Connect with us

Opinión

Decepción y desesperanza en España

Published

on

Comparta este artículo.

«Ahora mi optimismo está por los suelos. Hoy estamos todos hundidos en la mierda del mundo, y no se puede ser optimista. Sólo son optimistas los seres insensibles, estúpidos o millonarios. Hay basura en la calle, hay basura en las pantallas de televisión,… y hay motivos para ser pesimista»… Yo a veces digo, cuando me critican por ser pesimista, que realmente, no es que yo sea pesimista, es que el mundo en que vivimos es pésimo” José Saramago, Premio Nobel de Literatura.

En estos tiempos tan oscuros que nos han tocado vivir, pienso que es bueno que alguna vez que otra nos tomemos un respiro y miremos hacia arriba. Contemplemos el lento y majestuoso devenir de las nubes, como se forman y desaparecen, sus cambios de forma y de color… Obviamente, aunque miremos el cielo, las cosas seguirán estando igual de mal, los políticos que nos malgobiernan seguirán siendo igual de golfos, nos seguirán estafando, seguirán robándonos… pero, desconectarnos por un momento aunque sea breve, alzar la vista, mirar al cielo hará que sintamos henchido el corazón, nos revitalizará para poder hacer frente a todo lo que nos está cayendo.

El cielo sigue siendo limpio, puro, libre… como dice el viejo poema tan lleno de rabia y frustración que escribió el poeta Ángel María Pascual en 1946:

Loading...

A ti fiel camarada que padeces
el cerco del olvido atormentado.
A ti que gimes sin oír al lado
aquella voz segura de otras veces
Te envío mi dolor. Si desfalleces
al acoso de todos y cansado
ves tu afán como un verso malogrado,
bebamos juntos de las mismas heces.
En tu propio solar quedaste fuera.
Del orbe de tus sueños hacen criba.
Pero, allí donde estés, cree y espera
El cielo es limpio y en sus bordes liba
claros vinos del alba, Primavera.
Pon arriba tus ojos. Siempre arriba.

Eugenio D’Ors, que siempre admiró su elegancia, lo llamaba “el falangista de los zapatos de orillo”.
Su condición de falangista con tendencias más preocupadas por lo social que otra cosa, lo convirtió en una rara avis en el ambiente “franquistón” de la Navarra de posguerra. Los altos cargos de la prensa local acabarían por relegarle al cultivo de sus Glosas a la ciudad, con una responsabilidad limitada. Antes, había dirigido, el Arriba España, en la calle Zapatería de Pamplona, donde estaba y luego volvió a estar la sede del Partido Nacionalista Vasco.

A los falangistas los absorbió Franco con el señuelo de meter el yugo y las flechas en su simbología.

Pero, nunca dejaron de ser vistos más como una amenaza para el régimen nacido de la guerra civil.
El poema de Ángel María Pascual es una llamada de auxilio, un sermón, falangista en el desierto, una homilía preñada de una extraña soledad y crudeza, e incluso escatológico (“bebamos juntos de las mismas heces”). Algo así como el “exilio interior” de Vicente Aleixandre, el de los que estaban en el bando vencedor, pero que sentían rechazo por el imperante estado de cosas.

Ángel María Pascual murió el día 1 de mayo de 1947, con tan solo 35 años de edad, y Eugenio d’Ors le dedicó un recuerdo en el diario Arriba que tituló Noches de Pamplona, noches del tiempo de la guerra. Eugenio D’Ors afirmó de Ángel Pascual que «era nuestro», «¿De un grupo, un partido? ¿De una ciudad? No. De una raza. De la raza de los cultivadores del amor en disgusto».

Pero, volvamos a releer el texto… ¿Cómo alguien puede escribir tal cosa después de ganar una guerra?

Cuando finalizó la Segunda Guerra Mundial, enorme sensación de desengaño revoloteaba por encima de muchas cabezas pensantes de la sociedad española. Fue como si la nefasta y acomplejada desesperanza inoculada por la Generación del 98, tras la pérdida de Cuba y Filipinas volviera de golpe y porrazo, al ver el país nuevamente destruido en tan poco tiempo. Pero, lo que sí es evidente es que gran parte de los bandos contendientes coincidía en algo básico: La España que echó a andar, a principios del siglo XIX, achacosa, en declive… estaba abocada a morir. Nadie esperaba que España acabara rodeada de democracias liberales. Es más, gran parte de los españoles culpaban, no sin cierta razón, al liberalismo de los problemas de la España contemporánea, pues, no se olvide que siempre había logrado el poder en España a través de algún alzamiento militar.

Paradógicamente, el liberalismo era enormemente despreciado y, sin embargo, era lo que rodeaba a España por todas partes.

Cuando Ángel Pascual escribió su poema, la Falange había perdido trágicamente a sus mejores mentores. Franco comenzaba en plena guerra un experimento totalitario que, amén de amordazar lo que quedaba de la Falange dirigente, o sea, Manuel Hedilla (sucesor de José Antonio Primo de Rivera en la jefatura de la Falange, tras su asesinato en Alicante), también pretendió inmovilizar al carlismo, que era la organización civil que más había aportado al Alzamiento. Es más, posiblemente Franco no habría ganado la guerra sin los requetés. Su jefe, Manuel Fal-Conde, quien se opuso a la política de partido único, fue condenado al destierro y el patrimonio de la Comunión Tradicionalista fue secuestrado. Es muy posible que no les hubiera temblado el pulso a los militares sublevados contra el gobierno del frente popular, para haber acabado condenando a muerte a Hedilla y Fal Conde, pero no eran tontos y sabían de los perniciosos efectos que aquello podría acarrear.

Comunistas y socialistas, en cambio, esperaban una milagrosa intervención de la Unión Soviética que trastocase el signo de la guerra y convirtiera a España en una colonia del poder de Moscú. Y eso no pasó. En el ejército del frente popular hubo sangrientas divisiones. Todavía en la actualidad, comunistas y anarquistas se pasan la pelota sobre los crímenes de supuestos “incontrolados”. La influencia de Stalin fue tal que en España tuvo lugar una purga antitrotskysta dirigida por él, de la que fue víctima el Partido Obrero de Unificación Marxista a través de Andreu Nin. Hubo comunistas recalcitrantes que engrosaron las filas del maquis. Fueron terroristas que se encontraron con la oposición de un pueblo harto de comunismo y guerra, y en cuanto la URSS dio la voz, se bajaron del burro… los que se jugaron la vida en el frente fueron olvidados. Desgraciadamente, no fue muy distinto el bando nacional.

De todas maneras, el desengaño, la decepción y la desesperanza ya comenzaron en la II República. De los “republicanos del 31”, no quedó ni uno que defendiera el régimen al cabo de cinco años. Qué mejor que la famosa frase de José Ortega y Gasset, para definir aquella situación: “No era esto, no era esto”.

Gregorio Marañón, Miguel de Unamuno y Juan Ramón Jiménez tuvieron opiniones parecidas. Alejandro Lerroux, uno de los más veteranos partidarios de la República, acabó abominando y apoyando al bando nacional, caso relativamente parecido al de Francesc Cambó. Era lo que Francisco Largo Caballero llamaba “la república burguesa”, ésa que había derribar con la bandera tricolor, para colocar solo la bandera roja de la Revolución que entonces preconizaba el PSOE amenazando con guerra civil desde 1933.

Por supuesto, como era de esperar, durante la postguerra, fueron muchos los españoles que la se olvidaron de la “política”. La cuestión era subsistir y levantar España. Peor o mejor, así se hizo.

En 1975, España era la novena potencia industrial del mundo y apenas tenía un 3% de desempleo,

Aunque el régimen inoculara vicios que luego la partitocracia cleptocrática ha multiplicado desmesuradamente, lo que fue, fue, y no cabe discusión. El régimen del General Franco poseyó una inteligencia sociopolítica que no se puede negar. La justicia social se hizo real en muchos campos y se creó una clase media. El sistema educativo, aunque no poseía un buen aprendizaje de idiomas, era de los mejores de Europa. Si hacemos balance de lo conseguido desde entonces, solo cabe concluir que, el precio que se pagó para homologarnos con las naciones de nuestro entorno cultural y civilizatorio fue demasiado caro.

Durante los “cuarenta años” la Falange se deshizo tras múltiples divisiones y el carlismo poco más o menos. El régimen fue cercando a la oposición interior constructiva, a la vez que premiaba con prebendas a los que descaradamente se perfilaban como enemigos. Y, para más INRI, el clero dejaba de ser un asiento espiritual para convertirse en un puente al servicio del futuro poder.

Ahora que algunos dan la matraca con lo de la “memoria histórica”, viene a cuento recordar que en el bando nacional nunca sentó bien la muerte de García Lorca. Se reconoció como un error desde primera hora, no ya por los burócratas arrimados o por los “camisas nuevas”, sino por la gente de primera línea, que poco o nada tenía en contra de aquel genio de nuestras letras. En cambio, no parece que los que dicen ser herederos del frente popular estén por la labor de decir nada acerca de execrables asesinatos como los de José María Amigo, o de José María Hinojosa (Amigo de Lorca y colega de la Generación del 27), del dramaturgo Pedro Muñoz-Seca, del ensayista Ramiro de Maeztu… O incluso de Melquíades Álvarez, que era un intelectual republicano liberal progresista… También callan acerca de, cuando las turbas revolucionarias de la Asturias del 34 destrozaron la biblioteca de la universidad de Oviedo, obra y gracia de la krausista Institución Libre de Enseñanza…

Aquellos miembros de ambos bandos, eran otros hombres, otra gente, hasta otra “raza”, independientemente de sus ideas políticas. No todos eran pesimistas o desengañados.
José Ortega y Gasset en Meditaciones del Quijote decía que «Yo soy yo y mi circunstancia, y si no la salvo a ella no me salvo yo»

Aunque parezca una perogrullada, permítaseme que afirme que si yo hubiera nacido en cualquier otra familia, en cualquier otro lugar, en otro país cualquiera, en otra época; en la actualidad yo sería un individuo completamente diferente.

La circunstancia es el mundo vital en el que se halla inmerso cada individuo, y nunca mejor dicho, pues de un profundo e interminable “baño” se trata; el mundo físico, y la totalidad del entorno con que nos encontramos cuando nos llaman a la vida (cultura, historia, sociedad,…) La circunstancia de cada cual incluye el entorno material, físico, pero también las personas, la sociedad, la cultura; en los que y con los que el individuo habita. Pero no hay que olvidar que la circunstancia personal también incluye el cuerpo y la mente. Inevitablemente, para bien y para mal, nos es dado un cuerpo y un conjunto de potencialidades, habilidades, capacidades psicológicas, y todas ellas pueden favorecer o ser un obstáculo para nuestros proyectos, nuestro crecimiento personal; de la misma manera que el resto de los factores del mundo que nos ha tocado en suerte.

Estamos obligados a decidir, optar en el momento presente -y por supuesto, hacernos responsables de los resultados de nuestras acciones u omisiones- también en el porvenir, pero, planificar el futuro implica tener presente el pasado, no hay otra manera de existir y actuar en el momento actual.

El futuro que nos espera no es uno cualquiera, es nuestro futuro, el que nos corresponde a partir de nuestro ahora, del mismo modo que el pasado no es el de otras épocas, es la época de nuestros contemporáneos, la nuestra. En nuestro actual momento, tanto individual como social, impone inevitablemente su presencia nuestro pasado. “Nuestro tiempo es nuestro destino”, y no debemos olvidarlo.

Y, antes de despedirme, permítaseme otra reflexión:

Yo no soy responsable de las circunstancias que me tocaron en suerte cuando mis padres me llamaron a la vida, cuando vine a este mundo (tampoco ninguno de ustedes), pero si soy responsable de aquello que deje cuando me llegue el momento de marcharme. Todos podemos cambiar nuestro entorno, comenzando por nosotros mismos, humanizar el ambiente en que vivimos, es nuestro territorio de responsabilidad, y para ello no hacen falta fórmulas mágicas, solo gente de buena voluntad…Y, por supuesto, para cambiar el ambiente en que estamos inmersos, hay que empezar por uno mismo.

Y, como decía Ángel Pascual en su poema, desconectémonos de vez en cuando, aunque solo sea un momento breve, para alzar la vista, pues, mirar al cielo hará que sintamos henchido el corazón, nos revitalizará para poder hacer frente a todo lo que nos está cayendo.


Comparta este artículo.
Advertisement
Deje aquí su propio comentario

Opinión

El coronel de La Legión Enrique de Vivero destapa los oscuros y turbios negocios del Gobierno con el Covid-19

Published

on

El coronel Enrique de Vivero presidiendo un desfile de La Legión en Melilla.
Comparta este artículo.

Por Enrique de Vivero.- (*)

El Gobierno del PSOE, está consiguiendo convencer a muchos españoles que lo que hizo en la pandemia fue lo mejor, que no hubo ninguna equivocación, que los muertos son efecto colateral de la pandemia, que la crisis económica era inevitable, que las compras de material sanitario se han realizado con una magnífica gestión y que si algo ha salido mal es por culpa de la oposición o de los Gobiernos de las CC.AA.

Loading...

Ha habido tantos informes y contrainformes, algunos de los cuales se han hecho desaparecer que ya nadie recuerda cual fue el origen. El lavado de cerebro al que el Gobierno ha sometido a los españoles, es de tal magnitud, que lo único que preocupa a las personas hoy es si podremos ir a la playa o no, si mis niños pueden salir a la calle a jugar a cualquier hora y un sinfín de cosas banales comparado con la dimensión de la catástrofe que aún continuamos sufriendo.

Fernando Simón (derecha), director del CCAES y el ministro de Sanidad, Salvador Illa

El mensaje del Gobierno, repetido machaconamente ha sido que no es el momento de criticar, que es el momento de arrimar el hombro. Pues quizá ha llegado el momento de ponerle al Gobierno sus errores al descubierto, sobre todo, los errores que han tenido gravísimas consecuencias sobre las vidas de personas, a las que sus familiares no han podido velar ni enterrar en condiciones dignas, bajo el pretexto de que se tenían que incinerar para evitar contagios.

Pues esto no es cierto. Mientras en Italia ,China y EE.UU se realizaban autopsias para poder ver el origen de las lesiones y proponer fármacos que cortasen esta pandemia, en España el Ministerio de Sanidad había enviado una circular que aconsejaba no realizar autopsias, con lo que se ignoraba el examen forense de los cuerpos.

La realidad es que, una vez más, nuestra magnífica sanidad no estaba preparada para hacer autopsias en condiciones de seguridad de nivel BSL-3.

Recordemos que el 10 de febrero, el Ministerio de Sanidad con su CCAES, dirigido por el señor Simón, elaboraba un informe en el que admitía tener conocimiento de que en Wuhan (China) existían 27 casos de COVID confirmados. Que el primer caso se había producido el 8 de diciembre de 2019.

– El 30 de enero la OMS declara la emergencia de salud pública.

– El 11 de marzo la OMS, siempre muy remisa con culpar a china de la propagación del virus declara la pandemia del COVID , que ya en el mes de enero había advertido a los Gobiernos de las naciones que tomaran precaución con la propagación de la enfermedad.

– El día 13 de febrero la OMS aconseja hacer acopio de medicamentos al Gobierno español, como ya denunció Alerta Digital sobre la imprevisión del Gobierno en la compra de material sanitario en fecha 12 de abril.

Tarde y mal, el Ministerio de Sanidad se dispone con una batería de medidas publicadas en el BOE a realizar unas compras millonarias.

Los días 28 y 30 de abril fueron, no los únicos días que se adjudicaron contratos a empresas de material sanitario, pero sí los más llamativos para la cuantía de las adjudicaciones, y sobre todo por las características de la empresas adjudicatarias, que en una gran mayoría de casos no tenían experiencia ni en la fabricación ni en la gestión de las compras; de hecho eran empresas ajenas al ámbito sanitario.

Llama la atención que existiendo empresas españolas con experiencia en este sector y que hicieron sus ofertas al Ministerio de Sanidad, no han sido contratadas y que por el contrario empresas ajenas a este sector se hayan llevado contratos por valor de mil millones de euros.

A mediados de marzo se decretó por parte del ejecutivo el mal llamado estado de alarma, en realidad estado de excepción. Desde esas fechas, el Ministerio de Sanidad ha adjudicado contratos a empresas, los cuales han resultado carísimos o simplemente negocios ruinosos para las arcas públicas.

En el BOE del día 30 de abril se adjudica una compra de 4,3 millones de euros (5,3 millones de euros con IVA) a una empresa denominada MJ Steps, por el procedimiento de urgencia, lo cual supone que se evitan controles y todo tipo de ofertas en la adjudicación a dedo. Esta adjudicación es por la compra de 5 millones de hisopos (bastoncillos para los test rápidos), la empresa que inicialmente no tenía domicilio conocido, posteriormente dio una dirección falsa en Sant Boi de Llobregat. Esta empresa se dedica a la importación de textil y calzados desde China.

El ICEX, organismo español, dependiente del Ministerio de Industria Comercio y Turismo para exportaciones e importaciones, es el que actúa como intermediario para que Sanidad adjudique este contrato. Aunque la gestión con la empresa se realiza a través de su sede en Suiza, el material sanitario viene directamente de China.

Como observamos, son demasiados intermediarios para la compra de material sanitario, lo que hace que por cada bastoncillo se han pagado más de 5 euros más IVA, cuando su precio máximo en mercado es de 1,2 euros. Esto parece indicar que se han pagado a muchos intermediarios o que presuntamente ha habido un fraude o se han abonado comisiones.

La administradora de esta empresa, Mayra Dagá, fue condenada por la Audiencia de Barcelona el 15 de Febrero de 2015 por un delito continuado de estafa. La habilidad de esta empresaria no termina en este contrato. Posteriormente, y a través de la empresa FCS, ha conseguido la adjudicación de un contrato de 263 millones de euros para proporcionar 488 millones de mascarillas, 10 millones de guantes y 150000 gafas de protección, nuevamente unos precio muy onerosos y que presuntamente lleven encubierto el pago de comisiones.

El Gobierno contrata a una firma condenada por estafa para comprar mascarillas

Esta empresa FCS Product Select tiene como actividad principal el Merchandasing de bebidas Premium, nada que ver con material sanitario

Hans Biomed Skymedic es otra empresa que se ha embolsado 38,7 millones de euros en contratos, en realidad esta empresa actúa como intermediaria de la empresa china que proporciona el material sanitario es Guangzhou Wondfo Biotech.

Nuevamente se utilizan intermediarios que encarecen las compras y presuntamente podrían suponer el pago de comisiones a determinadas personas.

Sedes ‘cutres’ de los grandes pelotazos de mascarillas y test: todas, en Cataluña

Interpharma, una empresa de Santa Coloma de Gramanet, recibe un contrato de de 17,1 millones de euros para la entrega de test de detección del COVID, estos son los test que resultaron fallidos y tuvieron que ser devueltos a China dado que Interpharma era solo intermediaria y la que fabricaba los productos era una empresa china que no tenía licencia para comercializar estos productos.

Pero aún siendo extraños todos estos contratos, que deberían ser investigados por la justicia, el que alcanza los límites de lo presuntamente delictivo es la compra de dispositivos de ventilación mecánica

vía de urgencia para que no se pueda licitar públicamente dada la urgencia de la compra, a la empresa Tech Pharma Europe, SL. Este se realiza por la compra de 200 dispositivos de ventilación mecánica por valor de 8.200.000 euros sin el IVA.

Cada dispositivo alcanza el precio desorbitante de 41000 euros. Establecido contacto con empresas suministradoras de este material, afirman que es un precio exagerado, nuevamente planea la duda del sobrecoste o presunto pago de comisiones.

La empresa Interpharma presenta otra curiosidad está radicada en Armilla (Granada) y está constituida desde hace un año con un capital social de 3.000 euros, en realidad nuevamente asistimos al empleo de una empresa intermediaria, ya que el material procede de China.

La empresa MJ Seps, que hemos citado anteriormente, recibe el regalo de la adjudicación de un contrato para la compra de 10 dispositivos de ventilación mecánica por el importe de 380.000 euros sin IVA. En este caso vemos que los ventiladores han bajado de precio y sale cada uno a 38.000 euros. Tenemos que recordar que esta empresa se dedica a la importación de textil y calzado, y que solo realiza funciones de intermediación para traer el material de China, presuntamente en esta compra hubo menos comisiones.

Pero la compra de ventiladores y su variedad de precios no termina aquí. La empresa China Sysmed Co., LTD recibe la adjudicación para que proporcione 1.000 dispositivos de ventilación mecánica por un valor de 771.220,10 euros sin IVA, con lo cual el precio de cada dispositivo de ventilación mecánica alcanzaría la cifra de 771,2 euros.

Como vemos, asistimos a un baile de cifras con la compra de dispositivos de ventilación mecánica, no sabemos si estos dispositivos tienen un valor de 41.000 euros de 38.000 euros o de 771 euros .
Estos datos deben ser investigados por la justicia, dada la disparidad de precios y la nula transparencia en la compra de los mismos.

Estos contratos son solo la punta del iceberg, ya que son muchos los realizados por el Ministerio de Sanidad pero en las mismas condiciones de opacidad y sobrecoste.

Resulta llamativo que todas las empresas adjudicatarias e intermediarias radican en el área metropolitana de Barcelona, cerca de la Roca del Vallés, curiosamente localidad donde el ministro de Sanidad fue alcalde. Se añade a esto que otras empresas catalanas con experiencia en el ámbito del material sanitario que están radicadas en otras zonas de Cataluña no han sido beneficiadas con contratos.

Lo más trágico de todo es que finalmente lo profesionales de la medicina han manifestado que a los enfermos de COVID no les beneficiaba la ventilación mecánica, pero como ya dije al principio, las autoridades sanitarias impidieron la realización de autopsias, desaconsejaron cualquier tipo de tratamiento. Recordamos en este sentido a Fernando Simón cuando sostenía que solo se debía administrar Paracetamol y de ningún modo antiinflamatorios. Pues la realidad y la labor constante de investigación de nuestros facultativos ha conducido a determinar que los antiinflamatorios actúan positivamente y alivian el proceso.

Asistimos a la actuación de un gobierno que dejó morir en Las residencias a nuestros mayores, que no proporcionó la atención adecuada a los enfermos en los hospitales y que termina con las millonarias compras presuntamente bajo sospecha de un material muy costoso realizadas con una gestión desastrosa por parte del Ministerio de Sanidad.

Estas millonarias adjudicaciones deberán ser investigadas por la justicia , dada la nula transparencia de todo el proceso y la posterior adjudicación a empresas con nula relación con la venta de material sanitario.

Los más de 50.000 muertos, que el gobierno no reconoce nos exigen que se investigue, los partidos políticos deberían defender a sus ciudadanos.

 

 

*Enrique de Vivero fue coronel jefe del Tercio Gran Capitán I de La Legión, con base en Melilla. 

 


Comparta este artículo.
Continue Reading

Opinión

El teniente coronel de Infantería Area Sacristán, a Marlaska: «Su comportamiento es el de un maricón de campanario, o de playa, lo que prefiera»

Published

on

Comparta este artículo.

Para aquellos que no interpretan que es “comprar conciencia” les aclaro que en España y en todo iberoamérica significa comprar a cambio de dinero o favores la voluntad de una persona.

Comprar la conciencia del pueblo es una práctica de muchos años, desde que los pueblos han cedido frente a cualquier reclamo ante los gobiernos y autoridades.

Cuando más se emplea esa frase es en los tiempos de campañas políticas, donde la mayoría de los candidatos buscan cualquier medio para ganar en las elecciones. En medio de la campaña electoral se pueden ver a algunos aspirantes repartiendo dinero, alimentos, promesas, inversiones en barrios, con el fin de ganar la confianza de los votantes, que en la mayoría de veces logran sus objetivos.

Pero el objetivo en esta exposición no es señalar a aquellos que compran conciencia, sino aquellos que la venden. Siempre que un ciudadano cede sus ideas, su voz, esta alejando el desarrollo de la democracia.Nuestra conciencia es más importante, por eso nos pagan por ella, al momento que ya no vendamos nuestras conciencias, los compradores se verán obligados a luchar legítimamente. “Donar” unos euros como ha hecho Marlaska a la Guardia Civil y gastarlos en unos minutos no nos quitara el hambre, pero nos hará responsables de cómo funcionen los sistemas, si bien o mal.

Loading...

 

 

 

No acusemos a los que compran conciencia. Acusemos a los que venden su conciencia.

Imagen entrañable del teniente coronel Área Sacristán con su hija.

 

 

Dudo mucho que en tan honrado Cuerpo les sirva esta indigna estrategia con quienes han demostrado durante casi dos siglos que no es el dinero lo que les mueve sino la justicia y el bien de la ciudadanía.

No todo el mundo es como el que le rodea, Marlaska, que, como diría la fiscal general del Estado, su comportamiento es el de un maricón de campanario, o de playa; ajústese el epíteto que le parezca y métase el dinero por donde ya no le caben más artilugios.

 

*Teniente coronel de Infantería y doctor por la Universidad de Salamanca.


Comparta este artículo.
Continue Reading

Opinión

Declaraciones de Rosa Díez, tras la aparición del repugnante vídeo de la concubina de Pablo Iglesias: “Políticamente es una canallada. Penalmente, veremos”

Published

on

Comparta este artículo.

“La ministra prometida del vicepresidente matón reconoce que el Gobierno lo sabía antes del 8M y no tomó decisiones para proteger a los ciudadanos”.

Así de contundente se ha mostrado, en un mensaje publicado en su cuenta oficial de Twitter, la ex diputada nacional Rosa Díez, tras conocer el vídeo con la ‘pillada’ a la ministra de Igualdad Irene Montero.

Díez, se pregunta que “a eso, tras 40000 muertos al menos, ¿cómo se le llama?”. La indignación de la ex diputada es más que evidente y no duda en señalar que “políticamente es una canallada. Penalmente, veremos”, siendo una de las que considera que los tribunales deben investigar todo lo ocurrido para poner luz y taquígrafos a la mayor tragedia que ha vivido nuestro país en su historia reciente.

Loading...

Como era de esperar, las redes sociales no han tardado en reaccionar al comentario de Díez y hay quien ya ha recordado que la expresidente de Madrid, Cristina Cifuentes, “la forzaron a dimitir por unas grabaciones robando unas cremas. A esta señora la han pillado confesando que sabían lo del virus que ha matado 40.000 personas. ¿Alguien cree que va a dimitir?”.

 

 

“No ocurrirá nada. Y lo sabemos”, se lamenta otro tuitero, en una idea que comparten otros muchos. “Han muerto cuarenta mil personas, muchas de ellas por la irresponsabilidad y mala cabeza de esta tropa de inmaduros que nos gobiernan, pero no ocurrirá nada”, señala.

El diputado de Ciudadanos Toni Cantó, es otro de los que ha criticado el vídeo de Montero. Para Cantó, las declaraciones de la ministra donde reconoce que «otros países europeos están tomando medidas superdrásticas» ya en aquel 9 de marzo, “destroza toda la estrategia de Pedro Sánchez de ‘fuimos los primeros en actuar’”.


Comparta este artículo.
Continue Reading

Elija el idioma / Choose your language

ArabicBulgarianChinese (Simplified)DanishEnglishFinnishFrenchGermanGreekItalianNorwegianPortugueseRomanianRussianSpanishTurkish

¿Quiere recibir las últimas noticias en TELEGRAM?

Advertisement
Advertisement
Advertisement

Copyright © 2019 all rights reserved alertanacional.es

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
ArabicBulgarianChinese (Simplified)DanishEnglishFinnishFrenchGermanGreekItalianNorwegianPortugueseRomanianRussianSpanishTurkish