Connect with us

Opinión

Una guía para evitar los cuentos que son dañinos para los niños. Por Roberto Marchesini

Published

on

libro infantil
Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    2
    Compartidos

Pocos cuentan cuentos a los niños, olvidándose de su utilidad, pero los enemigos del ‘Logos’ continúan produciendo cuentos para los más pequeños. ¿Cómo entender qué libro tenemos en nuestras manos? Aquí hay algunas preguntas. Las respuestas te ayudarán a orientarte.

Algunos padres me han preguntado cómo reconocer, qué pistas seguir para detectar los libros que portan ideologías sospechosas.

Personalmente, antes de ocuparme de los libros, me preocuparía por la televisión. A decir verdad, sugeriría tirar a la basura la televisión… pero no me gustaría pasar por un talibán. Ocupémonos pues de los libros para niños y adolescentes.

Las ideologías revolucionarias tienen como objetivo la destrucción de la filosofía aristotélico-tomista, es decir, esa filosofía que se basa en el finalismo y en la ley natural, que conocemos en forma de ley moral y religiosa.

Según esta filosofía, los seres no son realmente como son, sino como deberían ser. Cada ser -ente- tiene su propio proyecto (una «naturaleza») que guía su desarrollo, su realización. Esto, obviamente, se aplica al ser humano: todo hombre tiene un proyecto; una vocación, para decirlo en términos religiosos. Por tanto, existe un must be [deber ser], superior a lo que es actualmente. La razón es la facultad humana más elevada; tiene la tarea de discernir el bien (lo que es según la naturaleza) del mal (lo que está en contra de la naturaleza) y guiar a la persona hacia su propia realización.

La literatura y el cuento han sido la herramienta fundamental para la construcción de la civilización europea, fundada en el ‘Logos’

Las ideologías más recientes, por supuesto, lo niegan. No hay naturaleza humana, no hay proyecto, no hay necesidad de serlo. Somos quienes queremos ser. Como no hay fin, la moralidad, el bien y el mal también son obviados. La razón, destronada, es reemplazada por las pasiones, por los movimientos del cuerpo. Todo esto, evidentemente, se refleja en la literatura infantil y juvenil.

Loading...
Le recomendamos...  Coronavirus, canallas, estúpidos y mediocres inoperantes

La literatura y el cuento han sido la herramienta fundamental para la construcción de la civilización europea, fundada en el Logos. Basta pensar en los poemas homéricos, los relatos bíblicos, la literatura caballeresca, la Divina Comedia… Ahora Europa parece haber olvidado la importancia de este instrumento: pocos cuentan cuentos a los niños antes de dormirse, el narrador parece una figura perdida en la niebla mientras la televisión ha sustituido a la chimenea y el bafle al abuelo. Pero los enemigos del Logos, no: continúan produciendo cuentos y narraciones, especialmente para los más pequeños. De los cuentos del Marqués de Sade a Little Egg y Daddy’s Secret, la literatura revolucionaria ha cambiado el destino y el idioma.

He aquí, entonces, algunas sugerencias para distinguir la literatura infantil «tradicional» de la literatura ideologizada.

1) ¿Quién es el enemigo? En la literatura tradicional, el enemigo es una persona. El mal no es abstracto, sino que actúa bajo la apariencia de un ser personal. Alguien ha elegido el mal, ha decidido estar de su lado y actuar en consecuencia. En la literatura ideológica, sin embargo, el enemigo es impersonal: es tradición, prejuicio, expectativas. No hay «buenos» ni «malos».

En la literatura tradicional, frente al enemigo, el protagonista cambia, crece, se convierte en lo que debería ser. La lucha es una circunstancia que permite la propia realización

2) ¿Cómo luchas contra el enemigo? En la literatura tradicional, el enemigo lucha a través de una lucha real, luchando también físicamente; es decir, arriesgando su propia seguridad e incluso su vida. En la literatura revolucionaria, el enemigo se vence convenciendo a los demás, mostrándoles que están equivocados, gracias a los buenos argumentos.

Le recomendamos...  No seas estúpido, sí es la economía

3) ¿Hay crecimiento y cambio? En la literatura tradicional, frente al enemigo, el protagonista cambia, crece, se convierte en lo que debería ser. La lucha es una circunstancia que permite la propia realización. En la literatura ideológica el protagonista no cambia: está bien como está, con sus rarezas y peculiaridades (que otros consideran defectos). Todos los demás cambian. Es el vuelco de la materia de la paja y la viga (Lc 6, 41).

4) ¿Cómo termina la historia? En la literatura tradicional, el protagonista triunfa y se regocija. Pagó un precio por su victoria, pero enfrentarse al enemigo lo ayudó a lograr su propia realización. El enemigo es derrotado: si no está muerto, es exiliado y se muerde a sí mismo por la derrota. En la literatura ideológica, por lo general, todos están felices y en armonía. Nadie ha perdido, nadie ha sido derrotado.

El modelo de la literatura ideológica es, para simplificar, El patito feo de Andersen (1805-1875). Es la historia de un patito que se siente diferente: feo, en comparación con otros patitos. Luego huye y, tras varias aventuras, es recibido por una bandada de cisnes. Descubre así que su malestar se debe a que se obliga a asumir un papel que no le pertenece. Habiendo cambiado el contexto social, ahora es libre de ser lo que quería: un hermoso cisne. Un ejemplo más reciente de un cuento ideológico es, nuevamente, por ejemplo, el Cuento del tiburón (Dreamworks 2004).

Obviamente, estos son solo algunos puntos ilustrativos; no es seguro que en todo relato ideológico haya todos y sólo estos. Pero me parecen un buen punto de partida para evaluar si el libro que los tíos le regalaron a nuestro cachorro es adecuado o, más bien, un tortuoso vehículo propagandístico.

Le recomendamos...  Recuerdo del 81º aniversario del bombardeo de Cabra, que la izquierda y sus medios siguen olvidando
   Roberto Marchesini es filósofo. Publicado en la Nuova Bussola Quotidiana
Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    2
    Compartidos
Advertisement
Deje aquí su propio comentario

Opinión

Cardenal Robert Sarah: “Dios no quiere la inmigración. La Iglesia no puede cooperar en la trata de personas”

Published

on

cardenal sarah
Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    3
    Compartidos



Cardenal Robert Sarah.

Estoy escandalizado por todos estos hombres que mueren en el mar, por la trata de personas, por las redes mafiosas, por la esclavitud organizada. Me quedo perplejo frente a estas personas que emigran sin papeles, sin planes, sin familia. ¿Creen que encontrarán aquí un paraíso terrenal? ¡No está en Occidente! Si tenemos que ayudarlos, creo que es en el lugar, en sus aldeas, en sus grupos étnicos. No podemos tolerar estos desequilibrios económicos y estas tragedias humanas. No se puede acomodar a todos los migrantes del mundo.

Dar la bienvenida no es solo dejar entrar a las personas, es darles trabajo. ¿Usted tiene? No. Dales vivienda ¿Tienes alguna? No. Mantenerlos en un lugar indecente, sin dignidad, sin trabajo, no es lo que yo llamo acoger a las personas. ¡Parece más una organización mafiosa! La Iglesia no puede cooperar en la trata de personas, que se asemeja a una nueva esclavitud.

Lo que también encuentro escandaloso es que estamos usando la Palabra de Dios para justificar esto. Dios no quiere la inmigración. Cristo cuando era niño se refugió en Egipto a causa de Herodes, pero luego regresó a casa.

De la misma manera, Dios siempre traía a su pueblo de regreso a Israel después de cada hambre y cada deportación a Babilonia. Un país es un gran tesoro, aquí es donde nacimos, aquí es donde están enterrados nuestros antepasados. Cuando damos la bienvenida a alguien, es para que tenga una vida mejor, y no es en un campamento donde tenemos una vida mejor. Cuando te alimentan sin trabajar, no tienes dignidad. ¿Qué cultura tienes para ofrecerles? ¿Todavía puedes compartir tu cultura y tus raíces cristianas? Me temo que el desequilibrio demográfico provocado por estas olas migratorias te hará perder tu identidad y lo que te hace único.

Europa tiene una misión especial que Dios le ha dado, es a través de ti que hemos conocido el Evangelio, hemos conocido los valores de la familia, la dignidad de la persona y la libertad. Si renuncias a tu identidad, si te ahoga una población que no comparte tu cultura, tus valores cristianos y tu identidad corren el riesgo de desaparecer. Es como la antigua Roma invadida por bárbaros. Tenemos que pensar en la migración, es una nueva forma de esclavitud que organizamos porque necesitamos trabajadores. Todas estas personas que vienen aquí creyendo que están encontrando una vida de ensueño. ¡Que mentira! ¡Qué cinismo! Benedicto XVI fue particularmente claro y profético en todas estas cuestiones. […]

Fuiste moldeado por el cristianismo, todo es cristiano en Europa. ¿Por qué negar esto? Ningún musulmán niega su identidad. Si no puede encontrar lo que es, desaparecerá. Y si Europa desaparece, habrá una terrible agitación: el cristianismo correría el riesgo de desaparecer de la faz de la tierra. Vea que está invadido por el Islam: quieren islamizar el mundo entero y tienen los medios económicos. No tendrán éxito, porque el Señor estará con nosotros hasta el fin del mundo. Pero no se puede negar quién es usted: aquellos a quienes da la bienvenida deben encajar en su cultura. Todavía necesitas tener una cultura: no podrás acogerlos en tu ateísmo, en tu materialismo, que no quieren.


NOTA: 
El cardenal Sarah es negro, y conoce, de primera mano, el drama de la emigración forzada a causa de la pobreza y de la violencia política y, además, no es un fariseo. Pero para entender lo que dice, no hace falta ser negro.


Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    3
    Compartidos
Le recomendamos...  ¿Quienes son los verdaderos enemigos de Donald Trump?
Continue Reading

Opinión

«Turismo de dolor y muerte» por Fátima Pellico

Published

on

reyesmaroto 550x275 1
Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 2
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
    3
    Compartidos

Siempre desde el respeto , la transversalidad, el entendimiento y el diálogo me permito hacer esta reflexión en alta voz escrita acerca de las acertadísimas y no bien acogidas declaraciones de la ministra Reyes Maroto acerca de lo bonito que puede llegar a ser para los turistas poder contemplar el espectáculo de luz y sonido del volcán de la La Palma:  «La isla se convierte en un reclamo para quien quiera ver este espectáculo tan maravilloso de la naturaleza; siempre con prudencia», aseguró la ministra de Industria, Comercio y Turismo.

Desde luego que con prudencia, porque la lava, a mil cien grados centígrados, está arrasando a su paso todo y dejando en la miseria a muchas personas. Personas que, desde luego, no le ven el lado optimista a esta inmensa tragedia, pero porque no se ponen las gafas rojas del optimismo de quien contempla todo desde su ministerio o su casa en un buen barrio. Pero es cierto que puede ser un momento ideal para hacerse selfies, para ganar seguidores en las redes y hacer preciosas fotos donde puedas decir «yo estuve allí y no morí calcinado».

Realmente, siempre desde el respeto querría hacer hincapié en que esta mujer que ve el vaso medio lleno podría haber hecho mención también a las colas del hambre que se pueden ver cuando se viene en plan turista a España. Si se es un poco más atrevido y uno quiere empaparse realmente de los muchos encantos de España se puede hasta preguntar a los que hacen cola qué sienten dependiendo de la caridad para comer.

Muchas de estas personas hasta hace poco eran autosuficientes o, al menos, no necesitaban pedir comida para subsistir.

Pero si nos detenemos a pensar en las maravillas turísticas que atesoramos, nada como hacer turismo de okupación, para poder ver en primera persona cómo vive un okupa y hasta cómo puede llegar a dejar la casa, en plan cochiquera cuando se va varios años después de apropiarse ilegalmente de ella.
Le recomendamos...  "¡Arriba España! ¡Arriba siempre!" por Fátima Pellico

Con suerte puede ver también alguna agresión de falsa bandera, que también están muy bien y se están haciendo famosas por la multiculturalidad de los agresores. Sólo se les da un poco más de bombo y platillo si se llega a dar el caso de que los agresores sean españoles. Si no es el caso nos solemos quedar sin saber de qué zona tercermundista han llegado (de lo bien que viven nos podemos hacer una idea certera). Pero no debemos perder de vista que son sus costumbres, que no saben que está mal violar, romper bocas y demás actitudes propias de bestias de cuatro patas.

Le recomendamos...  #ColetasRata, por Fátima Pellico
Como bien dice el refrán «Nada es blanco ni negro. Todo depende del color del cristal con que se mira».

Me alegra comprobar, por enésima vez, que tenemos unos gobernantes en los que no sabemos qué apreciar más, si su desmedido caudal intelectual o su inconmensurable bastardía ética y moral. Ahora no vale con disculparse, más que nada porque el cerebro lo tenemos para pensar antes de hablar, no para rebuznar y después disculparse entre rebuznos.

Si yo fuera un habitante de La Palma y la señora ministra tuviera a bien preguntar cerca de mí cómo se está viviendo esta catástrofe, este espectáculo de luz y sonido que nos brinda la Naturaleza, le diría que se metiera sus miserables y enfermizas palabras donde la espalda pierde su honesto nombre. 

Esto es España 2021.

 


Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 2
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
    3
    Compartidos
Continue Reading

Opinión

Ya estamos todos: faltaba la División Azul. Por el General de División Juan Chicharro, Presidente de la Fundación Francisco Franco

Published

on

401f36bda942d570f503b4a4b5d21756
Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Compartir

Nos dice el Papa Francisco en una entrevista reciente que “yo no sé si España está totalmente reconciliada con su propia historia, sobre todo la historia del siglo pasado. Y si no lo está, creo que tiene que hacer un paso de reconciliación con la propia historia, lo cual no quiere decir claudicar de las posturas propias , sino entrar en un proceso de diálogo y de reconciliación; y sobre todo, huir de las ideologías, que son las que impiden cualquier proceso de reconciliación. Además , las ideologías destruyen”.

Vaya por delante que discrepo en parte con las palabras del Santo Padre toda vez que asumida la historia y la reconciliación, durante la transición, por quienes fueron protagonistas de la tragedia de la guerra civil de 1936 – allí de forma tácita se asumió no olvidar la historia pero no utilizarla como arma arrojadiza – millones de españoles se acogieron a esa situación y comenzaron a pensar en el presente y en el futuro. La reconciliación era un hecho hasta que aparecieron Zapatero y posteriormente Sánchez levantando ambos una nueva hacha de guerra al resucitar odios antiguos y superados. Y haciéndolo ante una derecha – póngale Vd. el calificativo -representada por el Partido Popular que ya incluso antes en el año 2002 condenó en sede parlamentaria el alzamiento del 18 de julio y consecuentemente a sus padres y abuelos.

Tiene razón el Santo Padre en lo que dicen sus palabras cuando expresa que las ideologías destruyen. Lástima que no haya añadido cuando habla de proceso de diálogo y reconciliación que esto no es posible cuando una de las partes asume una ideología destructiva y se empeña en prolongar aquel conflicto que perdieron con las armas y luego con la paz de Franco. Hoy esa reconciliación comienza a ser imposible. Yo lo he dicho mil veces. Estoy dispuesto así como muchos otros a tratar aquellos hechos como historia, si bien acogiéndome a ello, como bien dice el Santo Padre, sin claudicar de posturas propias. Sucede que aquellos con quienes habría que establecer ese diálogo reconciliatorio se han instalado en el guerracivilismo y así es imposible nada. Cuando el odio ciega las mentes nada es posible. Sí, el Santo Padre tiene razón : las ideologías destruyen, especialmente – añado yo – las que se acogen al dictado del más rancio comunismo hoy disfrazado con otras caras.

Sirva esta introducción para referirme ahora al cambio introducido en el proyecto de Ley de Memoria Democrática para prohibir cualquier reconocimiento de las unidades civiles o militares que colaboraron con las potencias del eje durante la IIGM en clara alusión a la denominada División Azul. Bueno, como diría un castizo “ya estamos todos”. Ya me extrañaba a mí que en ese sectario y totalitario proyecto de ley no se mencionara antes a esa División. Al hacerlo estos totalitarios que nos gobiernan nos aclaran aún más si caben sus intenciones.

La División Azul fue a luchar a Rusia con el ejército alemán contra el comunismo soviético. No hay que olvidarse de esta circunstancia. Franco venció con las armas al comunismo y Franco al transformar España sacándola de la miseria dejó al comunismo fuera de juego en nuestra Patria durante todo su mandato. El sistema comunista nunca olvida y es obvio que ahora con las posibilidades que la posesión del BOE les proporciona están propiciando revertir aquella derrota. Es evidente que la División Azul no podía quedar fuera . Sus componentes eran furibundos anticomunistas y esto los totalitarios no lo perdonan. Hoy cuando vemos una España rota, desbordada y sujeta a los vaivenes del odio de un Gobierno socialcomunista me pregunto para qué sirvió tanto sufrimiento de una generación que lo entregó todo por la causa de una España unida, cristiana y justa. No sé si el Santo Padre sabe quienes eran unos y otros. En España primero y en Rusia después lucharon miles de jóvenes idealistas españoles contra la barbarie marxista y lo hicieron para salvar la civilización cristiana. Y allí dejaron su vida con el nombre de Dios y de España en los labios.

Hoy quieren borrar de la historia su hazaña y el proyecto de Ley de Memoria Democrática es la vía elegida. Pues conviene que sepan sus responsables que el sacrificio de aquellos jóvenes soldados no fue baldío pues sobre su sangre reverdecerán laureles de victoria. Su ejemplo pervive en nosotros y mientras sea así no desmayaremos en la defensa de los ideales por los que tantos españoles lucharon y murieron . Hay un dicho que nos recuerda que mientras alguien hable de ti nunca mueres. Me ciño a este aserto y una vez más mi recuerdo vuela para quienes cayeron para siempre por una España mejor. Pueden hacer todas las leyes que quieran que el recuerdo de tantos caídos no caerá nunca en el olvido y su sangre vertida nunca habrá sido en vano. Otros vendrán que levanten las banderas caídas y devuelvan a esta España, hoy desconocida, a su mayor esplendor.

Y en cualquier caso como he empezado mencionando las palabras del Santo Padre, el Papa Francisco, refiriéndose a España no puedo terminar sin añadir a todo cuanto he dicho que eran muchos de los soldados que hoy quieren borrar de la historia que portaban colgando de sus cuellos una placa que decía : “Ante Dios nunca serás un héroe anónimo”. Lo dieron todo y, hoy como nunca, cuando vemos que todo aquello por lo que lucharon se desmorona, ese aserto cobra un extraordinaria actualidad.

La verdad es que cabe estar más tranquilos de lo que pueda parecer. La mera comparación de los aguerridos divisionarios que lucharon en el Volchov, en el lago Ilmen o en Krasny Bor con los niños pijos jugando a bolcheviques desde sus buenas casonas y buenas estancias vacacionales a costa de los españolitos de a pie da para mucho juego.

Tranquilidad. Aquí no hay nada perdido. No hay partido posible.

Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Compartir
Continue Reading

Opinión

España no tiene Ministro del Interior: Tiene un PROBLEMA. Por Efrén Díaz Casal, Coronel de Infantería

Published

on

fotonoticia 20200526101712 1920
Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 4
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    4
    Compartidos

Desde su desembarco en el Ministerio del Interior, Fernando Grande-Marlaska viene acaparando el foco de la crítica política por confundir su cargo al frente de un organismo público, consiguientemente al servicio del pueblo español y no de facción política alguna, con el de abogado defensor del PSOE y de todos los enemigos de España como lo demuestran los hechos que se expresan  a continuación, lista en la que no figuran la totalidad de despropósitos cometidos por este individuo para no agotar al lector con una lista interminable.

En vísperas de las elecciones autonómicas madrileñas del pasado 4 de mayo, las cartas con balas y amenazas, la primera de ellas dirigida a Pablo Iglesias y las siguientes al propio Marlaska, a la ministra Reyes Maroto que recibió un cuchillo ensangrentado, y a la directora general de la Guardia Civil, María Gámez, cuyos remitentes ni están ni Marlaska les espera a excepción del remitente de la carta a la ministra Reyes Maroto diagnosticado de esquizofrenia, dan la medida de la calidad moral del sujeto en cuestión.

Una de las consecuencias de la política pactada del PSOE con EH Bildu a cambio de su apoyo parlamentario, que el infrascrito está cumpliendo con verdadero deleite, ha sido el acercamiento de numerosos etarras a prisiones del País Vasco o próximas a esta región, al tiempo que ha autorizado más de 140 beneficios penitenciarios a presos etarras contra el criterio de las juntas de tratamiento de las prisiones así como homenajes públicos a terroristas etarras humillando a sus víctimas.

Al inicio de la campaña de las elecciones autonómicas madrileñas del pasado 4 de mayo, en un acto en Vallecas se produjo una lluvia de piedras y palos que terminó con 13 heridos entre los militantes y simpatizantes de VOX asistentes al mitin debido a la escasa dotación policial que la Delegación del Gobierno, dependiente del elemento en cuestión, dispuso para mantener el orden a pesar de conocer previamente la violenta actuación que tenían prevista radicales de ultraizquierda.

Entre los detenidos que lideraban las agresiones contra los asistentes al citado mitin figuraban dos escoltas de Pablo Iglesias, entonces candidato de Podemos a los comicios madrileños, de lo que Marlaska tuvo conocimiento desde pocas horas después de los hechos ocultándolo y ordenando ocultar durante toda la campaña hasta después de las elecciones.

Los pasados 17 y 18 de mayo, Ceuta, abandonada por el departamento de Interior en toda clase de medios, y a pesar de que Marlaska estuviese previamente informado sobre el asalto a la frontera decidiendo no reforzarla, estuvo sometida a un asalto de más de 10.000 marroquíes que, según el departamento que el aludido todavía dirige cifra alrededor de 500 pretextando que “los datos no han podido ser actualizados porque se encuentran aún bajo análisis y tratamiento”; esperemos que la correspondiente actualización esté finalizada en el 5º milenio después de Cristo.

Esta invasión estuvo auspiciada por Marruecos en respuesta a la acogida en España del líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, con identidad falsa a nombre de Mohammed Ben Battouche, con dos causas judiciales abiertas en la Audiencia Nacional, ingresado subrepticiamente en un hospital de Logroño ocultando estos hechos al gobierno marroquí.

Marlaska no solo no evitó el conflicto con Marruecos comunicando su oposición a la acogida de Brahim Ghali a María Aránzazu González Laya, entonces ministra de Asuntos Exteriores, sino que la agravó provocando con su silencio la alianza económica y militar entre Estados Unidos y Marruecos, de la que se derivan para España graves perjuicios estratégicos, militares y económicos.

Después de que el interfecto echase toda la carne en el asador para tratar de inculpar a los partidos de la oposición de la agresión homófoba del barrio de Malasaña de Madrid, que posteriormente resultó ser falsa según reconoció la propia víctima, Pedro Sánchez convocó y presidió la Comisión de Seguimiento del Plan de Acción de Lucha contra los Delitos de Odio para continuar inculpando a los mismos respaldando por tanto  las declaraciones de Marlaska al respecto que se ha negado a dimitir y dar las explicaciones que pide la oposición al efecto en sede parlamentaria.

Con todo descaro Marlaska ha descargado su responsabilidad manifestando que la policía no le informó oportunamente de las sospechas sobre la falsa agresión de Malasaña, ocultando asimismo que  miembros del PP y VOX han sufrido agresiones por motivaciones ideológicas amparadas por la Comisión de Seguimiento del Plan de Acción de Lucha contra los Delitos de Odio, y Sánchez no ha expresado ninguna condena, por lo que la citada comisión parece más apropiada para los dirigentes del PSOE que para quienes éstos intentan inculpar hasta del diluvio universal.

La necia disculpa de Marlaska ha suscitado la indignación entre los agentes de Policía Nacional que le acusan de ensuciar la imagen del Cuerpo y desamparar a las Fuerzas de Seguridad del Estado para justificar su actuación y eludir la asunción de responsabilidades escudándose en la actuación policial para ocultar sus errores en la gestión mediática y política del asunto Malasaña.

El odio evidente del infrascrito a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado lo incrementa con los arbitrarios ceses de distintos mandos de la Guardia Civil, resultando sorprendente la paciencia de varios mandos del Cuerpo soportando estoicamente la bronca de este individuo por no haberle informado con el suficiente adelanto de la acción que miembros del mismo llevaron a cabo en septiembre de 2019 con el resultado de nueve detenciones contra los separatistas Comités de Defensa de la República (CDR) que, además de formar un grupo terrorista, fabricaban explosivos y recababan información para atentar contra destacados miembros de la oposición.

Desde el 7 de junio de 2018, fecha en la que este fulano tomó posesión del cargo que todavía detenta, le he solicitado reiteradamente que comunique a las delegaciones y subdelegaciones del Gobierno que dependen de él, organismos autónomos análogos vascos, navarros y catalanes, ayuntamientos y Conferencia Episcopal Española, que tramiten los actos religiosos en la vía pública según lo establecido por la Ley Orgánica 9/1983, de 15 de julio, reguladora del derecho de reunión.

El silencio que ha aplicado a su respuesta viene provocando que el ministro del Interior que España todavía aguanta y las entidades gubernativas aludidas en el párrafo anterior, vengan conculcando y permitiendo reiteradamente la vulneración de la citada Ley Orgánica 9/1983 por parte del resto de entidades, incumpliendo sus respectivas funciones asignadas por la Ley 40/2015, de 1 de octubre, de Régimen Jurídico del Sector Público, convirtiendo España en un país sin ley.

Los hechos expuestos dan testimonio del vacío moral, disparates y sectarismo de su autor, constituyendo una prueba fehaciente de que España no tiene Ministro del Interior, tiene un problema que debe erradicar de inmediato para evitar que, con el respaldo del doctor antes  “Cum Fraude”, ahora “Cum Gafe” por atraer todos los desastres  que se presentan, cause otros problemas de mayor trascendencia y difícil solución.


Efrén Díaz Casal
Coronel de Infantería (R)
 

Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 4
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    4
    Compartidos
Continue Reading

Accede al canal de YOUTUBE de Inés Sainz

Radio Cadena Española

¿Quiere recibir las últimas noticias en TELEGRAM?

ESCALPELO LITERARIO Y CINÉFILO

LOS LÍMITES DE LA MENTE

LA BANDERA ESPAÑOLA

Autosurf Websyndic
Advertisement
Advertisement
Advertisement

Copyright © 2020 all rights reserved alertanacional.es

Translate/Traducir »
<-- PAUSADO PROPELLER -->
HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com