Connect with us

Comunidad de Madrid

Un Ayuntamiento de Madrid rinde homenaje a un dirigente comunista del Frente Popular, con el apoyo del PP y C’s

Published

on

Comparta este artículo.

Por Laureano Benítez Grande-Caballero.- El pasado martes 21 de enero, el grupo municipal de VOX en Torrelodones (provincia de Madrid) presentó al Pleno del Ayuntamiento una moción con una propuesta para que se retiraran de la localidad todos los homenajes que el Consistorio ―con mayoría absoluta de Vecinos por Torrelodones (VxT)― tiene actualmente a la memoria de Mariano Cuadrado Fuentes, quien fuera alcalde socialista de Torrelodones desde marzo de 1936 hasta mayo de 1937. La propuesta fue rechazada por todos los grupos municipales, incluso por el PP, partido que alegó que no había que «reabrir heridas», mientras llamaba a la necesidad de «concordia».

Los homenajes a Cuadrado se hicieron a iniciativa del PSOE de Torrelodones, recogiendo a su vez este grupo municipal una propuesta de la Sociedad Caminera del Real de Manzanares de Torrelodones, la cual pretendía incorporar a Mariano Cuadrado al «martirologio» de la «memoria histórica», adornando su figura con toda clase de méritos, valores y cualidades.

Loading...

La iniciativa fue aprobada por unanimidad por todos los grupos de la corporación municipal ―incluido el PP―, y se desarrolló el 17 de septiembre de 2016, fecha en la que la figura del alcalde socialista fue objeto de un homenaje público por parte del Ayuntamiento torrensano.

Dichos homenajes ―sufragados con fondos municipales, claro está―consistieron, básicamente, en designar con su nombre una pequeña plazoleta en el lateral de la casa consistorial, en cuyo centro se plantó un gran olivo «de la paz», protagonizando su inauguración el socialista Ángel Gabilondo. Además, se adosó una placa elogiosa que reza «Maestro y Alcalde de Torrelodones. Socialista, católico y republicano. Fusilado en Madrid el 15 de Septiembre de 1939, dejando mujer y ocho hijos. Su dignidad, honestidad y defensa de la legalidad representan un ejemplo de vida para su familia y amigos, sus vecinos y los más de 5.000 refugiados acogidos en Torrelodones durante la Guerra Civil. Para todo el pueblo de Torrelodones una herencia de la que nos sentimos orgullosos».

Por si todo esto fuera poco, también se colgó un gran panel compuesto con azulejos con dibujos elaborados por niños del pueblo y con frases alegóricas; se realizó un gran acto en el auditorio de la Casa de la Cultura protagonizado por la socialista Francisca Sauquillo, responsable de la Comisión de Memoria Histórica de la Comunidad de Madrid; se llevaron a cabo actos divulgativos sobre la «ejemplar» trayectoria de Cuadrado entre los niños y jóvenes de los colegios e instituto del pueblo; se editó un video y se publicaron numerosos artículos.

La moción del PSOE que dio origen al homenaje se basó en un simple folio facilitado por la Sociedad Caminera lleno de afirmaciones categóricas sin el debido respaldo documental, las más de ellas manifiestamente falsas, y las otras las peores mentiras que son las verdades a medias, o tergiversadas, o sacadas de contexto.

Y es que el caso de Mariano Cuadrado Fuentes es paradigmático, porque son los documentos ―la mayoría de ellos avalados por él mismo―, son los libros de actas de Torrelodones que se conservan todos –Monarquía, II República y etapa de gobierno del Gral. Franco―, los que le acusan de ser lo contrario de lo que reza la placa y, por ende, inmerecido titular de una plaza o calle en Torrelodones.

Esa abundante documentación ha sido estudiada por el torrensano Francisco Bendala Ayuso, quien en su investigación ―que seguimos en el presente artículo― aporta argumentos incontestables que esclarecen la verdad sobre ese presunto «mártir» de la memoria histórica, desmontando implacablemente el Himalaya de mentiras de la placa laudatoria.

El socialismo de Mariano Cuadrado no fue el moderado del socialdemócrata Julián Besteiro, sino el revolucionario de Indalecio Prieto y Largo Caballero, consumados golpistas que llamaban a la revolución marxista y a la Guerra Civil, para instaurar en España la dictadura del proletariado.

En cuanto a su republicanismo, era el frentepopulista, el único que se consideraba legítimo, por lo cual en Torrelodones se reprimió al Partido Republicano Independiente, de «derechas», muy consolidado en la localidad, a cuyos dirigentes se detuvo y encarceló –siendo varios de ellos asesinados, falleciendo otros en la cárcel–, por el solo hecho de no ser afectos a la única «república» que contemplaban Cuadrado y los suyos, es decir, a la frentepopulista.

En la placa se afirma con un descaro impresionante que Cuadrado era católico, cuando la realidad es que fue radicalmente laicista: junto a varias diatribas manifiestamente anticlericales escritas por Cuadrado que se conservan, uno de sus primeros actos nada más hacerse con la alcaldía fue sustraer el cementerio a la parroquia, cerrar la escuela de ideario católico del pueblo precisamente por ello y, nada más estallar la guerra, la incautación del edificio en construcción de las Escuelas de los Cruzados de la Enseñanza también sólo por su ideario católico, edificio que fue ocupado por la UGT; asimismo, entre los detenidos figuró el cura-párroco, sin que Cuadrado lo impidiera, el cual, además, moriría en prisión.

Otra mentira himalayesca es afirmar que destacó por su «defensa de la legalidad», cuando su acceso a la alcaldía de Torrelodones no emanó de unas elecciones locales, ya que Cuadrado y sus correligionarios frentepopulistas protagonizaron el 16 de Marzo de 1936 un «golpe municipal» expulsando al Consistorio de entonces ―mayoritario del Partido Republicano Independiente y emanado de las elecciones locales de 193―3, mediante una manifiesta actuación ilegal en complicidad con el nuevo Gobernador Civil frentepopulista, cuando ni siquiera había estallado la guerra, por lo que la legalidad republicana que vulneraban estaba intacta.

Una vez conseguida la alcaldía mediante el «golpe municipal», amparó la represión y los desmanes frentepopulistas en el pueblo tras el estallido de la guerra, manifiestamente ilegales e ilegítimos.

Desde su puesto de máxima autoridad civil del pueblo amparó –y protagonizó en muchos casos– las múltiples «incautaciones» de propiedades privadas, registros y requisas de todo tipo de bienes, en comandita con el Comité del Frente Popular, las «organizaciones obreras» (¿?) y las milicias frentepopulistas, pretendiendo una apariencia legal a lo que fue en realidad un criminal expolio.

Como máxima autoridad civil del pueblo fue responsable, por acción y/o inhibición, de la detención ilegal e ilegítima de todos los desafectos al Frente Popular ―por medio de las milicias frentepopulistas y «organizaciones obreras» del pueblo―, varios de los cuales acabaron siendo asesinados o fallecieron en la cárcel, mientras que otros fueron privados de su libertad durante toda la guerra.

La pretensión de Cuadrado de que se limitaba a enviarlos a la Dirección General de Seguridad, no puede ocultar que sabía, en primer lugar, que no había motivos para su detención ni él podía ordenarla ni consentirla; y, segundo, el fin que les esperaba en tal organismo, si es que llegaban a él, claro, como sucedió en varios casos. El hecho de que en la zona frentepopulista no se hubiera declarado el «estado de guerra» incide aún más en que tales detenciones fueron siempre ilegales.

Requisó las armas existentes en el pueblo con la excusa de evitar presuntos «complots contra la República», cuando en realidad lo que Cuadrado hizo fue desarmar a los desafectos al Frente Popular, dejándolos indefensos ante los afectos, a muchos de los cuales, además, dotó de armas, vulnerando de nuevo la legislación republicana pues la competencia para expedir dichas licencias era exclusiva del Ministerio de la Gobernación (Interior), no de los ayuntamientos.

Es importante el pasaje que consta en acta de pleno municipal en el que cuando pregunta el 1er Teniente de Alcalde «si habían sido detenidos todos los que figuraban en la lista del Partido Republicano Independiente», Cuadrado contesta que «no depende de él, pues él se ha limitado a entregar la lista a la Brigada de Investigación (organismo frentepopulista que amparaba el funcionamiento de las checas) con lo cual queda terminada su misión y que lo que procede es recurrir al Frente Popular para tomar un acuerdo fulminante y así se acuerda». Y es importante porque lo dicho se produce el 15-10-1936, es decir, dos semanas antes de que sean asesinados los primeros de los detenidos, de forma que es Cuadrado quien propone algo tan significativo como «recurrir al Frente Popular para tomar un acuerdo fulminante» y así se acuerda y debió hacerse.

La investigación, con nombres, apellidos, circunstancias, datos fidedignos ―despreciando los que no lo son así― arroja un balance estremecedor: ocho torrensanos (8) asesinados, uno de ellos el cuarto hijo del marqués de Urquijo en el propio pueblo, y cuarenta y cuatro torrensanos más (44) encarcelados durante los tres años de guerra, de ellos cinco (5) no vieron la libertad al morir en la cárcel durante aquel período, como tampoco el único hijo del Conde de las Almenas, que fue asesinado.

En lo que se refiere a la acogida de 5.000 desplazados de la Sierra Norte, la cifra está sobredimensionada, y esa labor se hizo también en otros pueblos de la zona, con la salvedad de que Cuadrado procuró su traslado a Majadahonda o Valencia.
Enfrentado a sus correligionarios de la «comisión gestora» ―cuya corrupción intentó perseguir―, fue encarcelado y juzgado en mayo de 1937, y cesado en septiembre de ese mismo año.

Tras la victoria nacional, Cuadrado fue sometido ―según la legalidad vigente en la República para «estados de guerra», que fue la que imperaba en el bando nacional― a un consejo de guerra que contó con todas las garantías jurídicas exigibles para tal procedimiento, incluidos defensor, testigos de cargo y de descargo; por desgracia para Cuadrado, no se presentó ninguno de esta última clase, lo que resulta muy significativo, no pudiéndose achacar a un pretendido miedo hacia las nuevas autoridades, ya que en multitud de otros procesos idénticos los hubo, como así consta.

Lo que llevó a Cuadrado a la muerte fueron, sobre todo, los cinco asesinados tras ser detenidos en Torrelodones, cuyos familiares coincidieron en señalarle directamente como responsable de sus detenciones.

Ésta es ―a grandes rasgos― la «ejemplar» trayectoria de Mariano Cuadrado, de quien los torrensanos al parecer tienen la obligación de «sentirse orgullosos», así como también los votantes del PP y C’s se tendrán que sentir orgullosos de que sus grupos municipales hayan apoyado el rendir pleitesía a un personaje tan impresentable, nada extraño en el socialdemócrata y liberalísimo C’s, y tampoco en el PP, que no abolió la ignominiosa Ley de Memoria Histórica ni aun teniendo mayoría absoluta en El Congreso, que nunca ha acometido ninguna acción en contra de los desmanes de esa funesta Ley, que mira para otro lado cuando se mancilla la memoria de héroes y patriotas…

No pueden alegar ignorancia de los desmanes de Cuadrado, porque la documentación del caso ―aportada por Francisco Bendala― estaba en poder del Ayuntamiento de Torrelodones, y porque en el transcurso de la moción el portavoz de VOX expuso pormenorizadamente todos los delitos de mariano Cuadrado.

Pero parece ser que el asunto no terminará aquí, porque, amparándose en la normativa europea de septiembre de 2019 que prohíbe la pervivencia en los espacios públicos de vestigios del comunismo, es muy posible que se convoquen nuevas acciones, a través de las cuales se buscará la completa erradicación de cualquier homenaje laudatorio a la figura de Mariano Cuadrado, lucha que debería extenderse a todas las localidades españolas donde haya pervivencia de vestigios comunistas en espacios públicos, entre los cuales habrá seguramente más «Marianos Cuadrados».

Sobre esa lucha hablaremos en el próximo artículo.


Comparta este artículo.
Advertisement
Deje aquí su propio comentario

Comunidad de Madrid

Declaraciones de Rosa Díez: «El Gobierno cierra la aduana para el material sanitario de la Comunidad de Madrid y la abre para la torturadora bolivariana Delcy Rodríguez»

Published

on

Comparta este artículo.

Los indicios de que el Ejecutivo no trata a Madrid con el mismo rasero que a otras regiones se hicieron ayer patentes, con la sorpresiva y oportunista aparición del informe de los técnicos del Ministerio de Sanidad. Cuando la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, estaba dando una rueda de prensa se filtró, primero, y luego se hizo público, el informe con los motivos supuestamente técnicos que desaconsejaban que Madrid pasara a la fase 1.

Sin duda, habrá razones sanitarias que ambos gobiernos puedan esgrimir a favor de sus tesis. También es incuestionable que cualquier decisión en la progresión de fases debe basarse en la prudencia. Pero con Madrid parece que el debate de fondo es otro y va más allá de que el citado informe estuviera firmado varias horas después de que el ministro anunciara que Madrid se quedaba en fase 0. Es un indicio que genera dudas sobre cómo se están haciendo las cosas en ese grupo de expertos anónimos. Madrid tiene razón cuando alega que el Gobierno central no es transparente en los requisitos.

De hecho, el informe firmado por la directora general de Salud Pública contiene juicios de valor pero no indica cuáles son los valores objetivos que este debería alcanzar para entrar en la fase 1. La lectura del informe deja la impresión de que, con los mismos datos, el Ministerio podría haber autorizado la desescalada de Madrid, y a esto se le llama arbitrariedad. En realidad, y visto el acoso e intento de derribo al que está sometida Díaz Ayuso, parece claro que el Gobierno que preside Ayuso es un objetivo político de la izquierda, como bien lo hizo explícito el senador Rafael Simancas con uno de los mensajes más repulsivos de los últimos años. Cuando el PSOE y Unidas Podemos hablan de la salud de los madrileños, realmente piensan en cómo echar a Isabel Díaz Ayuso, tomando eso sí a los madrileños como rehenes en esta cacería.

Loading...

Rosa Díez destapa por qué el Gobierno ha puesto en su diana a Isabel Díaz Ayuso

Rosa Díez ha afeado al Gobierno los continuos ataques a la gestión de Isabel Díaz Ayuso en la crisis sanitaria derivada del coronavirus. En su sección semanal en «Herrera en COPE», la exdiputada cree que Sánchez no le perdona a la presidenta de la Comunidad de Madrid que haya ido siempre «por delante» de ellos y tome decisiones. «Mantuvieron el avión lleno de material sanitarios en la aduana hasta que Ayuso mandó a un notario. Este Gobierno quiere hundir a los madrileños y hace todo lo posible para ello. Desde la perspectiva económica y sanitaria. No le perdonan a Ayuso que vaya por delante, que tome decisiones. Y como el material lo compró la Comunidad de Madrid y era para los madrileños, cierran la aduana. Eso sí, para la torturadora de Delcy Rodríguez la abrieron. Es una indecencia», ha dicho.

Díez también ha denunciado que el número de sanitarios infectados siga creciendo y que la Fiscalía no vea relación entre este alto nivel de contagios y la falta de material. «El informe de la Fiscalía dice que no encuentra una relación entre la decisión del Gobierno de no prestarles el material y que se haya infectado. Debe de ser que los sanitarios se infectan porque les da la gana o sean unos descuidados. Es una infamia y una vergüenza. Insultan a la inteligencia, el esfuerzo y el sacrificio de los médicos», ha dicho. Para la exlíder de UPyD, es evidente que Sánchez quiere mantenernos confinados porque es su estrategia. «Si todos los españoles nos hubiéramos hecho un test y tuviéramos la obligación de ir con la mascarilla, no podrían obligarnos a quedarnos en casa», ha dicho en casa.

Por último, Díaz se ha mostrado contenta de que la CNN haya descubierto que Sánchez es un mentiroso y ha criticado a la ministra de Defensa Margarita Robles por decir que en el Congreso no se podía «discutir jurídicamente». «Las mentiras de este Gobierno cuestan vidas y arruinan a los españoles», ha concluido.


Comparta este artículo.
Continue Reading

Comunidad de Madrid

El Gobierno Comunista de Pedro Sánchez pega una patada a Díaz Ayuso en… el culo de los madrileños: dejará a Madrid en fase 0 por puro desquite político

Published

on

"Los Fusilamientos de la Moncloa" de Goya. No es una indirecta.
Comparta este artículo.

Puro desquite político. Sectarismo ideológico de la izquierda contra el símbolo de la resistencia pacífica que clama contra Sánchez. Patada a la capitana de la revuelta democrática en el culo de los madrileños. Esta vez, sin embargo, no llegarán tan lejos como en Paracuellos. De nuevo la tiranía de un gobierno al servicio de fuerzas extranjeras se enseñorea de Madrid. Los malos no cubren hoy sus cabezas con bicornios, ni lucen las mismas charreteras, pero comparten el mismo odio a los madrileños. Goya se inspiraría hoy en los vecinos del distrito de Salamanca para pintar unos de sus grabados. Otra vez Madrid rompeolas de todas las Españas que rugieron en Navas de Tolosa, en Arapiles, en los mares de Lepanto, en San Quintín, en Tlatelolco, en Bailén, en Brunete. Otra vez Madrid contrapuntado todas las deslealtades, todas las mentiras, todas las traiciones… de un Gobierno inane e infame. Recordando el viejo chotis de Celia Gámez… ¡pasaremos de nuevo! De fase y de Gobierno, naturalmente.

El Ministerio de Sanidad quiere imponer a la Comunidad de Madrid una «fase 0,5», como se ha planteado con la ciudad de Barcelona. De este modo, el Gobierno central se inclina por negar a esta región, al menos una semana más, el avance a la fase 1.

Loading...

Desde Sanidad apuntan que Madrid es la región con más casos y que no tiene suficientes medidas para la detección rápida del virus ni para rastrear los contactos que hayan podido tener en su entorno las personas infectadas. Por ello, dicho ministerio teme que haya algún rebrote. Por su parte, fuentes del Gobierno madrileño han calificiado esta propuesta de «despropósito». «Nosotros pedimos el pase a la fase 1, en ningún caso el 0,5. Un 0,5 sería una decisión discrecional y sin razones técnicas por parte del Ministerio de Sanidad», señalan fuentes de la Consejería de Sanidad.

El hecho de imponer una fase 0,5 supondría permitir la reapertura de los comercios de menos de 400 metros cuadrados sin cita previa y con el establecimiento de limitaciones en el aforo del 30%, siempre manteniendo una distancia de seguridad de dos metros y con atención preferente a mayores, pero no se podrían abrir el próximo lunes ni las terrazas de los bares ni se podría realizar visitas a familiares ni reuniones sociales de hasta 10 personas como contempla la fase 1.

Además, se permitirán los mercadillos al aire libre con distanciamiento entre puestos y con delimitaciones para controlar el flujo de personas. Serían las autoridades municipales las que fijarían estas condiciones de apertura. Por otra parte, se permitirían los velatorios para un número limitado de familiares en instalaciones públicas y privadas. Concretamente serán 10 familiares en espacios cerrados y 15 al aire libre.

Por otra parte, los lugares de culto podrían abrir sus puertas a un tercio de su capacidad. También se dará vía libre a la apertura de bibliotecas para el préstamo de libros, los museos a un tercio de su aforo, las oficinas de serivicios sociales, los centros educativos para realizar labores de desinfección y administración. Además, se podrán realizar simposios de hasta 30 personas y se podrán reabrir las instalaciones deportivas para uso individual de los deportistas profesionales. Sin embargo, los gimnasios continuarían sin poder abrir sus puertas.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, dijo el jueves que el Ministerio de Sanidad «no parece estar dispuesto» a que la región pase a la fase 1 de la desescalada el día 18 de mayo, como ha solicitado, aunque «no da razones técnicas». Ayuso dio esta información en su cuenta de Twitter tras la reunión mantenida entre el ministro de Sanidad, Salvador Illa, y el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, un encuentro que se repetirá este viernes, cuando el Gobierno tiene previsto comunicar su decisión.


Comparta este artículo.
Continue Reading

Comunidad de Madrid

(VIDEO DE LOS HECHOS) El CNP, deshonrado: La Policía Bolivariana de Sánchez, al servicio de la represión política

Published

on

Comparta este artículo.

Las imágenes de la Policía Nacional acudiendo como alma que lleva el diablo a la madrileña calle de Núñez de Balboa para reprimir la manifestación patriótica de protesta contra el arresto domiciliario del gobierno, nos retrotrae a la actuación de aquellas patrullas de control que, en plena guerra civil, perseguían y reprimían toda disidencia y rebeldía.

Indiferentes a la sonora cacerolada con la que el pueblo recibió a las fuerzas represoras, los dóciles agentes policíacos se dedicaron a multar y a denunciar a los transeúntes y a llamar compulsivamente a los interfonos de las viviendas para averiguar, sí o sí, la identidad de ese infame disc yokey que, tras poner el himno nacional, amenizaba la tarde vecinal con piezas musicales.

Loading...

 

El celo con el que las fuerzas policiales cumplían las órdenes de reprimir una manifestación patriótica de gente honrada contrasta con la apatía que muestran muchos de ellos en perseguir y detener a los verdaderos delincuentes. Ahí está la evidente desgana con la que acuden cuando se denuncia el tráfico de droga o una pelea callejera. Parece que tienen claro que la mejor manera de llegar a la jubilación es evitar cualquier peligro cierto y dedicar sus energías a hostigar a los que corren fuera de hora o fuman tabaco tranquilamente en un banco. Si fuera marihuana, todavía estarían esperándolos.

 

 

 

En fin, todo un ejemplo de lo que nos espera. A pesar del placentero efecto que provoca cualquier uniforme policíaco-militar en el universo sentimental de la derechona española, está claro que los parámetros con los que actúa la Policía Nacional y la Guardia Civil han cambiado radicalmente: represión policial a toda manifestación antigubernamental, considerada ahora como algarada ilegal y dejadez quasi absoluta cuando se trata de evitar y castigar un verdadero delito. Y encima pedirán la equiparación salarial para dejarnos a todos por cornudos y, además, apaleados.

No es mal momento para recordarles a las fuerzas del orden -del orden JURÍDICO, no POLÍTICO- que la Sala de lo Militar del Tribunal Supremo dictaminó el 28 de Marzo de 2018 que:

 

Militares y guardias civiles están obligados a desobedecer órdenes ilegales

El Pleno de la Sala de lo Militar del Tribunal Supremo ha dictado una sentencia en la que establece que, en un sistema democrático, no cabe, para los militares y guardias civiles, la exención de responsabilidad por razón de obediencia debida, por lo que están obligados a incumplir órdenes que sean ilegales. Según la sentencia, “el sistema legalmente establecido obliga al no cumplimiento de una orden que constituya delito o infrinja el ordenamiento jurídico”. Esto es, “no caben en nuestro ordenamiento jurídico mandatos antijurídicos obligatorios, entendiendo por ello cualquier mandato que vaya contra la Ley o el Derecho”.

Obviamente, el Cuerpo Nacional de Policía NO es un cuerpo militar. Pero si ese es el problema, la próxima vez que ocurran hechos como los que aparecen en el vídeo la Guardia Civil debería reprimir -por la fuerza si es preciso- la actuación de cualquier miembro del CNP con complejo de superioridad.

 


Comparta este artículo.
Continue Reading

Elija el idioma / Choose your language

ArabicBulgarianChinese (Simplified)DanishEnglishFinnishFrenchGermanGreekItalianNorwegianPortugueseRomanianRussianSpanishTurkish

¿Quiere recibir las últimas noticias en TELEGRAM?

Advertisement
Advertisement
Advertisement

Copyright © 2019 all rights reserved alertanacional.es

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
ArabicBulgarianChinese (Simplified)DanishEnglishFinnishFrenchGermanGreekItalianNorwegianPortugueseRomanianRussianSpanishTurkish