Connect with us

Asia

(ENCUESTA PARA NUESTROS LECTORES) Nuevos indicios apuntan que la Organización Mundial de la Salud encubrió a China durante la propagación de la pandemia

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Por Matteo Goretti.-

La pandemia del COVID-19 tiene su primera víctima global: la Organización Mundial de la Salud (OMS). Este organismo internacional surgido de la post guerra, que tiene entre sus responsabilidades prevenir y actuar sobre las epidemias, ha sido acusada por especialistas y gobiernos de ir detrás del virus y, por lo tanto, de no actuar adecuadamente para moderar su propagación. Las críticas señalan que esta organización dilató la toma de decisiones esenciales y omitió recomendar medidas sanitarias que más tarde fueron reconocidas como esenciales para combatir el virus. Nueva información relevante recientemente publicada confirma estos hechos.

Esta situación también impactó en nuestro país. A pesar de que el Gobierno aceptó e incorporó tempranamente los planes de la OMS, luego tuvo que cambiarlos apresuradamente cuando se demostró que eran insuficientes, como el caso del uso de las mascarillas y de los testeos, que al igual que la Organización, el Ministerio de Salud de la Nación primero desaconsejó para más tarde ordenar su implementación.

Loading...

Recientemente, un informe internacional elaborado por Five Eyes (una alianza que integran los Estados Unidos, Canadá, el Reino Unido, Australia y Nueva Zelanda), que reprodujo el periódico británico The Daily Mail, mostró cómo el gobierno chino habría escondido la noticia de la expansión y peligrosidad del COVID-19, negándose a proporcionar muestras vivas a los centros y laboratorios internacionales que trabajan en el desarrollo de vacunas.

Entre las acusaciones se menciona que China negó al inicio de la epidemia la posibilidad de transmisión del virus entre seres humanos -que reconoció solo el 20 de enero-, y también que por un tiempo mantuvo en silencio la importancia que los portadores asintomáticos tienen en la transmisión de la enfermedad.

El informe menciona que la Comisión Nacional de Salud de China ordenó el 3 de enero que se destruyeran las muestras de virus y prohibió toda publicación sobre el tema. También hay polémica con la suerte corrida por Huang Yan Ling, investigadora del Instituto de Virología de Wuhan, que se cree que es la paciente cero. Mientras que el informe afirma que desapareció, el instituto chino negó que fuera la paciente cero y sostuvo que sigue viva, aunque dijo desconocer su paradero y eliminó su nombre de la base de datos.

Estas acusaciones de destruir pruebas y silenciar las consecuencias de la propagación del virus que denuncia el informe, negadas por el gobierno chino, encendieron las alarmas a nivel global acerca de la veracidad de la información proporcionada por ese país en términos del número de contagios y muertes, y de las acciones de sus autoridades sanitarias para limitarlos y controlarlos.

Recientemente, algunos estudios en Francia han logrado rastrear al paciente cero en ese país, llegando hasta el mes de diciembre pasado. Es decir, al parecer el virus circulaba en el mundo antes de que China informara sobre su existencia.

A su vez, algunos atletas que participaron de los Juegos Militares Internacionales en octubre pasado en Wuhan, denunciaron que tuvieron síntomas compatibles con el coronavirus; incluso uno de ellos, del equipo español, dijo haber pasado por una fuerte neumonía al regresar a su país al finalizar la competencia el 27 de octubre.

La polémica se agudizó cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) aceptó las afirmaciones de Beijing y se supo que no consideró las alertas tempranas que recibió de Taiwan en diciembre pasado sobre la existencia de casos nunca visto antes y su peligrosidad. (Esta isla, cuya denominación es República de China, no puede integrar la OMS porque la República Popular China no la reconoce como Estado independiente).

Inmediatamente, cayeron sobre la OMS críticas provenientes de numerosos gobiernos y especialistas, acusándola de ser una organización filo-china y de moverse atendiendo cuestiones políticas más que sanitarias, lo cual habría favorecido la expansión del virus en el mundo.

Como se sabe, una de las principales responsabilidades de la OMS es la prevención y el monitoreo de las emergencias sanitarias a nivel mundial. Fundada en 1946, la Organización inició sus actividades el 7 de abril de 1948. Con sede en Ginebra; Suiza, la integran 194 países. Tiene distribuidas por el mundo 15 oficinas regionales y emplea a 7 mil personas. Su presupuesto bianual alcanza los seis mil millones de dólares. Los países que más aportan para su funcionamiento son los Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Alemania y Japón. Estados Unidos es el principal contribuyente, con 450 millones anuales; China solo participa con 38 millones por año.

A pesar de que el virus fue secuenciado el 27 de diciembre, el gobierno chino transmitió la primera información a la OMS el 10 de enero. A la Organización pareció no importarle semejante atraso en la comunicación. En efecto, el mismo 10 de enero, su director general, el etíope Tedros Adhanom Ghebreyesus, tuiteó: “La rapidez y transparencia de China en este tema ha sido impresionante”.

A pesar de que crecía el brote a nivel local, la OMS comunicó que “no recomendaba ninguna medida de salud específica para los viajeros hacia y desde Wuhan” y se pronunció “contra la aplicación de cualquier restricción de viaje o comercio en China”.

El 14 de enero Ghebreyesus publicó un nuevo tuit en el que afirmaba que “No hay pruebas de que el virus se trasmita de hombre a hombre”. El Secretario General acababa de volver de Beijing, donde había felicitado públicamente al presidente chino, Xi Jinping, por la transparencia y buenas prácticas de su gobierno en el combate al coronavirus.

Más adelante, la OMS ensayaría una justificación con Larry Gostin, un alto funcionario de la Organización, al sostener en una nota publicada por el New York Times que “La OMS no disponía de los medios para verificar en el campo…; si queremos ser más piadosos, no hizo lo necesario, y se confió de China”.

Esta aparente mala praxis de la OMS se repitió con otras acciones y omisiones, que luego tuvieron que ser reconsideradas y rectificadas. Por ejemplo, los barbijos o tapabocas, definidas como “inútiles” por esta organización mundial, fueron recomendadas más adelante como medida de prevención para moderar la propagación del virus.

Lo mismo sucedió con los tests: la OMS los recomendó solo para los que tenían síntomas; luego cambió de opinión y propuso su aplicación extensiva. El Director General Ghebreyesus publicó el siguiente tuit recién el 16 de marzo: “Hay un único mensaje para todos nuestros Estados miembros: testear, testear, testear”.

La Organización también sostuvo al inicio que los pacientes asintomáticos no eran transmisores del virus, aunque luego reconoció que podrían serlo cuando la revista especializada Science publicó que el 80% de los contagios se debía a los asintomáticos.

Con estos antecedentes, no debería llamar la atención que la OMS dilatara la declaración de los sucesivos estadios o etapas de la epidemia hasta informar, tardíamente, que la situación había devenido en pandemia, todo lo cual debilitó la lucha contra el coronavirus. En efecto, la Organización tardó un mes en elevar de “moderada” a “elevada” la amenaza de epidemia fuera de China (28 de enero), y casi un mes y medio más en declarar el estado de pandemia (11 de marzo).

Algunos gobiernos, como los de Japón y Australia, ordenaron investigaciones con el propósito de determinar el origen del virus. La respuesta del gobierno chino fue inmediata: los amenazó con tomar represalias en el plano comercial si seguían adelante con la pesquisa.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, culpó a China de haber diseminado el virus, aunque luego se rectificó diciendo que no había sido a propósito sino “tal vez debido a la incompetencia”. Cargó contra la OMS por el manejo sanitario y la calificó de “marioneta de China”, suspendiendo en abril los aportes que realiza el país para su financiamiento.

Es prematuro evaluar el impacto que esta crisis sanitaria global tendrá en la reputación de China y si se verá afectado su plan de expansión económica y política en el mundo.

Recientemente, la prestigiosa publicación alemana Der Spiegel reprodujo un informe de la inteligencia de su país que revela que el presidente Xi Jinping le pidió a la OMS que retrase el anuncio de la pandemia y que niegue la transmisión del virus de persona a persona, todo lo cual coincide con las declaraciones de Ghebreyesus citadas más arriba. El gobierno chino negó haberlo hecho.

Sin embargo, en las primeras etapas de la epidemia en Wuhan el informe menciona que de manera repentina China dejó de exportar insumos de alta tecnología vinculados con la atención de los enfermos de coronavirus, como los respiradores, y que por el contrario comenzó a importarlos de otros países.

En síntesis, la información que acabamos de reseñar, que es pública, apunta a que la OMS habría participado en un encubrimiento o, en el mejor de los casos, omitido comunicar a tiempo información clave sobre la propagación del virus, al no tomar decisiones tempranas tendientes a encapsular la epidemia en China. Del mismo modo, son numerosos los indicios que muestran una actitud recurrente de complacencia de con China en este asunto.

Por supuesto, los detalles de esta historia solo podrán ser confirmados por una profunda investigación internacional independiente. Sin embargo, la tradicional opacidad de la información que caracteriza al régimen político chino hace pensar que llegar a la verdad será una tarea casi imposible.

¿Cree usted que el virus COVID-19 fue desarrollado de forma artificial por un laboratorio en China?

(Infobae)

0 0 vote
Article Rating

Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Advertisement
1 COMENTARIO
1 Comment
Newest
Oldest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments

Asia

En Corea del Norte escasea la carne hasta para el Líder: Kim Jong-un confisca todos los perros de Pyongyang para ser «sacrificados»

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El régimen arrebata los canes a sus dueños porque “la gente común cría cerdos o ganado”.

Kim Jong-un no quiere ver un solo perro en Pyongyang. El líder de Corea del Norte cree que este animal representa la “decadencia occidental” y ha ordenado la confiscación de todos los canes domésticos de la capital.

Según el periódico surcoreano Chosun Ilbo, el tirano tomó esta determinación en julio, convencido de que las mascotas son parte de una “tendencia contaminada por la ideología burguesa”.

Loading...

Kim se basa en que “la gente común cría cerdos o ganado” y sólo los ricos optan por el perro, lo que, según una fuente conocedora del régimen y consultada por el citado medio, ha generado gran tristeza entre los numerosos no pudientes que tienen uno, impotentes.

Arrebatados y sacrificados

Las autoridades se han puesto en marcha y ya han localizado cada una de las viviendas con perros de compañía y están obligando a los dueños a entregarlos. En caso contrario, serán arrebatados igualmente y sacrificados.

Cuenta Chosun Ilbo que esta medida es sólo parte de un plan global para aniquilar cualquier “extravagancia capitalista” de Pyongyang. La sospecha, sostienen los críticos, es que los perros servirán para el consumo en un país en el que escasean los alimentos y donde éstos se comen.

La medida es también una de muchas tras el regreso de Kim a la vida pública. En plena pandemia, estuvo desaparecido entre especulaciones sobre su estado de salud y hasta sobre su muerte. Quiere demostrar que sigue activo e implacable contra cualquier signo occidental.

Nota de la Redacción: Imaginamos que a estas horas, miles de animalistas están viajando hacia Corea del Norte para protestar por esta barbarie..

0 0 vote
Article Rating

Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Continue Reading

Asia

Viróloga huye de China a Estados Unidos: ‘Vengo a decir la verdad sobre el COVID-19… pero van a matarme’

Published

on

Li-Meng Yan, una reconocida viróloga, habló en exclusiva con Fox News
Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Li-Meng Yan estudió el virus en 2019 y advirtió que se transmitía de persona a persona mucho antes que China y la OMS. Sin embargo, sus supervisores la ignoraron. Escondida en EE. UU., teme por su vida.

 

Escondida, bajo amenaza de muerte y con miedo a que el Gobierno de China atente contra su familia. Así vive Li-Meng Yan, una reconocida viróloga de Hong Kong que escapó del gigante asiático en abril pasado, tras ser silenciada por “saber información que pudo salvar miles de vidas” del coronavirus COVID-19.

Loading...
En una reveladora entrevista con Fox News, publicada este 10 de julio, la experta ha contado que planeó su fuga, recogió su bolso y se escabulló de los sensores y cámaras del aeropuerto. Si la atrapaban, podrían encarcelarla o dejarla “como uno de los desaparecidos”.

Li-Meng Yan fue hostigada por el Gobierno porque, según su relato, advirtió de la mortalidad de la cepa “muchísimo antes” que cualquier ente oficial.

Fue una de las primeras científicas del mundo en estudiar el virus COVID-19 a fines de diciembre de 2019, convocada por el laboratorio de referencia de la Universidad/OMS “para investigar un grupo extraño de SARS recién salido de China continental”, la región donde había crecido y completado gran parte de sus estudios.

Según dijo, la invitó el doctor Leo Poon, actual jefe de la División de Ciencias de Laboratorio de Salud Pública de la Universidad de Hong Kong y uno de los principales investigadores de la aparición de enfermedades transmitidas de animales a humanos.

Aunque el Gobierno chino “se negó a permitir que los expertos extranjeros, incluidos los de Hong Kong”, realizaran las investigaciones, Li-Meng Yan tenía una extensa red de contactos en varias instalaciones médicas.

Esa es la razón precisa por la que —dijo a Fox News― se le permitió realizar los estudios “en un momento en que el equipo no estaban obteniendo toda la verdad del Gobierno”.

En su testimonio mencionó que uno de sus compañeros, científico del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades en China, le contó el 31 de diciembre que el virus se transmitía de persona a persona, es decir, “mucho antes de que el Gobierno o la OMS admitieran que tal propagación era posible”.

Li-Meng Yan informó algunos de estos primeros hallazgos a su jefe, pero “él solo asintió” y le dijo que siguiera trabajando. El 9 de enero de 2020, la OMS emitió una declaración donde negaba este tipo de transmisión.

Los médicos e investigadores que habían estado discutiendo abiertamente sobre el virus de repente se callaron. Los de la ciudad de Wuhan, que más tarde se convertirían en el centro del brote, también guardaron silencio.

Yan volvió a informar el 16 de enero, pero su supervisor esta vez fue más radical: le dijo que se quedara callada, que tuviera cuidado o “nos meteremos en problemas y acabaremos desaparecidos”.

La experta aseguró que esta información también la sabía Malik Peiris, quien según la web de la OMS es “asesor” en el Comité de Emergencia del Reglamento Sanitario Internacional para la Neumonía del nuevo coronavirus (COVID-19).

Según Li-Meng Yan, Peiris supo sobre el rápido crecimiento de los casos de COVID-19 en enero de 2020, “pero no hizo nada al respecto”.

“Sabía que sucedería porque conozco la corrupción entre este tipo de organización internacional como la OMS para el Gobierno de China y el Partido Comunista…. sé cómo lo ocultaron… lo acepto, pero no quiero que esta información engañosa se extienda al mundo”, señaló.

Li-Meng Yan, ahora escondida, agregó que el Gobierno está tratando de destruir su reputación. Llegó a Estados Unidos el 27 de abril, tras volar por casi 13 horas. Funcionarios de aduana la detuvieron.

“Les rogué que no me dejen volver a China porque he venido a decir la verdad sobre la COVID-19, protéjanme. Sino me va a matar… van a matarme”.

Yan recordó que la entrevistaron durante horas, tomaron su teléfono celular como evidencia y solo entonces le permitieron continuar. Según Fox News, el FBI también tuvo injerencia en la investigación de su declaración.

La viróloga dijo que enviados del Gobierno destrozaron su departamento en Qingdao, al este de China, e interrogaron a sus padres. “Probablemente nunca volveré a verlos”, lamentó.

La pandemia ya produjo al menos 561.551 muertos en el mundo. Foto: AFP.

Este sábado, expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) llegan a Pekín para preparar una misión que quiere aclarar el origen de la pandemia, que continúa ganando terreno en Estados Unidos y Brasil, donde ya dejó 70.000 muertos.

Fox News se contactó con la sede diplomática China en Estados Unidos, pero desconocieron a la especialista. “Nunca hemos oído hablar de ella. El Gobierno chino ha respondido rápida y efectivamente a la COVID-19 desde el principio. Todos sus esfuerzos han sido claramente documentados”, mencionaron en un comunicado.

La cadena, además, buscó respuesta sin éxito en el Ministerio de Relaciones Exteriores del país asiático y los científicos acusados por Li-Meng Yan.

Coronavirus: más de 560.000 muertos en el mundo

Mientras tanto, la pandemia del coronavirus (COVID-19) ya produjo al menos 561.551 muertos en el mundo desde que la oficina de la OMS en China dio cuenta de la aparición de la enfermedad en diciembre. Asimismo, 12.580.980 personas en 196 países o territorios contrajeron la enfermedad. De ellas al menos 6.706.700 se recuperaron.

Esta cifra de casos diagnosticados positivos sólo refleja una parte de la totalidad de contagios debido a las políticas dispares de los diferentes países para diagnosticar los casos, algunos sólo lo hacen con aquellas personas que necesitan una hospitalización y en gran cantidad de países pobres la capacidad de testeo es limitada.

0 0 vote
Article Rating

Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Continue Reading

Asia

Mientras el mundo temía el estado de guerra en Corea del Norte, China enviaba comandos de turistas contagiados a los aeropuertos occidentales

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Por Antonio Sánchez García.- La política, afirmaba Carl Schmitt, es la relación amigo-enemigo. La guerra por otros medios, señaló von Clausewitz. Y así nos disgusten ambas aseveraciones, han comenzado a confirmar su absoluta vigencia, por sobre los esfuerzos de diversa índole para minimizar su acreditada veracidad. Esa es la política en clave imperial china, tal como hemos comenzado a vivirla en estos trágicos meses transcurridos desde que el caso COVID-19 reventara las redes y a pesar de los esfuerzos chinos por encubrir la trágica verdad, ya nadie la ponga en duda: China decidió la jugada más riesgosa y aventurera en el ámbito de la política mundial desde la invasión a Polonia por las tropas del Tercer Reich en julio de 1939. Ir a por todo contagiando a Occidente y en primerísimo lugar a su principal enemigo, los Estados Unidos, con el siniestro y devastador virus de su procreación. Comenzó la guerra.

Alguien tenía que dar el primer paso, que, como bien dice el refrán, “quien pega primero pega dos veces”. Mientras todo el mundo se preocupaba por las amenazas norteamericanas a Corea del Norte, China enviaba comandos de turistas contagiados a los aeropuertos occidentales. Que el enemigo no es ningún país en particular: es el Occidente entero. Ninguna casualidad que los países más afectados sean los Estados Unidos, en primer lugar, y Brasil, España e Italia, en segundo lugar.

Loading...

Tampoco que Chile ocupe un lugar privilegiado entre las naciones contagiadas de Occidente, visto el ataque sistemático emprendido por Cuba y el Foro de Sao Paulo contra su estabilidad democrática en octubre pasado. Occidente, en bloque, en primer lugar; los países más exitosos en sus emprendimientos liberales, luego. Los resultados de estos ataques combinados pronto estarán a la vista. De las guerras se sabe cuándo comienzan, dice la sabiduría popular. Lo que aún no se sabe es cuándo terminan.

Tampoco es casual que luego de verse afectados gravemente en su tejido sanitario, los Estados Unidos se enfrenten a una verdadera insurrección popular. Con la reiteración de los saqueos, principal táctica puesta en acción por las conspiraciones desestabilizadoras. Lo sorprendente es encontrarse en las pantallas con imágenes de levantamientos populares frente a la Casa Blanca.

Súbitamente rebajada a la altura de La Moneda o la Casa Rosada. Mientras en Venezuela, en donde sobran y abundan las razones para un levantamiento popular que arrase con la tiranía castrocomunista que asuela al país caribeño, masas abrumadas por la miseria y el hambre, la falta de agua, de medicinas, de electricidad se guardan atemorizadas en sus casas. El mundo al revés.

¿Cómo responder a una guerra bacteriológica? ¿Intercambiando virus? ¿Pasando a mayores, como en Hiroshima y Nagasaki? ¿Invadiendo al enemigo en un movimiento envolvente, de guerra total?

La consciencia aún no desarrolla juegos imaginarios como los que planteamos. La devastación final es un juego de eventualidades, no un escenario imaginable. ¿Habremos llegado a ese punto de no retorno, más allá del cual solo se atisba la absoluta oscuridad y el atronador silencio de la muerte?

0 0 vote
Article Rating

Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Continue Reading

Asia

(DOCUMENTAL) Cada día, más y más pruebas de la culpabilidad del Partido Comunista Chino en la creación del COVID-19

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

ACTIVE LOS SUBTÍTULOS

Así lo afirma un documental sobre el origen del coronavirus, que sostiene que es improbable que haya salido de un mercado de animales de Wuhan, en China, como habría intentado hacer ver el Gobierno chino durante los últimos meses.

En USA, al COVID-19 se le conoce con su verdadero nombre: el Virus PCCh (Virus del Partido Comunista Chino) que es como debería reconocérsele también en Europa.

El documental puede verse completo en el canal de YouTube Crossroads, del periódico The Epoch Times, y cuenta ya con más de dos millones de visualizaciones, con un alto impacto de likes positivos que eleva el trabajo del periodista Joshua Philipp a un mayor nivel de credibilidad.

Loading...

En este proyecto de investigación se indaga sobre el controvertido laboratorio de bioseguridad nivel 4 del Instituto de Virología de Wuhan, donde podría haber sido «un diseño o recombinación de fragmentos de distintos virus para facilitar su ingreso a los humanos».

Philipp escribe sobre «subversión, guerra sin restricciones y el espionaje manifiesto de China» antes de que se generase el problema y, por otra parte, asegura que en el mercado de animales no se venden murciélagos, siendo este al que se ha atribuido el origen del virus. Tal es el caso que hay pruebas científicas de que existieron casos que no se vinculan con este lugar.

El periodista comenzó a rastrear la primera comunicación oficial, fechada el 30 de diciembre de 2019 por la Comisión Nacional de Salud, y desde ahí elabora una impactante cronología que lleva incluso a Science a señalar que «el mercado de animales de Wuhan podría no haber sido la fuente del nuevo coronavirus que se disemina globalmente».

Incluso Sean Lin, ex director del Instituto Militar de Investigaciones Walter Reed (WRAIR), interpretó el trabajo para el documental de Crossroads«Tiene información importante, como que el comienzo de los síntomas en el primer paciente fue el 1 de diciembre y no tuvo relación con el Mercado de Wuhan«.

0 0 vote
Article Rating

Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Continue Reading

¡SÍGUENOS!

Suscribirse a las notificaciones instantáneas

Radio Cadena Española

¿Quiere recibir las últimas noticias en TELEGRAM?

ALERTA NACIONAL RECOMIENDA:

Los límites de la mente

Un interesantísimo blog personal escrito por una mujer con una sensibilidad especial y una visión personal e íntima sobre algunos trastornos mentales. Una mirada culta sobre un tema que sigue siendo tabú.

El Escalpelo Literario y Cinéfilo

Un blog de literatura y cine que examina obras de todo tipo siempre bajo la óptica exigente y terriblemente personal de la autora. Para buscar lecturas en esas tardes de invierno...

HIJAS DE EUROPA

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Translate/Traducir »
1
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x