Connect with us

Europa

La maquinación de Georges Soros contra Europa

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Por Raphaël Stainville y Louis de Raguenel.- Es recibido por los grandes hombres, políticos y financieros, de este mundo. Numerosos presidentes desenrollan ante él la alfombra roja como si fuera uno de los suyos. Nada sorprendente para alguien que dice ser “un jefe de Estado sin Estado”. Artesano del desarraigo, animador de los flujos migratorios masivos para debilitar a los Estados europeos, Georges Soros despliega su estrategia mediante el dinero, tan discreto como cínico y destructivo.

En la cena anual que organiza en Davos, en un lujoso hotel de la estación de esquí suiza, los patronos mundiales se presentan para escuchar sus oráculos. En 2018, criticó a Donald Trump y profetizó un final precoz, al mismo tiempo que denunciaba los imperios de Google y Facebook como “monopolios siempre más poderosos que podían estar tentados de aliarse con los regímenes autoritarios”.

Loading...

Genio de las finanzas para unos, especulador impenitente y depredador sin escrúpulos para otros, que recuerdan cómo ganó su primer millardo apostando contra la libra esterlina en 1992, hasta el punto de merecer el sobrenombre de “el hombre que hizo saltar el Banco de Inglaterra”, Soros suscita tanta admiración como odio, mientras que sus obras filantrópicas no disuaden a los que creen que está detrás de numerosos desórdenes mundiales.

“Yo me veo como Dios, creador de todas las cosas”, explicaba en uno de sus ataques de megalomanía que le caracterizan. Pero él no cree en Dios ni en el Diablo. Sin embargo, si la gran fuerza del Maligno es la de hacer creer que no existe, muchos ven en él a un nuevo Belcebú bajo la máscara de un pródigo benefactor. Si bien no dispone de un ejército, Soros es rico en millardos y los utiliza como si fueran misiles balísticos, tanto en sus negocios y fondos de inversión como en sus actividades presuntamente humanitarias. La revista Forbes estimaba su fortuna personal en 8 millardos de dólares después de que transfiriese la parte esencial de su patrimonio (18 millardos) a la Open Society Foundations (OSF), su red de fundaciones, asociaciones y ONG en octubre de 2017.

Open Society Foundations, una organización tentacular

Se le supone como el último hombre que está detrás de la desregulación del mundo. Georges Soros fascina, inquieta, atemoriza. Hasta el punto de que Donald Trump, Vladimir Putin, Viktor Orbán y Benyamin Netanyahu lo consideran como un peligro para la seguridad de sus respectivos países. Es cierto que el millardario de origen judeo-húngaro, después de haber contribuido a la campaña de Hillary Clinton (con 7 millones de dólares) y haber perdido varios millones la mañana siguiente a la victoria de Trump al hablar de una caída de la Bolsa de Nueva York, no oculta que quiere “demoler” al presidente norteamericano teleguiando a los movimientos de oposición y las manifestaciones anti-Trump. Cantor de una “sociedad abierta” y sin fronteras, tan querida por el filósofo Karl Popper, del que fue su discípulo, Soros no duda en invitarse a los debates nacionales sin temor a que se le reproche su injerencia, provocando, por ejemplo, la cólera del primer ministro israelí, que le acusaba de manipular las manifestaciones contra el programa de control de migrantes establecido en Israel.

La OSF es una organización tentacular presente, a través de una miríada de ONG (como OXFAM, financiada también por la Unión europea), en más de 100 países. Incontestablemente, al hombre le gusta mover los hilos de la política mundial.

¿Su fuerza? Identificar el estado de las fuerzas sociales de un país, para mejor poder atacar sus debilidades, con la precisión de un depredador que se abalanza sobre su presa. De la misma forma que el financiero dispone de preciosas puertas de entrada en las numerosas empresas que cotizan en Bolsa, con discretas participaciones (del 1 o el 2% del capital) que le permiten acceder a informaciones privilegiadas, el filántropo financia a numerosas asociaciones, como caballos de Troya para desplegar su filosofía. Con mucha habilidad, Soros ha logrado, en algunos años, imponer su visión de “open society” a muchas democracias. En Europa, aconseja a numerosos dirigentes. Un soft power de una temible eficacia que ejerce promoviendo oficialmente los derechos humanos, la libertad de los individuos, la justicia social, la lucha contra el cambio climático, la gobernanza democrática…

Si la OSF anuncia siempre buenos sentimientos, mediante la financiación, por ejemplo, de la bolsa de estudiantes negros de Sudáfrica, la formación marxista de los jóvenes de Europa, o las fundaciones humanitarias en territorios de la ex-Yugoslavia, también aparece rápidamente como la organización que financia, de forma oculta y opaca, a las asociaciones que militan por la supresión de fronteras, la llegada masiva de migrantes, la promoción del aborto y la eutanasia, la despenalización de las drogas…

William Bourdon, abogado de los yihadistas y celoso amigo de Soros

Desde principios de los años 2000, Soros y su OSF se meten en cuerpo y alma en la denuncia de la corrupción y la defensa de los derechos humanos. “Siendo loable este último objetivo, oculta una ambición: la caída del sistema occidental y de sus valores”, nos confía un antiguo colaborador. Desde los años 80, se estima en 11 millardos de dólares la suma invertida por Soros, vía OSF, para financiar sus proyectos de subversión de Estados y sociedades. Financia el movimiento de las Femen y las revoluciones “de color”. En Ucrania, bajo la cobertura de acudir en ayuda del régimen de Kiev para que el país escape definitivamente de la influencia de Moscú, Soros aprovecha para echar el guante sobre Naftogaz, la sociedad de gas y de energía. Detrás de los buenos sentimientos, nunca olvida sus intereses y aplica con devoción los mismos métodos para lograr sus fines, utilizando a los militantes utópicos, a los idealistas y a las personas que se adhieren a sus asociaciones con buenas intenciones, que ignoran que estas últimas están financiadas por el millardario, siempre de forma indirecta.

Entre sus más celosos amigos, se encuentra el abogado William Bourdon, que actualmente asiste a los yihadistas que vuelven a Francia para ser juzgados. Fundador y presidente de Sherpa, una asociación que milita oficialmente para acudir en ayuda de las poblaciones víctimas de la crisis económica, el abogado se beneficia de la generosa ayuda de la OSF y del apoyo de numerosas asociaciones satélites de la galaxia Soros. Bourdon es miembro del comité de derechos humanos de París (Human Rights Watch) y administrador de esta fundación que Georges Soros financia abundantemente (en 2010 la financió con 10 millones de dólares). De ahí, parte del dinero pasó al presupuesto operacional de Sherpa. Más ejemplos. Bourdon está regularmente asociado con Global Witness, una ONG especializada en la lucha contra el saqueo de los recursos naturales. Una vez más, encontramos a la OSF entre los financiadores de la organización, habiendo recibido, entre 2011 y 2016, la suma de 15 millones de euros. En su consejo de administración figura un tal Alexander Soros, hijo del millardario, nacido en 1985, que dispone ya de una fundación caritativa a su nombre, la cual financia directamente a Global Witness. Sorprendentemente, la ONG nunca ha denunciado las actividades de expolio medioambiental de Soros.

En la guerra secreta que Soros conduce para asegurar su influencia y hacer prosperar sus activos, nunca olvida de rodearse de valiosos aliados. La guerra que conduce pasa por la información y la desinformación. Así, la red de la OSF financia a Reporteros sin fronteras y al Consorcio internacional de periodistas de investigación, así como al European investigative collaborations, a los cuales pertenecen, por ejemplo, en Francia, Le Monde y Mediapart. Son los que, presuntamente, estuvieron en el origen de las revelaciones surgidas en torno a los llamados Paradise Papers, que apuntaban especialmente a Bernard Arnault, el patrón de LVMH. Mientras tanto, Soros había transformado Quantum, su mítico fondo de inversión, durante mucho tiempo instalado en las Antillas holandesas, en un Family office, una sociedad familiar de inversiones, que utiliza para escapar a toda obligación de transparencia.


Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Advertisement
Deje aquí su propio comentario

Europa

Cambio de rumbo: Dinamarca se marca como objetivo no recibir refugiados: ‘La cohesión social está bajo amenaza’

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    3
    Compartidos

La Primera Ministra de Dinamarca, Mette Frederiksen, se ha marcado como objetivo no acoger refugiados porque “la cohesión social está bajo amenaza”. “Ese es nuestro objetivo. Por supuesto, no podemos prometerlo”, ha afirmado, al tiempo que ha reiterado la necesidad de que se adapten a los valores daneses.

El año pasado ya denunció los crímenes cometidos por inmigrantes no occidentales en Dinamarca y prometió que su Gobierno tomaría medidas. “Uno de cada cinco jóvenes de origen no occidental que nacieron en 1997 había violado el código penal antes de los 21 años. Uno de cada cinco”, recordó la dirigente socialdemócrata.

Loading...

Tras ganar las elecciones en 2019, Frederiksen mantuvo que Dinamarca estaba dispuesta a volver a acoger a los denominados “refugiados de cuota”, aquellos que reciben ciertos países en virtud de un acuerdo con la ONU, aunque ha seguido en general una política estricta en cuestiones migratorias. En 2020, el país acogió solo a 531 solicitantes de asilo, aunque en gran medida por las restricciones por la pandemia de coronavirus. Su vecina Suecia acogió a 9.621.

Según recoge Breitbart, el Ministro de Inmigración, Mattias Tesfaye, reiteró la pasada semana que tenían la necesidad de confrontar con el islam político: “Dinamarca no tiene que adaptarse al islam; el islam debe adaptarse a Dinamarca”.


Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    3
    Compartidos
Continue Reading

Europa

Protesta en París contra la ampliación del aborto libre y por la objeción de conciencia

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    3
    Compartidos

La modificación de la ley del aborto vigente en Francia prevé ampliar hasta las 14 semanas de vida prenatal el plazo del aborto libre. La nueva ley que sigue su curso legislativo en el Senado, prevé eliminar la posibilidad del personal sanitario de acogerse a la objeción de conciencia ante el aborto.

La Marcha por la Vida en Francia de este 2021 se celebrará este domingo bajo el lema «¡El aborto es violencia contra la mujer y el feto!» y con la vista puesta en la proposición de ley nº 3292 liderada por la diputada Albane Gaillot que se debate en la Asamblea Nacional francesa.

Loading...

Los convocantes de la marcha critican que en un contexto en el que muchos esfuerzos individuales y colectivos están puestos al servicio de salvar vidas amenazadas por el Covid19 y los franceses esperan «que el gobierno tome decisiones efectivas para luchar contra sus graves consecuencias económicas y sociales y les permita recuperar rápidamente el pleno uso de sus libertades», el Poder Legislativo esté ocupado en una ley para matar vidas humanas antes de nacer.

En este contexto, que califican de «convulso», la Marcha por la Vida tendrá lugar este año en una convocatoria especial que tendrá lugar en la Plaza del Trocadero de París y a la que se podrán sumar los franceses, además de en persona hasta el aforo que las restricciones por la pandemia permita, a través de Internet.

El pasado 20 de agosto la proposición de ley fue registrada en la Asamblea Nacional y a partir del 20 de enero próximo se debatirá en el Senado, con el objetivo concreto de ampliar el plazo legal de aborto libre de las 12 a las 14 semanas de vida prenatal del bebé y eliminar la cláusula de conciencia contenida en la Ley Veil y que permite al personal sanitario no involucrarse en el procedimiento homicida prenatal del aborto.

Por otro lado, la ley prevé que las matronas, dedicadas durante siglos a ayudar a las madres a traer a los hijos al mundo, puedan realizar abortos quirúrgicos.

La ley carga además contra la objeción de conciencia para el personal sanitario que no quiere pervertir la deontología profesional mediante la participación en la práctica homicida del aborto.

El proyecto de ley subraya que «la cláusula específica de conciencia frente al aborto mencionada en el artículo L. 2212-8 del Código de Salud Pública es una señal preocupante«. y, subraya, «consagra el derecho de la profesión médica a impugnar la ley en nombre de sus convicciones personales» por lo que aunque tuvo sentido en la ley de aborto de 1975, «hoy nada justifica el mantenimiento de esta cláusula de conciencia específica».

El artículo L 2212-8 del Código de Salud Pública vigente estipula que «un médico o partera nunca está obligado a realizar una interrupción voluntaria del embarazo, pero debe informar inmediatamente a la persona interesada de su negativa y notificarle de inmediato los nombres» de los profesionales que sí acceden a acabar con la vida del nonato.

Este precepto también protege a los centros sanitarios privados que objetan en bloque a realizar abortos en sus instalaciones, siempre y cuando haya una alternativa.

Campaña publicitaria de impacto

La Marcha por la Vida de París ha optado este años por una campaña publicitaria de alto impacto que trata de interrogar a los ciudadanos sobre el discurso dominante contrario al maltrato animal y la realidad del aborto en la que se mutila, desmembra, quema y, finalmente, mata a miles de seres humanos cada año.

La campaña critica la mutilación de los caballos de carreras, la caza de las ballenas o el triturado de los pollos y, con impactantes imágenes, pregunta al espectador, si el sentimiento que producen estas realidades podría aplicarse a los bebés de edad prenatal.

 

 

 

 

 

 

 

 


Comparta este artículo.
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    3
    Compartidos
Continue Reading

Europa

Francia, la nación que glorifica a sus pederastas gracias a la masonería… o de cómo destruir el espíritu de un país

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  • 8
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    11
    Compartidos

Olivier Duhamel se ha convertido en otro miembro de la intelectualidad izquierdista francesa que enfrenta nuevas acusaciones por crímenes relacionados con la pedofilia, crímenes conocidos durante años por los miembros de la élite política y literaria francesa que prefirió guardar silencio. Duhamel, de 70 años, es un intelectual que se desempeñaba como jefe del órgano supervisor del prestigioso Instituto de Estudios Políticos de París antes de su renuncia. También es conocido por su rol como presentador de radio y comentarista popular de televisión.

Olivier Duhamel

Loading...

Las acusaciones han salido a la luz en un libro titulado “La Familia Grande” de Camille Kouchner, la hija biológica de Bernard Kouchner, quien cofundó Médicos Sin Fronteras y más tarde pasó a convertirse en un prominente ministro del Partido Socialista y activista de ONG. Camille escribió que Duhamel abusó de su hermano gemelo, renombrado en el libro como “Víctor” con el fin de proteger su identidad. El hermano también publicó una declaración en el periódico francés Le Monde en la que confirmó que lo que su hermana escribió sobre él es cierto, incluyendo las acusaciones de abuso sexual. Un fiscal anunció que Duhamel está siendo investigado por los cargos de incesto y violación expuestos en el libro.

Entonces, ¿por qué las acusaciones han tardado tanto en salir a la luz?

Según Camille Kouchner, que trabaja como abogada, su madre, Évelyne Pisier, no estaba contenta con que Camille contara su historia sobre el abuso sexual de su hermano a manos de Duhamel, que era el segundo marido de Pisier. Bernard Kouchner también conocía las acusaciones de violación, pero la familia, en parte por su amor por Duhamel, no quería que la información se hiciera pública. Camille afirma que Duhamel abusó de su hermano gemelo cuando este solo tenía 13 o 14 años. Supuestamente su madre le dijo que no había necesidad de montar un escándalo por la violación, cuando no había habido violación sino “sólo” una felación. Según la legislación francesa, el presunto abuso constituiría incesto ya que Duhamel era el padrastro de Víctor.

Dos años después de la apelación pro-pedófila de 1977, firmada por Bernard Kouchner y sus amigos izquierdistas, el periódico Libération publicó una petición a favor de otro pedófilo que había sido “encarcelado por el crimen de amor”. Lo que Libération llamó irónicamente un “crimen de amor” fue, de hecho, un caso de niñas abusadas sexualmente de edades entre 6 a 12 años. En marzo de 1979, varios miembros de la élite izquierdista francesa firmaron una petición donde se decía que “el deseo y los juegos sexuales realizados con libre consentimiento tienen un lugar en las relaciones entre niños y adultos”.

Libération publicó incluso un anuncio para un Frente de Liberación Pedófilo, constituido principalmente por sus propios lectores, y, junto con parte de la izquierda francesa, reaccionó a las severas críticas a la pedofilia por parte de la prensa conservadora comparando el destino de los pedófilos con el de los judíos durante la Segunda Guerra Mundial. Dicha retórica también se utilizó en 1981 en la principal revista semanal gay de Francia, Gai Pied, donde se comparaba a un gay que rechazase a los pedófilos con un “negro que denunciase a un judío” (sic). Desde su creación en 1979, Gai Pied defendió activamente la pedofilia contra la moralista “sociedad judeocristiana”.


Comparta este artículo.
  •  
  • 8
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    11
    Compartidos
Continue Reading

Europa

Un 57 % de los jóvenes musulmanes que viven en Francia consideran que la ley islámica tiene preferencia frente a las leyes francesas

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  • 10
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 4
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    14
    Compartidos

Los progres han potenciado este despropósito.

Hay estadísticas que dan auténtico miedo. Lo más preocupante es que la izquierda pretende esconderlas y minimizarlas y acusa a aquellos que las sacan a relucir de «racistas», «islamófobos» y otros adjetivos habituales. Pero la realidad es tozuda, y más en Francia donde el problema del islamismo golpea con más fuerza y cada cierto tiempo hay atentados, ya sean de lobos solitarios o más organizados.

Un sondeo de Ifop Opinion realizado entre jóvenes musulmanes que viven en Francia establece que un 57 % de ellos considera que la ley islámica, contraria a los más elementales derechos humanos y al modo de vida occidental, está por encima de las leyes de la República. En 4 años se ha incrementado diez puntos este porcentaje demostrando el elevado grado de radicalismo que existe en el mundo musulmán francés.

Loading...

Este porcentaje es más elevado que en el del conjunto de musulmanes, que está «solo» en el 38 %. Pese a las medidas más recientes tomadas por Macron – solo cuando ha visto que la situación se estaba descontrolado tras la decapitación de un profesor – la situación podría ya ser irreversible. Peor será en España con una clase política que difícilmente abordará el problema para que no les llamen «fachas».

 


Comparta este artículo.
  •  
  • 10
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 4
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    14
    Compartidos
Continue Reading

Radio Cadena Española

¿Quiere recibir las últimas noticias en TELEGRAM?

ALERTA NACIONAL RECOMIENDA:

ESCALPELO LITERARIO Y CINÉFILO

LOS LÍMITES DE LA MENTE

LA BANDERA ESPAÑOLA

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Translate/Traducir »