Connect with us

Economía

Bruselas eleva el déficit de España en 2019 al 2,3%, tres décimas más que lo calculado por el Gobierno

Published

on

El comisario europeo de Economía Pierre Moscovici (izq), conversa con la ministra de Economía, Nadia Calviño
Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

La Comisión Europea calcula que España cerrará este año con un déficit público equivalente al 2,3% del PIB, un porcentaje que es dos décimas superior a la estimación anterior y tres décimas mayor que la previsión del Gobierno reflejada en el Plan de Estabilidad que envió a las autoridades comunitarias la pasada semana.

El Ejecutivo comunitario espera que el desvío presupuestario siga reduciéndose desde el 2,5% con que cerró 2018 apoyado sobre todo en el crecimiento de la economía, pero advierte de que esto se verá parcialmente compensado por algunas medidas que aumentarán el déficit.

Por otra parte, la Comisión mantuvo sus proyecciones de crecimiento del PIB en el 2,1% para este año y en el 1,9% para el próximo, frente al avance del 2,6% registrado en 2018, con lo que la economía española seguirá creciendo por encima de la media de la Eurozona pese a la ralentización. De este modo, Bruselas es más pesimista con respecto a la reducción del déficit que el Gobierno, que prevé rebajarlo al 2% en 2019 y al 1,1% el próximo, pero se alinea con el Ejecutivo en cuanto al crecimiento, ya que Madrid espera un avance del 2,2% este año y del 1,9% el próximo.

Crecimiento «robusto» en España

La Comisión prevé que el crecimiento de la economía española siga «robusto», pero se reduzca «ligeramente» a lo largo de 2019, debido a la moderación de la demanda doméstica, y se estabilice después conforme aumenta la contribución de las exportaciones tras un débil 2018. Así, proyecta que «gracias al fuerte crecimiento, el déficit público siga reduciéndose, aunque a menor ritmo», después de haberse estrechado seis décimas en 2018.

Advierte, sin embargo, de que el efecto de un ciclo «favorable» y de los menores costes por el servicio de la deuda se verá compensado en parte por medidas que engrosarán el déficit, algunas temporales.

En sus nuevas previsiones, al contrario de las anteriores, el Ejecutivo comunitario asume ya que no habrá un nuevo presupuesto de 2019 tras el rechazo parlamentario, y basa su análisis en una prórroga de las de 2018 y el efecto de las medidas adoptadas por decreto ley por el Gobierno, como el incremento de las bases de cotización a la seguridad social.

La CE recuerda que algunas medidas del presupuesto de 2018 tendrán efecto este año, como la reducción del IRPF para las rentas bajas, el aumento del sueldo de los funcionarios o la actualización de las pensiones. También la compensación por las autopistas de peaje quebradas (1.800 millones, según el Gobierno) sumará al déficit, según sus cálculos.

Con todo, estas cifras deberían permitir a la Comisión cerrar el procedimiento por déficit excesivo en que España lleva inmersa desde 2009, ya que en 2018 dejó atrás el umbral del 3 % y las proyecciones apuntan a que la corrección se mantendrá este año y el próximo, como exigen las normas.

Empeoramiento en la Eurozona

Por otro lado, la Comisión Europea ha rebajado una décima su previsión de crecimiento de la eurozona tanto para 2019 como para 2020, debido en gran medida a los problemas a los que se enfrenta Alemania, cuya economía se expandirá un 0,5%, seis décimas menos que lo que calculaba Bruselas en su proyección de febrero.

En concreto, Bruselas calcula que el PIB de la zona euro crecerá un 1,2% este año, frente al 1,3% que calculó anteriormente, y se acelerará en 2020 al 1,5%, una décima menos que lo que preveía en febrero. A su vez, la economía de la Unión Europea en su conjunto crecerá un 1,4% este año y un 1,6% en 2020, frente al 1,5% y 1,7%, respectivamente, que esperaba en sus previsiones anteriores.

En sus anteriores previsiones, publicadas en febrero, el Ejecutivo comunitario ya había empeorado seis décimas la estimación de incremento del PIB en la eurozona durante este año, hasta el 1,3%, mientras que para el conjunto de la UE la redujo cuatro décimas, hasta el 1,5.

«La economía europea está mostrando resistencia ante un entorno exterior menos favorable, incluidas las tensiones comerciales. Se espera que el crecimiento continúe en todos los Estados miembros de la UE y remonte el año próximo, sostenido por una demanda interna robusta, una progresión continuada del empleo y bajos costes de financiación», declaró en un comunicado el vicepresidente de la CE para el Euro, Valdis Dombrovskis.

Anuncios

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Advertisement
Deje aquí su propio comentario

Economía

El rescate de la banca española

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

José A. Benitez Salas.- La banca Española siempre ha sido una banca mixta, nunca ha existido separación formal entre banca de inversión y banca comercial, con unas características particulares por la propia idiosincrasia de la sociedad española, prudente y conservadora. Por ello la crisis financiera de 2008 también le ha afectado también de forma diferente.

El sistema bancario español estaba conformado por la Banca y las Cajas de Ahorro y dentro de estas últimas, las Cajas de Ahorro propiamente dichas y las Cooperativas de Crédito.

Las Cajas de Ahorro, creadas a finales del s. XIX, fueron un ejemplo de labor económica, social y de gobernanza. Eran gestionadas por Consejos en los que participaban los principales agentes económicos y sociales de la comunidad donde operaban. Aunque inicialmente tenían limitadas sus actividades financieras la reforma de Fuentes Quintana de 1977 las equiparó a los bancos.

Tras la crisis bancaria 1977-1985 la banca española inicia un importante proceso de crecimiento y consolidación a la vez que se empiezan a incorporar los primeros peones de la política en las Cajas de Ahorro. Con unos tipos de interés al alza la cuenta de resultado de la banca iba viento en popa por lo que el proceso de crecimiento se realizó mediante la creación de una red sobredimensionada de oficinas y un uso intensivo de Recursos Humanos que disparaban los costes fijos, pero asumibles en un entorno de altos tipos de interés. La automatización informática de los procesos no era prioritaria.
Se cuenta que cuando le ofrecieron los CDOs (Collateralized Debt Obligation- Obligación de Deuda Colateralizada es un producto financiero respaldado por activos estructurados originalmente desarrollados como instrumentos para los mercados de deuda corporativa) americanos al patriarca de la banca española, Emilio Botín, este los rechazó de plano porque no los entendía. El resto de la banca española, gregaria y corporativista, siguió su ejemplo.

Pero tampoco podían quedar al margen de la carrera que se estaba produciendo en los mercados de capitales que no era otro que “trocear” y colocar a inversores la deuda hipotecaria generada por el sistema en un círculo vicioso para alimentar la cuenta de resultados (carry trade).

En su lugar la banca española procedió a la TITULIZACIÓN de activos (Préstamo Hipotecarios) que, sin llegar a la sofistificación de los CDO americanos, consistía simplemente en vender la deuda hipotecaria generada a través del mercado global de capitales en “paquetes” sin “trocearla” recuperando recursos para volver a iniciar el procedimiento.

Cuando, con el estallido de la Crisis en 2008, se hunde el mercado interbancario de capitales la banca se encuentra sin más liquidez que su Capital Social y sus Reservas, una ingente cantidad de promociones inmobiliarias terminadas o sin terminar (ladrillo) a la que es imposible darle salida sin pérdidas y una significativa deuda en el mercado interbancario que no se renovaría.

Aunque todo el sistema sufría de una falta de liquidez extrema, las Cajas de Ahorro resultaron ser las peor paradas.

Cuando su nefasta gestión se manifestó en el balance, intentaron una huida hacia adelante, diseñando productos financieros falsamente asimilables al capital social (Acciones Preferentes) que colocaron indiscriminadamente a los depositantes, todo ello auspiciado y amparado por el Banco de España y la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

Ante la más que probable quiebra de la totalidad del sistema bancario se produce la intervención del Estado.

Mediante ampliaciones de capital el Estado hizo suya la deuda (Rescate Bancario) de las Cajas trasladándola al contribuyente e inició un ambicioso plan de obras públicas (Plan E) financiado con más deuda pública como establecía el clásico modelo keynesiano.

El Banco Central Europeo, por su parte, rebajó los tipos de interés a cero para aliviar el servicio de la Deuda Pública (Zero Interest Rate Policy-ZIRP) y favorecer el crédito, proporcionó liquidez a la banca a cambio de deuda con máxima garantía, imprimió moneda (QE) e impuso nuevas regulaciones tanto administrativas como de capital.

Sin embargo, estas medidas no produjeron la esperada reactivación del crédito ni mejoraron las rentabilidades bancarias porque los recursos proporcionados, ante la falta de un mercado interbancario, se colocaban en nueva deuda pública con escaso interés pero máxima seguridad en un nuevo círculo vicioso.

El negocio primordial de la Banca, la Compra-Venta de Dinero, no funciona cuando el precio del dinero (Tipo de Interés) es cero. Apenas si alcanza el umbral de rentabilidad. Coloquialmente hablando nadie vende duros a cuatro pesetas.

Ante esta situación lo único que se podía hacer era aumentar el tamaño de los bancos para obtener sinergias y ganar en eficiencia. Fue el inicio de las Fusiones Bancarias alentadas, cuando no impuestas, por los propios Bancos Centrales y en el que aún nos encontramos.

Anuncios

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Economía

El Congreso paga más de medio millón de euros en viajes de diputados con las Cortes disueltas

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

El Congreso de los Diputados ha destinado algo más de medio millón de euros para sufragar viajes de diputados entre el 1 de abril y el 30 de junio, unos meses sin apenas actividad parlamentaria al estar disueltas las Cortes buena parte de ese periodo. La cifra, eso sí, es la mitad que un año antes, cuando la Cámara estaba en plena actividad.

En concreto, y según datos oficiales del Congreso recogidos por Europa Press, entre el 1 de abril, y el 30 de junio se facturaron 504.792,37 euros para sufragar viajes de sus señorías dentro del país para el desarrollo de su actividad tanto parlamentaria como estrictamente política. Esta cantidad incluye billetes de avión, tren y autobús, así como indemnización por kilometraje en vehículo privado, además de los gastos de gestión, cancelaciones, cambios y billetes emitidos pendientes de utilización.

La Cámara ofrece esta información de forma trimestral y desglosada en tres conceptos: lo gastado en los viajes de sus señorías a sus circunscripciones, lo destinado a cubrir desplazamientos para actos políticos y lo invertido en viajes institucionales.

Así, en estos tres meses de escasa actividad, ya que las cámaras estaban disueltas por los comicios del 28 de abril y no se constituyeron hasta el 21 de mayo, se pagaron 323.813,81 euros para viajes a las circunscripciones, 108.739,64 euros para la asistencia a actos políticos y otros 8.721,88 euros a actividades oficiales. En total, 441.275,33 euros, más los gastos de gestión (cancelaciones, cambios, etcétera).

60.000 en internacionales

A estas cifras de desplazamientos dentro de España hay que sumar los 59.762,42 euros que se han invertido en cinco viajes internacionales de delegaciones parlamentarias realizados a principios de abril. La mayor parte de ese gasto se corresponde con la asistencia de diputados españoles a la asamblea general de la Unión Interparlamentaria (UIP) en Doha (Catar) el pasado mes de abril, un viaje que costó 43.370,71 euros.

Esta cantidad incluye sólo los gastos de desplazamiento y de alojamiento en los distintos destinos, pero no los gastos de los diputados durante su estancia fuera del país. Hasta 2017 los parlamentarios que participaban en estos viajes percibían una dieta de 150 euros diarios, pero el Congreso sustituyó esta cantidad por un sistema de abono de gastos debidamente justificados. Esta medida, en cambio, no se adoptó en el Senado, que mantiene la dieta diaria.

La mitad que hace un año

Los más de 560.000 euros gastados en viajes en este segundo trimestre del año suponen la mitad de lo que se invirtió en ese mismo periodo en 2018, cuando las Cortes Generales funcionaban a pleno rendimiento y en el Congreso se discutía, entre otros asuntos, la moción de censura de Pedro Sánchez contra Mariano Rajoy.

Así, entre abril y junio del pasado año se dedicó casi un millón de euros sólo en viajes nacionales de diputados, de los que 877.745,23 euros se usaron para desplazamiento por actividad parlamentaria y otros 101.020,34 euros para pagar la asistencia a actos políticos autorizados.

En lo que va de año, el Congreso ya lleva gastado más de millón y medio de euros en viajes de diputados dentro del país, concretamente 1.512.074,48 euros, ya que sólo en el primer trimestre de 2019, el último antes de la disolución de las Cortes, se destinó un millón de euros a este capítulo.

(Voxpopuli)

Anuncios

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Economía

Las matriculaciones caen un 30% en la primera quincena de agosto

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Las matriculaciones caen con fuerza en la primera quincena de agosto. La venta de vehículos ha descendido ligeramente por encima del 30%, con unas 24.882 unidades hasta el pasado 14 de agosto (el 15, festivo nacional, no computa). La caída se corresponde de forma casi total con el aumento del 30% registrado en los primeros días de agosto de 2018, con la entrada en vigor de las nuevas pruebas de medición de emisiones y consumos WLTP.

El WLTP, mucho más exigente que el anterior NEDC, exige realizar además un mayor número de exámenes, para tener en cuenta no solo la motorización sino factores como el tamaño de las llantas o el techo panorámico. Los vehículos que no hubieran sido certificados antes del 1 de septiembre de 2018 no podrían comercializarse como nuevos, de ahí que se dispararan los descuentos para liquidar el stock, pero también las automatriculaciones y ventas tácticas -para poder comercializar luego los modelos como «kilómetro cero».

«La comparativa resulta desfavorable porque el año las ventas crecieron muchísimo por el efecto WLTP», explica Tania Puche, de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (Ganvam). «Hay una gran parte de la caída que se corresponde con el WLTP», coincide Noemí Navas, de la Asociación Nacional de Fabricantes de Vehículos (Anfac).

El WLTP vino acompañado de las nuevas mediciones en condiciones reales de conducción (RDE), que se usan desde el año pasado para medir las partículas de los coches diésel. Desde este septiembre, serán también obligatorias para medir el NOx de los vehículos diésel. Esto podría tener un nuevo efecto distorsionador en el mes de agosto, con hasta 15.000 vehículos afectados, que si no se venden en agosto se apuntarían como automatriculaciones a final de mes. Sin embargo, desde el sector precisan que su impacto «no va a compensar la caída respecto al año pasado porque la gran mayoría de las marcas ya han homologado sus coches».

En septiembre, el mismo efecto comparativo hará que las cifras de matriculaciones mejoren en términos mensuales. «A partir de septiembre veremos que crecen un poco, pero la previsión a cierre de año es negativa, en torno al tres por ciento», explica Puche. «Mucho tiene que cambiar la tendencia para que podamos salvar el año».

Anuncios

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading
Advertisement

Publicidad

Advertisement

Publicidad

Publicidad

publicidad

Recomendados

ArabicChinese (Simplified)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
A %d blogueros les gusta esto: