La ONU y Reino Unido tratan a los cristianos perseguidos como 'enemigos' - ALERTA NACIONAL
Connect with us

Internacional

La ONU y Reino Unido tratan a los cristianos perseguidos como ‘enemigos’

Published

on

Cuando tres arzobispos cristianos de Siria fueron invitados en 2016 a acudir a la consagración de la primera catedral siríaca ortodoxa de Reino Unido (un acto al que asistió el príncipe Carlos), el Departamento de Interior británico no sólo les negó la entrada, sino que además se burló de ellos diciéndoles que no había "sitio en la posada".
Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Loading...

Por Raymond Ibrahim.- Cuando tres arzobispos cristianos de Siria fueron invitados en 2016 a acudir a la consagración de la primera catedral siríaca ortodoxa de Reino Unido (un acto al que asistió el príncipe Carlos), el Departamento de Interior británico no sólo les negó la entrada, sino que además se burló de ellos diciéndoles que no había “sitio en la posada”. (Fuente de la imagen: John Salmon/Wikimedia Commons CC BY-SA 2.0)

La Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados parece estar empeñada en impedir que los cristianos perseguidos reciban ninguna ayuda. Según un reciente reportaje de CBN News:

Los funcionarios de la ONU musulmanes en Jordania han impedido que los refugiados sirios cristianos (…) reciban ayuda de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados, el ACNUR.

Uno de los refugiados, Hasán, sirio convertido al cristianismo, nos dijo en una llamada telefónica que los funcionarios de campo musulmanes de la ONU “sabían que éramos musulmanes y que nos convertimos en cristianos y nos sometieron a persecuciones y burlas. No nos dejaron entrar en la oficina. Ignoraron nuestra petición”.

Hasán y su familia están ahora escondidos, por temor a que los detenga la policía jordana, o incluso que los maten. Convertirse al cristianismo es un delito grave en Jordania.

Según Timothy, musulmán jordano convertido al cristianismo: “De todos los funcionarios de Naciones Unidas [aparentemente en Jordania], la mayoría, el 99%, son musulmanes, y nos trataban como enemigos”.

Refiriéndose a este problema, Paul Diamond, abogado británico especializado en derechos humanos, explicó hace poco:

“Se da esta situación absurda en la que se establece un sistema de ayuda para los refugiados sirios, y las personas que más lo necesitan, los cristianos, que han sufrido un genocidio, ni siquiera pueden entrar en los campamentos de la ONU para conseguir comida. Si entras y dices que eres cristiano o converso, los guardias de la ONU musulmanes te impiden entrar y se ríen y se burlan de ti, e incluso te amenazan. Los funcionarios musulmanes suníes han bloqueado el camino. Se han reído de ellos, los han amenazado y les han dicho: “No deberías haberte convertido. Eres un idiota por convertirte. Esto es lo que hay”, vienen a decirles”.

El siguiente obstáculo al que se enfrentan aquellos cristianos que consiguen pasar por los campos de refugiados de la ONU son los centros de inmigración de los propios países occidentales. La discriminación es al parecer tan evidente en Reino Unido que Lord George Carey está demandando al Departamento de Interior de Reino Unido por, supuestamente, “parcialidad institucional” contra los refugiados cristianos y, por lo tanto, complicidad en lo que llama “la crucifixión constante de los cristianos de Oriente Medio”.

No es ni mucho menos el único que hace esas acusaciones. Un informe independiente dijo que, cuando se trata de ofrecer asilo, Reino Unido “parece discriminar a favor de los musulmanes”, en lugar de los cristianos. Las estadísticas parecen confirmar esta acusación: “De 4.850 refugiados sirios aceptados por el Departamento de Interior para su reasentamiento en 2017, sólo 11 eran cristianos, lo que representa el 0,2% de todos los refugiados sirios aceptados por Reino Unido”.

Debido a tales cifras, Lord David Alton, de Liverpool, miembro vitalicio en la Cámara de los Lores, escribió al secretario de Interior, Sayid Yavid, que después se dirigió al Departamento de Interior:

“Está generalmente aceptado que los cristianos, que constituían en torno al 10% de la población de Siria antes de la guerra, fueron un objetivo específico de los rebeldes yihadistas y siguen estando en riesgo (…). Como demuestran sobradamente las estadísticas del año pasado, esto [la desproporción entre los refugiados musulmanes y los cristianos aceptados] no es una anomalía estadística. Muestra un patrón de discriminación que el Gobierno tiene el deber legal de abordar tomando medidas concretas”.

Esos desequilibrios parecen aún más extraños cuando uno se da cuenta de que el Estado Islámico, que precipitó la crisis de los refugiados, es en sí misma una organización suní que sólo ataca a los no suníes —principalmente cristianos, yazidíes y chiíes—, grupos minoritarios que, según ha reconocido EEUU, han experimentado un “genocidio”.

Dos de los casos individuales más extraños de parcialidad anticristiana se reportaron este año, cuando Reino Unido, para negar el asilo a cristianos perseguidos, citó extrañamente la Biblia y el islam. Un hombre y una mujer, ambos cristianos, eran antiguos musulmanes que, por separado, solicitaron asilo desde la República Islámica de Irán, el noveno país que más persigue a los cristianos, en particular a los antiguos musulmanes.

El Departamento de Interior de Reino Unido, en su carta de denegación, le dijo al hombre iraní que varios pasajes bíblicos eran “incongruentes” con su afirmación de haberse convertido al cristianismo tras haber descubierto que era una fe “pacífica”. La carta citaba extractos bíblicos —del Éxodo, el Levítico y san Mateo— como supuesta prueba de que la Biblia es violenta; dijo que la Revelación estaba “llena de imágenes de venganza, destrucción, muerte y violencia”. La carta de denegación concluía:

“Estos ejemplos son incongruentes con su afirmación de que se ha convertido al cristianismo tras descubrir que es una religión “pacífica”, a diferencia del islam, que contiene violencia, rabia y venganza”.

En el segundo caso, a una iraní, solicitante de asilo, se le informó sarcásticamente en su carta de denegación:

“Usted afirmó en su registro de entrevistas de asilo que Jesús es su salvador, pero después afirmó que Él no podría salvarla del régimen iraní. Por lo tanto, se considera que usted no está convencida de su fe y que su creencia en Jesús no es sincera”.

Al hablar de sus experiencias, la mujer rechazada dijo:

“Cuando estaba en Irán me convertí al cristianismo y la situación cambió cuando el Gobierno me estaba buscando y tuve que huir de Irán (…) en mi país, si alguien se convierte al cristianismo, se le castiga con la muerte o la ejecución”.

Respecto al proceso de asilo, la mujer dijo que siempre que le respondía a su entrevistador del Departamento de Interior, “o se reía entre dientes o quizá se burlaba cuando me hablaba. Por ejemplo, me preguntó por qué Jesús no me ayudó frente al régimen o las autoridades iraníes”.

Asimismo, cuando la hermana Ban Madleen, una monja cristiana que fue expulsada de Irak por el Estado Islámico, quiso visitar a su hermana enferma en Reino Unido, le denegaron el visado dos veces. También se le ha negado el visado a otros miembros de la Iglesia, entre ellos una monja con un doctorado en teología bíblica por la Universidad de Oxford; otra monja a la que se le negó por no tener una cuenta bancaria personal; y a un sacerdote católico se le negó por no estar casado.

En otro caso, el Departamento de Interior de Gran Bretaña no sólo negó la entrada a tres líderes cristianos —arzobispos célebres por su heroica ayuda a los cristianos perseguidos en Siria e Irak, a los que habían invitado a acudir a la consagración de la primera catedral ortodoxa siríaca, un acto al que asistió el príncipe Carlos—, sino que también les dijeron, burlándose, que “no había sitio en la posada”.

Cuando se tiene en cuenta que a las minorías cristianas perseguidas —incluidos sacerdotes y monjas— se les deniegan los visados, uno puede sacar la conclusión de que el Departamento de Interior británico es sumamente estricto en lo que concierne a sus requisitos de asilo. Sin embargo, esta idea se disipa rápidamente cuando uno ve que el Departamento de Interior suele conceder visados y estatus de refugiados a musulmanes extremistas, por no hablar de que aún no sabemos de solicitantes de asilo musulmanes a los que se les haya negado el visado porque el Corán es demasiado violento, o porque no tienen suficiente fe en Mahoma.

Por ejemplo, a pesar de no llevar documentos encima —y a pesar de que le dijera al Departamento de Interior que “había sido entrenado como soldado del ISIS”—, a Ahmed Hasán se le concedió el asilo dos años antes de que lanzara un ataque terrorista en una estación de tren de Londres que dejó 30 heridos en septiembre de 2017. El Departamento de Interior también permitió a un clérigo musulmán entrar en Londres y dar una conferencia, a pesar de que defiende que se decapite, queme y/o tire por los barrancos a los homosexuales. Según otra información, “las adolescentes británicos son obligadas a casarse en el extranjero y violadas y embarazadas mientras que el Departamento de Interior ‘hace la vista gorda’ entregándoles visados a sus maridos [en su mayoría musulmanes].

El caso de Asia Bibi —cristiana esposa y madre de cinco hijos que pasó la última década de su vida en el corredor de la muerte en Pakistán por desafiar la autoridad de Mahoma— es el que más luz arroja sobre la situación de la inmigración en Reino Unido. Después de ser finalmente absuelta en noviembre de 2018, los musulmanes causaron disturbios en todo Pakistán; en una manifestación, más de 11.000 musulmanes exigieron su inmediato ahorcamiento público.

Como los paquistaníes representan la mayoría de la importante población musulmana de Reino Unido —el propio Sayid Yavid, entonces jefe del Departamento de Interior, es paquistaní—, cuando se enteraron de que Reino Unido podría ofrecerle asilo a Bibi, también provocaron agitación. En consecuencia, la entonces primera ministra, Theresa May, bloqueó personalmente la solicitud de asilo de Bibi, “a pesar de que Reino Unido es la anfitriona de secuestradores, extremistas y violadores”, por citar un titular. Es decir, que Gran Bretaña estaba permitiendo abiertamente que “una turba pakistaní dictara la política de asilo”, informó The Guardian, “después de que se confirmara que instó al Departamento de Interior de que no le concediera asilo político a Asia Bibi en Reino Unido”.

Sin embargo, al mismo tiempo, el Departamento de Interior le permitió a un clérigo paquistaní, que celebró el asesinato de un político porque había defendido a Asia Bibi —un clérigo considerado tan extremista que ha sido vetado en su Pakistán natal—, entrara en Reino Unido y diera sermones en mezquitas.

Hablando de cómo “[el Departamento de Interior] concedió visados en julio [de 2016] a dos líderes islámicos paquistaníes que habían pedido el asesinato de cristianos acusados de blasfemia”, Martin Parsons, activista en defensa de los derechos humanos, expresó su frustración: “Es increíble que a estos cristianos perseguidos, que provienen de la cuna del cristianismo, se les diga que no hay sitio en la posada, cuando Reino Unido está dándole la bienvenida a islamistas que persiguen a cristianos”.

En resumen, la influencia musulmana contra los cristianos no sólo opera en los campo de refugiados de la ONU, como indican las pruebas recientes, sino en las políticas sobre inmigración de Reino Unido, también: los “infieles” cristianos no deben molestarse en solicitar asilo, pero los musulmanes radicales son recibidos con los brazos abiertos.

(Gatestone)


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Advertisement
Loading...
Deje aquí su propio comentario

Europa

Estos son los clanes criminales de Oriente Medio en Alemania

Published

on

En la imagen: Mahmud Al Zein, jefe del clan kurdo-libanés Al Zein, asiste al funeral de un socio criminal asesinado el 13 de septiembre de 2018 en Berlín.
Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Loading...

Por Judith Bergman.- En un documental emitido recientemente en el canal alemán ARD, sobre las bandas familiares criminales de Oriente Medio en Alemania —o clanes, como las llaman en Alemania— el jefe de la Agencia Federal de la Policía Criminal (BKA), Holger Münch, dijo: “En aproximadamente un tercio de los procesos, había inmigrantes entre los sospechosos, y eso significa que tenemos que vigilar muy de cerca este fenómeno”.

Münch parece haberse referido al hecho de que los inmigrantes que llegaron a Alemania desde Siria, Irak y otros países durante la crisis migratoria de 2015-2016 están empezando ahora a competir con las bandas familiares criminales que llevan establecidas mucho tiempo en Alemania, cuyos fundadores originales llegaron al país desde el Líbano a finales de los setenta, durante la guerra civil libanesa.

Las autoridades alemanas temen que esta competencia pueda conducir a más violencia aún: algunos de los recién llegados tienen “experiencia en combate” al haber vivido en zonas de guerra, como dijo Frank Richter, jefe de la policía en la ciudad de Essen, a ARD. “Por supuesto, esta sería una situación muy, muy diferente de la que tenemos en este momento”, añadió.

Los clanes familiares criminales de Oriente Medio ya son un gran problema en Alemania. Las más conocidas tienen principalmente su base en Berlín, Bremen, Renania del Norte-Westfalia y la Baja Sajonia, y se llaman Abu-Chaker, Al Zein, Remo y Miri. Varias familias también son conocidas como clanes de la mafia libanesa. Su actividad criminal comprende el robo, la extorsión económica, el tráfico de drogas y la prostitución.

En mayo, un estudio presentado por el ministro del Interior del estado de Renania del Norte-Westfalia, Herbert Reul, reveló que 104 clanes criminales estaban activos allí. Se cree que algunos de los 6.500 sospechosos de tener vínculos con los clanes fueron los autores de 14.225 delitos entre 2016 y 2018. Entre ellos, dos asesinatos y 24 intentos de asesinato, además de daños corporales, robos y chantajes, dijo la policía. Se dice que sólo diez clanes han cometido un tercio de los delitos. Según Reul:

“Durante años, se han ignorado deliberadamente las denuncias de los ciudadanos y los círculos policiales sobre este problema. Fuese una corrección política mal entendida, o porque se consideró que es imposible que pasen cosas que se supone que no deben pasar, esto se ha acabado por fin. No estamos bajo el imperio de los clanes, sino del imperio de la ley”.

Según la policía, el mayor número de sospechosos de tener vínculos con clanes eran ciudadanos alemanes (36%), seguidos por los libaneses (31%), los turcos (15%) y los sirios (13%).

Según lo informado por el analista estratégico Soeren Kern, incluso en diciembre de 2015, el entonces ministro del Interior de Renania del Norte-Westfalia, Ralf Jäger, rechazó un estudio para determinar el alcance de los clanes criminales en el estado porque era políticamente incorrecto:

“La recopilación de datos adicional no está permitida por la ley. Se debe evitar, tanto interna como externamente, cualquier clasificación que se pueda utilizar para despreciar a los seres humanos. En este respecto, el uso del término “clan familiar” (Familienclan) está prohibido desde el punto de vista policial”.

Asimismo, el jefe de la Agencia Federal de la Policía Criminal, Holger Münch, le dijo a la cadena ARD que “no se debería permitir que esas cosas pasen durante años y años, esa es, yo creo, la mayor lección que tenemos que aprender de los acontecimientos de los últimos 30 años”.

Según Deutsche Welle: “Durante décadas, la policía hizo la vista gorda a las familias criminales ampliadas, en parte para evitar ser acusada de discriminación racial. Esto ha hecho que el problema actual sea aún más difícil, ya que las estructuras de los clanes se han solidificado, se han formado sociedades paralelas y el enemigo ha crecido”.

Ralph Ghadban, politólogo libanés-alemán y destacado experto en clanes en Alemania, ha estimado que:

“Hay ahora medio millón de personas en toda Alemania que forman parte de un clan, aunque no sean todas delincuentes. Están representadas muchas nacionalidades. Hay clanes libaneses, turcos, kurdos, albaneses, kosovares e incluso familias extensas chechenas que dirigen negocios ilegales”.

“Los clanes se comportan en sus entornos alemanes como si fueran tribus en el desierto. Todo lo que está fuera del clan es territorio enemigo y susceptible de saqueo”, dijo Ghadban a The German Times en octubre.

Los clanes familiares no son el único tipo de bandas organizadas de Oriente Medio que actúan en Alemania. También hay bandas de moteros, un área que antes estuviera dominada por bandas más “tradicionales” como los Ángeles del Infierno.

Según Sebastian Fiedler, jefe de la Asociación de Investigadores Criminales de Alemania:

“Los delitos cometidos por los Ángeles del Infierno siguen siendo un problema (…) Diría que estas organizaciones más antiguas son hoy más parecidas a negocios ilícitos. (…) Lo que es distinto hoy es que las bandas de moteros es que suelen tener miembros de distintos orígenes étnicos, y algunas tienen lazos con organizaciones extremistas, o a veces siguen una agenda extranjera. En resumen, las bandas de moteros se han vuelto mucho más heterogéneas”.

Fiedler añadió que algunas bandas también tienen vínculos en el extranjero:

Se sabe que la banda Osmanen Germania ha recibido ayuda económica del partido en el Gobierno de Turquía, Justicia y Desarrollo (AKP). Las bandas han funcionado básicamente como el brazo armado de [el presidente turco Recep Tayyip] Erdogan en Alemania. Muchas bandas de moteros que aparecen hoy en los titulares son parecidas. La mayoría ya no está interesada en controlar los mercados ilícitos, sino que ahora tienen objetivos mayores. Éstos siempre tienen una dimensión económica.

La policía alemana está intentando acabar con el problema con una política de tolerancia cero, pero la pregunta es si ese enfoque es suficiente. Según Ralph Ghadban:

“Una política que al fin reconoce el problema del crimen de clanes, una fuerza policial que lleva a cabo continuas redadas y un poder judicial que utiliza todos los medios legales sigue sin ser, todo junto, suficiente. Alrededor de un tercio de los miembros de los clanes quiere llevar una vida normal. Se sienten atrapados en sus clanes”.

Por lo tanto, la mano dura debe estar respaldada por programas para las personas que quieran salir de los clanes. El distrito de Neukölln de Berlín está organizando dicho programa. Según Martin Hikel, alcalde del distrito de Neukölln:

En el núcleo de estas estructuras patriarcales hay personas que no quieren acabar en matrimonios forzosos, personas que no quieren vivir en un estado de rivalidad permanente, o incluso de guerra, con otro clan, o estar escondiéndose constantemente de la policía. Pero estas personas necesitan ayuda. Estamos organizando un programa para ayudarlas a dar la espalda a este estilo de vida y empezar una nueva en otra parte.

El secretario de Interior de Berlín, Andreas Geisel, dijo hace poco que el crimen de bandas en la ciudad está controlado por “unas 20 familias influyentes, de las cuales siete u ocho tienen una actividad criminal altísima”. Según The German Times:

Hay calles en Neukölln, Kreuzberg y Gesundbrunnen [distritos de Berlín] donde la policía sólo se atreverá a poner un pie con un escuadrón. Incluso durante los actos de rutina como citar al miembro de un clan por aparcar en un carril bici, los policías se ven a menudo rodeados y amenazados por los familiares y socios. “Los miembros de los clanes destacan por su forma de actuar en su territorio”, dice un portavoz de la policía. “Su mensaje es: ¡Largo! ¡Esta es nuestra calle!”.

Neukölln es uno de los distritos de Berlín con más problemas, incluido el abuso del sistema de ayudas sociales por parte de los clanes. Según Falko Liecke, vicealcalde de Neukölln y concejal del distrito de Juventud y Sanidad, los clanes “ven las prestaciones por desempleo como una fuente de ingresos para complementar todas dus demás fuentes”.

No se sienten incómodos con el sistema de ayudas sociales. Al fin y al cabo, no tienen que depender de él para sobrevivir. No les interesan las leyes. Intentan sólo obtener ganancias de lo que el Estado y la sociedad les pueden ofrecer.

Según Liecke, estos clanes ven el Estado como “un objeto de ridículo, un objetivo para la explotación”.

Según Geisel, combatir el crimen de clanes llevará “décadas”: “Es una maratón, no un esprint”, dijo.

(Gatestone)


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Europa

Crecimiento inquietante de la violencia en una Francia en estado de crisis y angustia social

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Loading...

Crecimiento inquietante de la violencia y la delincuencia, en una Francia en estado de crisis y angustia social: incremento llamativo de los crímenes sexuales, los homicidios, los robos, las degradaciones callejeras y racistas, los enfrentamientos violentos entre manifestantes y fuerzas del orden, fuerzas del orden y bandas suburbanas.

Según las estadísticas oficiales…

-Las violencias sexuales crecieron en un 12% durante 2019, con un récord histórico de 54.000 denuncias, en toda Francia (67 millones habitantes), entre 140 y 150 casos diarios de violencia sexual.

-Durante los últimos doce meses se consumaron en Francia 970 homicidios y tentativas de homicidios, a tiros, con cuchillos de cocina. «El peor balance de los últimos años», comenta Alain Bauer, profesor de criminología, antiguo condiscípulo y amigo íntimo de Manuel Valls.

-El año pasado, las estafas crecieron un 11% y los robos sin violencia un 3%. El «Observatorio nacional de la delincuencia» comenta: «Se trata de un incremento constante de la violencia y delincuencia de todo tipo. No solamente a las violencias ligadas al mantenimiento del orden, durante un año particularmente difícil. En los casos más sensibles, como los intentos de asesinato, se trata de un retroceso de cuarenta años».

El año 2019 estuvo marcado por un fenómeno de nuevo cuño: incremento espectacular de las acciones violentas, de carácter criminal y nihilista, en la periferia de París y otras grandes ciudades, la «banlieue» parisina, siempre al borde de los «ataques de nervios», desde la gran crisis nacional del 2005. Jean-Jacques Brot, prefecto, comenta el problema en estos términos: «En algunas ciudades, como Marsella, la violencia suburbana está muy ligada a la criminalidad. En la periferia de París estamos asistiendo a un fenómeno relativamente nuevo: bandas armadas provocan a las fuerzas del orden, con armas y cócteles “Molotov”, incrementando una violencia no solo criminal».

En ese marco, la gran crisis de la franquicia de los chalecos amarillos, entre finales del 2018 y buena parte del 2019, habituó a París y no pocas ciudades francesas al espectáculo semanal de manifestaciones incontroladas a las que se sumaban bandas nihilistas, como los «black bloc», «estructuras efímeras» del enfrentamiento violento con las fuerzas del orden.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Hispanoamérica

(VIDEO BRUTAL) Venezuela: el Infierno en la Tierra. El horror absoluto en imágenes

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Loading...

Indescriptibles. Las imágenes que nos envían desde Venezuela son, literalmente, indescriptibles. Nos vamos a limitar a transmitirles la escasísima información que acompaña al vídeo que se nos ha remitido desde allí.

Parece ser que se ha rescatado, o liberado, o de algún modo ha llegado a la libertad un preso salido de una de las cárceles secretas que Maduro tiene por toda Venezuela.

Se nos indica que a este hombre se le aplicó, entre otras, una tortura consistente en ir arrancando el pene con una cizalla a pequeños “bocados” hasta separarlo completamente del resto del cuerpo. Esto se suele llevar a cabo con horas o días de diferencia, dejando al prisionero en medio de inmensos dolores.

En este caso, los interrogatorios debieron de cesar, pero al prisionero ni se le liberó ni se le curó. Al ser examinado ya fuera de la cárcel, el estado es de sobra visible, pero nos refieren que el hombre ha perdido la razón, la capacidad de hablar y convulsiona de forma casi permanente.

Si bien las heridas no comportarían un peligro de muerte, el estado extremo de shock podría llevarlo a una parada cardiorespiratoria en cualquier momento.

No se cree que pueda recuperar la cordura ni referir los hechos ocurridos.

NOTA: Ante la excepcionalidad de las imágenes, les ROGAMOS que eviten verlas en compañía de menores o personas sensibles. No es una broma. Las imágenes superan todos los horrores posibles. Gracias. 


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading
Advertisement
Advertisement
Advertisement

Copyright © 2019 all rights reserved alertanacional.es

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
ArabicBulgarianChinese (Simplified)DanishEnglishFinnishFrenchGermanGreekItalianNorwegianPortugueseRomanianRussianSpanishTurkish
A %d blogueros les gusta esto: