Connect with us

Asia

La nueva y violenta cultura política de Turquía

Published

on

En la imagen, Kemal Kılıçdaroğlu.
Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Por Burak Bekdil.- En la mayoría de los países civilizados, los ciudadanos acuden a las urnas el día de las elecciones —sean al Parlamento, a la presidencia o municipales—, votan, se van a casa y ven los resultados y se van a trabajar al día siguiente, algunos contentos y otros decepcionados, a vivir en paz hasta las elecciones. No en Turquía, donde cualquier competición política parece una guerra en vez de una simple contienda electoral.

Una de las razones es el dominio de la política identitaria en un país muy arraigado en la década de 1950, cuando Turquía se convirtió en un sistema multipartidista. La lucha entre “nosotros” y “ellos” se ha mantenido desde entonces. En el núcleo de la cuestión se encuentra una cultura que programa a unas masas poco educadas (en Turquía la tasa de escolaridad es de 6,5 años) para a) convertir al “otro”, y si eso no es posible, b) herir físicamente al “otro”. La profunda polarización social desde que el Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) del presidente Recep Tayyip Erdogan llegó al poder en 2002 ha crecido a unos niveles escalofriantes.

Ninguno de los incidentes que denuncian los periodistas de la oposición hoy es una coincidencia. En septiembre de 2015, por ejemplo, un enfurecido grupo de seguidores del AKP atacó la redacción de Hürriyet, el principal periódico de Turquía, en aquel momento un medio de la oposición. Destrozaron las ventanas del edificio con palos y piedras, y la muchedumbre coreó: “Alá Akbar” (Alá es grande), como si estuviesen en una guerra religiosa. De hecho, pensaban que lo estaban, porque en aquel momento, Hürriyet era un periódico laico crítico con Erdogan. Durante mucho tiempo, las fuerzas de seguridad vigilaron los incidentes con un solo cuerpo de policía. La multitud retiró la bandera del Grupo Doğan (entonces propietario de Hürriyet) y la quemó. Tras pedirlo varias veces, se mandaron refuerzos policiales. El vicepresidente AKP en Estambul y el líder de la sección juvenil del partido, Abdürrahim Boynukalın, estaban entre la multitud. Anunció en su cuenta de Twitter: “Estamos protestando contra las noticias falsas delante del Hürriyet y estamos recitando el Corán por nuestros mártires”. Era una yihad: atacar un periódico…

Un mes después, Ahmet Hakan, destacado columnista de Hurriyet y presentador de CNN Turquía, estaba delante de su casa. Cuatro hombres en un coche negro lo habían seguido desde el estudio de televisión antes de ser atacado cerca de su domicilio. Hakan tuvo que ser atendido porque le habían roto la nariz y algunas costillas. Sólo un mes después de estos incidentes, Erdogan había acusado al propietario de Hürriyet de “amar los golpes de Estado” y tachó a sus periodistas de “charlatanes”.

En octubre de 2016, el Directorio de Asuntos Religiosos de Turquía, o Diyanet, emitió una circular para la formación de “secciones juveniles” que se asociarían a las decenas de miles de mezquitas del país. Al principio, esas secciones juveniles se formaban en 1.500 mezquitas. Pero, con el nuevo plan, 20.000 tendrían secciones juveniles para 2021, y al final 45.000, en lo que parece ser una “milicia de mezquitas”.

Después está el curioso caso de Alperen Hearths, una organización apasionadamente pro Erdogan que aúna el racismo panturquista con el islamismo, el neootomanismo y el antisemitismo. En 2016, Alperen amenazó con violencia contra el desfile del orgullo gay de Estambul. El líder de Alperen en Estambul, Kürşat Mican, dijo:

“No se va a consentir que los degenerados lleven a cabo sus fantasías en esta tierra […]. No somos responsables de lo que suceda a partir de ahora […]. No queremos que la gente vaya por ahí medio desnuda con botellas de alcohol en la mano en esta ciudad sagrada regada por la sangre de nuestros antepasados”.

La oficina del gobernador de Estambul prohibió después el desfile.

En otra ocasión, en 2016, varios miembros de Alperen protestaron delante de una de las sinagogas más importantes de Estambul para condenar las medias de seguridad de Israel tras un atentado mortal en el Monte del Templo que dejó dos policías israelíes muertos. “Si impedís nuestra libertad de rezar allí [en la mezquita Al Aqsa de Jerusalén], entonces os impediremos a vosotros la libertad de rezar aquí [en la sinagoga Neve Shalom de Estambul]”, decía un comunicado de Alperen. “Nuestros hermanos [palestinos] no pueden rezar allí. Poner detectores de metales es hostigar a nuestros hermanos”. Algunos jóvenes de Alperen dieron patadas a las puertas de la sinagoga y otros tiraron piedras al edificio.
Los últimos tiempos no han sido más pacíficos. El 31 de marzo, cuando los turcos fueron a las urnas para elegir a sus alcaldes, la violencia de un solo día se cobró seis vidas y dejó 15 heridos por palos, cuchillos, bates y armas de fuego. Unos días después aumentó el número de muertos.

En una muestra de violencia de lo más espectacular, los admiradores de Recep Tayyip Erdogan, presidente de Turquía, casi lincharon en abril a Kemal Kılıçdaroğlu, el líder del principal partido de la oposición, el Partido Republicano del Pueblo (CHP). En abril, Kılıçdaroğlu fue a una pequeña localidad de las afueras de Ankara para asistir al funeral de un soldado que murió en combate durante un enfrentamiento con milicianos kurdos separatistas. Durante el funeral, fue atacado por una muchedumbre nacionalista y tuvieron que llevarlo a una casa cercana para protegerlo. En un vídeo del incidente que circuló en las redes sociales, se veía a una turba empujando y dando puñetazos a Kılıçdaroğlu cuando se abría paso entre la multitud. Después de que se lo hubieran llevado a un lugar seguro, la tuba lo rodeó y gritó: “¡Quememos la casa!” El hombre que le dio el puñetazo al líder de la oposición resultó ser un miembro oficial del AKP.

El atacante, Osman Sarıgün, estuvo brevemente detenido y fue puesto en libertad de inmediato. Al día siguiente, era un héroe. Los seguidores de Erdogan fueron en masa a su granja para besarle las manos a la manera siciliana, baccio la mano, para presentarle sus mayores respetos por atacar físicamente a un líder de la oposición.

Al parecer, cada caso de violencia política impune cometido en nombre de la ideología estatal predominante (el islamismo) y su sacrosanto líder (Erdogan) anima al siguiente. En mayo, un periodista crítico con el Gobierno de Erdogan y sus aliados nacionalistas fue hospitalizado tras ser atacado delante de su casa. El periódico Yeniçağ dijo que cinco o seis personas dieron una paliza al columnista Yavuz Selim Demirağ con bates de béisbol después de salir en un programa de televisión. Los atacantes huyeron del lugar en un vehículo.

Todo le iba milagrosamente bien a Göknur Damat, una especialista en belleza de 34 años a la que le había sido diagnosticado un cáncer de mama. En 2017, salió en un programa de televisión y, sollozando, le contó al público que los médicos le habían dicho que no iba a vivir más de seis meses. Se ganó la simpatía de Erdogan (y otras personas) y la invitaron a conocer al presidente, que desde entonces la llamó su “hija adoptada”. Ahora es la niña mimada de todos los seguidores del AKP. Su negocio prosperó y, aún mejor, ganó milagrosamente su batalla contra el cáncer. Sin embargo, hace poco cometió un error.

Donó 20 liras (unos 3,5 dólares) a la campaña electoral del candidato de la oposición que se presentaba a la alcaldía de Estambul. Y lo que es peor: de algún modo la opinión pública se enteró de su donativo, y miles de seguidores de Erdogan preguntaron: “¿Cómo es que la hija adoptiva de nuestro presidente ha donado a la campaña de la oposición?”. Hace poco, al salir de su casa, un desconocido se le acercó y le preguntó: “¿Conque eres tan valiente?” y la apuñaló en la pierna. El atacante, como la mayoría de los demás, sigue sin ser localizado.

Turquía nunca fue Dinamarca o Noruega en madurez política, tolerancia y cultura, pero se está acercando peligrosamente a uno de sus vecinos del sur o del este.

Fuente: Gatestone Institute


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Advertisement
Deje aquí su propio comentario

Asia

El nuevo líder de Daesh se “estrena” con el asesinato de un sacerdote católico en Siria

Published

on

El sacerdote sirio asesinado, Joseph Bedoyan - Twitter
Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

El Papa Francisco expresó hoy su pésame a la comunidad armenio-católica de Siria, después de que el grupo terrorista Estado Islámico (EI, Daesh por su siglas en árabe) asesinara el lunes al sacerdote Joseph Bedoyan y a su padre. “Deseo manifestar mi cercanía a la comunidad armenio-católica de Kamichlié, en Siria, reunida para las exequias de su párroco, el sacerdote Joseph Bedoyan, asesinado ayer junto a su padre. Rezo por ellos, por sus familiares y por todos los cristianos de Siria”, publicó el pontífice en su perfil de la red social Twitter.

Daesh asesinó ayer a ese párroco de la iglesia armenia-católica y a su padre en la ciudad de Qamishli, en el noreste de Siria, en el primer atentado contra un religioso cristiano desde que Abu Ibrahim Al Qurashi asumió el liderazgo del grupo radical el pasado 31 de octubre, cuatro días después de la muerte de Abu Bakr al Bagdadi durante una operación de Estados Unidos en el noroeste sirio.

Pese a que Daesh aseguró que se trataba de dos sacerdotes, fuentes locales indicaron que los fallecidos son un sacerdote y su padre.

Las milicias kurdosirias de las Fuerzas de Siria Democrática (FSD) acabaron con el último reducto del califato en Siria a finales de marzo, pero el grupo radical mantiene numerosas células activas en la región y los atentados son habituales en esa zona del este del país.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Asia

Turquía: los derechos de las mujeres, sistemáticamente violentados

Published

on

Policías antidisturbios actúan para dispersar a las participantes –en su mayoría mujeres– en la "17ª Marcha Nocturna Feminista, el 8 de marzo de 2019, en Estambul.
Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Por Uzay Bulut.- El Día Internacional de la Mujer arrancó en Estambul con el asesinato de una mujer a manos de su novio. Unas horas más tarde, miles de manifestantes, en su mayoría mujeres, participaron en la 17ª Marcha Nocturna Feminista, en la que fueron atacadas con espray de pimienta por los antidisturbios, que intentaron disolver la manifestación anual del 8 de Marzo, que se viene celebrando en el país desde 2003. Este año, sin embargo, la Policía turca la declaró “no autorizada”, y cerró todas las calles que conducían a la avenida donde iba a tener lugar. Hubo choques entre la Policía y las mujeres que lograron sortear las barricadas.

Lo anterior funge de indicio de cómo se violan habitualmente los derechos de las mujeres en Turquía. Y no sólo es cosa del Gobierno; también, a menudo, de sus propios familiares.

Sólo el año pasado, 440 mujeres fueron asesinadas por hombres, y al menos el 60% de esos asesinatos fueron cometidos por maridos, novios, exmaridos, exnovios, familiares cercanos u otros parientes, según un informe de la We Will Stop Femicide Platform [Plataforma Detendremos el Femicidio]. Los asesinos del 37% de esas mujeres no han sido identificados.

Por otro lado tenemos un informe redactado por Sezgin Tanrıkulu – representante de la principal formación opositora, el Partido Popular Republicano (CHP)– y que incluye datos como los que siguen:

15.034 mujeres han sido asesinadas desde que la formación del presidente Recep Tayyip Erdogan, el Partido para la Justicia y el Desarrollo (AKP), llegó al poder, en 2002.

  • En 2002 fueron asesinadas 66 mujeres; en 2018, 440.

  • Turquía se sitúa en el puesto 131 (de 144) en participación de las mujeres en el mercado laboral y en la política.

  • La participación en el mercado laboral de las mujeres con edades comprendidas entre los 15 y los 64 años es del 34,6%. La de los hombres en la misma franja, del 73,4%.

  • Ha habido un aumento los asesinatos de mujeres en el trabajo o de camino al trabajo.

Según el informe del Banco Mundial Las mujeres, los negocios y la ley: una década de reformas (2019), Turquía es el 85º país (de 187 evaluados) en lo relativo a los derechos económicos de las mujeres.

El referido documento analiza cómo se han visto afectadas las perspectivas de las mujeres en lo tocante al empleo y el emprendimiento en los últimos diez años a causa de la discriminación de género. Turquía obtuvo una calificación de 79,38 sobre 100, y recibió una puntuación especialmente baja en lo relativo a la igualdad salarial y de jubilación. La lista la cerró Arabia Saudí, con 25,6 puntos.

Según el Informe sobre la mujer en el trabajo, realizado por la Confederación de Obreros Revolucionarios turca (DISK) y basado en datos del Instituto de Estadística de Turquía (TUIK), la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el Ministerio de Trabajo turco (CSGB) y la Agencia de Empleo turca (Iskur), la participación de las mujeres en el mercado laboral fue del 28,9% en 2017, mientras que la de los hombres fue del 65,1%.

En un documento reciente del Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ) se afirma:

“Dado que es el principal encarcelador de periodistas del mundo, no sorprende que Turquía sea el país que más mujeres periodistas tiene entre rejas. Catorce de los 68 periodistas encarcelados allí son mujeres; la mayoría han sido acusados de actuar contra el Estado”.

Por si todo lo anterior no fuese suficiente, el Gobierno turco ha presentado al Parlamento del país un proyecto de ley de “contrición” que, si se aprueba, permitirá a los hombres que se casen con menores de edad “retrasar el castigo o aplazarlo hasta el anuncio de un veredicto”.

El artículo 103 del Código Penal turco establece lo siguiente:

“Cualquier persona que abuse sexualmente de un menor será sentenciada a entre tres y seis años de cárcel. El abuso sexual [incluye] los intentos sexuales contra menores de quince años o contra los que hayan alcanzado los quince años pero carezcan de la capacidad de entender las consecuencias legales de dicho actos”.

El nuevo proyecto de ley, cuya votación está prevista para antes de las elecciones municipales del próximo día 31, pretende rebajar la edad en que las relaciones sexuales con un menor (bajo el manto del matrimonio) son consideradas un delito de los 15 años a los 12. Si se aprueba, perdonará los delitos cometidos en matrimonios infantiles por aproximadamente 10.000 hombres que están actualmente en la cárcel con sentencias relacionadas con abusos de menores.

El Gobierno de Erdogan presentó un proyecto de ley similar en 2016, pero fue retirado a consecuencia de la reacción negativa de las organizaciones de defensa de los derechos de las mujeres y la opinión pública.

El actual intento también ha causado indignación. La Plataforma de Mujeres 103 del TCK [Código Penal turco], que engloba a 157 organizaciones de mujeres y LGTB, lanzó un comunicado en enero donde pedía que el Ejecutivo retirara la moción. En él se decía:

“Esa amnistía blanquearía (…) y fomentaría (…) los ‘matrimonios’ ilegales con menores (…) También desalentaría a las víctimas a apelar a los mecanismos legales y reintroduciría en la legalidad el concepto de ‘matrimonio con los violadores'”.

El 10 de marzo, dos días después de que la Policía disolviera la marcha de las mujeres en Estambul, Erdogan –que ya dijo que las mujeres no son iguales a los hombres– acusó a las participantes de faltar el respeto al islam. No sorprende, ya que las escrituras islámicas enseñan que los hombres son responsables de las mujeres y que las mujeres tienen menos valor que los hombres a la hora de heredar o de testificar ante un tribunal, por ejemplo.

La teología islámica también condona la violencia contra las mujeres, los matrimonios con menores, la esclavitud sexual y la poligamia, mientras que niega a las mujeres el derecho a tomar incluso las decisiones más básicas sobre sus propias vidas, como las relativas al divorcio o la vestimenta.

Cuando esas actitudes son sostenidas y promovidas por un Gobierno islamista autoritario como el de Erdogan, el resultado es menos igualdad de género y más maltrato a las mujeres.

Sin embargo, Turquía organizó una conferencia en Nueva York el pasado día 13, en el marco de la 63ª Sesión del Comité de la ONU sobre la Situación de las Mujeres, titulada El papel de las políticas favorables a las mujeres en el empoderamiento de las nuevas generaciones. Allí, la ministra turca de Trabajo, Servicios Sociales y Familia, Zehra Zümrüt Selçuk, presumió de los esfuerzos de su país por reforzar la igualdad entre hombres y mujeres, que dijo que incluían reformas legales y una política de “tolerancia cero hacia la violencia contra las mujeres”.

Selçuk presentó después el Documento Estratégico y Plan de Acción para el Empoderamiento de las Mujeres de su Gobierno.

El hecho de que esta conferencia tuviera lugar sólo cinco días después de que en Estambul se impidiera a las mujeres participar en el Día Internacional de la Mujer y sólo dos semanas antes de que el Parlamento turco tenga previsto votar sobre una ley que beneficia a los hombres que se casan con niñas provee más pruebas de cómo el régimen de Erdogan no dice la verdad al mundo occidental sobre las clamorosas violaciones de derechos que se perpetran en Turquía.

(Gatestone Institute)


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Asia

(VIDEO REAL) Apuñalados varios turistas en unas ruinas romanas de Jordania

Published

on

Uno de los heridos durante el apuñalamiento en Jordania - Agencia Shehab
Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Cuatro turistas, su guía y un guardia de seguridad han sido apuñalados esta mañana en las ruinas romanas de Jerash, en Jordania, según informan varios medios locales. Tres de las víctimas son de nacionalidad española, y la cuarta, suiza, señala AFP.

 

Un detenido

La Policía jordana ha detenido al responsable de este apuñalamiento múltiple que golpea en uno de los lugares más visitados del país junto a la ciudad nabatea de Petra y el desierto de Wadi Rum. El Departamento de Seguridad Pública ha emitido un comunicado en el que ha confirmado el ataque. Los heridos han sido trasladados a un hospital cercano en el que han recibido la visita del ministro de Salud, Saad Jaber, tal y como recoge el diario «Al Rai». El Departamento de Seguridad Pública no ofrece información sobre el estado de salud de las víctimas.

Según este comunicado, el agresor se ha lanzado con un cuchillo contra los visitantes y su guía y después se ha enfrentado a un agente de seguridad, que finalmente ha conseguido reducirle y arrestarle. Las autoridades jordanas han anunciado la apertura de una investigación para analizar este ataque.

La agencia palestina Shehab ha difundido imágenes del suceso, donde se ve a las víctimas, heridas.

Lugar turístico

Jerash es una de las ciudades romanas mejor conservadas de Oriente Medio y se encuentra 5o kilómetros al norte de Amán. El país recibió 3,6 millones de turistas en los primeros nueve meses de 2018 y el 25 por ciento de los turistas extranjeros llegan desde Europa, según los datos del Ministerio de Turismo y Antigüedades. Dentro de una región marcada por la inestabilidad, Jordania se mantiene como un oasis de seguridad al que siguen llegando viajeros de todo el mundo.

El último gran ataque contra el sector del turismo en Jordania se produjo en 2016 cuando el grupo yihadista Estado Islámico (EI) golpeó en Karak. Entoncse, 12 personas perdieron la vida, entre ellas 7 policías y una turista canadiense. Nueve años antes fue Al Qaeda la que llevó a cabo una serie de atentados coordinados contra hoteles de Amán en los que fallecieron 67 personas y hubo 300 heridos.

Apuñalamientos Jordania


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading
Advertisement Enter ad here
Advertisement
Advertisement
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
ArabicBulgarianChinese (Simplified)DanishEnglishFinnishFrenchGermanGreekItalianNorwegianPortugueseRomanianRussianSpanishTurkish
A %d blogueros les gusta esto: