Connect with us

Ejército

El Ejército lleva víveres y mantas a 57 inmigrantes atrapados por el temporal en las Chafarinas

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Un grupo de seis militares del Ejército español se ha trasladado en la tarde-noche de este lunes a las Islas Chafarinas para llevar agua, comida, mantas térmicas y ropa seca para niños a los 57 inmigrantes que se encuentran en Isla el Congreso -de soberanía española- para poder pasar la noche después de que el temporal haya impedido que fueran rescatados por Salvamento Marítimo para su evacuación a Melilla. La ciudad autónoma está en alerta amarilla por fenómenos costeros adversos, con olas previstas de hasta tres metros de altura.

Según ha informado un portavoz de la Delegación del Gobierno, pasadas las 2:,00 horas los seis militares del Destacamento ‘Chafarinas’ han logrado acceder a la Isla el Congreso por su cara interior, llevando los víveres, ropas y mantas a una isla situada a 1,9 millas de la costa marroquí y a 27 de la de Melilla.

Loading...

La citada fuente ha indicado que, a falta de una confirmación definitiva, las personas que se encuentran en dicho archipiélago, que forma parte de las Islas Chafarinas, suman un total de 57, de los cuales 47 son subsaharianos -tres niños y 44 mujeres, de las cuales dos están embarazadas y en aparente buen estado- y diez del sudeste asiático -siete hombres y tres mujeres-.

En cambio, Helena Maleno, de la ONG Ca-minando Fronteras, ha dado otras cifras al aseverar que «han llegado 74 mujeres y siete niños a las Islas Chafarinas». «Al menos tres embarazadas y una dice estar a término de la gestación«, ha detallado.

Asimismo, la activista de derechos humanos ha lamentado que los víveres y la ropa de abrigo hayan sido llevados «trece horas después de su llegada y que vayan a pasar la noche en la isla ante la falta de medios para su traslado«.

El portavoz de la Delegación ha asegurado que «todos se encuentran bien» y ha anunciado que a primera hora del martes «se pretende comenzar el traslado de los inmigrantes a la Isla Isabel II«, también perteneciente a las Chafarinas, para finalmente ser evacuados a Melilla.


Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Advertisement
Deje aquí su propio comentario

Cantabria

Ya sólo queda morir: una historia sobre el 11m que ningún político quiere que leas

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Una novela basada en los hechos reales del 11M: Ya sólo queda morir

 

Se trata de uno de los relatos más originales y sorprendentes sobre cómo funciona de verdad la política en sus más bajos fondos. Una foto bastante real de la situación política española en los últimos años, una novela basada en los hechos reales del 11M. De hecho, podría decirse que los personajes e historias reflejados aquí podrían ser reconocidos en cualquier país del mundo, puesto que el mundo de las cloacas es universal y en todas partes funciona de un modo muy parecido.

Loading...

Su autor, Eugenio Carrión, prefiere mantenerse en el anonimato por aquello de que el asunto es más serio y real de lo que parece. Porque no es una novela al uso, en realidad, sino unos hechos reales que sucedieron de verdad y que están novelados. Unos crímenes que en opinión del autor no han sido nunca esclarecidos, puesto que los verdaderos autores ni siquiera fueron acusados jamás en público. Como se dice en el argot de la calle, esos señores se han ido de rositas, e incluso en el relato aparecen de puntillas los verdaderos autores. No tanto los peones que utilizaron para realizar semejante fechoría y dar un vuelco político brutal no sólo a España, sino a toda Europa y al mundo. Y es que se trata de un evento mucho más importante de lo que ya parece, como se da a entender en Ya sólo queda morir.

Nuestro colaborador Miguel de Cervera ha tenido oportunidad de leer este libro y quiere darnos su opinión, siendo una persona bastante ilustrada en el 11M, pues ha quedado bastante satisfecho con su lectura.

 

Un libro que, según nos cuentas, viene a rematar las versiones falsas de Gabilondo y Losantos en el 11M

 

Ninguna de esas falsas versiones que nos han contado durante años tiene nada que ver con lo que fue el atentado real. Y la que más se puede parecer de estas versiones comerciales, aunque con grandes distancias, es el mejunje de medias verdades y mentiras que nos han vendido durante años Losantos y Pedro J, pero se trata de una mentira más peligrosa que la versión oficial porque está basada en hechos ciertos. Pero la realidad es más profunda e involucra a más personas y esferas de poder de lo que pueda parecerle a nadie. Un auténtico crimen mafioso realizado y encubierto por jerarcas de Estado, los cuales se valen de polizontes y cabezas de turco para encubrir lo que han hecho ellos.

En el relato descubriremos las historias reales de unos personajes que se mueven en ese universo tan desconocido por el gran público que son las cloacas del Estado. Y veremos sobre todo policías y confidentes, pero también algunos políticos que sí son conocidos y que se sitúan a medio camino entre estos auténticos peones y los verdaderos autores intelectuales de todo lo que sucedió.

 

¿Este relato viene a ser más de lo mismo o aporta cosas nuevas en la investigación del 11M?

 

Más de lo mismo no es, aunque veremos lugares y personajes comunes a todas las historias que nos han contado, porque todas las versiones oficiales que nos han dado se basan en medias verdades, pero esta vez se aborda el tema desde un plano mucho más realista y personal. Ya no más con el batiburrillo de esos personajes inconexos, con historias delirantes que nos contaba la prensa, sino personas de carne y hueso con unas vivencias personales y unos objetivos mucho más creíbles. Y todo ello es además comprobable, pues el autor se basa muchísimo en la realidad de lo que se sabe que pasó con cada uno de esos episodios y sus protagonistas reales.

Realmente me sorprendió, porque se acerca muchísimo a lo que yo creo que sucedió de verdad, basándose en los hechos reales y datos que tenemos, que no son pocos. Y el que lea este libro va a no creerse ninguna versión oficial en adelante, eso seguro, sin importar si se trata de un atentado terrorista, una presunta pandemia o la erupción de un volcán o de varios volcanes a la vez, cosa curiosa.

 

Relato realista contra la versión oficial del Estado y de Losantos sobre el 11M

La larga mano de los que mandan suele estar detrás de lo que vemos en los medios de comunicación y el 11M fue un claro ejemplo de esto, más claro que nunca porque además discutieron entre sí, por lo que nos pudimos enterar de muchas cosas que tenían que haber quedado bien guardadas en sus armarios. Una circunstancia de la que se aprovecha el autor para revelarnos muchas situaciones que ya no son ningún secreto para nadie. La versión falsa del Estado y la de Losantos, que no deja de ser también una versión bastante estatal e interesada, quedan completamente desmontadas después de leer este gran trabajo.

También es sorprendente cómo se desenvuelven los distintos personajes, con especial interés en el funcionamiento de los niveles más bajos de las cloacas. Esos sospechosos habituales a los que el Estado tiene en nómina para encargarles los trabajos sucios, o incluso hacer de falsos culpables cuando llegue la ocasión. Un modus operandi que funciona desde hace milenios en todos los países y siempre hay polizontes de por medio que se ocupan de materializar estos guiones.

Y ya en un tercer nivel estarían los medios de comunicación y los políticos, encargados de vendernos toda esta mentira a los consumidores últimos, que somos los pobres mortales. Un proceso que se produce otra vez desde que el mundo es mundo, pues los de arriba piensan que es necesario someter a las masas mediante este tipo de estrategias de cloacas y comunicación. Unos ponen la bomba y otros la hacen sonar en los medios y en la alta política. Así es como funciona la cosa.

 

¿Cuál es la tesis que se maneja en Ya sólo queda morir sobre los verdaderos autores del 11M?

 

La verdad es que es curioso cómo se deja este último escalón en la sombra, pero no cabe ninguna duda de por dónde van los tiros cuando uno se deja llevar por esta lectura basada en hechos reales. Y es que estamos hablando de personajes que a todos los que vivimos aquello nos suenan, como esos falsos mineros asturianos o los yihadistas también falsos, pero ante todo están los nombres más conocidos de la política española. Personas con nombres y apellidos que todos hemos visto relacionados de una u otra manera con la trama policial del 11M, aunque todos intentan ahora pasar por aquí como si no hubieran tenido nada que ver. Y los hay de todos los partidos. Y esto da que pensar sobre quiénes pueden poner de acuerdo a todos estos personajes. Evidentemente no estamos hablando de ningún Bin Laden ni nada por el estilo, si no de otro tipo de terroristas muy poderosos que se mantienen en lo oculto. Que manejan de verdad los hilos de la alta política internacional y ponen y quitan gobiernos.

 

¿Es un libro más bien de política o policiaco?

Es una mezcla de ambas cosas, aunque centrado siempre en lo que son las tramas del terrorismo de Estado. Porque todo acto terrorista tiene una carga política determinada, por supuesto. Y eso implica que haya partidos o estados detrás, siempre, dispuestos a buscar quién sacuda el árbol para luego recoger las nueces. Y esas personas que se encargan de sacudir el árbol son los llamados fontaneros de los cuerpos policiales, servicios secretos incluidos, que son los que de verdad tienen los galones y la capacidad para coordinar al resto de la cloaca.  nada se podría hacer sin ellos y este libro lo explica muy bien. Cómo está todo programado y bien orquestado. Y de esto va esta novela sobre la verdad del 11M.

En Ya sólo queda morir vemos desarrollarse todo el trabajo parapolicial y político desde los peldaños más inferiores de la cloaca, en los bajos fondos delincuenciales, hasta los despachos de Moncloa, Zarzuela y sitios así. Y vemos cómo se van creando unos personajes de la nada, personas que no tienen nada que perder y a las que se utiliza como si fueran auténtica carne de cañón: los llamados confidentes o cabezas de turco, falsos culpables, etc. Y ahí vamos desfilar a todo tipo de peones de baja cualificación que pueden ser inmigrantes ilegales, como esos famosos falsos islamistas, o aprendices de etarra que son dirigidos directamente por funcionarios de Policía.

Un universo muy turbio que controlan desde arriba los poderes del Estado, desde dentro y fuera de nuestras fronteras, por medio de todo un entramado parapolicial que se ocupa de manejar los hilos del narcotráfico, el terrorismo o ciertas tramas de corrupción. Temas que están más relacionados de lo que parece y que se tratan de forma amena y realista en esta novela sobre la verdad del 11M.

 

¿Crees que este libro pueda ayudar a sacar un poco más la verdad del 11M adelante?

 

Sacar la verdad de ningún tema está muy complicado. Los partidos políticos y los medios de comunicación se ocupan muy bien de que todo eso quede bien enterrado, sobre todo mediante una maniobra de desinformación y confrontación que es muy efectiva. Todo esto se explica muy bien en el relato de Ya sólo queda morir, cómo pactan entre todos los potentados de los medios y los partiditos, pero a la vez se deja caer de forma muy clara que todos están ya coordinados de antemano por alguien. Gente que está por encima del Estado y que tiene infiltradas todas las esferas de poder, desde los cuerpos policiales a la prensa y la política entera. No hay un solo rincón a donde no lleguen y tienen mucho dinero público y privado para sobornar a todo el mundo.

Lo realmente triste es que desde el principio saben que nos van a poder engañar. Todo esto se hace con una mentalidad fría y calculadora, analizando a lo que ellos consideran un rebaño de borregos. Por eso pueden colar relatos tan inverosímiles como el que ahora nos quieren hacer creer con esto del covid, milongas que no resisten un análisis frío. Lo más escandaloso para mí es que nos quieren hacer creer que tienen sus trifulcas hay arriba de que están de verdad de enfrentados entre sí cuando está demostrado que no es cierto. Que todos están de acuerdo y que son amigos entre ellos y forman parte de una casta o, mejor dicho, de un sistema de castas, en el cual nosotros somos los últimos monos siempre.

 

¿Qué va a encontrar el lector en las páginas de Ya sólo queda morir?

 

En esta novela sobre la verdad del 11M veremos paisajes y nombres que le van a resultar más que familiares. Los principales escenarios son Asturias, Vascongadas y Madrid, aunque también aparecen retazos de otras localizaciones, pero todos sabemos que ésos fueron los principales escenarios de esta trama falsa del 11M. Porque la realidad de lo que pasó es mucho más simple, por supuesto, aunque contar ahora la verdad de lo que pasó sería destripar el libro. Ahora bien, sí algo queda claro desde el principio del libro es que nuestro Estado como tal estaba jugando con la idea de provocar atentados y controlarlos. De infiltrar redes terroristas cuando en realidad las fundan ellos mismos. Y la verdad es que impresiona lo verosímil y natural que resulta, para un aparato estatal, controlar la realidad con fines de propaganda y con el gran objetivo de saquearnos. Es triste, pero real.

Las anécdotas de los distintos confidentes y agentes policiales son muy entretenidas y están basadas en hechos reales. Llama también mucho la atención como el lector pasa de los ambientes más sórdidos, como locales de alterne o callejones sombríos, a los suelos de moqueta de Moncloa o de Zarzuela. Y aunque el estilo de los personajes puede cambiar, en función de si son comisarios o rateros y proxenetas, también es bastante curioso que estén todos en lo mismo. Personajes que tienen un objetivo común en agua que va a suceder en unos trenes en una fecha determinada, pero que se acercan a este evento de forma muy diferente.

 

Lugo había un acuerdo total entre todas las fuerzas políticas y de seguridad en lo que luego fue el 11M

 

Al principio sí lo hubo, estaban todos de acuerdo por ahí arriba, pero a última hora alguien más poderoso que todos estos personajillos decide intervenir y darle otro rumbo inesperado a la situación. Es algo que desde el principio va a chocar a los que lean Ya sólo queda morir, porque no van a entender por qué están planificando un atentado para fechas que no coinciden con lo que luego fue el 11M, pero es que hay una trampa oculta que le hacen Aznar para descabalgarle del poder. Y esto es el meollo de esta novela sobre la verdad del 11M.

Cómo sería la cosa que a Aznar le hicieron llorar, cosa nada fácil cuando se trataba de un auténtico estoico, luego nos podemos suponer el calibre de la judiada que le hicieron a este señor, por entonces Presidente del Gobierno. Lamentablemente para casi todos ellos, como todos ya sabemos por lo que pasó, las cosas no salieron como estaban previstas desde un principio: alguien por encima de todos estos personajes decidió apretar el botón un poco antes de lo que esperaba el Gobierno y todo el Estado con sus fuerzas de seguridad. Y lo que vino a continuación del atentado fue una lucha a muerte por el poder. Pero eso no era lo que estaba previsto. El por qué suceden las cosas de esta manera y acaban en guerra abierta entre todos es el meollo de este relato apasionante y de ahí el título. Porque cuando uno contempla el detritus de Estado que nos quedó desde entonces y que tenemos sólo se puede pensar lo siguiente: Ya sólo queda morir.

El que tenga interés en esta novela sobre la verdad del 11M puede acceder a ella por medio de este correo: [email protected]. Es un trabajo de investigación que no tiene costo, puesto que el autor ha querido acercar la verdad de lo que pasó como un servicio anónimo y desinteresado hacia las víctimas y por la Patria.


Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Continue Reading

Cantabria

Los cuatro naufragios del Capitán: Dos héroes españoles que se odiaron hasta matarse

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Una historia de la España de los barcos de vapor y los duelos a muerte

Se nos ha dicho siempre que el siglo XIX fue una auténtica maldición para España, en el cual solo florecieron guerras civiles y diversos atrasos, en forma deporte unidades perdidas con respecto a otros países diciendo utilizaron más rápidamente. Y sobre todo que fue el siglo en el cual liquidamos nuestro imperio, empezando el siglo con la pérdida de toda la América del Sur y terminando con el robo de nuestras últimas provincias de Ultramar. Sin embargo, tras un análisis más serio de la historia, he podido darme cuenta de que esto dista mucho de ser real.

Ni éramos tan tontos ni tan malos ni tan crueles y mezquinos como nos pintan, sino más bien todo lo contrario, si tenemos en cuenta que el siglo XIX vio nacer las primeras industrias modernas de nuestra patria e instituciones de tanta solera y utilidad como la Guardia Civil, cuya callada labor ha sido vital para el desarrollo económico y social de España. Y con inventos tan extraordinarios como un submarino perfectamente operativo y capaz de lanzar torpedos contra buques enemigos. Una ventaja que tuvimos antes que nadie, gracias a un héroe anónimo llamado Isaac Peral, pero que incomprensiblemente no estuvo a. Para entrar en combate contra los Yankees que nos robaron Cuba y todo lo demás.

Loading...

Los cuatro naufragios del Capitán: la historia de un lobo de mar en tiempo de traiciones, plagas y corrupción

Un simple submarino hubiera podido poner fuera de combate a toda la Marina Yanqui sin necesidad de hacer ese ataque kamikaze, en Santiago de Cuba, que ordenaron los políticos a nuestros valientes marinos. Una auténtica traición criminal que perpetraron mientras les secuestraban el arma definitiva que podría habernos hecho a recuperar el dominio total de los mares. Porque no es sólo que podríamos haber evitado la pérdida de esas últimas provincias de Ultramar, sino que podríamos haber incluso regulado el comercio marítimo y arrebatarles esa superioridad a los anglosajones. Esa mano negra que sigue manejando hoy en día los asuntos de nuestro país, con esos partiditos tan turbios y esa monarquía modernilla, tan obediente y tan sumisa a los dictados de potencias extranjeras.

Antiguamente, por lo menos, contábamos con una resistencia verdadera de así es que tuvieron que tomarse la molestia de cargarse a nada menos que cinco presidentes del Gobierno intentarlo con otros cuantos más. Tambié se han registrado atentados mortales contra Alfonso XIII o Franco, qué son menos conocidos porque no tuvieron éxito, y todo porque hay interesada en qué España no se despierte de una siesta en la que van robándonos, por la espalda, mientras nos distraen con falso reyes, políticos y profetas.

En este tiempo fundamental, en que España todavía tenía oportunidades de volar sola y ser autosuficiente en todo… Cuando todavía no éramos mendigos de banqueros extranjeros, que nos ofrecen ayuditas y paguitas… Cuando todavía teníamos un Ejército y no una especie de contrata extranjera, que se dedica a ir a molestar a los pobres rusos en su territorio y a hacer de ONG extraña, por el mundo, mientras en la Patria nos roban nuestras queridas Islas Canarias y en general nos roban absolutamente todo… Cuando todavía éramos un país soberano independiente, aunque sufriéramos una lenta decadencia que un atajo de traidores aceleraba y acelera, todavía hoy, desde la cúspide del poder.

Los cuatro naufragios del Capitán: la historia de un héroe popular de Santander y Cuba

En este tiempo convulso, pero todavía esperanzador, nació en Santander uno de esos héroes españoles desconocidos. Un personaje al que no querría más si no fuera hermano de mi tatarabuela, puesto que los héroes son familia de todos. Teodosio Ruiz González.

Un marino de corazón, cuyo amor por la mar y los barcos le hicieron renunciar al seminario en el que estudiaba de joven y hacer la carrera profesional de marino mercante. Un trabajo mucho más duro todavía que el actual oficio de navegante, puesto que estamos hablando de los barcos de vapor que había previamente al Titanic.

Pocos años más tarde, al otro lado del Atlántico, separado por todo un mar de circunstancias diferentes, nacería poco después su gran enemigo. Diego Martín Veloz. Un buscavidas digno de un relato de la picaresca española, todavía en esta época daba sus buenos exponentes.

Cubano de nacimiento, se alistó muy joven al ejército español en la isla y fue condecorado por la defensa de la única bandera que no cayó en poder del enemigo. El niño Martinillo, lo llamaban, y por actos de valor llego a teniente, grado con el cual paso a la reserva en la madre Patria, a la cual se auto exilió tras la victoria de los Yankees. Y ahí empezaron sus aventuras más famosas, pues de héroe y soldado desconocido pasó a ser un auténtico rey del hampa peninsular.

Los cuatro naufragios del Capitán: una historia de las grandes traiciones a España, que todavía pagamos

Nuestro protagonista nace un 28 de mayo de 1870, pocos meses antes de uno de los acontecimientos más olvidados pero más importantes de nuestra reciente historia. El asesinato de uno de los mayores estadistas que ha tenido nuestro país, asesinado por esa mano negra que siempre actúa en el poder. Y según la versión oficial, casi siempre mentirosa, fue un simple atentado terrorista y nada más, pero la reciente investigación que hizo del historiador y criminalista Abellán hace poco demuestra más bien que el trabajo que no terminaron los sicarios, en la calle del turco de Madrid, lo remataron los propios amigos y compañeros de gobierno de Prim en su propia casa y en su propio lecho, donde fue apuñalado por la espalda y estrangulado a lazo, en un clarísimo asesinato ritual masónico.

Y así fue cómo se cargaron al primer gran Presidente de esta tanda de magnicidios que se cebaron, curiosamente, en los mejores políticos que hemos tenido en siglos XIX y XX. Cánovas y Canalejas serían abatidos un poco después, todos ellos relacionados directamente con la última defensa del Imperio. Y quedó detrás toda la basura de vendepatrias que regalaron todo el territorio español que asomaba de la Península, salvo las Islas que todavía conservamos, aunque me temo que no por mucho tiempo, en el caso de Canarias. Un territorio tan español como lo sigue siendo Cuba o Puerto Rico y como lo fue en su día Filipinas, antes de que los yanquis llevaran a cabo uno de los genocidios más desconocidos de la Historia. Con políticos así, no hace falta tener enemigos, pero la pregunta es: ¿tenemos héroes, para compensar, como el protagonista de Los cuatro naufragios del Capitán?


Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Continue Reading

Ejército

Pablo Casado: la marioneta del Sultán de Marruecos

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    3
    Compartidos

Aparte de ser eunuco del Sultán, ¿en qué más ha trabajado Pablo Casado?

Quiero empezar este artículo manifestando que no va contra ti, en realidad, porque te exonera tu bajísimo intelecto, sino más bien para decirles a los que te apoyan cuál es tu realidad como siervo de potencias extranjeras, pero ante todo como auténtico inútil y vago.

Nunca olvidaré la primera imagen que vi en mi vida de tu triste fachada, un pijo madrileño intentando arrastrar un arado en el campo. Una escena patética que supervisaba el ya anciano agricultor, que te cedió su instrumento de trabajo, supongo que con pocas esperanzas de que seas capaz de plantar ni una cebolla. Y el pobre hombre se descojonaba de ti, como se puede apreciar en la foto, porque tienes menos fuerza que un pedo de Echenique. Pero ahora hablaremos de tus capacidades intelectuales, que también dejan bastante que desear. Porque eres un hombre muy completo, Pablo. El arquetipo de líder que tiene que llegar para salvar a España de tanto Robin Hood corrupto. Eres el único que nos puede llevar hacia la luz.

Loading...

El eunuco de Abderramán VI

Para muestra de tu capacidad, un botón, pues me quiero acordar sobre todo de tu enésima traición. Por lo menos podrías disimular eso de que te has convertido ya en la putita oficial del Sultán, eso sí, con los pendejos que te votan pagándote la nómina. Riéndote la gracia mientras eres aplaudido y alabado por toda esa gentuza comunista a la que le habéis regalado todas las elecciones. Gentuza que es tan poco de fiar como tú, pues lo mismo aplauden a Felipe VI que se cagan en su padre, pero qué se puede esperar de vosotros.

Qué se puede esperar de ti cuando has aprovechado todas las oportunidades de verdad que te ha dado tu Presidente, Sánchez, para ayudarle a perpetuarse en el poder. Un chuloputas con el que mantienes prácticamente una relación sentimental y a los hechos me remito. Desde colaborar en el circo de la moción de censura ésa, absurda, a reírle las gracias al mentiroso de las balas. Y el caso es que ahí sigues, nini, que ni has estudiado ni has trabajado, pero que estás llamado a ser todo un estadista.

Tu gran legado para libertad de los españoles: «hay que limitar los derechos fundamentales»

Son palabras textuales tuyas en ese Congreso de payasos que tenéis montado:

«En España se necesita una ley orgánica para limitar derechos fundamentales«.

Pues puedes empezar por limitar los derechos de tu señora, si se deja, porque con los míos no vas a poder. Ni aun con toda esa legión de chivatas del visillo que tenéis idiotizadas, por todas partes. Manda huevos que digas tú eso, so jeta, cabecilla como eres de la mayor banda criminal junto al PSOE.

Hay que subrayar esto para los ilusos que siguen creyendo que esto se trata de Ayuso-libertad frente a comunismo. Pues bienvenidos a la realidad. Te habrás quedado a gusto después de haber soltado semejante cabronada, aunque vuelvo y te digo que no es culpa tuya, sino de la verdadera casta que gobierna en la sombra y de la cual tú no eres sino el becario. Y también de los millones de plebeyos convencidos que te aplauden con las orejas, aunque seas medio lelo.

Y es una frase que me hace sospechar que tú ni empezaste los estudios de derecho, porque entonces te darías cuenta de la burrada criminal que has soltado por esa boca de zopenco.

Media España en la miseria y tú te dedicas a reírte por ahí y a blanquear el Régimen brutal del Sultán. Un tirano asesino de su propio pueblo y de los vecinos, entre los que nos encontramos los españoles. Pero a ti los españoles te damos igual, lo mismo que el pobre pueblo marroquí y los saharauis, que tenemos que aguantar tu mierda de Régimen y el de Rabat, lo que viene a ser ya lo mismo. Ahora sin disimulo.

Tú en la guerra serías el chivato del enemigo

Bueno. En realidad, ya lo eres. Sólo te falta bajarte los pantalones y ponerte en la entrada de Ceuta para ver si te hacen un hombre de una vez. ¡Todavía te creerás que eres Margaret Thatcher!

Me gustaría encontrar referencias en algún patético líder que hayamos tenido en el pasado, pero me cuesta encontrar un babión de tu calibre. ¿Con qué estadista moderno te podríamos comparar? No con el Aznar que fue y que ya está chocho, y del que parece ser que eres su delfín, puesto que comparar su pasada ambición política con la tuya es de auténtica risa. Porque él hizo lo que fue necesario para llegar a Moncloa, mientras que tú haces todo lo necesario para hacer el ridículo. Para perder elecciones de manera industrial y salir luego con tu cara sonriente de subnormal. Qué risa, ¿no?

 

Mientras España se va a la mierda, tú sonríes y te descojonas. Pero había que ver los caretos de Aznar cada vez que perdía las elecciones. Y dicen de González que se echó a llorar, tras las que perdió antes de la opereta del 23F, pero tú has perdido ya no sé cuántas y encima sales a descojonarte.

Si no eres imbécil, Pablito, déjame decirte que lo pareces.

Y volviendo al tema del granuja de Rabat, que parece tu verdadero jefe. ¡Qué diferencia con ese supuesto mentor tuyo, Aznar, que debe estar ya con Alzheimer! Porque si no, no entiendo tanta diferencia. Y es que cuando Hassan II amenazó a España con la guerra, en 1998, aunque fuera de forma velada, Aznar recogió el guante y le dijo que era mejor que no lo intentaran. Que seguramente perderían. Y cuando Chirac volvió con lo mismo y le soltó esa famosa frase, lo de vais a tener que empezar a devolverlo todo, Aznar le dijo que no tenía nada que devolver. Porque la nación española no ha cogido nada que no sea nuestro, por cierto, muy a diferencia de la basura de políticos que tenemos y de la cual formas parte.

Eres el tonto útil de los que nos quieren robar Canarias

Aquí parece que los únicos que robamos somos los españoles, pero hay que recordarles a todos estos granujas que nos quieren quitar Canarias, incluido a su esbirro Casado, que España no ha robado sino fundado una civilización occidental donde no había nada de eso. Por ejemplo, en el caso de Canarias, que a ninguna potencia perteneció jamás que no fuera España. Y no hay más que preguntarles a sus habitantes, lo mismo que en el Sáhara Occidental, donde tampoco quieren ser súbditos del Sultan de los cojones. Pero a la élite os importa tres narices lo que pensemos los plebeyos.

Y para súbdito ya estás tú, aprendiz de eunuco de Abderramán III, que en vez de trabajar te has dedicado a vivir del saqueo que sufrimos los españoles. Y lo peor es ver tu cara de gañán estúpido todos los días, en la puñetera pantalla de mi ordenador o mi móvil, porque te han elegido el tonto del año y desde entonces no paras. Y he de decir que me parece fatal que te utilicen, dado tu escaso nivel de inteligencia. Y que eres inocente de todo precisamente por eso, porque eres tonto del culo, aunque no sé si tu amigo, el censurador del Régimen, también llamado Rajoy, me podrás sacar algún delito de odio por esto. Pero la verdad es que os odio, si, por vuestra manera de cagaros en la libertad y los derechos de los españoles, siempre abrazándoos a vuestros amigos del PSOE y de Podemos. Y discutiendo con esos otros patrioteros de verde, por cierto, que sólo están ahí para distraer.

Tienes el récord de perder elecciones, so inútil

No me extraña que te dé igual perder elecciones. Tú ya tienes tu empleo indefinido como eunuco oficial de la dictadura marroquí. Por eso te dedicas a defender cualquier barrabasada que venga de esa parte. Lo que sea con tal de obedecer órdenes de Israel y Estados Unidos y a los españoles, más indefensos que nunca, que nos den por el culo. Porque tus cuentas corrientes estarán a rebosar, así que…

Por eso sonríes mientras el Sultán vacía sus cárceles en España, con la excusa de que son menores o de que somos racistas por no aceptar el tráfico ilegal de seres humanos por las aguas del Estrecho. Y si se ahogan, que se jodan: ése parece ser tu lema cuando a la hora de la verdad, las élites no distinguen la raza de las reses que van a sacrificar. El caso es que en tu casa no llueva y tener la nevera llena mientras nos encierras a los demás, pedazo de pedazo.

Por eso sonríes mientras el Sultán agrede nuestra soberanía constantemente, no sólo poniendo en cuestión el tema de Ceuta y Melilla, siempre con amenazas militares, sino hasta reclamando como suyas aguas de Canarias que nunca pertenecieron a nadie más que a España. Y tú con ellos, siempre, pero sobre todo ahora que EE.UU se ha quitado la careta y viene contra nosotros con todo.

Eres el abogado defensor de la dictadura más brutal

Por eso sonríes mientras el Sultán invierte burradas de dinero en armamento yanqui, francés e israelí, que utiliza para consolidar su brutal dictadura, pero también para liquidar a quién le da la gana en territorio que sigue bajo soberanía española. Y cuidado con que no nos ataque un día directamente, Pablito, no vaya a ser que alguien os acabe haciendo responsables de las bajas españolas que se puedan producir. La guerra es una cosa muy seria y tú no estás preparado para ella, cuando tampoco estás para la paz.

Para único que estás preparado es para poner el cucu y hacer el subnormal, te lo repito, a ti y a las personas irresponsables que te votan, a tu partidito de corruptos y en general, cuando votando a inútiles y vendepatrias no vamos a salir del hoyo en que estamos. Antes que eso, os lo aseguro, ya estamos dentro de otro peor. Pero tú sigue sonriendo, porque la vida te va bien. A ver dónde te iban a contratarte a ti si no es como monitor de los campamentos del PP. Un puesto que nunca debiste abandonar.

La verdad es que no me extraña que te nombren hijo predilecto del Foro de Davos, ese comité comunista internacional que se dedica a explotar el tema de la pandemia para saquear a las clases medias y empobrecer aún más a los pobres. No en vano han hecho famoso ese lema que reza:

En 2030 no tendrás nada y serás feliz.

Pues si vamos a ser tan felices como tú, tonto de los cojones, me apunto al carro. Ahora mismo, además. Porque no hay quien te quite esa estúpida sonrisa de tu cara de mamón.

Vuelve al colegio y deja de hacer el ridículo

Bueno, ya me despido de ti, inútil, deseándote que acabes cuanto antes tus estudios de primaria. Supongo que en Marruecos o Miami te espera una jubilación dorada después de tantos años de cotizar. Y a ver si nos haces un favor a todos y te vas a cagar de una vez, anda, deja de hacer el ridículo, que ya ni las viejas de PP se fían de ti o en todo caso no deberían. Por de pronto, como anuncia tu Foro de Davos, más de un pepero despistado va a perder muy pronto su pensión. ¡Que se jodan!


Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    3
    Compartidos
Continue Reading

Ejército

¿Ha sido el gobierno chantajeado con la crisis del coronavirus?

Published

on

Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Una teoría de la conspiración sobre el coronavirus muy original

 

El mundo de la conspiración o de los conspiranoicos, como se quiera llamar, es tan variado como sorprendente. Y todos sabemos que podemos encontrar aquí cualquier tipo de teoría, explicación a medida o directamente astracanada, aunque a menudo se trata de tramas bastante certeras o que tienen un cierto fondo de realidad.

Loading...

 

Daría para un artículo muy largo contar siquiera un breve resumen de muchas de estas teorías que ahora están sonando en Internet y que tocan muchos palos. Porque tenemos, por ejemplo, gente que está buscando fosas comunes en las localidades de Mequinenza y Almacelles, donde un fiscal muy malo habría enterrado a un montón de sicarios que colaboraban con él (Expediente Royuela). O gente que dice que Joe Biden está ya muerto y que lo que vemos es un clon, como empezó a decir un tal Rafapal y un conocido seguidor suyo, que se hace llamar o se llama Juan de la Familia Lankampf.

 

Un tipo peculiar, éste último, que ha saltado hace poco a la palestra por haber sido el joven, supuestamente Asperger, que habría relacionado a Juan Carlos I con lo ocurrido con las niñas de Alcácer. Una presunta calumnia grave con potencia en los medios que podría suponerle una multa de más de 700 € y que yo espero, por las personales circunstancias de este señor, que no se llegue a cobrar nunca.

 

¿Estaba siendo Pedro Sánchez chantajeado con las medidas del coronavirus?

 

La que os queremos contar hoy es de otra teoría de otra naturaleza. Una que tiene mucho que ver con los acontecimientos que hemos vivido en España, sobre todo, en la pasada primavera de 2020. Una nueva teoría de la conspiración que explicaría muchas de las incógnitas que ha dejado inconclusas la manifiesta astracanada general que realizó el Gobierno y que algunos cursis llaman el Estado de Alarma. Ese enorme cúmulo de despropósitos. De hecho, no deja de ser pintoresco que el bufón redomado de Fernando Simón, también llamado portavoz de no sé qué, se dedique a decir verdades del calibre siguiente:

«Encerramos a la gente en su casa porque tampoco sabíamos muy bien que hacer«.

En pocas palabras, lo que quería reconocer este personaje es que se clausuró la economía y la libertad de una de las naciones más libres y prósperas de la tierra porque no sabían qué otra maldita cosa hacer. De ser cierto, no está nada mal y esto viene a confirmar la improvisación y la chapuza que han caracterizado al Gobierno y oposición de uno de estados más avanzados y ricos del mundo, pero a esto se añade también el factor de la mentira.

 

En realidad, no existía el comité de expertos, nos reconocieron hace muchos meses, precisamente los mismos que venían de justificar todas sus barrabasadas e competencias en el nombre de dicho comité. Tócate los huevos, Mari Puri, que dirían en mi pueblo, aunque hace ya mucho que esto dejó de ser un pueblo y se convirtió en un rebaño de dóciles gilipollas.

 

El interrogatorio de Matías Prats a Pablo Iglesias

 

Pero vayamos a la explicación que se les ha ocurrido a ciertos señores youtubers, poco conocidos, como Juanjo Patiño, y tiene poco que ver con platillos volantes o clones y cosas de éstas. Y aunque no comparto ni mucho menos todo el desarrollo de la trama, por empezar por el final, estaríamos hablando de un chantaje de Estado sin precedentes. Y el vector para realizar coacción sería un ataque biológico, por medio al parecer de mosquitos, que habrían sido liberados en nuestro país para provocar contagios masivos de coronavirus.

 

Según está teoría de los mosquitos, el agente de contagio para extender los casos de coronavirus en España y otros países serían estos insectos. Una idea que a mí desde el principio me pareció que no se ajustaba a la realidad, por la información que uno va recopilando y los casos cercanos de contagios que tengo, pero la segunda parte de esta teoría sí que me pareció sugerente.

 

Y es que en el trasfondo de la situación se habría producido todo un chantaje de Estado con epicentro en el Gobierno, que se habría visto forzado a tomar ciertas medidas sanitarias para ocultar sus responsabilidades en temas tan turbios como, por ejemplo, las muertes masivas de ancianos en residencias.

 

Lo cierto es que resulta cuando menos sospechosa la actitud del Gobierno en muchas cuestiones y las respuestas que daban a veces. Yo sí recuerdo, por ejemplo, con especial extrañeza, cómo Pablo Iglesias era acorralado por un Matías Prats que le hacía preguntas muy incómodas. Y la expresión del Vicepresidente del Gobierno era de todo menos de confianza, totalmente desprovisto de esa chulería que le caracteriza. O esas respuestas del estilo «encerramos a todo el mundo porque no sabíamos qué hacer«. O lo del comité de expertos que luego no existía. Toda esta chapuza e improvisación que recuerda a crímenes extraños del pasado y que siempre tenían relación con el poder, pero que nunca se resolvían del todo: el propio Alcácer que hemos nombrado antes, el 11M, el 23F…

 

Una teoría sobre el covid 19 que explicaría las medidas represivas del Estado

 

El papel de la oposición tampoco está muy claro, por otro lado, cuando ellos mismos convocaron sus propios aquelarres en las fechas fatídicas de marzo de 2020. Y ahí está el famoso mitin de Vistalegre de Vox. Y unos y otros han justificado, en mayor o menor medida, medidas tan restrictivas como los encierros o incluso el usar la fuerza para reducir a personas que sólo querían salir a la calle. Y también está esa recurrente teoría de la conspiración de las luces en el cielo, por las noches, con ruidos de motores extraños, que ha dado lugar a que más de uno sospeche de la utilización masiva de drones para vigilar a los ciudadanos. O el por qué se fumigaban calles y caminos cuando se supone que el virus se transmite entre humanos.

 

Sin embargo, en sintonía con la teoría anterior, se podría pensar también que tales drones no estaban sino para vigilar a posibles agentes que pudieran estar realizando sabotajes contra la salud de la ciudadanía o, en general, los intereses nacionales. Esto explicaría también, de alguna manera, los estrictos controles en la calle y las limitaciones de movimientos, inclusive afectando al aforo de locales y hasta de casas particulares. Una situación inédita para la que se han movilizado incluso Cuerpos de Policía Municipal de todo el país, pero también al Ejército.

 

¿Estamos ante la repetición de la persistente amenaza terrorista del 11M?

 

Hay un claro precedente de esto: la crisis terrorista que empezó con los atentados del 11M y que se extendió por espacio de meses después de los ataques en los trenes. Y para el que dude de esto, decir que el propio Gobierno no ocultó la gravedad de la situación en lo que el propio Ministro Acebes calificó de persistente amenaza terrorista. Y nada menos que 300.000 funcionarios armados se movilizaron, sobre todo policías, apoyados por personal, vehículos y helicópteros de las Fuerzas Armadas. El propio Comisario General de Información de la Policía Nacional reconocería, años más tarde, durante el juicio del 11M, que estaban apretados porque sabían que los terroristas iban a volver a atentar.

 

De hecho, en sospechosa coincidencia con esos terroristas que decían perseguir y que perseguían, pero que nunca fueron capaces de encontrar, al día siguiente de encontrarse una mochila bomba en la vía del AVE de Mocejón, en la provincia de Toledo, se llevó a cabo la infamante y surrealista performance de los suicidas de Leganés. Unos presuntos terroristas tan chapuceros qué hicieron todo lo posible para dejarse coger, después de presuntamente colocar todas esas bombas, pero que no resultaron ser sino confidentes policiales sacrificados.

 

La verdad oficial por un lado y los hechos por otro, mientras por el medio discurren las teorías de la conspiración

 

Unos comandos demasiado profesionales como para ser neutralizados por nuestras Fuerzas de Seguridad en pleno, luego queda descartado que fueran esos presuntos subnormales de Lavapiés que lo hicieron todo según la sentencia. Esos mamelucos de diferentes países árabes que no juntaban ni 2 grados escolares entre todos, pero que fueron capaces de sorprender a nuestro Estado en medio de una alerta antiterrorista sin precedentes.

 

Lógicamente, y aquí no hay teorías para la conspiración, en un caso la amenaza tenía que ver nada con esos pobres cabezas de turco, eliminados en su mayoría en la opereta de Leganés.

 

Como conclusión, decir que aunque no me encaja el tema de los contagios provocados por moscas y mosquitos, mucho menos me puedo creer que todo esto del virus sea una situación sobrevenida y espontánea, fruto de la naturaleza y hasta del mal comportamiento de la humanidad. Para mí es obvio que alguien ha soltado esa mierda que hace enfermar a la gente, en el formato que sea y desde los dispositivos que sean, y no tengo ninguna duda de que se ha repetido el chantaje de Estado que sufrió el Gobierno de Aznar en 2004. Por lo tanto, no puedo validar toda esta teoría de la conspiración, pero si decir que cuando río suena agua lleva. Y es el Gobierno o el Estado, mejor dicho, el conjunto de instituciones que deben dar explicaciones a la ciudadanía y no pedírmelas a mí por volver a mi casa a la hora que me dé la gana, por ejemplo.

 

Y si no nos cuentan alguna respuesta convincente estamos en nuestro derecho de formular las teorías de la conspiración se nos ocurran o de creérnoslas o no, porque si algo está claro es que la credibilidad de las instituciones ha quedado más que en entredicho. Yo creo que para siempre.


Comparta este artículo.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Continue Reading

DONACIÓN SEGURA Y ANÓNIMA CON CRIPTOMONEDA:

Donate

Accede al canal de YOUTUBE de Inés Sainz

Radio Cadena Española

¿Quiere recibir las últimas noticias en TELEGRAM?

ESCALPELO LITERARIO Y CINÉFILO

LOS LÍMITES DE LA MENTE

LA BANDERA ESPAÑOLA

Autosurf Websyndic
Advertisement
Advertisement
Advertisement

Copyright © 2020 all rights reserved alertanacional.es

Translate/Traducir »
HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com