE. Van apareciendo datos que son típicos de períodos previos a una recesión. Lo mismo que pasó a comienzos de 2008. La incógnita que falta por despejar es si los españoles vamos a elegir otra vez como presidente a quien destroza la economía.

*Diego Barceló Larran es director de Barceló & asociados.

 

Anuncios

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Economía

Desmontando al PSOE: España dejará de crecer más que la UE como pregona el Gobierno

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Uno de los mantras que ha repetido con insistencia el Gobierno durante los últimos meses es que no hay que dar tanta importancia a las numerosas señales de alarma que avisan de un fuerte frenazo de la economía porque, entre otras cosas, España crece muy por encima de la media de nuestros vecinos europeos. Esta afirmación, que puede haber sido verdad desde 2015 hasta ahora y que ha sido repetida hasta la saciedad por Pedro Sánchez, Nadia Calviño y María Jesús Montero, está a punto de convertirse en un mito si se confirman las previsiones de la Comisión Europea.

España ha sido el país más más castigado de entre las grandes economías del euro por la última revisión de otoño del Ejecutivo comunitario. De golpe, Bruselas ha dado un tijeretazo de cuatro décimas al crecimiento previsto para España en este año y el próximo, lo que equivale, en suma, a unos 10.000 millones de euros menos. El recorte ha dejado el alza estimada de la economía española en el 1,9% en 2019, el 1,5% en 2020 y el 1,4% en 2021. Lejos queda ya el 3% al que crecía nuestro país en 2015 y 2016. Además, la brecha entre el avance español y el europeo está a punto de desaparecer, echando por tierra la tesis socialista de que España resiste mejor que nuestro socios comunitarios.

En concreto, el 1,9% de crecimiento para España en 2019 supone medio punto más que el 1,4% previsto para la media de la Unión Europea (UE). Sin embargo, el panorama cambia radicalmente en el año que está a punto de comenzar. Para 2020, la estimación es que España crezca un 1,5%, frente al 1,4% europeo. Es decir, prácticamente la misma tasa, y no muy por encima como defiende el Gobierno en funciones. Un año más tarde, en 2021, la igualdad ya sí que será total, pues tanto España como la UE crecerán un 1,4%.

El resultado no es mucho mejor si la comparación se hace sólo con los miembros de la eurozona, cuyo crecimiento para los dos próximos años será del 1,2%. Además, la media de los países de la moneda común mejorará respecto al dato de este año (1,1%), en contraposición al hundimiento de la economía española, que frenará su ritmo hasta medio punto. Sin embargo, estas preocupantes cifras no han logrado mover ni un ápice al Gobierno socialista de su discurso electoral.

Ayer mismo, sólo un día después del rapapolvo de la Comisión, la ministra de Economía volvió a repetir que «nadie ve a corto plazo en España una crisis» y se reafirmó en su tesis de que «las tasas de crecimiento de este año y el siguiente serán muy superiores a la media de la UE». Calviño aseguró además que la rebaja de cuatro décimas en las previsiones de España es extensiva al conjunto de la zona euro, cuando la realidad es que el recorte medio al club del euro es de sólo una décima.

Un país más vulnerable

El otro mantra del PSOE es que España está ahora mejor preparada para afrontar las dificultades económicas de lo que lo estaba antes de la crisis de 2008. Algo que, a juzgar por las cifras, resulta cuanto menos discutible. Aunque es cierto que España cuenta ahora con un sistema financiero saneado (rescate de las cajas mediante) y el mercado de trabajo es más flexible gracias a la reforma laboral, también lo es que el punto de partida es muy distinto ahora de lo que lo era en 2007.

Así, antes del estallido de la crisis la tasa de paro en España era de apenas el 7,9%, frente al 13,9% actual. En cifras absolutas, 1,7 millones de parados que ahora son 3,2 millones. El déficit (2,3% del PIB), aunque ha mejorado, sigue siendo déficit al fin y al cabo. Es decir, más gastos que ingresos. En 2007, en cambio, España tuvo un superávit del 1,9%. Como muestra, la partida más importante de gasto, las pensiones, ha subido desde los 91.000 millones de 2007 hasta 153.000 este año. Además, la hucha está vacía (sólo 1.500 millones frente a los 66.000 que llegó a tener) y el país está ahora mucho más endeudado, lo que limita las posibilidades de reacción ante otra crisis: de una deuda del 35,8% se ha pasado al 96,7%, casi el triple.

Anuncios

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Economía

El hachazo fiscal que prepara Sánchez: subidas anuales de hasta 3.000 € por contribuyente en Madrid

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, prepara ya su artillería fiscal. En caso de que conserve el poder tras este 10-N su plan de subida de impuestos generalizado para todos los españoles será de un mínimo de 1.000 euros por contribuyente y año. Pero ese cálculo sólo incluye el impacto de los hachazos sobre los impuestos nacionales: IRPF, Impuesto de Sociedades, Impuestos Especiales y los nuevos tributos que recogen los socialistas en su programa fiscal. Esa cifra se dispara al sumar los hachazos fiscales que preparan para los impuestos autonómicos: ahí pretenden quitar libertad a las comunidades autónomas y el golpe llega hasta los 3.000 euros por contribuyente y año en el caso de la Comunidad de Madrid.

El plan socialista para los impuestos autonómicos pasa por impedir el alto grado de rebajas de impuestos que han practicado algunas de las comunidades del PP. Y como máximo exponente la Comunidad de Madrid. Sánchez quiere impedir llevar casi hasta cero impuestos como Sucesiones, Donaciones y Patrimonio.

Eso supone un fuerte golpe teledirigido a la forma de hacer política de los populares. El PSOE lo vende como una “armonización fiscal”. Pero lo cierto es que es un mecanismos para sacar recursos de las comunidades gobernadas por el PP para enviarlos a otras. Por ejemplo, Cataluña, donde las promesas de Pedro Sánchez necesitan encontrar una vía de financiación.

Armonización fiscal

Si se produjera esa supuesta armonización fiscal, tal y como está planteando el Gobierno en funciones de Pedro Sánchez, se traduciría para las regiones con menores impuestos, y en concreto para los madrileños en una subida masiva de impuestos. En total, los contribuyentes de la Comunidad de Madrid tendrían que hacer frente a una subida fiscal de 5.900 millones de euros anuales si se igualase, por ejemplo, a la fiscalidad de Asturias, donde ha gobernado tradicionalmente el PSOE.

Esto afectaría prácticamente a todos los impuestos de competencia autonómica, como el tramo cedido a las autonomías en el IRPF, el Impuesto de Patrimonio, el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, y el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados (ITPAJD). El desglose por tributos del efecto de la subida de impuestos a los madrileños sería el siguiente:

Los 5.900 millones de euros de subida serían equivalentes a unos 2.000 euros por contribuyente madrileño al año. Además, hay que añadir el coste de la subida de impuestos nacionales que ha anunciado Sánchez, y que si continua en el Gobierno, supondrá 1.000 euros más a cada contribuyente madrileño.

Esta subida de impuestos, además, de 3.000 euros por contribuyente equivale a:

– El 11% del salario medio anual de un trabajador en la Comunidad de Madrid (sueldo bruto anual de 27.759 euros en 2018).

– Más de lo que ingresa un hogar madrileño 1 al mes (la renta media anual de los hogares madrileños es de 33.055 euros anuales, es decir, 2.754 euros mensuales). 1 El número de hogares madrileños es de 2.589.000, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Los datos de gasto utilizados corresponden a la Estadística de Presupuestos Familiares de 2018.

– Más del 70% de lo que gasta una familia madrileña al año alimentación (4.223 euros).

– Casi el doble de lo que gasta una familia madrileña en Ocio y Cultura al año (1.643 euros).

– Dos terceras partes de lo que gasta cada madrileño al año en vivienda (4.727 euros).

– Tres veces lo que gasta anualmente un hogar madrileño en telecomunicaciones (internet, teléfonos, televisión: 964 euros)

– El 80% de lo que gasta un hogar madrileño en desplazamiento y transporte de todo tipo (3.790 euros).

– El doble de lo que gasta cada madrileño en hostelería y restauración al año (1.522 euros).

Anuncios

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading
Advertisement Enter ad here
Advertisement
Anuncios
Advertisement
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
ArabicBulgarianChinese (Simplified)DanishEnglishFinnishFrenchGermanGreekItalianNorwegianPortugueseRomanianRussianSpanishTurkish
A %d blogueros les gusta esto: