Connect with us

Opinión

Y sus “señorías” se van de vacaciones, con el “impulso” del CIS, Centro de Invenciones Sánchez

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Loading...

Como ya sabrán los lectores, y estaba dentro de lo posible, se cumplió el escenario que pedía en mi anterior artículo y nuestro Santo Patrón Santiago, nos ayudó a que no llegara al gobierno el neocomunismo bolivariano que se temía como un daño más que posiblemente irreversible para España.

Loading...

Tras unas últimas horas de rumores, contradicciones y, por qué no decirlo, oraciones por parte de bastantes, el Dr. Cum Fraude no sucumbió al último arrastramiento del marqués de Galapagar que renunciaba a todo a cambio de “las políticas activas de empleo”, algo, al parecer, transferido a las comunidades autónomas, demostrando el desconocimiento del panorama político competencial que tiene el protector de la hasta ese momento potencial vicepresidente consorte, la prolífica Irene Montero, “unida y pudiente”, nunca mejor dicho desde su mudanza a la zona noble de la Sierra madrileña en su mansión de saldo -según las inmobiliarias estaba tasada en más de 1’2 MM€ y se escrituró por 0’65MM€, la mitad, por cierto en presencia del tesorero de Podemos ¿qué pintaba allí ese personaje?- custodiada por una buena dotación de nuestra Benemérita Guardia Civil para evitar los escraches que ellos implantaron y ejercen en cuanto pueden para los demás.

Precisamente el “desconocimiento”, “falta de experiencia en gestión” lo llamó el “experto” que demostró su “experiencia” copiando buena parte de su tesis doctoral, fue el argumento que el clon Pedro Sánchez dio para hacer inútil el esfuerzo de mediación que su modelo José Luis Rodríguez, podemizado desde su cena con Pablo Iglesias en casa del Sr. Bono en enero de 2015 y ahora en su nueva faceta de asesor del “demócrata” Nicolás Maduro, intentó ejercer a favor del “casual” -lo digo por su atuendo, que en inglés se diría así- y desaliñado PabLenin, que aludió en su última súplica al “consejo de un ex alto cargo” del Partido Siempre Opuesto a España, del que fuera digno sucesor y, me atrevo a decir, recreador, el de Valladolid/León, ahora venezolano.

Una última intervención oral del líder morado que todavía fue seguida, esta vez por lo bajini, de un “¡Qué poca vergüenza!”, que se pudo leer en sus labios cuando otra “premio nobel”, Adriana Lastra, portacoz del PSOE, ponía el broche de latón, que no de oro, del NO de su elector a la fingida sumisión del “lobo”, “socio preferente” lo había llamado el candidato repetidas veces, que hacía un último esfuerzo para propiciar el escenario que permitiera después lanzarse al cuello de su enemigo político, que no otra cosa se pretendía con ese esperpento de “negociación” para la investidura que se convirtió en embestida. Y para que no faltara de nada en la representación, el candidato se despidió de la tribuna espetándole a su socio que “España necesita un Gobierno coherente y cohesionado, no dos gobiernos en uno” y remató con “Si para ser presidente del Gobierno tengo que renunciar a mis principios…, usted está en lo cierto, señor Iglesias, yo no seré presidente… ahora” -espaciando las dos últimas palabras en un claro aviso de que no va a desistir en su mayor principio, seguir en La Moncloa y en el Falcon y en Doñana o en La Mareta… como sea, que decía su maestro- y “si me obliga a elegir entre la presidencia del gobierno de España y optar por mis convicciones, no tengo ninguna duda, elijo mis convicciones…” que, “si no quieres caldo, dos tazas”, p’a que vuelvas.

Bochorno, es la palabra que mejor define el sentimiento de una mayoría de españoles ante la parodia de debate que presenciamos en esas cuarenta y ocho horas de la semana pasada, cerrada, gracias a Dios y a Santiago Apóstol, “matacomunistas” también ahora, además de “Matamoros”, con una abstención que los enemigos de España decidieron a última hora y que era la patada en el trasero que Mr. Falconeti merecía por parte de todos los españoles. No deja de ser patético que si Phileas Fogg -en la conocida novela de Julio Verne- dio “la vuelta al mundo en 80 días”, estos “artistas” de PSOE y Unidas Podemos no hayan podido completar su negociación en ese tiempo, pero en este caso más vale patetismo que la ruina política, económica y moral que podía llegar con ese pacto mortal.

Y, tras el “éxito” político de buena parte de sus señorías después de tres meses de “agotador trabajo” para la mayoría de los “culiparlantes” que calientan los asientos del hemicirco, sin el menor atisbo de “vergüenza torera” proceden, sin inmutarse, a repartirse las representaciones en las diferentes comisiones que a día de hoy no sabemos si llegarán a ejercer ante la posibilidad no remota de que haya que repetir las elecciones generales en Noviembre, con sus complementos salariales correspondientes, “comm’il faut”, para que nuestros sufridos “representantes” se vayan a sus “merecidísimas vacaciones” con el riñón bien cubierto, faltaría más. Todo ello ante una nutrida serie de “excusatio non petita accusatio manifesta” que se han apresurado a dar algunos de ellos: “Yo trabajo allí todos los días”, supongo que se refiere al Congreso doña Ana Pastor -la buena amiga del Sr. Rajoy, no la señora de Ferreras-; “Podemos no se va de vacaciones”, afirma el gran negociador podemita, Pablo Echenique o “en agosto, sólo habrá un viernes sin consejo de ministros”, que justificaba la inconmensurable egabrense, Carmen Calvo “Dixit…”, y “Pixie”, que añadió de su cosecha intelectual.

No podía faltar el inestimable y generoso regalo vacacional del no menos inconmensurable José Félix Tezanos -100.000 € de sueldo anual lo contemplan- que, con su habitual y ya descarada cocina del gratis total, a 300.000€ por encuesta mensual a costa del sufrido y esforzado contribuyente que, al menos que yo sepa, nunca ha encargado encuesta alguna ni mucho menos con esa insólita e innecesaria frecuencia, nos deja su “pequeña” aportación para mayor gloria del beneficiado, en forma de nueva “toma” de la opinión de los españoles -¡toma ya!, habría que exclamar-, que cada vez parece más la exclusiva opinión de los votantes del PSOE. Parece inconcebible que la misma encuesta que dice que un 66% de los encuestados no está de acuerdo con cómo se ha desarrollado la negociación PSOE/Podemos -junto con otras en las que al menos el 50% culpa al PSOE de la falta de acuerdo-, dé cómo ganador absoluto en este momento al PSOE, con una intención de voto del 41’3%, casi 13 puntos más que hace tres meses -28’6% obtuvo el pasado 28A- que le darían prácticamente la mayoría absoluta en una hipotética nueva llamada a las urnas y no entiendo cómo no se apresura a convocar el hoy candidato frustrado con esos números que su digital presidente del, cada día más evidente nuevo CIS, hoy Centro de Invenciones Sánchez le otorga.

Junto a ese éxito abrumador no podía faltar tampoco el cada vez peor resultado de sus contrincantes políticos, cada encuesta a mayor distancia del okupa monclovita que no se cansa de perder debates de investidura. Así, el Partido Popular pasaría al segundo puesto pero se quedaría en un 13’7% de intención de voto, 3 puntos por debajo del resultado del citado 28A; Podemos, ahora tercero, obtendría el 13’1%, dejándose algo más de 1 punto respecto a la mencionada fecha; Ciudadanos sería cuarto con un 12’3% y 3’5 puntos de sangría y, por último, el mayor damnificado y quinto de nuevo, VOX, que se quedaría en un exiguo 4’6%, dejándose casi 6 puntos desde su “amarga victoria” de entonces. O sea que todos los desencantados con lo demás partidos, de izquierda, centro o derecha, votarían al PSOE. No está mal la fantasía del encuestador.

Y llegado aquí, me pregunto yo que, si en menos de tres meses de desgobierno en funciones -porque parece que la toma de opinión se cerró el 10 de julio- y sin hecho significativo alguno que se le conozca más allá de seguir fracasando en la exhumación de los restos de Franco y a punto de llevarse otro revolcón, del mismo “morlaco”, con la difícil “recuperación” del Pazo de Meirás para el Patrimonio Nacional -que según un informe, por supuesto “inocentemente” ocultado, no puede “recuperar” la citada Institución porque nunca perteneció a ella- el PSOE sube casi 13 puntos y todos los demás caen, en la próxima encuesta, previsiblemente en septiembre, sólo aparecerá con intención de voto el PSOE, razón de más para que no pierda un minuto para convocar elecciones a la vuelta de esas vacaciones que “nadie del gobierno se va a tomar”, según palabras de ayer mismo de la ministra de educación -de nuevo con minúscula- Isabel Celaá, otra inconmensurable del gabinete sanchista -y van tres, aunque podría seguir si no hubiera que limitar el espacio escrito-. Por cierto que la Sra. Celaá cada día se parece más a la versión socialista de la señora Monjasterio, de VOX, en esa especie de moda de expresión monjil, con voz nasal, característica de la diputada regional madrileña, consorte del portavoz de los verdes en el Congreso de los “disputados”, todos afanados, como decía, en su la carrera a la membresía remunerada en alguna de las comisiones sin oficio por el momento.

Y hablando de portavoces, no pasa desapercibida la circunstancia de que, por primera vez, sean cuatro mujeres las encargadas de llevar la voz cantante de los cuatro principales partidos en el Congreso, Adriana Lastra por el PSOE, Cayetana Alvárez de Toledo por el PP -que por cierto se estrena hablando alto y claro en su primera entrevista. “BILDU no es un partido decente y moral; puede ser legal, pero no moral y cruza todas las líneas rojas”-, Inés Arrimadas por Ciudadanos y la casi vicepresidente Irene Montero por Podemos. O sea, dos portavoces y dos “portavozas”, que dirían las progres feminazis, y que darán juego sin duda. Una circunstancia que no sé yo si alegrará también al líder verde, Santiago Abascal, que hubiera disfrutado especialmente en las hipotéticas reuniones de portavoces y que no sé yo si le harán reconsiderar el nombramiento como portavoz de su grupo de Iván Espinosa, marqués de Saint Tropez, que se queda ahora solo “entre todas las mujeres”. Una tentación de retomar el puesto.

Se termina la semana entre artículos con los blindajes de sus ejecutivas que han hecho los dos socios obligados a entenderse del llamado hoy “centro derecha”, primero Alberto Carlos Rivera y un día después Pablo Casado, que se rodean de personas de su confianza para lo que viene ahora tras las no vacaciones, el segundo intento -“acto”, mejor dicho- de investidura que, como decía, de no llegar a un acuerdo antes del 23 de septiembre, puede acabar con una nueva convocatoria electoral para el 10 de noviembre -ya anunciada como amenaza por el candidato “trifallido”- o un escenario más improbable aunque no imposible de que fuera el líder del PP el que se sometiera a la investidura con el apoyo de naranjas y verdes -como en Murcia y, algún día, en Madrid- y la abstención del PSOE, escenario que la citada Celaá calificaba ayer de “ocurrencia”, en una entrevista que la sustituta de Susana Grisó -que hace de “derechas” a la titular- le hacía en la versión de El Caso Siglo XXI en que se ha convertido Espejo Público. Decía a modo de justificación la ministra vasca que “el partido que ganó las elecciones fue el PSOE” y es el que tiene que formar gobierno, es decir, que cuando Sánchez se llevó los dos enormes batacazos en sus pactos con Podemos y Ciudadanos en 2016 no las había ganado el PP.

En agosto, más y me temo que no mejor.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Advertisement
Loading...
Deje aquí su propio comentario

Opinión

La mentira como método

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Loading...

Hemos recreado de tal manera, desde el afecto y la añoranza, la figura de Pérez Rubalcaba que a día de hoy recordamos parcialmente la movilización que organizó en 2004 a cuenta de los atentados islamistas de Madrid. Hace 16 años que un socialista creó aquella efectiva frase que ha pasado a formar parte del lapidario político español: merecemos un gobierno que no nos mienta. Analizada desde el paso de los años y depurando su oportunismo cínico, el aserto que motivó una movilización sin precedentes se ha transformado en una paradoja viva y campanuda, utilizable de nuevo ante el ejercicio permanente de falta a la verdad del ejecutivo reciente y su también reciente anterior encarnación. La mentira gubernamental se ha hecho carne en la vida política española mediante el método del amontonamiento. Siempre se mintió, como es evidente, ora por esconder procedimientos defectuosos, ora por proteger estructuras sensibles, ora por despistar a algunos enemigos; pero no recuerdo demasiadas ocasiones en las que una mentira sirviera para disipar a una anterior y así, sucesivamente, hasta crear un depósito acumulado de diferentes versiones sobre un hecho real.

Loading...

La mentira, decía el filósofo Ciorán, es una forma de talento, pero como afirma un viejo proverbio judío, con ella se va muy lejos aunque sin esperanzas de volver. En el caso que nos ocupa, el talento parece estar agazapado. Sánchez es, sin temor a innecesarias exageraciones, una mentira permanente dicha con el desahogo de los que confían irresponsablemente en su buena estrella. Su llegada al doctorado se produjo mediante la mentira de una tesis plagiada a la que se sumaron otras sucesivas para desviar las evidencias. Su llegada a la presidencia se estructuró desde la mentira introducida en una sentencia por un juez prevaricador. Su campaña electoral se basó en afirmaciones que desmintieron sus pactos posteriores. Su Gobierno está plagado de individuos que faltan a la verdad y a la decencia de forma contumaz. Sófocles dejó dicho que una mentira nunca vive lo suficiente hasta hacerse vieja: habrá que colegir que el griego estaba en lo cierto ya que las mentiras del gobierno que no merecemos se evidencian como tales nada más nacer. Valga el caso Ábalos como muestra. Una mentira no tendría sentido si la verdad no fuera percibida como peligrosa, y, en virtud de esa afirmación del austríaco Adler, habremos de colegir que este Gobierno ha preferido cargar con el inconveniente de las mentiras encadenadas antes que asumir la verdad que vienen ocultando desde que pasearon a Miss Delcy por las instalaciones del aeropuerto de Barajas. ¿Qué «peligrosa» verdad se oculta tras la estancia indebida de la mano derecha de Maduro en España? ¿Qué cuestión se aparca en el fondo del asunto como para asumir el riesgo de las decenas de mentiras encadenadas?

Entre bufidos y desplantes chulescos, el abrasado ministro de Fomento, -al que le asignaron el marrón desde Interior en lugar de actuar como mandan las normas europeas y despejar el asunto de forma expeditiva-, ha ido amontonando embustes encadenados sin que ese ejercicio inverosímil haya sido objeto de autocrítica alguna. Nadie parece reparar en la gravedad de que, sobre un mismo asunto, un gobierno acumule mentiras superpuestas obviando aquello que escribió Jacinto Benavente -y perdón por la reiteración de citas que he ido curioseando esta tarde- acerca de la verdad y su circunstancia: la peor verdad solo cuesta un gran disgusto, mientras que la peor mentira cuesta muchos disgustos pequeños y, al final, uno grande. Efectivamente, al final de este sainete, alguien experimentará el áspero escozor de la vergüenza, si es que la tienen, y se apercibirán conjuntamente de que una mentira te obliga a crear veinte más para sostener la certeza de la primera.

No sé, por fin, qué gobierno nos merecemos, pero a buen seguro uno que no es el presente.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Opinión

Habrá que volver algún día sobre esta sabiduría

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Loading...

Como de muchas aflicciones más, de que pasara esto alguna vez tiene la culpa la impropiedad del lenguaje habitual. Que la palabra, en vez de servir al hombre para entenderse con los demás sea en ocasiones instrumento eficaz de confusión, es una de las innumerables manifestaciones de la imperfección humana. Pero en tal caso, parejo de la torpeza y, aún de la rebeldía en el uso de la palabra, suele ser la misma palabra como una fuerza propia de tan sutil naturaleza que manda muchas veces sobre las acciones y sobre los pensamientos, llenándolos de su propio contenido, en lo que no se corre poco riesgo que te tachen de fascista, homófobo, xenófobo o cualquier otro epíteto propio de dirigentes intransigentes que piensan que están en posesión de la verdad sólo y solamente para adoctrinar a las masas de alfa betas.

Loading...

Si para declarar que la vida está sujeta a normas de conducta estrictas, y la conducta a reglas que hagan de la vida milicia, como acertadamente afirmaban nuestros padres y abuelos, debo decir que hay que imprimir a la vida un estilo militar, que no es sólo de formas y modos.

No hay muchos espectáculos más penosos y bochornosos que el de los hábitos y modos de cortesía castrense, empleados sin responsabilidad y vacíos de contenido espiritual como el de los representantes de la extrema izquierda en países y aún en ideologías antimilitaristas que en cuanto llegan al poder hacen ostentación de paramilitarismo.

Quizá este riesgo se hubiera evitado sólo con hablar, más propiamente, de espíritu militar; y con tratar de que fuera este espíritu militar el que diera sentido a la vida. Porque mientras las formas, el estilo, parecen inconvenientes y fuera de lugar en más de un caso y dos, no hay ninguno en que el espíritu no sea deseable. El espíritu militar es amor a la profesión, sea cual fuere, entusiasmo, energía, amor a la gloria, valor en todos los aspectos de la vida, desprendimiento, abnegación que deben relucir en cualquier ejercicio de profesión donde la vocación es sinónimo de servicio a la sociedad; sin olvidar la diligencia que es remedio de la tibieza, del desánimo, la desgana y la inconstancia, flacos que acuitan a los “que valen poco para el servicio a la sociedad”; ni, menos, la paciencia, que triunfa siempre sobre el desaliento nacido de la fatiga moral: “Sed pacientes, dice San Lucas, y tendréis señorío de vuestras almas”. Mas a lo profano, Calderón pintaba al soldado de su tiempo con exacto colorido:

“Estos son españoles. Ahora puedo

Hablar encareciendo estos soldados

Y sin temor, pues sufren a pie quedo

Con un semblante, bien o mal pagados:

Nunca la sombra vil vieron del miedo,

Y aunque soberbios son, son reportados;

Todo lo sufren en cualquier asalto,

sólo no sufren que les hablen alto.”

El entusiasmo es una disposición, hija, a veces, del propio genio, que es la aptitud innata que un hombre posee para ejecutar desembarazadamente faenas que a los demás parecerían difíciles; otras le llegan por distintos caminos de los que no es, ciertamente, el menos frecuentado el de la tradición familiar, hoy vilipendiada por los progresismos que, conocedores de la importancia de la familia, la intentan minar en sus bases más fundamentales.

Otro gallo nos cantaría si mantuviéramos encendida en nuestras familias la llama del amor al servicio a la sociedad en cualquier profesión en vez de dedicar ingentes partidas de dinero a organizaciones, que se dicen no gubernamentales pero que se nutren del dinero de nuestros gestores nacionales y, por tanto, de los gobiernos de turno, que se dedican a minar los valores morales de la familia, las profesiones vocacionales y la pertenencia a una Unidad llamada España, base para llegar a una verdadera conciencia de identidad nacional.

Habrá que volver algún día sobre esta sabiduría.

*Teniente Coronel de Infantería y doctor por la Universidad de Salamanca.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading

Opinión

¿Será el coronavirus el cisne negro de la Globalización?

Published

on

Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!

Loading...

“La crisis es la mejor bendición que le puede suceder a personas y países porque la crisis trae progresos” (Albert Einstein).

Loading...

El khaos y el coronavirus

Shakespeare, por boca de un asustado Enrique IV expresa el miedo y la impotencia del hombre debido a la ausencia de certezas ante el caos de la mudanza : “¡Dios mío, si tuviésemos la opción de leer en el libro del destino y ver del tiempo las revoluciones, ver cómo la ocasión se burla y cómo llena el cambio la copa de Mudanza con diversos colores”. Así, el Brexit significó el finiquito del “escenario teleológico” en el que la finalidad de los procesos creativos eran planeadas por modelos finitos que podían intermodelar o simular varios futuros alternativos y en los que primaba la intención, el propósito y la previsión y su sustitución por el “escenario teleonómico”, marcado por dosis extrema de volatilidad y por la instauración del khaos o vacío que ocupa un hueco en la nada cósmica.

Por khaos entendemos algo impredecible y que se escapa a la miope visión que únicamente pueden esbozar nuestros ojos ante hechos que se escapan de los parámetros conocidos con lo que inevitablemente recurrimos al término “efecto mariposa” para intentar explicar la vertiginosa conjunción de fuerzas centrípetas y centrífugas que terminarán por configurar el puzzle inconexo del caos ordenado que se está gestando. El citado” efecto mariposa” trasladado a sistemas complejos como la Demoscopia, la Meteorología, la Detección y Prevención de Epidemias, los Flujos Migratorios y la Bolsa de Valores tendría como efecto colateral la imposibilidad de detectar con antelación un futuro mediato. Así, los modelos cuánticos que utilizan serían tan sólo simulaciones basadas en modelos precedentes, con lo que la inclusión de tan sólo una variable incorrecta o la repentina aparición de una variable imprevista provoca que el margen de error de dichos modelos se amplifique en cada unidad de tiempo simulada hasta exceder incluso el límite estratosférico del cien por cien, de lo que sería paradigma la previsible globalización del coronavirus.

¿Es el coronavirus el cisne negro de la Globalización?

La teoría del Cisne Negro fue desarrollada por Nicholas Taleb en su libro “El Cisne Negro (2010) en el que intenta explicar “los sesgos psicológicos que hacen a las personas individual y colectivamente ciegas a la incertidumbre e inconscientes al rol masivo del suceso extraño en los asuntos históricos”, lo que explicaría el sentimiento de incertidumbre de la sociedad global ante la irrupción del coronavirus. Así, el proteccionismo económico implementado por Donald Trump, el cisne negro del coronavirus y la posibilidad de un Brexit traumático podría provocar que la crisis sistémica acabe lastrando la incipiente y frágil recuperación económica mundial y desemboque en escenarios de estancamiento económico secular (secular stangantion), ya que el fenómeno de la globalización económica ha conseguido que todos los elementos racionales de la economía estén interrelacionados entre sí debido a la consolidación de los oligopolios, la convergencia tecnológica y los acuerdos tácitos corporativos, por lo que la tercera ola de la recesión económica que se avecina será global y vinculante y tendrá como efecto colateral el irreversible ocaso de la economía global.

La posibilidad real de un nuevo crash bursátil estaría pasando desapercibida para la mayoría de Agencias de Calificación debido a la desconexión con la realidad ( epidemia del coronavirus) que les llevaría a justificar la exuberancia irracional de los mercados, con lo que se cumpliría la famosa frase del iconoclasta John Kenneth Galbraiht. “Hay dos clases de economistas: los que no tenemos ni idea y los que no saben ni eso”. Dicho estallido bursátil tendrá como efectos colaterales la consiguiente inanición financiera de las empresas, la subsiguiente devaluación de las monedas de incontables países para incrementar sus exportaciones y como efectos benéficos el obligar a las compañías a redefinir estrategias, ajustar estructuras, restaurar sus finanzas y restablecer su crédito ante el mercado (como ocurrió en la crisis bursátil del 2000-2002) y como daños colaterales la ruina de millones de pequeños inversores todavía deslumbrados por las luces de la estratosfera, la inanición financiera de las empresas y el consecuente efecto dominó en la declaración de quiebras, la subsiguiente contracción del comercio mundial, posterior finiquito a la globalización económica y ulterior regreso a los compartimentos estancos en la economía mundial.


Comparta este artículo, ¡Ahora también en MeWe, la red social sin censura!
Continue Reading
Advertisement
Advertisement
Advertisement

Copyright © 2019 all rights reserved alertanacional.es

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
ArabicBulgarianChinese (Simplified)DanishEnglishFinnishFrenchGermanGreekItalianNorwegianPortugueseRomanianRussianSpanishTurkish
A %d blogueros les gusta esto: