Connect with us

España

Cómo pasé de socialista a franquista: historia de una metamorfosis

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Por Laureano Benítez Grande- Caballero.- Hace poco escribí un artículo con el tema de las metamorfosis kafkianas, esos procesos revolucionarios que de la noche a la mañana transmutan a un renacuajo en rana, a un gusano en mariposa, a una carroza en calabaza (o viceversa), a un ser humano en cucaracha grotesca.

Hoy volveré sobre el tema, para explicar mi metamorfosis personal, que se realizó a la inversa, porque pasé de ser una cucaracha sociata a convertirme en un ser humano, y además patriota católico.

Loading...

En lenguaje bíblico, la metamorfosis kafkiana recibe el nombre más poético de «Camino de Damasco», que consiste en que un jinete va de una cosa, se cae del caballo, y por arte de magia se levanta del suelo no solo siendo otra cosa distinta, sino justo la contraria. Los griegos llamaban a esto «catarsis», vocablo más científico, pero que engancha menos.

No cabe duda de que la catarsis más portentosa de la historia la protagonizó Saulo de Tarso, el que inventó los caminos de Damasco, que de perseguir cristianos se transmutó en un formidable apóstol del naciente cristianismo.

A partir de este acontecimiento bíblico, por extensión y metafóricamente, se aplica la expresión «camino de Damasco» a todos aquellos procesos revolucionarios que ocurren a veces en nuestras vidas ―aunque hoy, desde luego, Damasco no es un lugar geográfico muy recomendable al que derivar nuestros caminos―, verdaderas catarsis que llevan nuestra historia personal desde unas circunstancias presentes hasta un extremo que frecuentemente está en sus antípodas.

Ya no quedan muchos caballos desde dónde caerse, como le sucedió a Saulo, pero lo que sí caen son las prendas que cegaban nuestros ojos, los esquemas que anquilosaban nuestras vidas en ideologías y costumbres fosilizadas, las cuales, como atacadas por un rayo repentino, saltan hechos pedazos, y en esta subversión sorprendente recibimos unas llamaradas como lenguas de fuego que escenifican nuestro Pentecostés, que nos «damasquinan» como si fuéramos orfebrería toledana.

Estos «damasquinados» se puede producir en cualquier área de nuestra vida susceptible de ser revolucionada, que son casi todas, desde la salud hasta las creencias religiosas, desde la economía hasta la ideología política. Así, un ateo se puede convertir de la noche a la mañana en adorador nocturno, un pobre en millonario, incluso un hombre en una mujer ―y viceversa―, pues la transexualidad también tiene sus caminos, igual que la homosexualidad tiene sus armarios.

Quizás los casos más espectaculares de camino de Damasco son aquellos cuyas catarsis producen sobrecogedoras conversiones a la fe católica por parte de ateos y masones consumados. Tal es el caso de Manuel Azaña, que recibió los Santos Sacramentos la noche en la que expiró, el 3 noviembre de 1940, de manos del obispo de Montauban. Algo parecido le sucedió a Maciá, masón y presidente de la Generalitat.

Quizá menos conocido es el Damasco de Napoleón Bonaparte, quien en los últimos años de su vida, durante el destierro de Santa Elena, recuperó una fe católica que, según testimonió con insistencia, nunca había perdido, ya que cuando estaba en el trono había tenido demasiado respeto humano y una excesiva prudencia, por lo que «no había gritado su propia fe».

Pero dijo también que «si entonces alguien me lo hubiera preguntado de manera explícita le habría respondido: “Sí, soy cristiano”; y si hubiera podido testimoniar mi fe al precio de la vida, habría encontrado el valor para hacerlo». Llevado de esa fe rediviva, pidió oír misa todos los días en su retiro.

Caso también notable fue el de la Pasionaria, que recuperó en su vejez la fe que tuvo de joven, convirtiéndose de la mano del ínclito Padre Llanos, algo lógico, dado el talante comunistoide del prelado ―he visto una foto de este tipo con eel puño n alto que me ha helado la sangre en las venas―. En esa misma línea, perro más de andar por casa, a García Lorca le confesó uno de sus carceleros, y fue Luis Buñuel quien dijo eso de «Soy ateo, gracias a Dios».

Más abundantes quizás son los casos de transfuguismo político ―«chaqueterismo» para el vulgo―, pero, sin embargo, estos casos de abandono de una tendencia política para pasarse a otra ―generalmente la opuesta―no suelen llevar a Damasco cuando se hacen por motivos puramente utilitarios, con el fin de favorecer una mayoría en otro espectro político, por ejemplo, pues estas metamormofosis carecen del epatante espectáculo de lo imprevisto y revolucionario que exige un buen «damasquinado».

Frente a estos casos de cambio de tendencia política producida por intereses generalmente espúreos, tenemos otros mucho más heroicos, que sí entran dentro de la categoría de verdaderos caminos de Damasco.

Por poner un ejemplo, tenemos el caso del historiador Pío Moa, que pasó de dirigente del GRAPO a ser acusado de facha por defender el franquismo en sus investigaciones tendentes a descubrir la verdad sobre la República, la Guerra Civil y la España de Franco, enfrentándose al «Himalaya de mentiras» ―como dijo Julián Besteiro― de la historiografía tendenciosa creada por el progresismo.

También los hay de signo contrario, como sucede con el extraño caso de Jorge Verstrynge, que recorrió justamente el camino inverso, no se sabe muy bien por qué, pues desde la ultraderecha se convirtió damasquinadamente en un gurú ideológico de los podemitas. He aquí, pues, un caso modélico de camino de damasco que convierte a un Dr. Jekill en Mr. Hyde. Casi nada.

Paradigmático es el camino de Agustín de Foxá ―el inventor de aquella famosa frase, hoy tan de moda, que decía que «en España no cabe un tonto más»― que dejó para la posteridad un Damasco irrepetible: «Lo que menos le perdono al comunismo es que me impulsara a hacerme falangista».

Quedará para la posteridad, sin embargo, como arcano indescifrable, cuántos caminos y cuántos Damascos ha recorrido ya Pedro Sánchez, que va de la ceca a la Meca, de Pinto a Valdemoro, de Boston a California, en una mezcolanza de banderas imposibles, en un batiburrillo de consignas a cual más chiripitifláuticas de «dije digo digo diego», en las que igual su catarsis le lleva a podemizarse, que a un marrón federal-separatista que no hay por dónde cogerlo. Pero todo se entiende perfectamente si tenemos en cuenta que Pedro no quiere que el camino le lleve realmente a ningún Damasco, sino a la Moncloa, montado en el caballo del mismísimo Atila, si fuera menester, arrasando España a su paso devastador. En este camino, Fausto Sánchez se transmutará en el excelentísimo señor Mefistófeles, catarsis en la que le acompañará un corifeo formado nada más y nada menos que por la Familia Monster podemita, transformado el Coletas en vicepresidente de casi todo, y ministro de Transilvania, expropiación previa de todos los Damascos españoles, y previa metamorfosis de muchos españoles en escarabajos peloteros, y de sus señorías en cucarachas post-kafkianas, que son las peores, y las más feas.

Como decía al comienzo de este artículo, yo, como cualquier mortal, también he tenido mis caminos de Damasco. Resulta que mi padre era un socialista consumado: escribía a Felipe González llamándole camarada, mientras despotricaba cruelmente contra Franco, al que insultaba de muy variadas maneras, especialmente llamándole «el enano del Pardo» y otras muchas lindezas por el estilo. Sus peroratas políticas eran el terror de mi familia, pero, como es lógico, dejaron en ella una honda huella de querencia socialista, de la me costó desprenderme.

Yo, la verdad, en los 23 años que viví bajo la dictadura, nunca me pareció que lo fuera, pues disfrutaba de muchas libertades personales, que compensaban largamente el posterior democrático derecho que me dio la Transición a votar cada cuatro años a políticos que ni me iban y venían, y que luego iban a hacer lo que les diera la gana con mi voto.

Desde luego, no fui ninguna excepción a la sociología y las ideologías de las distintas edades por las que atraviesa el ser humano, que van desde el primer acné rebelde y revolucionario de la adolescencia y la juventud, hasta el poso conservador y la catarsis derechosa que después te van dando los años, la madurez, la experiencia vital que vas aprendiendo con la vida, que te demuestra implacablemente el axioma de que, «cuanto más cambia todo, más sigue lo mismo». Es por eso por lo que los caminos de los jóvenes suelen llevar invariablemente a un Damasco más o menos conservador.

En mi caso, Damasco se empezó a entreabrir con el guerracivilismo progre y masónico de ZP, pues aquello del aborto y los matrimonios homosexuales chirrió sobremanera en mi conciencia católica. A esto se añadió el hecho decisivo de que cómo era posible que yo, católico tridentino, pudiera votar a un partido que había protagonizado un horrible holocausto de creyentes en su pasado republicano, y que ahora pretendía reanudar sus actividades persecutorias contra la Iglesia.

Mas el hecho decisivo se produjo cuando apareció el Turrión coletudo, acompañado por sus mesnadas ultraizquierdosas, anticatólicas y antiespañolas; por sus bandas de matones escracheadores, tutiteros, filoterroristas y delincuentes, amenazando e insultando con sus dientes lobunos, sus puños en alto y sus internacionales; por sus feministas castradoras y brujeriles que nos-quieren-quemar-como-en-el 36. Me dije que ahí había tomate, NOM a troche y moche, conspirando por destruir España y arrancarme mi vida pasada en la España de Franco.

Entonces fue cuando, en el horizonte de mi vida, sobrepujando al muladar en que los milicianos de siempre están convirtiendo España, puse rumbo al Damasco de mi infancia y mi juventud, a la Patria que, como una Jerusalén celestial, se me mostró destellante, paradisíaca, esplendorosa y española: el Eldorado de una España en paz, regida por la ley y el orden, que se convirtió en la 9ª potencia mundial partiendo de un atroz subdesarrollo; una España presidida por los valores e ideales de la fe católica, de la familia, del amor a la Patria, del sacrificio y el respeto… una España sin desempleo, con plena Seguridad Social, pensiones y edad de jubilación, con dos pagas extras y un mes de vacaciones, donde los trabajadores tuvieron unas condiciones de vida mucho mejores que las clases populares de hoy, pues muchos se jubilaban en la primera empresa en la que entraban como aprendices… Donde había una industria nacional, sin bancos extranjeros… Donde el Estado marcaba los tipos de interés: un Estado sin deuda pública, con una presión fiscal muy leve, que no estaba sometida a los dictados de ninguna institución supranacional.

Y todavía otra causa me llevó al camino de Damasco, una causa emotiva: mi padre, además de tener un extraordinario parecido físico con Alfonso XIII, también era la más viva imagen física de Franco. Demasiado.

Así que a todos los españoles que tienen ideas sobre la España de Franco inoculadas desde el Himalaya de mentiras, y aún no se han caído del caballo de sus militancias rojas, les deseo un feliz camino a Damasco, una feliz metamorfosis.


Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Advertisement
Deje aquí su propio comentario

España

«La derechita cobarde» enseña la patita: El programa de Díaz Ayuso, más allá de la economía: ideología de género y adoctrinamiento LGTBI

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Compartir

¿De verdad pensaban que Ayuso era diferente? ¡Ay, ingenuos!

Díaz Ayuso se muestra partidaria de equiparar el matrimonio a las uniones homosexuales y de las leyes de imposición LGTBI. Preguntada por el PIN Parental, escurre el bulto, mientras se muestra partidaria de los vientres de alquiler con argumentos de sentimentalismo y trilerismo dialéctico.

Isabel Díaz Ayuso no encajó bien que, durante la campaña electoral que le llevó a la presidencia de la Comunidad de Madrid hace un par de años, algunos le recordaran sus posiciones favorables al aborto y a la agenda LGTBI.

Tanto que trató de censurar la libertad de HazteOir.org, la entidad responsable de dichas campañas en las que se daban a conocer frases literales de la entonces neocandidata del Partido Popular apoyando el aborto y las leyes de adoctrinamiento e imposición LGTBI en la Comunidad de Madrid. Pero el Tribunal Supremo ya había establecido doctrina favorable a la participación de HazteOir.org en las campañas electorales, tras una dura batalla legal emprendida por su antecesora, Cristina Cifuentes.

HazteOir.org retrató a Díaz Ayuso entonces como un camaleón:

Ayuso vuelve a confirmar la campaña de HazteOir.org a través de un reportaje publicado en el diario El Mundo, en el que se pasea por el madrileño barrio de Chueca -icono pop de la ideología de género patria- mientras comenta algunos puntos de calado ideológico.

Loading...

La presidenta en funciones de la Comunidad de Madrid confirma que es contraria al recurso que el Partido Popular interpuso ante el Tribunal Constitucional contra la ley que equiparó civilmente el matrimonio a las uniones entre personas del mismo sexo por que, alega «no se puede legislar sobre cuestiones tan personales».

Sin embargo, sí es partidaria de las leyes LGTBI aprobadas en la Comunidad de Madrid cuando ella formaba parte del Grupo parlamentario Popular. Se trata de la Ley de Identidad y Expresión de Género e Igualdad Social y no Discriminación y la Ley de Protección integral contra la LGTBIfobia y la Discriminacion pro razón de Orientación Sexual, que se meten, y mucho, «sobre cuestiones tan personales».

Ayuso también ha aprovechado para desmarcarse de la protección del derecho de los padres a tener voz y voto sobre determinados contenidos controvertidos que se imparten en los centros educativos. Contenidos impuestos precisamente por las leyes anteriormente citadas apoyadas por Díaz Ayuso.

Sobre el PIN Parental, la candidata del Partido Popular resume con respuesta calculada, tergiversando el sentido del PIN Parental, una de las reivindicaciones más notorias de quien, previsiblemente, será un apoyo imprescindible para alcanzar la Presidencia de la Comunidad de Madrid y gobernar: «Yo no quiero que un padre del PP o una madre de Podemos le diga constantemente al profesor lo que ha de hacer».

Ayuso también entra al trapo de otra cuestión que está muy discutida en los ambientes LGTBI, en especial por los varones que mantienen relaciones con personas de su mismo sexo: la gestación subrogada o los vientres de alquiler.

En esta ocasión, la neolideresa del PP en Madrid tira de sentimentalismo y trilerismo dialéctico: «El enfermero que habitualmente me hace las PCR tiene un hijo por gestación subrogada y es precioso. No puedo pensar que estos niños son un fracaso».

El sentimentalismo -una de las razones de estado de la ideología moderna- lleva a Díaz Ayuso a hablar del aspecto físico un bebé concebido de tal manera bajo encargo y previo pago de un conocido suyo. Ni una palabra de la cosificación de la mujer y del bebé, además de sobre otras implicaciones éticas según el método de fecundación empleado o sobre el ambiente en el que se criará ese niño.

El trilerismo dialéctico le lleva a atribuir a las personas contrarias a los vientres de alquiler la calificación de «fracaso» a esos niños. Se trata de una imputación falaz que no resiste la mera comprobación de los argumentos de quienes denostan tal práctica.

La argucia es aún más sangrante. ¿Se atrevería Díaz Ayuso a responder lo mismo -«no puedo pensar que estos niños son un fracaso»- preguntada por cómo justifica el aborto de quien fue concebido en una violación? Porque lo justifica.

Que Díaz Ayuso haya hecho una gestión más que razonable y exitosa en la medida en que puede hacerse en medio de una pandemia y con el gobierno de la nación poniendo palos en las ruedas no debería ocultar que, en otras materias, Ayuso necesita un «empujoncito». Y esto sólo pasa por que Vox saque un resultado suficiente para condicionar, al menos en parte, un posible Gobierno de Ayuso en estas materias.


Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Compartir
Continue Reading

España

España tiene margen legal de importar la vacuna rusa sin esperar a la EMA

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    4
    Compartidos

Fuentes de la Aemps admiten a Redacción Médica que podría activarse incluso solo con la autorización del país ruso.

El Gobierno de España tiene capacidad legal para aprobar la importación y administración de la vacuna Covid rusa, la Sputnik V, sin esperar a que la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) emita un veredicto definitivo sobre su aprobación.

Así lo han confirmado a Redacción Médica fuentes de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps), añadiendo en cambio que “no se contempla en este momento porque no resulta imprescindible al existir no una sino varias vacunas autorizadas y no haber suministro regular de la vacuna Sputnik”.

Loading...

La vacuna, aprobada en Europa solamente por Hungría el pasado mes de enero, no necesitaría para llegar a España ni siquiera esa aprobación de otro Estado de la Unión Europea. “La referencia no sería una autorización de uso en Hungría, que esencialmente carece de datos propios, sino la propia autorización rusa o el procedimiento de Rolling Review que se lleva a cabo en la EMA”, matizan desde la Aemps.

La citada capacidad legal se basa en la Ley de garantías y uso racional de los medicamentos y productos sanitarios; tal y como señala la Aemps pero también fuentes de la industria farmacéutica consultadas por este periódico. Es en su artículo 24 de ‘Garantías de disponibilidad de medicamentos en situaciones específicas y autorizaciones especiales’, punto 4, donde se contempla una medida así: “La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios podrá autorizar la importación de medicamentos no autorizados en España siempre que estén legalmente comercializados en otros Estados, cuando esta importación resulte imprescindible para la prevención, el diagnóstico o el tratamiento de patologías concretas por no existir en España alternativa adecuada autorizada para esa indicación concreta o por situaciones de desabastecimiento que lo justifiquen”.

Es en este último punto, el desabastecimiento, donde la Aemps precisa que al no haberlo, no sería a su juicio justificable una autorización para importar la vacuna Covid-19 rusa, bautizada como Sputnik V. Un fármaco cuya última gran novedad ha llegado esta misma semana, cuando India decidió registrarla convirtiéndose en el sexagésimo país donde se aprueba su uso.

En España, son varias las comunidades autónomas que se han interesado por esta vacuna y que incluso han admitido reuniones para explorar posibilidades de compra. Madrid, por ejemplo, ha reconocido una reunión del consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, con el empresario Pedro Mouriño como intermediario para una hipotética adquisición de dosis. Andalucía, por su parte, se reunirá esta misma semana con los fabricantes de la vacuna para analizar las posibilidades de compra en previsión, según explicó el consejero del ramo Jesús Aguirre, para estar preparados por si hubiera que incorporarla al calendario vacunal y también «en caso de ruptura» del mercado de compras.

Vacuna Covid Sputnik V: investigación por si hubo presiones en los ensayos

Según señalan sus creadores, investigadores del Centro Nacional Gamaleya de Epidemiología y Microbiología, la Sputnik V se trata de una vacuna basada en vectores adenovirales humanos. Estos sitúan su eficacia en el 91,6% tras testarla en 19.866 voluntarios. Punto, este último, algo controvertido. De hecho, la EMA ha confirmado que realizará “una inspección de buenas prácticas clínicas” en Rusia sobre la forma en la que se realizaron los ensayos en los voluntarios con la vacuna Sputnik V, que se encuentra en un proceso de revisión continua en este regulador europeo desde el pasado 4 de marzo.

«Realizaremos una inspección de buenas prácticas clínicas en Rusia. Se trata de una evaluación de la forma en la que se realizó el ensayo que permitió generar los resultados. Este es un procedimiento normal que seguimos para muchas vacunas y medicamentos dependiendo del conocimiento que tengamos de los ensayos que se han realizado y de si otras autoridades con las que trabajamos también han realizado inspecciones similares», explicó la directora ejecutiva de la EMA, Emer Cooke.

La versión del Gobierno ruso indica que militares y funcionarios participaron en los ensayos de la vacuna, financiada por el Fondo Ruso de Inversión Directa, un ente soberano del Kremlin, sin que hubiera presiones sobre las personas que participaron en los ensayos clínicos.

Por Juanma Fernández y Clara Hernández. Redacción Médica.

Comparta este artículo.
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    4
    Compartidos
Continue Reading

España

Buxadé anuncia que VOX acudirá a defender a los trabajadores con Solidaridad el próximo 1 de mayo

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  • 7
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    8
    Compartidos

El eurodiputado y vicepresidente primero  del Comité de Acción Política, Jorge Buxadé, ha anunciado que el 1 de mayo, junto al Sindicato Solidaridad, VOX «va a salir a la calle a defender a los trabajadores«.

Buxadé ha afirmado que los trabajadores «necesitan una voz en la calle que les defienda, porque los sindicatos de clase, marxistas, no defienden a los trabajadores, sino que los han envenenado hablándoles de racismo, de género y de cualquier otra cosa que les haga pensar en algo distinto de sus verdaderas necesidades». «Solidaridad es el sindicato que representa realmente los intereses de los españoles», ha asegurado.

Loading...

Por otro lado, ha explicado que «los españoles no quieren la política social de Pekín ni la del Foro de Davos”. Además, ha reprobado que el salario medio de los jóvenes españoles que se incorporan al mercado laboral haya caído desde 1980 un 50%. “¿Qué tiene que decir el PSOE, Iglesias y los sindicatos de clase sobre esto?”, ha preguntado el eurodiputado.

Además, ha reiterado que «sólo VOX reclama acabar con los toques de queda, con los confinamientos y que se abran los negocios y se permita a la gente trabajar, porque todo trabajo es esencial, porque detrás de cada trabajo hay un trabajador y una familia que vive del mismo«.

Sobre la violencia que sufrieron los cargos de VOX, afiliados y simpatizantes que acudieron al acto de presentación de la candidatura de Rocío Monasterio a la presidencia de la Asamblea de Madrid en Vallecas la pasada semana, Buxadé ha vuelto a apuntar directamente al ministro del Interior como responsable de esos actos violentos. Y ha explicado que estos ataques “han permitido que los madrileños vean que hay que votar a VOX”.

También ha explicado que no ha habido ningún contacto con el Gobierno “más que la que se deduzca de un juzgado de instrucción”. Y ha recordado que el día anterior a la celebración del acto, “esos movimientos terroristas globales” anunciaron los ataques, por lo que VOX  “advirtió de que había que impedir la comisión de delitos”.


Comparta este artículo.
  •  
  • 7
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    8
    Compartidos
Continue Reading

España

Inmigración ilegal: España sufre el incremento del 15.6% con respecto al año anterior

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  • 26
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    29
    Compartidos

VOX ha sido la única formación en advertir de las consecuencias de las políticas migratorias del gobierno de Sánchez.

La crisis provocada por la invasión migratoria continúa siendo uno de los principales problemas de nuestro país. El pasado año, España alcanzó cifras históricas en materia de inmigración ilegal. En 2021 las mafias no han cesado su actividad y el año ha comenzado con muy datos elevados.

Loading...

Canarias es la Comunidad Autónoma que se está llevando la peor parte. Según la información a la que ha tenido acceso Europapress3.436 ilegales han llegado al archipiélago en tan sólo 3 meses. Esto supone un incremento 117% con respecto al primer trimestre del año anterior.

La oleada de inmigración ilegal también se ha producido en el resto del territorio nacional. Un total de 6.496 ilegales han desembarcado en nuestras costas en lo que llevamos de año, una cifra que es un 15.6% superior a la registrada en el mismo periodo de 2020.

VOX lleva tiempo advirtiendo de la pésima gestión del gobierno de Sánchez. Nuestra formación exigió hace meses al Ejecutivo un protocolo para la recepción de pateras con el objetivo de identificar los casos positivos y evitar que surjan brotes que puedan no ser controlados.

La inmigración ilegal está azotando, cada día y con mayor notoriedad, nuestras costas. Muchas comunidades como Andalucía, Murcia o Canarias están siendo víctimas de las consecuencias de las políticas buenistas de un Gobierno que, con su efecto llamada, favorece la libre actividad de las mafias que se lucran con el tráfico de personas.

Hace pocos meses, el presidente de VOX, Santiago Abascal, quiso visitar Canarias para percibir las consecuencias de la negligente gestión migratoria de Sánchez e Iglesias. También escuchó los testimonios de los vecinos de las islas, víctimas de la gran oleada alentada por el efecto llamada del Gobierno.

 


Comparta este artículo.
  •  
  • 26
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    29
    Compartidos
Continue Reading

Radio Cadena Española

¿Quiere recibir las últimas noticias en TELEGRAM?

ESCALPELO LITERARIO Y CINÉFILO

LOS LÍMITES DE LA MENTE

LA BANDERA ESPAÑOLA

getfluence.com
Advertisement
Advertisement
Advertisement
Translate/Traducir »
<-- PAUSADO PROPELLER -->