Connect with us

Internacional

Apaciguamiento: el mal europeo

Published

on

Gran Bretaña y Francia tratan de apaciguar a las tres potencias que más amenazan el mundo en estos momentos: Irán, China y Rusia. En la imagen (Vyacheslav Oseledko/AFP, vía Getty Images), el presidente de Rusia, Vladímir Putin; el de China, Xi Jinping, y el de Irán, Hasán Ruhaní, en Bishkek, Kirguistán, el 14 de junio de 2019.
Gran Bretaña y Francia tratan de apaciguar a las tres potencias que más amenazan el mundo en estos momentos: Irán, China y Rusia. En la imagen (Vyacheslav Oseledko/AFP, vía Getty Images), el presidente de Rusia, Vladímir Putin; el de China, Xi Jinping, y el de Irán, Hasán Ruhaní, en Bishkek, Kirguistán, el 14 de junio de 2019.
Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Richard Kemp.- Europa es presa de una enfermedad extraordinariamente virulenta y perniciosa que amenaza el bienestar de sus pueblos y del mundo entero. No me refiero al coronavirus, sino al apaciguamiento. En la década de los años 30 del siglo pasado, también la política exterior anglo-francesa estuvo dominada por el apaciguamiento, entonces ante la Alemania nazi; apaciguamiento que fracasó a la hora de impedir una de las mayores catástrofes que haya sufrido la civilización y que se cobró la vida de millones de personas.

Ahora, el Reino Unido y Francia tratan de apaciguar a las tres potencias que más amenazan al mundo en estos momentos: Irán, China y Rusia. Como miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, el otro día tanto Londres como París se arrodillaron ante sus archienemigos al negarse a apoyar una resolución de su mayor aliado, EEUU, para prolongar el embargo de armas onusiano que pesa sobre Irán. Por supuesto, la iniciativa norteamericana fue rechazada por China y Rusia, que pretenden vender armamento convencional avanzado a Teherán en cuanto se levante el embargo, el próximo mes de octubre.

Loading...

Volvamos a los años 30. Las intenciones agresivas de la Alemania nazi estaban claras. Aunque el apaciguamiento con Hitler no tiene excusa, la razón primordial era quizá comprensible: la actitud imperante de ‘paz a cualquier precio’ luego de la inaudita carnicería de la Primera Guerra Mundial, todavía fresca en la memoria de todo el mundo.

Hoy, las intenciones del Irán de Jamenei son igual de claras, y las materializa con frecuencia en agresiones imperialistas por todo Oriente Medio, sobre todo contra Irak, Siria, el Líbano, el Yemen y Arabia Saudí, así como en sus incesantes amenazas y acciones militares contra Israel.

Aun si los países europeos fueran tan miopes como para ignorar esas distantes agresiones, ¿cómo podrían hacer lo mismo ante la miríada de acciones terroristas y asesinatos pergeñada por los peones iraníes en sus propios territorios en los últimos años? Hablamos de asesinatos o intentos de asesinato de disidentes iraníes, así como de un intento fallido de atentado con bombas contra una convención en París en 2018 y del almacenamiento de toneladas de material explosivo en Londres en 2015. Sólo unos años antes mantuve discusiones en Downing Street sobre la muerte de soldados británicos en Irak a manos de aliados de Irán, y me encontré con una amplia reluctancia a adoptar medida significativa alguna.

Las excusas para el retraimiento franco-británico son menos convincentes hoy que en los años 30 y aluden, por ejemplo, a la resaca de las recientes campañas en Irak y Afganistán, aunque, comparadas con la Gran Guerra, aquéllas apenas afectaron a nadie en Europa. En tal parálisis encontramos un viejo y arraigado sentimiento de culpa colonialista, explotado durante décadas por la izquierda para minar la autoconfianza nacional y promover un espíritu de apaciguamiento hacia los países de Oriente Medio. El creciente radicalismo islámico tanto en el Reino Unido como en Francia, que albergan decenas de miles de yihadistas, también ha contribuido a excitar la pusilanimidad.

Si el legado económico de la Gran Depresión alimentó el apaciguamiento en los años 30, hoy en día la vinculación comercial con China y Rusia, junto con la aprensión ante el panorama económico post-covid, hace que los Gobiernos e instituciones europeos teman alienarse a ambos.

Hay otro factor que quizá pese aún más en los apabullados políticos europeos. Gran Bretaña e –incluso aún más– Francia están muy preocupados por el acuerdo nuclear con Irán suscrito por el anterior presidente de EEUU, Barack Obama, directamente responsable de la crisis que se vive ahora en el Consejo de Seguridad de la ONU. Los dos países, así como Alemania y la propia UE, saben perfectamente que, en vez del objetivo declarado de cerrar a Irán la vía a la adquisición de armamento atómico, el PAIC de hecho le allana el camino; no sólo a la adquisición de capacidades nucleares, sino a hacerlo de manera legítima y efectiva, con la bendición del Consejo de Seguridad.

Ignorando valoraciones mejores, accedieron al PAIC porque así se lo pidió el presidente Obama, al que veneraban. La retirada de EEUU del acuerdo, ordenada por el presidente Trump, les ha generado un dilema. Y es que desprecian a Trump tanto como veneraban a Obama y, aunque saben que aquél tiene razón, posiblemente no sigan su estela.

El otro día, el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, puso en marcha la reactivación de las provisiones sobre las que se basa el apoyo de la ONU al PAIC, en función de lo consignado en la Resolución 2231 del Consejo de Seguridad. Y lo hizo porque el Consejo rechazó la prórroga del embargo de armas contra Teherán. Su efecto será la reimposición de todas las sanciones de la ONU contra Irán, empezando por el embargo de armas convencionales. También vedará el apoyo internacional al programa misilístico iraní, al desarrollo iraní de misiles capaces de portar componentes nucleares y a las actividades nucleares de enriquecimiento de la República Islámica. Y reinstaurará las prohibiciones de viajar que pesaban sobre ciertos miembros del régimen de los ayatolás. La reactivación pondrá fin al PAIC de tal manera que su recuperación será imposible.

La reactivación inmediata está justificada, al amparo de la Resolución 2231, por las violaciones iraníes de sus compromisos para con el PAIC, tal y como ha certificado la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA), que en junio anunció que Teherán había enriquecido uranio e incrementado sus provisiones de uranio poco enriquecido más allá de lo permitido, almacenado una cantidad excesiva de agua pesada, testado centrifugadoras avanzadas y recomenzado el enriquecimiento en la planta de Fordow, todo ello en contravención de lo pactado. Asimismo, la AIEA ha especificado que Irán sigue negándose a permitir el acceso de inspectores internacionales a sus instalaciones nucleares, y puede que esté ocultando materiales y procesos nucleares no declarados.

Por supuesto, el Reino Unido y Francia lo saben de sobra, y en enero pusieron en marcha, junto con Alemania, el mecanismo de resolución de disputas del PAIC en protesta por las violaciones iraníes del mismo. Pero siguen rechazando la exigencia norteamericana de prorrogar el embargo de armas contra Irán y piensan no sólo negar el apoyo a EEUU en la cuestión de la reactivación, sino frustrar activamente su empeño en el Consejo de Seguridad, en refuerzo de los intentos rusos y chinos al respecto, por supuesto saludados por Alemania y la UE.

Como Irán, esos países esperan y desean que el presidente Trump pierda las elecciones de noviembre y el acuerdo nuclear sea rescatado por su sucesor. Con independencia de quién gane esos comicios, no será fácil que tal cosa suceda. Los defensores de Irán tratan desesperadamente de impedir la reactivación aduciendo que, tras su retirada del PAIC, EEUU no tiene nada que decir. Lamentablemente para ellos, están equivocados. Pero eso no quita para que se desvivan tratando de retorcer los términos y precedentes del Consejo de Seguridad.

Al final es probable que la maniobra de Pompeo tenga éxito. La reimposición de las sanciones dejará entonces a China, Rusia y los países europeos ante la complicada disyuntiva de cumplir con ellas o asumir unas consecuencias perniciosas en sus relaciones comerciales con EEUU. Puede producirse un daño irreparable no sólo en las relaciones euro-americanas sino en la propia ONU, institución ya muy cuestionada por muchos en EEUU.

¿Y todo esto para qué? Puede que saquen tajada Rusia y China, cuyas ventas de armas a Irán les reportarán jugosos ingresos y que verán extenderse su influencia sobre la región a expensas de América y Europa.

En cuanto a esta última, quizá logre un retorcido reconocimiento por plantarse ante EEUU y el malvado Trump. Y algunas migajas comerciales con Irán. Pero, definitivamente, no se hará avanzar la paz ni la seguridad global. Puede que los belicistas ayatolás que gobiernan en Teherán también se beneficien, pero desde luego no lo harán el pueblo iraní ni los demás países mesorientales. Numerosos iraníes de bien no quieren más que acabar con los ayatolás opresores que les han convertido en parias y llevado a la miseria. Si la reintroducción funciona, las sanciones norteamericanas acelerarán el fin del régimen terrorista de Teherán. Y dará más confianza y seguridad a los países árabes, cada vez más temerosos de un Irán con armas nucleares.

El apaciguamiento europeo de los años 30 acabó siendo gestionado casi en exclusiva por un solo hombre: Winston Churchill. Al primer ministro británico actual, Boris Johnson, que ha escrito una biografía de aquél, cabría aconsejarle que reflexionase sobre cuál sería la reacción de su biografiado ante esta difícil situación, y que se alineara con nuestros aliados americanos en el Consejo de Seguridad.


Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Advertisement
Deje aquí su propio comentario

Internacional

¡VIVA LA IZQUIERDA! Bebés a cambio de comida, el dantesco capítulo del hambre en Venezuela

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Una banda delictiva ofrecía 800 dólares a embarazadas venezolanas de bajos recursos, luego eran llevadas a clínicas colombianas para dar a luz y los bebés los enviaban a Europa.

En Venezuela hay hambre.

Las neveras vacías y la nula calidad de vida están llevando a las madres venezolanas a entregar a sus propios hijos a cambio de dinero para poder comer.

La situación que atraviesa el país es preocupante. Para 2019 estaba entre las 10 peores crisis alimentarias en todo el mundo. Cerca de 9,3 millones de venezolanos requirieron asistencia alimentaria de emergencia, es decir, 32 % de la población total, según la Red Global contra las Crisis Alimentarias del Programa Mundial de Alimentos.

Loading...

La realidad respalda esas cifras, los sectores más vulnerables se enfrentan a una dolarización de facto que convierte a los alimentos en bienes de lujo. Ni siquiera el pírrico aumento del salario mínimo a 3,40 dólares ordenado por Maduro permite acceder a la canasta alimentaria, valorada en casi 230 dólares. Para la cúpula chavista el tema no tiene importancia siempre y cuando ellos tengan sus propios privilegios.

Las personas de bajos recursos son las más perjudicadas y justo allí es donde las bandas delictivas ven la oportunidad. Recientemente uno de estos grupos delictivos fue desarticulado por autoridades colombianas. Se dedicaba a contactar a venezolanas embarazadas y les compraban sus bebés por 800 dólares.

El modus operandi

La banda ganaba unos 2000 euros por cada bebé exportado a Europa, detalló el director de Migración Colombia, Juan Francisco Espinosa, luego del arresto de los implicados.

«Estas mujeres tenían el apremio económico. La dificultad en Venezuela es muy grave y les ofrecían 800 dólares que allá es demasiado dinero porque el salario mínimo no cubre ni 1 % de la canasta familiar”.

Dentro del modus operandi, las futuras madres eran contactadas en la zona fronteriza, tanto del lado colombiano como del venezolano, dijo. Cuando nacían, los bebés eran registrados con partida de nacimiento colombiana de manera fraudulenta, luego eran enviados a través de Ecuador hacia Europa.

Pero las madres no daban a luz en cualquier parte. Una nota de El Tiempo señala que estas eran llevadas a clínicas de renombre, luego los niños eran sacados con los nombres de los padres cambiados.

Otro factor dantesco es que dentro de los cabecillas del grupo fue identificada una venezolana, quien se aprovechó de sus coterráneas e hizo negocio con el hambre. Otras cinco personas fueron capturadas. Se incautaron elementos de prueba y se detuvieron a tres personas más en flagrancia.

Producto de la desesperación

Los indicadores del reporte hecho por el Programa Mundial de Alimentos sobre el hambre en Venezuela solo llegaron hasta 2019. No fue posible llevar el registro de los años 2020 y lo que va de 2021 por la insuficiencia de datos.

Sin embargo, el informe señala que la situación seguramente empeoró. Un reporte de seguimiento de la FAO, refleja que en agosto-septiembre de 2020, el 70 % de los encuestados no tenía suficientes alimentos para satisfacer las necesidades básica o tuvo que limitar la diversidad de sus dietas, 32 % había agotado las reservas de alimentos y 11 % pasó 24 horas sin alimentos.

Este año tampoco pinta bien dada la restricción de circulación por la pandemia, la inflación y la escasez de combustible usado para el transporte de los alimentos. Todo este cúmulo de penurias genera este tipo de consecuencias dantescas producto de la desesperación.

Uno de los bebés fue rescatado antes de ser enviado fuera Colombia. Ahora está bajo el cuidado del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF). Por su parte, las autoridades están tratando de identificar cuántos fueron vendidos en total.

El hallazgo genera consternación, más aún porque no se sabe a dónde fueron a parar esos niños. Paralelamente, el hambre en Venezuela continúa en medio de la mayor crisis humanitaria de la región por la negligencia y la prepotencia de la dictadura comunista.


Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Continue Reading

Internacional

Colombia: Soros se apoya en los violentos disturbios para avanzar en su agenda globalista

Published

on

Izda: El especulador internacional, George Soros. (Twitter/ @Elregreso777). Dcha.: Escena de las demostraciones violentas en Colombia, 5 de mayo de 2021. (Twitter/@Kheydire).
Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Tras las violentas manifestaciones registradas en Colombia durante los últimos ocho días, estaría la influencia del financiador de los movimientos de izquierda en muchos países, George Soros.

Soros ha influenciado en actividades de desestabilización de las instituciones legales del país, por cerca de 30 años y se pueden apreciar señales que apuntan en dirección de su protegido, el senador Gustavo Petro, de acuerdo con la periodista colombiana Vanessa Vallejo en uno de sus tuits del 6 de mayo.

Loading...

Las violentas marchas en Colombia ya dejan varios muertos, 540 policías heridos, 21 estaciones de policía destruidas, otras 43 con daños severos, gran cantidad de pequeños negocios saqueados y vandalizados, y muchos daños más contra el patrimonio público.

Las causas de las manifestaciones violentas

Aunque las protestas se iniciaron por los intentos del gobierno del presidente, Iván Duque, de imponer una reforma tributaria insostenible, y otra reforma a la salud también perjudicial para los colombianos, el descontento está siendo aprovechado por Petro para tomarse el poder, sugiere Vallejo.

Petro, un antiguo militante del grupo guerrillero M19, acusado de asesinatos, secuestros y muchos crímenes más no purgados es acusado de estar detrás de la violencia que ocurre actualmente en Colombia, y de hecho, incitó a sus seguidores a impulsarla.

Soros y sus relaciones con Petro y con las FARC

La vida de Petro como guerrillero le une al movimiento guerrillero FARC, movimiento favorecido por el gobierno colombiano ante la enorme presión e influencia de las organizaciones patrocinadas por Soros. Petro también ha recibido financiación a través de entidades vinculadas a Soros.

Por otro lado, desde los años noventa Soros ha promovido la legitimación de los grupos narcoterroristas como las FARC, financiando una red de ONG que actuando como instrumentos suyos, han debilitado el Estado, bloqueado la erradicación de cultivos ilícitos e incentivado la legalización de las drogas, al decir de Lía Fowler, periodista estadounidense y ex agente especial de la CIA.

Ahora, en la etapa posconflicto, muchos analistas -entre ellos Ricardo Puentes Melo– creen que Soros hará negocios multimillonarios con las FARC, como beneficio por haber sido el principal promotor de los Acuerdos de Paz La Habana, mediante los cuales  esta retuvo la producción de coca y obtuvo poder político en el Congreso de Colombia.

Petro perdió las elecciones presidenciales en el año 2018, frente al actual presidente Iván Duque, supuestamente conservador, pero también sería el favorito para las del año 2022.

Soros y sus relaciones con el presidente Iván Duque y otros políticos

En este contexto, el presidente Iván Duque, está claramente vinculado con el magnate Soros desde que obtuvo una beca del National Democratic Institute, organismo financiado por el especulador, hace alrededor de 20 años.

Posteriormente exaltó públicamente los postulados de Soros y su modelo de sociedad. Luego, junto a Felipe Buitrago, publicó “Economía Naranja”, escrito con conceptos económicos que el consultor promovió en un seminario en Salzburgo patrocinado por Soros.

Asimismo, se rumora que su vicepresidenta, Martha Lucía Ramírez, también se ha beneficiado de jugosos contratos con las ONG de Soros.

Entre otros políticos, la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, quien ocupa el segundo puesto más importante del país, también ha sido visitada por Alejandro Soros, el hijo y aparente sucesor de su multimillonario padre. Alejandro también visitó al prominente político Sergio Fajardo.

Otro de los políticos que forma parte del círculo de Soros es el expresidente Juan Manuel Santos, quien pertenece a la junta directiva de una de las organizaciones de Soros con sede en Nueva York.

Para oscurecer aún más el incierto futuro de Colombia que parece estar ya en manos de los globalistas, Duque estrecha sus relaciones con el Partido Comunista de China (PCCh), con la mirada complaciente del partido Centro Democrático, sede del expresidente Álvaro Uribe, quien patrocinó a Duque para que subiera al poder.

José Hermosa


Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Continue Reading

Internacional

Alemania también pasa de las chorradas de la ideología de género: El Consejo Alemán de Ortografía rechaza el lenguaje «de género»

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Consejo Alemán de Ortografía rechaza el uso de símbolos como el asterisco para significar un “‘lenguaje de género’. Los signos ‘de género’ “perjudican la inteligibilidad, legibilidad y traducibilidad automática, así como en muchos casos la singularidad y seguridad jurídica”.

El Consejo Alemán de Ortografía -equivalente para el idioma alemán a la Real Academia Española- ha confirmado su doctrina de rechazo a formas de escritura impulsadas por la ideología de género que no responden a las reglas gramaticales.

En concreto, la institución que vela por la corrección del idioma germano ha descartado a finales del pasado mes de marzo la inclusión del uso de asteriscos y otros símbolos que dificultan la comprensión de los textos.

Loading...

De esta manera confirma los criterios adoptados en 2018 respecto al lenguaje influido por la ideología de género. En ellos se establece que cualquier texto ha de ser, en todo caso, «objetivamente correcto» y «comprensible y legible» para cualquier edad.

El Consejo Alemán de Ortografía también exige que los textos han de «garantizar la seguridad y la claridad jurídicas», algo amenazado pro las formas del lenguaje propugnadas por determinados grupos feministas y de la ideología de género.

En este sentido, se establece que los textos además deben ser homologables para todos los países de habla alemana (Alemania, Austria y Suiza principalmente) y que deben estar escritos de tal forma que se asegure la comprensión de la información que se quire transmitir.

El Consejo alerta además de la amenaza que supone el lenguaje ‘de género’ para el aprendizaje tanto para los menores cuya lengua materna es el alemán como para los extranjeros que tratan de aprenderla.

El uso del guión bajo, el asterisco o los dos puntos como caracteres al servicio de la ideología de género en el lenguaje «perjudican la inteligibilidad, legibilidad y traducibilidad automática, así como en muchos casos la singularidad y seguridad jurídica de los términos y textos. Por ello, estos signos no se pueden usar», subraya el Consejo.

En el año 2018 la plataforma CitizenGO realizó una campaña dirigida al Consejo Alemán de Ortografía para que respondiera a la propuesta de la entonces ministra de de Justicia de Alemania, la socialista Katarina Barley, para que se aceptara el uso del asterisco para significar el lenguaje ‘de género’.


Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Continue Reading

Internacional

5 cosas que la izquierda no quiere que sepa sobre las protestas en Colombia

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Lo que ocurre en Colombia no son simples protestas, es terrorismo urbano, es una revolución molecular.

Colombia lleva ya varios días sumida en el caos y la violencia de lo que algunos llaman “estallido social”, pero que en realidad es una revolución. En el país suramericano intentan ganar con violencia lo que perdieron en las votaciones. En esta nota hago un resumen de asuntos fundamentales que debe saber para entender lo que ocurre y que no son muy mencionados en los medios.

Una reforma tributaria como excusa

En estos procesos revolucionarios que tienen lugar a lo largo de Latinoamérica, cualquier asunto puede ser la chispa que detone la revuelta. En Chile fue un aumento de 4 centavos de dólar en el transporte público. Las protestas, supuestamente por el incremento en el precio del transporte, terminaron en la destrucción de la Constitución chilena. En Colombia han utilizado como chispa una reforma tributaria que nació muerta.

Loading...

La reforma tributaria propuesta por el presidente Duque era rechazada por todos los sectores, incluso el propio partido del presidente, el Centro Democrático, se opuso desde el inicio al proyecto. No había posibilidad de que esa reforma fuera aprobada en el Congreso.

Además, llama la atención que la izquierda se opusiera tan ferozmente a este intento del presidente porque en gran medida esa reforma tenía puntos alabados y pedidos por los socialistas, como una renta básica y mayores impuestos a las clases altas.

Nada de esto importa. Ellos solo necesitaban una chispa, de modo que no importa si la reforma nunca iba a pasar o si tenía políticas de corte socialista. Tampoco importa que el presidente haya anunciado que retira su propuesta.

Aunque ya no existe reforma, el terrorismo urbano sigue, porque esa no era la causa, esa era la excusa para iniciar la revolución.

No son protestas, es terrorismo urbano

Hasta ahora las autoridades reportan más de 540 policías lesionados y uno asesinado, 306 civiles heridos, 20 buses de transporte público incinerados, 59 establecimientos comerciales saqueados, 21 estaciones de Policía destruidas y 43 vandalizadas.

Han sido vandalizados 94 bancos, 254 comercios, 14 peajes, 4 estatuas, 23 vehículos institucionales, 69 estaciones de transporte, 36 cajeros y 2 gobernaciones. El Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD) ha desplegado 563 acciones.

La noche del 28 de abril, el capitán Jesús Alberto Solano Beltrán, jefe de la Unidad Investigativa de Soacha, quien tan solo tenía 34 años, fue apuñalado por manifestantes cuando intentaba detener el robo en un cajero automático. Solano deja viuda a su esposa y huérfana a una niña de 5 años. Aunque el capitán tenía su arma de dotación, nunca la usó, seguramente por miedo a ser juzgado si hacía uso de ella.

Las imágenes de negocios saqueados e incendiados son impactantes. En ciudades como Cali hay desabastecimiento de productos básicos y gasolina; los vándalos han bloqueado las vías de acceso. Han incendiado edificios con gente adentro. En Usme, Bogotá, incendiaron una estación de policía con 10 uniformados adentro. Afortunadamente lograron salvarse, aunque cuando salieron huyendo de las llamas fueron atacados por una turba que los quería matar.

Lo que ocurre en Colombia no son simples protestas, es terrorismo urbano, es una revolución molecular.

Revolución molecular

El 3 de mayo, el representante a la Cámara por el partido de las Farc, Sergio Marín, tuiteó:

Que la estrategia se trata de una revolución molecular era evidente, pero no está demás que un guerrillero de las Farc lo diga abiertamente.

Es importante que los defensores de la libertad, y los gobiernos, sepan lo que significa una revolución molecular. Es necesario entender e identificar claramente la amenaza para combatirla. Este término viene de la escuela de la deconstrucción y es un modelo revolucionario que surge de repensar la estrategia para lograr el comunismo.

El psicoanalista Félix Guattari escribió un libro titulado La revolución molecular, donde plantea una estrategia diferente a las revoluciones que se conocían hasta el momento. La idea es cambiar la estructura vertical de siempre por una horizontal. No hay un líder identificable, no hay una raíz que se pueda cortar y por lo tanto acabar con la revolución. Son moléculas.

Estas moléculas hacen ataques simultáneos y luego se dispersan, para posteriormente volver a atacar de manera inesperada. El objetivo es generar caos y atemorizar a la población, que se sientan abandonados y desesperanzados y ahí surja la izquierda como salvador.

En Colombia no hay líderes visibles de estas manifestaciones, se presentan —con la complicidad de los medios de comunicación— como estallido social, pero en realidad se trata de una revolución para cambiar el gobierno.

Más de 15 centros de atención inmediata (CAI) de la Policía fueron vandalizados en medio de las Protestas en Colombia. (EFE)

La astuta estrategia de #NosEstánMatando

Como siempre, hábiles en el lenguaje y en las comunicaciones, han adoptado como eslogan la frase “nos están matando”. Intentan que la población colombiana vea a la policía y a las fuerzas de la autoridad como el enemigo, piden el desarme de los escuadrones que atienden las protestas en Colombia, presentan al policía como el malo y el culpable de la violencia.

Necesitan desmoralizar a la policía y quitarle autoridad para tomar el país con violencia.

Son tan astutos moviendo sentimientos que han logrado que una parte de la población crea que esto se trata de un pueblo que espontáneamente sale a manifestarse en contra de impuestos y que es reprimido brutalmente por la autoridad. Cuando en realidad Colombia enfrenta terrorismo urbano y son la Policía y los militares los que han salvado vidas y frenado los ataques terroristas.

Han publicado vídeos y fotos falsas para que la gente vea como víctimas a los terroristas urbanos y entienda como enemigos a los policías.

Las particularidades de Colombia

Colombia es un país con una derecha muy fuerte, que entiende que el individuo tiene derecho a defender su vida y su propiedad privada. Sumado a eso, es un país donde las armas son muy comunes, aunque es difícil conseguir un permiso legal para tenerlas. Esas características particulares han hecho que Colombia, en diferentes momentos de su historia, viviera enfrentamientos que fueron dolorosísimos, pero que, en algunos casos, frenaron el avance de la izquierda. La historia ha mostrado que los colombianos no están dispuestos a perder su libertad y ser esclavos de un régimen comunista, sin antes dar la batalla.

Lo que hemos visto en los últimos días indica que la mayoría de los colombianos sigue con ese carácter y con la firme disposición de oponerse a la pérdida de sus libertades. En muchos casos son los civiles los que han evitado el ataque y la muerte de los policías. En redes sociales circulan vídeos de gente que hace “rondas”; vecinos organizados para proteger sus viviendas. En Twitter han sido tendencia frases como #MilitarizarLasCallesYa y #YoApoyoAMiPolicia.

Mientras en Chile la “derecha” salió a marchar con la izquierda, en Colombia la derecha pide militarizar calles y exige al presidente tener mano dura.


Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Continue Reading

Radio Cadena Española

¿Quiere recibir las últimas noticias en TELEGRAM?

ESCALPELO LITERARIO Y CINÉFILO

LOS LÍMITES DE LA MENTE

LA BANDERA ESPAÑOLA

getfluence.com
Advertisement
Advertisement
Advertisement

Copyright © 2020 all rights reserved alertanacional.es

Translate/Traducir »
<-- PAUSADO PROPELLER -->