Connect with us

Internacional

Reino Unido: los musulmanes radicales son bienvenidos, pero los cristianos perseguidos no deben ni molestarse

Published

on

Comparta este artículo.

Por Raymond Ibrahim.- En dos casos relacionados, Reino Unido ha negado el asilo a dos cristianos perseguidos basándose de forma estrambótica en sendas citas de la Biblia y de Jesucristo. Los dos cristianos, un hombre y una mujer, son dos exmusulmanes que pidieron asilo por separado, ambos de la República Islámica de Irán, el noveno país donde los cristianos son más perseguidos, en particular los musulmanes convertidos al cristianismo.

Un empleado del sistema de asilo de Reino Unido compartió hace poco sus experiencias. En su carta de rechazo del Departamento de Interior de Reino Unido, responsable de los asuntos de inmigración, le dijeron al hombre iraní que había unos pasajes bíblicos “incoherentes” con su afirmación de haberse convertido al cristianismo tras descubrir que era una fe “pacífica”. En la carta se citaban varios extractos de la Biblia, de los libros del Éxodo, el Levítico y San Mateo, presumiblemente, para demostrar que la Biblia es violenta, y dijo que el libro de las Revelaciones estaba “lleno de imágenes de venganza, destrucción, muerte y violencia”. La carta del Gobierno acababa así:

Loading...

“Estos ejemplos no son coherentes con su afirmación de que se convirtió al cristianismo tras descubrir que era una religión “pacífica”, a diferencia del islam, en el que hay violencia, rabia y venganza”.

En respuesta, Nathan Stevens, el empleado del sistema de asilo asignado al caso, tuiteó:

“He visto muchas cosas a lo largo de los años, pero incluso a mí me ha sorprendido al leer que esta diatriba increíblemente ofensiva se ha usado para justificar una denegación de asilo”.

Stevens añadió: “Al margen de tus opiniones sobre la religión, ¿cómo puede un funcionario del Gobierno elegir arbitrariamente pequeños extractos de un libro sagrado y después usarlos para tirar por tierra la razón sincera por la que alguien toma la decisión personal de seguir otro credo?”

No parece haber consciencia de que, a pesar de los puntuales versículos de violencia en la Biblia, su principal mensaje, en el Antiguo Testamento como en el Nuevo, se encuentra en Levítico, 19-18: “Ama al prójimo como a ti mismo”.

Al denegar la petición de asilo a este hombre, que se convirtió del islam al cristianismo, y presumiblemente forzar su regreso a Irán, el Gobierno británico está así sentenciándolo a muerte. En el segundo caso, a una solicitante de asilo iraní se le informó en su carta de rechazo:

“Usted afirmaba en su entrevista personal de solicitud de asilo que Jesús es su salvador, pero después dijo que Él no podría salvarla del régimen iraní. Por lo tanto, se considera que usted no está convencida en su fe y que su creencia en Jesucristo no es del todo sincera”.

La mujer, que desea permanecer en el anonimato, fue entrevistada en BBC Radio 4, y dijo:

“Cuando estaba en Irán, me convertí al cristianismo y la situación cambió, y el Gobierno estaban [sic] buscándome y tuve que huir de Irán […]. En mi país, si alguien se convierte al cristianismo, su castigo es la muerte o la ejecución”.

En relación con el proceso de asilo, dijo que siempre que respondía a su entrevistador del Departamento de Interior, “o soltaba una risita o algún tipo de burla cuando me hablaba”. […] Me preguntó: “¿Por qué Jesucristo no te defendió del régimen iraní o las autoridades iraníes?”.

Estos dos casos que han salido recientemente a la luz parecen ser sintomáticos no sólo de una abrumadora falta de lógica que choca a todas luces con la historia —obviamente, Dios no siempre ayudó a los que creyeron en Él—, también de lo que parece cada vez más un venenoso prejuicio del Departamento de Interior contra los cristianos. Por ejemplo, cuando sor Ban Madleen, una monja cristiana de Irak que huyó del Estado Islámico, pidió al Departamento de Interior permiso para visitar a su hermana enferma en Gran Bretaña, se le denegó el visado dos veces. En otra información, se cita una serie de otros cristianos a los que se les denegó el visado, entre ellos una monja con un doctorado en Teología Bíblica por Oxford, una monja por no tener una cuenta bancaria personal y un cura católico por no estar casado.

En otro caso, el Departamento de Interior no sólo negó la entrada a tres heroicos líderes cristianos —arzobispos honrados por sus esfuerzos para ayudar a cristianos perseguidos en Siria e Irak, que habían sido invitados a asistir a la consagración de la primera catedral siriaca de Reino Unido, un acto al que asistió el príncipe Carlos—, sino que también se burló diciéndoles que no quedaban “plazas en el hotel”.
Incluso se está deportando a cristianos que viven en el país desde hace tiempo. A principios de este año, Asher Samson, de 41 años, un cristiano que llevaba 15 años residiendo en Reino Unido y realizando estudios de teología, fue deportado de vuelta a Pakistán, donde había “recibido palizas y amenazas de extremistas islámicos”. (Ese trato es la norma para los cristianos en Pakistán, el quinto peor país del mundo en su persecución de los cristianos). El expárroco británico de Samson dijo:

“He recibido algunos mensajes de él. Está muy asustado, teme por su vida […]. Está escondido en Pakistán y su familia está terriblemente preocupada por él […]. Por el momento no tiene dinero para vivir, no puede trabajar […]. Reino Unido está mandando a la gente de vuelta a estos países donde sus vidas corren peligro”.

En cambio, un informe del Barnabas Fund reveló que, al ofrecer asilo, Reino Unido “parece discriminar a favor de los musulmanes” en lugar de los cristianos. Las estadísticas corroboran esta afirmación.

Las cifras obtenidas por el Barnabas Fund, tras una petición amparada por la ley de libertad de información, revelan que de 4.850 refugiados sirios aceptados por el Departamento de Interior para su reasentamiento, sólo 11 eran cristianos, lo que representa sólo el 0,2% de todos los refugiados sirios aceptados por Reino Unido.

Las estadísticas de años anteriores han mostrado la misma disparidad. Aunque los cristianos suponían aproximadamente el 10% de la población de Siria antes de la guerra, la abrumadora mayoría de los sirios a los que el Departamento de Interior ha concedido el asilo eran musulmanes suníes. Ese desequilibrio resulta aún más extraño si se repara en que el Estado Islámico (ISIS) es ella misma una organización suní que ataca a los no suníes, principalmente los yazidíes, los cristianos y los musulmanes chiíes, todos ellos grupos minoritarios que el Gobierno de EEUU reconoce como objetivos de un genocidio.

Como Lord David Alton de Liverpool, miembro vitalicio de la Cámara de los Lores, escribió al secretario de Interior, Sayid Yavid:

“Está generalmente aceptado que los cristianos, que constituyen alrededor del 10% de la población de Siria antes de la guerra, fueron un objetivo específico de los rebeldes yihadistas y que siguen en peligro […]. Al menos las estadísticas del año pasado demuestran de sobra que esto [la desproporción entre refugiados musulmanes y cristianos aceptados] no es una anomalía estadística. Muestra un patrón de discriminación, y el Gobierno está obligado por la ley a tomar medidas concretas para resolverlo”.

Puesto que a las minorías cristianas perseguidas —curas y monjas incluidos— se les niegan los visados, se podría extraer la conclusión de que tal vez el Departamento de Interior simplemente ha endurecido mucho los requisitos para el asilo. Esta duda se despeja enseguida cuando se ve cómo el Departamento de Interior concede regularmente visados y estatus de refugiados a extremistas musulmanes. Está por ver que a los solicitantes de asilo musulmanes se les deniegue el visado porque el Corán es demasiado violento, o porque “no tienen suficiente fe” en Mahoma.

A Ahmed Jasán, a pesar de no tener papeles —y a pesar de decirle al Departamento de Interior que “había sido entrenado como soldado del ISIS”— se le concedió el asilo dos años después de que lanzara un atentado terrorista en una estación de tren de Londres que dejó 30 heridos en septiembre de 2017.

El Departamento de Interior también permitió a un clérigo musulmán extranjero, Hamza Sodagar, que entrara y diera una conferencia en Londres, a pesar de ser partidario de que se decapite, queme o se tire por un puente a los homosexuales.

Además, según otra información, “se está obligando a adolescentes británicas a casarse en el extranjero, y están siendo violadas y embarazadas mientras que el Departamento de Interior ‘hace la vista gorda’ dándoles el visado a sus maridos [en su mayoría musulmanes]”.

El caso de Asia Bibi —una cristiana y madre de cinco hijos que ha pasado la última década en el corredor de la muerte en Pakistán por desafiar la autoridad de Mahoma— es quizá emblemático de la situación de la inmigración en Reino Unido. Después de ser finalmente absuelta el pasado noviembre, los musulmanes causaron disturbios en todo Pakistán. En una manifestación, más de 11.000 musulmanes exigieron su inmediato ahorcamiento público.

Como los paquistaníes suponen la mayoría de musulmanes en Reino Unido —el propio Sayid Yavid, secretario de Interior, es paquistaní—, cuando se enteraron de que Reino Unido podría ofrecerle asilo a Asia Bibi, también causaron disturbios. En consecuencia, la primera ministra, Theresa May, bloqueó personalmente la solicitud de asilo de Asia Bibi, “a pesar de que Reino Unido esté siendo rehén de secuestradores, extremistas y violadores [musulmanes]”, como decía un titular. Reino Unido, dicho de otro modo, estaba permitiendo abiertamente “que su política de asilo sea dictada por una turba paquistaní —dijo el Guardian— después de que se confirmara que le había pedido al Departamento de Interior que no le concediera asilo político a Asia Bibi en Reino Unido”.

Al mismo tiempo, el Departamento de Interior permitió a un clérigo paquistaní, Syed Muzafar Shah Qadri, considerado tan extremista que tiene prohibida la entrada incluso en su Pakistán natal, entrar y dar sermones en mezquitas de Reino Unido. Qadri celebró el asesinato de un político porque había defendido a Asia Bibi.

En resumen, la opinión musulmana local desempeña al parecer un importante papel en la política sobre inmigración de Reino Unido: los musulmanes radicales son bienvenidos con los brazos abiertos; los “infieles” cristianos no tienen ni que molestarse.

Refiriéndose a las dificultades que los solicitantes de asilo de minorías cristianas pueden encontrarse en el Departamento de Interior, Martin Parsons, director de investigación del Barnabas Fund, señaló que “se concedió dos visados en julio a dos líderes islámicos pakistaníes que habían pedido que se matara a los cristianos acusados de blasfemia”, y resumió así la situación:

“Es increíble que a estos cristianos perseguidos, que provienen de la cuna del cristianismo, se les diga que no hay sitio en el hotel, cuando Reino Unido está dando la bienvenida a islamistas que persiguen a los cristianos […]. Éste es un grave problema sistémico, si a los líderes islamistas que defienden la persecución de los cristianos tienen luz verde y se les dice que Reino Unido considerará favorablemente sus solicitudes de visado, mientras que se niegan visados para breves visitas pastorales a los líderes cristianos cuyas iglesias se enfrentan al genocidio. Es un problema urgente que los funcionarios de Interior tienen que entender y corregir”.


Comparta este artículo.
Advertisement
Deje aquí su propio comentario

Hispanoamérica

Hacinados y sin alimentos: así son tratados por la dictadura de Maduro los inmigrantes venezolanos que volvieron al país por el coronavirus

Published

on

Comparta este artículo.

Por Lucas Goyret.- A principios de mayo, la vicepresidenta de la dictadura chavista, Delcy Rodríguez, resaltó en conferencia de prensa “las bondades del modelo venezolano” para frenar la pandemia de coronavirus. Las autoridades del régimen, además, denuncian casi a diario las condiciones en las que son presuntamente tratados los migrantes venezolanos en otros países. Sin embargo, cada vez son más los reportes de tratos “inhumanos” que reciben los venezolanos que decidieron volver al país por la pandemia.

Según ACNUR, la agencia para los refugiados de la ONU, a fines de abril eran casi 6.600 los venezolanos que regresaron pese a las catastrófica situación humanitaria y sanitaria que atraviesa el país. ¿Entonces por qué decidieron volver? “Yo he tenido contacto con varios de ellos. Una de las razones por las que vuelven es que quieren estar cerca de sus familias. Tienen mucho miedo de los que les pueda pasar en Venezuela por la pandemia, viendo que otros países, con mejores sistemas de salud, se han visto afectados seriamente”, explicó David Smolansky, comisionado de la Organización de Estados Americanos (OEA) para la crisis de refugiados y inmigrantes venezolanos.

Loading...

“Las consecuencias en Venezuela por el coronavirus, si golpea como golpeó a otros países, pueden ser inimaginables. Entonces ellos quisieran estar cerca de sus familiares ante esta situación. También hay casos de personas que fueron desalojadas, se quedaron sin su hogar, y no tienen otra opción que volver a Venezuela. También tenemos casos de personas que han perdido su trabajo, y no les queda otra que volver. Hay otros que tienen mucho miedo, mucha incertidumbre, mucha ansiedad, y ante eso prefieren estar en su país”, agregó.

No obstante, las condiciones en las que son recibidos distan mucho de lo promocionado por el régimen, que se esfuerza en mostrarse como un “ejemplo mundial” ante la pandemia.

Smolansky sostuvo que al llegar a suelo venezolanos, los inmigrantes “son seriamente maltratados por el régimen”. En esa línea, detalló las vejaciones a las que son sometidos: “Muchos de ellos han dormido días en el piso, han estado en albergues hacinados, aglomerados, donde se rompe cualquier tipo de protocolo de distanciamiento social para evitar el contagio. Hemos tenido denuncias de que a muchos no se les ha dado la comida constantemente como se le ofreció. Y peor aún, obviamente no todos ellos viven en la frontera venezolana, muchos van a otras ciudades del país, por ejemplo a la capital Caracas, y han denunciado que efectivos de la Guardia Nacional les cobran moneda extranjera, específicamente 30.000 pesos colombianos, para poder trasladarlos”.

“Esto de trato humanitario no tiene nada. Las autoridades colombianas han hecho un esfuerzo importante en permitir ese corredor humanitario en el puente internacional Simón Bolívar, y en el puente de Tienditas. Pero una vez que llegan a Venezuela están en manos de la dictadura. Está recibiendo tratos crueles y degradantes. Ya de por sí los inmigrantes son una población vulnerable, y ante este trato que están recibiendo en Venezuela para su retorno, se hace más vulnerables. Muchos me han dicho que una vez que pase la pandemia y se reabra la frontera quisieran volver a Colombia; incluso si tienen la oportunidad de llevarse a su familia se la llevan”, relató el ex alcalde del municipio El Hatillo, quien se encuentra exiliado en Estados Unidos por la persecución de la dictadura de Maduro.

Smolansky compartió con este medio uno de los tantos videos que le hicieron llegar los venezolanos que volvieron a su país para afrontar la pandemia cerca de sus familias. Desde la terminal de pasajeros de San Antonio, en el estado fronterizo de Táchira, uno de los inmigrantes, cuya identidad no reveló, mostró y relató la difícil situación que debieron atravesar: “Hay alrededor de mil personas. Aquí nos están usando como escudo por temas políticos. No nos están dando alimentación, dormimos todos aglomerados, en plena pandemia. Lo que están haciendo es llenar un bus, sacan un video de cuando la gente se monta, le dan la vuelta a la terminal, y vuelven y bajan a la gente para usarlo como tema político”.

El joven, con un barbijo cubriendo su rostro, agradeció el trato de las autoridades colombianas, y desmintió la versión del chavismo que indica que los inmigrantes venezolanos han recibido malos tratos en el país vecino: “Intentan decir que en todos los países nos tratan mal, que nos echaron a la calle. Eso es mentira. Colombia nos trató muy bien, nos ayudó, nos dio de comer. Nos trajo gratis hasta nuestro destino que era Cúcuta. Ahí nos volvieron a dar comida y nos acompañaron hasta que cruzamos el puente”.

Smolansky contó que muchos de estos venezolanos que vuelven al país tienen miedo de hacer este tipo de denuncias por temor a represalias de los brazos armados de la dictadura: “Los cuerpos de seguridad del régimen, específicamente el SEBIN y el DGCIM, llegaron a donde ellos estaban, por algunas horas les secuestraron el teléfono, y los amenazaron con llevárselos detenidos si seguían denunciando los tratos recibidos a su retorno”.

Además, sostuvo que al regresar a Venezuela “ni siquiera les realizar los tests, simplemente les tomaron la temperatura”: “A algunos los aislaron por dos semanas, pero es algo aleatorio del régimen; algunos simplemente fueron aislados uno o dos días”.

El comisionado de la OEA para la crisis de refugiados y inmigrantes venezolanos indicó que “el régimen, desde su carácter criminal, ha utilizado esta pandemia para militarizar mucho más el país, para profundizar la represión, y sobre todo sofisticar el control social, apoyándose de actores externos como Rusia, Cuba y China”.

La semana pasada la ONG Provea denunció que muchos migrantes “son reclutados bajo engaño y forzados a trabajar por grupos armados, paramilitares colombianos” y al menos 12 bandas criminales.

También aseveró que las cifras reportadas por la dictadura “no son transparentes”: “Yo creo que hay muchos más casos de los que conocemos”.

En los últimos días el régimen de Maduro reportó que la cifra de contagios ya supera los 800. El dictador, que acusó al presidente colombiano Iván Duque de querer “contaminar” a Venezuela con el coronavirus, indicó que el aumento de casos se debe a contagios “importados” de otros países, como Colombia.

José Manuel Olivares, diputado de la Asamblea Nacional (AN), rechazó los datos y acusaciones del régimen: “Venezuela sigue siendo el país que menos pruebas realiza en América Latina. Pese a las reiteradas mentiras de Jorge Rodríguez, Delcy Rodríguez y Nicolás Maduro, Venezuela hoy es el país menos eficiente en el diagnóstico del COVID-19. El tiempo promedio en el interior del país para recibir el resultado de la prueba va de 12 a 14 días: dos semanas para recibir un diagnóstico fuera de la ciudad de Caracas”.

Además, el gobierno interino alertó en los últimos días, en medio del aumento de casos de contagios, que la situación podría tornarse “catastrófica”, mientras los hospitales del país siguen con desabatecimiento de agua, insumos médicos, y hasta elementos básicos como batas, máscaras y anteojos para tratar a pacientes con COVID-19.

(Infobae)


Comparta este artículo.
Continue Reading

Europa

Hungría, faro moral de Europa: prohíbe a las personas transexuales registrar oficialmente su cambio de sexo

Published

on

Comparta este artículo.

El Parlamento húngaro ha aprobado este martes una ley que impide modificar el sexo con el que los ciudadanos aparecen identificados en los documentos oficiales, bloqueando así el reconocimiento legal del cambio de sexo, en una medida que afecta a unas 30.000 personas trans en el país.

El cambio legal, impulsado por el Gobierno húngaro, ha sido aprobado gracias a la mayoría absoluta de que dispone el Fidesz, el partido del primer ministro Viktor Orbán. La ley determina que en los documentos oficiales debe registrarse el sexo biológico, determinado por los cromosomas, y que ese dato no puede ser modificado nunca.

Loading...

Organizaciones europeas de defensa de los derechos de las personas de la comunidad LGBTI (lesbianas, gays, transexuales, bisexuales e intersexuales), como ILGA-Europe y Transgender Europe habían pedido que se retirara la propuesta al entender que aumentará la «discriminación y violencia» que sufren las personas transexuales.

También habían protestado la comisaría de Derechos Humanos del Consejo de Europa, Dunja Mijatovic; el Alto Comisionado de Derechos Humanos de la ONU, y diversas ONG y partidos de la oposición húngaros.

Las críticas se centran en que la nueva legislación dificultará la vida de mucha gente, que tendrán que explicar las contradicciones entre sus documentos y su identidad o que, por ejemplo, serán hospitalizadas en alas que no corresponden con su identidad sexual. El Gobierno de Orbán afirma que, pese al cambio legal, las personas trans podrán vivir su vida y expresar su identidad tal como lo han hecho hasta ahora.

La Sociedad Háttér, de defensa de los derechos LGBTI, ha denunciado que se trata de una ley inconstitucional y que pedirá al presidente que no firme la ley y la recurra ante el Tribunal Constitucional. Aseguran también que contradice la normativa internacional en derechos humanos. Amnistía Internacional ha calificado la reforma de «escandalosa» y ha denunciado que «empuja a Hungría de vuelta a la Edad Media».


Comparta este artículo.
Continue Reading

Europa

(VIDEO HIJAS DE EUROPA) Tommie Lindh: el héroe de 19 años que murió apuñalado evitando la violación de una niña de 14 años y del que la #PrensaAmaestrada no habla

Published

on

Comparta este artículo.

Tommie Lindh ha muerto.

Y a nadie parece importarle: solo a unos pocos a los que la prensa mansa, apesebrada, aleccionada, mamporrera y obediente del poder socialista en boga en toda Europa califica de “fascistas”, “ultraderechistas” y “racistas”. ¿No les suena de algo?

Tommie Lindh tenía 19 años y vivía en Suecia, en la ciudad de Härnosand. Una ciudad que debido al perenne y corrupto Gobierno izquierdista sueco, se ha visto, como casi toda Suecia, invadida por lo peor de la inmigración islámica radical, como aquí el innoble animal Abubaker Mohamed, el asesino y violador con antecedentes de agresión, violencia y asalto sexual. Gracias a las bondades del Gobierno Sueco, se movía en completa libertad. 

Loading...

Abubaker Mohamed

Aquí tienen el enlace directo al muro público del asesino en Facebook: no sabemos cuanto durará, pero no parece que la policía sueca quiera o haya pedido suspenderlo, suponemos que para no “coartar” los derechos de Abubaker Mohamed.

Cuando vio lo que ocurría, se lanzó valientemente contra el agresor, que intentaba violar a una muchacha de apenas 14 años. El perro sarnoso, loco de rabia, apuñaló repetidamente a Tommie Lindh, hasta que cayó muerto, y ni las asistencias ni los médicos pudieron hacer nada por el.

La policía sueca tiene órdenes políticas de ocultar a la prensa y a la sociedad estos crímenes, para así no “provocar odio”. Enferma y nauseabunda es la sociedad que, para evitar el odio, silencia los crímenes ¡En lugar de impedirlos!

Hoy, la Hermandad Española de las Hijas de Europa le dedican un vídeo a su memoria imperecedera: nos unimos al pésame a su familia y honramos la memoria de este joven mártir sueco, que dio la vida por defender la de una inocente.


Comparta este artículo.
Continue Reading
Advertisement
Advertisement
Advertisement

Copyright © 2019 all rights reserved alertanacional.es

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
ArabicBulgarianChinese (Simplified)DanishEnglishFinnishFrenchGermanGreekItalianNorwegianPortugueseRomanianRussianSpanishTurkish
A %d blogueros les gusta esto: