Connect with us

A Fondo

Los protocolos de los sabios de Frankfurt (y 3): la apoteosis del Señor de las Moscas

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Por Laureano Benítez Grande-Caballero.- La Historia de la Humanidad ha sido la crónica de una apocalíptica batalla entre el Bien y el Mal, entre la Luz y las Tinieblas, entre ángeles y demonios, entre Cristo y Lucifer, contienda que, aunque disfrazada de luchas de clases, de imperios, de élites plutocráticas, de religiones y razas, se inició con el big bang y en la actualidad ya se muestra a cara descubierta, sin máscaras ni cortinas de humo, en toda su crudeza armagedónica.

El movimiento gnóstico incubado en las esfinges, en los cenáculos de Sumeria, Babilonia y Egipto, de claro componente luciferino que les inyectaba la rebelión del hombre contra Dios como su más pura esencia, reptó sibilinamente enroscado en el tronco del cristianismo, como una mandrágora venenosa, que floreció en el humanismo renacentista, en el protestantismo, en la masonería, y que sistematizó su propuesta subversiva en los protocolos de los illuminati, los cuales fueron recogidos y ampliados por el satanismo marxista. Esta corriente destructora de la civilización cristiana desembocó en los Protocolos de los Sabios de Sion, y el conjunto de estas doctrinas luciferinas fue el dogma revolucionario que nutrió la revolución bolchevique.

Loading...

Los luciferinos leninistas pensaron que la revolución recién implantada en Rusia, que había liquidado el imperio cristiano más grande del mundo, se extendería rápidamente a otros países, pero sus cálculos fallaron, ya que en la totalidad de Europa no se produjo la esperada movilización proletaria que dinamitara las democracias burguesas.

¿Por qué este fracaso revolucionario? La respuesta a este misterio de la acedía obrera la proporcionó el teórico marxista Antonio Gramsci (1891-1937), fundador del Partido Comunista italiano, quien estaba convencido de que la subversión comunista no se había producido en los países occidentales debido a que en ellos tenía un dominio absoluto la cultura tradicional fundamentada en el cristianismo, por lo cual era preciso exterminarla si se querían conseguir los objetivos revolucionarios.

El cristianismo era, según Gramsci, el freno mayor, el impedimento y barrera que no dejaba avanzar la revolución en Occidente. Para contrarrestar esto, Gramsci decía que había que extirpar por todos los medios la cultura cristiana occidental en un “combate cultural”, al que él llamaba “camino largo” o “marcha larga”.

Esta “marcha larga” debía dirigirse hacia todas las instituciones: universidades, escuelas, museos, iglesias, seminarios, periódicos, revistas, hoy día también televisión, cine, etc., desde donde se propague una anti-cultura que acabe con los cimientos y las convicciones de la cultura cristiana occidental para que la gente, una vez debilitada en sus convicciones, se adhiera a los ideales marxistas que antes habían rechazado de forma natural.

Como afirma el ex-analista de la CIA Roniel Aledo (https://www.actuall.com/ criterio/democracia/como-el-marxismo-cultural-de-la-escuela-de-frankfurt-invento-la-persecucion-al-disidente/): «Los hombres eran hombres y se comportaban como tales, las mujeres eran mujeres y se comportaban como tales, la gente creía en Dios, los europeos estaban orgullosos de su historia, los franceses seguían orgullosos de su imperio, los británicos seguían orgullosos de su imperio, los españoles seguían orgullosos de haber colonizado un nuevo mundo, todos daban por seguro que la cristiandad era la verdadera religión y las otras religiones falsas. Y todos seguían defendiendo que el “todo” Occidental […] era superior a las otras culturas.

Destruir la civilización cristiana tenía que ser, por consiguiente, el objetivo de un nuevo marxismo, el «marxismo cultural», corpus ideológico creado por Gramsci, encaminado no a asaltar palacios, ni a combatir en barricadas callejeras, sino a destrozar las sociedades cristianas infiltrándolas con ideologías corruptas, subversivas y pervertidoras. Este marxismo cultural constituye en la actualidad la ideología dominante del sistema mundo, la base del pensamiento «políticamente correcto» que ha provocado la degeneración del sistema mundo, orientado hacia el despotismo luciferino del NOM.

Estamos, pues, ante una metamorfosis de la cosmovisión marxista, ante un monstruoso alien incubado en el vientre del bolchevismo, sólo que su ámbito de actuación ahora, en vez de ser la agitación política, es la cultura y la sociedad.

En efecto, finiquitado el comunismo como movimiento político, debido al enorme descrédito con que le han desprestigiado sus fatídicas encarnaciones en algunos países ―apoteosis de gulags, checas, campos de concentración, purgas, carestías y genocidios―, el bolchevismo luciferino se ha travestido de pensamiento «políticamente correcto» ―es decir, sometido a las despóticas imposiciones de la ideología NOM―, que infecta la civilización occidental con el objetivo de destruir sus valores tradicionales.

Aunque muchos de sus principios ya estaban anunciados en el marxismo como movimiento económico y sociopolítico, el marxismo cultural es una ideología que tiene como objetivo subvertir los valores tradicionales y los principios fundamentales en los que se asienta una sociedad: familia, religión, sexualidad, raza, nación, arte, moralidad, tradiciones… Enraizado en lo que sus ideólogos llaman «progresismo», este movimiento acusa a los valores tradicionales de anticuados, represivos y opresivos, por lo cual aspira a su destrucción, creando las llamadas ―para decirlo con el lenguaje de George Soros, uno de los principales conspiradores del NOM― «sociedades abiertas», término acuñado por Karl Popper, el gurú ideológico del multimillonario judeohúngaro.

Así pues nace la teoría —después puesta en práctica con increíble éxito como vemos hoy día— de que hay que destruir todo (y a todos) lo que defienda o promueva el cristianismo, la familia tradicional, el rol natural del hombre y la mujer, las etnias autóctonas europeas, la superioridad de la literatura, arte, y música europea, la creencia en Dios, el orgullo en la historia europea —especialmente la conquista y colonización de otros continentes, culturas y religiones—, el heterosexualismo, y, en fin, todo lo que componía la cultura y realidad occidental cristiana.

Había que debilitar cual quintacolumna, desde dentro, la cultura de Occidente, debilitar la creencia en Dios, en la Ley Natural, en el orden natural de la sociedad y había que defender todo lo que fuera anti cristiano, anti Europa, anti Occidente».

Para llevar a la práctica la estrategia diseñada por Gramsci, surgió en Frankfurt en 1923 el «Instituto para la Investigación Social» o, simplemente, la «Escuela de Frankfurt» dirigida por el húngaro George Lukacs y financiada por Félix Weil, cuyos miembros eran casi todos neomarxistas judíos ―entre los que destacaban Max Horkheimer, Erich Fromm, Adorno, Habermas y Herbert Marcuse, y la proximidad a ella de Bertrand Russell y Albert Einstein―, y cuya base ideológica es una síntesis entre Marx y Freud. Identificado con el progresismo en todas sus vertientes, su principal instrumento de manipulación, control y censura es la llamada «corrección política».

Los principios «fundacionales» de esta escuela luciferinas eran los siguientes, y, aparte de su maldad intrínseca, causa verdadero pasmo al ver cómo casi 100 años después de su formulación hoy están tan de plena actualidad, que constituyen la ideología «políticamente correcta», es decir, la ideología globalista del NOM:

  1. La creación de ofensas de racismo.
  2. El continuo cambio para crear confusión.
  3. La enseñanza del sexo y de la homosexualidad a los niños.
  4. El debilitamiento de la autoridad de las escuelas y de los profesores.
  5. Una inmigración enorme para destruir la identidad.
  6. La promoción de la bebida excesiva de alcohol.
  7. El vaciamiento de las iglesias.
  8. Un sistema legal no fiable con prejuicios contra las víctimas de delitos.
  9. La dependencia del Estado o de los beneficios estatales.
  10. El control y la estupidización de los medios de comunicación.
  11. El estímulo del quiebre de la familia.

En un estudio sobre la Escuela de Frankfurt publicado el 11 de diciembre de 2008 en el semanario católico The Wanderer, Timothy Matthews afirma que «Básicamente, la Escuela de Frankfurt creía que mientras un individuo tuviera la creencia, o incluso la esperanza de creer, de que su don divino de la razón podría resolver los problemas que enfrenta la sociedad, entonces la sociedad nunca alcanzaría el estado de desesperanza y alienación que se consideraba necesario para provocar una revolución socialista. Para socavar la civilización occidental, los judíos de la Escuela de Frankfurt pidieron la crítica más negativa y destructiva posible de todas las esferas de la vida.

Desestabilizar a la sociedad y ponerla de rodillas, diseñar el colapso, producir crisis y catástrofes, esto se convirtió en el objetivo de estos revolucionarios judíos mal adaptados y mentalmente disfrazados de intelectuales de alto poder».

Con estas premisas ideológicas, el propósito del marxismo cultural era destruir todo lo que hasta entonces había sido la Civilización Occidental: la cultura, la Ley Natural, los roles masculino y femenino, la creencia en Dios, todo lo pro-europeo, todo lo pro-cristiano. Real como la vida misma, hasta el punto de que causa verdadero pasmo comprobar el enorme éxito que ha tenido en Occidente esta ideología tan perversa.

A la vista de estos postulados, se puede comprender con meridiana claridad por qué una de las armas para inocularlos en las sociedades occidentales es el alevoso fomento de la inmigración masiva hacia ella de gentes del Tercer Mundo con culturas y religiones ajenas a las europeas, y la imposición totalitaria de leyes que discriminan positivamente a todas las minorías que practiquen valores no-cristianos.

George Lukacs ―un aristócrata judeohúngaro hijo de un banquero― explicaba así su objetivo: «Vi la destrucción revolucionaria de la sociedad como la única solución para las contradicciones culturales de la época… Tal volteamiento mundial de valores no puede ocurrir sin la aniquilación de los antiguos valores y la creación de otros nuevos por los revolucionarios». Lukacs desarrolló la idea de «Revolución y Eros», que consistía en usar el instinto sexual como un arma de destrucción, y llegó a formular un deseo que expresa a la perfección el diabólico objetivo del marxismo cultural: «Quiero una cultura de pesimismo… un mundo abandonado pro Dios»… para dárselo al Diablo, claro está.

Y Horkheimer, otro de sus miembros distinguidos, precisaba más ese objetivo revolucionario en su «Teoría Crítica»: «La manera de destruir la civilización occidental era el ataque sistemático a todos sus valores asociados a ésta».

Desde este punto de vista defendía, por ejemplo, la destrucción del matrimonio y la familia con hijos, afirmando que el matrimonio puede ser cualquier tipo de unión donde intervenga la atracción sexual sin ningún fin concreto —¿nos suena esto de algo?—. Según Horkheimer, la revolución no sucederá con armas, sino más bien de manera progresiva, año tras año, generación a generación.

En esa misma línea, Fromm decía que la masculinidad y la feminidad no eran reflejo de diferencias biológicas, sino que era imposición debida a la “opresión” que los heterosexuales ejercían en la sociedad. Cualquier parecido de esta afirmación con la sociedad actual no es mera coincidencia, como vemos, porque no es ninguna casualidad que el mundo actual asista a la demolición de la familia a través del feminismo misándrico y la LGTBI, sin duda la estrategia más importante para el NOM a la hora de conseguir el Gobierno Mundial para el Anticristo.

Según el mismo Roniel Aledo, otra de las ideas clave de esta corriente ideológica era considerar a las personas de cultura occidental como una clase opresora por naturaleza, a la vez que se establecía que «la nueva clase oprimida y buena por naturaleza está constituida por todos los individuos de cultura, religión y etnias no occidentales o por las minorías que contradicen en sus acciones y pensamiento lo tradicional cristiano: todas las razas no blancas, homosexuales, inmigrantes del tercer mundo, feministas, ateos “científicos”, musulmanes, etc.

Otro judeomarxista afín a la Escuela fue Willi Münzenberg (1889-1940), que fue el primer presidente de la Internacional Comunista de la Juventud en 1919-1920, quien propuso como protocolo revolucionario «organizar a los intelectuales y usarlos para hacer que la civilización occidental apestara. Solo entonces, después de que hayan corrompido todos sus valores y hayan hecho la vida imposible, podemos imponer la dictadura del proletariado».

Acusado de revisionista por Stalin, los esbirros del NKVD lo capturaron y los colgaron de un árbol. Lo de siempre.
Herbert Marcuse fue probablemente el teórico más importante del grupo de Frankfurt —junto con Erich Fromm—, y ya en su ensayo «Tolerancia Represiva» patenta la ideología de lo «políticamente correcto», que condena y persigue totalitariamente cualquier disidencia a los dogmas del marxismo cultural impuestos a través del lavado de cerebro a las masas esclavizadas.

Adormecida por la Gran Depresión y la II Guerra Mundial, el marxismo cultural explotó en la década de los 60, con la floración del movimiento hippie, su primera manifestación clara en la sociedad occidental, movimiento en el que estaban ya incubados muchos de los principios de la ideología globalista que hoy infectan el mundo: banalización del sexo, drogas, ecologismo, destrucción de la familia tradicional, filosofía «Nueva Era», pensamiento antisistema, etc.

A raíz de esta «explosión», Occidente lleva más de 50 años siendo lobotomizado en esos malévolos principios, a través de la enseñanza y los medios de comunicación, lobotomización que ha provocado una pavorosa decadencia de la civilización occidental.

Ésta se describe magníficamente en la obra de Peirs Compton «The Broken Cross» (La cruz torcida, 1981), donde se afirma que «Hay un sentir en el exterior de que nuestra civilización está en peligro de muerte. Es un despertar reciente… Porque la civilización declina cuando la razón se pone de cabeza, cuando lo malvado y abyecto, lo feo y corrupto, son convertidos aparentemente en las normas de las expresiones sociales y culturales… cuando la maldad, bajo una variedad de máscaras, toma el lugar del bien […] Nosotros, los de esta generación… nos hemos convertido en las víctimas dispuestas, inconscientes, o resentidas de tal convulsión. De ahí, el aire de inutilidad que nos ha impregnado, un sentimiento de que el hombre ha perdido la fe en sí mismo y en la existencia como un todo… Nunca antes el hombre ha sido abandonado sin una guía o compás…. divorciado de la realidad… sin religión» (p. 1-3) […] Vemos… la obra de un plan de siglos y deliberado para destruir a la Iglesia desde adentro. Aun así hay más pruebas de todo tipo sobre la existencia de esa conspiración de las que hay sobre algunos de los hechos comúnmente aceptados de la historia… La orquestación secreta, que se ha ocultado a los académicos, así como a la mente del público, ha sido el trasfondo o la fuerza impulsora de gran parte de la historia mundial» (p. 4).

El programa Illuminati, el Manifiesto Comunista, los Protocolos de los Sabios se Sion, los postulados de la Escuela de Framfurt… todo este corpus luciferino tiene su icono, su logotipo, su símbolo…

Ya lo decía el masón Conde de Maistre (1753-1821), quien durante quince años había sido masón: «Hasta ahora, las naciones fueron asesinadas por conquista, es decir, por invasión. Pero aquí surge una pregunta importante: ¿puede una nación no morir en su propio suelo, sin reasentamiento o invasión, al permitir que las moscas de la descomposición corrompan en el mismo núcleo aquellos principios originales y constituyentes que lo hacen lo que es?».

Las moscas, sí…Corrompida la civilización cristiana, infectada, degenerada, degradada y podrida por la ideología del marxismo cultural, su putrefacción atrae a las moscas, que revolotean implacables alrededor de una cabeza de cerdo descompuesta que simboliza Occidente en la actualidad: cuadro dantesco para el inminente Armageddón.
Moscas comandadas por Belcebú, su Señor, el Señor de Weishaupt, de Marx, de Lenin, de Frankfurt, del NOM…


Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Advertisement
Deje aquí su propio comentario

A Fondo

MAGA, VOX y la nueva derecha: entrevista a Hermann Tertsch, por Vanessa Vallejo

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  • 8
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    9
    Compartidos

“Salir de Cuba, salir de Venezuela o salir de cualquiera de estos países e irte a votar por los amigos de Maduro o por los amigos de Castro, realmente a mí me parece que es un disparate”

l pasado domingo 14 de febrero VOX consiguió superar, en las elecciones en Cataluña, tanto en votos como en escaños, al histórico Partido Popular (PP). Ahora VOX liderará la oposición en Cataluña. El fenómeno de nuevos movimientos de derecha que se apartan de lo que en España se conoce como la “derechita cobarde” se repite con fuerza en diferentes lugares del mundo. Y es que la derecha popular exige a sus políticos que, una vez elegidos, no traicionen a sus votantes gobernando como la izquierda. En la entrevista de hoy hablamos con el periodista español Hermann Tertsch sobre el auge de esta nueva derecha y movimientos como VOX o MAGA que surgen en rechazo a una derecha deformada y cobarde.

VV: VOX acaba de conseguir en las elecciones realizadas en Cataluña el pasado domingo 14 de febrero superar por primera vez en votos y en escaños al Partido Popular (PP), por lo tanto va a liderar la oposición en Cataluña. ¿Cuál es su análisis de lo que ocurrió en Cataluña?

Loading...

Hermann Tertsch: Es muy importante lo que ha sucedido en Cataluña, es histórico, tiene un inmenso mérito para VOX porque se ha producido un éxito rotundo en unas condiciones absolutamente tremendas, de acoso y de violencia contra este partido, y en esas circunstancias el conseguir once escaños en el Parlamento catalán, donde los medios y todo el entorno es absolutamente agobiante, en el sentido de: sin fisuras militantes en favor de los separatistas y de la izquierda, esa heroicidad de VOX de haber estado en todos los rincones de Cataluña, siendo agredido, siendo apedreado, siendo amenazado en todas partes con todo tipo de vilipendios y de difamaciones, pues tiene un mérito enorme.

Tiene el valor político de que ha demostrado un mensaje de defensa de la nación española sin fisuras, sin apaciguamiento a los separatistas ni a sus cómplices de la izquierda española, es una política que tiene un proyecto y un futuro en en el Parlamento regional y, desde luego, que ha superado con creces tanto al Partido Popular como a Ciudadanos, que han hecho una política digamos, entreguista, siguiendo la tradición de la derecha española, buscando votos en la derecha para después aplicar políticas y soluciones que solo favorecen a la izquierda o que son realmente proyectos propios ideológicos de la izquierda.

En ese sentido, dentro del drama total que es la política catalana —porque llevamos casi medio siglo— llevamos cuarenta años permitiendo que un proyecto totalitario y antiespañol como es el separatismo, y el separatismo de izquierdas que es el que prevalece en Cataluña, utilice el dinero del Estado para generar división, para educar y adoctrinar en el odio a la juventud, a los niños en Cataluña, y que el resultado de tantos años de permitir, de tolerar lo intolerable, nos han traído hasta aquí, dentro de esa tragedia general que explica que los tres principales partidos sean el partido de Sánchez, el partido del golpista Junqueras y el partido del prófugo y no menos golpista y delincuente Puigdemont; pues que dentro de ese drama que es la política catalana en este momento hay por fin un rayo de luz y que ese rayo de luz es un proyecto democrático nacional español que devuelve las libertades.

Hablamos de un régimen que prohíbe a los a los ciudadanos ser educados en su propia lengua, se persigue el español en la educación, se maltrata a quienes rotulan sus negocios en español, cada día hay menos libertades y cada día es más agobiante y estrangulador, hablamos de supremacismo nacionalista anti-español izquierdista.

VV: Lo que mencionabas de esos partidos que captan los votos de la derecha pero que en realidad cuando van a gobernar lo que hacen es aplicar muchas cosas de la izquierda, esa derecha popular decepcionada es algo que, creo, no solamente está pasando en España, sino en muchas partes del mundo, es por ejemplo lo que está pasando también acá en Estados Unidos con el Partido Republicano y ese voto de Trump tan fuerte. Y es que a pesar de que Trump perdió las elecciones, hay que decir que aumentó en votos y que ahora se ha creado todo un movimiento alrededor de él, MAGA, un movimiento que está muy fuerte y que se aleja en muchos aspectos del Partido Republicano. ¿Cómo ve ese fenómeno mundial de una derecha popular que exige eso a sus políticos y de políticos que se van haciendo a un lado de esos partidos históricamente de derecha?

Hermann Tertsch: Es que ya está bien, es una reacción popular lógica, la nación exige su espacio y a la nación la están intentando liquidar. De lo que se trata es de un proyecto global de liquidación de las naciones, de hacer desaparecer las naciones que son el continente de la democracia, no existe otro continente para la democracia que la nación y sin embargo ellos están intentando destruir las naciones, precisamente para convertirnos a todos en unos súbditos de unas supraestructuras dirigidas por grandes intereses de grandes corporaciones. Es lo que estamos viendo en este momento en Estados Unidos, esa alianza siniestra entre la extrema izquierda y las grandes corporaciones y las Big tech, y de los lobbys que perdieron y se sintieron perdedores con Trump y que vuelven en este momento al poder.

En España hablamos de que cada vez son más exvotantes de la izquierda y que son cada vez más personas que no vienen del Partido Popular sino que vienen de la Reacción Nacional, pero que se une a VOX porque piensan que son realmente los únicos representantes genuinos de la nación española en este momento.

Ese es su gran éxito, tratar de acabar con este fenómeno perverso de que se votaba por unos partidos que pedían el voto para la derecha y después unidos dentro del consenso, dentro del sistema, realmente lo que hacían era repartirse el poder con una izquierda que siempre tenía la supremacía ideológica y que siempre imponía su agenda. Nosotros hemos tenido al Partido Popular con una mayoría absoluta con Rajoy en España y no ha movido ni una coma de las leyes ideológicas perversas que puso Zapatero de memoria histórica, de género, etc, todas las las leyes ideológicas de la izquierda permanecieron intactas bajo esos gobiernos de supuesta derecha pero esa supuesta derecha ya se ha agotado y desde luego en Cataluña lo han demostrado en este momento están en una profunda crisis.

Lo que parece ya perfilarse con claridad y cristalizar es que VOX es la única alternativa nacional que existe en España hoy en día a ese frente popular de socialistas separatistas, que son un proyecto totalitario antiespañol para romper la continuidad histórica de España, destruir la nación, derribar la monarquía, hacer pequeñas repúblicas que sean fácilmente manejables y controlables y que no haya una nación que se pueda defender.

En ese sentido VOX es el fenómeno nuevo que da esperanza frente a esa agotamiento como digo del consenso, en este sentido sí somos el equivalente al MAGA en Estados Unidos donde gran parte del Partido Republicano se ha vuelto al sistema y ha ido pidiendo más o menos de rodillas a la izquierda y al Partido Demócrata que lo acoja en su en su seno anti-Trump, por decirlo de alguna forma, es un poco lo que ha pasado aquí con Casado, quien quiso destruir a Abascal y terminó dándose un tiro no en el pie sino quizá en la cadera, sino es que en la cabeza.

VV: En este despertar de la gente que está cansada de esos partidos que dicen ser de derecha pero luego gobiernan como si fueran de izquierda, cuando se empiezan a tomar fuerza y cuando empiezan a surgir movimientos como MAGA o partidos políticos como VOX en España, esta gente que los apoya empieza a ser víctima de una violencia que no es una violencia simbólica, como le llama la izquierda, sino violencia de verdad, entonces así como en España uno ve que a los políticos de VOX les toca salir con policías y los agreden de verdad y les sale sangre de verdad por las agresiones físicas de la izquierda, acá en Estados Unidos, por ejemplo en Washington, salir con algo de MAGA es peligroso, hace poco en una MAGA march apuñalaron a uno de los líderes de los Proud Boys —un grupo dentro de MAGA—, ¿Cómo analizas tú esa violencia hacia las personas que apoyan estos movimientos de verdad derecha y eso a qué puede llevar en una sociedad?

Hermann Tertsch: Hemos visto que la izquierda tienen carta blanca para la violencia, para recurrir a cualquier tipo de métodos, aquí se disculpa al terrorismo de ETA por parte de aliados del gobierno y del gobierno mismo, porque estamos viendo que en el gobierno tenemos grandes justificadores del terrorismo y grandes aliados de las FARC, tenemos el representante de las FARC, a Henrique Santiago, que dirigió las negociaciones en La Habana, ahora es un diputado español. El representante de la mayor banda narcoterrorista del mundo, aliada con el Cártel de Los Soles y con el régimen de Maduro, estamos hablando de una gente muy peligrosa que no tiene el más mínimo escrúpulo, creo que han logrado normalizar esa violencia por parte de la izquierda contra todo el que discrepe de de ellos, independientemente de cómo se perfile, recurren a las acusaciones. Primero hay unas grandes campañas de llamarte nazi y/o fascista y si eres nazi o fascista se justifica ya cualquier cosa contra ti. Si no estas de acuerdo ya eres nazi o fascista y si es así pues hay que combatirte con todos los medios posibles.

La violencia que despliegan es cada vez más masiva y más brutal. Vamos a ver cómo sigue esto, pero nosotros lo que hemos visto es que en Cataluña ha habido una una gran respuesta por parte de mucha gente que en condiciones muy malas, por la pandemia, por las amenazas, porque mucha gente tiene miedo realmente de votar VOX porque se pueden enterar, por lo que sea, y pese a ello hemos tenido un inmenso éxito después de una campaña electoral absolutamente épica como ha sido, eso demuestra que hay gente con con coraje y que la gente con coraje también contagia en el mejor sentido y va extendiéndose ese valor de hacer frente al rodillo totalitario de la izquierda de siempre, que son lo que son, que son Venezuela, que son Cuba, que no hace falta dar muchas lecciones a la gente, no debiera ser necesario explicare de qué son capaces quienes asesinan y torturan y llevan teniendo 62 años en una cárcel toda la población cubana, ¡por Dios! y lo que están haciendo y lo que han hecho con el país más rico de América, con Venezuela, que tiene siete millones de venezolanos ahora desperdigados por todo el continente y por otros continentes también, en unas condiciones calamitosas, terroríficas, pero huyendo del hambre, de la tortura, de la arbitrariedad monstruosa y criminal de un régimen como el de Maduro.

Y ese régimen de Maduro y el cubano, gracias a ayudas y complicidades, muchas también de democracias, está logrando expandirse más, y con el dinero de la cocaína están logrando recuperar gran parte del continente y quedarse con el continente, están desestabilizando a las democracias que quedan y están fortaleciendo a las tiranías que hay y ese es el camino que estamos viendo en este momento y que es terrorífico. Por eso nosotros hemos presentado en Madrid la carta VOX, y el líder de VOX, Santiago Abascal, ha presentado el Foro de Madrid como una gran reacción frente al Foro de Sao Paulo, frente al Grupo de Puebla, frente al narco-terrorismo y al narco-socialismo. Queremos nosotros articular las sinergias dentro de América y en Europa nosotros somos los primeros amenazados porque ya no es una cosa de América, de que la guerrilla en Colombia o los terroristas desde Colombia pasándose a Ecuador, no, es que nosotros tenemos a esos a esos mismos en el Gobierno de España, en el Parlamento de España tenemos a gente que son los aliados y los cómplices de Maduro y de todos los asesinos que andan sueltos por allí dedicados al narcotráfico y al asesinato y al secuestro y a crear esa maquinaria de la intimidación totalitaria con la cual van a avanzando en Colombia como en todos los demás países.

Es terrorífico lo que hay y frente a eso, tenemos que ser lúcidos y valientes para defender la libertad, la nación que es la base para todas democracias y la verdad, la verdad frente a todas esas oleadas de mentiras y de manipulaciones que recibimos diariamente por los medios, con los medios son un capítulo aparte, los medios están en gran parte comprados pero en gran parte adoctrinados, ya las élites universitarias en Estados Unidos se ha visto lo que son realmente; lo que produce ese tipo de militantes que no son periodistas y son solo militantes y nuevos clérigos, no son intelectuales, son clérigos de la nueva religión que es la misma religión totalitaria que lleva cien millones de muertos en un siglo y seguimos sin escarmentar, y siguen volviendo a intentarlo, solo producen hambre miseria, dolor, horror, terror y fracasan, y vuelven a empezar, vuelven a matar, vuelven a torturar y vuelven sojuzgar y a esclavizar a los pueblos, y vuelven a fracasar porque no les puedes dar más que hambre, miseria y fracaso y eso es en lo que tenemos que demostrarle a las sociedades. Demostrarles con la verdad que esas vías del socialismo por muy narco que sea, por mucho dinero que tenga para campañas electorales como ahora en Ecuador y como antes en Bolivia, que son una vía solo a la miseria y al desastre, que no va a haber igualdad, que ellos van a ser los más desiguales.

VV: Hermann yo quiero pedirte un análisis y tu mensaje para los latinos en Estados Unidos que están viviendo un poco ese encantamiento de la izquierda, de los demócratas diciendo que es su partido el que ayuda a los latinos, que les van a dar permisos para quedarse y ese tipo de cosas, y entonces aunque el voto republicano ha ido creciendo, los demócratas tiene todavía muchos latinos encantados con este tipo de cosas y votando a su partido, creyendo que el Partido Demócrata es el partido de los inmigrantes.

Hermann Tertsch: Es un disparate, y yo creo que salir de Cuba, salir de Venezuela o salir de cualquiera de estos países e irte a votar por los amigos de Maduro o por los amigos de Castro, realmente a mí me parece que hay que tener mucho estómago o estar muy muy equivocado, haber recibido mucha información muy muy muy torcida y muy perversa para llegar a esas conclusiones. Lo único que va a hacer Kamala Harris va ser fortalecer las dictaduras y ayudar a que esas dictaduras se vayan expandiendo y que gran parte de los mecanismos de esas dictaduras se vayan también metiendo, como se está metiendo el discurso en todo lo que es el tejido americano, en Norteamérica, por Dios, en Estados Unidos de América lo que está pasando dentro de los colegios, en las universidades, es terrorífico. Es terrorífico y forma parte de toda esta apuesta global de acabar con nuestras libertades. En ese sentido creo que nuestro proyecto, el proyecto de futuro en prosperidad sólo puede ser en libertad, no hay ningún proyecto totalitario que vaya a llevar a mejorías sociales aunque le regalen bolsas de comida durante la campaña o se las prometan para después y les prometan lo que sea, vean cómo está Cuba vean cómo está Venezuela, no hay opción por ahí y desde luego USA va a sufrir también ahora con un gobierno que solo sabe regular, que solo sabe de la injerencia, que no cree en la libertad, sino que cree en órdenes ejecutivas y que sobre todo va a empezar a saquear al país como nos están saqueando a los españoles.

Lo que ha hecho este Gobierno de Sánchez desde que ha llegado ha sido buscar fórmulas de quitarle el dinero a los ciudadanos de todas las las formas posibles, no hay impuesto que no se inventen, no hay impuesto que no suban, no hay excusas que no tengan para grabar cosas, todo ello para unos gastos que son gastos de clientelares, que son gastos para comprar voluntades, que son gastos para mejorar sus vidas, las vidas que han ido cambiando de una forma espectacular en dos años. Es que es una obscenidad lo que está pasando, aquellos que prometían que iban a tener máximo dos salarios o tres salarios mínimos están recibiendo fortunas, están contratando a todos sus primos, sus tíos, sus familias, la ministra de Igualdad, que es la mujer del vicepresidente Pablo Iglesias, eso es una cosa inaudita que eso solo pasa en Nicaragua con Murillo y con Ortega, son cosas que jamás en Europa tolerarían pero han pasado en España, porque nos han traído los códigos de Ortega, de Murillo, de Maduro y de su mujer, y de las “guapitas” de Chávez, de las novias de Chávez, que después hacía millonarias, ese estilo que aquí es absolutamente inaudito, lo han traído al Gobierno de España, y resulta que la ministra de Igualdad, Irene Montero, la señora ahora de Pablo Iglesias, ha llegado a ministra cuando ningún mérito tiene y sin embargo está de ministra siendo semi analfabeta, como la Murillo, se han roto todos los códigos de dignidad, de decencia, los códigos estéticos. Ahora se ha sabido que ha contratado a una señora con el máximo nivel de la administración, nivel treinta, que es de director general y es para cuidar a sus niños, ¡cuidando a sus niños! En fin, estamos hablando de cosas inauditas, que es eso: es la tiranía, el despotismo y la arbitrariedad de la gente que no se atiene a las leyes, que no cree en las leyes, cree en la fuerza.

La izquierda nos desmantela las democracias, pero es que ya no es que las democracias más frágiles de América se vean en peligro y las desestabilicen y creen una una dictadura, estamos hablando de las democracias dentro de la Unión Europea, donde se están comprando voluntades, donde el señor Monedero recibe dinero y sale y entra con dinero de Chávez, y hablamos de los cuatrocientos y pico mil en dólares supuestamente por un proyecto de este señor Monedero que no sabe nada, no tiene idea, de lo que se trata el supuesto estudio por el que le pagaron.

Estamos metidos en una vorágine que es la vorágine de unas cúpulas criminales que no son políticos, que son criminales, que son mafias ideologizadas que se nutren del narcotráfico y que tienen un proyecto totalitario para toda América y en Europa necesitaban una cabeza de puente para entrar en la Unión Europea y empezara a pervertir el sistema en Europa también y ya han dado el saldo, ya están en España, están en el gobierno, es un desarrollo muy peligroso pero todos nuestros hermanos iberoamericanos tienen que saber que nuestro futuro no está en que todos se vayan a Miami, o que todos le pidan al señor Biden que les deje entrar para que tengan una mano de obra barata los amigos del señor Biden, de lo que se trata es de que creemos las condiciones para que tengamos unas vidas libres y dignas en nuestros países, con seguridad, y eso es lo qué tenemos que reclamar, y para tener eso era mucho más lógico creer en unos Estados Unidos firme frente al mal que es el narco socialismo, que tener en Washington y en la Casa Blanca a unos cómplices corruptos de todas estas aventuras supuestamente progresistas, que no traen progreso para nada sino que traen miseria para todos.

 

El American.


Comparta este artículo.
  •  
  • 8
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    9
    Compartidos
Continue Reading

Internacional

¡MUY GRAVE! El COVID-19 ES UN ARMA, HA SIDO CREADO EN UN LABORATORIO Y TENEMOS LAS PRUEBAS: Documentos filtrados del Banco Mundial indican que el Covid fue creado en 2018 en laboratorios y que durará hasta el año 2025

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  • 8
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    8
    Compartidos

Informes filtrados del Banco Mundial indican que la propagación del Covid forma parte de un plan diseñado en 2018 y que se prolongará hasta 2025. De acuerdo a las mismas fuentes, el Banco Mundial previó la compra masiva de test en el año 2018, lo que reforzaría los argumentos de quienes sostienen que la pandemia surgió deliberadamente.

Según los informes, el virus surgió de la mezcla y selección de genes virales de murciélagos y cerdos. Entre 2016 y 2017, se identificó un coronavirus en los murciélagos de herradura y confirmó que fue el responsable de la muerte de unos 25.000 lechones en el país asiático, utilizados presumiblemente como cobayas.

Loading...

Entre 2016 y 2017, miles de cerdos recién nacidos en numerosas granjas de la provincia meridional de Guangdong empezaron a morir misteriosamente, padeciendo síntomas como diarrea y vómito.

En principio los investigadores sospecharon que el culpable era el virus de la diarrea epidémica porcina (PEDV, siglas en inglés), pero nuevos exámenes, basados en análisis genéticos, les permitieron comprobar que se trataba del SADS, o síndrome diarrea aguda porcina.

«Cuando pusimos este germen bajo el microscopio, confirmamos que era un virus nuevo de la misma familia del PEDV y el SARS (Síndrome Respiratorio Agudo y Severo). Los murciélagos son reconocidos como depositarios de un gran número de patógenos, por lo tanto empezamos a rastrear el virus en muestras de murciélagos», dijo Shi Zhengli, un virólogo del Instituto de Virología de Wuhan, subordinado a la Academia de Ciencias de China.

De acuerdo con Shi, los investigadores recolectaron 591 muestras de murciélagos, mayoritariamente de aquellos de la familia de herradura, entre 2013 y 2016. De todas ellas, el 10 por ciento resultó positivo.

La investigación fue desarrollada de manera conjunta por científicos de China, Singapur y Estados Unidos, y los descubrimientos fueron publicados la semana pasada en la prestigiosa revista Nature.

«El estudio subraya la importancia de identificar la diversidad y la distribución de los coronavirus en los murciélagos para mitigar futuros brotes que podrían amenazar al ganado, la salud pública y el crecimiento económico», de acuerdo con los investigadores.

Los expertos manifestaron sentirse «aliviados» de comprobar que el virus no es transmisible a los seres humanos, después de examinar a los trabajadores que habían entrado en contacto con los cerdos contagiados en Guangdong.

«Muchas enfermedades infecciosas en los humanos, como el SARS, son de origen animal. Es posible que en el futuro el SADS se transmita de los murciélagos a los animales domésticos y, luego, de estos a los seres humanos», advirtió Ma Jingyun, investigador de la Universidad Agrícola del Sur de China, y uno de los coautores del artículo de investigación.

El trabajo fue una colaboración entre científicos de EcoHealth Alliance, Duke-NUS Medical School, Wuhan Institute of Virology y otras organizaciones, y fue financiado por el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, un componente de los Institutos Nacionales de Salud.

Por consiguiente, la noticia ya no es tanto la conspiración en sí misma, sino que «alguien» ha filtrado esos documentos para que no quede ninguna duda de que nos hallamos ante una pandemia creada por el hombre, confirmando así los argumentos defendidos por militares franceses hace sólo unos días.

 

 

DOCUMENTO COMPLETO EN FORMATO PDF. PUEDE SER DESCARGADO. DEJE QUE CARGUE COMPLETAMENTE. SON 64 PÁGINAS.

 

 


Comparta este artículo.
  •  
  • 8
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    8
    Compartidos
Continue Reading

A Fondo

El despertar de la derecha española

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Por C.S. Fitzbottom.-

La derecha española lleva dormida, al menos, 56 años. Es mi teoría de filatélico. En 1964 hubo una extraordinaria emisión de sellos, conmemorando los XXV años de paz.

La guerra civil había concluido hacía casi una generación, y el régimen de Franco, en vez de su victoria, hablaba ya de lo construido en común, de reconciliación, con el mismo espíritu con el que se acababa de inaugurar apenas unos años antes el Valle de los Caídos, recogiendo los restos de las víctimas de uno y otro bando.

Loading...

Puede que de aquellos sellos arranque mi amor a España. Quizás por eso tenga más presente aquel aniversario. Puede que fuera antes o después. De lo que estoy seguro es que, a diferencia de la derecha británica o la francesa, la portuguesa o la italiana, la norteamericana o la japonesa, la derecha española está presa de un terrible complejo, que puede que esté concluyendo en esta extraña época de reclusión.

En las últimas elecciones, hace apenas unos meses, casi la mitad de los votos en España fueron ido a opciones de centro, centro-derecha y derecha; y casi la otra mitad, a partidos de centro-izquierda, izquierda y extrema izquierda. Curioso. Fue casi lo mismo en las anteriores. Y en las previas. Y en las de 1977. Y en las de 1936. Y siempre que se llamó a los españoles a votar en libertad. Casi igual que en el resto del mundo. Porque en todas partes la mitad de la población cree que es bueno que los que corren mejor la carrera tengan un premio y que el sistema se base en eso. Y la otra mitad cree que no se puede privilegiar a los hijos de los que corrieron mejor la anterior carrera, y que el sistema produce esas injusticias, que hay que corregir. Esa podría ser una simplificación de qué significa ser de derechas y de izquierdas. Existe esa discrepancia en todo el mundo. Peter Jordan tiene magníficas charlas y conferencias en YouTube que les recomiendo y que explican muy bien la cuestión. Para todo el mundo. Pero el caso de España es distinto. A mí al menos siempre me lo ha parecido.

La izquierda, desde su control de los medios de comunicación, imperante desde 1968 en todo el mundo, y en España desde 1977, ejerce una increíble supremacía moral. Las causas que defiende son siempre justas, sensatas, razonables, morales, superiores y llevan a una evolución imparable hacia un bien mayor. Para ellos, la derecha es lo que incomprensiblemente se opone a tanta bondad, y por tanto es injusta, insensata, irracional, hipócrita y un fósil del pasado. Si encima sus ideas las expresan personajes como Donald Trump, se explica por sí misma en su peligro intelectual y real. Esta es la doctrina oficial en todo Occidente, especialmente en Europa.

Pero no quiero hablar hoy de la derecha en el mundo, especialmente porque en el mundo anglosajón, no es la parte débil del debate, y aún hay muchos foros en los que la izquierda puede ver mostradas sus vergüenzas en público. El caso español, para cualquier observador extranjero, llama la atención como un raro espécimen. Y permítanme una brevísima excursión por la historia reciente de su país, a quien tanto quiero y admiro.

Después de más de sesenta años de turbulencias civiles, la derecha española decidió organizarse y moderarse para darle a España medio siglo de estabilidad, desde 1874 a 1923. La derecha española se avergonzó finalmente de la aventura militar de Marruecos y entendió el drama del problema obrero en las capitales y de los jornaleros del campo. La derecha dio una oportunidad a la modernidad en 1931, aceptando con optimismo una república, que se imponía a pesar de haber perdido las elecciones municipales, y cuyo control asumió una izquierda que desde el primer día atacó sus valores y decidió destruir todo cuanto la mayor parte de España consideraba importante.

Ardieron templos, se expropió –por tercera vez- a la Iglesia, se desmanteló el ejército, se vulneró la propiedad y se legisló una Constitución sectaria. Todo se aceptó. La derecha ganó las elecciones de 1933. El régimen republicano, la casta de entonces, se negó la permitirles el acceso al gobierno. La derecha lo aceptó. Y cuando ese gobierno no tuvo más remedio que incluir tres ministros del partido ganador de las elecciones libres –la CEDA-, entonces, en octubre de 1934, el PSOE, el PCE, la ERC, el PNV y los anarquistas –curioso, ¿les suenan esas siglas a los españoles de 2020?- se sublevaron violentamente, en un golpe de estado con ánimo de guerra civil, contra el gobierno legítimo y democrático de la república… ¡porque tenía tres ministros de derechas! En 1936, la derecha ganó las elecciones, pero la izquierda se hizo con el control del proceso electoral, y consecuentemente, del parlamento y después del gobierno. Ilegalmente nombraron a la mayoría diputados y con más ilegalidad aún, destituyeron al presidente de la república, Niceto Alcalá-Zamora. Ya lo había avisado el líder el PSOE, Largo Caballero, autoproclamado “el Lenin español”: “Si no ganamos el poder en las urnas, lo haremos en las calles”. Militantes socialistas y comunistas comenzaron a asesinar a vendedores de prensa de la oposición y a organizar grupos paramilitares.

El entrenador de uno de ellos, un conocido policía del PSOE, que había disparado sobre un falangista en una manifestación, fue asesinado en represalia en uno de los enfrentamientos callejeros que él alentaba. Sus compañeros, policías y guardias civiles del PSOE, salieron en venganza a matar al líder de la oposición. No encontraron al más votado, así que liquidaron al que más hablaba en el Congreso. Dos balazos en la cabeza acabaron con la vida de José Calvo Sotelo, como le había sentenciado Dolores Ibárruri unos días antes en el Congreso de los Diputados, cuando él había denunciado sus desmanes: “Es la última vez que hablas en esta cámara”.

Cuando se descubrió el cadáver del líder carismático de la oposición –como si hoy fuera el de Santiago Abascal- tirado en el cementerio, y se supo que se sabía pero que no se podía decir que habían sido oficiales de la policía, toda la derecha, la mitad de España, supo que tenía que pelear para sobrevivir. Luchar con la misma agresividad con la que había sido atacada en 1931, en 1934 y en ese mismo instante. Y comenzó la terrible guerra civil española. Ese conflicto tan intenso, tan terrible, tan inhumano y tan místico, que ha suscitado más libros escritos que la segunda guerra mundial. No fue una lucha entre democracia y fascismo, y sólo desde la ignorancia o el sectarismo más embustero se pueden contar las cosas de otra forma. Asesinaron los rojos, como venían haciendo, y ¡ay!, también asesinaron los azules.

Hubo misas de acción de gracias en plazas con el suelo aún lleno de sangre de los jornaleros recién fusilados. Se asesinó a maestros, a socialistas, a gentes bien intencionadas que creían en la república y en valores morales que veían tras ella. Y la “derecha”, que no es una doctrina, sino un forma de vivir, supo que había pecado. Era justo luchar por sobrevivir, y pareció un milagro de justicia ganar. Pero en 1945 se supo –no se sabía antes- que los aliados nazis habían sido aún más vesánicos que los comunistas. Y en 1950 aún se fusilaba o, peor aún, se mataba de miseria a los prisioneros en campos de concentración. Miguel Hernández no moría siquiera con la dignidad de Lorca, de un balazo en el pecho, sino en la indigencia, el hambre y el abandono sórdido de cárceles inmisericordes. La derecha supo que, en la victoria, había pecado.

Los veinticinco años de paz de 1964 parecían suficientes. Ya todos tenían o aspiraban al Seiscientos, al piso en propiedad, a las vacaciones de verano, al ventilador en el dormitorio y, por fin, la lavadora automática. La clase media fue igual para todos, y dejó de exigirse el certificado de adhesión al régimen para poder opositar a un puesto público. Ya, al fin, se dejaba de cargar a los hijos por los pecados de los padres. Y todo iba a mejor. Así fue también en 1965, y en todos los años siguientes.

La derecha se liberó de Franco, es la verdad. Sólo sus más adeptos aguantaban ya su cantinela con la masonería y el comunismo. La derecha quería Europa y democracia. ¿Cómo pedirles cuentas a Carrillo y a la Pasionaria de sus asesinatos en 1939? Perdón, reconciliación. Paso de página. Un régimen nuevo, un rey joven, elecciones, partidos, políticos nuevos, hombres guapos, como Suárez y González. Democracia, transición, progreso, Europa, mantras que todos los españoles aceptaban en común.

No fue exactamente como se soñaba. Y la derecha aguantó de todo. La ETA y sus mil asesinatos y sus decenas de miles de exiliados, huidos del País Vasco por la extorsión y el miedo. La expropiación de Rumasa. El laicismo del Estado y de sus medios de comunicación, copados por la izquierda. El permanente acoso amenazante a la Iglesia y sus colegios; la burla sistemática a sus creencias. La derecha se dedicó a sus estudios, sus negocios, sus empresas… y hubo una nueva oleada de bienestar económico y se renovó la promesa de la clase media española.

Pero ocurrieron Zapatero y Lehman Brothers. Un irresponsable, indocumentado y sectario, tras un misterioso asesinato colectivo –aún no ha sido explicado el atentado del 11 de marzo de 2004- llegó a la presidencia del gobierno hablando de una extraña “memoria histórica”, que más se parecía a las campañas de Goebbels o Lenin. Y una nueva crisis económica, en 2008, dio alas a una nueva izquierda, nueva en las personas, aunque con el mismo discurso de siempre y, curiosamente, con la misma aversión al gel de baño y al buen gusto.

Hubo cambio de caras en esos años. Hasta la del Rey cambió. Y nadie se dio cuenta de que muchas cosas estaban rotas. Esencialmente, los consensos de la Transición. Los comunistas, que habían “acogido de corazón” –dijo el Secretario General del PCE, Santiago Carrillo, el asesino de Paracuellos, en 1977- la bandera de España, volvían a ondear sólo la triste tricolor de la triste segunda república. Los socialistas, enfangados en una generación de corrupción, pensaban que la cura era controlar los medios de comunicación para que no se hablase de ello –y casi lo consiguieron-. Y la derecha… la derecha se identificó con unas únicas siglas, que, resignadamente, englobaban a conservadores, liberales y democristianos, y a las que votaban, con mayor resignación aún, los escasos nostálgicos del franquismo y todos aquellos, mayores aún en número, que simplemente no querían a la izquierda en el poder.

La verdad es que la derecha española -y ahora, déjenme que hable el extranjero- ella sabrá por qué, decidió, hace dos generaciones, vivir de prestado en su propio país, y considerar que su régimen político era propiedad moral de otros. Y ese préstamo, esa cesión, esa rendición, señoras y señores, ha llegado a su fin. La derecha española ha despertado.

La derecha española despierta por varias razones:

– Porque el Gobierno está formado por una coalición de comunistas y socialistas, apoyada parlamentariamente por secesionistas y filoterroristas, liderada por un Presidente que se presentó a las elecciones prometiendo que no haría precisamente ese pacto.

– Porque desde ese Gobierno, se amenaza a la propiedad privada, se insulta a la Iglesia, se cuestiona la patria potestad y se ataca a todas las instituciones básicas del Estado, desde el Rey hasta el Consejo General de Poder Judicial.

– Porque no es lógico que traten de gobernar España aquellos que sueñan con destruirla en vez de ofrecer un gran pacto nacional a la oposición, cuando ésta está dispuesta a aceptarlo.

– Porque esa alianza del señor Sánchez, contra su promesa electoral, con los enemigos declarados de España, hiere en sus sentimientos más íntimos a la mayoría de los propios votantes socialistas, que, no obstante, son los que más inermes quedan para expresar sus ideas políticas y su frustración con la situación actual.

– Porque la sensatez no tolera más pantomimas con esa falsa memoria histórica, que sólo es una falsificación sectaria de la historia real y un insulto a la voluntad de reconciliación que preside las relaciones reales y cotidianas de los españoles, desde antes incluso de la Transición, y afortunadamente, hasta nuestros días.

– Porque la violencia que sufren muchas mujeres, y las otras formas de violencia que se viven en los hogares, en todo el mundo, no caben ser encorsetadas en la manida ideología de género, y menos justificar el encarcelamiento sin pruebas y el fin de la presunción de inocencia y del habeas corpus.

– Porque del mismo modo que ese feminismo sectario, la izquierda ha tomado la bandera del animalismo y de las visiones apocalípticas del cambio climático, para desde la autoridad intelectual de personas que no sabrían diferenciar una vaca de un buey, imponer una nueva dictadura de pensamiento, que sólo busca dividir el mundo en buenos y malos, a decisión de los líderes totalitarios de esa rancia secta marxista.

– Porque la derecha, hace mucho tiempo que aceptó que, aunque uno crea en Dios y en lo que su Iglesia enseña, hay que respetar, como esa misma Iglesia manda, a aquellos que piensan distinto. Y esa derecha está cansada de esos nuevos dogmas feminazis, hembristas, animalistas, estatistas y antiempresariales, que pretenden ser enseñados obligatoriamente en las escuelas, como nueva religión laica y única verdad que todo el mundo tiene que aceptar.

– Porque la derecha se ha cansado de la burla impune y con el aplauso de los bufones televisivos, a costa de la religión, de la bandera, del Rey, de la patria, del himno, del ejército, de la Guardia Civil, de las tradiciones y de las creencias de los demás- Y que encima los detractores de ese “pensamiento” –por llamarle algo- único, tengan que sufrir las amenazas, los “escraches” y las exclusiones de los medios de comunicación que la izquierda impone.

– Porque da vergüenza el sectarismo izquierdista de la inmensa mayoría de esos medios de comunicación. Y la derecha está indignada de que sus líderes y prohombres sean incapaces de promover y sostener canales de televisión donde no se insulte su visión del mundo y se puedan contar las noticias desde su punto de vista también.

– Y porque la primera nación de Europa, que incorporó a la civilización cristiana occidental a medio mundo, no merece perecer en manos de analfabetos funcionales, que sólo quieren condenar a sus compatriotas a la miseria de Cuba y Venezuela y al control político de Corea del Norte, para que como allí, el líder carismático viva en mansiones pagadas con los impuestos que pretende controlar, como la vida de sus conciudadanos a los que antes ha hundido en la miseria.

Es muy posible que sin 29.000 muertos oficiales y posiblemente otros 20.000 ignorados, sin esa ocultación, sin tanta incompetencia, sin tantas mentiras, sin la sospecha de tantos robos, sin tanto sectarismo, sin tanta manipulación, sin tanta improvisación, sin tanta torpeza, y sin haber tenido a la gente encerrada durante dos meses, la derecha hubiera seguido dormida, conformándose como siempre con lo menos malo, resignándose a ser, como en los últimos cincuenta años, lo que sus enemigos de la izquierda habían decidido que eran: algo despreciable.

Pero la torpeza de la izquierda, esa que nace de la soberbia incontrolable, la ha hecho excederse y perder pie. Y ha despertado a la derecha. Que no parece que ahora tenga intención de volverse a dormir.

Bienvenida, España, a la normalidad democrática.


Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Continue Reading

A Fondo

Así manipula el canalla SOROS la educación mundial: ¡Ideología de género para todos!

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Por Javier Arias.

Ya hemos visto como ese proceso de destrucción, de las sociedades democráticas organizadas, pretende reducirnos a individuos aislados, sin raíces familiares, espirituales, nacionales, convirtiendo a las personas en masa informe, adicta y miedosa porque eso nos hace más manipulables.

Loading...

Ese proyecto, cuenta con el sustrato de un difuso pensamiento, supuestamente izquierdista, y los miles de tontos útiles que creen estar sirviendo a causas de liberación y bondad, cuando colaboran en un plan contra la humanidad y la libertad.

Hemos visto el esfuerzo ingente, por parte de los magnates, en la creación y financiación de miles de organizaciones, con lemas bienintencionados que sirven a sus intereses, a veces sin saberlo. Ese monto millonario encuentra eco en los miles de medios de comunicación y periodistas, financiados y serviles que ocultan y blanquean esos crímenes.

La educación es una parte esencial de la trama porque los individuos necesitan una estructura ideológica que les facilite integrar lo que sucede en sus vidas. Después del padre y la madre, la escuela es el primer vector de creencias, para la mayoría de la población. Al igual que con los medios de comunicación, hay un prejuicio positivo sobre la veracidad de lo que aprendes en la escuela.

Desde ese punto de partida, Soros y sus amigos, sus organizaciones y partidos, están condicionando nuestras escuelas en dos sentidos principales:

  • Por un lado, imponiendo a edades cada vez más tempranas su agenda de segmentación y división, centrada en la inclusión de las agendas LGTB y el pánico irracional que busca salvadores frente a amenazas que nos superan como el apocalipsis climático o las pandemias. Se sexualiza a los niños y su entorno, o se banalizan las drogas porque los adictos son más manejables, Al mismo tiempo se fomenta el desprecio y luego el odio al disidente, provocando su “muerte social”, o su expulsión del grupo.
  • Por otro, reduciendo la carga lectiva, despreciando hasta la eliminación el esfuerzo, el interés por aprender y el reconocimiento del saber. Su ideal es gente sin cultura, abandonada, cómoda en el rebaño y con envidia -que convierten en resentimiento frente al que destaca- haciendo todo lo posible porque se someta al montón. Las políticas educativas, de muchos países., ya han adoptado estos puntos de vista, con aprobados generales o planes de estudio adelgazados hasta el ridículo, la eliminación del valor de la memoria o la sustitución de la mente por el recurso a una máquina.

Universidades

Han hecho de las universidades otra de sus grandes bases de influencia. Ellas son, junto a los medios de comunicación y los aparatos culturales las grandes fábricas de ideas, de una sociedad como la nuestra. Por eso tienen que controlarlos.

Ya han encontrado decenas de facultades y cientos de departamentos lastrados por ese seudomarxismo de base, donde la influencia comunistoide todavía anima a muchos de nuestros “intelectuales”, incapaces de navegar por su cuenta. Algunos han hecho de sus problemas personales e incomodidades psicológicas materia de cátedra, con “estudios maricas” (que les gusta denominar Queer, por si les da una pátina de moda internacionalista) y desde la “perspectiva de género” que es trasladar el odio, de la fracasada lucha de clases, a las relaciones personales y a negar las realidades biológicas, en aras de que nadie pueda llamarte degenerado o enfermo mental, sin enfrentar el castigo al que disienta. El odio, la imposición de unas ideas y el aplastamiento de las demás, las están convirtiendo en leyes, en numerosos países.

George Soros anunciaba a principios de este año 2020- en el Foro Económico de Davos que patrocina él mismo- que donará 1.000 millones de dólares para crear una red mundial de universidades, a partir de la Universidad Centroeuropea (CEU) fundada por el magnate, inicialmente en Budapest y hoy en Viena ante los enfrentamientos con el gobierno húngaro de ViKtor Orban, uno de los más críticos con los planes de Soros.

Denominada “Red de Universidades de la Sociedad abierta” (OSUN por sus siglas en ingles) se justifica según su promotor como un arma “contra el autoritarismo”
cuando, precisamente una de sus características es no permitir la disidencia ni la libertad de cátedra. Hablan de promover los valores liberales,( individuos y sociedades , naciones y estados débiles) y el pensamiento crítico lo que quiere decir la imposición de sus estructuras ideológicas, “más allá de las fronteras geográficas y demográficas” en consonancia con sus planes de aniquilación de naciones y sociedades, impulsando además “el activismo cívico” , en lo que se integra con la Red Talloires(una asociación internacional de instituciones, bajo la dirección de la Universidad estadounidense de Tufts) cuyo objetivo es fomentar el compromiso cívico de la educación superior, también . para conseguir esa transformación, según el Bard College, uno de sus intentos previos y que forma parte de la estructura de la red. Muy ilustrativo que entre los signatarios fundadores de esta red figure, nada menos, que la Universidad de la Habana, bajo control directo de la dictadura.

 

La ofensiva final es ahora

El mismo Soros considera que OSUN es el proyecto más importante y duradero de su vida y querría “hacerlo realidad antes de morir”.

En realidad va a ser, si tiene éxito, el más importante y duradero porque se trata de conseguir la dirección mundial de la educación superior, de la formación de las élites y, en consecuencia, dirigir las sociedades que esas élites liderarán. Ningún dictador pudo soñar algo de tal amplitud y de tanta influencia directa, desde que la Iglesia Católica dejo de tener la hegemonía global.

Esa red va a ofrecer programas y titulaciones conjuntas, uniformando en extremos desconocidos, hasta hoy, el pensamiento mundial. Además, la élites necesitan conocerse y coordinarse y por ello la OSUN reunirá periódicamente a estudiantes y profesores de distintos países en debates presenciales y con más frecuencia en línea..

Como siempre, tales objetivos se enmascaran en una catarata de bonitas palabras y loables propósitos como “llegar a aquellos estudiantes que más lo necesitan”, principalmente en Asia, África y Latinoamérica, “y fomentar los valores de la sociedad abierta, incluidas la libertad de expresión y la diversidad de credos” en vez de confesar que es un plan globalista capaz de generar una masa critica suficiente para implementar, sociedades débiles y la imposición de esos gobiernos dóciles, bien penetrándolos (caso de España o Italia) o bien consiguiendo su destitución y posterior constitución de recambio como en las revueltas árabes, o de Chile .

Golpes de estado y revoluciones, desde arriba o desde abajo.

Controlando las universidades, controlan los “comités científicos” y los “comités de expertos” que validan, o desautorizan, lo que les convenga, en una situación de crisis como en la que estamos ahora, con el Covid19.

En OSUN y la Red Tallories ya hay acuerdos, con más de 300 universidades en casi 100 países. En España figuran la Autónoma de Madrid, la Oberta de Cataluña o la Politécnica de Valencia, entre otras.

Por áreas geográficas, los números son impresionantes:

• África (62)
• Europa y Asia Central (65)
• Asia Oriental y Pacifico (43)
• Latinoamerica (43)
• Oriente Medio y Norte África (19)
• Norteamérica (79)
• Asia del Sur (83)

Ya dominan cientos de campus, pero quieren avanzar porque creen que este es el inicio de su victoria definitiva y sienten que es ahora o nunca porque, si tu oprimes a una sociedad o la amenazas, antes o después surge la resistencia y no quieren dar tiempo a que esa resistencia se organice.


Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Continue Reading

Radio Cadena Española

¿Quiere recibir las últimas noticias en TELEGRAM?

ESCALPELO LITERARIO Y CINÉFILO

LOS LÍMITES DE LA MENTE

LA BANDERA ESPAÑOLA

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Translate/Traducir »