La Seguridad Social está en quiebra: su deuda roza los 50.000 millones - ALERTA NACIONAL
Connect with us

Economía

La Seguridad Social está en quiebra: su deuda roza los 50.000 millones

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

El agujero de la Seguridad Social continua engordando y roza ya los 50.000 millones de euros, récord absoluto para el sistema de pensiones. En concreto, la deuda de las administraciones de la Seguridad Social se incrementó un 2,5% en julio y se sitúa en 49.944 millones de euros, mientras que en el último año registró un alza del 43%, con 15.056 millones de euros más de lastre. Este repunte de la deuda se debe a los préstamos que ha concedido el Estado a la Seguridad Social en los últimos años para garantizar el pago de las pensiones. La factura mensual de las pensiones supera actualmente los 9.600 millones de euros, pero en los meses en los que hay paga extra, ésta se duplica hasta alcanzar los 19.000 millones. El Gobierno aprobó el pasado mes de marzo la concesión de un préstamo del Estado a la Tesorería General de la Seguridad Social por importe de 13.830 millones de euros para pagar las pensiones.

Según ha certificado el Tribunal de Cuentas, la Seguridad Social se encuentra en estado de quiebra ya que ha perdido nada menos que 100.000 millones desde 2010. El dato genera entre los españoles la idea de que, cuando se jubilen, no cobrarán pensión o que ésta no será suficiente para garantizarles una calidad de vida durante su vejez. Sin embargo, las cifras de la Seguridad Social indican una mejora en la caja. De hecho, los presupuestos prorrogados de 2018 para este año en la Seguridad Social apuntan a unas transferencias de capital de 17.511 millones de euros, en línea con el agujero que la AIReF prevé para 2019, inferiores a los casi 19.000 millones de euros de déficit con los que cerró el pasado ejercicio.

El agujero proviene de que entre 2011 y 2019, los ingresos por cotizaciones sociales apenas han aumentado en 9.600 millones, un 9% más, al pasar de los 105.311 millones recaudados en 2011 a los 114.915 millones previstos para este año. Por el contrario, los gastos en operaciones corrientes se han disparado en ese mismo periodo en casi 30.000 millones (un incremento del 26,21%, al pasar de los 118.159 millones a los 148.123 millones). Los desajustes de caja acumulados año tras año en este periodo muestran que el agujero habría alcanzado los 100.000 millones de no ser cubierto por el Fondo de Reserva (casi 78.000 millones retirados de la hucha de las pensiones desde 2012) y los créditos concedidos.

¿Qué es lo que genera esta gigantesca espiral, con otros 17.000 millones de déficit previstos este año? Para empezar, que los ingresos por cotizaciones no son suficientes por la incorporación como pensionistas de los trabajadores del «baby boom» que se dio en España entre los años 50 y 70 del pasado siglo y del fuerte incremento de la esperanza de vida. Sin embargo, este cargo no representa ni la mitad del déficit de la Seguridad Social. De hecho, son los gastos ajenos al sistema de cotizaciones los responsables de casi el 70% del agujero.

Y es que la Seguridad Social debe abonar 2.354 millones en gastos de personas con cargo al sistema y no a los Presupuestos Generales del Estado. Asimismo, tiene un gasto previsto de 4.830 millones en complementos a mínimos del Régimen General y otros 2.290 millones en el Régimen de Autónomos, fuera del capítulo estrictamente contributivo, y otros 2.380 millones en pensiones no contributivas, que en realidad se deberían de llamar prestaciones no contributivas, ya que se reconocen a aquellos ciudadanos que, encontrándose en situación de necesidad, carecen de recursos suficientes aunque no hayan cotizado nunca o no alcancen el mínimo de cotización para alcanzar el derecho al cobro de una pensión contributiva. Un total de 11.854 millones que se abonan con cargo al sistema, aunque, estrictamente, nadie haya cotizado por estos conceptos, que podrían financiarse a través de los PGE, aliviando los crecientes gastos en pensiones.

(La Razón)


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Advertisement
Deje aquí su propio comentario

Economía

La base de cotización de un millón de funcionarios supera los 2.300 euros

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

¿Cuánto aportan los trabajadores a la Seguridad Social en España? ¿Cuál es el perfil de cotizante medio según lo que contribuyen al sistema de pensiones? La respuesta a esta y otras preguntas puede encontrarse en una nueva estadística del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social que analiza el detalle de las bases medias de cotización del Régimen General de asalariados en el que están inscritos más de 15 millones de trabajadores por cuenta ajena.

Esta nueva estadística no tiene en cuenta las cotizaciones de los sistemas especiales agrario y de empleados del hogar y también excluye las cotizaciones por contingencias profesionales. Se centra así en las cotizaciones por contingencias comunes, que son con las que se financian las pensiones y las prestaciones de incapacidad temporal y permanente. Asimismo estas bases son las que se usan para establecer la base reguladora que servirá para fijar la cuantía de las pensiones y resto de prestaciones.

Por tanto, determinan la base de cotización con la “remuneración total” del trabajador, para lo que tiene en cuenta “todas sus percepciones económicas, sean en dinero o en especie”. Después, hallan la base media dividiendo el importe total de las bases de cotización por contingencias comunes entre el número de cotizantes (personas físicas). Sobre estas bases medias de contingencias comunes se aplica un porcentaje del 28,3% (4,7% a cargo del trabajador y 23,60% aportado por la empresa) y la cuantía resultante es la que se aporta al sistema. Así, cuanto mayor sea la base de cotización mayor es la aportación del trabajador y mayores prestaciones devenga.

El último dato que muestra esta estadística es de junio de 2019, cuando la base media de cotización era de 1.823 euros mensuales. Esta cantidad es un 4,28% mayor que un año antes, lo que refleja un avance de las percepciones salariales equivalente a este porcentaje. Esto significa que, de esta base media, 516 euros al mes va a parar a la Seguridad Social.

Estas cifras indican también que las bases medias de cotización más altas y, por tanto, los mayores sueldos los cobran los trabajadores de suministro de energía, con una base media de cotización de 3.441 euros al mes; los de actividades financieras y seguros (3.156 euros); los de información y comunicaciones (2.516 euros mensuales) y los de las industrias extractivas (2.437). Si bien, sumando todos estos sectores, no llegan ni a los 900.000 cotizantes. Por ello, esta estadística analiza también en un apartado específico cuáles son las aportaciones de los asalariados que trabajan en los diez sectores de la economía que más empleo generan.

Según esto, las mayores bases medias de las principales ramas de actividad las tienen los 1,1 millones de empleados públicos de gestión y regulación de todas las administraciones (estatal, autonómica y local), así como los profesionales públicos de la justicia y seguridad y Defensa (policías y militares), que cotizan una media de 2.307 euros mensuales. Este grupo no recoge a los empleados públicos de la sanidad y la educación, que están incluidos junto a sus colegas del sector privado.

Con bases medias superiores a los 2.000 euros mensuales están los trabajadores de la industria manufacturera (2.142 euros); los profesionales de actividades técnicas y científicas (2.091 euros); y los del sector sanitario (2.043 euros al mes).

Brecha retributiva

En estos dos últimos sectores se da la circunstancia de que a pesar de estar muy feminizados (hay más mujeres que hombres) las brechas retributivas en favor de los trabajadores masculinos son las mayores. Concretamente, la base media de cotización de los hombres de profesiones científico técnicas es 512 euros mayor que la de las mujeres del sector. Y en el caso de los sanitarios –donde están cotizando 349.866 hombres y 1,2 millones de mujeres– la diferencia es de 437 euros más para ellos. Desde Trabajo observan “una evolución al alza de las bases medias de cotización, pero con una base media superior a los 300 euros en los varones”.

En el lado opuesto de este grupo de diez principales sectores se encuentran los 1,6 millones de empleados de la hostelería, con la base media de cotización más baja de todas: 1.143 euros al mes; y los 2,5 millones de trabajadores del comercio y reparación de vehículos, que cotizan una media de 1.596 euros mensuales. En estos últimos sectores la contratación temporal y a tiempo parcial tira a la baja de las bases medias de cotización. De hecho, la cotización promedia de los que tienen contrato fijo es de 2.104 euros al mes frente a los 1.314 de los temporales. Y lo mismo ocurre con las bases de las jornadas completas (2.104 euros al mes) y la jornada parcial (939 euros).

La Cotización baja tras cumplir los 60 años

Históricamente, las bases de cotización de los trabajadores crecen a medida que aumenta su edad y su carrera. Sin embargo, en las dos úlitmas décadas se está produciendo con mayor intensidad la expulsión del mercado laboral de los trabajadores de mayor edad. Estos trabajadores o bien pasan unos años en el desempleo y se jubilan anticipadamente en cuanto pueden; cotizan de forma individual a la Seguridad Social; o aceptan trabajos de peores condiciones. La nueva estadística de Trabajo solo recoge a este último caso que, junto a las jubilaciones parciales hacen que, en contra de lo esperado, la base media baje a partir de los 60 años. Al cumplir esa edad, la base media baja de 2.115 a 2.007 euros al mes.

Fuente: Cinco Días


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Economía

El sector químico español como fuerza estratégica

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

España es, hoy por hoy, una gran potencia mundial en muchos aspectos, aunque intereses espúreos traten de hacérnoslo olvidar. La posición lograda a nivel europeo y mundial por muchas empresas nacidas en España es, muchas veces, escondida de forma vergonzante por ridículos sentimientos contra la actividad industrial, que parece hoy, más que nunca, vilipendiada y atacada desde todos los frentes, siendo el más peligroso sin duda el frente político actual.

Producción química española

Grandes empresas químicas situadas a lo largo y ancho de nuestra geografía muestran un perfecto exponente de la capacidad de superación y desarrollo de nuestra industria, a la par que exhiben su altísimo nivel de productividad en constante evolución y mejora.

Sector de importancia estratégica

No podemos consentir que las industrias que conforman el sostén económico del suelo empresarial de nuestra Patria acaben siendo desmanteladas o fagocitadas por grandes transnacionales que solo buscan su vaciamiento para cumplir con oscuros planes mundialistas de concentración industrial y destrucción de infraestructuras en países no considerados “adecuados” para generar tejido industrial.

Queremos fijar nuestra atención hoy en el sector químico español, el séptimo más productivo a nivel mundial, con una enorme experiencia desde hace muchos años y con empresas que llevan la bandera de la innovación y la mejora industrial como elementos básicos que explican su expansión.

Expansión internacional

No son pocas, además, las que han conseguido un lanzamiento internacional en base a su capacidad de respuesta y liderazgo, comenzando por Portugal y continuando por el resto de los países de la Unión Europea.

Dentro del gran abanico de empresas existentes en nuestro país que se dedican al sector químico, compitiendo con las anteriormente citadas multinacionales, podemos asegurar que la gran mayoría se sitúan en primera línea de competencia y productividad.

El sector químico español cubre un amplio espectro de producción e investigación dentro del gran abanico de subsectores, tanto a nivel productivo como de desarrollo. Hay presencia nacional en todos ellos: desde los disolventes hasta los derivados del petróleo y los plásticos, empresas nacionales compiten todos los días con las multinacionales del ramo que igualmente todas o casi todas sitúan importantes subsidiarias o plantas de producción en nuestro país.

Producción de amplio espectro

Cualquier producto químico que nuestra industria o la industria europea pueda necesitar, nuestras empresas están preparadas para servirlo en un máximo de 48 horas desde que se lanza el pedido. Con unos catálogos de productos que nada tienen que envidiar a las mayores potencias productoras del mundo, España está, hoy, en la vanguardia de la producción química de acetonas, esteres y toda una larguísima gama de productos químicos de alta tecnología y de alta demanda para cualquiera que sea el sector que los solicite: la capacidad de producción química de productos tan específicos y diferentes entre sí como el Acetato de metilo, el Acetato de propilo –muy usado en la industria del perfume- o la conocidísima Dimetil Cetona –la acetona de toda la vida- tan imprescindible en las tecnologías de los disolventes están presentes en las cadenas de producción.

Ecología, producción y eficiencia

Por último, no podemos dejar de nombrar el extraordinario esfuerzo que nuestra industria química ha realizado por adaptarse a los tiempos y poner en marcha planes de producción y protección ecológicas así como de protección laboral y cuidado del medio ambiente, siendo ingentes las cantidades de dinero invertidas por la industria en los últimos tiempos.

Por todo ello, es imprescindible recordar a los poderes públicos que una política estable de apoyo a la industria es imprescindible para mantener el buen ritmo del crecimiento y del empleo, así como la preeminencia de España en un terreno en el que la producción se puede considerar, a niveles estratégicos, como primordial.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Economía

Ultras ecologistas vandalizan la tienda de Zara en la Gran Vía

Published

on

Los ultras durante la protesta - TWITTER
Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Una treintena de ultras del movimiento internacional Extinción Rebelión han ocupado y vandalizado la tienda de Zara en la Gran Vía como señal de protesta por el impacto medioambiental de la industria de la moda. Los protestantes, procedentes de más de 20 países, se han pegado al lado de los carteles que anuncian el compromiso de la marca con la COP25 y han instalado carteles que denuncia que la industria de la moda rápida (‘fast fashion’), que apuesta por la proliferación de temporadas y prendas de corta vida útil, es el segundo sector de actividad más contaminante del planeta.

Los activistas enarbolaron una pancarta que rezaba «Palabras verdes, verdades tóxicas» para resaltar cómo las empresas están utilizando estrategias de ‘lavado verde’ ante la emergencia climática y ecológica.

Según Extinción Rebelión, actualmente la industria de la moda utiliza el 20% de los recursos del agua y emite un 10% de CO2 a nivel mundial. Los consumidores están tomando conciencia de esta realidad y piden cada vez más responsabilidades a los principales actores del sector.

En su intervención ante la última junta de accionistas, Pablo Isla, el presidente de la matriz de Zara, el grupo Inditex, adelantó a los accionistas diversos objetivos que la compañía se ha marcado entre los años 2019 y 2025, que persiguen conseguir un ciclo de sostenibilidad global, según informa EP.

Según resalta Credit Suisse en su último informe sobre Inditex, la compañía ha sido pionera en muchos aspectos de inversión sostenible (ESG), concretamente en la elaboración de informes y en el trabajo con una gran variedad de ONGs.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading
Advertisement
Advertisement
Advertisement

Copyright © 2019 all rights reserved alertanacional.es

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
ArabicBulgarianChinese (Simplified)DanishEnglishFinnishFrenchGermanGreekItalianNorwegianPortugueseRomanianRussianSpanishTurkish
A %d blogueros les gusta esto: