Connect with us

Hispanoamérica

Venezuela: El Helicoide, el gigantesco centro comercial que se convirtió en un centro de torturas

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Loading...

En el centro de Caracas, aparece como un gigantesco caracol de cemento. Un edificio monumental en la cima del cerro La Roca Tarpeya. Son unos 13 pisos de concreto. Un círculo monstruoso que se suponía –a la hora de su diseño– sería el primer centro comercial “drive through” de América latina. Algo así como un shopping con “auto mac”.

Loading...

Para los años 50, cuando fue pensado, en medio de la bonanza petrolera, aquello era un sueño, casi ciencia ficción. Pero jamás se terminó. Hoy corona sus pies con villas miserias y llena sus entrañas con los prisioneros de la policía secreta del régimen chavista. Le dicen El Helicoide, por su forma.

El edificio es un símbolo perfecto de la caída en desgracia de Venezuela a una zona de desastre socioeconómico.

En un largo reportaje interactivo publicado este jueves, BBC News recoge los relatos de quienes terminaron encerrados en El Helicoide.

El edificio fue construido entre los años 50 y 60, cuando Venezuela tenía grandes sueños y muchos dinero de las ganancias petroleras.

María Pérez, abraza a sus familiares luego de su liberación, en las inmediaciones de "El Helicoide.

María Pérez, abraza a sus familiares luego de su liberación, en las inmediaciones de “El Helicoide.

Su diseño evoca el de la torre de Babel y pretendía que los clientes pudieran llegar con su coche hasta la puerta misma del local que escogieran entre los 320 que ofrecería el centro. Salas de exposición, gimnasio, pileta, guarderías y un multicine serían parte de las instalaciones, además de un centro automovilístico con venta de autos y repuestos, estación de servicio, lavadero automático y taller. Tendría ascensores inclinados para recorrer las diferentes plantas y adaptarse a la particular fisonomía del edificio. E incluso su propia emisora de radio: Radio Helicoide, según enumera el diario ABC.

Pero los tiempos cambiaron, y los planes para el “mall” cambiaron.

Durante años El Helicoide permaneció vacío. Se convirtió en un antro de prostitución y drogas hasta que se convirtió en el hogar de la agencia de inteligencia venezolana, la tan temida SEBIN.

Desde entonces es un lugar que provocar terror. Se lo usa tanto para criminales comunes como para los prisioneros políticos.

Un grupo de familiares de presos se reúnen en las inmediaciones de "El Helicoide.

Un grupo de familiares de presos se reúnen en las inmediaciones de “El Helicoide.

Por ejemplo, en noviembre el periodista alemán Billy Six, de 31 años, fue detenido en Venezuela acusado de espionaje y enviado al Helicoide.

Six, que cubría el malestar social en el país, fue detenido después de escribir una historia sobre los venezolanos que huían a Colombia. Lo acusaron de ser miembro de las FARC y de tomar fotos en una zona prohibida cerca del presidente Nicolás Maduro.

Pero ocurre que Six nunca tocó un arma, nunca se sumó a ninguna manifestación, según su padre. El periodista igual terminó entre las paredes oscuras de El Helicoide y desde mediados de diciembre que no sabe nada más de él.

La BBC habló con prisioneros como Six que estuvieron en la casa del terror del SEBIN. También habló con los familiares y con dos ex guardias.

Sus testimonios reconstruyen la vida en el interior de la prisión.

Manifestantes protestan en el exterior de la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin), también conocida como Helicoide

Manifestantes protestan en el exterior de la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin), también conocida como Helicoide

Uno de los testimonios corresponde a Rosmit Mantilla, de 32 años, un activista político y defensor de los derechos de la comunidad LGBT.

Mantilla llegó al Helicoide en mayo de 2014. Para entonces era uno de los 3000 detenidos en las masivas redadas contra opositores en el país.

A Rosmit lo acusaron de financiar esas protestas, fogoneadas por la inflación rampante y la escasez de alimentos y medicinas.

Dos guardias, que no dieron a conocer sus nombres, lo recuerdan.

Eran tiempos caóticos. Cada día llegaban al Helicoide micros llenos de presos. Había estudiantes, activistas políticos, incluso chicos atrapados solo por el hecho de haber estado en el lugar y el momento equivocados.

La llegada de Rosmit fue el inicio de una pesadilla de dos años y medio. En el Helicoide encontró tortura y crueldad. Y para sobrevivir psicológicamente decidió documentar todo, hablando con quien pudiera: guardias, presos…

Lo que alguna vez había sido pensado como tiendas y locales de lujo o baños o escaleras, todo fue cerrado y convertido en celdas.

Una diputada de la Asamblea Nacional venezolana confronta a un funcionario encapuchado del SEBIN en las puertas del Helicoide.

Una diputada de la Asamblea Nacional venezolana confronta a un funcionario encapuchado del SEBIN en las puertas del Helicoide.

A Rosmit lo metieron en lo que pudo haber sido un depósito de 12 por 15 metros. Adentro había 50 presos. Hacía calor, no había aire.

“No había luz, agua ni baño, no había higiene ni camas. Las paredes estaban manchas con sangre y excrementos”, dice Rosmit.

“Rosmit era uno de esos presos que no debía estar ahí. Podías hablar con él de cualquier cosa. Como ser humano, puedo imaginar lo difícil que debió haber sido acusado de algo que no hiciste o arrestado por pensar diferente”, dice uno de los guardias.

Crisis en Venezuela: los militares, la clave para resolver el dilema de dos presidentes
“Todos los días me encontraba con gente cubierta en sangre, otros atados, algunos inconscientes”, dice. Y recuerda a un alumno universitario al que le habían puesto en la cabeza una bolsa llena de excrementos para que los respire.

Los propios guardias recuerdan haber visto gente golpeada, atada, suspendida del riel de una escalera por las muñecas con los pies descalzos tocando el piso. También recuerdan el uso de baterías de autos para electrocutar a los presos. “Podía ser un brazo, los testículos, la garganta, la panza, cualquier parte en realidad”.

La BBC intentó contactarse con las autoridades venezolanas pero no tuvo respuesta.

Semanas atrás, Humans Rights Watch denunció en un escalofriante informe las torturas que el régimen de Maduro infligía a los militares díscolos y a sus familiares.

El informe analizó 12 casos de 2017 y 2018 que involucran a 32 personas, incluyendo efectivos militares y civiles acusados de conspirar contra el gobierno, así como también parientes de sospechosos.

Familiares y amigos asisten a un homenaje póstumo al concejal Fernando Alban.

Familiares y amigos asisten a un homenaje póstumo al concejal Fernando Alban.

El documento señaló que efectivos de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM) o el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) practicaron la mayoría de los arrestos.

Los detenidos denunciaron abusos tales como palizas brutales, asfixia, cortes con hojillas en las plantas de los pies, descargas eléctricas, ayuno forzado, prohibición de ir al baño y amenazas de muerte.

Uno de los episodios más infames en El Helicoide fue la muerte del concejal opositor Fernando Albán en octubre. El gobierno de Maduro dijo que se tiró del piso 10 del edifcio. Pero la oposición afirma que lo mataron.

A pesar de todos sus secretos macabros, El Helicoide sigue en pie como un centro de confinamiento de presos políticos. Dicen que el poeta chileno Pablo Neruda lo ensalzó como “una de las creaciones más exquisitas que jamás nacieran de la mente de un arquitecto”, y que el pintor Salvador Dalí se ofreció a decorarlo.

Sus arquitectos fueron Pedro Neuberger, Dirk Bornhorst y Jorge Romero Gutiérrez.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Advertisement
Loading...
Deje aquí su propio comentario

Hispanoamérica

Jóvenes venezolanos se disputan la basura con los buitres en un vertedero de Brasil

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Loading...

Un grupo de refugiados venezolanos montó una pequeña villa en el basurero municipal de Pacaraima, la ciudad brasileña en la frontera con Venezuela, en donde prácticamente disputa restos de comida con buitres y perros.

Loading...

En unas seis pequeñas viviendas fabricadas con material de desecho y escondidas en un pequeño bosque en medio del basurero de Pacaraima, viven unos cuarenta refugiados venezolanos, ubicado unos 10 kilómetros de distancia de la frontera entre ambos países.

Pacaraima, el único paso en los casi 2.200 kilómetros de frontera terrestre entre Brasil y Venezuela, recibe diariamente unos 400 venezolanos que huyen de la crisis económica, política, social y humanitaria de su país.

Y muchos, sin recursos para continuar hacia Boa Vista, la capital del estado de Roraima, terminan estableciéndose en Pacaraima y sus alrededores, para vivir de lo que pueden, lo que ha generado tensión por el aumento de la violencia en la región y ha provocado hasta ataques xenófobos.

Pese a que aseguran que se dedican a rebuscar entre la basura latas, metales, cartones y otros materiales reciclables que pueden ser revendidos, los venezolanos establecidos en el basurero no esconden que también buscan comida para su propio consumo.

Uno de ellos ni se importó con las cámaras filmándolo en el momento en que rasgaba una bolsa con pedazos de pollo congelado sin condiciones de consumo de la que emanaba un olor nauseabundo y de la que separó las que consideraba menos dañadas.

Las más podridas las arrojaba lejos e inmediatamente eran disputadas por perros y buitres.

Una vez separadas las escondió en un recipiente que tapó con otras basuras para impedir que los animales le robaran su tesoro.

Pese a que a simple vista el basurero parece vacío, y desde la carretera tan solo se observan las montañas de basuras y numerosos perros y buitres, un recorrido por su interior permite ir encontrando grupos de personas removiendo objetos.

Tres jóvenes de entre unos 17 y unos 23 años prendieron una fogata con desechos para calentar lo que llamaron de desayuno y que consistía en un plato de espaguetis y otro de carne enlatada que no dijeron de dónde procedía y que comieron sin importarse con la presencia de periodistas.

“Recogemos materiales como cobre y aluminio para sobrevivir. Ahora llevamos cuadro días aquí, pero vamos y venimos, Algunas veces duramos dos o tres semanas aquí. El cobre y el aluminio lo vendemos aquí”, afirmó uno de los jóvenes.

“Aunque no lo parezca, aquí estamos bien. Apenas venimos a buscar la platica porque en nuestro país no conseguimos empleo”, agregó otro de los recicladores, que se identificaron como Júnior José, Julio Medina y Leonel González.

Los tres admitieron que la comida que encuentran a veces la consumen si está en buenas condiciones pero que nunca la llevan a sus familias porque puede ser perjudicial para los niños.

Agregaron que lo más difícil es la hostilidad que sienten en las calles, ya que muchos brasileños los insultan y los amenazan.

CORRERÍA TRAS LA BASURA

La aparente calma en el basurero es interrumpida dos veces por día cuando un camión trae la basura procedente de Pacaraima y la arroja al depósito sanitario.

En ese momento se produce una correría de inmigrantes interesados en lo que puedan rescatar de la basura recién llegada y que retiran de las bolsas que rasgan a la fuerza.

Una incursión más profunda permite descubrir la pequeña villa que los venezolanos construyeron en medio de un bosque y a la que se llega por un camino tapizados de basuras.

Los frondosos árboles no permiten percibir las viviendas construidas en medio del basurero ni las condiciones en que viven sus propietarios, todos refugiados venezolanos y entre los que destacan varios niños y adolescentes.

Gran parte de los venezolanos que huyen del hambre, la falta de trabajo y la escasez de alimentos en su país cruza la frontera por Pacaraima y continúa hacia Boa Vista, desde donde, con el apoyo del Gobierno brasileño, son trasladados a otros centros urbanos de Brasil, como Sao Paulo, Río de Janeiro o Recife.

Según datos oficiales, al menos 264.000 venezolanos que huyeron de su país e ingresaron a Brasil ya solicitaron la regularización de su situación migratoria en el país.

De acuerdo con la ONU, unos cuatro millones de venezolanos han salido de su país rumbo a otros lugares del mundo desde finales de 2015, en uno de los mayores flujos migratorios del planeta.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Hispanoamérica

Decomisan en Aruba una tonelada de oro venezolano valorado en 50 millones de dólares: investigan si está ligado a Jorge y Delcy Rodríguez

Published

on

Jorge y Delcy Rodríguez
Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Loading...

Cada vez son más los casos de oro venezolano traficado y vendido en el exterior. De acuerdo a lo reportado por el portal Primer Informe, un avión fue detenido en Aruba, donde debió realizar un aterrizaje de emergencia. Las autoridades del aeropuerto Reina Beatrix se vieron sorprendidos por el cargamento que transportaba la nave: 932 kilos de oro, casi una tonelada, empacados en maletas de lujo.

Loading...

El avión, que había despegado en las afueras de la ciudad venezolana de Bolívar, viajaba utilizando las siglas norteamericanas N36754. Esto llamó la atención de las autoridades locales, ya que corresponde a un avión monomotor cuyo último vuelo fue en California hace más de 20 años, según registros del portal Flight Aware.

Tres tripulantes venezolanos fueron detenidos en el operativo, del que también formaron parte agentes norteamericanos en Aruba.

Tras ser detenidos, los hombres fueron interrogados y en este momento están en proceso de ser extraditados a Estados Unidos.

Una fuente familiarizada con el tema confirmó que el piloto reveló a las autoridades las coordenadas de la pista desde donde despegó, cerca de Ciudad Bolívar. Más específicamente, desde una carretera que conduce a la zona de explotación aurífera en el sur de Venezuela.

Asimismo, el piloto habría confesado que el primer destino del cargamento era México, para allí ser transferido a un avión de mayor envergadura para enviarlo a un país árabe. Estiman que podría ser Emiratos Árabes.

De acuerdo a lo indicado por Primer Informe, el cargamento tiene un valor en el mercado internacional de unos 50 millones de dólares. “Los investigadores están tratando de establecer si el oro está asociado a altos dirigentes del régimen de Maduro, como los hermanos Jorge y Delcy Rodríguez, que mantienen un bunker de operaciones en la zona”, señala ese portal.

La extracción ilegal de oro y su posterior contrabando se ha convertido en una de las únicas fuentes de financiamiento del régimen de Nicolás Maduro en Venezuela.

Turquía, los Emiratos Árabes Unidos y Uganda son algunos de los destinos conocidos. No obstante, la semana pasada un informe de la cadena suiza Radio Television Suisse aseguró que el país europeo también integra esa lista.

El reporte indicó que Suiza está capacitada para procesar el oro que entraría de Venezuela, considerando que tiene 4 de las 6 refinerías más grandes del mundo, las cuales manejan entre el 60 y 70 por ciento del oro del planeta.

El reporte llega dos semanas después de que el presidente encargado, Juan Guaidó, se reuniera con distintos jefes de Estado y altos funcionarios europeos en el marco de su gira internacional. Allí reiteró su pedido para que la Unión Europea que catalogue al oro como “oro de sangre” para evitar que “financie al paraestado”.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Hispanoamérica

Maduro asegura que la conversación entre su vicepresidenta y Ábalos en Madrid es “un secreto”

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Loading...

“Eso es secreto de Delcy, ella no me ha contado ese secreto, qué habló con Ábalos”, dijo escuetamente Maduro durante una rueda de prensa en la que se pronunció por primera vez en el caso que se conoció el pasado 24 de enero.

Loading...

Rodríguez, que no puede pisar suelo de la Unión Europa (UE) por sanciones de Bruselas, se reunió en la madrugada del 20 de enero en el aeropuerto de Madrid con Ábalos, hecho que confirmó el Gobierno después de varias versiones.

Este miércoles, el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, aseguró en el Congreso de los Diputados que el ministro evitó una “crisis diplomática” al reunirse con Rodríguez, lo que suscitó protestas airadas de la oposición conservadora.

“En España han hecho una novela, el ‘Delcygate’, siempre con la idea de perjudicar a Venezuela, (hay) una campaña permanente en España contra Venezuela”, subrayó Maduro.

En este sentido, afirmó que Rodríguez “pasó por el aeropuerto de España rumbo a una gira internacional”.

Según explicó, llegó al aeropuerto de Madrid y “dejó” allí al ministro de Turismo, Félix Plasencia, que “estaba invitado a la Feria Internacional de Turismo de Madrid (Fitur)”.

“Nuestro ministro estuvo allí más de una semana, compartió, saludó al rey, compartió con los ministros del Gobierno de España, compartió con los empresarios, muchos empresarios españoles que quieren venir a invertir”, apostilló.

Y agregó: “En todo caso nuestra vicepresidenta luego siguió su gira, fue muy exitosa, por algunos países en público y se conoció. En otros fue en silencio a conversar cosas muy interesantes en otros países del mundo. No tiene nada fuera de lo normal”.

Finalmente criticó a la oposición de derechas en España al asegurar que creen que el dictador Francisco Franco “todavía está vivo” y que “ellos son voceros de un gobierno franquista”.

“Le digo a la derecha de (los partidos) Vox, del (Partido Popular) PP: calmen los nervios y dejen la persecución contra Venezuela”, concluyó.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading
Advertisement
Advertisement
Advertisement

Copyright © 2019 all rights reserved alertanacional.es

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
ArabicBulgarianChinese (Simplified)DanishEnglishFinnishFrenchGermanGreekItalianNorwegianPortugueseRomanianRussianSpanishTurkish
A %d blogueros les gusta esto: