Connect with us

Asia

Miles de mujeres musulmanas son violadas, torturadas y asesinadas en las cárceles sirias

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Por Bassam Tawil.- Para las mujeres palestinas en Siria, no hay motivos para celebrar el Día Internacional de la Mujer, una ocasión conmemorada en todo el mundo a principios de este mes. Mientras lo celebraban las mujeres en muchos países, un informe publicado por una organización de defensa de los derechos humanos, el Action Group for Palestinians of Syria, reveló que 107 mujeres palestinas estaban cautivas en terribles condiciones en las cárceles sirias.

Las mujeres palestinas, según el Action Group for Palestinians of Syria, fueron detenidas por las autoridades sirias tras el comienzo de la guerra civil en el país en 2011. “Las fuerzas de seguridad sirias siguen reteniendo a decenas de refugiadas palestinas desde el principio de la guerra en Siria”, dijo la organización. Sus investigadores dijeron que habían podido documentar los casos de 107 palestinas que seguían retenidas en la cárcel; 44 de la zona de Damasco, 12 de la ciudad de Homs, 4 de la ciudad de Dara y 41 de distintas partes de Siria.

Entre las mujeres detenidas hay estudiantes universitarias, activistas y madres, de las cuales algunas, según añadía el informe, fueron encarceladas con sus hijos. Los “testimonios de algunas mujeres que fueron puestas en libertad confirman que habían sido sometidas a varias formas de tortura a manos de los funcionarios de seguridad sirios”, decía el informe. “Merece la pena señalar que las mujeres palestinas en Siria han sido sometidas a arrestos, secuestros, muertes y discapacidades a causa del conflicto en Siria que estalló en marzo de 2011”.

Otro informe de la misma organización reveló que, desde 2011, 34 mujeres palestinas han muerto en las cárceles sirias a consecuencia de las torturas. En total, 570 palestinos —mujeres, niños y ancianos incluidos— han muerto en las prisiones sirias desde el inicio de la guerra civil, dijo el informe.

Otra estadística mostró que un total de 484 mujeres palestinas han muerto en Siria durante la lucha entre las diversas facciones rivales: 240 a causa de los bombardeos, 68 por falta de atención médica y el bloqueo impuesto por el ejército sirio al campo de refugiados de Yarmuk cerca de Damasco, 28 por disparos de francotiradores, 37 en explosiones de bombas, 24 por tiroteos, 26 ahogadas y 5 ejecutadas sumariamente en las plazas públicas.

Según la organización, un total de 3.920 palestinos han muerto en Siria desde el comienzo de la guerra civil en 2011. Otros 317 palestinos han desaparecido, mientras que 1.734 están retenidos en las diferentes cárceles que pertenecen al Gobierno sirio.

Un reciente reportaje de la agencia de noticias turca Anadolu reveló que las mujeres sirias también están siendo torturadas y violadas en las cárceles sirias. Anadolu dijo que 13.500 mujeres detenidas por las autoridades sirias habían sido sometidas a torturas y violaciones en la cárcel. Actualmente, según el reportaje, hay 7.000 mujeres retenidas en las cárceles sirias.

Una antigua detenida, que se identificó a sí misma como Rana, dijo que, cuando estaba en la cárcel, los funcionarios de seguridad sirios quemaron viva a una mujer y a su hija cuando estaban presas en una celda cercana. Recordó que otras dos mujeres de la ciudad de Alepo habían sido violadas por los guardias. Dijo que ella misma fue retenida en una pequeña celda con otras 15 mujeres que fueron sometidas a varias formas de tortura.

Hace dos años, una palestina de dieciocho años, que se identificó como Huda, se quejó de que había sido violada varias veces en una cárcel siria. Dijo que había sido arrestada por los miembros de la organización terrorista palestina Frente Popular-Mando General, una milicia que trabaja con las autoridades sirias, en la entrada al campo de Yamuk, donde ella vive. Antes de que Huda fuese entregada a los sirios, sus captores palestinos la torturaron a ella y a otras tres mujeres que habían arrestado.

“Los interrogadores sirios me preguntaron por las identidades de las mujeres y los hombres en el campo de Yarmuk […]. Cuando negué que los conociese, me pegaron y me dieron descargas eléctricas. También me violaron durante quince días. A veces, me violaban más de diez veces al día, diferentes funcionarios y guardias”.

En su testimonio, Huda dijo que se había quedado embarazada por una de las violaciones, pero que abortó por las palizas.

“He tenido graves hemorragias y he perdido la consciencia […]. La violación de las presas era muy común. Una mujer intentó suicidarse varias veces y se daba cabezazos contra la pared de la celda. Cada vez se quedaba inconsciente durante horas”.

Durante su encarcelamiento, Huda dijo que había visto como una mujer de veinte años, que también se había quedado embarazada, era violada constantemente:

Después de dar a luz, no podía ver al bebé ni tenerlo cerca de ella en la celda […]. No podía soportar el llanto del bebé, así que intentó matarlo para no verlo más. Unos días después, vino un guardia de la prisión y se llevó al niño.

El sufrimiento de las mujeres palestinas en Siria es un problema que no parece molestar a los líderes palestinos en la Margen Occidental o la Franja de Gaza. Estos líderes están demasiado ocupados luchando e incitando a la violencia mutua, y contra Israel y Estados Unidos. Se han olvidado completamente del sufrimiento de su pueblo en un país árabe como es Siria.

En los últimos dos años, la rivalidad entre Fatah, la facción de la Autoridad Palestina que gobierna en la Margen Occidental, y Hamás en la Franja de Gaza, parece haber alcanzado nuevas cotas, especialmente después de que, al parecer, Hamás haya roto los huesos de decenas de seguidores y funcionarios de Fatah en la Franja de Gaza.

Hamás ha acusado a Fatah de estar detrás de las recientes protestas contra las tribulaciones económicas que asuelan la Franja de Gaza. En su intento de sofocar las protestas, Hamás envió a sus fuerzas de seguridad a las calles, a romperles los brazos y las piernas a muchos manifestantes. Una de las víctimas fue Atef Abu Seif, portavoz de Fatah en la Franja de Gaza, que fue secuestrado y sometido a una grave paliza. Su situación sigue siendo grave, y tiene los brazos y las piernas rotos. Fatah dice que Hamás estaba detrás del ataque.

Los funcionarios de Fatah han respondido a la mano dura de Hamás llamándola organización terrorista y comparando a sus fuerzas de seguridad con la policía secreta de la Alemania nazi, la Gestapo. El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abás, también ha reaccionado con furia a la represión contra sus seguidores en la Franja de Gaza. Hamás, dijo, “acabará en el basurero de la historia”.

A las mujeres palestinas en Siria lo último que les importa es la actual disputa entre Fatah y Hamás. Estas mujeres, que están sufriendo violaciones y varias formas de tortura en las cárceles sirias, son víctimas de los fracasados líderes palestinos a los que sólo parece importarles conservar sus cuentas bancarias y sus trabajos. Ni un solo funcionario de Fatah o Hamás —ni de Naciones Unidas o las llamadas organizaciones “de defensa de los derechos humanos” occidentales— ha alzado la voz contra el sufrimiento de las palestinas en Siria. ¿Por qué deberían, si lo único que hacen todo el tiempo es echarse barro unos a otros, mientras que siguen incitando a su pueblo contra Israel y Estados Unidos?


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Advertisement
Deje aquí su propio comentario

Asia

Alarma en el golfo de Omán: ataque a otros dos petroleros

Published

on

El "Front Altair", envuelto en llamas tras el ataque
Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Vuelven a saltar las alarmas en el golfo de Omán después de que dos buques petroleros hayan sufrido supuestos ataques, un mes después de los primeros incidentes en la zona. El grupo de Operaciones Marítimas Comerciales de Reino Unido (UKMTO), que forma parte de la Royal Navy, ha dado la voz de alarma a primera hora de la mañana al informar de que se había producido un “incidente” cerca de la costa iraní. “Reino Unido y sus socios están investigando” lo ocurrido, ha indicado UKMTO en un breve mensaje.

Las fuentes han identificado a los barcos afectados como el “Front Altair”, con bandera de las Islas Marshall y operado por la naviera noruega Frontline para la petrolera taiwanesa CPC, y el “Kokuka Courageous”, de Panamá. El diario especializado en temas navieros “Tradewinds” ha contado que el “Front Altair” ha sido alcanzado por un torpedo cuando navegaba frente a las costas del emirato de Fujairá. La petrolera taiwanesa ha confirmado esta versión. Un portavoz de Frontline ha indicado al diario noruego ‘VG’ que el “Front Altair”, que llevaba 75.000 toneladas de nafta, se ha incendiado. Sus 23 tripulantes han sido evacuados a un barco cercano, ha dicho el portavoz. Posteriormente, la agencia iraní de noticias IRNA ha informado de que se habría hundido.

Por otro lado, el “Kokuka Courageous”, operado por la empresa de Singapur BSM, ha sufrido un incidente de seguridad sin especificar todavía que ha causado serios daños, por lo que los 21 tripulantes han sido evacuados por el “Coastal Ace”, que se encontraba en los alrededores, según ha informado un portavoz de BSM. Uno ha resultado herido pero no reviste gravedad, ha aclarado. “El petrolero sigue en la zona y no hay peligro de que se hunda”, ha dicho el portavoz de BSM, afirmando que “el cargamento de metanol que transporta está intacto”.

También la Armada de Estados Unidos ha asistido a los dos buques petroleros. “Hemos recibido dos llamadas de socorro a las 6.12 (hora local) y otra a las 7.00”, ha dicho Joshua Frey, de la Quinta Flota estadounidense, con base en Bahréin. Una información que se contradice con la de Teherán, que ha informado a través de IRNA que han sido barcos iraníes los que han rescatado a 44 tripulantes de las dos embarcaciones.

Emiratos Árabes Unidos (EAU) denunció el pasado mes de mayo que cuatro buques mercantes habían sido objeto de “sabotajes” cerca de sus aguas territoriales, en el golfo de Omán. Posteriormente, señaló como posible causa ataques con torpedos. Arabia Saudí acusó a Irán, que ha negado cualquier implicación en estos sucesos.

La tensión se ha vuelto a disparar en la región coincidiendo con el primer aniversario de la ruptura del acuerdo nuclear con Irán por parte de Estados Unidos, amenazando la seguridad de navegación en el estrecho de Ormuz, una de las rutas mercantes más importantes del mundo, puesto que comunica el golfo Pérsico con el océano Índico.

Subida del petróleo Brent

El precio del barril del petróleo Brent subió este jueves un 3,22%, a consecuencia del ataque. El crudo del Mar del Norte cotizaba a 62,64 dólares a las 06.36 GMT, un ascenso del 3,22% frente al precio de apertura, cuando se situó en 60,62 dólares.

Esta tendencia alcista revierte la brusca bajada que experimentó el Brent este miércoles al cierre, cuando perdió un 3,79% y cerró por debajo de la barrera de los 60 dólares por barril por primera vez desde enero, tras conocerse el aumento de las reservas estadounidenses en 2,2 millones de barriles la semana anterior.

Tras el nuevo repunte, el analista Nitesh Shah, director de análisis de la empresa WisdomTree, explicó que estamos presenciando “una tensión creciente por la zona del Estrecho de Ormuz, el canal crítico por el que debe viajar el grueso del petróleo de Oriente Medio”. Según el experto, los mercados “han estado centrados en los inventarios crecientes de Estados Unidos y en la amenaza a la demanda por las guerras comerciales y han estado ignorando las amenazas a los suministros”. “Claramente la continuidad de los suministros no debería darse por hecho”, añadió.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Asia

(VIDEO) ¿Ha visto usted la realidad de la muerte en batalla? Se la enseñamos sin censura.

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Años llevan los kurdos y el Gobierno Turco luchando en las remotas montañas de Latakia. Una batalla eterna y sin cuartel de resultado incierto: Turquía tiene más hombres, más material y más dinero.

Los kurdos son guerreros.

Difícil guerra, vive Dios.

Hemos obtenido, no sin dificultad, unas imágenes de una cámara “go-pro” instalada en el casco de combate de un guerrero kurdo: van a poder observar como ejecutan una emboscada “de libro” contra unidades del Ejército Turco y eliminan a todos los componentes enemigos de la unidad con una facilidad pasmosa.

La guerra se parece a un videojuego, señoras y caballeros. Digo más; un videojuego moderno “transmite” la sensación de batalla mucho mejor que cualquier película bélica. Van a descubrir enseguida cuan inquietante es la realidad de la muerte y la lucha… y cuan parecida es a los juegos de sus hijos o de ustedes mismos con los que se divierten en consolas y ordenadores.

Demos gracias a la tecnología: es la única fuente de realismo que damos a nuestros hijos: les hemos escondido la muerte de los seres queridos, la muerte serena en familia, que la única referencia válida que tienen es la consola de juegos.

Curioso, cuando menos.

Pasen, y vean.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Asia

Los cristianos, objetivo de la ‘fábrica del terror’ iraní

Published

on

En la imagen, la cárcel de Evin en Teherán.
Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Por Uzay Bulut (Gatestone Institute).-La hija de un antiguo pastor iraní —Dabrina Bet-Tamraz— describió hace poco la persecución y el sufrimiento a los que está siendo sometida su familia tras haber sido sentenciada a una larga condena de cárcel por “delitos” relacionados con el cristianismo.

Al hablar sobre la seguridad del refugio en Suiza, donde logró huir con la ayuda de unos amigos, Dabrina Bet-Tamraz, hija de Victor y Shamiram Bet-Tamraz, declaró al Gatestone Institute:

“Fui arrestada muchas veces en Irán. Me amenazaron, y me obligaron a cooperar con el Gobierno contra los pastores, los líderes cristianos y los miembros de la Iglesia. Me retuvieron en custodia sin ninguna orden judicial, sin ninguna funcionaria mujer y rodeada de hombres.

Ahora me siento segura en Suiza, pero cuando los funcionarios del MOIS iraní [los servicios de inteligencia] publicaron en las redes sociales mis fotos y mi dirección —animando a los hombres iraníes que viven en Suiza a “hacerme una visita”— tuve que mudarme a otra casa”.

Ha pasado casi un año desde que Dabrina apeló al Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra para que interviniera y revocara las “acusaciones falsas y sin fundamento” contra su padre, su madre, su hermano y otros cristianos y conversos cristianos en Irán. La cronología de las detenciones de su familia es la siguiente:

  • En 2014, el pastor Victor Bet-Tamraz fue arrestado, junto con dos conversos al cristianismo desde el islam, durante una reunión privada en Navidad, en su casa en Teherán.

  • En 2016, Ramiel Bet-Tamraz, el hijo del pastor (hermano de Dabrina), fue detenido junto a cuatro amigos suyos, todos musulmanes convertidos al cristianismo, durante un picnic en Teherán. Fueron retenidos e interrogados en la cárcel de Evin, famosa por sus maltratos y torturas a los disidentes.

  • En 2017, el pastor Victor Bet-Tamraz y dos conversos fueron encausados y condenados a 10 años de cárcel por “actos de evangelismo” y por llevar a cabo actividades ilegales en la iglesia”.

Mientras, la mujer del pastor, Shamiram (madre de Dabrina) fue llamada al despacho del fiscal en la cárcel de Evin, y después sentenciada a diez años de cárcel por “pertenencia a un grupo con el propósito de perturbar la seguridad nacional” y por “reunirse y conspirar para cometer delitos contra la seguridad nacional”.

Todos sus familiares han recurrido sus sentencias. Aunque los recursos aún están pendientes, todos están bajo fianza y esperando la celebración de nuevas vistas.

Dabrina dijo que su familia ha estado viviendo en un limbo, algo que les está cobrando un peaje psicológico y económico en su vida y su posibilidad de subsistir:

“Están intentando sobrevivir, sin saber qué va a pasar después, sin poder hacer planes sobre su futuro. Sus vidas están en suspenso.

Viven con una constante ansiedad, impotentes, sin estar seguros ni a salvo ni siquiera en su propia casa. Son plenamente conscientes de los peligros que los rodean, pero no pueden hacer nada para protegerse. Están vigilados, controlados y con los teléfonos pinchados. Esa es su vida diaria. Cada vez que reciben una llamada, les entra el pánico: pueden ser los funcionarios de la inteligencia iraní para un interrogatorio o una vista en la audiencia.

Han congelado todo el dinero de mi padre. No tiene ingresos ahora y no puede trabajar para el Gobierno. Tiene 65 años y vive de una pensión que ni siquiera le da para comer.

Además, los interrogadores acusan constantemente a mi hermano de estar haciéndose cargo de las tareas parroquiales de mi padre, de enseñar y predicar la Biblia, ya que él no puede hacerlo”.

La parroquia, la Iglesia Pentecostal Asiria de Teherán, fue cerrada por el Ministerio del Interior iraní en 2009 por dar misa en persa, algo que las iglesias étnicas de Irán no tienen permitido. A la parroquia sólo se le permitió abrir otra vez después de que Bet-Tamraz fue expulsado y sustituido por otro líder religioso que daba misa en asirio.

Amnistía Internacional lanzó una campaña para reclamar que el Gobierno iraní “anule las condenas y las sentencias” de Bet-Tamraz, su esposa y los otros dos acusados cristianos, y que “respete el derecho a la libertad de opinión, conciencia y religión”.

El Instituto de Políticas Públicas Asirias envió una carta abierta al presidente del Supremo iraní y al fiscal general de Teherán en la que les pedía que desestimaran las acusaciones contra estos cristianos y “cese el acoso, las detenciones arbitrarias y el encarcelamiento de los cristianos, conversos incluidos, de Irán”.

El año pasado, un grupo de “relatores especiales” de Naciones Unidas sobre derechos humanos emitió un comunicado conjunto en el que pedían a Irán que “asegurara un proceso final justo y transparente” para Bet-Tamraz y los dos cristianos conversos. El comunicado decía:

“Somos conscientes de que constan otros varios casos donde los miembros de la minoría cristiana han recibido duras sentencias tras ser acusados de “amenazar la seguridad nacional” por convertir a otras personas o por ir a misas en domicilios privados.

Esto demuestra un preocupante patrón donde los individuos son puestos en la diana por su religión o sus creencias, en este caso, una minoría religiosa del país.

Los miembros de la minoría cristiana de Irán, en particular los que se han convertido a esta fe, se están enfrentando a una grave discriminación y a la persecución religiosa”.

La historia de la familia Bet-Tamraz es parte de lo que la organización pro derechos humanos International Christian Concern ha llamado la “fábrica del terror iraní”, cuyo objetivo son los cristianos:

En Irán, cualquier práctica que contradiga al islam se considera una amenaza a la seguridad nacional, duramente castigada por el poder juidicial.

Los tribunales revolucionarios se crearon para velar contra todas las amenazas al islam. Estos tribunales se han desarrollado y convertido en una máquina bien engrasada de opresión que actúa con impunidad bajo la protección del Estado. Los juzgados están estrechamente entrelazados con el Ministerio de Inteligencia. Los jueces tienen a su disposición a las Guardias Revolucionarias (la policía secreta) y una red de cárceles utilizada para torturar e interrogar a los cristianos.

Según International Christian Concern, Mike Ansari, de Heart4Iran, una parroquia cristiana iraní, dijo sobre las víctimas de este sistema judicial: “Si te retractas y te arrepientes, irás a la cárcel. Y si no lo haces, te matarán”.

El informe de International Christian Concern añadía:

“En el código penal no hay una guía para los jueces en lo relativo a los musulmanes conversos. Los cristianos pueden enfrentarse a elevadas multas, a detenciones y largas condenas de cárcel, o incluso la ejecución, bajo la ley de la sharía. Las sentencias de los cristianos conversos dependen de la interpretación del juez y pueden no fundamentarse en nada: del ánimo que tenga el juez ese día, de lo que haya tomado para desayunar, de su interpretación de la ley de la sharía o de su nivel de odio hacia el cristianismo”.

La situación descrita, siguió explicando Dabrina, es la responsable del sufrimiento de su familia.

El juez ni siquiera ha encontrado suficientes pruebas para sentenciar a mi madre. El caso no estaba claro para él. Pidió más información y documentos a los interrogadores. Lo más probable es que admita y agrupe todos los casos —el de mi padre, mi madre y mi hermano— y los convoque a todos en la próxima vista en el juzgado.

El problema es que, como dijo Dabrina, ni siquiera se ha fijado una fecha para la próxima vista.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading
Advertisement

Publicidad

Advertisement

Publicidad

¡SUSCRÍBASE GRATIS A NUESTRA NEWSLETTER!

Reciba cómodamente en su correo electrónico, todas las mañanas, la primera edición de ALERTA NACIONAL. ¡Esté informado de todo antes que nadie!
ArabicChinese (Simplified)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish