Connect with us

Hispanoamérica

Una de cada tres personas que han pedido asilo este año en España son venezolanas

Published

on

Miles de venezolanos se manifiestan en Caracas en apoyo a Guaidó
Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Una auténtica democracia no es un traje a medida de cualquier país y sólo puede ser posible sobre la base de unas condiciones que no se dan en todas las sociedades. Venezuela, como la mayoría de los países centro y sudamericanos, no ha conocido otra forma de existencia que la destrucción acelerada de la dignidad humana, inmoralidad rampante, sincretismo racial, aniquilación de la convivencia, sublimación del plebeyismo, corrupción sin freno, violencia descarnada y deshumanización en suma.

No debemos ignorar que la tiranía chavista fue refrendada en las urnas, no una, sino varias veces, de forma abrumadoramente mayoritaria. Un orden económico, social, moral y político destinado a embrutecer a las masas ha dejado como resultado esto de lo que ahora muchos que nunca se imaginaron que se verían afectados ahora se lamentan, dejando la temible herencia de centenares de muertos, miles de encarcelados, millones de exiliados económicos, la pobreza avanzando en oleadas, una nación que ha perdido su soberanía y un futuro más bien negro.

Si la crisis económica es verdaderamente espantosa, el desplome moral no es menos alarmante. Quienes ahora apoyan entusiásticamente a Guaidó, son los mismos que apoyaron de la forma más fanatizada a los dirigentes chavistas; son los mismos que batían palmas cada vez que Hugo Chávez humillaba públicamente a un representante de la prensa, de la oposición, de la banca…; son los mismos que cerraban los ojos cuando se comenzó a asesinar y encarcelar a los primeros líderes opositores; son los mismos que daban la espalda a los pocos venezolanos que hace casi veinte años tuvieron el coraje y la dignidad de jugárselo todo para evitar llegar a la situación a la que se ha llegado; son los mismos que se opusieron con saña a cualquier iniciativa que clamara contra contra la inmoralidad y defendiera la rectitud, el compromiso personal y la ética; son los mismos que en las instancias internacionales les hacía gracia el revólver humeante en las manos de un niño.

Los males de los pueblos no tienen solución mientras no desaparezca el nutriente de que brotan esos mismos males. Eso lo ha comprendido Trump y por eso se opone con firmeza a que su país acoja a millones de personas que han sido incapaces de sacar a flote a sus propias naciones, habiéndolas convertido en focos de injusticia, pobreza, criminalidad, corrupción, basura cultural y putrefacción moral. Sostener por todo ello que el responsable de la situación que vive Venezuela es solamente su presidente, supone sobre todo una afrenta a la historia y un insulto a la inteligencia.

Si muchos venezolanos que hoy piden asilo en España, ejercieran la necesaria autocrítica, tendrían que avergonzarse por haber colaborado en algún momento con un régimen comunista que ha convertido en un erial una de las naciones más ricas del planeta, que transformó a la mayor parte de los venezolanos en un rebaño bien compacto conducido al precipicio a ritmo de reggaeton, como no podía ser de otra manera con asesores como los de Podemos, que establecieron las directrices a cambio de un inmenso botín.

46.596 solicitudes de asilo

España ha recibido en los primeros cinco meses de este año un total de 46.596 solicitudes de asilo, y una de cada tres, casi 17.000, son de personas procedentes de Venezuela, una cifra que supera ya el 80% de todas las que se contabilizaron el año pasado.

En concreto, según los últimos datos del Ministerio del Interior, hasta 16.846 de los demandantes de protección internacional son de Venezuela, frente a los 20.015 registrados en 2018, con lo que se coloca como tercer año consecutivo como la primera nacionalidad en reclamar protección, y en aumento.

Y es que en 2016 pidieron asilo 4.195 ciudadanos de Venezuela frente a los 596 del año anterior, lo que supuso un incremento del 603 %; en 2017 lo hicieron 10.627 (un 153 % más).

En marzo, el Gobierno concedió a 400 venezolanos los primeros permisos de residencia por razones humanitarias, una medida prevista en la ley y que puede otorgarse cuando no se concede el asilo a los solicitantes. Se trata de permisos individualizados y por un año prorrogable.

También han aumentado las solicitudes de colombianos, que hasta el 31 de mayo se mantiene en el segundo lugar con 10.122, cuando en todo 2018 lo hicieron 8.811; les siguen Nicaragua (2.698); Honduras (2.666) y El Salvador (2.078) y desaparece del ránking Siria, que el año pasado ocupó el tercer lugar con 2.901 peticiones.

Del total de 46.596 solicitudes de este año, más de la mitad (25.602) son hombres y 20.994, mujeres.

Por edades, la mayor parte se encuentra en la franja 18-34 años (23.729) y 35-64 (13.545), aunque también las hay de menores de 0 a 13 años (7.186), de 14 a 17 (1.533) y mayores de 65 (603).

Y, por comunidades, Madrid fue la destinataria de la gran mayoría, con 20.395, muy por encima de Cataluña (6.059), Andalucía (4.298), la Comunidad Valenciana (3.063) y el País Vasco (2.075).

Asimismo, 42.955 se presentaron en el territorio nacional, 2.690 en puestos fronterizos, 805 en Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE) y 146 en embajadas.

El 2018 fue un año récord en el número de peticiones de asilo contabilizadas en España que, según Interior, ascendieron a 55.668; de ellas, se admitieron 47.748, 25 no y 2.220 fueron denegadas; se resolvieron 3.173, en su inmensa mayoría solicitudes de ciudadanos sirios (2.027).


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Advertisement
Deje aquí su propio comentario

Hispanoamérica

(IMÁGENES DE VIOLENCIA EXTREMA) El nuevo sistema de justicia que triunfa entre la policía mexicana

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Es curioso (lo de curioso es un decir) que podamos encontrar tantas similitudes entre el oficio de político y el de “chorizo” de poca monta. En ambos casos, los sujetos de nuestro análisis claman por su inocencia, se justifican diciendo que se vieron obligados, y culpan a la sociedad y a las circunstancias.

No me digan que no es cierto.

También resulta llamativa la propensión de los legisladores a ir ablandando las leyes que se aplican a estos criminales que tanto daño hacen, sobre todo, a las personas más humildes de la sociedad. Reconozcámoslo: que nos roben el móvil a nosotros nos descabala el presupuesto de seis meses y nos hunde en una depresión. Que se lo roben a -un político, verbigracia- implica la molestia de pedir otro al personal del Congreso de los Diputados. Y rezar para que no se difundan “aquellas” fotos con la señorita XXX… o esas otras con los amigotes preparando XXX sobre un cristal.

Quizá también el subconsciente -o el consciente- de estos legisladores les haga pensar que, oye, que en cualquier momento pueden sufrir los rigores de la justicia, y mejor que ésta sea benevolente.

Seguramente, por todo lo anterior, hace ya tiempo que el chorizo de poca monta roba sin freno ni medida porque aunque lo hayan pillado 10, 20, o más de 300 veces (no exagero, se dan casos) lo van a soltar en 24 horas.

El caso es que en México parece que han encontrado una solución sencilla, práctica y realmente efectiva: apelando a los instintos más fuertes del ser humano, unos policías castigan a un ladrón confeso con un sistema que no por arcaico deja de ser muy efectivo.

Pasen y vean.

Y si les han robado alguna vez, disfruten estas imágenes.

 

[KGVID height=”352″]https://www.alertanacional.es/wp-content/uploads/2019/07/VID-20190605-WA0384.mp4[/KGVID]


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Hispanoamérica

Venezuela: el 94% de la población vive bajo el umbral de la pobreza y el 70% de los niños no va al colegio

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

El Parlamento Europeo ha aprobado una resolución en la que muestra su profunda inquietud ante la “grave situación de emergencia” en Venezuela y culpa a Nicolás Maduro de la feroz represión y la violencia indiscriminada existente en el país.

En línea con el informe preparado por la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, tras visitar el país, los eurodiputados subrayan la “responsabilidad directa de Nicolás Maduro y de las fuerzas armadas y de inteligencia en el uso indiscriminado de la violencia para reprimir el proceso de transición democrática y la reinstauración del Estado de derecho en el país”.

El texto, que fue aprobado con 455 votos a favor, 85 en contra y 105 abstenciones, reitera el apoyo total al presidente interino legítimo, Juan Guaidó, y la Asamblea Nacional, y respalda el proceso de facilitación impulsado por Noruega, “que debería conducir a la celebración de elecciones libres, transparentes y creíbles”.

La Cámara pide al Consejo que adopte sanciones adicionales contra los responsables de las vulneraciones de los derechos humanos y la represión en Venezuela. “La UE debe restringir sus movimientos, congelar visados y activos y extender el castigo a sus familiares cercanos”, insisten los eurodiputados.

Represión y ejecuciones extrajudiciales

El Parlamento Europeo condena la feroz represión y la violencia, que incluye el uso de detenciones arbitrarias, tortura sistemática y ejecuciones extrajudiciales, y demanda el establecimiento de un mecanismo independiente, con apoyo internacional, para investigar los asesinatos perpetrados en operaciones de seguridad (más de 7.000 en el último año y medio, según cálculos de la ONU).
La resolución destaca también el caso reciente de Rafael Acosta, el capitán de corbeta que fue arrestado y torturado por su supuesta implicación en un complot para asesinar al presidente Maduro y que murió en prisión.

Crisis humanitaria y migratoria

Los eurodiputados subrayan que más de siete millones de personas en Venezuela requieren asistencia humanitaria, el 94% de la población vive bajo el umbral de la pobreza y el 70% de los niños no van al colegio. Ante la escasez de alimentos y medicinas, instan al régimen a garantizar la distribución de ayuda humanitaria entre toda la población, sin sesgo político.

Respecto a la crisis migratoria y de refugiados, inciden en que más de 3,4 millones de venezolanos han abandonado el país y advierten de que la cifra puede llegar a 5 millones a final de este año. El Parlamento valora los esfuerzos y solidaridad demostrados por los países vecinos, en particular Colombia, Ecuador y Perú, y pide a la Comisión Europea que continúe cooperando con estos países.

(La Tribuna del País Vasco)


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Hispanoamérica

El Gobierno concedió la residencia a 7.623 venezolanos por “razones humanitarias” en solo seis meses

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

España ha concedido la estancia legal de 7.623 ciudadanos de Venezuela en los primeros seis meses de junio 2019 bajo la premisa de la ‘ayuda humanitaria’, según datos del Ministerio del Interior facilitados a Europa Press.

El pasado mes de enero, el Gobierno informó de su intención de conceder la ‘ayuda humanitaria’, que es una figura contemplada en la Ley de Asilo y Refugio, a aquellos venezolanos a los que se les denegase la protección internacional desde 2014. Desde que se puso en marcha esta medida, se ha autorizado a más de 7.600 venezolanos la residencia temporal, cuya duración es de un año y será prorrogable, tal y como han señalado fuentes de Interior.

Esos 7.623 venezolanos que hasta el momento han sido beneficiarios de la ‘ayuda humanitaria’ vieron rechazada su petición de asilo entre febrero y junio de 2019, teniendo en cuenta que la Comisión Interministerial de Asilo y Refugio (CIAR) no se reunió el mes de enero.

La CIAR es la que se encarga de elevar las propuestas de resolución de las peticiones de asilo, previamente analizadas por la Oficina de Asilo y Refugio (OAR), que es el órgano que instruye el procedimiento para la concesión de protección internacional. La concesión o denegación se hace tras un análisis individualizado de todo solicitante de asilo.

Entre febrero y mayo, la CIAR ha resuelto en total 14.933 expedientes, de los cuales más de la mitad (esos 7.623) son de ciudadanos venezolanos a los que finalmente se les ha denegado el asilo, aunque se les ha otorgado la ‘ayuda humanitaria’.

La cifra de casi 15.000 expedientes elevados a la CIAR supone que en los seis primeros meses de 2019 ya se han superado los 12.889 expedientes que se resolvieron durante todo 2018, según recalcan desde el departamento que dirige Fernando Grande-Marlaska.

De acuerdo a los datos facilitados a Europa Press, en febrero se elevaron a la CIAR 1.645 expedientes; en marzo, 1.654; en abril, 2.819; en mayo, 2.834; y en junio, 5.981. De esos casi 6.000 expedientes resueltos en la última CIAR de junio, 4.300 (es decir, el 71,9%) eran de venezolanos a los que, tras serle denegado el asilo, se les ha concedido el permiso temporal de residencia por razones humanitarias.

Según precisan fuentes de Interior a Europa Press, en julio y agosto está previsto que este órgano colegiado se reúna de nuevo y siga resolviendo más expedientes a un ritmo “muy superior” al del año pasado. En 2018, se determinaron entre enero y diciembre un total de 12.899 solicitudes, es decir, de media al mes unas 1.074 resoluciones de peticiones de asilo.

De acuerdo a datos oficiales, durante todo 2018, un total de 20.015 ciudadanos venezolanos pidieron protección internacional en España, encabezando el ranking de las nacionalidades de los solicitantes de asilo en España. Desde el 1 de enero hasta el 30 de junio de 2019, unos 19.729 venezolanos han solicitado protección internacional en España, y sigue siendo la nacionalidad mayoritaria, según cifras provisionales del Ministerio del Interior.

Debido a que desde el año 2011 se ha producido un aumento sostenido en el tiempo de las peticiones de venezolanos, el Gobierno decidió concederles la estancia legal en España a través de la “ayuda humanitaria” prevista en la Ley de Asilo y Refugio, teniendo en cuenta que Venezuela no está entre los países que tienen mayores tasas de resoluciones favorables.

Recientemente la secretaria de Estado de Migraciones en funciones, Consuelo Rumí, defendió la necesidad de abordar una reforma integral del sistema de acogida a solicitantes de protección internacional en España “que permita proteger a quienes tienen derecho a la protección internacional”.

En este contexto, advirtió de la falta de plazas y del “colapso” del sistema de acogida por parte de aquellos que piden asilo, sabiendo no son beneficiarios de dicha protección internacional.

“Las personas que emigran porque quieren una vida mejor, que es lícito, no son usuarias ni beneficiarias de protección internacional. Entre todos debemos darles salida y soluciones, pero la solución no es solicitar asilo, porque lo que hacen, además, es colapsar un sistema que está diseñado para quienes verdaderamente tienen ese derecho”, aseveró en un acto público con motivo del Día Mundial del Refugiado que se celebra el 20 de junio.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading
Advertisement

Publicidad

Advertisement

Publicidad

Copyright © 2019 all rights reserved alertanacional.es

ArabicChinese (Simplified)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
A %d blogueros les gusta esto: