Connect with us

Economía

Reino Unido alerta a Gibraltar: un Brexit duro provocaría problemas en el traslado de alimentos

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

El Gobierno del primer ministro británico, Boris Johnson, ha advertido este miércoles a Gibraltar de que un Brexit caótico provocará una interrupción del suministro de mercancías y retrasos de más de cuatro horas en la circulación de personas en la frontera.

Estas advertencias figuran en los documentos internos de la denominada ‘Operación Martillo Amarillo’, el plan de contingencia para un Brexit duro que el Ejecutivo británico ha publicado este miércoles, como le había reclamado el Parlamento.

En el mismo, se alerta sobre una interrupción en el traslado de alimentos, medicamentos y el transporte transfronterizo de residuos, así como el paso de trabajadores, residentes y turistas al otro lado de la frontera.

Además, los servicios transfronterizos y el flujo de datos también se verán afectados. Estos retrasos afectarían “negativamente en el largo plazo” a la economía del Peñón, que no habría invertido en planes de contingencia “pese a la prórroga para la salida” de la Unión Europea.

En este sentido, el documento expresa sus dudas acerca de que Gibraltar no haya aprobado toda la legislación necesaria en el caso de que no haya un acuerdo para la salida ordenada del Reino Unido, lo que podría provocar “lagunas legales” y ciertos “riesgos”.

Las previsiones del Ejecutivo gibraltareño, según detallan los documentos internos de la ‘Operación Martillo Amarillo’, son más optimistas que los del propio Reino Unido. “Gibraltar prevé retrasos significativamentes menores en la frontera”, aseguran.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Advertisement
Deje aquí su propio comentario

Economía

5 cosas que debes saber sobre los préstamos urgentes

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Muchas veces debemos hacer frente a gastos inesperados, que nos obligan a recurrir a préstamos urgentes, pero la pregunta es dónde y cómo conseguirlos.

Una boda, un recibo, una multa, una avería en nuestra casa… Cualquier imprevisto puede arruinar tus previsiones para el mes y a veces, por la rapidez que necesitamos, los préstamos urgentes son una forma efectiva de conseguir ese dinero sin dar tantas explicaciones. Pero hay que hacer las cosas bien para salir del problema sin hacerlo más grande.

  1. No tengas demasiada prisa y mira bien lo que vas a contratar.

 

Necesitas el dinero ya, vale, pero haz caso al refrán: vísteme despacio, que tengo prisa. Y lo primero es valorar bien las características del préstamo online que vas a contratar. Asegurarte de que realmente encaja con tus necesidades y cumple con tus expectativas.

En Prestora, empresa líder del sector, se adaptan a tus necesidades personales de financiación y con la máxima rapidez. Su portavoz en España nos asegura que “incluso si el cliente no cumple las condiciones para el préstamo, por ejemplo, por su falta de solvencia, le asesoramos sobre las posibles opciones que tiene. Siempre le damos una respuesta adecuada a su caso”.

 

  1. Que el interés no sea muy elevado, pues aumentará el costo de tu préstamo.

Un buen préstamo rondaría un interés del 3% anual. No te dejes convencer por ofertas muy superiores, puesto que se te hará más difícil pagar intereses muy altos.

Y procura que el plazo sea cómodo para ti. Realista. Para que no te cueste mucho esfuerzo pagarlo es bueno tener tiempo para ahorrar.

 

  1. Considera tu solvencia, de cara a devolver el préstamo. ¿Está usted en la “lista negra” de la ASNEF?

Si mantienes impagos en la actualidad, o apareces en esta lista negra por cualquier motivo, es muy probable que en muchos sitios te vayan a denegar el préstamo: este fichero es consultado por cualquier banco o entidad financiera cuándo solicitamos financiación.

Sin embargo, hay buenas noticias: hay empresas de préstamos  que pueden concederte tu préstamo con Asnef. Consulta sus condiciones en nuestra página web y dinos el importe del préstamo que necesitas. Te darán una respuesta en un plazo máximo de 48 horas.

Piensa que estos préstamos rápidos se inventaron para dar soluciones a personas normales, no a millonarios.“Nos suele bastar con que la persona se encuentre empleada y pueda demostrarlo”, nos dice el portavoz de Prestora.

  1. Regístrate en la página web de préstamos personales y solicita ese préstamo que necesitas.

Si en la empresa de préstamos te ofrecen la confianza que necesitas, rellena un breve formulario con tus datos personales : es natural que te pidan tu nombre, DNI, dirección, número de teléfono y otros datos similares. Piensa que van a depositarte un dinero y necesitan saber quién eres.

Cuando te hayas registrado, toca el proceso de solicitud del préstamo: elegir el importe y el plazo para devolverlo. Un consejo: procura que el plazo se cumpla tras el cobro de tu nómina, para que no incumplas el pago de la cuota.

  1. Recuerda que, una vez recibido el préstamo, debes abonarlo en plazo.

El dinero es para ti, para gastarlo en lo que te parezca. No tienes que dar ninguna explicación a tu prestamista, pero al final del plazo tendrás que devolverlo y cumplir así tu compromiso.

Es esencial que, al pagar, en el concepto de la transferencia te identifiques, con tu DNI o siguiendo las instrucciones que te hayan dado en esa empresa de préstamos. No serías el primero que paga sin poner sus datos y luego le contactan, para exigirle el pago, porque no les consta que se haya realizado. Tengamos en cuenta que estas empresas manejan muchos préstamos personales y tu ingreso podría traspapelarse, pero hay otra forma de evitar esto: guarda también el resguardo del banco, como en cualquier otra compra, para demostrar que sí pagaste e indicar la fecha y hora del ingreso.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Economía

Jaime Caneiro, economista: “España va camino de Cuba y de Venezuela”

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Por: Jaime Caneiro*.- La opción de Sánchez de echarse en brazos del comunismo para formar gobierno traerá la ruina económica a España.

En el comedor de gala del Congreso de los Diputados, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias firmaron un acuerdo para formar Gobierno entre los socialistas del presidente del Gobierno en funciones y la organización comunista de extrema izquierda -valga la redundancia- que lidera el segundo.

Es un día triste para la libertad, en general, y para la libertad económica en particular, pues al menos uno de los firmantes de ese pacto es poco amigo de la economía de mercado, de la libertad económica y de la capacidad del individuo para decidir por él mismo. Podemos es una organización que tiene una ideología que ha dado los mayores totalitarismos que ha habido en la Historia, de los que algunos de ellos, como Cuba, Corea del Norte, China -pese a su revestimiento falso de capitalismo en la parte económica- y el régimen de Maduro en Venezuela, todavía persisten en estos momentos.

El otro de los firmantes probablemente sea amigo del intervencionismo, como socialista que es, pero entre el intervencionismo de la socialdemocracia y el que dicho pacto, a buen seguro, desarrollará, hay la distancia que media entre la prosperidad sueca y la miseria que hay en Cuba y Venezuela, por ejemplo. Si estos dos últimos son el espejo en el que mirarnos, los españoles lo tenemos claro. Es la distancia que hay entre un PSOE socialdemócrata y el PSOE actual de Sánchez, radicalizado a la izquierda.

Aunque todavía no han publicado más que un breve extracto del acuerdo, sin el contenido desgranado de cada una de las medidas, nada bueno se intuye ni en lo poco que dice ni en los precedentes. En este extracto, además de otras medidas radicales como la eutanasia, políticas feministas o la lucha contra el cambio climático, y de medidas peligrosas como ese entendimiento que preconizan para Cataluña, que no sabemos si esconde algo más, habla de otras medidas irresponsables, también en economía, como la estandarización de las escuelas de cero a tres años, cuyo gasto difícilmente podrá llevarse a cabo.

Peligrosa demagogia

Impone, asimismo, una peligrosa demagogia en materia de pensiones, asegurando su revalorización conforme al coste de la vida, al tiempo que dice que va a garantizar la sostenibilidad de las mismas, cuando con la medida que propone se vuelve matemáticamente imposible. No es cuestión de ideologías, es cuestión de matemáticas: si no se acuerdan reformas que garanticen su viabilidad, el sistema de pensiones estallará, y, con su acuerdo demagogo, Sánchez e Iglesias habrán precipitado la explosión que empobrecerá a los pensionistas.

Dice el acuerdo que van a garantizar el trabajo digno, estable y de calidad, que a buen seguro significará que van a derogar la reforma laboral del año 2012, que es la que ha creado el marco más incentivador de empleo estable que hemos tenido en estos últimos cuarenta años. Del mismo modo, seguro que detrás de esas grandes palabras falsas esconden volver a incrementar exponencialmente el salario mínimo, cuyo efecto pernicioso lo notará el empleo, especialmente los trabajadores menos cualificados, que serán expulsados del mercado de trabajo al no poder generar un valor suficiente para cubrir ese incremento de costes laborales que dicha medida impondrá.

Hablan también de fortalecer a las pymes, pero lo enfocan todo desde el punto de vista de las subvenciones, no de la eliminación de absurdas barreras burocráticas que impiden que las pequeñas empresas prosperen. Una vez más, el intervencionismo busca la subvención para repartir la miseria en lugar de liberar obstáculos que permitan crear riqueza.

Por último, mencionan la necesidad de contar con una justicia fiscal. Es decir, preparan el expolio, vía impuestos confiscatorios, de todo lo que genere cualquier persona -física o jurídica- con su esfuerzo, trabajo y sacrificio.

Realmente, su guía será el acuerdo de aquel fallido proyecto de Presupuestos que firmaron en la Moncloa y que, afortunadamente, fue devuelto al Gobierno. El guión de este acuerdo no es otro que el compendio de la doctrina más fundamentalista del intervencionismo, con elevación desmedida del gasto público, tremenda subida de impuestos, un déficit que se disparará y una deuda desbordada.

Con su política, de aplicarse, pondrán en jaque mate a la economía, pues ese gasto no se podrá soportar: el déficit aumentará de manera intensa y nos volverá a introducir en el protocolo de déficit público excesivo, con posibles sanciones por parte de la Unión Europea, al tiempo que la deuda la elevará hasta unos niveles que pueden poner en peligro su sostenibilidad y, por tanto, la viabilidad de nuestra economía.

Con la sangría en impuestos que pretenden aplicar, esquilmarán a todos los contribuyentes y expulsarán a muchas empresas, que se deslocalizarán, y al deslocalizarse no sólo ya no pagarán nada en impuestos, sino que no darán empleo y muchos trabajadores se irán al paro, con lo que disminuirá su poder adquisitivo, al perder su salario esos trabajadores que pasarán a ser desempleados, se ingresará menos, pues su tributación al IRPF y a la Seguridad Social será menor, y se incrementará el gasto, pues habrá más personas que tendrán que cobrar la prestación por desempleo. La caída extrema de actividad económica y el paro masivo están garantizados.

Sánchez, tras su fracaso del domingo al intentar salir fortalecido de las urnas y, al contrario, perder apoyos, ha decidido mantenerse a cualquier precio, haciendo inviable ya un acuerdo con el PP, porque ha optado por acordar un gobierno de izquierda radical -“rotundamente progresista”, lo llama él-, que nos llevará a la ruina si se concreta.

Todo lo conseguido hasta ahora se irá por el sumidero, toda la prosperidad de tantas décadas, el bienestar obtenido por los españoles, será historia, porque el egoísmo y sectarismo del presidente del Gobierno en funciones le arroja en brazos del comunismo, de una izquierda radical que odia la economía de mercado, la monarquía parlamentaria y el régimen de la Constitución de 1978. Vamos camino a la perdición, camino de Cuba y de Venezuela. Atruena el “nación sin cabeza” de Jovellanos, mientras el cuerpo se estremece de pánico ante este terrorífico horizonte.

*Economista


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Economía

Sánchez e Iglesias chocan en economía

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Una de las incógnitas del Gobierno entre el PSOE y Podemos será dirimir el reparto de funciones para la ejecución de una política económica realista ante la inminencia de una crisis. Sánchez ha demostrado demasiadas veces que su palabra no es fiable, pero la hemeroteca está repleta de recordatorios demostrativos de las grandes diferencias entre los programas económicos de ambos partidos. Sánchez e Iglesias podrán edulcorar la compatibilidad de su Gobierno «progresista», pero lo cierto es que siempre han discrepado de las medidas que deben ser adoptadas. Partiendo de la base de que ninguno de los dos nunca hizo méritos para ser una luminaria económica, y de que siempre que la izquierda ha gobernado en España ha dejado a la clase media más empobrecida y con más desempleo que cuando entró, sus soluciones resultan ser demagogia pura y un peligro para el bolsillo. Pero en efecto son dispares. Iglesias aboga por una derogación total de la reforma laboral, y Sánchez, que siempre mantuvo ese discurso, lo rectificó cuando llegó a La Moncloa para decepción de los sindicatos y de amplios sectores de la izquierda. El PSOE plantea una reforma parcial de la ley que aprobó el Gobierno del PP eliminando «lo más perjudicial» para el trabajador. Sin embargo, para Podemos toda la ley es perjudicial, y por eso exige incluso un nuevo estatuto de los trabajadores que Sánchez ni siquiera sopesa. Las fricciones en el ámbito laboral prometen ser serias.

Lo mismo ocurre respecto a la política de vivienda, donde Iglesias pretende tener autonomía de gestión para, por ejemplo, intervenir de facto el precio de los alquileres, algo a lo que el PSOE se opone sencillamente porque es inconstitucional.

*Respecto a la banca, Unidas Podemos propone un simulacro de estatalización que el PSOE sabe inviable, y un masivo incremento de impuestos a sociedades y empresas, a la propia banca con nuevas tasas, y a la energía, cuyo sector quiere intervenir de facto bajo el siempre salvífico argumento de proteger el medio ambiente. El rechazo del PSOE a muchas de estas medidas es frontal, pero si en algo coinciden es en un notable incremento fiscal a la ciudadanía, eso sí, disfrazándolo de «armonización» contra las «rentas altas». Eufemismo tras eufemismo, el español medio ya sabe a qué atenerse y no podrá decir que lo desconocía cuando acudió a votar. El gasto público y el endeudamiento que PSOE y Podemos propondrán para financiar su «gasto social progresista» será tan relevante como la pugna entre ambos por asegurar las pensiones conforme al IPC, la elevación del salario mínimo hasta 1.200 euros y la aplicación de una «renta básica».

Sencillamente, porque España no podrá permitirse tantos excesos de populismo ultraizquierdista.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading
Advertisement Enter ad here
Advertisement
Advertisement
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
ArabicBulgarianChinese (Simplified)DanishEnglishFinnishFrenchGermanGreekItalianNorwegianPortugueseRomanianRussianSpanishTurkish
A %d blogueros les gusta esto: