Connect with us

Opinión

«Yo me bajo en la próxima, y usted?»

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Parafraseando la inolvidable obra de Marsillac, si se confirman los malos augurios para el próximo día 26 y los «Ayuntamientos del cambio» lamentablemente siguen en las mismas manos.

Pongamos que hablo de Madrid, por ejemplo.

Loading...

La inclita Carmena no ha cumplido nada de lo prometido. Ni viviendas, ni centros de mayores, ni escuelas, ni «na de na».

Eso sí: basura en las calles, a raudales. Las hojas de otoño, que se las lleve el viento…

Cuántos ciudadanos se desplazan en bici?. Seguro que no llegan ni a un 1%. Pero es igual, se ha cargado el tráfico de coches y en paz…

Para completar, por las aceras circulan peligrosos patinetes que ya han causado más de un accidente a los peatones. Pero es igual. Qué más da!…

Eso sí: al LGTB que no le falte apoyo y dinero para sus lamentables orgías públicas. Por lo visto deben ser para ella una mayoría ciudadana.

Lamentable no, lo siguiente…

Y el cuadro del «pobre Madrid» se cierra con el no hacer nada por el importante desarrollo urbano del ‘Madrid Norte», que tanta riqueza y puestos de trabajo podría generar.

Qué más da. Que se j…

Y en un colmo de desvergüenza, va «la tía» y amenaza que si no sale de alcaldesa, se va a su casa. No está para oposición. Que la haga otro…

Por todo esto (y más), reitero lo del encabezado: si el próximo 26 sigue «ahí», yo me apeo.

(¡Me voy de Madrid!).


Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Advertisement
Deje aquí su propio comentario

Opinión

El Partido Popular, la «derechita cobarde»: Casado, Feijóo, Parera y la TEORÍA DE LA MIERDA

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Compartir

Hace más de 40 años -que se dice pronto- en la portada del diario ARRIBA apareció un artículo que recibía un título más o menos parecido a este: «UCD o la TEORIA DE LA MIERDA», que tuvo a bien publicar -en un acto de rebeldía que no tenía precedentes, ni ha vuelto a ocurrir jamás- el comité de empresa de los trabajadores de los medios de comunicación del estado que el entonces Gobierno de UCD pretendía vender con los trabajadores dentro. Lo típico de la derechita cobarde, vaya.

Aquella UCD que impuso el comunismo en España, aquella UCD que traicionó todo lo que se podía traicionar -incluso se traicionó a sí misma varias veces- tiene buen y grande heredero -putativo- en el Partido Popular actual del señorito Casado. Pues si de traiciones hablamos, ¿Quien mejor que la derecha -CEDA, AP, …. PP? Nadie.

Loading...

La piara que domina en el PP cuenta hoy con una bocaza más, abierta hasta el extremo: la de la inicua e inefable señorita Parera, que ha pasado de infames formaciones políticas en las que defendía el Referendum ilegal para el antiguo Condado de Barcelona a militar en el no menos infame rebaño del PP catalán, en el que acaba de aterrizar con un bonito escándalo, afirmando que está a favor de los indultos a los criminales convictos encerrados en la cárcel por propinar un golpe de estado a la patria común, que es España.

Este es el nivel, señoras y caballeros: Feijóo berreando y soltando saliva por los belfos atacando a Isabel Ayuso, y la tal Parera aplaudiendo un más que posible indulto.

ESTO ES EL PP. Les rogamos que no lo olviden la próxima vez que voten. GRACIAS.

¿Respecto a la TEORIA DE LA MIERDA? Es original de D. Adolfo Suárez, quien se la comentó a Pilar Urbano para definir la forma de comportarse de los españoles:

«El español solo reaccionará cuando note y vea que la mierda le llega justo a la nariz. En ese momento pondrá manos a la obra para quitarse la mierda de alrededor y de encima».

Y esto, señoras y señores, es una verdad como un TEMPLO. Esto es lo que son, en realidad, la mayoría de los españoles. Y así lo demuestran.

 

 

(PULSE PARA AMPLIAR)

 


Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Compartir
Continue Reading

Opinión

Pablo VI y la Encíclica Humanae Vitae: ahí empezó todo

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    2
    Compartidos

En 1965, Pablo VI dejó claro que también había normas en la cama. Y eso sí que no.


Comparta este artículo.
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    2
    Compartidos
Continue Reading

Opinión

Los medios extranjeros ensalzan el Isabel Zendal

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    6
    Compartidos

El éxito del Hospital Isabel Zendal se ha vuelto indigerible para la ineficaz siniestra parasitaria.

El Hospital Enfermera Isabel Zendal ya es considerado como la joya de la comunidad de Madrid para abordar la escalada y sobresaturación del covid19. Hasta la prensa extranjera ha atacado duramente a la izquierda española por su actitud impresentable y sus maliciosos bulos contra el Isabel Zendal; máxime, al comprobar que ninguna comunidad ha sabido trabajar con la misma eficiencia que Madrid: ahí tienen lo sucedido en los hospitales de campaña de Valencia, Castilla La Mancha, etc. Estos días he escuchado en una cadena de radio unos comentarios sobre el hospital Isabel Zendal dignos de una ignorante seudoperiodista: sentí vergüenza ajena porque se notaba que — sin conocer ni haber estado en el Zendal—aventaba su odio envalentonado, su siniestro pensamiento y su ‘republiqueta’ de pacotilla. Será cuestión de sentarse en el quicio de la puerta para ver pasar su cadáver. Al tiempo.

Loading...

Hoy, el Isabel Zendal, es una bandera que aplauden todos los países de nuestro entorno, incluso ya lo han copiado. A eso se llama estar a la altura de las circunstancias en tiempo y forma. Ninguna otra comunidad ha cogido al toro por los cuernos, ni siquiera Cataluña; con la cantidad de dinero enviado a Cataluña, retrayéndolo del dinero adeudado a otras comunidades y evitando la insensatez de la ‘embajadas’ catalanas, bien podría haber dedicado un ‘zendal’ a la Sanidad y otro a la educación; sin embargo, ese dinero lo dedicó la comunidad a alimentar el golpismo, el activismo independentista y el adoctrinamiento integral.

Cataluña derrocha como pocas comunidades. Hay otras formas de derroche como la efectuada en Andalucía por María Jesús Montero: según ha manifestado el Tribunal de Cuentas, la ahora ministra de Hacienda prescindió de algo más de 8.000 sanitarios en el tiempo que fue consejera de Salud. Cuando copiar de Madrid parece lo más práctico, lógico y sensato, la izquierda no admite que la comunidad de Madrid se vuelque en lo público; hubieran preferido las formaciones de la siniestra que el hospital fuera privado para así disponer de munición contra Isabel Ayuso. El éxito del Hospital Isabel Zendal se ha vuelto indigerible para la ineficaz izquierda parasitaria.

A día de hoy, la presidenta ha aleccionado a Salvador Illa, llegando a quedar como el ‘hombre de paja’ del Gobierno; el presidente no soporta que una mujer le dé sopas con onda, y también ha claudicado ante la planificación de Ayuso con todo su odio y dolor; hasta Grande-Marlaska anda escondido porque le han encontrado las cosquillas de su pasado y de su presente. Otro que también está muy callado últimamente es el ‘vicepandemias’ segundo, pero ya se sabe: sigue pendiente de Franco; sin el caudillo, él no es nadie porque carece de discurso inteligente. Lo suyo son las arengas vacías.

No me ha sorprendido cómo decenas de diarios europeos han destacado, y siguen destacando, el buen hacer de Isabel Díaz Ayuso y su ascenso político. No han faltado cabeceras en Francia, Alemania, Austria, Finlandia, Italia y Reino Unido, entre otros, elogiando la gestión “eficaz, sensata, elegante y disciplinada” de la presidenta desde el inicio de la pandemia. Todos se han deshecho en halagos hacia “el milagro de Madrid” y “la musa de la derecha española”. El diario francés “Le Fígaro” no ha dejado de reconocer y ensalzar a Díaz Ayuso y su equipo, incluso ha llegado a calificarla como “la luchadora contra el coronavirus”. Por el contrario, el presidente del Gobierno sale muy mal parado en todos los envites y comentarios, a la vez que se le considera el culpable por negligencia de los miles de muertos. Es curioso que el ‘vice’ segundo reciba el trato de “patata” y otras veces de “desechable patata caliente”, por su negligencia en las residencias de ancianos, su desidia hacia los afectados y sus destrozos en el mal llamado ‘escudo social’.

Los liberados sindicales de la izquierda, y particularmente de la sanidad madrileña, se han dedicado a tirar piedras a su tejado, convirtiendo su actitud en una vergonzosa manipulación. Muchos siguen aventando estupideces, y pasan información falsa a algunos medios pagados por el Gobierno, esos a los que se conoce como ‘cagaítos’. De todos esos liberados sindicales, ninguno ha renunciado a la liberación para ayudar a realizar test, poner vacunas o acudir al Zendal. En estos casos, la Administración debería eliminar de oficio esas liberaciones porque son atentatorias contra la sociedad. Si los sindicatos quieren liberados para hacer daño, deberían pagarlos ellos en vez de hacerlo la Administración. ¿Cuánto creen que iban a durar los liberados sindicales? Pues ese es uno de los temas que habrá que tratar en profundidad cuando se abra el melón de la Constitución, junto con otros muchos.

Por Jesús Salamanca. 


Comparta este artículo.
  •  
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    6
    Compartidos
Continue Reading

Opinión

La abstención de Vox: ¿salvavidas, responsabilidad o ambas?

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    3
    Compartidos

Compleja la situación en la que VOX se ha colocado. Nadia podría haberles reprochado su voto negativo; y mucho menos sus votantes y afiliados. La abstención ha sido explicada por Espinosa de los Monteros… pero creemos que estas explicaciones no borrarán el daño que la imagen de «salvavidas de Sánchez» ya se ha creado en lo más ruin, zafio y cateto de la sociedad. Que, por desgracia, también vota. 

Pero no solo será el «garrulismo» el que no entienda la abstención de VOX; muchos de sus apoyos tampoco lo entienden y, aquellos que pueden entenderlo, no les gusta. Nada. Ni un poquito. 

Loading...

VOX seguramente se ha equivocado. Y no se lo puede permitir: que el PP se equivoque está ya superado: es lo esperable. Pero de VOX se pide más. Por partidarios y detractores. 

Les dejamos con la magnífica reflexión de Luis Losada-Pescador:

 

Campanada. ERC se había descolgado del gobierno en la votación del decreto ley de reparto de fondos europeos por la pandemia. Justo antes de las catalanas -que son las que importan en ERC- hay que marcar distancia. ¿La excusa? Que si la Generalitat no ha participado en la elaboración de los criterios, que si sólo se van a beneficiarb las grandes empresas, etc. 

Descartado el apoyo de ERC el gobierno mendiga en Ciudadanos un salvavidas que permita superar el trámite. Al fin y al cabo los ‘naranjitos’ se habían humillado hasta el extremo en la negociación de los presupuestos. Pero los de Inés Arrimadas tampoco le dieron oxígeno. Probablemente por las mismas razones que ERC. Su supuesto fuerte era Cataluña. Recordemos que ganaron las últimas elecciones aunque un pacto de perdedoreds les arrebató el gobierno.

Si Ciudadanos no salva los muebles en Cataluña, se derrumba a nivel nacional. Así que no es el momento de hacerse la foto con el ‘cambiacolchones’. Y por supuesto, el PP no le da al gobierno ni la hora. Y menos antes de las catalanas. Después está dispuesto a negociar la renovación del CGPJ. Pero antes, nada de nada. Porque además consideran que el reparto de Sánchez es une embudo a favor de sus comunidades y en contra de las gobernadas por el PP.

En este ambiente de desolación sanchista llega Vox y se abstiene facilitando la aprobación. El partido más crítico con el gobierno, el que planteó una moción de censura, el que considera a Sánchez un peligro para España, le ofrece un flotador en el último minuto. Por supuesto, el PP aprovecha para hacer sangre comparandoa a Vox con Bildu porque ambos facilitaron el decreto. Las bases, con cara de póquer. Si los de Abascal pretendían el ‘sorpasso’ al PP en las catalanas, este está más lejos hoy que ayer.

El portavoz parlamentario, Iván Espinosa de los Monteros, acusando de “fake news” a quien afirme que Vox salvó al gobierno. ¿Cuál es el titular adecuado, Iván? La culpa no es del mensajero sino de la decisión. Si no son capaces de explicarla o su explicación no resulta convincente, la culpa no es del mensajero. Es verdad que los medios afines al PP han aprovechado la circunstancia para magnificar los hechos. Pero eso no invalida los hechos.

Ahora, vayamos a lo que importa: ¿por qué Vox ha decidido ofrecer un flotador a Sánchez? Dos hipótesis: por equivocación o por responsabilidad. Espinosa explica que el covid ha generado 622.000 parados a los que hay que sumar los 750.000 trabajadores que siguen en el ERTE. Miles de pymes han tenido que bajar la persiana y otras muchas agonizan y podrían morir si el dinero no llega rápido. Votar en contra habría dilatado la llegada de los fondos y acelerado la muerte empresarial de muchas pymes. En definitiva, nos abstuvimos con la nariz tapada pensando en los españoles. Eso es patriotismo. 

Este es el mensaje del portavoz parlamentario de Vox que no ha terminado de convencer a las bases. Quizás pretendian de esta manera desmarcarse de PP y Vox de cara a las pymes que esperan los fondos. Pero puede que la responsabilidad no cotice en un ambiente de holliganismo politico. Pero también puede que las bases perciban poca consistencia: ¿Por qué no se fue “responsable” con los estados de alarma o con los presupuestos?

Esto nos lleva a la tesis de la equivocación. Vox habría calculado que el PP y Ciudadanos se abstendrían y no querían salir en la foto como los que votaban en contra de la llegada de los fondos europeos cuando están abanderando la batalla de los hosteleros por su supervivencia. Como el voto era digital y estaba habilitado desde la noche anterior puede que algún ‘bocas’ filtrara la posición de Vox y que PP y Ciudadanos aprovecharan para desmarcarse: iba a salir igual y ellos aprovecharían para marcar distancia y ajusticiar a Vox. Posible. Pero, ¿verdad que es inexplicable?

Luis Losada-Pescador.


Comparta este artículo.
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    3
    Compartidos
Continue Reading

Radio Cadena Española

¿Quiere recibir las últimas noticias en TELEGRAM?

ALERTA NACIONAL RECOMIENDA:

ESCALPELO LITERARIO Y CINÉFILO

LOS LÍMITES DE LA MENTE

LA BANDERA ESPAÑOLA

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Translate/Traducir »