Connect with us

Economía

Los parados mayores de 55 años se duplican en los últimos diez años y rozan el medio millón

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Loading...

El número de parados mayores de 55 años alcanzó a cierre de 2018 los 497.400 desempleados, cifra que, aunque es la más baja desde 2011, multiplica por más de dos la existente hace diez años (220.300 desempleados), según un informe realizado este miércoles por la Fundación Adecco a partir de los datos de la última Encuesta de Población Activa (EPA).

Loading...

De este modo, los parados mayores de 55 años han pasado de representar el 7% del total de desempleados en 2008 a suponer en la actualidad el 15%.

A reducir esta proporción no ayuda el hecho de que más de la mitad de los encargados de reclutar personal admiten que desestiman automáticamente los currículos de estos trabajadores, y ello a pesar de que el 68,6% de los desempleados mayores de 55 años lleva más de un año buscando empleo, lamenta la Fundación Adecco.

Este repunte de los parados de mayor edad en el último decenio se debe a factores como el envejecimiento poblacional, el aumento progresivo de su tasa de actividad y el desempleo de larga duración, “que tiende a cebarse con los mayores”.

En 2008 la tasa de actividad de los profesionales de entre 55 y 60 años era del 61,9%, mientras que diez años después se ha incrementado hasta el 73,8%. Según la Fundación Adecco, la crisis económica modificó el comportamiento de los ‘seniors’ en el mercado.

“Si hasta el momento gran parte habían permanecido inactivos o se retiraban del mercado laboral cuando perdían su empleo, hoy la tendencia es a la participación, fundamentalmente para contrarrestar los efectos de economías domésticas resentidas por la crisis y sus efectos”, explica la Fundación en el informe.

Para el director general de esta entidad, Francisco Mesonero, resulta “incoherente” la discriminación laboral a los profesionales de más edad. “No sólo es un contrasentido demográfico, sino que supone una merma de competitividad para las empresas que, al renunciar a este talento experto, se están cerrando a un público estratégico, cada vez más numeroso”, denuncia.

En opinión de Mesonero, la contratación de mayores de 55 años es una necesidad “imperante” en una sociedad como la española, “envejecida y con un relevo generacional deficitario”. “Las pensiones no estarán garantizadas sin natalidad ni empleo senior de calidad”, advierte.

Para la Fundación Adecco, “empoderar” a los trabajadores mayores de 55 debe ser un “asunto de Estado”, que pasa por actualizar las políticas activas de empleo para equiparar a este colectivo con los más jóvenes en materia de formación.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Advertisement
Loading...
Deje aquí su propio comentario

Economía

El FMI dice que la economía mundial podría caer hasta dos décimas por el coronavirus

Published

on

Kristalina Georgieva, directora gerente del Fondo Monetario Internacional
Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Loading...

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, indicó este domingo en la ciudad emirato de Dubái que el crecimiento de la economía mundial, estimado en el 3,3 % para 2020, podría verse rebajado de entre un 0,1 y 0,2 % por el brote de coronavirus, si bien aún es pronto para conocer su impacto.

Loading...

“Esperamos que nuestra predicción es el 3,3 %, aquí quizás (podría haber) un corte del 0,1 al 0,2 % en el espacio porcentual en el crecimiento del 3,3 % en 2020”, dijo Georgieva, durante una intervención en el Foro Global de Mujeres 2020 en Dubái.

La jefa del FMI indicó que si el coronavirus de Wuhan (COVID-19) se contiene rápidamente, podría haber una caída brusca en la economía seguida de una “muy rápida recuperación”, lo que se conoce como una curva V.

Sin embargo, consideró que todavía es pronto para saber cuál será el impacto exacto del brote.

“Estamos en un mundo con más incertidumbre, tenemos que aprender a construir más predictibilidad (…) La naturaleza del virus es desconocido al igual que cómo de rápido China puede contenerlo”, concluyó.

Las muertes por el COVID-19 siguen en aumento y ya suman 1.665 personas en China, tras añadirse este domingo 142 fallecidos al recuento oficial.

En contraste, los nuevos casos confirmados en el país asiático emprenden una tendencia a la baja: si bien la Comisión Nacional de Salud china anunció el viernes 5.090 nuevos casos y el sábado 2.641, en el último recuento de hoy esta cifra baja a 2.009 personas.

Emiratos Árabes Unidos ha contabilizado hasta la fecha ocho casos de coronavirus, entre ellos cuatro miembros de una familia china, si bien, al menos tres de ellos, se han recuperado ya.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Economía

La excusa del virus y el contagio de la decadencia

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Loading...

Salvador Sostres (R) La lenta decadencia de Barcelona, de Cataluña y también de España no tiene una sola causa ni es solo atribuible a los desmanes, al agotamiento y a la pérdida de tiempo de procés, aunque lógicamente no ha sido menor su peso. Ha habido un largo camino entre Aznar, Pujol y Maragall; y Sánchez, Torra y Colau. Lo admite desde el constitucionalista más irritado hasta el más furibundo independentista. Las causas de la suspensión han sido diversas, coincidentes, y todas ellas unidas en la acumulación –más que en la orquestación– han acabado con el Mobile, con el coronavirus como punta de lanza, como pretexto o como agente provocador, pero de ninguna manera porque nadie realmente pensara que iba a producirse en Barcelona un devastador contagio mundial.

Loading...

En el aspecto fiscal –de muchísima más importancia de la que en general se le ha concedido– los EE. UU. han aprovechado unas décimas de fiebre para mandar el mensaje de que no van a tolerar la tasa Google. No es ajeno a la crisis de identidad y de proyecto europeo el afán regulador e impositivo de la UE, ni el rechazo a tales políticas del presidente Trump y de su socio preferente –tras el Brexit más preferente que nunca– que es el Reino Unido. La desbandada de marcas americanas no ha sido casual y aunque tenían previsto participar en el congreso, no han desaprovechado la ocasión que la contagiosa enfermedad les ha brindado.

La guerra comercial entre China y los Estados Unidos ha tenido también su capital importancia en la cancelación. Hace meses que norteamericanos y británicos pactaron tomar a Ericsson como marca tecnológica de referencia en detrimento de la china Huawei, que al entender de Trump, compite deslealmente en el mercado al no tener que observar ni el menor derecho humano de sus obreros, a la vez que con todos los demás productos chinos desequilibra onerosamente la balanza comercial entre ambos países. No estaba preparado pero tampoco fue casual que Ericsson fuera una de las primeras en marcharse.

De fondo, la lenta decadencia que Barcelona, Cataluña y el conjunto del Estado arrastran desde hace tiempo, ha tenido que ver con que el congreso ha sido cancelado sin apenas resistencia. Por supuesto, no es «culpa» del ayuntamiento de Barcelona, de la Generalitat o del Gobierno, pero no ha habido ninguna coordinación institucional para presionar por el mantenimiento del evento, no se ha sabido contrarrestar ni la parte alarmista del fatalismo, ni mucho menos la propaganda contraria de los que han tomado el coronavirus como excusa para insistir en su guerra comercial. Hay un paralelismo entre la importancia histórica que tuvo para Barcelona organizar los Juegos Olímpicos de 1992 y lo que el Mobile ha representado en los últimos años para la proyección internacional de la ciudad. Si el alcalde Maragall entendió entonces que, pese a cualquier pasado o discrepancia ideológica, Juan Antonio Samaranch era su principalísimo aliado, y lo cortejó y lo festejó y creó el lema de «Samaranch forever», Ada Colau hizo retirar una escultura que el expresidente del COI donó al ayuntamiento de Barcelona y en la reunión decisiva del miércoles de la semana pasada, celebrada entre Colau, Pau Relats, presidente de Fira de Barcelona y John Hoffman, presidente de la entidad organizadora del congreso, la alcaldesa, que por no entender no entendía ni el idioma, se levantó a media conversación, ante la incredulidad de los otros dos interlocutores y sin que ninguna decisión hubiera sido aún tomada, y se marchó diciéndole a Relats «ocúpate tú de esto, que yo tengo mucho trabajo».

Aunque no fuera más que retórica simbólica, el primer decreto que firmó Pujol como presidente de la Generalitat fue para reconocer al estado de Israel; su primer viaje oficial fue al Vaticano y no paró hasta que en 1990 le recibió el presidente de los Estados Unidos, Bush padre. Aunque no pudiera «realizarla» a través tenía una cierta idea del mundo, de dónde estaba el poder y de cómo se ejercía. Las relaciones que Puigdemont, Torra, Junqueras y ya no digamos la CUP han establecido con el mundo son totalmente otras. Han flirteado con Rusia en su intento de desestabilizar a la UE y ni Maduro les reconoció la declaración de independencia, a pesar de que era el único apoyo que creían haber cerrado.

El pasado lunes, el consejero de Políticas Digitales, Jordi Puigneró, a quien Carles Puigdemont ha ungido como su sucesor a la presidencia de la Generalitat, aseguró que el congreso iba a celebrarse «con normalidad». Ada Colau aseguró lo mismo. No solo no salvaron la solución, sino que ni siquiera estuvieron puntualmente informado de la información más sensible. Es cierto que ha habido mucha presión del lado contrario, diversa y muy difícil contrarrestar. Pero la sensación de analistas, empresarios y afectados por la cancelación es que España no ha sabido defenderse, ni apenas lo ha intentado. Los alarmistas y los que tenían algún interés espurio para cancelar el Mobile han podido hacerlo sin ninguna oposición, «por incomparecencia del contrario».

«Es más fácil suspender un concierto en Narbona que en París», sostiene el presidente de una de las principales entidades financieras españolas. Ámsterdam no ha suspendido su congreso en curso ni Ginebra renunciará al Salón del Automóvil que tendrá lugar el mes que viene. «La lección que Barcelona tiene que aprender es que ya no le basta la inercia olímpica y el clima si quiere ser algo más que un mero destino turístico».

Más que la sede en la que el año próximo tenga lugar, es la propia existencia del Mobile –tal como hasta ahora lo hemos conocido– lo que realmente está en entredicho. «La UE no acaba de entender que la regulación no es un modo educado de relacionarse en un mundo libre», sostiene uno de los directivos de Ericsson que tomó la decisión de no acudir al Mobile, y no niega que los Estados Unidos se están planteando celebrar un salón parecido el año que viene en Miami, «y si China y Europa quieren venir, serán muy bienvenidas, pero jugaremos con nuestras normas».


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Economía

El Mobile, una economía moribunda y un empresariado en desbandada

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Loading...

María Jesús Pérez (R).- A nuestros empresarios, tanto como a la economía española, les crecen los enanos. A la crisis reputacional que viven muchos de ellos desde su sillón presidencial tanto como las malas expectativas respecto a los números del futuro más inmediato de este país, se une ahora los efectos del coronavirus, en concreto sobre el Mobile World Congress (MWC) de Barcelona, la gran feria internacional del sector que ha decidido dar carpetazo a la edición de este año. Por lo que pueda pasar. No había otra, eran demasiadas empresas las que con un goteo persistente cancelaban su presencia en el MWC. ¿Por salud? Tengo mis dudas. Como muchos otros. Lo dicho, espantada generalizada y global. Empezando por las grandes norteamericanas, las gigantes del mercado, que se largaron «haciendo fu como el gato», bajo la firme orden del ¡ya! y de la atenta mirada del gran jefe, Donald Trump: entre ellas, Cisco –líder mundial en redes–; ATT –la teleco más grande del mundo–; Amazon –la de mayor facturación–; Intel, también a la cabeza de los procesadores…

Loading...

Y es que el presidente Sánchez, que cree andar simplemente «tonteando» con hacer la puñeta al PPy a VOX, ni se imagina aún la capacidad de amargarle la existencia que puede tener su homólogo norteamericano al otro lado del Atlántico. De hecho, ha encontrado la auténtica horma de su zapato: si tú me incomodas a Google con persistir en imponer tasas directas –¡para recaudar unos míseros euros!–, yo te dejo sin «bigtechs» en tu gran feria sectorial, y… ¡quítame allá esos coronavirus». ¡Fritas a aranceles va a dejar a las empresas españolas si seguimos –«siguen» los del Ejecutivo social-comunista de Sánchez– erre que erre con la dichosa tasa y menesteres varios megaprogresistas!

¡Pero mira que le hizo llegar el recadito! Por activa y por pasiva. Por valija diplomática. Ni un interlocutor con el que negociar los cuartos de tinte comunista. Si no, ¡atente a las consecuencias! Dicho y hecho. Y Sánchez que a este paso va a tener que aprobar un PER tecnológico, para callar bocas, como con los jornaleros del campo, a los que tendrá más cautivos que nunca rebajándoles también las exigencias para cobrar sus subsidios.

Y hete aquí que entran en juego los empresarios patrios españoles, muchos de nuestro Ibex35, silbando y mirando para otro sitio para no incomodar ni a Sánchez, ni mucho menos a Trump o incluso si me apuras, a los chinos. Solo pendientes de salvar sus juntas y sus sueldos blindados. Por si las moscas. Ni uno ha salido a defender el MWC… Ahora, muerto el burro del Mobile, la cebada al rabo: Moncloa busca responsables y los directivos entonan el «pío, pío…».

Veremos si les cuesta quedarse sin silla en el famoso baile que se avecina, siempre y cuando los que están liderando el país consigan los apoyos suficientes para sacar sus propios Presupuestos 2020 y seguir gobernando. «Todos de perfil, no vaya a ser que les salpique una trifulca ajena que pueda perturbar sus cómodas poltronas», me dicen por los pasillos del Congreso. ¡Pues cuando el río suena!

Algunos ya no se esconden, hay suculentos puestos en juego, y se postulan, por lo que les pueda tocar. Nombres que vuelven, como el empresario Luis del Rivero, aún con sueños por cumplir, que lo de «acomodarse» en un banco vasco lo tiene como grabado a fuego. Y otros, cual nuevos cachorros del partido, colocados en compañías públicas, que podrían pasar a la privada cual premio a su lealtad, mucho mejor remunerados, como Juan Manuel Serrano (aún en Correos) o Maurici Lucena (en Aena)… Tambores de guerra contra grandes firmas, entre ellas, dicen Santander, BBVA, Iberdrola, Bankia o Telefónica…

Y precisamente, estos días, todos los ojos estarán puestos sobre Telefónica y en los resultados que presentará el próximo jueves 20, aperitivo de una junta de accionistas que se antoja crítica por lo que tiene de rendimiento de cuentas de una compañía que en los últimos meses ha prometido todo, lo que es prometer nada.

Su presidente, José María Álvarez-Pallete, probablemente el ejecutivo mejor preparado del selectivo español, abanderó a finales del pasado noviembre una gran revolución en la compañía que, de momento, ha quedado en una tibia reordenación del negocio en Latinoamérica y en la enésima subida de precios de Movistar Fusión. Y así, un día dicen que Hispam –que así se llama la División allende del Atlántico– es una perita en dulce que se van a rifar empresarios locales; y otro día, cuentan que la idea es reagrupar activos y mantener al menos un 30% del capital, reteniendo el control operativo, para a continuación deslizar que lo mejor es enemigo de lo bueno y que habrá que conformarse con una OPV.

Y, claro, así no hay quien pueda ni plan de venta que lo aguante: el mercado se queda ojiplático y la acción no levanta cabeza ni rompe la barrera de los 6,4 euros por título, por mucho que Pallete le dedique sus desvelos, revolviéndose incluso contra las fuertes resistencias internas que sólo recomiendan dejar las cosas en paz. Las palabras sin hechos son sólo un soplo de aire y cuando se anuncia una revolución conviene mirar a los lados y detrás de uno, no sea que no haya nadie más. Sólo así, en buena compañía, podrá acercarse a esa Telefónica que quiere y alejarse de la que todavía tiene, y centrarse de verdad en lo importante teniendo muy presente que la prisa es la falla de los necios.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading
Advertisement
Advertisement
Advertisement

Copyright © 2019 all rights reserved alertanacional.es

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
ArabicBulgarianChinese (Simplified)DanishEnglishFinnishFrenchGermanGreekItalianNorwegianPortugueseRomanianRussianSpanishTurkish
A %d blogueros les gusta esto: