Connect with us

Internacional

Apaciguamiento: el mal europeo

Published

on

Gran Bretaña y Francia tratan de apaciguar a las tres potencias que más amenazan el mundo en estos momentos: Irán, China y Rusia. En la imagen (Vyacheslav Oseledko/AFP, vía Getty Images), el presidente de Rusia, Vladímir Putin; el de China, Xi Jinping, y el de Irán, Hasán Ruhaní, en Bishkek, Kirguistán, el 14 de junio de 2019.
Gran Bretaña y Francia tratan de apaciguar a las tres potencias que más amenazan el mundo en estos momentos: Irán, China y Rusia. En la imagen (Vyacheslav Oseledko/AFP, vía Getty Images), el presidente de Rusia, Vladímir Putin; el de China, Xi Jinping, y el de Irán, Hasán Ruhaní, en Bishkek, Kirguistán, el 14 de junio de 2019.
Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Richard Kemp.- Europa es presa de una enfermedad extraordinariamente virulenta y perniciosa que amenaza el bienestar de sus pueblos y del mundo entero. No me refiero al coronavirus, sino al apaciguamiento. En la década de los años 30 del siglo pasado, también la política exterior anglo-francesa estuvo dominada por el apaciguamiento, entonces ante la Alemania nazi; apaciguamiento que fracasó a la hora de impedir una de las mayores catástrofes que haya sufrido la civilización y que se cobró la vida de millones de personas.

Ahora, el Reino Unido y Francia tratan de apaciguar a las tres potencias que más amenazan al mundo en estos momentos: Irán, China y Rusia. Como miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, el otro día tanto Londres como París se arrodillaron ante sus archienemigos al negarse a apoyar una resolución de su mayor aliado, EEUU, para prolongar el embargo de armas onusiano que pesa sobre Irán. Por supuesto, la iniciativa norteamericana fue rechazada por China y Rusia, que pretenden vender armamento convencional avanzado a Teherán en cuanto se levante el embargo, el próximo mes de octubre.

Loading...

Volvamos a los años 30. Las intenciones agresivas de la Alemania nazi estaban claras. Aunque el apaciguamiento con Hitler no tiene excusa, la razón primordial era quizá comprensible: la actitud imperante de ‘paz a cualquier precio’ luego de la inaudita carnicería de la Primera Guerra Mundial, todavía fresca en la memoria de todo el mundo.

Hoy, las intenciones del Irán de Jamenei son igual de claras, y las materializa con frecuencia en agresiones imperialistas por todo Oriente Medio, sobre todo contra Irak, Siria, el Líbano, el Yemen y Arabia Saudí, así como en sus incesantes amenazas y acciones militares contra Israel.

Aun si los países europeos fueran tan miopes como para ignorar esas distantes agresiones, ¿cómo podrían hacer lo mismo ante la miríada de acciones terroristas y asesinatos pergeñada por los peones iraníes en sus propios territorios en los últimos años? Hablamos de asesinatos o intentos de asesinato de disidentes iraníes, así como de un intento fallido de atentado con bombas contra una convención en París en 2018 y del almacenamiento de toneladas de material explosivo en Londres en 2015. Sólo unos años antes mantuve discusiones en Downing Street sobre la muerte de soldados británicos en Irak a manos de aliados de Irán, y me encontré con una amplia reluctancia a adoptar medida significativa alguna.

Le recomendamos...  Iberia adquiere Air Europa por 1.000 millones de euros

Las excusas para el retraimiento franco-británico son menos convincentes hoy que en los años 30 y aluden, por ejemplo, a la resaca de las recientes campañas en Irak y Afganistán, aunque, comparadas con la Gran Guerra, aquéllas apenas afectaron a nadie en Europa. En tal parálisis encontramos un viejo y arraigado sentimiento de culpa colonialista, explotado durante décadas por la izquierda para minar la autoconfianza nacional y promover un espíritu de apaciguamiento hacia los países de Oriente Medio. El creciente radicalismo islámico tanto en el Reino Unido como en Francia, que albergan decenas de miles de yihadistas, también ha contribuido a excitar la pusilanimidad.

Si el legado económico de la Gran Depresión alimentó el apaciguamiento en los años 30, hoy en día la vinculación comercial con China y Rusia, junto con la aprensión ante el panorama económico post-covid, hace que los Gobiernos e instituciones europeos teman alienarse a ambos.

Hay otro factor que quizá pese aún más en los apabullados políticos europeos. Gran Bretaña e –incluso aún más– Francia están muy preocupados por el acuerdo nuclear con Irán suscrito por el anterior presidente de EEUU, Barack Obama, directamente responsable de la crisis que se vive ahora en el Consejo de Seguridad de la ONU. Los dos países, así como Alemania y la propia UE, saben perfectamente que, en vez del objetivo declarado de cerrar a Irán la vía a la adquisición de armamento atómico, el PAIC de hecho le allana el camino; no sólo a la adquisición de capacidades nucleares, sino a hacerlo de manera legítima y efectiva, con la bendición del Consejo de Seguridad.

Ignorando valoraciones mejores, accedieron al PAIC porque así se lo pidió el presidente Obama, al que veneraban. La retirada de EEUU del acuerdo, ordenada por el presidente Trump, les ha generado un dilema. Y es que desprecian a Trump tanto como veneraban a Obama y, aunque saben que aquél tiene razón, posiblemente no sigan su estela.

El otro día, el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, puso en marcha la reactivación de las provisiones sobre las que se basa el apoyo de la ONU al PAIC, en función de lo consignado en la Resolución 2231 del Consejo de Seguridad. Y lo hizo porque el Consejo rechazó la prórroga del embargo de armas contra Teherán. Su efecto será la reimposición de todas las sanciones de la ONU contra Irán, empezando por el embargo de armas convencionales. También vedará el apoyo internacional al programa misilístico iraní, al desarrollo iraní de misiles capaces de portar componentes nucleares y a las actividades nucleares de enriquecimiento de la República Islámica. Y reinstaurará las prohibiciones de viajar que pesaban sobre ciertos miembros del régimen de los ayatolás. La reactivación pondrá fin al PAIC de tal manera que su recuperación será imposible.

Le recomendamos...  Viktor Orban sobre las ONG: "Son agresivos, nadan en dinero y tienen una red internacional detrás de ellos"

La reactivación inmediata está justificada, al amparo de la Resolución 2231, por las violaciones iraníes de sus compromisos para con el PAIC, tal y como ha certificado la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA), que en junio anunció que Teherán había enriquecido uranio e incrementado sus provisiones de uranio poco enriquecido más allá de lo permitido, almacenado una cantidad excesiva de agua pesada, testado centrifugadoras avanzadas y recomenzado el enriquecimiento en la planta de Fordow, todo ello en contravención de lo pactado. Asimismo, la AIEA ha especificado que Irán sigue negándose a permitir el acceso de inspectores internacionales a sus instalaciones nucleares, y puede que esté ocultando materiales y procesos nucleares no declarados.

Por supuesto, el Reino Unido y Francia lo saben de sobra, y en enero pusieron en marcha, junto con Alemania, el mecanismo de resolución de disputas del PAIC en protesta por las violaciones iraníes del mismo. Pero siguen rechazando la exigencia norteamericana de prorrogar el embargo de armas contra Irán y piensan no sólo negar el apoyo a EEUU en la cuestión de la reactivación, sino frustrar activamente su empeño en el Consejo de Seguridad, en refuerzo de los intentos rusos y chinos al respecto, por supuesto saludados por Alemania y la UE.

Como Irán, esos países esperan y desean que el presidente Trump pierda las elecciones de noviembre y el acuerdo nuclear sea rescatado por su sucesor. Con independencia de quién gane esos comicios, no será fácil que tal cosa suceda. Los defensores de Irán tratan desesperadamente de impedir la reactivación aduciendo que, tras su retirada del PAIC, EEUU no tiene nada que decir. Lamentablemente para ellos, están equivocados. Pero eso no quita para que se desvivan tratando de retorcer los términos y precedentes del Consejo de Seguridad.

Le recomendamos...  Obispos, ateos, modernos, feministas, comunistas, políticos, periodistas, relativistas, cínicos y filósofos varios... están cagados

Al final es probable que la maniobra de Pompeo tenga éxito. La reimposición de las sanciones dejará entonces a China, Rusia y los países europeos ante la complicada disyuntiva de cumplir con ellas o asumir unas consecuencias perniciosas en sus relaciones comerciales con EEUU. Puede producirse un daño irreparable no sólo en las relaciones euro-americanas sino en la propia ONU, institución ya muy cuestionada por muchos en EEUU.

¿Y todo esto para qué? Puede que saquen tajada Rusia y China, cuyas ventas de armas a Irán les reportarán jugosos ingresos y que verán extenderse su influencia sobre la región a expensas de América y Europa.

En cuanto a esta última, quizá logre un retorcido reconocimiento por plantarse ante EEUU y el malvado Trump. Y algunas migajas comerciales con Irán. Pero, definitivamente, no se hará avanzar la paz ni la seguridad global. Puede que los belicistas ayatolás que gobiernan en Teherán también se beneficien, pero desde luego no lo harán el pueblo iraní ni los demás países mesorientales. Numerosos iraníes de bien no quieren más que acabar con los ayatolás opresores que les han convertido en parias y llevado a la miseria. Si la reintroducción funciona, las sanciones norteamericanas acelerarán el fin del régimen terrorista de Teherán. Y dará más confianza y seguridad a los países árabes, cada vez más temerosos de un Irán con armas nucleares.

El apaciguamiento europeo de los años 30 acabó siendo gestionado casi en exclusiva por un solo hombre: Winston Churchill. Al primer ministro británico actual, Boris Johnson, que ha escrito una biografía de aquél, cabría aconsejarle que reflexionase sobre cuál sería la reacción de su biografiado ante esta difícil situación, y que se alineara con nuestros aliados americanos en el Consejo de Seguridad.


Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Advertisement
Deje aquí su propio comentario

Internacional

Orban responde a la UE con un órdago: preguntará en referéndum a los padres húngaros si apoyan “que se impartan sesiones de orientación sexual” a sus hijos “sin su consentimiento”

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Compartir

El presidente húngaro lo explica claro: «El Parlamento y la Comisión Europea quieren que los activistas LGBT tengan libre acceso a nuestros colegios y guarderías y eso no sucederá, porque no es lo que Hungría quiere». ¡Bien por Orban!

La Comisión Europea inició recientemente sendos expedientes sancionadores contra Hungría y Polonia por promover leyes de protección a la infancia y limitación de la propaganda de ideología LGTBI.

En concreto, la ley húngara impide el adoctrinamiento a los menores con respecto a propaganda homosexualista y de cambio de sexo, así como la protección contra la pederastia y la pornografía. La ley abarca el sector educativo y señala que las clases de educación sexual en las escuelas “no pueden diseñarse para promover la segregación de género, el cambio de sexo o la homosexualidad”, recuerda Religión en Libertad.

Todo lo anterior pone de los nervios a la Comisión Europea porque ésta pertenece al Nuevo Orden Mundial, que quiere imponer leyes contrarias a la ley natural en asuntos como el derecho a la vida o la ideología de género.

Loading...

Pero el presidente húngaro Viktor Orban tiene las ideas claras y está dispuesto a proteger a los niños de su país de la propaganda de los activistas LGTBI en los colegios. Es decir, que Orban simplemente aplica el sentido común y la doctrina de la declaración universal de los derechos humanos, que en su artículo 26, punto 3, dice: “Los padres tendrán derecho preferente a escoger el tipo de educación que habrá de darse a sus hijos”.

La doctrina de la declaración universal de los derechos humanos, en su artículo 26, punto 3, dice: “Los padres tendrán derecho preferente a escoger el tipo de educación que habrá de darse a sus hijos”

 

El propio Orban lo explica muy bien: «El Parlamento y la Comisión Europea quieren que los activistas LGBT tengan libre acceso a nuestros colegios y guarderías y eso no sucederá, porque no es lo que Hungría quiere».

Por eso, Orban acaba de convocar un referéndum sobre la ley de protección de la infancia  -la ley que protege a los menores de edad de la ideología de género y por la cual el país está sufriendo desde hace semanas duros ataques- explicándolo con estas palabras: «Cuando la presión sobre nuestro país es tan grande, la única opción es que la propia gente de Hungría defienda a su nación». Y agrega: «Les pido que digan no a estos temas como dijimos que no hace cinco años, cuando Bruselas quería obligar a los inmigrantes a entrar en Hungría. Entonces, un referéndum y la voluntad común detuvieron a Bruselas».

Orban ha insistido en que las leyes húngaras “no permiten la propaganda sexual en jardines de infancia y escuelas, en la televisión y en la publicidad” y ha matizado que “Bruselas ahora está exigiendo una enmienda a la Ley de Educación y las normas de protección infantil”.

Para él, la UE se está quejando de que en Occidente los “activistas LGTBI van a jardines de infancia y escuelas, donde hacen comentarios de materia sexual”. “Aquí también quieren esto, por eso los burócratas de Bruselas están amenazando, iniciando procedimientos de infracción, es decir, abusando de su poder. El futuro de nuestros hijos está en juego, por lo que no podemos dejar de lado este tema”, ha agregado el mandatario magiar.

El futuro de nuestros hijos está en juego, por lo que no podemos dejar de lado este tema”, ha agregado el mandatario magiar

 

Además, ha recalcado que Bruselas sigue atacando claramente a Hungría, como lo ha hecho durante las últimas semanas, en relación con la ley de protección infantil. En el referéndum, los ciudadanos húngaros tendrán que responder a una serie de preguntas sobre la introducción de clases sobre orientación sexual en las escuelas, la promoción de “tratamientos de reasignación de género” para menos de edad, la disponibilidad de los mismos, la inclusión de contenido sexual “mediático” o la exhibición de contenido “relacionado con el género” ante menores de edad.

Las preguntas del referéndum húngaro serán las siguientes:

-¿Apoya que se impartan sesiones de orientación sexual a los menores de edad en los centros educativos públicos sin el consentimiento de los padres?

-¿Apoya la promoción del tratamiento de cambio de sexo en menores de edad?

-¿Apoya que el tratamiento de cambio de sexo esté disponible para los menores de edad?

-¿Apoya la exposición sin restricciones de los menores a los contenidos de los medios de comunicación de carácter sexual que puedan afectar a su desarrollo?

-¿Apoya la proyección a lo menores de contenidos audiovisuales sobre el cambio de sexo?


Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Compartir
Le recomendamos...  Bertín Osborne: "España es el país con más políticos idiotas por metro cuadrado"
Continue Reading

Internacional

Una nueva revolución maoista destruye a los Estados Unidos

Published

on

Sólo si MAGA regresa al poder en EU, ahora para “salvar a América”, Occidente tendrá una última oportunidad de dar la batalla contra los tontos útiles neo-maoístas woke que quieren arrodillar a un gran país.
Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Los nuevos supremacismos son socialistas. Son las más recientes y eficaces estrategias de la izquierda internacional para devorar las estructuras, instituciones e ideología que representan las columnas de Occidente: la cristiandad, la familia, la Patria.

Los nuevos supremacismos homosexual, negro y feminista -todos de izquierda radical-, son la alfombra roja para la llegada del supremacismo comunista chino, que de la mano del gobierno woke de Joe Biden y Kamala Harris, socavan a América dejándola vulnerable ante la influencia del Imperio Rojo.

Los nuevos supremacismos son socialistas. Son las más recientes y eficaces estrategias de la izquierda internacional para devorar las estructuras, instituciones e ideología que representan las columnas de Occidente: la cristiandad, la familia, la Patria, la libertad de expresión y los derechos humanos.

Loading...

La izquierda internacional está dominada y apadrinada por la nueva hegemonía geopolítica de China, que lucha a través del poder suave (Joseph Nye) para extender su brazo, adentrándose en las venas de Estados Unidos, América Latina -y el resto del mundo.

El Gran Dragón Rojo posee una vasta experiencia en aplicación de métodos de dominación a través del biopoder (Michel Foucault) y del psicopoder (Byung-Chul Han), como los que ha implementado desde hace décadas en sus políticas públicas.

Por ejemplificar, la inaceptable imposición estatal de tener un solo hijo —vigente hasta 2015—, la incitación al aborto, y la velada posibilidad de escoger el sexo del bebé -que derivó en el nacimiento 30 millones de varones, ya que las niñas habrían sido abortadas masivamente-.

Sobra recordar que en China no existen los derechos humanos. No hay libertad de expresión, ni las mismas redes sociales que en el resto del mundo, ni se tolera a los disidentes del comunismo, ni hay pluralidad de partidos políticos. Sólo hay un partido, el que está en el poder, y es comunista. Ese es el esquema chino. ¿A quién en su sano juicio podría gustarle importar esto a nuestro continente?

Para llegar a este nivel asfixiante de control estatal sobre el individuo, China echó mano de varias estrategias. Una de ellas fue la llamada revolución cultural de Mao Zedong, que implementó medidas draconianas basadas en el fanatismo de jóvenes a sueldo en la Guardia Roja, que emprendieron una persecución política contra todo el que no comulgara con el dictatorial y castrante comunismo chino.

Esto podía incluir a sus propios padres, sometidos a esa gran “limpieza ideológica”. Resultado: cerca de 4 millones de muertos, 40 millones de desplazados.

Fue una gran cacería de brujas monumental al pensamiento distinto. Esa infame purga se dio en el terreno cultural, por lo que debe asumirse como una vertiente de combate que hoy se aplica como poder suave.

Y es ese mismo poder suave, no militar sino cultural, el que hoy tiene fragmentado a Estados Unidos en una lucha de los wokes contra los patriotas. ¿Quién se beneficia de esta polarización? China, por supuesto.

El Partido Comunista Chino (PCCh) no puede sino ver con muy buenos ojos la nefasta revolución progresista, un movimiento similar a la revolución cultural maoísta, expresado claramente en la muerte civil, y en la cultura de la cancelación de quien piensa diferente. Y ya sabemos en qué podría derivar todo esto si los patriotas se quedan con los brazos cruzados.

Para la revolución cultural china maoísta que inicia en 1966 y culmina en 1976, había 5 categorías de personas a las que había que perseguir y destruir, por ser enemigas: los terratenientes, los campesinos ricos, los contrarrevolucionarios, las “malas influencias, y los Derechistas. Hoy los progresistas que bien podemos considerar neo-maoístas, tienen una lista similar para etiquetar a quienes hacer la guerra: El derechista, el patriota, el hombre y la mujer blancos, el heterosexual, y el religioso.

Los nuevos supremacismos son parte de la cultura progresista, del movimiento woke, por lo que deben ser contextualizados en su dimensión económica como grandes negocios para diversas industrias. Y que al mismo tiempo que se fortalecen con las jugosas ganancias millonarias, cumplen con la función de enfrentar a la ciudadanía según su preferencia sexual, raza, o sexo.

El debilitamiento de las estructuras sociales y de las instituciones en EE. UU. supone una revolución woke con estrategia marxista y táctica de Gramsci. De Marx porque incita al odio y la división, pero ya no sólo por clase social, sino por otras categorías, culturales. En ello va la carga de Gramsci.

El supremacismo negro usa la narrativa de que todo afrodescendiente es una víctima que hoy merece privilegios por compensación, no por sus acciones, y que todo blanco es un opresor, también con independencia de sus actos, sólo por su raza.

Además, este supremacismo es por supuesto racista en la medida en que coloca como centro de toda política pública a los afro-americanos, como beneficiarios, y del debate en la opinión pública, como héroes cuyas vidas importan más que las de cualquier otra raza. Si esto no se da en esos términos, los que esos activistas desean, la supuesta opresión continúa.

El supremacismo homosexual sirve para minar los cimientos de la familia natural. Enfrenta a homosexuales contra heterosexuales, en una lógica según la cual los primeros ya han sido liberados de la opresión «heteropatriarcal», y pueden vivir su libertad.

La dictadura woke pareciera sugerir que ser homosexual es algo intrínsecamente muy positivo para el desarrollo del bien común.

El supremacismo feminista radical confronta a mujeres contra hombres, y busca destruir también la religiosidad por ser supuesta responsable de la opresión femenina, y a la familia natural, por ser la jaula donde la mujer es una esclava.

Deducciones delirantes que generan hoy mujeres solas, acaso con cierta solvencia económica, pero incapaces de relacionarse de forma sana con los varones, a quienes ven como responsables de todos los males del mundo.

Ante el incremento de la propaganda de estos supremacismos, encuestas muestran que los votantes demócratas se han movido entre 10 y 35 puntos a la izquierda en temas como aborto, y migrantes, en los más recientes lustros. Los republicanos se han movido sólo un poco a la derecha.

Biden ha sustituido el viejo liberalismo por la cultura woke planteada como política pública transversal en las ramas de la ideología de género y la identidad racial, es decir, el supremacismo negro, gay-trans, y feminista.

Esto ha generado que se acentúe el Blexit, y el Latinexit, el fin de la simpatía de millones de afrodescendientes y de latinos por el Partido Demócrata, por la institucionalización de los radicalismos.

La mayoría de los latinos somos de cuna católica, o cristiana, por lo que la extrema izquierda que hoy protege Biden y su partido causan pánico o franca repulsión. Si los latinos han migrado a EE. UU. en mucho es porque en sus países se impuso el socialismo y vienen huyendo de sus miserias. No quieren saber nada de ese régimen que empobrece, pero tampoco de sus recientes adiciones y diversificaciones ideológicas, como lo son estos nuevos supremacismos y sus venenosas narrativas para dividir a la población, auspiciar el odio entre ciudadanos y buscar un control político y beneficios electoreros.

Un intelectual a quien respeto, y con quien he conversado sobre los puentes que unen al movimiento woke con Mao y su revolución cultural, me pregunta dónde quedó la vieja animadversión entre patriotas del movimiento MAGA y los titiriteros del llamado “Nuevo Orden Mundial”, a quienes supuestamente se les hacía responsables de haber financiado a todo la diversidad progresista.

La agenda Bildelberg, Soros, entre otros, dónde quedarían en tu análisis, me pregunta. Pero no veo contradicción alguna, le respondo. Esos globalistas efectivamente han financiado una agenda para el así llamado Nuevo Orden Mundial.

Es decir, para imponer un gobierno global, una moneda, una “religión” o culto, y diluir las fronteras, socavar la moral y controlar a las naciones a través de organismos internacionales que ya existen. (Y que claramente ostentan esas banderas, como la ONU, que usa arcoíris de la “diversidad sexual”, en sus redes sociales, por sólo poner un ejemplo).

Mi respuesta es que tales globalistas trabajaron sin desearlo para el Partido Comunista de China, para el Imperio Rojo que les está ganando visiblemente la carrera hacia la hegemonía mundial.

Esos conocidos globalistas usaron las diversas caras del progresismo como frentes de lucha para imponer su sistema, pero no les dio tiempo de alcanzar plenamente sus metas y hoy China se ve beneficiada por el trabajo de demolición de las columnas que sostienen a Occidente, que hicieron estos ambiciosos dueños del dinero a escala mundial, en connivencia con Wall Street, la mainstream media, Hollywood, el Big Tech, el Big Pharma, el Partido Demócrata, miles de ONG como Planned Parenthood, y políticos e intelectuales a sueldo.

Dicho de otra manera, “nadie sabe para quién trabaja”. Pero los globalistas occidentales, por poderosos que son, no pueden vencer a China, sólo le alfombraron el camino y son cómplices junto con Biden del declive económico y de la locura progresista que afecta hoy a Estados Unidos.

A decir verdad, sólo si MAGA regresa al poder en EU, ahora para “salvar a América”, Occidente tendrá una última oportunidad de dar la batalla contra los tontos útiles neo-maoístas woke que quieren arrodillar a un gran país, y desean verlo arder, sólo por su grave resentimiento psico-social.

 

Le recomendamos...  ¿Por qué Occidente sigue pasando por alto las vacunas rusas contra el COVID-19?

Raúl Tortolero


Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Continue Reading

Internacional

Físicos logran hacer levitar una pequeña esfera de vidrio en el vacío cuántico

Published

on

Una esfera de 100 nm de diámetro (un punto verde en el centro de la imagen) suspendido en el vacío bajo los efectos de rayos láser y un campo electromagnético. Escuela Politécnica Federal de Zúrich
Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Compartir

Con sus 100 nanómetros de diámetro, la bola parecía demasiado grande para poder regirse por las leyes de la mecánica cuántica, pero pese a ello los investigadores consiguieron concluir con éxito su experimento.

Investigadores de la Escuela Politécnica Federal de Zúrich (Suiza) lograron hacer levitar a una pequeña esfera de vidrio dentro de un vacío enfriado a 269 grados bajo cero en un potente campo electromagnético y bajo un haz de luz láser.

Lo esencial para este experimento era que la partícula suspendida en lo que sus autores llaman “trampa óptica” fuera dieléctrica (de un material con baja conductividad, como es el vidrio) y no tan pequeña en términos de física cuántica. Así, esta medía 100 nanómetros de diámetro (una décima parte de un micrómetro) y contaba con hasta 10 millones de átomos, lo que sitúa a esta esfera más cerca del mundo macrométrico, donde rigen las leyes de la física clásica y no de la mecánica cuántica.

Loading...

Esta prueba de levitación forma parte de una serie de experimentos en la que los científicos prueban objetos cada vez más grandes. Según explica en un comunicado la institución suiza, los investigadores se plantearon una pregunta fundamental: ¿por qué los átomos o las partículas elementales pueden comportarse como ondas -algo que determina la física cuántica y que les permite estar en varios lugares al mismo tiempo- mientras que todo lo que vemos alrededor obedece a las leyes físicas clásicas que lo hacen imposible?

Hasta la fecha era bastante común hacer levitar moléculas formadas por miles de átomos, pero ahora la plataforma experimental suiza ofrece la posibilidad de investigar la mecánica cuántica a escalas macroscópicas y aumentar la escala gradualmente.

“Es la primera vez que se utiliza un método de este tipo para controlar el estado cuántico de un objeto macroscópico en el espacio”, afirmó el autor principal del estudio, Lukas Novotny. Incluso cuando se apaga la luz láser, el sistema permite examinar la esfera en un completo aislamiento, si es necesario.

Al estabilizar la esfera en movimiento, los esfuerzos del equipo se enfocaron en ralentizarla cuanto fuera posible, hasta lo más cerca que pudieran del punto cero de la mecánica cuántica. Este objetivo se logró por medio de la reducción de oscilaciones y también de la temperatura y el movimiento térmico.

Novotny señala que las nanoesferas flotantes en el vacío son de interés no solo para la ciencia fundamental, sino también pueden tener aplicaciones prácticas. En la actualidad, ya existen sensores que pueden medir las más mínimas aceleraciones o rotaciones utilizando ondas atómicas interferentes. A medida que crece la masa del objeto que interfiere mecánicamente en esta clase de sensores, su sensibilidad aumenta, asegura el científico.


Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Compartir
Le recomendamos...  El incendio de Notre Dame y la destrucción de la Europa cristiana
Continue Reading

Internacional

SE CONFIRMA DEFINITIVAMENTE: “AMLO” es TONTO: López Obrador reprocha a España su falta de respuesta a la carta sobre los agravios cometidos durante la Conquista: “Les faltó humildad”

Published

on

El tonto de López Obrador, Presidente de México, en acción.
Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Compartir

El mandatario mexicano releyó la misiva enviada al rey Felipe VI en 2019, que generó tensiones diplomáticas entre ambos países, y reconoció diferencias con las cúpulas españolas.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, criticó este miércoles que España nunca respondiese a la carta que le envió en marzo de 2019 y en la que solicitaba perdón por los agravios cometidos en la época de la Conquista.

Loading...

Durante su conferencia de prensa matutina, el mandatario mexicano fue cuestionado sobre cómo relanzar las relaciones diplomáticas entre México y España, tras las tensiones que generó la misiva dirigida al rey Felipe VI. 

“Envié una carta de manera respetuosa y no tienen ni siquiera la delicadeza de responderla“, reprochó López Obrador.

“La filtran y empiezan los ataques a mi persona y al Gobierno, de autoridades, de intelectuales promonárquicos, Vargas Llosa, otros escritores, la prensa, El País, programas de radio y televisión en España burlándose de nuestra propuesta, que por qué tenían ellos que pedir perdón, con mucha arrogancia, les faltó humildad. Se olvidan que el poder es humildad”, agregó.

Tensiones diplomáticas

Sin embargo, López Obrador señaló que existe una buena relación con el pueblo español a pesar de las diferencias de su Ejecutivo con las cúpulas de ese país. 

“Ese es un tema de discrepancia, no ha pasado a mayores”, dijo el mandatario. “Las diferencias son con el Gobierno de España y con la cúpula empresarial española. Y no generalizo. Con algunos miembros de la cúpula del poder en España”, manifestó.

Cuando se le cuestionó a López Obrador sobre las afectaciones que han causado las tensiones diplomáticas con empresas españolas que podrían invertir en México, el mandatario fue tajante al señalar que las condiciones del país latinoamericano han cambiado. 

“Lo que se tiene que hacer es entender que hay una nueva realidad en México y no se permite robar, eso es todo”, concluyó.

El presidente mexicano ha criticado en reiteradas ocasiones que, durante años, una serie de empresas españolas, como la energética Iberdrola, se vieron beneficiadas por las relaciones de complicidad que mantenían con políticos corruptos en México.


Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Compartir
Le recomendamos...  Montenegro multará con 20.000 euros la falta de respeto a símbolos nacionales
Continue Reading

Accede al canal de YOUTUBE de Inés Sainz

Radio Cadena Española

¿Quiere recibir las últimas noticias en TELEGRAM?

ESCALPELO LITERARIO Y CINÉFILO

LOS LÍMITES DE LA MENTE

LA BANDERA ESPAÑOLA

Autosurf Websyndic
getfluence.com
Advertisement
Advertisement
Advertisement

Copyright © 2020 all rights reserved alertanacional.es

Translate/Traducir »
<-- PAUSADO PROPELLER -->