Connect with us

Opinión

La arbitrariedad y la censura ‎han regresado a Occidente, por Thierry Meyssan

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    3
    Compartidos

Cuando fundamos la Red Voltaire, en 1994, nuestra primera preocupación era defender la libertad ‎de expresión, inicialmente en Francia y luego en el mundo en general. ‎

Pero hoy en día el concepto de libertad de expresión está siendo, a nuestro modo de ver, ‎deformado y cuestionado. Por eso trataremos de definir en qué consiste ese ideal.‎

La circulación de las ideas se desarrolló considerablemente con la invención de la tipografía ‎moderna, a finales del siglo XV. Ya no había que creer ciegamente las afirmaciones de las ‎autoridades y cada cual tenía la posibilidad de hacerse su propia opinión. ‎

Loading...

La mayoría coincidió en afirmar entonces que, aunque el debate es indispensable para la evolución del ‎pensamiento humano, ciertas ideas serían perjudiciales para la sociedad y por ello deberían ser ‎censuradas. Se estimó que las autoridades deberían determinar qué era útil y lo que podía ser ‎perjudicial. Pero la promulgación del célebre Index librorum prohibitorum (Índice de libros ‎prohibidos) por parte del papa Pablo VI no pudo impedir la difusión de las ideas antipapistas. ‎

Nuestro punto de vista es que, en la mayoría de los casos, la censura es más perjudicial que ‎las ideas que prohíbe. Todas las sociedades que practican la censura acaban anquilosándose. Es ‎por eso que todas las autoridades basadas en la censura han acabado siendo derrocadas. ‎

En ese sentido, existe un enfrentamiento entre dos grandes escuelas. El artículo 11 de la ‎‎Declaración de Derechos Humanos que se proclamó en Francia en 1789 estipula que la ley ‎deberá determinar y reprimir los casos de abuso en el uso de la libertad de expresión, mientras que ‎la Primera Enmienda a la Constitución de los Estados Unidos de América ‎–adoptada en 1791–‎ plantea que ninguna ley ‎podrá limitar tal libertad. ‎

Estados Unidos era entonces una nación en formación que acababa de emanciparse de la ‎monarquía británica. Sin tener aún conciencia de las dificultades de la vida en sociedad, ya había ‎sufrido los abusos del poder de Londres. Su concepción de las libertades era, por ende, que estas ‎no debían reconocer límites. ‎

Fue necesario más de un siglo para que los legisladores franceses lograran determinar los límites ‎de la libertad de expresión, siendo estos la incitación a que se cometan crímenes o delitos, la ‎injuria y la difamación. En cuanto al régimen de censura, el control dejó de ejercerse antes de la ‎publicación y pasó a realizarse después de la publicacion. ‎

En los países de cultura latina se llama “difamación” al acto de atribuir hechos o actitudes ‎negativos sin tener pruebas de que sean reales, partiendo además del principio que ciertos hechos ‎no pueden ser probados –como hechos que han sido objeto de amnistías, crímenes prescritos o ‎ciertos elementos de la vida privada–, debido a lo cual no deben ser publicados. En los países ‎anglosajones, por el contrario, sólo se considera difamación aquella afirmación cuya falsedad ‎puede demostrarse. En la práctica, las leyes latinas exigen que el autor pruebe lo que afirma, ‎mientras que las leyes anglosajonas plantean –por el contrario– que es la persona difamada ‎quien debe demostrar que el autor no dice la verdad. ‎

En ambos casos, los tribunales sólo pueden proteger la libertad de expresión si sus miembros son ‎jurados populares –como en Bélgica– en vez de magistrados profesionales –como en Francia– ‎con tendencia a defender la clase social a la que pertenecen. Fue ese el gran combate de Georges Clemenceau ‎‎(primer ministro de Francia de 1906 a 1909), esfuerzo que sin embargo fue anulado durante la ‎Segunda Guerra Mundial, cuando los gobiernos retomaron el control de los procedimientos. ‎

La libertad de expresión, que necesitó 4 siglos para establecerse en Occidente, se ha visto ‎totalmente cuestionada con la aparición de las nuevas tecnologías informáticas de difusión que ‎amplían las posibilidades individuales de convertirse en autor de contenidos. Está sucediendo lo mismo que en ‎el siglo XVI: después de un corto periodo de florecimiento de la libertad de expresión, estamos ‎viviendo un regreso al control y la censura. ‎

Antes, franceses y estadounidenses hablaban a la vez de la libertad de expresión y de la libertad ‎de prensa –o sea, de la posibilidad de ejercer la libertad de expresión en los periódicos. Ahora, la ‎libertad de prensa se menciona a menudo para negar la libertad de expresión de personas ‎corrientes a quienes se acusa de ser «complotistas», o sea de ser ‎simplemente individuos incultos, irresponsables y peligrosos para la sociedad. ‎

Generalmente, los partidarios de la censura previa no mencionan su propio deseo de controlar ‎las opiniones políticas de las masas sino que se sitúan en el terreno de la religión –argumentan ‎que es necesario proteger a la sociedad frente a la herejía– o de la moral –argumentan la ‎necesidad de proteger a la juventud de la corrupción mediante la pornografía. La aparición de las ‎llamadas «redes sociales» ofrece un nuevo contexto para recurrir de nuevo a viejos argumentos.‎

Dado el hecho que las religiones más establecidas están en pleno retroceso en el Occidente ‎contemporáneo, esas religiones están siendo reemplazadas por una religión nueva, que no tiene Dios pero ‎que reproduce los dogmas (el «consenso») y que también tiene sus “clérigos” (antes eran ‎los periodistas, hoy son los dueños ‎ de Twitter, Facebook, Instagram, YouTube, etc.).‎

Por ejemplo, en Francia se habla ahora de convocar un referéndum para agregar en la ‎Constitución la siguiente frase:
«La República garantiza (1) la preservación de la biodiversidad, (2) del medioambiente y (3) lucha ‎contra el cambio climático».‎

Pero se trata de 3 propuestas que carencen de sentido ya que la biodiversidad no es un periodo o ‎un ciclo sino un proceso; el medioambiente no ha sido nunca preservado sino que ha sido ‎siempre modificado; y el clima no se somete a ningún tipo de “reglamento” o “arreglo”. Por supuesto, ya se habla de censurar las observaciones que acabo de expresar aquí, que ‎no encajan en el “consenso” y que serían por ende perseguidas, primeramente en los llamados ‎medios sociales y seguidamente en la sociedad en general.‎ ‎

Todos estamos seguramente preocupados por el incremento de la pornografía, a la que están ‎expuestos nuestros niños, y todos quisiéramos espontáneamente preservarlos de ese fenómeno. ‎Pero antes los niños de los campesinos estaban “expuestos” a ver el sexo entre los animales –‎no siempre tiernos ni morales. Hoy los escolares pequeños están convencidos de que los animales ‎copulan sólo para continuar la especie y ven en sus teléfonos celulares videos sobre eso –‎no siempre tiernos ni morales. Históricamente, la mayoría de los regímenes autoritarios ‎comenzaron censurando la pornografía… antes de arremeter contra las ideas políticas. Eso indica ‎que para todos lo menos peligroso es instaurar procedimientos de control parental en vez de abrir una ‎vía que conduce a la pérdida de nuestras libertades. ‎

Observaciones finales:
- en 1990, Occidente dio un gran paso atrás en materia de libertades con la ‎adopción de las leyes europeas que reprimen el «negacionismo».
- Otro gran retroceso tuvo lugar ‎en los años 2000 con la concesión de una serie de privilegios a las redes sociales.
- El tercer gran ‎retroceso en materia de libertades data de los años 2010 con la creación de agencias que atribuyen ‎calificaciones en materia de “confiabilidad” de la información. ‎

Sería comprensible la existencia de leyes que repriman los intentos de rehabilitar el régimen ‎racialista nazi. Pero no se entiende que se atribuya a las leyes el papel de “guardianes de la ‎Verdad”. Lo más grave es que esas leyes han restituido las penas de cárcel para los ‎contradictores. Eso implica que en la Europa actual es posible ser enviado a la cárcel por una ‎cuestión de ideas. ‎

Las transnacionales de internet –como Twitter, Facebook, Instagram o YouTube– obtuvieron de ‎Estados Unidos enormes privilegios destinados a facilitarles la conquista del mundo. ‎Son consideradas simultáneamente transportadores de información –como las clásicas oficinas ‎de correos– y reguladores de la información que vehiculan. Trate usted de imaginar qué habría ‎sucedido si las oficinas de correos clásicas hubiesen tenido la potestad de leer la correspondencia ‎y censurarla. ‎

Afirmando que sólo son transportadores neutrales, esas transnacionales de internet protegen el ‎anonimato de sus clientes. El resultado es que entre todos los mensajes que vehiculan hay ‎algunos que incitan a cometer delitos y crímenes, así como mensajes de carácter injurioso o ‎difamatorio, pero esas empresas cubren a sus autores. Sin embargo, en la prensa escrita, quien ‎publica un texto y se niega después a revelar la identidad de su autor es considerado responsable ‎de lo que imprimió, mientras que las transnacionales de internet –que dicen ser sólo ‎‎«transportadores de información»– se han erigido en «reguladores». Esas transnacionales ‎siguen negándose a revelar la identidad de los culpables pero cierran olímpicamente las cuentas ‎donde se expresan ideas que no les agradan, con lo cual se erigen en jueces, sin leyes, ‎sin debate o deliberación y también sin posibilidad de apelación. ‎

El 28 de mayo de 2020, el presidente estadounidense Donald Trump retiró ese privilegio a las ‎transnacionales de internet y abrió el camino a una regulación a través de la justicia. Pero es ‎poco probable que el Congreso llegue a convertir en ley esa decisión del poder ejecutivo. ‎Sobre todo porque los jefes de esas transnacionales ya crearon –con la OTAN– agencias como ‎NewsGuard, que se encargan de endilgar “malas notas” a los sitios web que no pueden ‎controlar. El objetivo de esas agencias es relegar a quienes no piensan “como se debe” a las ‎profundidades de los motores de búsqueda hasta que desaparezcan. Hemos regresado a la ‎arbitrariedad y la censura. ‎


Comparta este artículo.
  •  
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    3
    Compartidos
Advertisement
Deje aquí su propio comentario

Opinión

De la censura y otros sonidos onomatopéyicos. Por Fátima Pellico

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 2
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
    3
    Compartidos

En este mundo enfermo en el que tenemos la desgracia de vivir ( o la suerte, según por dónde se mire) nos encontramos con que una redecilla social llamada Twitter le cierra la cuenta al todavía presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Es decir, por si no queda claro así de buenas a primeras: una red social donde se junta todo tipo de personas a comentar, y donde abunda la expresión asnal por encima de cualquier otra cosa, se atreve a silenciar al mayor opositor al globalismo. Esto ya no va de izquierdas y derechas sino de `patriotas frente a globalistas, y los criados del globalismo han entonado todos juntos con una sonrisa meliflua en los hocicos el «sí, bwana» cuando se les ha ordenado intentar silenciar a Trump.

Que Donald Trump no guste estéticamente no es extraño, dado que da la impresión de que le importa poco lo que se piense de él y sus formas pueden parecer, y parecen, un poco fuera de lugar en una sociedad donde impera el buenismo de izquierdas como norma de conducta en todos los aspectos de la vida, pero como presidente ha hecho aumentar el empleo, sobre todo entre las minorías y las mujeres, se ha opuesto al aborto ( sí, el aborto, ese asesinato permitido por los países como «salud reproductiva») y ha puesto los intereses de los americanos por encima de todo, cosa lógica porque para eso es el presidente y quien debe importarle son los suyos antes que nadie. Y , sobre todo y muy importante, no ha entrado en ninguna guerra.

Loading...

Eso, queridos niños, no se perdona. No se perdona que una persona sea libre y luche hasta el final por lo que en realidad es justo y correcto, y el globalismo cree que silenciando a Trump en un circo social va a callarle a él y , por ende, a los que pensamos como él.

En España se leen constantemente tuits de «gente» que va sembrando el odio con sus vómitos escritos, bien bípedamente o bien sobre ruedas, y ojo con decir nada porque te cierran la cuenta. Yo particularmente he denunciado a Twitter algunos, muchos, tuits de cuatro ruedas y bípedos por clara incitación al odio y mira por donde que ni uno solo de ellos lo han suprimido…

¿Por qué será?

Por mucho que cierren cuentas, que graznen contra nosotros, que nos amenacen, seguiremos luchando por la Verdad y donde intenten cortarnos la lengua hasta las piedras querrán gritar y gritarán de manera tan ensordecedora que muchos desearán ser sordos de nacimiento.

Fátima Pellico publica su blog personal en: https://www.fatimapellico.com


Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 2
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
    3
    Compartidos
Continue Reading

Opinión

¡MUY FUERTE! El mensaje de Pável Dúrov (CEO de TELEGRAM) Ante la Guerra Digital contra la Libertad de Expresión

Published

on

Pável Dúrov. Fundador de TELEGRAM
Comparta este artículo.
  •  
  • 11
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 4
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    15
    Compartidos

Publicamos parte de un largo mensaje de Pável Dúrov, en el que expresa sus pensamientos ante la guerra sin cuartel que las grandes tecnológicas han lanzado contra la libertad de expresión en Internet. No tiene, como suele decirse, desperdicio alguno:

Oí que Facebook tiene todo un departamento dedicado a averiguar por qué Telegram es tan popular. Imagina docenas de empleados trabajando en eso a tiempo completo.

Estoy feliz de ahorrarle a Facebook decenas de millones de dólares y regalar nuestro secreto gratis: respetar a sus usuarios.

Loading...

Millones de personas están indignadas por el último cambio en los Términos de WhatsApp, que ahora dicen que los usuarios deben proporcionar todos sus datos privados al motor de anuncios de Facebook. No es de extrañar que se haya acelerado la fuga de usuarios de WhatsApp a Telegram, que ya lleva unos años en marcha.

Con unos 500 millones de usuarios y en aumento, Telegram se ha convertido en un gran problema para la empresa de Facebook. Incapaz de competir con Telegram en calidad y privacidad, parece que WhatsApp de Facebook se ha pasado al marketing encubierto: Los editores de Wikipedia han expuesto recientemente varios bots de pago que añaden información sesgada al artículo de WhatsApp en Wikipedia  1

También hemos detectado bots que difunden información inexacta sobre Telegram en los medios sociales. Aquí están los 3 mitos que están impulsando:

Mito 1. «El código de Telegram no es de código abierto». En realidad, todas las aplicaciones cliente de Telegram son de código abierto desde 2013 2. Nuestra encriptación y API están completamente documentadas y han sido revisadas por expertos en seguridad miles de veces. Además, Telegram es la única aplicación de mensajería en el mundo que tiene construcciones verificables tanto para iOS como para Android 3. En cuanto a WhatsApp, ofuscan intencionadamente su código, lo que hace imposible verificar su cifrado y privacidad.

Mito 2. «Telegram es ruso». De hecho, Telegram no tiene servidores ni oficinas en Rusia y estuvo bloqueado allí desde 2018 hasta 2020 4. Telegram sigue bloqueado en algunos países autoritarios como Irán, mientras que WhatsApp y otras aplicaciones «supuestamente seguras» nunca han tenido problemas en estos lugares.

Mito 3. «Telegram no está encriptado». Todos los chats de Telegram han sido encriptados desde su lanzamiento. Tenemos Chats secretos que son de extremo a extremo y Chats en la Nube que también ofrecen almacenamiento en la Nube seguro y distribuido en tiempo real 5. WhatsApp, por otro lado, tuvo cero encriptación durante unos años, y luego adoptó un protocolo de encriptación financiado por el Gobierno de los Estados Unidos 6. Incluso si asumimos que la encriptación de WhatsApp es sólida, se invalida a través de múltiples puertas traseras y la dependencia de los backups 7.

Sólo en 2019, Facebook gastó casi 10.000 millones de dólares en marketing 8 (supongo que esto incluye los bots de pago en Wikipedia y otros sitios).

A diferencia de Facebook, Telegram no gasta dinero, y mucho menos miles de millones de dólares, en la comercialización. Creemos que la gente es lo suficientemente inteligente para elegir lo que es mejor para ellos. Y, a juzgar por los 500 millones de personas que usan Telegram, esta creencia está justificada.

  1. WhatsApp Gives Users Ultimatum – Share Data with Facebook or Lose Access[]
  2. In December 2020, the Wikipedia article about WhatsApp had the label “This article may have been created or edited in return for undisclosed payments, a violation of Wikipedia’s terms of use”. Related investigation is discussed here.[]
  3. Telegram Source Code[]
  4. Reproducible Builds for Telegram Apps. On Digital Resistance in Russia[]
  5. On Telegram Encryption[]
  6. U.S. Government Funded The WhatsApp Encryption[]
  7. Why WhatsApp Will Never Be Secure[]
  8. Facebook Marketing Spending from 2010 to 2019.[]

Comparta este artículo.
  •  
  • 11
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 4
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    15
    Compartidos
Continue Reading

Opinión

Iker Jiménez: ¿El único hombre con las gónadas intactas de España? Así dijo sobre la agresión de los menas inmigrantes contra el muchacho autista de Barcelona; «Chusma. En mi tiempo acabarían con algún hueso roto»

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    4
    Compartidos

El conocido periodista Iker Jiménez, ha reaccionado a la terrible agresión sufrida por un menor de 16 años en Barcelona que anoche se hizo viral rápidamente a través de las redes sociales.

 

Iker Jiménez, siempre criticado por la izquierda e incluso, acusado de ser de extrema derecha, no se ha mordido la lengua en su cuenta de Twitter, donde ha llamado «chusma» a los jóvenes que agredieron terriblemente a Enric. El presentador de Cuarto Milenio tiene claro que en otra época, estos jóvenes habrían recibido su merecido sin necesidad de ser detenidos.

Loading...

«Si la chusma que ha robado y dado una paliza a un chico lo hubiera hecho en mi barrio en 1983; el barrio se aseguraría de que fuera devuelto lo robado. Y la chusma, con algún hueso roto y dientes de menos, habría aprendido la lección«, dice Iker Jiménez asegurando que «no volverían a hacerlo jamás».

 

Pero Iker Jiménez también arremete contra los «iluminados» que aseguran que «a los pobres chicos no les dejamos otra opción, que los oprimimos».

«En 2021 a lo mejor algún iluminado nos dice que a los pobres chicos no les dejamos otra opción, que los oprimimos. Que hay que ser tolerantes. Sobre todo con los que agreden en grupo. Que los culpables solos nosotros, vaya. Algo habremos hecho mal como sociedad y bla bla bla…», dice claramente indignado.


Comparta este artículo.
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    4
    Compartidos
Continue Reading

Opinión

Tucker Carlson, la estrella de los informativos de la FOX, nos dice lo que ya sospechábamos: «Van a usar los disturbios del Capitolio para anular y recortar los derechos y libertades fundamentales»

Published

on

Tucker Carlson. Fox News Channel.
Comparta este artículo.
  •  
  • 8
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 4
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    12
    Compartidos

El miércoles, Tucker Carlson de Fox News Channel pronunció un monólogo sobre los disturbios ocurridos en el Capitolio de Estados Unidos que dejaron cuatro muertos y muchos más heridos.

Después de enfatizar lo «horrorizado» que estaba por la violencia, Carlson dijo en «Tucker Carlson Tonight» que mientras la gente sienta que «su democracia es fraudulenta» y sea silenciada al hablar al respecto, la gente actuará como se vió el miércoles y en la historia. Advirtió que los líderes de la nación podrían utilizar el caos en el Capitolio para despojar a los estadounidenses de sus derechos básicos.

Loading...

Reproducimos a continuación una transcripción parcial de las palabras del señor Carlson:

Mientras las personas crean sinceramente que pueden cambiar las cosas votando, se mantienen tranquilas. No asaltan La Bastilla. No irrumpen en la cámara del Capitolio. Hablan y se organizan y votan. Pero lo contrario también es cierto. Si la gente comienza a creer que su democracia es fraudulenta, si concluye que votar es una farsa, que el sistema está manipulado y es administrado en secreto por un pequeño grupo de personas poderosas y deshonestas que actúan en beneficio de sus propios intereses, entonces Dios sabe qué podría pasar. De hecho, sabemos lo que podría pasar. Está sucediendo ahora mismo. Ha sucedido en muchos otros países durante incontables siglos, y el ciclo es siempre el mismo porque la naturaleza humana nunca cambia.

«¡Escúchanos!» grita la población. «Cállate y haz lo que te dicen», responden sus líderes. Frente a la disidencia, el primer instinto de un liderazgo ilegítimo es tomar medidas enérgicas contra la población. Pero las medidas enérgicas nunca lo mejoran. En cambio, siempre hacen que el país sea más volátil y peligroso. Las personas a cargo rara vez entienden eso. No les importa aprender o escuchar porque toda esta conversación es un referéndum sobre ellos y su liderazgo, por lo que toman medidas drásticas. “Obedece, te digo. ¡Obedecer!» Este es el programa Romanov. Termina mal cada vez. Pero eso no significa que no lo intentarán de nuevo. Por supuesto que lo harán porque es su naturaleza. Así es como llegamos aquí en primer lugar.

Millones de estadounidenses creen sinceramente que las últimas elecciones fueron falsas. Puede descartarlos como locos, puede llamarlos teóricos de la conspiración, puede echarlos de Twitter, pero eso no hará que cambien de opinión. En lugar de intentar cambiar de opinión para convencerlos y asegurarles que el sistema es real, que la democracia funciona como usted lo haría si se preocupara por el país o la gente que vive aquí, nuestros nuevos líderes intentarán silenciarlos.

Lo que sucedió hoy será utilizado por las personas que toman el poder para justificar despojarlo de los derechos con los que nació como estadounidense. Su derecho a hablar sin ser censurado, su derecho a reunirse, a no ser espiado, a ganarse la vida, a defender a su familia, de manera más crítica. Estas son las libertades más básicas y antiguas que tenemos. Es por eso que vivimos aquí en primer lugar. Por eso estamos orgullosos de ser estadounidenses. Ellos son los que nos hacen diferentes y ahora todos están en peligro. Cuando miles de sus compatriotas asaltan el edificio del Capitolio, no tiene por qué gustarle. No nos gusta.

Usted puede estar horrorizado por la violencia, y como dijimos y lo diremos de nuevo, estamos horrorizados. Es incorrecto. Pero si no se molesta en hacer una pausa y aprender una sola cosa de él, de sus ciudadanos asaltando su edificio del Capitolio, entonces es un tonto. Te falta sabiduría y te falta conciencia de ti mismo. No tienes lugar para dirigir un país. Llegamos a este día triste y caótico por una razón. No es tu culpa. Es culpa suya.


Comparta este artículo.
  •  
  • 8
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 4
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    12
    Compartidos
Continue Reading

Radio Cadena Española

¿Quiere recibir las últimas noticias en TELEGRAM?

ALERTA NACIONAL RECOMIENDA:

ESCALPELO LITERARIO Y CINÉFILO

LOS LÍMITES DE LA MENTE

LA BANDERA ESPAÑOLA

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Translate/Traducir »