Ortega Smith, las Trece Rosas y aquellos milicianos... - ALERTA NACIONAL
Connect with us

España

Ortega Smith, las Trece Rosas y aquellos milicianos…

Published

on

Ortega Smith
Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Loading...

Alberto González Fernández de Valderrama .- La izquierda se ha lanzado con uñas y dientes contra Ortega Smith a raíz de sus declaraciones despectivas sobre las milicianas conocidas como las “Trece Rosas” que el Gobierno de Franco ejecutara al finalizar la guerra civil, como represalia por los asesinatos del comandante Gabaldón, su hija y su chófer, cometidos en julio de 1939 y probablemente como aviso a navegantes comunistas: “Cuando matéis a uno de los míos lo pagareis con muchos de los vuestros”.
Franco acababa de ganar una guerra contra el comunismo y la anarquía que había sumido a España en el desastre, que había robado su oro y saqueado su patrimonio; que había practicado una política de aniquilación -a las órdenes directas de Stalin- contra la Iglesia Católica, sus miembros, sus fieles y sus templos. Pero el Partido Comunista no se daba por vencido y quería reorganizarse; seguía en España moviendo a sus peones para tratar de darle la vuelta a la historia y seguir asesinando, torturando, violando e incendiando como en sus mejores tiempos. Porque hay que reconocer –antes de que la ley de Memoria Histórica nos obligue a todos a mentir- que esas cuatro actividades mencionadas las practicaban muy a gusto esos revolucionarios durante la guerra e incluso antes. Tal vez Ortega no estuvo muy acertado en lo que dijo textualmente sobre aquellas mujeres desgraciadas; pero sí estuvo acertado en lo que quiso decir, que es esto: “Con independencia de lo que realmente hicieran esas milicianas, pertenecían a las Juventudes Socialistas Unificadas, organización que había sido culpable de los crímenes más viles y espantosos que se hayan cometido jamás en España”.

Y es que esta organización tenía entre sus variadas misiones la de nutrir de carne fresca a los mataderos que funcionaban en las checas. Aquellos jovencitos socialistas, que no viajaban con una guitarra al hombro sino con un fusil cargado de balas, marchaban a bordo de camionetas y recorrían ciudades y pueblos para mantener el orden republicano, que consistía en aplicar el terror dejando hogares despoblados y calles ensangrentadas. Por poner un ejemplo: una monjita caminaba por una acera disfrazada de laica; de pronto alguien la reconocía como religiosa de alguna congregación, llamaba a un furgón de milicianos que pasaba por allí, la acusaba a voces de ser quien realmente era, y los milicianos daban gusto al denunciante pegándole un tiro a bocajarro a la pobre mujer, delante de todo el mundo y dejando tirado el cadáver en la calle para que se lo comieran los perros. Luego subían otra vez al camión y se ponían a entonar alguna alegre cancioncilla con la satisfacción del deber cumplido. Esta escena, que debió ser muy común en toda España, la contempló en Madrid el padre de un conocido mío.

Pero yo quiero contar una anécdota que ilustra mejor que ninguna otra que haya oído el “buen hacer” de estos milicianos. Y la escuché de mi propio tío, que fue su protagonista. Quien haya oído algo parecido que pueda imputar al otro bando le rogaría que me lo contara. ¿Es posible que alguien fuera condenado a muerte durante la guerra por el mero hecho de ser guapo?… ¡Pues sí!. Es sorprendente hasta el delirio; pero es exactamente lo que le pasó a mi tío. Me lo contó hace más de cuarenta años, pero no podría olvidarlo; y me gustaría dejar constancia de ello por si alguien algún día quisiera elaborar un catálogo de crímenes disparatados y pensara incluir un apartado para los que resultaron fallidos, que es exactamente la historia que voy a contar:

Mi tío había sido nada más y nada menos que un extraordinario futbolista del Real Madrid de los años veinte. Abreviando su apellido se hacía llamar Manuel Valderrama. Ahí está su ficha para quien quiera comprobarlo. Era un hombre muy vitalista que amenizaba las reuniones familiares cantando tangos y rememorando su vida pasada, de la que sentía muy orgulloso porque la suerte le había acompañado siempre de un modo asombroso; únicamente parecía haberle abandonado cuando una rotura de menisco truncó su fulgurante carrera y lo bajó de ese pedestal al que muy pocos deportistas consiguen subirse. A partir de entonces su suerte declinó, pero solo en el terreno deportivo, porque a quien nace con estrella, como era su caso, ésta nunca le abandona. ¿Y qué le pasó a mi tío?

Verán… Antes de entrar de lleno en la historia es preciso contarles que mi tío había estado en Hollywood a finales de los años veinte o principios de los treinta, en aquellos tiempos en los que los americanos se dedicaban de lleno a filmar películas en español para el público de origen latino y contrataban para ello a actores y actrices como José Mojica, Dolores del Río, Antonio Moreno y otros, con los que había llegado a mantener alguna amistad. También había conocido a Laurel y Hardy, a Chaplin, a Douglas Fairbanks…

Su álbum fotográfico daba buena cuenta de ello. Y como él era un hombre muy apuesto (había sido incluso modelo en un anuncio de chaquetas) recibió una jugosa oferta para interpretar un papel de galán en una película. Pero mi tío se debió cansar de aquella vida, echaba de menos a su familia y se volvió a España. También es preciso recordar que por aquellos años veinte el futbol no era un fenómeno de masas, los futbolistas apenas ganaban dinero y no existía la televisión, por lo que solo eran conocidos por los aficionados a este deporte. Además, durante la guerra civil, acabada ya su carrera futbolística, su imagen había dejado de salir en la prensa deportiva y podía pasar desapercibido por la calle sin que nadie lo reconociera.

Y aquí viene la historia que les quiero contar: En algún año que no puedo precisar de la guerra civil caminaba tranquilamente por el Paseo del Prado en dirección a su casa cuando un furgón de milicianos se detuvo a su lado y lo hicieron subir a bordo. Él pensaba que se trataba de una redada indiscriminada rutinaria, que lo llevarían a una comisaría para identificarlo y que al ver que no había nada contra él lo soltarían sin más, ya que era absolutamente apolítico y carecía por completo de enemigos. Nadie lo había reconocido y él tampoco había dicho nada al respecto. Se limitó a subir al furgón lamentando llegar tarde a comer a su casa. Su única culpa era ser un hombre apolíneo y eso no era motivo para ser condenado; acaso podía ser sospechoso de no pasar hambre o de ir correctamente vestido, pero… ¿tener buena pinta era delito?… No. Él estaba seguro de que sería puesto inmediatamente en libertad. Pero…

Pero ocurrió que le hicieron salir del furgón, lo llevaron directamente hasta el patio de un convento y lo pusieron firme frente a una tapia, haciendo fila entre varios frailes que aguardaban su ejecución inminente. Al cabo de un rato el pelotón preparó sus armas y se dispuso a fusilar a todos esos infelices. Él se encontraba petrificado por el terror. Pero…

Pero antes de fusilarlos, como debía ser de rigor, el jefe de la checa pasó revista a los condenados, ya que sus subordinados eran tan brutos que podrían haber detenido a su propio padre por ir bien peinado y no era cosa de dejarlos actuar a sus anchas. Y así, pasó delante de mi tío mirándolo de refilón sin percatarse de quien era. Pero…

Pero de pronto retrocedió sobre sus pasos y mirándolo fijamente le dijo: “Oye…¿tú no eres Valderrama, el futbolista?”. Mi tío inmediatamente se presentó y el chequista, muy aficionado al fútbol, lo sacó de allí y lo acompañó a su casa en su propio coche. Llegó a tiempo de comer. Pero…

Pero no pudo comer nada, aunque salvó su vida. Y así pude yo conocerlo, escucharle cantar tangos y oír de su propia boca esta historia tan alucinante. La historia de un hombre condenado a muerte solo por ser guapo.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Advertisement
Loading...
Deje aquí su propio comentario

Cataluña

Junqueras desafía otra vez al Estado: “Volveremos a celebrar un referéndum porque no es delito”

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Loading...

«No tenemos miedo y la prisión es una parte más del camino hacia la libertad». «No renunciamos a la constitución de una república». «Volveremos a celebrar un referéndum porque no es delito» y, que el Gobierno de España reconozca que existe «un conflicto político», es una oportunidad para conseguir la independencia. Oriol Junqueras ha comparecido, este martes, en la comisión del Parlamento de Cataluña que estudia los efectos del 155 durante 2017 y 2018.

En un Palacio del Parlamento de Cataluña tomado por los Mossos d’Esquadra, Junqueras, líder de ERC, condenado por sedición y malversación a trece años de prisión y otros tantos de inhabilitación para cargo público, ha intervenido en la comisión parlamentaria cargando contra JpC, PP, Cs, periodistas, en diferente grado, y, sobre todo, el Estado, al que ha definido en varias ocasiones como deep state. Y se ha comparado con Lluís Companys y Séneca, entre otros.

Ante una gran expectativa mediática, y recibido con vítores y gritos de «libertad, libertad» por diputados de los grupos secesionistas, e institucionalmente por Quim Torra y Roger Torrent, presidente de la Generalitat y del Parlament, respectivamente, Junqueras, durante una hora y cuarenta minutos, ha intentado aleccionar a todos los rivales políticos con su habitual tono de telepredicador, que ha encantado a los diputados de ERC, sobre todo, que junto a los de JpC y la CUP han acabado por aplaudir de pie su intervención.

Junqueras, que ha insistido en su «voluntad de diálogo», ha señalado que, desde su punto de vista, la posición de debilidad del Gobierno de España, que preside Pedro Sánchez (PSOE), es una oportunidad para los independentistas: «Es la primera vez que el Gobierno reconoce que hay un conflicto político en Cataluña y que se tiene que tratar cara a cara. Es un paso adelante. Ahora hemos de aprovecharlo y ser más que nunca. Hemos de seguir».

En esta línea, en un mensaje dirigido directamente a JpC, partido con el que ERC forma el gobierno autonómico catalán y con el que ayer mostraron claras y públicas discrepancias a la hora de aplicar la inhabilitación a Torra en el Parlamento de Cataluña, Juqnueras, ha indicado: «No condicionaremos nunca ningún diálogo pese a que nosotros estemos en la prisión». Además, se ha jactado de que ya no esté el PP en el Ejecutivo: «Los que nos querían decapitar ya no están; yo, sí», ha añadido.

Sin ánimo de rectificar, ni pedir perdón (como le ha exigido Lorena Roldán, líder de Cs, que ha intervenido para reprocharle su actitud y, después, ha dejado la comisión) por los sucesos de 2017, con la convocatoria de un referéndum ilegal, el líder de ERC ha reiterado su intención de volver a hacer lo que le ha llevado a la cárcel. «No tenemos miedo y la prisión es una parte más del camino hacia la libertad. Nada de lo que hicimos es delito, celebrar un referéndum no es delito porque no está recogido en el Código Penal. Nuestra prisión es claramente injusta. No renunciamos a la constitución de una república. Volveremos a celebrar un referéndum», ha añadido.

Durante su intervención también ha tenido palabras contra «las cloacas del Estado», que ha definido en varias ocasiones como deep state, y ha acusado a la administración del Estado -sobre todo al Ministerior de Interior en la época del PP- de «inventarse» pruebas así como de manipular a los jueces. «Confunden Justicia con venganza», ha añadido. Antes de finalizar, Junqueras -que ha dicho en varias ocasiones que es «feliz»- ha indicado que «no pasa nada» por volver a la cárcel (que lo hará esta misma tarde alrededor de las 19.00 horas, una vez que acaben las intervenciones del resto de exconsejeros presos que comaprecen en la comisión), porque «en la prisión encontramos a mucha gente más honrada que los poderosos que nos encarcelan».


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

España

El PP pide la comparecencia de Pablo Iglesias por la prostitución de menores tutelados

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Loading...

El escándalo sobre la prostitución de menores tutelados en Mallorca no está teniendo una firme respuesta del Gobierno ni ninguna dimisión por la gravedad de los hechos. Es por esto que el grupo popular ha pedido que Pablo Iglesias, vicepresidente del Gobierno socialcomunista de Derechos Sociales, comparezca en el Congreso para dar explicaciones.

Así lo ha anunciado en Palma la diputada del PP balear Marga Prohens, que ha explicado que con esta petición de comparecencia quieren que el vicepresidente «se pronuncie y se haga responsable de este caso». Además, Prohens ha lamentado «cómo se ha gestionado tanto por parte del Govern balear como del Gobierno el mayor escándalo de trata y explotación de menores que ha salido a la luz».

«Queremos que hable el vicepresidente del Gobierno porque estas niñas son responsabilidad de las administraciones», ha dicho en relación con la explotación sufrida por 16 menores tutelados por el Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales (IMAS).

La diputada mallorquina ha lamentado que se hayan producido estos casos, así como «todos los testimonios de técnicos que salen a la luz y lamentan que nadie les hizo caso y la pasividad de las administraciones públicas».

Prohens ha asegurado que «lo más triste, aparte de los hechos es que, una vez salen a luz, gracias a los medios de comunicación y tapados por el silencio cómplice de los gobiernos de izquierdas, aquí nadie se hace responsable».

En opinión de la diputada, esa falta de asunción de responsabilidades políticas «es un insulto a las niñas y al sistema de protección de menores en el que todos necesitamos confiar»

La diputada ha detallado que el PP también registrará preguntas en ese sentido en el Congreso y reclamará la comparecencia de la ministra de Igualdad, Irene Montero, para que dé explicaciones, porque ha recordado que el caso de Mallorca se conoció a raíz de una denuncia de una violación grupal por parte de una menor.

 


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

España

Pablo Iglesias convenció a la vicepresidenta del gobierno de Maduro de que viajara a España para reunirse con Sánchez

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Loading...

La periodista venezolana Ibéyise Pacheco asegura que fue Pablo Iglesias quien maniobró para que la vicepresidenta del gobierno de Maduro, Delcy Rodríguez, viajara a España con la finalidad de reunirse con Pedro Sánchez y contraprogramar así la visita del presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó.

En una entrevista en COPE”, Pacheco, periodista exiliada en Miami y con muy buenas fuentes dentro del Palacio de Miraflores, ha responsabilizado al vicepresidente del Gobierno de la polémica por el encuentro ‘clandestino’ entre Delcy Rodríguez y el ministro de Transportes José Luis Ábalos la pasada semana en el aeropuerto de Barajas.

Según su versión, Iglesias “habría animado a Rodríguez a venir a España bajo el convencimiento de que Sánchez la iba a recibir para contraprogramar la visita de Guaido”. Pero cuando el Gobierno conoce las intenciones del vicepresidente, todo se desbarata. La ministra de Exteriores, Arantxa González, se escandalizó y “les hizo ver que no pintaba nada esa señora viniendo a España”, asegura la periodista.

Sin embargo, el plan ya estaba organizado. “Pedro Sánchez, muy probablemente, tenía conocimiento de que Delcy Rodriguez iba en camino y con la intención de forzar una reunión entre Delcy Rodríguez y Sánchez propiciada por el Señor Iglesias”, argumenta la periodista venezolana Ibéyise Pacheco. “Y ahí es donde entra en acción el señor Ábalos y su nocturna visita a Barajas”, apostilla el comunicador. Según la periodista, Sánchez envió a su ministro de Transportes para encontrarse con ella y asegurarse, a su vez, de que se cumplían las sanciones aprobadas por la Unión Europea contra la ‘número 2’ de Maduro que le impide entrar en la zona schengen.

LA VERSIÓN DE ÁBALOS

Pese a los intentos del Gobierno, el paso de Delcy Rodríguez por el aeropuerto de Barajas y su ‘clandestino’ encuentro con Ábalos sigue arrojando muchas dudas. El ministro de Transporte reconoció este domingo que que mantuvo un encuentro con la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, entre “unos 20 y 25 minutos”, en los que no le dio tiempo “a tratar nada”.

En una entrevista en La Sexta, Ábalos explicó que, dos horas antes de ir a recibir al ministro de Turismo venezolano, recibió una llamada del ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, en la que le pidió que se asegurase de que la vicepresidenta venezolana no entrara en España.

Durante la explicación, el ministro negó que Rodríguez tocara suelo español y aseguró que el Gobierno de España “no incumplió resoluciones europeas”. “Hemos asegurado de que se cumplieran”, añadió.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading
Advertisement
Advertisement
Advertisement

Copyright © 2019 all rights reserved alertanacional.es

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
ArabicBulgarianChinese (Simplified)DanishEnglishFinnishFrenchGermanGreekItalianNorwegianPortugueseRomanianRussianSpanishTurkish
A %d blogueros les gusta esto: