Connect with us

Sociedad

Hombre que decía ser una mujer ataca sexualmente a una niña de 10 años en los lavabos femeninos

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Décadas después de que el feminismo llegara a Occidente, los derechos de las personas transgénero han reemplazado formalmente a los derechos de las mujeres a medida que la ideología de género pretende borrar cualquier delimitación formal de lo que es una «mujer».

A las mujeres y niñas que se sienten inseguras cuando los hombres biológicos entran en lugares que antes estaban reservados a mujeres, se les dice que son transfóbicas y que deben callarse. Recientemente la Universidad de West England incluso lanzó una campaña de carteles instando a estudiantes a ignorar a aquellos que parecen estar en el baño equivocado. Cuando la periodista Josephine Bartosch señaló que la «UWE está diciendo que los sentimientos y temores de las mujeres importan menos que los que se identifican como transgénero», fue condenada por el líder de la sociedad LGBT.

Una y otra vez, los activistas LGBT insisten en que no hay inconveniente en eliminar los espacios solo para mujeres o limitarlos a mujeres biológicas. Cualquier persona que diga que podría haber un peligro al permitir que alguien entre en espacios privados en función de cómo decidan identificarse se le dice que está motivada por el odio hacia las personas transgénero en lugar de la preocupación por vulnerabilidad de las mujeres. Cualquier malestar expresado por las propias mujeres es condenado como intolerancia. Y este sistema es impermeable a las preguntas: no solo es transfobia preguntar si algunos espacios deben limitarse a las mujeres biológicas con fines de seguridad, es también transfobia hacer cualquier pregunta de seguimiento sobre esto. La comunidad transgénero, por lo visto, es un grupo absolutamente perfecto, sin pecado y carente de miembros malvados. Supongo que si puedes creer que una mujer tiene un pene, puedes creer cualquier cosa.

Pero lamentablemente se ha demostrado que esto no es así. En el Reino Unido, el Correo informó que recientemente, un joven violento, al que el medio de comunicación se refería como «ella» a lo largo de su información, agredió sexualmente a una niña de 10 años en el baño de mujeres en un supermercado en Morrisons, Kirkcaldy. La «joven» de 18 años, que actualmente lleva el nombre de «Katie Dolatowski», agarró a la niña por la cara, la empujó a un baño y le exigió que se quitara los pantalones, agregando que un hombre fuera del baño mataría a su madre. La niña entró en pánico y comenzó a golpear a Dolatowski, golpeándole en la ingle, el abdomen y la cara. Luego salió corriendo hacia su padre y sus hermanos, quienes la esperaban a la salida del baño de mujeres presuntamente seguro.

La niña de 10 años ha continuado sufriendo recuerdos recurrentes desde el incidente traumático, lo que comprensiblemente la ha puesto histérica. Su madre enfurecida comenta que el acontecimiento será «algo que permanecerá con ella por el resto de su vida».

«Estaba acechando los baños. Fue allí específicamente para atacar a una niña. Tuvimos mucha suerte de que no sucediera nada peor. Fue solo su reacción la que lo detuvo. Podría haber sido una niña de 5 años que no lo hubiera hecho».

Esta no había sido tampoco la primera actuación de Dolatowski. En febrero pasado, filmó a una niña de 12 años en el baño de otro supermercado en Dunfermline, colocando su teléfono celular sobre la puerta del baño. A pesar de eso, a Dolatowski solo se le ha calificado de «riesgo moderado» para la comunidad, y se le ha ordenado que se mantenga alejado de los niños, al ser liberado de la Institución de delincuentes juveniles de Polmont. El tribunal se compadeció de Dolatowski después de escuchar que había estado en el sistema de asistencia social desde que era un niño y que luchaba con problemas de salud mental. Los padres de la niña que fue agredida sexualmente por Dolatowski están comprensiblemente furiosos con su madre señalando que «ella» era obviamente «él».

También hay más ejemplos de esto. De hecho, muchas personas ya han utilizado los reclamos de ser transgénero para acceder a los baños femeninos con el propósito de practicar voyerismo y, en ocasiones, un comportamiento peor. Estos ejemplos generalmente se ignoran por completo, e incluso mencionarlos puede hacer que te etiqueten como un fanático transfóbico.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Advertisement
Deje aquí su propio comentario

Deja un comentario

Advertisement

Publicidad

Advertisement

Publicidad

Lo más visitado

Copyright © 2019 all rights reserved alertanacional.es

ArabicChinese (Simplified)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
A %d blogueros les gusta esto: