Connect with us

España

Intento de asalto al Parlament tras instar Torra a los CDR a «apretar»

Published

on

Cientos de independentistas intentan asaltar el cordón de seguridad del Parlament que defendían los Mossos
Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Otoño caliente para recordar el otoño negro catalán de 2017. El independentismo conmemoró este lunes el aniversario del referéndum ilegal del 1 de octubre con una nueva jornada de movilización callejera protagonizada en buena forma por los Comités de Defensa de la República (CDR) y el independentismo más violento, cuyas acciones -intento de asalto al Parlamento catalán anoche, enfrentamientos con los Mossos, cortes de carreteras, ocupación de las vías el AVE, fallido intento de paralizar la actividad económica…-, un año después del hito del 1 de octubre reflejan la impotencia de un movimiento secesionista que se sabe fracasado.

Por la tarde, una nutrida manifestación convocada por la ANC recorrió las calles de Barcelona para recordar lo sucedido hace un año y denunciar la intervención policial de entonces, ahora mismo, junto a la petición de libertad de los políticos presos, el único nexo común de un independentismo dividido, fracturado en su estrategia y que después de años proclamando ser la «revolución de las sonrisas» se descubre bronco y hasta violento. Al acabar la marcha, y después de que por la mañana el presidente Quim Torra animase a los CDR a «seguir apretando», frente al Parlamento catalán se produjeron escenas de violencia cuando varios centenares de manifestantes desbordaron el cordón policial y se enfrentaron a los Mossos, a los que lanzaron las vallas del perímetro mientras exigían la dimisión de Torra y del consejero del Interior, Miquel Buch.

Loading...

«Se acabó la paciencia»

«Se nos ha acabado la paciencia, se acabaron las sonrisas, desobediencia o dimisión», gritaban los manifestantes a la vez que arremetían contra el PDECat y ERC. Torra y el presidente del Parlament, Roger Torrent, fueron abucheados a la vez que decenas de encapuchados se arremolinaban frente a la puerta del palacio del Parlament, donde los Mossos acabaron recluyéndose ante el acoso e intento de asalto de los violentos. Únicamente el gran portón de madera impidió el paso de una turba que acabó siendo dispersada por un fuerte contingente de los Mossos, tanto de la Brigada Móvil como de agentes que habitualmente trabajan en el Parlamento catalán, y que fueron pertrechados con elementos de defensa que se guardan en el interior del palacio.

De forma simultánea, también se produjeron graves incidentes y fuertes cargas en Vía Layetana, en el centro de Barcelona, donde varios miles de manifestantes desgagajados de la marcha principal se habían concentrado frente a la Prefectura del Cuerpo Nacional de Policía. Entrada la madrugada ya se había restablecido el orden en el centro de Barcelona.

Los graves incidentes de este lunes -una reformulación del asedio al Parlament de 2011- son el reflejo de la deriva secesionista, a la que Torra responde plegándose a los radicales. Si el sábado los Mossos sacaban brillo a sus porras para contener la contramanifestación de la CUP -ante el enojo del independentismo más radical- ayer se refería a los CDR como sus «amigos». De forma simultánea a que esos mismos CDR mantenían cortada la línea del AVE en Gerona, o bloqueaban el macropolígono industrial del Vallés, Torra les animaba ayer a seguir con sus acciones. «Amigos de los CDR: apretáis y hacéis bien en apretar», explicó Torra desde Sant Julià de Ramis (Gerona), el pueblo donde el expresidente Carles Puigdemont debía votar el pasado 1 de octubre, y donde ayer su sucesor reunió de forma extraordinaria a su gobierno. El expresidente aludió anoche a los violentos asegurando que «si van encapuchados no son 1-O».

En precario equilibrio entre un Govern que actúa en modo autonomista pero gallea en modo republicano, y un independentismo que le exige liberar a los presos y cerrar la vía autonomista, Torra ayer se puso del lado de estos últimos. Primero en Sant Julià, y luego ya en Barcelona jaleado y exigido por un grupo de estudiantes, Torra les prometió que «el Govern estará, tened confianza», sin especificar en qué se concretará ese «estar». Lo explicó después de que representantes de los CDR volvieran a dejar claro a la Generalitat cuál es su posición»: «El pueblo manda, el gobierno obedece».

Lo que manda el pueblo -una parte del mismo, se entiende-, es cumplir con el «mandato del 1-0», algo que la Generalitat, es obvio, no está en condiciones de llevar a cabo. En este contexto, la premisa del Govern parece ser la de seguir ganando tiempo y prepararse para la «ventana de oportunidad» que a su criterio podría abrirse con el juicio a los líderes independentistas y la respuesta social que se produzca entonces. Patada a seguir. «Apelo a las consciencias colectivas de los catalanes para saber si aceptaremos o no las sentencias, por saber si volveremos a determinarnos». Épica de saldo para animar a los catalanes a «afrontar estas semanas sin miedo». «O libertad o libertad», concluyó con una frase que al independentismo más hiperventilado, empezando por los CDR, les suena casi a tomadura de pelo, como se acabó viendo anoche con los incidentes frente al Parlament.

La jornada de ayer fue el mejor resumen de esta dicotomía que afronta el independentismo: por la mañana y a última hora, un nuevo paso hacia la «borrokizacion» de la movilización callejera; por la tarde, una manifestación en Barcelona que, aunque no tan masiva como las de la Diada -180.000 personas según la Guardia Urbana-, volvió a llenar el centro de la ciudad. El escenario es preocupante, tanto por la capacidad de los activistas para, al grito de «ni olvido ni perdón» amagar con poner patas arriba el país -dos centenares bastaron para cerrar la AP-7 en Tarragona, y otros tantos hicieron lo mismo con el AVE en Gerona- como por el apoyo que, al menos de palabra, se les ha dado desde la administración autonómica.

Preocupación en los Mossos

La preocupación es amplia, al sentirse utilizados políticamente y por no notar suficiente apoyo por parte de la Generalitat, tal y como denuncian los sindicatos policiales. El apoyo a los CDR o el anuncio por ejemplo de que el Govern investigará las cargas de la manifestación del sábado ha encendido los ánimos en un cuerpo que ayer, por otra parte, daba cuenta de la detención del agresor de uno de los participantes de la marcha del sindicato policial Jusapol.

Por contra, horas antes de los disturbios, el ministro de Fomento y secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, insistió en la política de apaciguamiento y dijo conferir una «importancia relativa» a las declaraciones de Torra en apoyo a los CDR. Según insistió, la jornada estaba transcurriendo de modo «asumible» y al Gobierno le «importan las acciones más allá de los discursos».

El apoyo de Quim Torra a los CDR fue denunciado por los grupos de la oposición. Cs y PP firmaron ayer una petición conjunta de comparecencia en el Congreso del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para que dé explicaciones por el «deterioro general de la política española» y las «amenazas independentistas».

En este sentido, el líder del PP, Pablo Casado aseguró en Twitter tras los incidentes que «me duele Cataluña y ver a los totalitarios independentistas tomar las calles y el Parlament. ¿Cómo es posible que el Gobierno no haga nada? Exigimos aplicar ya el artículo 155 y la ley de Partidos para restablecer el orden y destituir a Torra. O que convoquen elecciones generales ya». También el presidente de Cs, Albert Rivera, reaccionó y se preguntó en un mensaje en la misma red social «¿se puede saber dónde anda Pedro Sánchez ante el caos y la violencia sembrada por los separatistas en Cataluña», indicó, para añadir que «hoy se ha humillado a la democracia española».


Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Advertisement
Deje aquí su propio comentario

España

Abascal: ‘Orbán es un ejemplo del rumbo que merece Europa’

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    3
    Compartidos

‘DEFENSA DE SOBERANÍAS Y FRONTERAS, POLÍTICAS DE FAMILIA…’

El líder de VOX, Santiago Abascal, ha mostrado su apoyo al Primer Ministro de Hungría, Viktor Orbán, y a su partido Fidesz, tras la aprobación por parte del Partido Popular Europeo de una modificación de sus reglas internas para facilitar la suspensión de partidos miembro que se alejen de su “ideario”.

La decisión iba encaminada a la expulsión de los diputados del húngaro Fidesz, el partido del Primer Ministro Viktor Orbán, sobre la que ya se ha debatido en el grupo, un partido que tiene como principios básicos la defensa de la vida, de la familia, de las raíces cristianas de Europa y de la soberanía de las naciones que integran la Unión.

Loading...

A juicio de Abascal, Orbán es “un ejemplo del rumbo que merece Europa”, es decir, “defensa de soberanías y fronteras, políticas de familia y respeto a raíces culturales”. En este sentido, ha tildado de “buena noticia” que Hungría “mantenga su independencia frente a la presiones globalistas”. “Entre todos construiremos una Europa mejor”, ha añadido.

“No permitiremos que nuestros eurodiputados sean silenciados o limitados en su capacidad para representar a nuestros votantes”, ha afirmado la ministra de Familia húngara y vicepresidenta de Fidesz, Katalin Novák, en un mensaje en Twitter para anunciar que su partido (con 13 diputados) deja el grupo ‘popular’ en la Eurocámara tras la votación, al tiempo que ha señalado que “hacer frente a la pandemia y salvar vidas” sigue siendo su “prioridad número uno”.

El grupo del PPE ha cambiado sus reglas internas -que tendrán aplicación con carácter inmediato- con 148 votos a favor, 28 en contra y cuatro abstenciones.


Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    3
    Compartidos
Continue Reading

España

Rosa Díez nos da la razón: La «derechita cobarde», «Lo PP», es un Partido Podrido cometiendo TRAICIÓN: «Casado se dispone a entregar la Justicia»

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  • 13
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    15
    Compartidos

Rosa Díez, ex diputada y analista, ha acusado al Partido Popular de entregar a Pedro Sánchez la Justicia al pactar con el PSOE la negociación del Consejo General del Poder Judicial para repartirse los sillones.

La ex diputada en el Congreso de los Diputados, ha arremetido duramente contra el Partido Popular de Pablo Casado en dos tuits diferentes, llamando traidores a los populares. En el primer tuit, Díez ha asegurado que el PP «se dispone a entregar a Sánchez el penúltimo escudo de la democracia, la Justicia. El último es el Jefe del Estado, el Rey. Liquidar la separación de poderes es traición; entregar la justicia al traidor que vive en la Moncloa es alta traición».

Loading...

Posteriormente, Rosa Díez ha añadido: «El PP sigue el guion de Iván Redondo y salva a Sánchez, como si no fuera el jefe de la banda. Alta traición».


Comparta este artículo.
  •  
  • 13
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    15
    Compartidos
Continue Reading

Comunidad de Madrid

VOX lo tiene muy claro en Madrid: Sin «Pin Parental» NO HAY PRESUPUESTOS

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  • 5
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    7
    Compartidos

Monasterio (Vox), sobre el PIN Parental: «»sería llamativo que el PP no quisiera aprobar una medida que defiende la libertad frente a la Ley Celaá». El PIN Parental ya se ha convertido en una de las señas de identidad de Vox en las negociaciones sobre los presupuestos regionales donde tiene influencia.

La portavoz de Vox en la Comunidad de Madrid ha confirmado que el PIN Parental será junto con la bajada de impuestos, una de sus líneas innegociables en la negociación de los presupuestos autonómicos.

Rocío Monasterio considera que «sería llamativo que el PP no quisiera aprobar una medida que defiende la libertad de los padres frente a la Ley Celaá» cuando han mostrado su apoyo a las movilizaciones que contra esta ley se han producido en los últimos meses en España.

Loading...

A juicio de Monasterio el votante del Partido Popular -que gobierna en Madrid en coalición con Ciudadanos y el necesario apoyo parlamentario externo de Vox- «no entendería» que se opusiera a esta medida que «defiende la libertad» por lo que en principio no ve problema en la propuesta. «A no ser que se nos hayan vuelto socialistas de repente con estos últimos pactos…» ha ironizado la portavoz madrileña de Vox en una entrevista.

Monasterio considera que la implantación del PIN Parental «es más importante que nunca» para los padres tras la aprobación de la Ley Celaá que «facilita el adoctrinamiento» y «ha restado libertad a los padres para elegir el colegio que quieren».

Desde el Gobierno de la Comunidad, su vicepresidente Ignacio Aguado (Ciudadanos), ha pedido a Monasterio que «rectifique y lo elimine de sus exigencias» por que a su juicio «la prioridad de los madrileños no es el PIN Parental».

El gobierno de Andalucía, en jaque

Precisamente la cuestión del PIN Parental ha sido objeto de polémica en los últimos días en Andalucía, precisamente porque se llegó a un acuerdo sobre la materia como condición para la aprobación de los presupuestos, que ahora el consejero de Educación andaluz, Javier Imbroda (Ciudadanos) niega.

El acuerdo firmado por el propio Imbroda recoge, de manera literal «el establecimiento de un sistema transparente de información a los padres a través del cual se impulse la implicación de las familias en la educación de los hijos y el derecho de los padres a decidir sobre la participación de sus hijos en actividades complementarias, siempre con absoluto respeto a los preceptos consagrados en la Constitución Española».

Sin embargo, Imbroda negó que esto estuviera relacionado con el llamado PIN Parental: A su juicio, el acuerdo firmado con Vox “no recoge nada de veto parental, ni PIN Parental, ni autorización expresa”. Esta postura junto a una votación municipal en Málaga en la que PP y Ciudadanos que acusa a Vox de «utilizar a las mujeres como rehenes» (sic), llevó al portavoz de Vox en el Parlamento de Andalucía ha poner en suspenso toda colaboración con el Gobierno por «quebrantamiento de la confianza», que ha puesto en jaque la continuidad del gobierno regional andaluz.

El PIN Parental se ha convertido en una de las señas de identidad de Vox en las negociaciones sobre los presupuestos regionales donde tiene influencia.


Comparta este artículo.
  •  
  • 5
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    7
    Compartidos
Continue Reading

España

Entrevista de un medio norteamericano en español a Santiago Abascal: «Debemos decirle al Partido Republicano: «No estamos solos»»

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  • 5
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    8
    Compartidos

«Nos dan igual las etiquetas, somos un partido que tiene claros sus principios y que, a diferencia de otros, está dispuestos a defenderlos hasta el final», dice Abascal en entrevista con El American

Vox es un fenómeno. No es nuevo. Desde su surgimiento, ha tenido un crecimiento rampante. Su líder, Santiago Abascal, logró convertir a su fuerza política en una referencia para la derecha o los partidos políticos conservadores, en el mundo. Desde Brasil admiran a Vox. Desde Washington, también. Aún novel, es sorprendente cómo ha logrado sobrepasar a la principal fuerza tradicional de la derecha española: el Partido Popular, PP.
En las últimas elecciones parlamentarias catalanas, que por supuesto reflejan una inquietud nacional, Vox, por primera vez, le ganó al PP y a Ciudadanos, las otras fuerzas opositoras al Gobierno nacional —capitaneado por el partido socialista PSOE. De esta manera, Vox se convirtió en en principal partido político opositor a la administración de Pedro Sánchez.

Es mucho lo que puede tomarse de la experiencia de Vox, para el mundo, que aspira a oponerse a la izquierda. Por ello, El American entrevistó a Abascal. Para hablar de su último triunfo, de Vox como referencia y del futuro de la derecha en el mundo.

Loading...
Vox, luego de un importante triunfo, se perfila como la primera fuerza opositora de Cataluña y, en consecuencia, de España. ¿Qué explica esto?

Es verdad que con los resultados obtenidos en Cataluña somos la primera fuerza política nacional que hace oposición a la confluencia de intereses entre el separatismo y la izquierda. Confluencia que ha hecho de la violencia en las calles un instrumento político para someter a los catalanes y quebrar el orden constitucional.

No obstante, hace tiempo que somos la única oposición al gobierno social comunista de Pedro Sánchez y a las políticas del consenso progre que apoyan el resto de formaciones políticas.

¿El auge de Vox y el decaimiento de, por ejemplo, el PP, es un síntoma de qué?

En primer lugar, tengo que decir que no estamos contentos con los resultados en Cataluña. Son una mala noticia para España y, por tanto, son malos para VOX a pesar de su espectacular crecimiento. Eso sí, nosotros no vamos a dejar tirados a los catalanes e Ignacio Garriga, el candidato de VOX a la Generalitat de Cataluña, y el resto de los diputados trabajarán sin descanso por recuperar la libertad y la prosperidad de los catalanes. Cueste lo que cueste.

Nuestra principal virtud son nuestras convicciones y nuestra claridad. Defendemos lo mismo desde nuestra fundación y creo que eso es algo que los españoles agradecen. No cambiamos en función de las encuestas o los resultados electorales, tenemos claros los problemas de los españoles y aspiramos a solucionarlos.

No tenemos miedo a plantar cara a la agenda progresista, aunque estemos sólo en esta tarea, porque los españoles nos acompañan.

¿Es necesario que existan fuerzas como el PP en la política o Vox aspira a barrerlas?

No celebramos los malos resultados del PP, como tampoco los de Ciudadanos. VOX no puede representar a todo el espectro político. Es verdad que cada vez representamos a más españoles en todo el territorio nacional, pero probablemente hay españoles que necesitan un espacio político como el que representan PP y Ciudadanos, que no se distinguen en nada y por eso tienen una obligación: fusionarse y ofrecer una sola sigla pues comparten el mismo programa.

Nosotros tenemos la responsabilidad histórica de ofrecer una alternativa patriótica y social a los españoles, ellos tiene la responsabilidad de fusionarse.

Vox se ha convertido en un fenómeno español. Esto, a su vez, en el marco del contexto global, convierte a Vox en una referencia para la derecha en otros países. Algunos dicen que su fórmula es ser populista y jugar con las emocionas, ¿cree que esto es así?

No creemos en las etiquetas que tratan de colocarnos unos y otros. ¿Es populista defender la unidad de España? ¿Es liberal defender una bajada drástica de impuestos y una reducción del despilfarro político? ¿Es conservador defender la familia como institución capital de nuestra sociedad? ¿Es reaccionario defender la seguridad en los barrios y nuestras fronteras frente a la avalancha migratoria? Nos dan igual las etiquetas o las denominaciones, somos un partido político que tiene claros sus principios y que, a diferencia de otros, está dispuestos a defenderlos hasta el final.

¿Qué piensa del término “populismo”?

Nada en especial. No me importa que me tachen de populista, como tampoco me importaría que lo hicieran de lo contrario. Me preocuparía traicionar a los españoles, a los millones de ciudadanos que han confiado en nosotros, no cumpliendo con nuestros compromisos y abandonando la defensa de los valores que nos han traído hasta aquí.

A propósito de que se han convertido en una referencia: hoy, en Estados Unidos, el Partido Republicano atraviesa una crisis. Con el surgimiento del fenómeno Trump —y el hecho de que parte del establishment le ha dado la espalda—, parece que se ha partido en dos el gran GOP, ¿cuál cree usted que podría ser el futuro del partido?

Nosotros entendemos que unas ideas que han sido respaldadas por más de 74 millones de estadounidenses no están en crisis, sino todo lo contrario.

Por otra parte, no soy muy dado a hacer vaticinios, pero confío en que sepan elegir a la persona adecuada para hacer frente a la agenda progresista y liberticida que cuenta, además, con el apoyo de las grandes corporaciones tecnológicas.

Si pudiera dar alguna recomendación a los republicanos en Estados Unidos, ¿cuál sería?

Que no estamos solos. Que millones de personas a ambos lados del atlántico se atreven a desafiar el poder inmenso de plutócratas y medios de comunicación empeñados en blanquear el comunismo y en denigrar nuestra civilización.

¿El futuro de la derecha pasa por dejar a un lado los complejos, hablar con la verdad, señalar muy bien al enemigo y enfrentar, con garra, la batalla cultural?

Dar la batalla cultural funciona a todos los partidos que, a un lado y otro del Atlántico, han decidido hacer frente al rodillo ideológico de la izquierda y la Agenda 2030.

Pero me da igual que funcione o no. Un político debe defender lo que cree. Tenemos la obligación de preservar los principios fundamentales de nuestra civilización que están siendo atacados como la familia, la libertad de expresión, la soberanía de las naciones, etc.

¿Es optimista, en general, con el mundo? ¿Cree que los buenos lograrán imponerse sobre los malos a los que, parece, les sobra convicción?

Me preocupa mucho España. La nación atraviesa una crisis sin precedentes en nuestra reciente historia democrática. Los comunistas han accedido a distintas carteras ministeriales con la complicidad de sus aliados separatistas y terroristas con el beneplácito del PSOE, responsable directo de la ruina social y económica de millones de españoles. EL PSOE es el facilitador, el artífice de que España esté en manos de quienes quieren destruirla a cualquier precio.

Frente a ellos sólo queda VOX. Somos la única formación que se ha opuesto a la declaración del Estado de Alarma, que suspende derechos fundamentales y libertades de los españoles, o el cierre del órgano depositario de nuestra soberanía nacional (el Congreso de los Diputados).

¿Podemos ser optimistas? Parecería ingenuo afirmar que sí teniendo en cuenta el momento histórico que atravesamos las naciones de la Iberosfera. Sin embargo, cada vez somos más quienes nos levantamos y enfrentamos contra organizaciones criminales como el Foro de Sao Paulo y el Grupo de Puebla. Antes, los defensores de la libertad y del sentido común estábamos descoordinados. Hoy tenemos herramientas como, por ejemplo, la Carta de Madrid: en defensa de la libertad y la democracia en la Iberosfera, el acto fundacional del Foro de Madrid que, hasta la fecha, ha logrado aunar a más de 100 personas en torno a la denuncia del avance del comunismo y el compromiso con el Estado de derecho, el imperio de la ley, la dignidad humana, etc.

Orlando Avendaño


Comparta este artículo.
  •  
  • 5
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    8
    Compartidos
Continue Reading

Radio Cadena Española

¿Quiere recibir las últimas noticias en TELEGRAM?

ESCALPELO LITERARIO Y CINÉFILO

LOS LÍMITES DE LA MENTE

LA BANDERA ESPAÑOLA

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Translate/Traducir »