Connect with us

USA

Miles de mujeres ‘ecofeministas’ se concentran en ciudades de EEUU contra Trump y en favor de la inmigración

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Las mujeres estadounidensesaustriacas, como las del resto de occidente, han sido mucho más permeables que los hombres a la incesante demonización del nacionalismo identitario por parte de los apóstoles del mundialismo. La renuencia a los cambios drásticos que signifiquen alterar las reglas de juego establecidas por las ideologías mundialistas y la mejor aceptación de las ideas en favor de sociedades multiculturales, aunque a a la postre implique un escenario social donde ellas serán las que salgan peor paradas, son dos de las razones que llevan a las mujeres de EEUU a decantarse abrumadoramente contra Trump.

Donald Trump ganó las elecciones de los EE.UU. gracias al voto masivo del varón blanco heterosexual estadounidense. Es cierto que tambien ha contado con el importante apoyo de personas pertenecientes a otros sectores de la poblacion, pero resulta innegable que a Donald Trump le ha llevado a la Casa Blanca el voto macho cristiano. De haber sido por las mujeres estadounidenses, Hillary Clinton habría sido la clara triunfadora.

Loading...

Las “ecofeministas” aprenden las técnicas de manipulación basadas en la explotación de las emociones irracionales, tales como como el instinto maternal, el miedo, los celos… Armadas con este perverso conocimiento y desprovistas de todo escrúpulo, las capitanas del “ecofeminismo” pastorean a las masas de mujeres, apelando siempre al sentimiento y nunca a la razón. Ningún discurso “ecofeminista” resiste un mínimo análisis crítico. Todo el argumentario “ecofeminista” se compone de falacias endulzadas con toneladas de parafernalia de culebrón.

Debemos continuar sacudiéndonos los parásitos mentales del “policorrectismo” y seguir pregonando estas verdades naturales que el sistema pretende negarnos, pero de las que todos estamos seguros de forma instintiva, porque forman parte de nuestra naturaleza como resultado de eones de evolución. Podemos decirlo mas alto pero no mas claro: sectas de manipuladores mentales que usan técnicas avanzadas llevan décadas montando chiringuitos para abducir y manipular a nuestras mujeres con el sentimentalismo, tomando el control de sus vidas y pastoreándolas como a ovejas felices que votan a quiénes ellos les dicen. Más o menos lo mismo que pasa con muchos hombres, pero ésa forma parte de otra historia.

Marcha de las Mujeres

Miles de muheres ecofeministas se han concentrado en ciudades de todo Estados Unidos, como parte de las manifestaciones de la Marcha de las Mujeres a nivel nacional, que se centraron en temas como el cambio climático, la equidad de remuneración, los derechos reproductivos y la inmigración.

Cententares se manifestaron en la ciudad de Nueva York y miles más en Washington para reivindicar el poder político de las mujeres, aunque las multitudes fueron notablemente más pequeñas que en años anteriores. Las marchas se programaron para el sábado en más de 180 ciudades.

Las primeras marchas en 2017 atrajeron a cientos de miles de personas a mítines en ciudades de todo el país el día después de la investidura del presidente Donald Trump. La marcha de ese año en D.C. atrajo a cerca de un millón de personas.

Varios miles se presentaron a la protesta en Washington, muchos menos que el año pasado cuando cerca de 100.000 personas celebraron un mitin al este de la Casa Blanca. Pero como en años anteriores, muchos hicieron el viaje a la capital de la nación desde ciudades de todo el país y se reunieron en la Plaza de la Libertad para expresar su oposición a Trump y a sus políticas.
USA | Women’s March

Una mujer levanta un cartel frente al edificio de la Cruz Roja mientras miles de personas acuden a la cuarta Marcha de Mujeres anual para reprender al Presidente Donald Trump y a su gobierno en Washington, DC. (18.01.2020)

«El violador eres tú”

En la icónica plaza, antes de arrancar el recorrido hacia la Casa Blanca, el colectivo Las Tesis realizó la coreografía «Un violador en tu camino», que desde octubre pasado se ha convertido en un fenómeno global e himno de la lucha feminista. Las activistas chilenas interpretaron la canción en inglés y en español reiteradas veces, consiguiendo que finalmente resonara fuerte en el corazón político de Estados Unidos.

Aunque Trump no estaba ahí, los miles de manifestantes alzaban sus voces con más fuerza cuando entonaban que el violador era «el presidente» y, todos a la vez, apuntaban a la oficina del republicano cantando «el violador eres tú».

Mientras, en el centro de Los Ángeles, miles de hombres, mujeres y niños llenaron varias cuadras entre una plaza y parque adyacente a la alcaldía, donde un mitin contó con discursos de Jennifer Siebel Newsom, la esposa del gobernador de California Gavin Newsom, el alcalde Eric Garcetti, la representante Maxine Waters y otros.
USA | Women’s March

Miles participaron en la Cuarta Marcha de las Mujeres, que fue convocada en 180 ciudades de Estados Unidos. (18.01.2020)

En Manhattan, cientos de personas se reunieron como parte de un mitin «Levántate y ruge» en eventos separados en Foley Square y Columbus Circle.

«¡Hoy, seremos el cambio que se necesita en este mundo! Hoy nos alzamos en nuestro poder», dijo la activista Donna Hylton a una multitud que le aclamaba en Foley Square.


Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Advertisement
Deje aquí su propio comentario

Escriba su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Internacional

Joe Biden «el abuelo sobón» se desploma en el Estado clave de Pensilvania, abriendo el camino de la victoria para Trump

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    3
    Compartidos

Karina Molina.- El continuo viraje a la izquierda de Joe Biden, su ataque frontal al ‘fracking’ y su promesa de más inmigración están generando masivas perdidas de afiliados del Partido Demócrata en el Estado de Pensilvania, y todo indica una victoria de Trump.

El Estado de Pensilvania es la joya codiciada para ganar las elecciones presidenciales del 3 de noviembre, con sus 20 votos del Colegio Electoral, es uno de los seis «super Estados» por caudal de votos que aporta a la presidencia.

Loading...

Trump ganó allí por poco más de 44.000 votos en 2016. Fue el primer candidato republicano en ganar Pensilvania desde George Bush (Padre) en 1988. De nada sirvieron las 15 visitas que realizó Hillary Clinton durante su campaña.

Distribución cartográfica de la registración de votantes republicanos, dividido por condados del estado de Pensilvania, semana del 31/8 al 7/9. Rojo: republicano, Azul: demócrata.

Distribución cartográfica de la registración de votantes republicanos, dividido por condados del estado de Pensilvania, semana del 31/8 al 7/9. Rojo: republicano, Azul: demócrata.

De esta manera, durante los últimos 30 años, Pensilvania ha sido un Estado demócrata. Sin embargo, desde 2016, se ha venido desplazando lentamente hacia la derecha gracias a muchas políticas impulsadas por el presidente Trump muy populares entre el electorado de clase media industrial que hay allí. En 2018, sin la figura del presidente Trump en las boletas de la elección legislativa, el Estado tuvo 9% más de votos demócratas y hace tan solo unos meses atrás, los números de Trump no parecían nada buenos y muchos analistas anunciaban la vuelta del llamado «Keystone State» para los demócratas.

Pero el trabajo de registración de votos (territorio/partido), el discurso de Trump (comunicación/candidato) y la postura cada vez más a la izquierda de Biden está haciendo que Pensilvania se vaya consolidando para los republicanos.

El trabajo territorial del Partido Republicano está generando una importante diferencia en favor de los republicanos, ganando sobre el voto moderado y afiliando a muchos pensilvanos al Partido Republicano.

Los datos de registración de votantes republicanos para la elección de noviembre 2020 desde la primera semana de agosto supera a la registración demócrata:

Semana: 27/7 al 3/8: Partido Republicano superó a los demócratas por 2.955
Semana: 3/8 al 10/8: Partido Republicano superó a los demócratas por 4.672
Semana: 10/8 al 17/8: Partido Republicano superó a los demócratas por 2.569
Semana: 17/8 al 31/8: Partido Republicano superó a los demócratas por 14.066
Semana: 31/8 al 7/9: Partido Republicano superó a los demócratas por 9.428

Distribución cartográfica de la registración de votantes republicanos, dividido por condados del estado de Pensilvania, semana del 31/8 al 7/9. Rojo: republicano, Azul: demócrata.

Datos del registro de votos republicano y demócrata, comparando las elecciones del 2016 y la del mismo período de campaña en 2020, semana del 31/8 al 7/9.

Datos del registro de votos republicano y demócrata, comparando las elecciones del 2016 y la del mismo período de campaña en 2020, semana del 31/8 al 7/9.

Biden se enfrenta en Pensilvania a una organización territorial que, a dos meses de la elección, lo supera por 166.000 votos desde las elecciones de 2016, en un Estado vecino a su sótano, ya que el candidato demócrata está recluido en el Estado de Delaware, al sureste de Pensilvania, cuidándose del coronavirus.

Los condados con más registro de votante republicano están en el suroeste (donde vive un tercio de toda la población del Estado) y noreste (donde Trump ganó abrumadoramente en 2016), además de las áreas urbanas de Pittsburgh y Filadelfia.

Estos datos muestran algo seguro: el Estado sigue haciéndose cada vez más republicano por el discurso de izquierda de Joe Biden contra el votante trabajador pensilvano.

Datos de registración de voto republicano y demócrata, comparado elección 2016 y mismo período de campaña 2020, semana del 31/8 al 7/9.

En 2016, Trump apeló a los obreros prometiendo trabajo y producción industrial. Pensilvania fue un ejemplo de promesa cumplida. Para este año el discurso refuerza su apoyo incondicional a ese segmento, haciendo hincapié en el fracking.

El fracking es un procedimiento relativamente nuevo para la producción de petróleo y gas natural, basado en un proceso de fracturación hidráulica que extrae gas y petróleo de la roca de esquisto. Ha sido un generador de más de 26.000 empleo directos en el Estado, un gran ahorro de energía para innumerables ciudadanos de Pensilvania y ayudó a muchos otros sectores que se beneficiaran de las ganancias laborales de esta industria.

La gestión de la administración republicana defendió el fracking en estos 4 años y se compromete a no prohibirla en los próximos 4, frente a las sucesivas críticas (sin fundamentos) que viene acumulando respecto al daño del ambiente que produce.

Así, los obreros, los cascos sindicales que alguna vez tuvo el Partido Demócrata, hoy están totalmente a favor de Trump, porque les asegura trabajo, desarrollo y bienestar. Mientras tanto, el discurso de Biden apuesta por una posición sobre el fracking que atraiga a moderados y progresistas de izquierda.

Desde marzo hasta ahora ha sido poco claro y a los únicos que no decepcionó fue a los grupos extremistas de su partido que lo empujaran a posiciones de extrema izquierda y a perder votos. “No más, nada de fracking nuevo”, dijo Biden en marzo, con Bernie Sanders al lado, un declarado opositor al fracking que propuso prohibirlo en su campaña. Ese comentario fue interpretado caritativamente por los apologistas de Biden como que no habrá nuevas licencias bajo su administración, pero «¡no más después de eso!».

Por otro lado, a esa interpretación de Biden se suma la elección como vice de Kamala Harris, una ferviente opositora al fracking. «No hay duda, estoy a favor de prohibir el fracking», declaró Harris en septiembre de 2019.

Distribución de la producción de gas natural en base a fracking. Pensilvania tiene en la mitad de su territorio el proceso de fracturación hidráulica y es la zona más extendida de esta práctica industrial. En el mapa, al extremo superior este.

En el Estado de Pensilvania, la posición de Harris-Sanders que empujan a Biden es un asesinato de empleos y un suicidio de votos. Por ello, Biden buscó adaptarse cuando estuvo en Pittsburgh y fue confrontado sobre el tema: «No estoy prohibiendo el fracking. Déjame decirlo de nuevo. No estoy prohibiendo el fracking por muchas veces que Donald Trump mienta sobre mí».

Pero nuevamente fue en otra dirección en Steel City, donde habló de “trabajos en la construcción de carreteras, puentes, paneles solares y molinos de viento de nuestra nación» y «estrategia de energía limpia» para «los trabajadores de la energía aquí en el oeste de Pensilvania». Este discurso no engaña a los pensilvanos que se le van de a miles porque los molinos de viento y los «paneles solares» no significan trabajos reales.

Solo un ejemplo, quizás el proyecto de construcción más grande que se está llevando a cabo en Estados Unidos es la nueva planta de craqueo de etano de Shell Chemical en el condado de Beaver, a las afueras de Pittsburgh. La planta creará casi 20.000 puestos de trabajo para el oeste de Pensilvania y va a necesitar de la extracción de gas natural de los depósitos de Marcellus y Utica, por lo cual la prohibición del fracking tendría un gran impacto en la viabilidad futura de la planta y sus empleados.

El segundo segmento de votantes pensilvanos a los cuales Biden les está atacando son los administrativos, los profesionales y trabajadores de corporaciones que ven amenazado sus empleos por los programas de subcontratación a través de las visas H-1B y L.

Según la solicitud que realizaron las empresas al gobernador demócrata Tom Wolf, en los próximos 3 años 18.000 puestos de trabajo de cuello blanco serán cubiertos por trabajadores extranjeros, es decir, menos trabajo para los americanos. Trump defendió en su 1ra administración el trabajo de los americanos y promete continuar en esa línea. Mientras Biden propone más visas para trabajadores administrativos.

Actualmente hay 650.000 trabajadores extranjeros con visa H-1B en todo EE.UU., y más de 85.000 estadounidenses anualmente pierden sus puestos laborales por la mano de obra extranjera de este programa. Pensilvania va a ser uno de los Estados más perjudicados y los trabajadores lo saben, por eso hoy la mayoría de los votantes indecisos del Estado apoyan la reducción de la inmigración sobre la base de la protección de los empleos y los salarios de los estadounidenses.

Y el tercer segmento de votantes pensilvanos agredidos por las promesas de extrema izquierda de Biden son los habitantes de los suburbios, para los cuales el candidato demócrata es una amenaza con su plan de subdivisión de áreas suburbanas.

No extraña que Pittsburgh y el condado de Allegheny masivamente se estén inscribiendo para votar por Trump, que les asegura «Ley y Orden»; frente al caos de los grupos apoyados por los demócratas Black Lives Matters y Antifa de las últimas semanas, sin mencionar los tweets y acciones del alcalde demócrata de Pittsburgh, Bill Peduto, durante las protestas en su localidad.

Para ganar Pensilvania, Biden necesita atraer a los trabajadores del fracking, a los profesionales de oficina y a los residentes suburbanos; pero su discurso se concentra en satisfacer a los socialistas del Green New Deal, subcontratados extranjeros y boicoteadores callejeros y criminales de izquierda.

Por el lado de Trump, a la segmentación en la estrategia discursiva en Pensilvania se complementa la estrategia de inversión publicitaria de optimización de gastos por resultados. En cuanto a la inversión publicitaria: entre los 10 principales mercados publicitarios de la campaña de Trump en todo el país desde el Día del Trabajo hasta el Día de las Elecciones está la región obrera de Pensilvania: Harrisburg, Lancaster, York y Líbano; y esto está dando sus frutos.

La sacudida hacia la izquierda de Biden lo está lastimado, especialmente en un Estado que necesita ganar como Pensilvania. Los errores discursivos, la elección desacertada de Kamala Harris, un programa con políticas de ataque a la clase media, trabajadora, suburbana, una organización lenta e ineficiente de registración son todos los ingredientes para enterrar su candidatura en un Estado clave para ganar la presidencia de EE.UU.


Comparta este artículo.
  •  
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    3
    Compartidos
Continue Reading

Internacional

Demócratas y activistas histéricos: Jueza católica y madre de 7 hijos podría ser nominada para la Corte Suprema de EE. UU.

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    2
    Compartidos

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que podría nominar pronto a un reemplazo en la Corte Suprema para la fallecida jueza Ruth Bader Ginsburg, quien murió el viernes por la noche a los 87 años. La nominada para el puesto podría ser Amy Coney Barrett, una jueza católica y madre de siete hijos.

En su cuenta de Twitter, el mandatario escribió este sábado que “hemos sido puestos en esta posición de poder e importancia para tomar decisiones para la gente que tan orgullosamente nos eligió, la más importante de las cuales ha sido la elección de jueces para la Corte Suprema de Estados Unidos. ¡Tenemos esta obligación, sin demora!”

Barrett, jueza federal del Séptimo Circuito de Apelaciones, sería la nominada entre los nombres de la lista del presidente. Esta magistrada también estuvo en el grupo de posibles nominados en 2018, antes de que Trump nominara al juez Brett Kavanaugh.

Loading...

Según Axios, Trump dijo en 2018 sobre Barrett que la estaba “guardando para Ginsburg”, al explicar su decisión de no nombrarla para la Corte Suprema en reemplazo del juez Anthony Kennedy.

Barrett ha sido profesora de Derecho de la Universidad de Notre Dame y ha sido reconocida dos veces como “Profesora Distinguida del Año” en la institución. A finales de la década de 1990 fue asistente legal del fallecido juez de la Corte Suprema, Antonin Scalia. Está casada y tiene siete hijos.

Cuando fue nominada para ser jueza federal, Barrett fue duramente cuestionada por senadores demócratas en 2017, especialmente por la influencia que podría tener su fe católica en sus decisiones respecto a casos sobre aborto o matrimonio de personas del mismo sexo.

En las audiencias en el Senado, la senadora de California y miembro del Partido Demócrata, Dianne Feinstein, calificó a Barrett como “controvertida” porque al analizar su carrera le dijo “tienes una larga historia de pensar que las creencias religiosas deben prevalecer” sobre la ley.

“Eres controvertida porque muchas de nosotras hemos vivido nuestras vidas como mujeres que realmente reconocen el valor de poder tener control sobre nuestro sistema reproductivo”, expresó Feinstein y aludió al caso Roe vs Wade que permitió la legalización del aborto en 1973.

“Pienso que en su caso, profesora, cuando se leen sus discursos la conclusión que uno saca es que el dogma vive fuertemente en usted. Y esto es algo preocupante”, agregó Feinstein.

Grupos provida elogiaron la designación de Barrett en 2017.

De los siete hijos de Barrett, dos son adoptados y son originarios de Haití. Uno de sus hijos tiene necesidades especiales. Ella es además miembro de la comunidad carismática People of Praise (Pueblo de alabanza), grupo que fue criticado como un “culto” durante las audiencias de su confirmación en 2017.

El obispo Peter Smith, miembro de una asociación relacionada de sacerdotes, dijo a CNA en 2018 que no hay nada inusual o fuera de lo ordinario respecto al grupo, que es una “comunidad carismática cristiana”, formada mayoritariamente por laicos.

“Somos un movimiento laico de la Iglesia. Hay muchos así. Tratamos de vivir nuestra vida y nuestro llamado como católicos, como cristianos bautizados, de este modo particular, así como otros hacen con otros llamados o formas en las que Dios los guía en la Iglesia”, indicó.

Ya sea que Barrett sea nominada o no, el tema de una nueva nominación para la Corte Suprema ya ha generado polémica en Estados Unidos.

El líder de la mayoría republicana del Senado, Mitch McConnell dijo el viernes que un nominado de Trump para la Corte Suprema sería votado en el Senado de Estados Unidos, incluso ahora cuando quedan menos de siete semanas para las elecciones presidenciales del 3 de noviembre.

Los líderes demócratas han opinado en contra y recordaron que en 2016 la nominación de Merrick Garland, por parte de Barack Obama, fue rechazada cuando faltaban siete meses para las elecciones. Los republicanos han dicho que sería más apropiado esperar a las elecciones de noviembre para reemplazar a Ginsburg en la Corte Suprema.

McConnell defendió su posición recordando que “en las últimas elecciones de medio término antes de la muerte del juez Scalia en 2016, los estadounidenses eligieron a una mayoría republicana en el Senado porque buscamos verificar y balancear los últimos días del segundo periodo de un presidente cojo. Mantuvimos nuestra promesa. Desde 1880, ningún Senado ha confirmado a un presidente del partido opuesto como candidato a la Corte Suprema en un año de elecciones presidenciales».

“Por el contrario, los estadounidenses eligieron a nuestra mayoría en 2016 y la ampliaron en 2018 porque dijimos que trabajaríamos con el presidente Trump y apoyaron su agenda, particularmente con destacados nombramientos para la justicia federal. Mantendremos nuestra promesa”, agregó.

Otros de los posibles candidatos de Trump serían el juez Britt Grant de la Undécima Corte del Circuito, los jueces Amul Thapar y Joan Larsen del Sexto Circuito; y la jueza Allison Eid del Décimo Circuito.


Comparta este artículo.
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    2
    Compartidos
Continue Reading

Internacional

La prohibición de Donald Trump a la marxista teoría crítica de la raza

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Compartir

Por Tyler Brandt, Brad Polumbo, Dan Sanchez (R).- Con las elecciones de noviembre a la vuelta de la esquina, es de esperar que el presidente Trump busque reunir a los votantes conservadores y llevar a sus partidarios a las urnas. Así que cuando su administración, el 4 de septiembre, instruyó al gobierno federal para eliminar todo entrenamiento en «Teoría crítica de la raza», algunos pensaron que era sólo un truco de carne roja para excitar a la base republicana. Otros lo vieron como un acto de censura de la derecha y una obstrucción al progreso racial.

En realidad, hay mucho más en este desarrollo que la mera politización y censura.

Loading...

Aquí hay un desglose de lo que la administración está haciendo y por qué es un movimiento bienvenido.

 

El memorándum ejecutivo

«Llegó a la atención del Presidente de que las agencias de la rama ejecutiva han gastado millones de dólares de los contribuyentes hasta la fecha ‘entrenando’ a trabajadores del gobierno para que crean en la propaganda divisiva y antiamericana», escribió el director de la Oficina de Administración y Presupuesto Russ Vought en el memorándum ejecutivo.

«Se ha exigido a los empleados de toda la rama ejecutiva que asisten a entrenamientos en los que se les dice que ‘prácticamente todos los blancos contribuyen al racismo’ o en los que se les exige que digan que ‘se benefician del racismo», explicó Vought. «Según informes de prensa, en algunos casos estos entrenamientos [sic] han afirmado además que hay racismo incrustado en la creencia de que Estados Unidos es la tierra de oportunidades o la creencia de que la persona más calificada debe recibir un trabajo».

La orden a las agencias federales era que identificaran y eliminaran cualquier contrato o gasto que entrenara a los empleados en la «teoría crítica de la raza», el «privilegio de los blancos», «o cualquier otro entrenamiento o esfuerzo de propaganda que enseñe o sugiera que los Estados Unidos es un país intrínsecamente racista o malvado o que cualquier raza o etnia es intrínsecamente racista o malvada».

 

La exposición

¿Cómo «llegó a la atención del Presidente» y a qué informes de prensa se refiere Vought?

Bueno, se sabe que el presidente Trump ve el programa de Tucker Carlson en Fox News. Y días antes de que el memorándum fuera emitido, Carlson tuvo al periodista Christopher Rufo para discutir sus múltiples informes que descubrieron el grado en que la Teoría Crítica de la Raza (CRT) estaba siendo usada en los programas federales de entrenamiento.

«Por ejemplo, Rufo afirmó que el Departamento del Tesoro contrató recientemente a un entrenador de diversidad que dijo que los EE.UU. era un país fundamentalmente de supremacía blanca», escribió Sam Dorman para el sitio web de Fox News, «y que los blancos defendían el sistema de racismo en la nación». En otro caso, que Rufo discutió con Carlson el mes pasado, los Laboratorios Nacionales Sandia, que diseñan armas nucleares, enviaron a sus ejecutivos varones blancos a un entrenamiento obligatorio en el que, según Rufo, escribieron cartas disculpándose con las mujeres y la gente de color».

Rufo desafió al Presidente Trump a usar su autoridad ejecutiva para extirpar la CRT del gobierno federal.

 

El debate

Brian Stelter de la CNN (así como el propio Rufo) atribuyó la decisión de Trump directamente a la autoproclamada «guerra de un solo hombre» del periodista de investigación independiente en la CRT, de la cual la reciente aparición de Carlson fue sólo la última salva.

Selter caracterizó el movimiento de Trump como un ataque reaccionario al actual «cálculo» nacional sobre la raza. Citó la afirmación del Washington Post de que «los entrenamientos de conciencia racial y de diversidad son pasos esenciales para ayudar a rectificar las desigualdades raciales omnipresentes en la sociedad americana, incluyendo las perpetuadas por el gobierno federal».

Entonces, ¿cuál es? ¿Es la CRT «divisiva» y «tóxica» o es «rectificadora» y «antirracista»?

 

Antepasados intelectuales

Para responder a eso, ayudaría rastrear la TRC hasta sus raíces. La Teoría Crítica de la Raza es una rama de la Teoría Crítica, que comenzó como un movimiento académico en la década de 1930. La Teoría Crítica enfatiza la «crítica de la sociedad y la cultura para revelar y desafiar las estructuras de poder», como afirma Wikipedia. La Teoría Crítica de la Raza hace lo mismo, con un enfoque en las estructuras de poder racial, especialmente la supremacía blanca y la opresión de la gente de color.

El prisma de «estructura de poder» proviene en gran medida de las propias raíces de la Teoría Crítica en el Marxismo-La Teoría Crítica fue desarrollada por miembros de la «Escuela de Frankfurt» marxista. El marxismo tradicional enfatizó las estructuras de poder económico, especialmente la supremacía del capital sobre el trabajo bajo el capitalismo. El marxismo interpretó la mayor parte de la historia humana como una guerra de clases de suma cero por el poder económico.

«Según el punto de vista marxista,» escribió el economista Ludwig von Mises, «la sociedad humana está organizada en clases cuyos intereses se oponen de manera irreconciliable».

Mises llamó a este punto de vista una «doctrina de conflicto», que se oponía a la «doctrina de la armonía» del liberalismo clásico. Según los liberales clásicos, en una economía de libre mercado, los capitalistas y los trabajadores eran aliados naturales, no enemigos. De hecho, en una sociedad libre todos los individuos que respetan los derechos son aliados naturales.

Una herencia amarga

La Teoría Crítica de la Raza surgió como un movimiento distinto en las facultades de derecho a finales del decenio de 1980. La CRT heredó muchas de sus premisas y perspectivas de su ascendencia marxista.

El Movimiento de Derechos Civiles anterior a la CRT había hecho hincapié en la igualdad de derechos y en tratar a las personas como individuos y no como miembros de un colectivo racial. «Espero el día en que las personas no sean juzgadas por el color de su piel, sino por el contenido de su carácter», dijo Martin Luther King.

Por el contrario, la CRT se centra en las desigualdades de resultados, que generalmente atribuye a las estructuras de poder racial. Y, como hemos visto en los programas de formación del gobierno, la CRT moderna juzga a los blancos por el color de su piel, prejuzgándolos como racistas en virtud de su raza. Este «veredicto de culpabilidad previo al juicio» del racismo basado en la raza es en sí mismo, por definición, racista.

La clásica «doctrina de la armonía» liberal influyó profundamente en los movimientos para abolir todas las formas de desigualdad ante la ley: desde la servidumbre feudal, pasando por la esclavitud basada en la raza, hasta Jim Crow.

Pero, con el surgimiento de la Teoría Crítica de la Raza, la causa de la justicia racial se vio más influida por las fijaciones en el conflicto, la discordia y la dominación que la CRT heredó del marxismo.

La vida social fue predominantemente presentada como una lucha de suma cero entre colectivos: capital vs. trabajo para el marxismo, blancos vs. gente de color para la CRT.

Una gran parte de los males de la sociedad se atribuían a la diabólica dominación de un colectivo en particular: hegemonía capitalista para el marxismo, supremacía blanca para la CRT.

Así como el marxismo demonizó a los capitalistas, la CRT vilipendia a los blancos. Ambos tratan de fomentar el resentimiento, la envidia y el complejo de víctima entre la clase oprimida que dice defender.

Los marxistas tradicionales afirmaban que todos los capitalistas se benefician de la explotación de suma cero de los trabajadores. De manera similar, los «entrenadores de la diversidad» del CRT requieren que los aprendices blancos admitan que «se benefician del racismo».

Los marxistas tradicionales insistían en que los pensamientos burgueses estaban ineludiblemente condicionados por el «interés de clase». De la misma manera, los entrenadores de CRT empujan la noción de que «virtualmente todos los blancos contribuyen al racismo» como resultado de su blancura.

Dado lo anterior, no debe sorprender que CRT haya sido criticado como «racista» y «divisivo».

 

¿Recalificación o retroceso?

Los partidarios de la CRT la presentan como una fuerza para el bien en la actual «rectificación del cálculo» sobre la raza.

Pero la orientación neomarxista de la CRT sólo daña las relaciones raciales y perjudica los intereses de aquellos a los que dice servir.

En la práctica, la retórica de la guerra de clases del marxismo era divisiva y tóxica para las relaciones económicas. Y, lejos de hacer avanzar los intereses de las clases trabajadoras, llevó a la pobreza masiva y a hambrunas devastadoras, sin mencionar la asombrosa desigualdad entre las elites y las masas.

Hoy en día, la filosofía, retórica y estrategia informada por la CRT de la organización Black Lives Matter (cuya dirección profesaba ser «marxista entrenada») está llevando a disturbios masivos, saqueos, vandalismo y asaltos. La violencia divisoria ha detenido el progreso para reformar a la policía, ha destruido innumerables pequeñas empresas de propiedad de afroamericanos y ha devastado económicamente muchas comunidades afroamericanas.

Aquellos que realmente desean ver la armonía racial deberían dejar a los neo-marxistas y aprender más sobre el liberalismo clásico. FEE.org es el lugar perfecto para empezar.

¿Es la prohibición de Trump una forma de censura?

La CRT no es entonces un movimiento para el bien. Por supuesto, incluso las ideas horribles están protegidas por la Primera Enmienda. El gobierno nunca debe usar la fuerza para suprimir a la gente de expresar ideas, discurso o teorías que le disgusten.

Los críticos insisten en que el presidente Trump se dedica a este tipo de censura apuntando a la CRT. No es así. Nadie está prohibiendo la Fragilidad Blanca, el exitoso manifiesto de la CRT. Nadie está encerrando a los que predican la CRT u ordenando que se quiten las menciones de la Internet.

El memorándum simplemente dice que los dólares de los contribuyentes ya no se gastarán en promulgar esta teoría a los empleados del gobierno federal. Como jefes de la rama ejecutiva, los presidentes tienen amplia libertad para hacer las reglas de las agencias federales bajo su control. Decidir cómo se gasta el dinero es, sin duda, una decisión que queda a su entera discreción, y siempre se hace teniendo en cuenta las preferencias políticas, de una manera u otra.

No es censura para Trump eliminar la financiación de la CRT, más de lo que fue «censura» para la administración de Obama elegir atar los contratos federales a negocios que abrazaran los derechos de los LGBT.

Las elecciones tienen consecuencias, una de las más obvias es que el presidente puede dirigir el poder ejecutivo. Si no queremos que las preferencias políticas del presidente sean tan significativas en los programas de formación, entonces deberíamos simplemente reducir el tamaño del gobierno y el número de burócratas.

Mientras tanto, despojar al gobierno federal de la ideología divisiva, tóxica y neomarxista de la Teoría Crítica de la Raza es un desarrollo positivo en aras de la justicia y la armonía racial.


Comparta este artículo.
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Compartir
Continue Reading

Internacional

Donald Trump, nominado al premio Nobel de la Paz 2021

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Compartir

  • El presidente de Estados Unidos podría ganar el premio Nobel de la Paz en su edición de 2021.

  • La nominación de Donald Trump ha sido propuesta por el diputado del parlamento noruego Christian Tybring-Gjedde, que ha explicado a la cadena Fox News sus motivos.

  • El político noruego ha destacado que Trump ha hecho mucho por conseguir el acuerdo de paz entre Israel y Emiratos Árabes, y que su mediación ha sido clave para este pacto histórico llegue a buen puerto.

Donald Trump podría ganar Premio Nobel de la Paz.

El presidente de Estados Unidos acaba de ser nominado para optar a este prestigioso galardón que reparte anualmente el Comité Noruego del Nobel. Trump ha sido propuesto para la edición del año 2021.

El encargado de proponer al presidente norteamericano ha sido el diputado del parlamento noruego Christian Tybring-Gjedde, que ha argumentado recientemente sus razones en un programa de la cadena estadounidense Fox News.

Loading...

«Debido a sus méritos, creo que ha hecho más por conseguir la paz entre naciones que la mayoría de los nominados al premio«, ha explicado el diputado en una entrevista, haciendo referencia al histórico tratado de paz anunciado el pasado mes de agosto entre Israel y Emiratos Árabes.

Este acuerdo se firmará el próximo 15 de septiembre, y el diputado noruego estima que Donald Trump ha jugado un papel muy relevante como mediador entre ambos países, consiguiendo que el pacto se lleve finalmente a cabo.

«Como se espera que otros países de Oriente Medio sigan los pasos de Emiratos Árabes, este acuerdo puede ser un punto de inflexión que convertirá la región en un lugar de cooperación y prosperidad«, ha detallado el político del parlamento de Noruega al explicar sus razones.

Otro motivo con el que ha querido justificar la nominación ha sido el esfuerzo de Donald Trump por reducir el número de tropas norteamericanas en Oriente Medio: «Ha roto con una tendencia de 39 años de presidentes americanos que llevan a Estados Unidos a un conflicto internacional armado«.

Hay que recordar que no es la primera ocasión en la que Donald Trump es nominado al premio Nobel de la Paz. En 2018 ya se especuló con su candidatura por su papel de mediador entre Corea del Sur y Corea del Norte, y el mismo parlamentario noruego lo propuso como postulante.

Barack Obama ya ganó el Nobel de la Paz en el año 2009, habrá que esperar para ver si Trump sigue sus pasos o vuelve a quedarse en una simple nominación.


Comparta este artículo.
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Compartir
Continue Reading

¡SÍGUENOS!

Suscribirse a las notificaciones instantáneas

Radio Cadena Española

¿Quiere recibir las últimas noticias en TELEGRAM?

ALERTA NACIONAL RECOMIENDA:

HIJAS DE EUROPA

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Translate/Traducir »