Connect with us

Hispanoamérica

Al menos 16 muertos en las protestas de Venezuela tras la proclamación de Guaidó como presidente del país

Published

on

Al menos 16 personas han muerto en las últimas horas en medio de las protestas antigubernamentales que sacuden Venezuela, informó este miércoles la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

“CIDH sigue de cerca los graves hechos de violencia en Venezuela en el contexto de las manifestaciones de hoy, que ya han generado al menos 16 muertes, decenas de heridos y detenciones”, ha indicado la organización a través de su cuenta en la red social Twitter.

Además, la CIDH ha llamado al Estado venezolano a respetar la libertad, la vida y la integridad de los manifestantes que han salido a las calles durante la jornada de movilizaciones a favor y en contra del presidente del país, Nicolás Maduro.

Además la ONG Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS) ya había cifrado anteriormente al cantidad de fallecidos en trece personas. En el mensaje, la OVCS detallaba que tres personas murieron en Caracas, otras tres en el estado llanero de Barinas (oeste), dos más en cada una de las regiones sureñas de Amazonas y Bolívar, otras dos en el estado de Táchira, fronterizo con Colombia, y una en el estado occidental de Portuguesa.

Una fuente de la Fiscalía había dicho antes a Efe que se investigaban seis muertes en escenarios de protestas y que en la parroquia de Sucre, en el oeste de Caracas, dos personas perdieron la vida en las últimas horas “en hechos que no involucran a funcionarios del orden público” y que ya estaban siendo investigados por fiscales.

Además, el Ministerio Público investiga cuatro muertes registradas “en el marco de saqueos” en el estado de Bolívar, limítrofe con Brasil, también en las últimas horas, en las que esa entidad regional ha registrado numerosas manifestaciones en contra del Gobierno de Nicolás Maduro.

El joven Alixon Pizani, de 16 años, es una de las víctimas y fue herido con arma de fuego anoche en Caracas, informó el OVCS.

Medios locales aseguran que las víctimas de Bolívar también recibieron disparos mientras participaban en saqueos.

Por su parte, la gobernadora de Táchira, Laidy Gómez, indicó a través de la red social Twitter que cinco personas recibieron disparos y dos de ellas murieron tras presentar “heridas a nivel de tórax y de región axilar”.

Los hechos violentos de Táchira se registraron el miércoles en medio de una protesta antigubernamental en su capital, San Cristóbal, que había sido convocada por la oposición para señalar la “ilegitimidad” de Nicolás Maduro.

Cientos de miles de venezolanos salieron a las calles en todo el país para protestar contra el jefe del Estado, al que consideran un “usurpador” tras haber obtenido su reelección en unos comicios tildados de fraudulentos y no reconocidos por numerosos países.

Esta misma jornada, el jefe del Parlamento, Juan Guaidó, se autoproclamó presidente de Venezuela ante miles de seguidores en Caracas, lo que desató manifestaciones de sus seguidores.

Manifestaciones en Colombia

Miles de venezolanos residentes en Colombia se manifestaron este miércoles en varias ciudades para apoyar al líder de la Asamblea Nacional del vecino país, Juan Guaidó, quien se autoproclamó como presidente encargado.

“Exigimos el cese de la usurpación de Nicolás Maduro en nuestro país, un Gobierno de transición y que haya elecciones libres y transparentes que hace rato la necesitamos”, dijo en Bogotá a los periodistas Francine Howard, una de las portavoces de la comunidad venezolana en Colombia.

Según Howard, “ya no le queda nada a Maduro, esta es la recta final y el apoyo de la comunidad internacional así lo confirma”.

En los alrededores de la residencia del embajador, en el norte de Bogotá, se concentraron esta noche al menos 1.200 venezolanos de todas las edades que portaron banderas y pancartas en las que reclamaban la salida de Maduro del poder.

“Quiero volver a casa con mi familia”, “Maduro usurpador” y “Libertad para todos los venezolanos”, se leía en algunas de las pancartas que alzaban los asistentes mientras varios violinistas interpretaban el himno del vecino país.

El exmandatario colombiano Andrés Pastrana (1998-2002), presidente de la Internacional Demócrata de Centro (IDC-CDI), se presentó en la movilización para respaldar a los venezolanos.

“Como presidente de la Internacional Demócrata de Centro felicito a Guaidó al haber asumido hoy como legítimo presidente de la República Bolivariana de Venezuela. Cuenta usted con el respaldo de los demócratas del mundo. Mucha suerte y muchos éxitos”, indicó Pastrana en su cuenta de Twitter.

Degni Botello, de 24 años y procedente del estado venezolano de Yaracuy, fue uno de los que se volcó a las calles bogotanas.

Visiblemente emocionado, Botello, quien llegó a Colombia en marzo de 2018, aseveró que salió a protestar “de corazón” porque es necesario “reconocer lo que pasa en Venezuela y exigir el cambio que todos queremos para que nuestras familias puedan vivir de una manera digna”.

También, Lorena Aguirre, de 40 años, y nacida en Maracaibo, indicó que “esta vez Venezuela sí se va a liberar y a salir por fin de ese grupo de delincuentes que tiene secuestrado al pueblo”.

Aguirre dijo creer que lo que pasó es “un nuevo comienzo y una posibilidad real para que muchos venezolanos podamos regresar a nuestros hogares”.

En otras ciudades colombianas como Medellín, Barranquilla, Cartagena, Bucaramanga y Cúcuta, fronteriza con Venezuela, también se registraron movilizaciones en favor de Guaidó.

Según cifras de la Organización Internacional de las Migraciones (OIM), el número de refugiados y inmigrantes venezolanos en el mundo ha alcanzado los 3 millones, y más de un millón de ellos están en Colombia.

Guaidó anunció este miércoles que se adjudicó las competencias del Ejecutivo en el marco de lo que llamó la lucha en contra de la “usurpación” de la Presidencia por parte de Nicolás Maduro, al que considera “ilegítimo”.

Entre gritos de júbilo, Guaidó sostuvo que daba este “paso” para “lograr el cese de la usurpación, (instalar) un Gobierno de transición y tener elecciones libres”.

GUAIDÓ, UN RECIÉN LLEGADO QUE SE PRESENTA ANTE MADURO COMO SU PRINCIPAL DESAFÍO 

El presidente del Parlamento venezolano, Juan Guaidó, saludando a miles de opositores

El presidente del Parlamento venezolano, Juan Guaidó, saludando a miles de opositores

El joven diputado Juan Guaidó, actual jefe del unicameral Parlamento de Venezuela, transformó este miércoles su accidental liderazgo en el mayor desafío que ha enfrentado Nicolás Maduro desde que ascendiera al poder en 2013, al jurar ante miles de personas que asume “formalmente” las competencias de la Presidencia del país.

Su autoproclamación, respaldada de manera inmediata por Estados Unidos y varios gobiernos de la región, es otro episodio de la larga crisis política que atraviesa Venezuela, y el mayor acto de desconocimiento al que haya tenido que hacer frente Maduro.

Guaidó basó su reclamo del poder en la presunta ilegitimidad del nuevo mandato que juró Madurohace casi dos semanas ante el Supremo, luego de ganar con holgura los comicios de mayo pasados ante la ausencia de la oposición.

Estos comicios han sido tachados de “fraudulentos” por la oposición y por buena parte de la comunidad internacional, lo que convierte a Maduro en un “usurpador” a los ojos de sus detractores.

Pero el joven que hoy planta cara a Maduro es casi un recién llegado, que no rehuyó la responsabilidad ante la ausencia forzada de las principales figuras de su partido, Voluntad Popular, que enfrentan la prisión, el asilo o el destierro.

Tras el triunfo electoral que les permitió controlar el Parlamento desde 2015, las principales agrupaciones de la oposición venezolana acordaron rotar entre ellas la presidencia del poder Legislativo cada año.

En 2019, la jefatura del Parlamento corresponde a VP, el partido del líder preso Leopoldo López, del asilado Freddy Guevara y del exiliado Carlos Vecchio, sus dirigentes más experimentados y representativos.

De ese trío, solo Guevara no estaba procesado judicialmente antes de 2015, y por su ascendencia dentro de VP estaba llamado a tomar las riendas del Legislativo este 2019, pero se asiló en la embajada de Chile en Caracas para evitar enfrentarse a la Justicia, que investiga su papel en las protestas violentas de 2017, que se saldaron con más de 100 muertos.

Así, Guaidó, un ingeniero de 35 años con maestrías en administración pública, subió a la presidencia del Parlamento y acaparó los focos, convirtiéndose rápidamente en el nuevo líder del antichavismo.

Este legislador electo por el costero estado de Vargas, cercano a Caracas, es definido como de centro por sus colaboradores, pese a que milita en una agrupación que es miembro pleno de la Internacional Socialista y que voceros del Gobierno de Maduro ubican, a manera de insulto, a la derecha del espectro político.

En su adolescencia, Guaidó sobrevivió a la “tragedia de Vargas”, como se conoció a las lluvias e inundaciones que dejaron miles de muertos y desaparecidos, y trastocaron la normalidad de esa entidad federal en 1999.

El opositor dio muestra de su carácter cuando en 2015 participó en una huelga de hambre para exigir que se fijara la fecha de los comicios parlamentarios, en los que fue electo con más de 97.000 votos.

Inició su carrera política como líder estudiantil, vinculado con la social democracia, en la Universidad Católica Andrés Bello, hasta que se unió a VP, del cual figura como miembro fundador, en 2009.

Su primer escaño en el Parlamento lo ganó como diputado suplente para el período 2010-2015, y luego fue designado como candidato a legislador principal por su partido en ese último año.

En su trabajo parlamentario ha defendido la soberanía de Venezuela sobre el Esequibo, una zona en disputa con Guyana y que supone un tercio del territorio de este país, y ha denunciado el entramado de corrupción gubernamental por el caso Odebretch, que según una investigación de la Cámara dejó a Venezuela pérdidas patrimoniales millonarias.

El 2018 de Guaidó, padre de una niña de poco más de un año y aficionado al béisbol, un deporte considerado como el “pasatiempo nacional” en Venezuela, estuvo marcado por una intensa actividad social y el encuentro con luchadores sociales de distinto signo, una de sus pasiones según dijeron a Efe integrantes de su equipo de trabajo.

Como es común entre los ingenieros, el nuevo presidente del Parlamento venezolano tiene una mentalidad estructurada y metódica, pero también es señalado como un hombre tolerante, familiar y con aplomo.

Estas últimas características serán imprescindibles para que Guaidó lleve adelante el proyecto que pregona casi desde que le apuntaron los reflectores: el cese de la “usurpación” que hace Maduro, la instalación de un Gobierno de transición y la convocatoria a nuevas elecciones.

Advertisement
Deje aquí su propio comentario

Deja un comentario

Advertisement

Publicidad

Advertisement

Publicidad

Lo más visitado

Copyright © 2018 all rights reserved alertanacional.es

ArabicChinese (Simplified)EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
A %d blogueros les gusta esto: