Connect with us

Sociedad

Si todo el mundo se arrodilla, ¿quién se alzará en defensa de la historia y la cultura de Occidente?

Published

on

La estatua de Churchill en Londres fue cubierta por las autoridades municipales durante las últimas protestas. Su eliminación visual evoca las estatuas desnudas de Roma tapadas para complacer al presidente iraní Hasán Ruhaní, o las desapariciones en las fotografías soviéticas.
Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Compartir

Por Giulio Meotti.- «El antirracismo ya no es la defensa de que todo el mundo es igual en dignidad, sino una ideología, una cosmovisión», ha manifestado el filósofo francés Alain Finkielkraut, hijo de supervivientes del Holocausto.

El antirracismo ha sido transformado (…) En tiempos de la gran migración, ya no es una cuestión de dar la bienvenida a los recién llegados integrándolos en la civilización europea, sino la exposición de los errores de ésta.

Loading...

Finkielkraut habla del «autorracismo» como «la patología más grotesca y desalentadora de nuestra época».

Londres es su capital.

Derribar a los racistas es un mapa que contiene 60 estatuas de 30 ciudades británicas cuya eliminación se está demandando en apoyo del movimiento surgido en EEUU después de que un policía blanco, Derek Chauvin, matara a un hombre negro, George Floyd, poniéndole la rodilla en el cuello.

En Bristol, una multitud arrojó a las aguas del puerto la estatua del filántropo y propietario de esclavos Edward Colston. Posteriormente, en Londres unos manifestantes vandalizaron las estatuas de Winston Churchill, el Mahatma Gandhi y Abraham Lincoln. Tras retirar del exterior del Museum of London Docklands la estatua del esclavista escocés Robert Milligan, el alcalde de la capital británica, Sadiq Khan, anunció la creación de una comisión para quitar las estatuas que no reflejen «la diversidad de la ciudad». Otras dos estatuas han sido eliminadas de dos hospitales londinenses.

El vandalismo y el autoodio han ido ganando terreno rápidamente. La épica de los grandes descubrimientos asociados al Imperio Británico se ha tornado ominosa. Las protestas no son sobre la esclavitud. Nadie en el Reino Unido actual celebra ese periodo. Es más bien un llamamiento a la limpieza cultural de todas las obras que contradigan el nuevo mantra de la diversidad.

«En el Reino Unido de hoy ha nacido una nueva variante del Talibán», ha escrito Nigel Farage, en referencia a los dos budas gigantes dinamitados por los talibanes en Afganistán en 2001. «A menos que nos dotemos rápidamente de un liderazgo moral, no va a merecer la pena vivir en nuestras ciudades».

En la lista de estatuas eliminables figuran los nombres de Oliver Cromwell y Horatio Nelson, dos figuras mayores de la historia británica, así como el de Nancy Astor, la primera parlamentaria británica electa (1919), y los de Sir Frances Drake, Cristóbal Colón y Charles Gray, el primer ministro cuyo Gobierno supervisó la abolición de la esclavitud, en 1833. El actual premier, Boris Johnson, ha mostrado su oposición a la campaña de esta manera:

«No podemos tratar de editar o censurar nuestro pasado. No podemos pretender haber tenido una historia diferente. Las estatuas de nuestras ciudades y pueblos las erigieron generaciones anteriores que tenían perspectivas diferentes, una comprensión distinta del bien y del mal. Y esas estatuas nos enseñan sobre nuestro pasado, con sus errores. Derribarlas sería mentirnos acerca de nuestra historia, y empobrecer la educación de las generaciones venideras».

La culpa poscolonial británica está teniendo repercusiones que van mucho más allá de las estatuas. Véase, por ejemplo, el silencio total sobre los cristianos perseguidos, según el obispo británico que comanda la comisión gubernamental que analiza su sufrimiento. O, llamativamente, la retirada del escenario glocal. «Cuando Occidente pierde la confianza en sí mismo, debido a un sentimiento de culpa excesivo o extraviado sobre el colonialismo, vira hacia el aislacionismo», comenta Bruce Gilley, profesor de ciencia política. «Tememos que todo lo que hagamos sea colonialista. Hay una miríada de países dispuestos a llenar el vacío en la gobernanza global: China, Irán, Rusia, Turquía».

La culpa poscolonial está igualmente asfixiando la libertad de expresión en el Reino Unido. El exjefe del observatorio británico para la igualdad Trevor Phillips fue suspendido de militancia en el Partido Laborista tras ser acusado de «islamofobia». ¿El motivo? Su crítica al multiculturalismo. Esto es lo que tiene que decir al respecto Philips:

«En mi opinión, la renuencia a afrontar la cuestión de la diversidad y sus descontentos lleva aparejado el riesgo de que nuestro país se dirija como un sonámbulo hacia una catástrofe en la que las distintas comunidades se enfrentarán entre sí, se condonarán las agresiones sexuales, se suprimirá la libertad de expresión, se revertirán libertades civiles que ha costado mucho conseguir y se minará la democracia liberal, que tan bien ha servido a este país durante tanto tiempo».

Asimismo, Philips denuncia que a los políticos y periodistas británicos les «aterroriza» hablar de la raza, con lo que dejan que el multiculturalismo se convierta en un «fraude» explotado por quienes se han hecho fuertes en la segregación. He aquí a un individuo de origen guyanés, un veterano laborista, un comisionado por la igualdad, diciendo la verdad sobre los multiculturalistas.

Los activistas que hacen campaña por la eliminación de estatuas quieren alterar radicalmente el perfil de la capital británica. El enfrentamiento parece darse entre unos censores violentos que acosan a todo el mundo, por un lado, y, por el otro, unos políticos cobardes y apaciguadores que se doblegan ante los vándalos. Los monumentos son una parte vital de una ciudad global; dan cuenta del lugar en la Historia de la ciudad. Sin ellos, sólo quedarían las paradas de autobús y los Burger Kings. Estos protestatarios parecen anhelar una Historia revisada y saneada. Si no lo entendemos rápidamente, si borramos nuestro pasado, como trató de hacer la URSS, les será más fácil generar una visión de nuestro futuro que no remita a nuestros valores. No nos dejarán más que esquirlas de nuestra historia y nuestra cultura.

Este movimiento de odio a Occidente –que, como todo, tiene una historia imperfecta– parece haberse iniciado en las universidades británicas. En Cambridge, profesores de literatura pidieron reemplazar a autores blancos por otros representativos de las minorías para descolonizar el currículum. El sindicato de estudiantes de la prestigiosa Escuela de Estudios Africanos y Orientales londinense demandó la eliminación de autores como Platón, Kant, Descartes y Hegel del plan de estudios porque «todos eran blancos»; como si el color de nuestra piel fuera el determinante único de nuestros pensamientos. En Manchester, unos estudiantes pintarrajearon un mural inspirado en el poema «Si» de Kipling.

Un estudioso del colonialismo, Nigel Biggar, ha afirmado que en las universidades británicas se ha vuelto a instalar un «clima de miedo». La Universidad de Liverpool acordó recientemente renombrar un edificio que rendía homenaje al primer ministro William Gladstone. En Oxford, la estatuta de Cecil Rhodes, filántropo y fundador de Rodesia (actual Zimbabue), corre el riesgo de ser la siguiente en la lista.

«Hay algo de hipocresía en que Oxford consiga dinero para que cada año cien becarios, una quinta parte de ellos procedentes de África, vengan aquí y luego decir que queremos arrojar la estatua de Rhodes… al Támesis», ha declarado Lord Patten, rector de la universidad. Patten sostiene que su opinión es la misma que «la expresada por Nelson Mandela en una ceremonia del Fideicomiso Rhodes en 2003» y que, pese a «los problemas asociados con el papel de Cecil Rhodes en la historia, si estaba bien para Mandela, está bien para mí». Pero no para los revisionistas.

Parece que se está rehaciendo la historia de Occidente para presentar toda la civilización occidental como un mero apartheid descomunal. Como si debiéramos deshacernos no sólo las estatuas sino de nosotros mismos. Pero una democracia exitosa no puede construirse sobre la eliminación del pasado.

La estatua de Churchill en Londres fue cubierta por las autoridades municipales durante las últimas protestas. Su eliminación visual evoca las estatuas desnudas de Roma tapadas para complacer al presidente iraní Hasán Ruhaní, o las desapariciones en las fotografías de aquellos que habían perdido el favor del Politburó en la URSS. Hay falsedad en el borrado de la historia propia. Puede que la historia de uno no sea perfecta, pero sigue siendo la historia de uno. Como ha escrito el historiador Victor Davis Hanson, un país «no tiene que ser perfecto para ser bueno». Sajar la parte desagradable no cambia los hechos; puede incluso ser reemplazada por una todavía más desagradable.

Algunos museos londinenses ya habían abrazado hace un tiempo la autocensura. La Tate Gallery vetó una obra de John Latham que mostraba un Korán entre cristales. El Victoria and Albert Musem exhibió pero posteriormente retiró una imagen devocional de Mahoma. La Saatchi Gallery exhibió dos desnudos con escritura árabe sobreimpresa, lo que provocó quejas de algunos visitantes musulmanes; el museo las cubrió. La Whitechapel Art Gallery purgó una muestra en la que había unas muñecas desnudas.

El diccionario Merriam-Webster acaba de revisar la definición de racismo para incluir la cualidad de «sistémico», presumiblemente para expresar que toda la sociedad es culpable e injusta.

Los censores parecen querer controlar nuestro universo mental, como en la novela de George Orwell 1984:

«Todo registro ha sido destruido o falseado, cada libro ha sido reescrito, cada cuadro ha sido repintado, cada estatua y edificio han sido rebautizados, cada fecha ha sido alterada. Y el proceso continúa, día a día y minuto a minuto. La Historia se ha detenido. Nada existe salvo el presente incesante, en el que el Partido siempre tiene razón».

Este proceso de autohumillación occidental empezó hace mucho. Así, los ayuntamientos en manos del Partido Laborista británico empezaron a examinar todas las estatuas bajo su jurisdicción. El alcalde de Bristol, Marvin Rees, en vez de defender el imperio de la ley, calificó de «historia poética» la violenta eliminación de la estatua de Colston. Cuando los vándalos empezaron a destruir estatuas, muchos aplaudieron. El primer ministro británico, Bori Johnson, habló de «iconoclasia políticamente correcta».

Una semana antes de la querella de las estatuas, en el Reino Unido la gente andaba arrodillándose por George Floyd. Parecía una demanda colectiva para que toda la sociedad occidental se arrepintiera. Parecía una suerte de histeria ideológica, no tan distinta de las de la Inquisición o la del proceso contra las Brujas de Salem: diríase que quienes se arrodillaban eran gente más moral, que estaban del lado de la Justicia. Se arrodillaron incluso policías británicos, así como la presidenta de la Cámara de Representantes norteamericana, Nancy Pelosi, y otros líderes demócratas. Ambos fueron actos de irresponsabilidad y capitulación. Días después, el establishment británico sucumbió ante el nuevo Talibán.

¿Qué pretende conseguir este macabro juego ideológico? No el derribo de monumentos como las estatuas de Colón, que han sido incluso decapitadas. Va más allá. Es una toma del poder para desatar una revolución cultural e impedir que nadie diga que no todas las culturas son iguales; para someter a juicio el pasado de Europa; para instilar un remordimiento perenne en las conciencias y esparcir el terror intelectual a fin de hacer avanzar el multiculturalismo.

¿Cuántos se negarán a comulgar con esta supresión coactiva de la Historia? Si son muchos los que se arrodillan ante el nuevo totalitarismo, ¿quién tendrá el coraje para defender la historia y la cultura de Occidente?

*Giulio Meotti, escritor y periodista italiano, es jefe de Cultura de Il Foglio.


Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Compartir
Advertisement
Deje aquí su propio comentario

Sociedad

¿PORQUÉ NOS ENTERAMOS POR LOS INGLESES? Piden el lanzamiento a nivel nacional de tabletas de vitamina D para las personas en riesgo de Covid-19 después de que una región española experimente una caída del 82% en las muertes después del programa de suplementos

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    5
    Compartidos

El diputado conservador David Davis ha pedido al gobierno del Reino Unido que distribuya suplementos de vitamina D a las personas con mayor riesgo de Covid-19 de la sociedad.

Davis dice que Gran Bretaña debería seguir el ejemplo de la región española de Andalucía en el sur de España, que distribuyó Calcifediol, un suplemento de vitamina D, a los residentes de hogares de ancianos en noviembre.

Desde entonces, la cifra de Andalucía de muertes por millón por Covid-19 ha caído de 187 en noviembre a solo 11 a principios de enero, y está en camino de solo 33 para el mes, una caída del 82 por ciento desde noviembre.

Mientras tanto, el peaje comparativo del Reino Unido ha aumentado de 175 en noviembre a lo que será más de 300 en enero.

Davis cree que es hora de que el gobierno del Reino Unido renueve su interés en la vitamina D y la extienda a todas las personas en riesgo.

Loading...

La vitamina D se produce naturalmente en el cuerpo cuando la piel se expone a la luz solar, pero en muchas partes del norte del mundo sin mucha luz solar, la deficiencia de vitamina D es común.

Se encuentra naturalmente en pescados grasos como el salmón, yemas de huevo, setas y carnes rojas. El NHS dice que los adultos deben consumir alrededor de 10 microgramos de vitamina D todos los días.

Sin embargo, una revisión del gobierno del Reino Unido descubrió recientemente que ‘no hay suficiente evidencia’ de que tomar suplementos de vitamina D pueda prevenir o tratar el Covid-19.

El secretario de Salud, Matt Hancock, ordenó una revisión rápida del efecto de la vitamina en Covid en octubre, luego de ser criticado por descartarla previamente sin ninguna evidencia que respalde sus afirmaciones.

Un panel de expertos de varias agencias gubernamentales, incluida Public Health England, analizó ‘los mejores’ estudios científicos de todo el mundo, aunque no dijeron cuáles ni cuántos artículos examinaron.

Pero el equipo, dirigido por el organismo de control del NHS, NICE, dijo que ‘no era posible’ determinar una relación directa entre la vitamina D y Covid, citando la falta de ensayos de alta calidad.

Una gran cantidad de estudios han encontrado que una gran cantidad de personas que contraen Covid-19 no tienen suficiente vitamina D en sus cuerpos y los pacientes más enfermos a menudo tienen deficiencia.

‘Para darle al gobierno el crédito adecuado, han instigado la provisión de un suplemento, sin cargo, a los clínicamente extremadamente vulnerables en los hogares de ancianos’, dijo Davis hoy en la Cámara de los Comunes durante un debate de clausura.

Sin embargo, para que la suplementación tenga algún efecto grave, la dosis debe ser suficiente para corregir la eficacia existente.

‘Lamentablemente, con el programa del gobierno para los clínicamente extremadamente vulnerables, la suplementación está muy por debajo de esto’.

Explica que el gobierno está suministrando 100 unidades internacionales de vitamina D. Un microgramo de vitamina D equivale a 40 unidades internacionales.

Davis dice que el programa existente es un ‘pequeño paso en la dirección correcta’, pero es simplemente una ‘gota en el océano’.

“Lo que se necesita para proporcionar una protección adecuada contra Covid-19 es una dosis significativamente más alta, hasta 4.000 unidades al día.

‘Especialmente para los grupos vulnerables que tienden a tener deficiencia de la vitamina, a saber, los ancianos, las minorías étnicas y los que padecen una serie de afecciones’.

¡ATENCIÓN! A menos sol, menos vitamina D y más riesgo de COVID: ¿Nos están matando los confinamientos?

La migración humana durante los últimos 500 años desde lugares soleados a hogares más fríos y oscuros del norte ha provocado un aumento en el número de personas que sufren deficiencias de vitamina D, revela un nuevo estudio.

Los académicos crearon un modelo informático para calcular la diferencia en la exposición a los rayos ultravioleta del sol en la ubicación actual y ancestral de una persona.

Descubrieron que ir a lugares con niveles más bajos de luz solar puede resultar en una deficiencia de vitamina D, que está directamente asociada con un mayor riesgo de mortalidad por enfermedades como enfermedades cardiovasculares, diabetes, hipertensión y ciertos cánceres.

Investigaciones recientes incluso encuentran que la vitamina D afecta la gravedad de COVID-19.

« Nuestros resultados sugieren que las regiones de UV baja que han recibido una inmigración sustancial de regiones de UV-R alta experimentan una esperanza de vida más baja de lo que habría sido el caso en ausencia de tales flujos de migración », escriben los investigadores en su estudio, publicado en Oxford Economics Papers. .

‘Si continúan los movimientos actuales de personas, que en gran medida representan movimientos de’ Sur a Norte ‘, es probable que se haga visible mucha más variación [en la esperanza de vida] durante el siglo XXI’, los investigadores de la Universidad del Sur de Dinamarca y Dice la Universidad de Copenhague.


Comparta este artículo.
  •  
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    5
    Compartidos
Continue Reading

Sociedad

Millones de usuarios de Big Tech migran hacia plataformas alternativas

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    6
    Compartidos

BLes– Luego de los sucesos de las últimas semanas en los que se evidenció que las principales plataformas como Google, Facebook y Twitter poseen un poder incalculable a través de la censura y el monopolio en el mercado, pareciera que millones de consumidores reflexionaron al respecto y comenzaron a migrar hacia plataformas alternativas como DuckDuckGo, MeWe, Signal, Telegram y Parler.

La alternativa de Google, DuckDuckGo, acaba de superar los 100 millones de búsquedas diarias. La alternativa de Facebook, MeWe vio un aumento reciente de 2,5 millones de nuevos usuarios. Signal y Telegram están ganando una popularidad exponencial, ambas son aplicaciones de mensajería que ofrecen una forma de solucionar las funciones de mensajes de Twitter y Facebook, informó recientemente el medio Breitbart.

Loading...

Por su lado, la plataforma Parler surgió como una alternativa conservadora a Twitter ante el aumento sostenido de censura en el contenido de los usuarios y grandes líderes conservadores como el expresidente Donald Trump, quien padeció una auténtica persecución cibernética de sus discursos, ideas y comentarios.

Durante bastante tiempo parecía que sería imposible que existan alternativas a las Big Tech, dado que no surgían firmas nuevas que manejen números considerables y que mantengan crecimientos sostenidos.

La nueva realidad estaría demostrando que sí es posible un cambio y que los grandes monopolios no tienen nada asegurado, y si bien las plataformas alternativas se encuentran realmente lejos de alcanzar en números de usuarios o búsquedas a las monopólicas Big Tech, sin embargo por primera vez se están observando alternativas en franco ascenso.

Para mencionar un ejemplo, en los servicios de mensajería, Facebook y WhatsApp han experimentado una caída importante en las nuevas descargas, y muchos usuarios recurren a alternativas centradas en la privacidad como Signal, Telegram y Safe Chat.

Solo en la última semana, las descargas de WhatsApp cayeron más de 2 millones entre el 5 y el 12 de enero en comparación con la semana anterior. En comparación, Signal registró 17,8 millones de descargas, mientras que Telegram registró 15,7 millones durante el mismo período.

Telegram afirma que ha alcanzado los 500 millones de usuarios. Signal dice que una avalancha de “millones y millones de nuevos usuarios” los hace “agregar nuevos servidores y capacidad adicional a un ritmo récord todos los días de esta semana sin parar”.

Safe Chat es otra de las recientes aplicaciones que tanto por sus prestaciones como por su sistema de extrema seguridad ha conseguido un número de descargas récord en los últimos tiempos.

Son dos los motivos principales los identificados hasta el momento para explicar la masiva migración en las redes sociales. Por un lado la privacidad, las nuevas reglas impuestas preocupan a los usuarios que desconfían cada vez más de la seguridad y temen ser robados o espiados a través de las plataformas.

En segundo lugar, y no menos importante, está la cuestión política que se evidenció sobre todo durante los últimos meses y con más fuerza las últimas semanas. Apple, Google, Amazon, Facebook y Twitter están eliminando sin ningún tipo de tapujo los contenidos e ideas conservadoras que se publican. También están callando las voces de los líderes de estos movimientos lo que genera aún más desconfianza porque pone en evidencia la tendencia represiva.

Tal es el caso de Donald Trump, quien siendo presidente de los Estados Unidos fue bloqueado sin razón lógica alguna de todas las redes sociales, las cuales eran utilizadas como su principal fuente de comunicación con seguidores de todo el mundo.


Comparta este artículo.
  •  
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    6
    Compartidos
Continue Reading

Sociedad

Basura Jesuítica en acción: El jesuita James Martin sale en defensa de las activistas LGTBI juzgadas en Polonia por ofender a la Virgen de Czestochowa

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    5
    Compartidos

Hace un par de días el P. James Martin, sj, ha protagonizado un nuevo escándalo en Twitter al apoyar a tres activistas polacas que distribuyeron la imagen de la Virgen de Czestochowa, patrona del país, con los colores del arcoíris que son usados por el lobby LGBT como aureola.

Infocatólica.- Elżbieta Podleśna, Anna Prus, y Joanna Gzyra-Iskandar están siendo juzgadas en Polonia por el delito de profanación y ofensa a los sentimientos religiosos, Las tres mujeres distribuyeron imágenes de la Virgen de Częstochowa y el Niño Jesús con la aureola con los colores del lobby LGBT.

Las profanadoras han encontrado un apoyo no sorprendente pero sí escándaloso. Se trata del P. James Martin, sj, famoso por ser el mayor defensor de las tesis del lobby LGTB en el seno (nadie le ha expulsado) de la Iglesia Católica. El sacerdote jesuita abrió un hilo en Twitter acusando a Polonia de ser una país homófobo y justificando el uso de la bandera del arco iris LGTB en la imagen de la Virgen:

Loading...

En Polonia, donde la homofobia es rampante, las personas LGBT están siendo juzgadas por «profanar» una copia de la Virgen Negra. Pero María es para todos, incluidas las personas LGBT, y hay una larga historia de retratarla como parte de diferentes comunidades de fe…

La comunidad LGBT tiene pocas imágenes como esta (ndr:la bandera del arco iris). Por eso no es de extrañar que agreguen su propio símbolo, el arcoíris, de manera respetuosa, a una querida imagen de su madre.

Qué apropiado que esté llorando, por lo que su hijo sufre cada vez que una persona LGBT es perseguida-

 


Comparta este artículo.
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    5
    Compartidos
Continue Reading

Sociedad

¡Fantástico y sincero Girauta! ha puesto en su sitio a Dina Bousselham llamándola «guarra» en Twitter

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  • 4
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    5
    Compartidos

Juan Carlos Girauta estará presente en un acto organizado por la Fundación Disenso, perteneciente a VOX y que confirma que el ex portavoz de Ciudadanos en el Congreso de los Diputados está más cerca de lo que parece de la formación de Santiago Abascal. El acto se celebrará este martes y en él se hablará de la «libertad de expresión ante la amenaza de las corporaciones tecnológicas».

La propia Fundación Disenso ha confirmado que contarán con la presencia de Juan Carlos Girauta, Hermann Tertsch, Alfredo Timermans y Mike González.


Ante esta noticia, Dina Bousselham, director del diario podemita ‘La Última Hora Noticias’ y ex asesora de Pablo Iglesias, ha atacado a Juan Carlos Girauta llamando «fascista» al ex dirigente de Ciudadanos.

Loading...

Como era de imaginar, Juan Carlos Girauta no ha dudado en responder a la podemita. Pero lo ha hecho de una forma muy directa, llamándola «guarra».

 


Comparta este artículo.
  •  
  • 4
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    5
    Compartidos
Continue Reading

Radio Cadena Española

¿Quiere recibir las últimas noticias en TELEGRAM?

ALERTA NACIONAL RECOMIENDA:

ESCALPELO LITERARIO Y CINÉFILO

LOS LÍMITES DE LA MENTE

LA BANDERA ESPAÑOLA

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Translate/Traducir »